Dialogar con Batasuna

La tarea de preparar la futura conquista de la libertad no permite dejar en suspenso la percepción crítica del presente. El correcto análisis de lo que está sucediendo, con la miope visión del Gobierno y la oposición, es un elemento primordial para la orientación de este movimiento ciudadano. Pues la unidad nacional es condición ??sine qua non? de la libertad política.

El debate sobre el Estado de la Nación, o sea, sobre el Estado de España, ha sido sustituido por una infantil refriega de ??autobombos? (como si se opositara a una cátedra universitaria), sobre el Estado de los Partidos constituyentes de la partitocracia monárquica. Cualquier tribunal objetivo calificaría a los dos candidatos de tramposos, por eludir el tema de ETA, y los suspendería sin misericordia por su incompetencia, compartida en anteriores consensos, sobre inmigración y seguridad ciudadana.

El tema del diálogo con Batasuna revela cual es la verdadera causa de la angustia existencial de España bajo este Estado de Partidos. Rajoy pone pies contra pared y rompe la baraja del juego con Zapatero. Su pretexto formal, la imposibilidad jurídica de dialogar con una organización ilegal, parece sincero pero no lo es. Pues admite que el Gobierno dialogue con ETA, una organización que, por lo visto, sí le parece legal. La causa real de esta disputa, sin sentido político, es otra cuestión puramente partidista, que los partidos y los medios de comunicación ocultan maliciosamente.

El PNV aceptó no intervenir en la negociación del Gobierno con ETA, por la promesa de Zapatero de excluir como interlocutor a Batasuna, para no dignificar al partido ilegal que le quitaría al nacionalismo burgués los votos de la izquierda abertzale, en un escenario sin violencia. Este pacto contó con la aprobación, comprensible por demás, del partido representativo del nacionalismo español. El asunto Batasuna fue sacrificado a la negociación directa del Estado con el terror separatista, porque era decisivo para que la derecha vasca y la española lograran la hegemonía política en un clima electoral sin terrorismo. El enfoque del final de ETA se subordinó a una pura estrategia electoralista de la derecha y la izquierda convencionales.

El iluso Zapatero tardó en darse cuenta de su error. El interlocutor viable, sin demasiada estridencia, no era la banda armada, sino su representante político, Batasuna. La rectificación del gobierno no solo se lleva por delante la independencia judicial, sino la posibilidad de que el PP, y tal vez el PNV, apoyen su nueva estrategia partidista. El PSV está tan interesado como Batasuna y ETA en acabar con la hegemonía del PNV. Zapatero no cumple lo prometido por inconsciencia: tratar con ETA y no con Batasuna.

Anuncios

21 thoughts on “Dialogar con Batasuna

  1. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Esta “condicio sine qua non” – y no “conditio”, que significa “fundación” – debería ser el gran wagón de enganche del nuevo republicanismo español. Si el Rey hubiera dado en algún momento un comunicado, aprovechando una inauguración de algo, sobre que la Jefatura del Estado y la propia dinastía de la que él es cabeza garantiza la unidad nacional y que su futuro como Rey está ligado de forma inextricable al futuro de una España unida, el gobierno habría plegado las velas de su infame cesión ante los independentistas, y muchos hubieran visto en la monarquía el ejercicio de una función vital para la supervivencia de España. Lo que habría dado a esta monarquía oxígeno para cincuenta años más. Pero al hacer dejación de su principal función, el Rey entrega el cometido de la defensa de la unidad nacional a los republicanos. Saludos

  2. Pla (Club Republicano) says:

    Estimado D. Antonio:

    El análisis es inmejorable. El problema para PNV y PP era que el PSOE saliese en las fotos junto a encapuchados con txapela. Es decir, reunido con la ETA, no con Batasuna. Con eso, el PP aspiraba a quitale votos al PSE-PSOE, y el PNV aspiraba a no perder muchos votos del independentismo.

    El giro de Zapatero deja a todos con el flanco descubierto, muy especialmente a Zapatero que negociará con Batasuna con la tremenda presión externa desde una ETA ajena a las conversaciones, al menos no directamente implicada.

    Lo preocupante del asunto, como siempre, el pensar que todo esto puede acabar un buen día con un asesinato, un coche bomba. Y claro, eso se merece un pequeño comentario. Porque no se trata de recordar el carácter reaccionario (en todos los sentidos) del terrorismo, ni su carácter criminal, sólo. Sobre todo hay que recordar la tremenda coacción a la libertad que ha significado durante los casi treinta años de partitocracia. En la zona vasco-navarra y en toda España.

    El terorismo no sólo atenta contra la vida y la integridad de muchos. También, lo hace contra la libertad de la mayoría, especialmente en País Vasco y Navarra, si, pero también en La Rioja y Cantabria, en Cataluña, en Andalucía, en Madrid y en Andalucía.

    Es claro que ETA y Batasuna son lo mismo, como dos marcas de un mismo proyecto. La diferencia entre centrar los contactos fuese la ETA, y no batasuna, tenía muchos riesgos, pero la seguridad de que los tratos eran con quienes controlan directamente las actividades crimnales. Una seguridad en ambos sentidos, para los dos interlocutores. La legalización de Batasuna sería uno de los aspectos del acuerdo general.

    Ahora la parte más directamente criminal de ETA se queda fuera de la negociación directa, pues la interlocución es con Batasuna, por lo que la aceptación de los acuerdos no será vinculante para ETA, hasta que ésta última no lo ratificase expresamente.

    O, peor aún. El Sr. Zapatero se encamina hacia una difícil situación, en la que la no consecución de las pretensiones expresadas por Batasuna en la mesa de negociaciones podría determinar que ETA “echase una mano” desde fuera (atentados) para “desatascar” las negociaciones.

    Iluso es poco para calificar la temeraria conducta del Presidente del Gobierno.

    Salud

  3. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Muy bien concebido y expresado, Matin-Miguel. Esa es la critica que los republicanos conscientes debemos hacer. Dejemos a los monarquicos que se lamenten de no estar representados con la coherencia y dignidad que esperaban del Rey que les impuso Franco.

    En cuanto al matiz de la voz latina “conditio”, me alegro que lo recalques. Cuando entró en nuestra lengua (1279) lo hizo con el significado de “circunstancia esencial para que algo suceda”. Decir en español “condición sine que non” es, pues una redundancia, útil en este caso, para insistir en la convicción de que sin unidad de España no habrá libertad politica. Enhorabuena.

  4. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Pla

    No estoy tan seguro de que ETA quede excluida del diálogo directo con el Gobierno. Lo probable es que haya negociación a tres bandas. De todas formas tus previsiones son pertinentes. El adjetivo iluso, deja a salvo la buena fe, pero es lo peor que se pude decir de un gobernante. Saludos fraternos.

  5. quemao says:

    Me gustaría saber que hubiera hecho el gobierno norteamericano con ETA? desde luego, conozco algo a los norteamericanos y ante todo son patriotas, patriotas que defienden su constitución y democracia y que no permitirían que ningún partido, cosa impensable allí, por oportunismo y electoralismo obligase al país a perdonar a una banda terrorista, poniendo en peligro con ello la propia supervivencia de la nación. Pienso que los mayores terroristas son los propios políticos que tenemos, de un cinismo tan obsceno que sólo la mala intención y el retorcimiento pueden guiar su comportamiento.

  6. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Querido Antonio: Con esta monarquía hasta el ultramontano Donoso Cortés se hubiese hecho partidario de la República Constitucional. ¿Se sabrá alguna vez por qué razón el juancarlismo ha vaciado la esencia, sustancia y fin de la monarquía española? Pues pocas monarquía existen en el mundo con una ideología tan clara como la monarquía tradicional española. Y volviendo a tu post de hoy, me parece genial tu análisis en cuanto que hallas la clave de la vacilación gubernamental entre ETA y Batasuna: la clave es el PNV. Dialogar con ETA aumentaría el poder del gobierno vasco y hacerlo con Batasuna el de Madrid. Aunque desde el punto de vista moral no se puede graduar a los criminales y asesinos en función del papel que representan ( justificadores, encubridores, pistoleros, adoctrinadores, etc. ), me temo que políticamente sí. Saludos republicanos

  7. Antonio Garcia Trevijano says:

    No me extraña que te llames quemao. Más que los bosques incendiados, la Transición ha “quemao” la dignidad de los pocos que antaño resistieron al franquismo, y “chamuscao” a las nuevas generaciones. ETA fortaleció la Dictadura reaccionaria. ETA justificó las atrocidades de Felipe González. ETA era la coartada de Aznar. ETA ha dado solidez a la Patitocracia sin patria. ETA ha dado la hegemonia sin control al PNV. Sin ETA no habría Statut. Sin ETA los problemas nacionales se hubieran puesto al desnudo hace mucho tiempo. Pero no debemos pensar que Bush habría resuelto el problema terrorista de un modo civilizado. Gracias por tu colaboración.

  8. Israel Nava says:

    Hasta ahora no había participado en este blog pero si disfrutado de los textos de don Antonio.

    Situaciones como la que describe este post, en la que se pervierte el significado de la palabra paz para justificar diálogo con asesinos, deja de manifiesto la capacidad de control que tenemos sobre nuestros gobernantes: ninguna.

    La indefensión del cuidadano ante tal barbaridad cometida por su gobierno es una oportunidad clara para ver la podredumbre de nuestro sistema, la catadura moral de nuestros políticos y el conformismo de una sociedad que premia más el olvidar los malos momentos (11M es otro ejemplo) para poder vivir tranquilos que el proclamar justicia para castigar a los autores de asesinatos.

    Saludos y enhorabuena por el blog.

  9. Antonio Garcia Trevijano says:

    ¡Ya era hora! Por fin, puedo expresarte mi gratitud y la de todo este movimiento ciudadano por tu noble entrega a nuestros ideales. Deseo que todos sepan lo que estás haciendo a diario como editor de las publicaciones de este blog y las del MCRC. Gracias, gracias y muchísimas gracias, mi especial amigo Israel, por tu trabajo.

  10. quemao says:

    Muchas gracias por su respuesta. He descubierto este blog por casualidad, muy lúcido, le felicito. El término República Constitucional muy acertado, sobre todo para distinguirla de la república de zp. Es un buen momento para llevar adelante una proposición como la República Constitucional, el desgaste de la monarquía borbónica es evidente y la crisis económica que se nos viene encima debería ser aprovechada para cambiar el régimen. Me arriesgo y afirmo que una cosa así tendrá éxito si también se une, en caso de que siga existiendo, la minoría ilustrada y dinámica del país, no contaminada por la política, es más, que detesten la política pero amen a la libertad, a la democracia y a la patria. Ahora mis dudas y reflexiones, para llevar esto a buen puerto habría que organizarse como partido e ir a unas elecciones proponiendo como programa de gobierno un cambio de régimen, suena un poco disparatado excúseme, y ahora lo bueno, la proposición de un partido asqueado de la política, a ver como se resuelve esta contradicción (?), pero amante de la democracia, sería redactar una nueva constitución y disolverse acto seguido (aquí no se permitiria por ejemplo a tipejos como Fraga ni a otros padres putativos) esta constitución debería reflejar el asco por la política, perdóneme la vulgaridad, pero el amor por la democracia, controlando el poder con la división e independencia del poder mismo y la representación con listas abiertas. No sé si esto es un disparate, pero le encuentro dentro de mi limitado conocimiento similitud con algún punto que usted propone.
    De nuevo muchas gracias y un gusto leerle.

  11. Antonio Garcia Trevijano says:

    Tu comentario responde a los propósitos culturales y politicos de este MCRC. Tus dudas confirman que no estás quemao, pero deduncian que perteneces a la generación chamuscada por el fraude de la Transición y por el cínico consenso de una clase politica integrada por los traidore del Régimen y de la oposición clandestina. Soy testigo de cómo, cuando y quienes urdieron la Constitución, como artificio leguleyo para repartirse y conservar el poder a perpetuidad.

    En mis publicaciones he demostrado, sí, demostrado como lo haría un cientifico de la representación política, que el sistema de listas abiertas es otro fraude, más insidioso aún que el de listas cerradas.

    Para conquistar la libertad politica, la regla es no usar medios incoherentes con el fin perseguido. Solo un amplísimo movimiento ciudadano, no estructurado como partido, podrá crear el acontecimiento que transforme la partitocracia en democracia. La Constitución será resultado del poder constituyente de la parte del pueblo que necesita y quiere la libertad politica.

    Todos los partidos son legítimos, sean fascistas, comunistas, nacionalistas o separatistas. Y ni un solo partido es legítimo si, como sucede en esta Monarquía de Partidos, se encarama en el Estado, se convierte en órgano de poder estatal, se financia por la hacienda pública, se organiza de modo que su aparato no pueda ser cambiado por los militantes de base, y se perpetúa con elecciones de listas.

    Existe un mito griego que responde a tus dudas. El pueblo encargó a un sabio estadista, Licurgo, que hiciera la Constitución. El sabio lo aceptó con esta condición: “jurad que no tocareis una sola palabra de la Constitución, mientras éste asusente. La hizo, se marchó y no volvió nunca más”. Pues bien, el MCRC será el moderno Licurgo. Sin saberlo, has planteado el tema que resolvió el mito griego. Gracias por tu interesante comentario.

  12. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    A Zapatero le falta el patriotismo y la moralidad política de los viejos socialistas republicanos: “Hay que desear la República por patriotismo, amor a España. La idea de España y la República se confunden. Son lo mismo.” ( Luis Araquistain ). Claro, que ser santanderino ya es un grado de pundonor españolista. Saludos republicanos

  13. Hölderlin says:

    Estoy convencido de que el más alto acto de la Razón, en cuanto que ella abarca todas las ideas, es un acto estético, y de que la verdad y el bien sólo en la belleza están hermanados.

  14. Antonio García Trevijano says:

    Maravilloso pseudómino para entrar en este MCRC. Admiro sin límites su poesía, a pesar de su irreal visión de la política. Te aseguro que aquí vas a tener agradables sorpresas de filosofía estética. Cada vez que sea de actualidad, iré mostrando las causas que han llevado al arte desde la modernidad con la que inició el siglo XX hasta la medievalidad con que lo terminó. Estoy buscando editor para un libro donde analizo las ideologías políticas que animaron el vanguardismo artístico. La ética de la Republica necesita expresar la estética republicana. Busco la belleza pública en la verdad de la III República Constitucional. Te saludo con emoción.

  15. Pedro M. González (Club Republicano) says:

    Después de los acertadísimos comentarios que me preceden, solo añadiré una cosa más: El aderezo irlandés de la cuestión con clérigos en papel de inermediadores pacifistas. El asimilar la cuestión irlandesa con la del terrorismo separatista vasco resulta del todo inaceptable. Baste una diferencia esencial para rebatir paralelismos imposibles. Mientras allí es el ala política del separatismo quien controla y ordena las actuaciones del brazo armado controlando aquel, en nuestro caso ocurre precisamente lo contrario, es el terrorismo puro quien maneja y ordena la actividad del brazo político orientando sus posturas. Entender tal diferencia bastaría para romper comparaciones imposibles.

  16. Percy Blakeney says:

    D. Antonio,

    Una vez más he disfrutado con la lucidez de sus análisis en esta interpretación de las claves detrás del último conejo sacado de la chistera zapateril. En relación a este tema, quería que me comentara dos cuestiones que se me ocurren:

    – Desde la óptica partidista de querer hablar con Batasuna para impedir la hegemonía del PNV a nivel regional y el PP a nivel nacional, ¿cómo se entendería entonces que en Cataluña en cambio traicionen a ERC para pactar con CiU? ¿podría este movimiento favorecer la hegemonía del nacionalismo conservador en contra de los intereses de PSC, que podría además ver mermada su base electoral en favor de la ahora diferenciada ERC?

    – Me siento identificada con el MCRC porque considero que, junto a la libertad política y la democracia formal, la suma del efecto unificador del presidencialismo con el efecto representativo del sistema mayoritario que impediría la coacción de las opciones nacionalistas fortalecerían la unidad nacional y ésta me parece una hermosa causa a defender por el MCRC, y a la que se deberían sumar muchísimos ciudadanos españoles en estos tiempos de amenaza de España ante la pasividad monárquica. Sin embargo, no veo cómo es “conditio sine qua non” de la libertad política, ¿no podría ésta disfrutarse igualmente en un territorio geográficamente diferente? ¿no sería más bien una consecuencia que una “conditio” de la conquista de la libertad política?

    Un abrazo y muchas gracias por brindarnos su ejemplo de pasión, saber y esfuerzo a todos los republicanos.

  17. JUAN SEOANE says:

    Sinceramente, en el tema vasco existe un gran confusionismo y una gran ofuscación derivada sin duda de su análisis pasional. Brevemente dire, que el País Vasco desde hace más de treinta años, vive sumido en una ola de violencia cuya onda expansiva se ha dejado sentir en todo el Estado. Lo prioritario, es desactivar los resortes de esa violencia. Y solo existen dos cauces. Uno, mediante la fuerza y el otro mediante el dialogo. Y este último camino, es el que parece ha elegido el actual gobierno como el más idoneo. El dialogo. Y este dialogo, conlleva el tener en cuenta la realidad social vasca. Y parte de esa realidad, con la particularidad de ser la mas activa, la detenta Batasuna en una proporción representativa nada despreciable como para no ser tenida en cuenta. Considero, que no es ningún error el dialogo con todas las fuerzas políticas vascas, incluida Batasuna.

    En la magnifica obra de Antonio G. Trevijano, El Discurso de la Republica, existe una reflexión muy adecuada al tema que nos ocupa. “Hay terrorismo no porque haya radicalismo nacionalista, sino porque no hay total libertad de expresión para las ideas separatistas”.
    Esta reflexión,refuerza mi tesis del dialogo y que mediante el mismo, se consiga el fin de la violencia. A no ser, que se haga realidad el aforismo de Nietzsche: Quien vive de combatir a un enemigo es que desea que este siga vivo.

    Salud y República

  18. Pla (Club Republicano) says:

    Saludos, Percy.

    Nos has dicho:

    >

    El nacionalismo no es ni conservador ni progresista. Es siempre lo más reaccionario. Las alianzas con grupos nacionalistas son imposibles, en Barcelona o en Bilbao. El problema de Zapatero es que sin esos alambicados equilibrismos no tendría en las Cortes la mayoría que necesita para gobernar. Eso es todo.

    Negocia con CiU cuando no puede seguir negociando con ERC, y negocia con Batasuna porque, actualmente, puede hacerlo con el PNV. No es un problema de izquierdas o derechas, sino de puro oportunismo. Además, la diferenciación entre izquierdas y derechas en una sociedad tan escasa en libertad como la española, es una pura entelequia.

    Salud y República

  19. Israel Nava says:

    D. Antonio García – Trevijano:
    Es siempre un placer poder aportar mi granito de arena en la libertad de expresión de gente que tiene algo que decir. La prueba de que además tiene aceptación son las visitas y los comentarios.

    D. Juan Seoane:
    El diálogo que defiende es el último reducto que queda cuando las “tropas están diezmadas” y sólo queda una salida, una negociación o una rendición.
    Los que no aceptamos la violencia ni el crimen, y menos por motivos políticos, somos una gran mayoría (espero). Por eso, y teniendo un sistema justo y eficaz como podría ser la República Constitucional, los asesinos estarían en la cárcel. Ahora mismo los asesinos de ETA tienen dibujada en su rostro una sonrisa gracias a la rendición de todos los españoles mediante nuestro “gobierno”. Los etarras-batasunos estarán pensando “¿ves? matando consigues que por lo menos te escuchen. Ahora es la nuestra. Y si no conseguimos nuestros objetivos, siempre nos queda seguir haciendo lo que sabemos hacer bien.” Y lo seguirán haciendo porque su sed nunca se calmará.

    Tampoco olvide que existe una negra sombra sobre el 11M, ETA y el actual gobierno socialista, principal beneficiado y que parece más ocupado en no aclarar muchas cosas para poder ir devolviendo los favores.

    En resumidas cuentas, lo justo es que los asesinos vayan a la cárcel. Y punto. En cuanto alguna minoría tenga algo que decir en la política (como bien podemos ser nosotros y el movimiento basado en la República Constitucional), que lo haga dentro, por lo menos, del marco de los Derechos Humanos. Tal vez sea algo ingenuo decirlo, pero para algunos no queda tan claro. Fíjense en ERC y el acto de ayer con Arcadi Espada.

    Saludos.

  20. Newman says:

    Como se deduce del artículo y de algunos comentarios a la izquierda sólo os mueven intereses electoralistas para dialogar con Batasuna (ganar votos en el País Vasco y formar un tripartito con Batasuna). Y no tenéis valentía para hacerlo claramente, no diálogo de tapadillo, derogando la ley de partidos y legalizando a Batasuna y arriesgaros a perder el apoyo de quién no piense así.

    Respecto a que no hay libertad para expresar ideas independentistas, ¿Quién la impide? ERC proclama su independentismo por doquier y es al revés, quien no puede expresarse en libertad, son amenazados, mirados como bichos raros, apartados, increpados, reventados sus actos públicos (como hace poco Arcadi Espada en Cataluña) son los que defienden la idea de nación española en País Vasco y Cataluña. Con esta forma de pensar, D. Antonio, no sufra por no haber podido adquirir “EL PAÍS”, con usted se habría convertido en el mismo panfleto que es hoy, sólo que el ricachón sería usted. Y al igual convertirían su pretendida república en lo mismo que hay porque el problema son los que forman la izquierda. ¿Han oído hablar de la tercera vía de Tony Blair?

Los comentarios están cerrados.