Maravillosa dignidad de la abstención

Este domingo una mayoría de catalanes estatuirá en Cataluña su añorado “estament” histórico, su particular modo de estar en España sin sentirse parte de la misma, su regreso triunfal a la catalanidad que se llamó nación, como los demás cuarteles peninsulares de los Tercios de Flandes.

Con la aprobación del Estatut, diferenciador hacia fuera y discriminador hacia dentro, el nacionalismo catalán da un paso de gigante al pasado, arrastrando consigo la pesada carga de los que se sienten españoles, o simplemente catalanes sin ambición de Estado propio. Solo los alarmistas ignorantes de lo que sucede en Cataluña, y los republicanos no financiados por la Monarquía de los Partidos, ven riesgos secesionistas en un Estatut que expresa, sin embargo, la indeclinable voluntad de los partidos catalanistas de mantener Cataluña unida al Estado español, en condiciones de igualdad, gracias al vínculo inquebrantable creado por el común e irreversible sentimiento monárquico y el juramento de lealtad a la Corona de Juan Carlos I. ¡¡Menudo vínculo!!

Ningún votante tiene derecho a perturbar con votos en blanco o votos nulos la gran fiesta del nacionalismo catalán. Allá con su mala conciencia monárquica, los afiliados y simpatizantes del partido estatal Ezquerra Republicana (financiado por la Monarquía) y los del Partido Popular que votarán no a la confianza puesta por los Estatutarios en el Rey Juan Carlos. ¡¡Menuda desconfianza de la derecha en la monarquía!!

Los republicanos, los que no estamos integrados ni favorecidos por la Monarquía, respetamos las fiestas ajenas. Y por propia dignidad no nos acercamos a esas míticas urnas de donde salen misteriosos sentimientos medievales, que lamentamos no sentir como europeos del siglo XXI y que, al parecer de los nacionalistas de país (no queremos decir payeses), siguen siendo los mismos que los de los Tercios de Flandes. Aprovechamos esta ocasión para manifestar la admiración republicana por un Estatut forjado con la autonomía cultural de Cataluña, pues, hasta este fruto de ciencia política, se creía que la cultura o bien era universal o bien folclórica. ¡¡Menuda cultura catalana!!

En nombre del Movimiento Ciudadano por la República Constitucional (MCRC), me dirijo a los numerosos visitantes catalanes de este blog para pedirles que no se abstengan de votar por su propia dignidad, sino por la de Cataluña. La abstención republicana, consciente de su finalidad, expresa una doble voluntad política: no interferir en los asuntos internos de la administración monárquica, y reservar los derechos ciudadanos para instaurar, con ellos, la República Constitucional en la forma del Estado Español.

Anuncios

75 thoughts on “Maravillosa dignidad de la abstención

  1. Arturo says:

    Mi muy estimado D. Antonio:

    En primer lugar manifestarle que la lectura del artículo me ha resultado difícil, lo que pudiera achacar a propia incapacidad, y por ello le someto una duda.

    ¿El rechazo del MCRC al Estatut proviene básicamente del nexo de unión que éste perpetúa con la monarquía en un retorno al pasado ó quizá al riesgo secesionista?

    Gracias, de antemano, de un debutante en la cuestión.

  2. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Arturo

    La culpa es mía. No he acertado, por lo visto, a comunicar el sarcasmo de que los nacionalistas dicen que no tienen voluntad de secesión porque aceptan el vínculo común de la Corona. He querido poner de manifiesto, a traves de la ironía burlesca, que Ezquerra Republicana legitima la Monarquía, que el PP no se fía del vinculo monárquico y que los nacionalistas añoran su pasado bajo la Casa de Austria. Pero si no lo ha entendido una persona de tu cultura literaria, tengo la seguridad de que lo redacté mal. Y no me disculpa el hecho de que lo hiciera en diez minutos a petición de un catalan que me indicó la necesidad de que el MCRC no guardara silencio. Espero que tu cometario ayude a los demas a comprender la ironía. Muy agradecido, saludos.

  3. Israel Nava says:

    Don Antonio:
    ¿La abstención pone nerviosos a los políticos?

    Y lo que es más importante:
    ¿Podría una abstención mayoritaria afectar a la continuidad de un sistema político? ¿Podría obligar a plantear reformas de base como las que propone el MCRC?

    Por lo que veo, todo “esto” está tan asentado y asegurado que incluso seguiría adelante aunque nadie lo apoyara.

    Saludos.

  4. Anónimo says:

    Sr. Trevijano, bien, comience pues a explicarlo. Se lo ruego.
    ¿Mediante que otros mecanismos se suplirá la función de los partidos (sea o no efectiva, actualmente, la de éstos)?

    Confieso mi total ignorancia sobre el funcionamiento político de la Republica Constitucional que usted estaría dispuesto a promover (http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=19777). No ocultaré mi inquietud por conocer sus planteamientos. Adelante, le escucharé aquí mismo, en Kaosenlared.

    Quiero entender que parto de acuerdo con usted en lo de la Partitocracia:

    En que los partidos, también, por lo menos los dominantes, están corrompidos (absolutamente) por el Poder.
    En que, respecto a la esfera lo individual-ciudadano difícilmente (por no decir que es imposible), se puede encontrar satisfacción democrática alguna en la vida interna de los partidos desde un punto de vista medianamente racional, nien pro del interés publico, ni por medio de ellos en el ámbito político representativo. Ellos mismos, sus aparatos, carecen de interés en ejercitarse en las prácticas democráticas medianamente sanas.
    Que los partidos dominantes han perdido, incluso, el sentido de su carácter representativo de clase. Que éste se ha convertido en pura formalidad convencional partidaria, más atenta a los cambalaches propiciados por las ambiciones de aumentar su capacidad de influencia sobre las decisiones administrativas que por la de buscar soluciones a los problemas económicos, políticos, públicos y cotidianos que se les plantean a los supuestos representados.
    Que el funcionamiento administrativo institucional, aparte de desempeñar o no asépticamente su función burocrática, no es sino un reflejo fiel de la reproducción de todas las movidas propias del chalaneo político interpartidario dado a todos los niveles del ??Estado de Derecho?.
    De ahí partimos, ahora bien, una cosa me interesa en primer lugar:

    1. ¿Cuál y cómo funcionará, esencialmente, el mecanismo democrático por el cual su Republica Constitucional propiciara la participación del ciudadano-individuo en la política institucional del Estado, tanto interna como externa?

    ¿Qué vías concretas de participación harán posible que su capacidad racional de influencia adquiera carácter determinante en la vida política del Estado?
    ¿Cómo será abordado el problema que se plantea al tener en cuenta que, realmente y en la actualidad, nuestro sistema económico nos sitúa en diferentes plataformas de desenvolvimiento económico, social y político, incluso vital, para que nuestras posibilidades de participación política resulten medianamente efectivas, objetivamente, para todos los ciudadanos por igual, sin distinción clase? ¿Mediante que otros mecanismos se suplirá la función de los partidos (sea o no efectiva, actualmente, la de éstos)?
    Disculpe mi atrevimiento en cuanto a la interpretación que hago sobre su disposición, la cual entiendo favorable a dar una repuesta a las inquietudes que le expreso. Un saludo cordial. Respetuosamente, Herminio.

  5. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Israel

    Una absteción superior al 50 % del censo electoral, unida a los voto nulos y en blanco, no cuestiona la legalidad del referendum, pero sí su legitimidad. El sistema quedaría tocado pero no hundido. Pero la abstención solamente es una de las tácticas que recomendará el MCRC. La libertad de expresión republicana, antes inexistente, unida a la libertad de manifestación pacifica, y a todas las acciones conocidas como desobediencia civil, incluso la abstención fiscal, y las que imagine Ex Novo nuestro MCRC, serán suficientes para poner de manifiesto, en el momento oportuno, que la gran mayoria de los españoles ya no desean mantener la Monarquía. Para entonces la Republica Constitucional será conocida como la única alternativa pacifica, moderna y garante de los intereses económicos y sociales de toda la nación española. Abrazos.

  6. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Amigo Harminio

    No puedo contestar en tan poco espacio y tiempo. Pero empleas expresiones que no correponden a mi pensamiento. 1. La Republica Constitucional no suprimirá la funcion de los partidos y reconocerá a todos los que no empleen violencia (de derechas o de izquierdas, fascistas, comunistas, separatistas, nacionalistas y, si se diera el caso, anarquistas). 2. Las elecciones por el sistema de mayoria a doble vuelta en distritos pequeños, permite candidatos no solo de partidos (grandes o pequeños), tambien ciudadanos individuales sin partido. 3. Las campañas electorales serán gratuitas (medios de comunicación, salas de mítines). 4. Los poderes del Estado estarán separados. 5. La Partitocracia desaparece con la eliminación del sistema eectoral de listas. 6. La Republica Constitucional no es una forma de Gobierno, sino la forma del Estado Español, con Autonomías regionales descentralizadas en favor de los Ayuntamientos. 7. La Republica conservará los servicios estatales de asistencia y seguridad social. 8. La Republica respetará los gobiernos que resulten de la eleccion por sufragio directo del Presidente de la Republica, que lo será tambien del Gobierno. 9. Las minorias parlamentarias (no habra Senado)serán mayoritarias en las comisiones de control de la corrupción. ¿Te basta por hoy? Por favor no hableis con frases hechas. No hay Estado que no sea de Derecho. Con mi simpatía.

  7. Arturo says:

    ¡Madre del amor hermoso¡ Pues resulta que a estas horas el oráculo de la tele oficial vaticina una participación inferior al 50%. ¿Qué nos contarán mañana en la prensa?

  8. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Arturo, nuestro movimienro ha sido el único grupo politico que ha pedido la abstención. Es evidente que todavía no podemos capitalizarla. Pero estamos en el buen camino. Un Estatut, una ley organica que solo es refrendada por el 36 % del censo electoral, tiene legalidad, pero no legitimidad politica ni autoridad moral. Mi artículo no respodía a calculos oportunistas, sino a una cuestión de principio. Y los principios pronto triunfarán. El MCRC le da la más cordial enhorabuena a todos los han estado a la altura de la dignidad de Cataluña, y castigado a la clase politica de la Monarquía. Al mneos esta noche dormiremos más tranquilos. Abrazos

  9. davidsg says:

    Nunca había escrito en este blog y si se me permite una pequeña reflexión sobre el comentario que ha hecho:

    “2. Las elecciones por el sistema de mayoria a doble vuelta en distritos pequeños, permite candidatos no solo de partidos (grandes o pequeños), tambien ciudadanos individuales sin partido.”

    Me interesan los temas relativos al sistema electoral y me gustaría saber como es exactamente el sistema que ustedes proponen.
    En todos los casos mi opinión a priori es que las segundas vueltas son totalmente innecesarias existiendo algo como el Voto Personal Transferible donde se vota a la persona (no al partido) en un orden de preferencias y que evita las segundas vueltas y el fenómeno del voto útil. Eso sí por lo visto un sistema de voto bastante desconocido, pero utilizado en Irlanda y Australia sino me equivoco.

    Sobre el Estatut, vivo en Catalunya y he votado en blanco. El debate político me ha parecido extremadamente patético, y se nos ha informado muy poco o nada sobre el texto. Se han tirado los trastos en vez de discutir sobre el articulado, realmente las cosas se pueden hacer mal pero todo tiene un límite y en este caso (sin apenas excepción) se han pasado de demagogos. Realmente hemos asistido a lo peor de la clase política.

  10. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    El maligno cinismo de nuestro sistema nos dirá mañana lo mismo que con el referéndum europeo: Ha ganado ampliamente el sí, y han ido a votar los que han querido. Nadie puede legítimamente autoerigirse en intérprete oficial de la abstención, ergo Zapatero ha vencido, Mas ha vencido, el centrifuguismo ha vencido. Y España ha perdido. No olvidemos que Zapatero dijo en ¡52 ocasiones! en Europa la gran cooperación que España hizo con su Sí al Referéndum de la Constitución europea. Moralmente podemos acostarnos tranquilos. Políticamente hoy se ha dado un paso más a la destrucción de España. Los republicanos debemos decirlo. Hasta se quiere procesar a otro general por decir que el Rey es garante de la unidad nacional. Si se le procesa por eso esque ya pasa lo que nos temíamos, que efectivamente el Rey ya no es garante de nada. ¡Por la República Constitucional!

  11. Grazzia Deledda says:

    Pués hemos visto como los partidos políticos por la TV no se les fruce el ceño con respecto a la alta abstención hoy en Cataluña…Quizás con un poco de campaña en favor de la abstención por organizaciones activas republicanas habrían conseguido que las cámaras estubiesen presente en la sede central de los abstencionistas activos para poner la bola de nieve en marcha de la deslegitimación moral de sistema.

    Hay que ir organizando abstencionismo activo para que su difusión cree mella entre los ciudadanos.
    Sería una forma inteligente de ir creando estado de opinión de que la conversión de España en República es muy posible a corto plazo.

  12. David S says:

    Querido Martin-Miguel en mi modesta opinion no hay que ser alarmista porque España lleva ya mucho tiempo destruida, nosotros tenemos que reconstruirla. el statut no es mas que un signo mas de la enfermedad que nos acucia desde hace tiempo. El tonto oportunista Zapatero no ha hecho sino querer maquillar la enfermedad obteniendo ventaja. Anteriromente el acomplejado Aznar dio alas a Ezquerra Republicana. Ninguno ha destruido España, sino que han intentado sacar provecho de ella, sin poseer soluciones. La solucion a la destruida España esta en La Republica Constitucional. Los nacionalismos internos la destruyen en la medida que no dejan ver el nicho ecologico en que debe sobrevivir para el cual no esta adaptada. Este es el verdadero peligro.
    Un saludo.

  13. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    ¡Cuánto me gustaría, amigo David, pensar que mi pesimismo acerca de España tiene su origen en un subjetivismo de perfil hondamente triste, y no en los datos que nos suministra la realidad política! Me gustaría pensar que tiene razón también en esto el Teeteto de Platón y que “nada te parece lo mismo ni siquiera a ti, por no permanecer tú nunca igual a ti mismo.” Pero creo con Platón, también en esto, que existe una sabiduría colectiva, supraindividual, de individuos sanos con buen sabor en la boca, que reclama con urgencia salvar a España con mayores dosis de libertad política. Un abrazo

  14. Antonio Garcia-Trevijano says:

    A Davidgs.

    No es momento de exlicaciones sobre asuntos que toda
    persona medianadamente informada conoce.Hay dos modos de elegir candidaturas unipersonales: por mayoría simple o por mayoria absoluta. La primera es la vigente en el Reino Unido, la segunda, en Francia. La ventaja de la segunda es evidente. Los votos del perdedor en una sola vuelta se pierden del todo en el sistema ingles. Mientras que en Francia pueden recuperarse en la segunda vuelta. Además, la ventaja de votar personas, en lugar de partidos, tiene el privilegio de que si el elegido es desleal a sus promesas electorales,en la siguiente eleccion no se le elige (se llama reacción anticipada), mientras que si se eligen partidos esta reacción es impòsible, pues no se pueden improvisar partidos, ni votar al de la ideología contraria. No extraña que, con su modo de pensar, haya votado en blanco, aumentando la legitimación de la partitocracia y de la Monarquía. No obstante, si quiere la Republica, la democracia y el rigor mental y moral en los agentes politicos, tendrá calurosa acogida en este Movimiento Ciudadano. Cordialmente.

  15. Antonio Garcia-Trevijano says:

    A Grazia

    Me encanta que seas tu la que precisamente defiendas la abstención como sistema, en señal visible de deslegitimación de la partitocracia y la Monarquía que la protege. Cuando este Movimiento sea conocido en todos los ámbitos sociales, culturales y politicos, y te aseguro que lo será, no es necesario que ninguna cámara venga a nuestra sede. La abstención será un capital politica que nadie nos lo podrá negar. Para comenzar a ganar esa posición estratégica, escribí este articulo. Pensé en ti cuando conocí el éxito de la abstención. Tuyo

  16. davidsg says:

    Pido disculpas por desviar el tema de este post. Sobre lo de que legitimo la monarquía, es su opinión al respecto. Yo considero que la monarquía es ilegítima de por sí. Un sistema donde uno de nuestros representantes o políticos no es elegido por el pueblo es obvio y claro que no es legítimo, hasta me atrevería a decir a esta alturas (s. XXI) que es inmoral.

    La mayoría de personas que no han ido a votar lo habrán hecho por cientos de cosas distintas, pero me temo que si no han ido a votar no ha sido pensando en la república y en que si lo hiciesen legitimarían la monarquía. Eso sencillamente no es real. Además el voto en blanco desde mi punto de vista es un voto de protesta contra el propio sistema.

    No soy monárquico me gusta muy poco la monarquía y el sistema de partidos impuesto en España. Soy claramente partidario de votar a personas y por eso hablo de sistemas como el VPT, pero no quiero desviarme. La situación actual a nivel político me parece muy degradada, cada uno puede hacer lo que quiera para protestar y yo he escogido el voto en blanco y no creo que sea legitimar el sistema de partidos y la monarquía; todo lo contrario.

  17. David S says:

    Querido David,
    Si los malvados del equipo de futbol que siempre dan patadas quieren jugar un partido pero les falta una persona para ser once y te lo proponen tu dices, vale voy a jugar con vosotros pero yo no voy a dar patadas y es mas a veces voy a tirar el balon fuera. Nosotros decimos, no vamos a jugar con vosotros porque dais patadas y no queremos que jugueis mas, no queremos que os podais exhibir mas ante el publico con vuestro juego sucio. Que opcion te parece mas efectiva y moral?

  18. Antonio Garcia-Trevijano says:

    A Davisg

    Tu no quieres la Monarquía pero la sostienes con tu voto en blanco. Para todos los sociologos este voto en blanco significa exactamente esto: no voto a nadie y a nada porque no me gusta ningun de los partidos en liza, ni las pregunta sometida a referendum, pero votaria si los partidos fueran honestos o si las preguntas ofrecieran alternativa. ¿Ante quien protesta tu voto en blanco? ¿Ante los que recuentan los votos? ¿No te das cuenta que el sistema de esta Monarquía de los Partidos, solo puede crear una clase politica deshonesta y someter a refendum cosas ya decididas, sin posibilidad de otra respuesta. ¿Por qué estás tan seguro de lo que ignoras? No perderé mi tiempo con quienes no quieren aprender. Pues en el fondo, votan en blanco porque creen que votar es un deber cívico o un acto de ciudadanía. Y eso es aún más grave. El voto es un derecho. Y no son ciudadanos, sino subditos votantes, los que votan en esta Monarquía. No responderé a nuevos comentarios.

  19. David S. says:

    Don Antonio, siento en el alma tener que dejar el MCRC. Siento en el alma no haber sabido transmitir un talante participatipo y abierto. Algunos miembros se han quejado de que intento establecer un filtrado ideologico. Por el bien del MCRC me veo obligado a abandonarlo. Les deseo mucha suerte y que no se desanimen. Las personas son prescindibles, las ideas no.
    Un abrazo.

  20. Miguel Angel says:

    Sr. Trevijano,

    He leido muchos de sus artículos e intervenciones y le manifiesto mis simpatías. Le escribo desde Ctalunya, donde estoy involucrado en el desarrollo del nuevo partido “Ciutadans de Catalunya”, del que supongo tandrá noticias. Se trata de un partido post-nacionalista, centrado en la libertad y los derechos del ciudadano por encima de ideales, derechos históricos y discriminación por ideología, lengua o religión.

    Me gustarría, si tuviera a bien, que comentase su opinión respecto al sistema electoral que tenemos, por circurscripciones, su posible reforma y el sistema más justo, y la presencia de partidos de ámbito autonómico (y minoritario) en el parlamento y la contínua situación de chantaje al que someten al partido de turno en acuerdos de gobernabilidad.

    Un saludo,

    MAGC

  21. Isabel says:

    A Grazia

    Desde hace unos días que conocí por TV al señor Trevijano estoy intentando leer y entender sus escritos. Tras tu mensaje me vuelve una primera pregunta que me surgió al empezar, ¿cómo se puede distinguir la abstención activa de la pasiva?

  22. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Miguel Angel

    Me alegra tu presencia en esta pagina. Solo conozco vuestro Movimiento por referencias de prensa. Por intuición de los motivos de su nacimiento, me inspira franca simpatía. Pero no entiendo por qué queréis ser un partido en un Estado de Partidos. Parece una estrategia equivocada. Si conseguis representación parlamentaria seríais financiados por el Estado y reforzaráis la legitimacion del sistema, del que no aceptais las consecuencias pero sí las causas. Debe ser un desliz que incluyas los ideales entre los valores que pretendeís superar. Y por encima de las ideologías no se puede estar. Ningun partido puede ser neutro. La definíción democrática exige hoy un claro compromiso por la Répública Constitucional (la única que separa los poderes)y contra la partitocracia (derivada del sistema proporcional).

    En cuanto a tus preguntas, están comtestadas en este blog y en los enlaces con mis publicaciones. La eleccion de candidatos por mayoria en distritos pequelos es el unico representativo de los electores. Y en un tema tan capital no puede haber diferencia alguna entre regiones.

    Felicito a los fundadores de este movimiento ciudadano. Pero me inquieta que tan nobles ideas puedan fracasar por cuestiones aparentemente tácticas, que en realidad son ideológicas. Abrazos

  23. Froilancito says:

    Una simple corrección.
    Trevijano ha dicho: “En nombre del Movimiento Ciudadano por la República Constitucional (MCRC), me dirijo a los numerosos visitantes catalanes de este blog para pedirles que no se abstengan de votar por su propia dignidad, sino por la de Cataluña.”
    Supongo que quería decir: “… para pedirles que se abstengan de votar, no por su propia dignidad, sino por la de Cataluña”.
    La sintaxis es el alma de la oratoria.

  24. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Froilancito

    Tienes toda la razón, o mejor dicho solo la tienes en parte. No me disculpa el hecho de haber escrito este articulo en diez minutos y haberlo editado sin corregir. Quería que los lectores catalanes lo tuvieran a la vista desde la primera hora del domingo. Pero solo tienes parte de razon porque si la gramatica es el alma de la expresión escrita, de la oratoria lo es el sentimiento. Siempre aceptaré de buen humor mis errores. Gracias.

  25. Pla (Club Republicano) says:

    Estimado D. Antonio y demás contertulios:

    El tema ha quedado muy bien planteado, a mi entender. Me he espwerado a conocer el resultado para poner este mensaje. Los resultados no pueden ser más decepcionantes para los adalides de la “cosa”. La población ha respondido de un modo más que razonable: dando la espalda a la cuestión.

    En esta partitocracia, la abstención es siempre lo más sensato, salvo para dar votos de castigo a algún gobierno (municipal, autonómico o nacional) que, a veces, son muy merecidos.

    Por lo demás, anuncio que ya está disponible -aunque todavía en un modo muy elemental- la página web del Club Republicano, cuya URL es:

    http://www.club-republicano.com

    En breve solicitaremos incorporarnos al “anillo”.

    Salud y República

  26. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Estimado Pla: He visitado la página http://www.club-republicano, y he observado que la República sigue simbolizándose en la bandera tricolor. A mí no me gusta. La futura República Constitucional deberá mantener la rojigualda como pabellón de la patria española. Jamás entendí la estupidez que cometió la II República con el cambio de bandera. Trescientos años lleva España representada con la rojigualda, ajena por completo a los tiranos y grandes hombres ue la han gobernado. Simbolizar a la patria de otra manera es creer que la patria depende de sus patrones, que la patria es propiedad de un régimen político, por benemérito que este sea.No, España, afotunadamente, es mucho más que sus gobernantes y sus sistemas políticos. Al menos yo sólo creo en esta bandera, y me costaría mucho reconocer a España bajo otros trapos. Saludos republicanos

  27. francisco says:

    precisamente por eso debieron hacerlo, como ruptura con el reciente pasado.Pero seguro que alguien sabe el porqué, aunque la cuestion es si fue util o no para atraer a las personas hacia la República.

    Pero vamos yo tampoco la querría para España(ni ninguna otra,clores claro)sería claramente contraproducente

  28. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Al menos yo sólo reconozco la bandera actual, bajo la que juré de jovencito. Eso sí, una hermosa rojigualda sin corona. Saludos republicanos

  29. Vicente Carreño Carlos says:

    Me preocupa el comentario nº 19, hecho por David S.
    Trato de averiguar si se trata de David Serquera. ¿Es así?. Lo siento mucho. Siento que te vayas. ¿Podrias explicarte mejor?. Cuando he leido tu comentario se me ha ocurrido vover la mirada y releer la segunda carta que publicó AGT el 10 de mayo de 2006 y que se titulaba “La política como deber o vivir con dignidad”.http://oliver.bitacoras.com/archivos/2006/05/10.

    Os saludo a todos.
    Vicente C.C.

  30. Antonio Garcia-Trevijano says:

    A los dos anteriores.

    No planteis, amigos, cuestiones prematuras. La badera es un símbolo. Pero el hombre aún mas que animal racional, es mente simbólica (Cassirer). Ningú partido, ningun grupo, ninguna persona decidirán cual será el símbola de la Republica Constitucional. La bandera tricolor es hoy un formidable simbolo de ruptura pacífica contra la Monarquía. Y la bicolor se ha unido a la imagen de España en espectáculos deportivos que emocionan a las masas. Los jovenes que ondean la bandera de la II Republica tienen plena legitimidad. Lo que hoy os parece un problema delicado, mañana lo resolvera con naturalidad el dinamismo de los sentimientos

  31. vicente says:

    Javier Pérez Royo decía ayer en la radio que había una linea de la ciencia política que considera la abstención como aceptación por parte de la ciudadanía de la marcha de las cosas. ¿Que me pueden decir?

  32. francisco says:

    eso no tiene sentido y menos en un referéndum que que propone algo concreto y algun cambio-al menos aparente-

  33. Miguel says:

    El tema de la bandera, a pesar de que no puedo sentirme identificado con la tricolor, es un tema que me parece de menor importancia (pues se resolverá de manera democrática una vez tengamos una República Constitucional) que si permitimos que se plantée corremos el riesgo de que ensombrezca los objetivos últimos.

    Tambíen me he quedado un poco sorprendido por la decisión de David (si es que realmente es él, porque no lo ha manifestado dentro del enlace web del MCRC)

    Si fuese verdad, desde el respeto a su decisión, me parece una gran pérdida.

  34. Froilancito says:

    Don Antonio, acepto de buen grado su matización, pero espero que me permita discrepar de nuevo. Los sentimientos y las emociones sólo son materia de la retórica “psicagógica” (arrastradora de almas), que desgraciadamente es lo que predomina en la política actual (así nos va: los políticos administran a su gusto los miedos y esperanzas de la gente y les sacan provecho personal y partidista). Supongo que convendrá conmigo en que es preferible siempre una oratoria más argumentativa, racional, que convenza y persuada a través de razonamientos e ideas (de ahí la utilidad e interés de foros de debate como éste). Es decir, discursos políticos dirigidos a la inteligencia, no a los sentimientos ni a las emociones.
    Afectuosamente,
    Froilancito.

  35. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Froilancito, por supuesto que hay dos clases de oratoria. Pero siendo superior la racional,no se puede evitar que la politica, a diferencia de la forense, sea emocional. En todo caso, no tenía la menor intención de corregirte. Solo contestar con cierto donaire, sin justificar el error gramatical.

  36. Froilancito says:

    OK. Estamos de acuerdo, pues. Si le parece bien, seguiré viniendo por aquí, a ver si me convence con sus argumentos y reniego de mis aspiraciones sucesorias…

  37. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido e imprescindible David, tus incondiconales estamos esperando tu aclaración. Si alguien te ha injuriado o calumniado, no habrá contamplaciones. Será expulsado ahora mismo de este MCRC, que está organizando, precisamente, para dar vida social y eficacia política a la lealtad. Las ideas no son separables de las personas honestas, de las que eres ejemplo. Con el afecto de todo el MCRC, tu Antonio.

  38. F. Rubiales says:

    D. Antonio:

    Veo con sorpresa que el enlace a Voto en Blanco que había en su blog La República Constitucional ha desaparecido.

    ¿Hay alguna razón?

    Cordiales saludos.

    F. Rubiales

  39. Anónimo says:

    si pese a todo yo no me he enterado de nada no entiendo la acusacion, no se a que hecho ni a que momento se refiere.
    A mi todo lo que ha dicho y hecho David me parece correcto, creo que ha obrado con lealtad a lo que el mismo ha dicho y no he creido ver de lo que se le acusa,ni de la interpretacion de su conducta

  40. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Rubiales

    Como puedes comprobar, aquí se ha producido un debate que no ha conducido a nada positico, sobre la creencia errónea, que tu no padeces, de que el voto en blanco no implica legitimacion del sistema. Creo que es incoherente que en un blog abstencionista figure un enlace con la consigna de voto en blanco. Ello no obsta para que continue en el blog del MCRC para ebatir ese tema, que yo no tengo tiempo para mantener aquí. Sabes que tienes mi amistad y espero que tambien a ti te parezca coherente mi decisión. Gracias por tu comprensión.

  41. F. Rubiales says:

    Estimado D. Antonio:

    Como le digo a Israel Nava en mi respuesta a su explicación de por qué se ha eliminado el enlace a Voto en Blanco por decisión personal suya, acepto esa decisión pero en modo alguno la comparto. Usted ha hecho prevalecer la menor sobre la mayor, es decir el nombre de un blog sobre su contenido, que es similar al suyo en su crítica al sistema y en la búsqueda de la regeneración democrática. El argumento de que genera confusión no me convence, entre otras razones porque las cosas están tan mal que en Internet, donde nos movemos los librepensadores que luchamos por una democracia más auténtica, deberian desaparecer prácticas que, aunque justificadas, se parecen demasiado a la censura y a las vigentes en los partidos que criticamos. He procurado desde mi blog Voto en Blanco, uno de los más visitados de la blogosfera, apoyar la irrupción de La República Constitucional en el debate, a la que he promocionado también en mis clases en la Universidad y en la plataforma de Periodista Digital. Por mi parte, fiel a la mayor, que es la unión delos rebeldes y de los saludablemente críticos, seguiré manteniendo mi enlace con La Repúblcia Constitucional. No pretendo con ello dar ejemplo alguno de libertad y democracia, pero sí me gustarái que reflexionara sobre si merece la pena eliminar un enlace porque su nombre (no sus contenidos) se refieren al Voto en Blanco.

    Cordiales saludos.

    F. Rubiales

  42. David serquera says:

    Mi decision es irrevocable pero no permanente. LLega un momento en que demasiada notoriedad provoca malos entendidos o recelos, se asocian intenciones oscuras a las palabras de las personas y el colectivo se pierde en discusiones inutiles y perjudiciales para la accion y la atencion del momento. Dejo el MCRC porque creo que se ha producido esto conmigo y no quiero perjudicar al colectivo, ademas de que no quiero actuar influenciado por la circunstancia. Siempre estare con vosotros pero ahora a titulo individual y no participare por ahora en la construccion del MCRC. Espero que nos veamos en una grandiosa reunion en Madrid este Otono. Hasta entonces visitare al menos cinco paises diferentes y siempre pensare en vosotros, estare ocupado pero intentare contestar los emails que me envieis. construid una gran reunion de gente honesta y comprometida con la Republica Constitucional. Nos vemos en Madrid.
    Un abrazo a todos.

  43. francisco says:

    Querido David este es un momento crucial en el que no puede faltar nadie y menos tu, queda mucho por hacer y este remedio que quieres aplicar -con buena intencion- sera peor que la enfermedad.
    sinceramente
    Francisco

  44. pepe fernández says:

    Estimado Don Antonio,

    La abstención ha sido contundente creo que eso como Usted dice deslegitima claramente todo este rollo de un estatut que no tiene ni pies ni cabeza, por lo menos para la ciudadania de a pié, y que respira mayor ambiguedad y cinismo que la constitucion del 78 (veáse la popular vis cómica del redactor en el preámbulo y luego en el articulado a cuenta del término nación, no lo supera ni Groucho Marx).

    Efectivamente es un apano elaborado por la monarquía y el amigo ZP para los amigos catalanes socialistas, una manera de, en palabras de Gustavo Bueno, darle a la sardana, butifarra y catalán el rango de basamento espiritual de una nación, pero no solo eso, darle a la oligarquía aquellos instrumentos fiscales y administrativos que precisa para asegurar aún más su poder sin poner en peligro a la monarquía que le hace el favor, es de hecho un pacto entre oligarcas, los nacionales con los regionales. Es de suponer que esa población catalana que ha ido a votar se contenten con la butifarra y los demas anadidos de la cultura catalana, mientras sus caciques electos siguen condenando a catalunya a la decadencia económica y cultural, como siempre ellos como los nuestros obtienen sus beneficios dividiendo y enfrentando a la población como hacian los reyes liliputienses por cuestiones de little and big endian, la butifarra al parecer puede hacer eso y más.

    Sin embargo, ya empezamos a ver el hartazgo de la gente, la abstención catalana es toda una esperanza para el futuro, parece que muchos ya ven los auténticos motivos de estatuts y demás parafernalias, much ado about nothing, las sardanas ya no parecen llamarles la atención y empiezan a darse cuenta de que detrás del estatut se esconde la pela para los de siempre.

    Un abrazo republicano

  45. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Mi amigo David.

    No tenemos mas remedio que aceptar tu personalidad, y con ella tu decisión de apartarte del MCRC hasta que una asamblea nacional de sus delegados apruebe sus objetivos y los medios de alcanzarlos.

    Alli se debatira sobre la estrategia y las tacticas del MCRC, para alcanzar sus indiscutibles objetivos: unidad de España, elecciones legislativas por el sistema de mayoría en distritos, eleccion del Presidente del ejecutivo por sufragio directo.

    Como estos objetivos son imposibles de conseguir mediante la reforma de la Monarquía de Partidos, tampoco podran entrar en el MCRC personas que dicen compartir sus fines, pero creyendo que se pueden lograr sin necesidad de la ruptura democrática y pacífica de la Monarquía.

    El MCRC se comprometerá a no convertirse en partido politico, y a disolverse cuando termine el periodo constituyente de la Republica Constitucional.

    Hasta que se celebre la asamblea fundadora del MCRC, continuaré editando este blog, con la ayuda de los que lo han iniciado, y seguiré sin intervenir en la organización de la presencia del MCRC en la sociedad cibernética. Un trajajo imprescindible. Pues si esta sociedad informatica no es reflejo real de toda la sociedad civil, sin embargo, nos indicará, por el número de visitas diarias a los dos blogs, cual será el momento de celebrar la Asamblea fundadora.

    Adios David, gracias por tu lealtad, y disfruta la felicidad de tu boda.

  46. Arturo says:

    Estimado Pepe Fernández: Incidiendo en tu interesante comentario, creo que tienen cuerda para rato. Imagínate el tostón que nos van a dar con los restantes Estatutos (Andalucía, Baleares…asi hasta 16), mientras cuelan, de tapadillo, reformas laborales y fiscales a las que el público no está prestando atención. Estrategias de distracción al personal, lo llamaría yo. Un saludo a todos

  47. Luis F says:

    Me gustaría saber la forma de Adherirse al MCRC a título individual por compartir desde hace mucho tiempo y en gran medida las ideas de D. Antonio. El enlace de la página no funciona.

  48. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Amigo Luis

    No conozco la técnica para las adhesiones. Puedes preguntarlo en el blog de M.C.R.C Pero basta aceptar los objetivos y los medios propuestos para considerarte miembro. Pues lo decisivo será la asistencia a la Asamblea fundacional en Madrid. Cada delegado que asista deberá acreditar que porta la representación (documento firmado, con indicación de DNI) de cinco personas como mínimo. Los votos se computaran conforme al numero de personas presentes y representadas. Agradecido a tu confianza,

  49. Pla (Club Republicano) says:

    A PROP?SITO DE UN COMENTARIO INJUSTO

    En el comentario 26, Martín-Miguel ha comentado:

    >

    Y D. Antonio ha añadido, con muy buen criterio:

    >

    En primer lugar debo agradecer los comentarios sobre una página web que ??pese a hallarse aún en un estado muy elemental de elaboración- si prefigura ya claramente el perfil que obtendrá cuando se vaya encontrando más avanzada, a lo largo del verano que se aproxima. De momento, todas las críticas son bien recibidas, incluso las que considero injustas, como es el caso.

    Pero, ¿por qué digo que es injusta?

    Cualquiera que acceda al enlace la web del Club Republicano percibe de inmediato que figuran en su frontispicio las banderas de la Iª y de la IIª Repúblicas Españolas. Y es que la República en España no es un concepto singular. En España no se puede hablar de ??la República? sin más, sin precisar a cuál de ellas nos estamos refiriendo. Sólo los que identifican la República únicamente con la IIª República, pueden creer que la aparición de la bandera de ésta última, significa que la misma es ??la República?. Craso error. No es el momento ni el lugar más adecuado para plantear, ni siquiera esbozar, una revisión crítica de la singladura de la IIª República Española. Sólo plantear que la cuestión republicana está planteada en España desde la Conjura del Cerrillo de San Blas (1795), también llamada ??Conspiración de Picornell?. Y que está abiertamente planteada desde el fracaso del Trienio Liberal (1823), cuando la mala fe del monarca frustró el periodo constitucional abierto tras el triunfo del pronunciamiento de Riego en Cabezas de San Juan (1820).

    Una cuestión, la de la República, que se hizo finalmente ineludible en 1868, cuando fue destronada la hija de Fernando VIIº y Prim lanzó sus tres jamases (jamás, jamás, jamás se volverá a sentar un Borbón en el trono de España). Una cuestión que se vio demorada entre 1868 y 1873 por la convergencia de dificultades internas y presiones externas, que conllevaron el fracaso de la Iª República. Una cuestión eludida durante la Restauración (1874-1923) y puesta de nuevo de actualidad en 1931. Y es que los republicanos deberíamos tener muy clara nuestra propia historia, nuestros fundamentos, nuestros principios, nuestros ideales … y también nuestros fracasos.

    Nuestra historia nos permite rastrear las principales líneas del pensamiento republicano, pues la historia del republicanismo empezó mucho antes de 1873 o de 1931. La historia del republicanismo español tiene esos dos hitos principales, sin duda, pero es más larga: es la historia de una larga lucha por la libertad, por la igualdad y por la justicia. Recordemos por su importancia, que la libertad de conciencia en España es inescindible de la figura de Castelar; o que el sufragio femenino fue una de las obras de 1931. El mejor pensamiento político español es el que se alimenta de las contribuciones del republicanismo. Desde 1812 está planteada la cuestión de la democracia política en nuestro país. Y, desde 1873, están lanzadas en nuestro país las grandes ideas que han centrado todos los grandes debates políticos hasta hoy: la libertad de reunión, de expresión, de asociación o de conciencia, el régimen electoral representativo, la igualdad civil y política, la separación de iglesia y estado, la división de poderes, la seguridad social, etc…

    A lo que aspiramos los republicanos a conformar es un Estado Democrático en su plenitus. Es decir, un sistema de gobierno que asegure del modo más completo posible la protección de los derechos individuales y la libertad de todos. De todos. Subrayaré esto porque me parece fundamental destacar la vocación integradora que subyace al republicanismo.

    Los republicanos consideramos que es imposible la libertad sin la igualdad, del mismo modo que entendemos que es inviable la igualdad sin libertad. Rechazamos por ello los dogmatismos totalitarios de comunistas, de nacionalistas, de islamistas y de todos aquellos que prometen alcanzar el paraíso, sea en la tierra como en el cielo. No podemos ignorar las terribles experiencias del comunismo, o socialismo real, y de los fascismos, en el siglo XX. Los republicanos no creemos que el papel del Estado sea el de procurar la felicidad y el sostenimiento de cada uno. El Estado ha de asegurar, nada más y nada menos, que las condiciones necesarias para la efectividad de nuestros derechos civiles, políticos y sociales.

    Pero ha de ser el propio hombre, el individuo, el que busque en la sociedad el camino de su propia felicidad. Pero en libertad y sin imposiciones, sean éstas religiosas, o sean ideológicas en general. Nuestro pensamiento se compone de ideas aparentemente muy populares y muy oídas pero, en verdad, muy poco conocidas; más bien se trata de ideas muy ignoradas habitualmente. Nuestras ideas son los valores democráticos, la libertad política, los derechos individuales, la solidaridad social, la filosofía racionalista, el espíritu científico, o el propósito de hacer progresar a nuestra sociedad en el sentido de la libertad y la justicia.

    Porque la libertad es el concepto central del republicanismo, pues es éste el derecho en el que se fundan todos los demás. Un derecho que es condición esencial de la existencia de todos los demás derechos, y que se confunde casi con el derecho a la vida. Y esto es importante, por cuanto el proyecto republicano lo que busca es formar ciudadanos; no aspira hacer de los hombres ??buenos proletarios?, o ??buenos? catalanes o vascos. Ni siquiera ??buenos españoles? en el sentido tradicional.

    El otro gran principio republicano es el laicismo. La separación definitiva de la Iglesia y del Estado fue una vieja aspiración de los liberales, demócratas y republicanos españoles, aunque su realización esté aún inconclusa. El laicismo establece que es el poder político quien tiene la obligación y la responsabilidad de hacer reinar en la sociedad la tolerancia, el respeto a la conciencia íntima y a las creencias personales. Pero también es, y sobre todo actualmente, es laicismo el principio de la neutralidad del Estado frente a los intereses particulares y contradictorios, de la sociedad civil. El laicismo exige del poder público la vigilancia sobre los grupos de presión, sobre los corporativismos, sobre las confesiones religiosas y los localismos, por definición indiferentes, cuando no hostiles, al interés general. Exige la neutralidad del Estado y de las instituciones, pues son los garantes de la libre elección de creencias. Lo que no es laicismo, sino barbarie, es la confrontación o la persecución religiosa

    El proyecto republicano es una propuesta general de integración social y política de la ciudadanía en su conjunto. Un proyecto de articulación de los diferentes intereses que existen en la sociedad española, por encima de las clases, de las etnias, de las culturas y de las opciones ideológicas. Un proyecto político y social que aspira a la consecución de una sociedad plenamente libre y plenamente democrática. Que aspira a lograr mayores cuotas de bienestar y mejores niveles de libertad.

    Por eso los republicanos rechazamos esa solución tan repetida en la historia española de la división en dos de la sociedad y el enfrentamiento a muerte de los intereses rivales. Probablemente nadie ha sabido plasmar más desgarradamente el horror por el guerracivilismo que Manuel Azaña en ??La Velada de Benicarló?, o en sus célebres palabras ??Paz, Piedad, Perdón?, de su discurso de 1938. La guerra civil no es, ni puede serlo, la base y el fundamento de nada. Las guerras civiles son, en todo caso, grandes desastres nacionales. Los españoles deberíamos tenerlo muy presente, pues no en vano tenemos la experiencia de las muchas guerras civiles habidas en los últimos doscientos años.

    Los republicanos situamos nuestra máxima aspiración en contribuir a hacer de la sociedad española una sociedad más libre y más rica, organizada políticamente en una democracia plena que nos permita ser políticamente más libres, intelectualmente más sabios, económicamente más pudientes, moralmente más justos y socialmente más iguales. Se trata, pues, de un proyecto orientado a la reforma de la sociedad y a la mejora personal de los individuos. Pero se trata un proyecto que aspira, sobre todo, a cimentar lo mejor posible nuestra democracia hoy, a fin de afianzar su mantenimiento en el presente y asegurar su pervivencia en el futuro.

    Y, para empezar, con toda cordialidad, amigo Martín Miguel, empecemos por tener las ideas claras y la precisión en los conceptos: la República española no puede ser la Iª ni tampoco la IIª, pues ambas desaparecieron y quedaron en la historia. La República española es la IIIª, la por venir, la que resolverá los problemas viejos y nuevos, porque no volveremos a incurrir en los errores de antaño.

    Salud y República

  50. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Aunque un poco largo, ratifico todo tu texto. Necesitamos muchas personas tan conscientes como tú de lo que significará, para la dignidad de los ciudadanos, la instauracion de una nueva y moderna República Constitucional. Hasta pronto.

  51. Grazia Deledda says:

    Creo que en los enunciados generales para la formación de una llamada a la movilización ciudadana, con el objetivo de conseguir la instauración de la REPUBLICA en España, no debiera contener ideología económica alguna.
    Leí hace tiempo un libro de AGT en el que escribía sobre la importancia del nacimiento del ESTADO como defensa del ciudadano. En él hablaba de Jorge Santayana como el autor de una metáfora sobre la debilidad del individuo y la fortaleza del grupo.
    Y casi se considera el ESTADO como el gran pilar de la civilización.
    Unicamente se debieran garantizar la libertad de los ciudadanos ante los grupos sociales que amparan su fuerza en los intereses bastardos del dinero sacralizando su propiedad.
    Organizaciones ciudadanas, políticas y sindicales se encargarán de presionar para que esto se lleve a cabo.
    Crear la REPUBLICA y poner en marcha la libertad…ese debiera ser el reto nada más y nada menos.

  52. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Mi querida Grazia

    ¡Como se nota tu experiencia politica! Suscribo todo tu comentario. Y me alegro mucho de que te acuerdes de la bellisima metáfora de Santayan en su libro de juventud “La vida de la Razón. Hasta pronto.

  53. M.M. says:

    D. Antonio:
    Lamento profundamente saber que es Ud.un partidario del pensamiento del llamado ??Juez Navarro? Joaquin Navarro, un individuo que ha estado SIEMPRE más cerca de los asesinos etarras que de sus víctimas, siempre he creido que por cobardia,lo cual aún lo envilece más, si cabe. !Me he quedado tan decepcionado!, siempre he creido en una republica, la he idealizado miles de veces, Ud. para mi representaba la articulación teórico-práctica de ese ideal, su libro Frente a la gran mentira me pareció completísimo para que los ciudadanos con un mínimo de razonamiento, abrieran sus ojos al engaño político que tenemos. En entrevistas, desde La Clave, Faro de Alejandría, hasta el último debate de telemadridcnhasta, le he escuchado con verdadera admiración, me ha parecido Ud. una tabla de salvación frente al engaño, me ha enseñado a ser escéptico ante los lideres mediáticos e intrascendentes.Pero lamentablement ETA MATA y ahí hay que mostrarse inflexible, !eso no es posible!.
    No sé desde que postura puede amparar a ese individuo el Juez Navarro, pero no me puede decir que desde la libertad; entonces no le he entendido nada todos estos años, y lo lamento.
    Ruego me disculpe, le envío un afectuoso saludo. M.M.

  54. davidsg says:

    “Querido David,
    Si los malvados del equipo de futbol que siempre dan patadas quieren jugar un partido pero les falta una persona para ser once y te lo proponen tu dices, vale voy a jugar con vosotros pero yo no voy a dar patadas y es mas a veces voy a tirar el balon fuera. Nosotros decimos, no vamos a jugar con vosotros porque dais patadas y no queremos que jugueis mas, no queremos que os podais exhibir mas ante el publico con vuestro juego sucio. Que opcion te parece mas efectiva y moral?”

    Primero de todo es obvio que no voy a volver a entrar en este blog. Pero si se me hace una pregunta directa la contesto. Vamos a ver las cosas se pueden plantear de otra forma; no jugar el partido no significaría huir?

    Se me ha tildado de ignorante por votar en blanco, sólo quiero comentar que era fácil de intuir que el PP capitalizaría la abstención en España y ERC en Cataluña justo lo que ha ocurrido.

  55. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Amigo MM.

    Creo que no es justo su precipitado juicio. Mi posición sobre terrorismo,nacionalismo y derecho de autodeterminacion es transparente, en el Discurso de la Republica y en articulos de prensa, que escribí cuando nadie se manifestaba. Lo puede comprobar en el enlace Antología.

    Jamas he aceptado las ideas de Don Joaquin Navarro sobre estas materias. Y el propio Magistrado siempre manifestó en sus publicaciones que aceptada todas mis ideas, salvo las referentes al nacionalismo.

    No obstante, trabé sincera amistad con este señor, que nunca tuvo opiniones sobre terrorismo diferentes de la del PNV, por su valentía en la denuncia de la corrupción política de los Altos Tribunales. Hizo un excelente libro, llamado Palacio de Injusticia, que yo prologué desde un punto de vista estético, como tambien puede comprobar en el enlace. Y lamento que, por razones desconocidas para mí, ese apasionado orador republicano dejara de relacionarse conmigo.

    Aprecio la sinceridad con la que expresa, al parecer, su incomprensión de la amistad entre personas que no piensan lo mismo en todo. Tal vez sea verdad a largo plazo. Cordialmente.

  56. Pla (Club Republicano) says:

    En respuesta a los comentarios 59, 60 y 61.-

    Estimados amigos:

    En primer lugar, saludar a MM, pues creo que es la primera vez que te leo por aquí. En segundo lugar agradecer el buen juicio que te ha merecido mi anterior mensaje. Y en trecer lugar…

    Me parece muy fuera de lugar la descalificación indirecta que lanzas sobre D. Antonio por una relación particular y personal, que no política, y que sólo incumbe a quienes la mantienen. No daré datos que conozco (o eso creo) sobre los motivos por los que el juez Navarro y García Trevijano, son o han sido amigos. Eso sólo le corresponde a los aludidos.

    Ahora bien, intentar deducir de eso una duda sobre el titular de este Blog, o una sospecha sobre las ideas que defiende, me parece una impropiedad absoluta. Un dislate, vamos. Y ya, sobre esa tan fragil base, pretender acusar a nuestro inspirador de simpatías o connivencias como las sugeridas, alcanza realmente lo delirante.

    No lo digo por los hechos concretos mencionados, que siendo asunto personal no admite interferencias de ajenos, sino por lo inverosímil del razonamiento: Dado que A y B se conocen, en tu interpretación, es inevitable una plena y total convergencia de propósitos, ideas y actividades entre ellos. Me parece que pretendes dar por sobre entendidas demasiadas cosas que precisarían de una mayor y mejor fundamentación.

    Por ejemplo, D. Antonio expresa y ideas, y lo hace bien. Lo que no puede decirse del citado juez, más cerca siempre del grito y hasta del exabrupto. Las posiciones de Navarro sobre el terrorismo nacionalista vasco son inaceptables, pero eso no significa que esas ideas sean también las de quienes, en alguna ocasión, han compartido con él una misma protesta o una misma lucha.

    En cuanto a Davidsg, creo que exagera bastante en su enfado. Ignorante, lo que se dice ignorante, no lo se, pero desde luego que no me tengo por sabio y soy muy consciente de los amplios océanos de ignorancia en los que me encuentro sumido las más de las veces. Pero, a lo que voy, nunca había visto tan bien explicada la absoluta inutilidad del voto en blanco: la peor de las opciones.

    En fin, que luego me dicen que me alargo,

    Salud y República

  57. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Mi querido y amable Pla

    Me complace la defensa que haces de mi persona en un tema tan gravisimo como el de terrorismo. Tampoco te equivocas sobre los motivos que fraguaron mi amistad con Navarro. Nuestro comentarista, MM, sin saberlo, repite la difamacion pública vertida contra este excelente Magistrado. Lo mismo que dice aquí la buena fe de MM, lo dijo la mala fe de Luis del Olmo en su programa Protagonistas. El Magistrado me pidió que lo defendiera como abogado. En el juicio pude probar la falsedad de las calumnias. Luis del Olmo fue condenado. Recurrió y tambien perdió. Le tuvo que pagar al Magistrado una indemnización de seis millones. ¿Es bastante prueba de la inocencia del Sr. Navarro? Gracias Pla.

  58. Crítico says:

    Hoy he convencido a tres personas (funcionarios públicos) para que se metan en este blog maravilloso. Lo han hecho y les ha encantado Tres más para el bote. Saludos.

    PD: Yo también me acordé de Grazia el día de la digna abstención de los catalanes. Y me emocionó su comentario del lunes. Os admiro.

  59. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    No entiendo que el Sr. Pla, al que no tengo el gusto de conocer, me endilgue un inmenso discurso sobre republicanismo con ideas pedestres que todos los aquí presentes ya conocemos. No lo entiendo porque no tiene nada que ver con lo que yo he dicho. Yo sólo he dicho que como español sólo reconozco la tradicional bandera de España, y que es muu difícil defender España con otros trapos, que siempre serían sectarios e indicarían el clan de los nuevos propietarios del Estado. Por cierto, el Estado republicano no tiene por qué vigilar ninguna orientación religiosa. Eso es una aberración totalitaria. Centenares de miles de católicos saludaron con alegría la venida de la II República, cuyo enorme entusiasmo se apagó con la quema de conventos. Yo abjuraría de una República que vigilara mi sentimiento católico. Si la III República no se circunscribe a las tres o cuatro piedras angulares que majestuosamente nos ha colocado Trevijano en sus soberbios libros, mucho me temo que se convertirá más en un problema más para el país que en una solución a la crisis nacional y democrática que estamos padeciendo. Huyamos de la mediocridad y del perugrullismo republicano – porque en eso estamos todos de acuerdo -, y tenemos la suerte de tener como asesor una cabeza privilegiada. Ahora bien, si la III República quiere repetir sólo los errores de la II y de la I – y no sus éxitos -, yo de aquí me bajo. A lo mejor también esa República la quiere Zapatero. Y seguiré soñando en la Dêmokratía desde mi gabinete. Saludos de un Demócrata que comparte el pensamiento político de Antonio García Trevijano.

  60. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Martin Miguel

    Si no conociera la tragedia personal que has vivido, sería severo con tu agrio comentario al educado y bien construido argumento de Pla. Olvidas que este blog no va dirigdo a las personas que hablan latin, ni tienen tu cultura. Lo más dificil es traducir a ideas pedestres (las de Pla no lo son, pese a que solo ellas llegaran a las masas habituadas a creer ideas oficiales), la complejidad del pensamiento republicano. Yo solo me pertimí aconsejar a Pla que fuera menos largo, para que de ese modo pudiera ser más “pedestre”. Ya quisiera yo poder expresarme con la vulgaridad que requiere la propaganda.

    Tras mi debate en television , me llama un joven culto, que lo vió con su mujer, para felicitarme. Y dice: mi mujer no te ha comprendido, si pudieras hablar con palabras un poco corrompidas, un poquito solamente, te comprendería y apoyaria todo el mundo.

    Por favor, Martin, ni la bandera, ni la Iglesia, ni la economía (como nos ha recordado Grazia), deben ser debatidas. Ocupémonos de la único que ahora nos importa: unidad de España y libertad politica, democracia contra partitocracia, República de ciudadanos en lugar de Monarquía de Partidos. ¿Te parece poco? Imitad todos a Critico. Ese es el comienzo de la acción. Con todo mi afecto, te recuerdo que el civismo y las buenas maneras son signos de nuestro sentimiento republicano.

  61. Pedro Lopez Arriba (Club Republicano) says:

    Estimado Martín-Miguel:

    Corríjeme si me equivoco, por favor. Desearía estar en el error si he notado un cierto tono airado en tu mensaje. Cierto que no me conoces. Cierto también que he creido más que oportuno recordar algunas nociones básicas del republicanismo: no son muchas ni muy complejas, son de sentido común y, en cierto sentido muy pedestres, al alcance de cualquiera, o casi.

    Pero en lo restante, no puedo sino expresar mi desacuerdo, admitiendo en todo caso que pueda ser yo el que esté equivocado:

    1) La bandera nunca es un trapo. Como ocurre con obras de arte como las pictóricas, con las banderas pasa que lo de menos es la calidad del soporte (trapo, lienzo, papel, pared) sobre el que se dibujan. Una bandera nunca es un trapo, es un símbolo.

    2) El Estado tiene la obligación de vigilar el cumplimiento de la ley por todos los individuos y entidades. Y, ya que hablamos de confesiones religiosas más específicamente y desde un punto de vista de mera civilidad, me parece inexcusable la vigilancia, y no me parece totalitaria (¿Qué idea tienes del totalitarismo?). Casos como los que han trascendido a los tribunales relativos a ciertas confesiones religiosas (Testigos de Jehová, Iglesia de la Cienciología, o determinadas prácticas inciviles de los musulmanes), nos avisan de que el fanatismo y el espíritu mevieval están detrás de nosotros mismos, acechantes. Que el laicismo, en cuanto principio de neutralidad debe ser afirmado y sostenido, y muy firmemente.

    3) La defensa del laicismo no requiere de instauraciones republicanas de ninguna clase. Eso será un plus, un sobre añadido. Porque la defensa del laicismo no es otra cosa que esa permanente exigencia de neutralidad, dirigida a los poderes públicos en lo que se refiera a cuestiones particulares, sean de intereses o sean de conciencia. Se puede y se debe hacer con república o con monarquía, por la mañana y por la tarde.

    4) La abjuración sólo cabe hacerla de una religión. No cabe abjurar de las repúblicas. Por otra parte creo haber dejado muy clara mi postura sobre la violencia antirreligiosa y, sinceramente, no veo una IIIª República Española enfangada en asuntos tan penosos e indeseables como los que nos comentas.

    5) La IIIª República no existe aún, y creo que es del interés de todos que no repita experiencias fracasadas. Ya lo dije antes y lo repito ahora: no confundas la República con la IIª República. Hay más repúblicas en nuestra historia y hay también episodios republicanos quizá más memorables. La IIª República constituye un hito para los republicanos, sin duda. Pero ni es el único hito, ni seguramente sea el más importante de toda la historia republicana española. Es sólo el más publicitado, no te quepa duda.

    Salud y República

  62. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Perdonad las desairadas maneras de haber dicho las cosas. Todo lo que he dicho ha sido una culpable exageración con la única intención de ennoblecer nuestra causa. Que me perdone Pla, del que nadie puede decir que no sea un buen republicano, y un gran conocedor, como hemos visto, de la historia republicana española. Siento no haber tenido la cortesía que se nos debe exigir por republicanos. Pero es que creo que mi humilde comentario no daba para tanto. Ningún demócrata, sensu stricto, puede no ser republicano. Cordiales Saludos republicanos a los que como tal sinceramente se sienten

  63. Pla (Club Republicano) says:

    Bueno, bueno, que aquí también se viene a discutir, y yo no me he sentido molesto todavía en nada, ni incomodado por nada. Al revés, discutir mediante la palabra es una buena manera de hacer muchas cosas a la larga positivas. Nada hay más aburrido que la unanimidad, y nada hay más isoportable que la amistad entrañable a los cinco minutos.

    Llevo muchos años de militancia republicana activa, en formaciones genuinamente republicanas, de las que se reclamas herederas de Pi y Maragall y de Azaña. No cuajaron, ni ellas ni mi militancia. Para mi desgracia, a mí siempre me parecieron mejores Castelar o Sánchez Román.

    Cuando conocí las primeras obras de García Trevijano aprecié en seguida que D. Antonio expresaba ideas en las que yo siempre había creido. Y, mucho más aún, las explicaba, las desarrollaba, las fundamentaba y daba la referencia de los autores principales en la historia del pensamiento político a quienes se podía consultar. ¿Qué más se puede pedir?

    De ahí que, habiendo abandonado las militancias que mantuve durante años, me dediqué con otros republicanos que tenían parecida orientación, a la creación del Club Repúblicano, que espero que esté plenamente operativo este otoño. Nuestra presentación pública fue el 28 de marzo pasado en un memorable acto en el Ateneo de Madrid, en el que tuve la oportunidad inolvidable de compartir tribuna con D. Antonio.

    La idea de formar el MCRC, nos ha parecido muy buena y la apoyamos totalmente. En esa perspectiva, el disponer de un lugar de encuentro e intercambio de ideas entre todos los que compartimos la iniciativa de la República Constitucional, constituye un paso ineludible y casi primero. Si podemos entendernos, podremos llegar a hacer más cosas.

    Salud y República

  64. Roberto says:

    Con el permiso de todos los participantes de este foro y de su Director, y pensando que puede ser de interés su lectura, aquí os dejo, el comunicado público de un grupo político, para mi no muy conocido, que se declara REPUBLICANO y SOCIALISTA.
    ————————————————-

    Cerca de un 65% del electorado catalán ha votado en contra o se ha abstenido de participar en la charlotada montada por el gobierno de Zapatero y Maragall para legitimar un nuevo Estatuto de Autonomía para Catalunya. Y todo ello a pesar de las campañas institucionales ilegales, de los llamamientos desesperados al voto, y de la polarización de éste entre dos opciones: la histérica del PP y la que se vendía como ??lo mejor para Catalunya y para España?, cuando simplemente, era lo mejor para una clase política y social corrupta.

    El Movimiento Social Republicano se felicita por los resultados. Porque no sólo son muy malos para esa clase partitocrática enquistada en Catalunya, a pesar de las patéticas y ridículas declaraciones triunfantes de los mentores de la charlotada. Estos resultados son la mejor expresión del divorcio que existe entre lo que piensa la ciudadanía y la Catalunya oficial.

    Para el Movimiento Social Republicano son unos resultados que deslegitiman a esa clase política, deslegitiman un texto estatutario incapaz de ilusionar y movilizar a los ciudadanos y expresan la sórdida incapacidad del sistema político impuesto en 1978 para garantizar la supervivencia de la monarquía de Juan Carlos.

    La mayoría de los catalanes ha votado con los pies, alejándose de los colegios electorales. Y uno de cada cuatro de los que no lo han hecho así, y han ido a votar, ha sido para expresar su rechazo.

    El 18 de junio pasará a la historia de los observadores objetivos como una jornada ridícula y patética, en la que Maragall, Zapatero y resto de cuadrilla de la charlotada, han dado la medida de sí mismos. Detrás de ellos, en la sombra polichinesca del sainete, estaba el resto de figuras. Incluidas las de un Partido Popular incapaz de hacer una oposición constructiva, pues forma parte de la misma cuadrilla y se encuentra imposibilitado para romper la baraja con la que se juega el futuro de España entera.

    La oposición política al Régimen está en otro lugar. Los ciudadanos deben empezar a tomar conciencia de ello. En ese lugar estaremos esperando los socialistas identitarios del Movimiento Social Republicano.

    Fdo: Secretariado Ejecutivo Nacional

    Dirección Postal Central
    Apartado de Correos nº 43 — Molins de Rei
    E – 08750 – Barcelona — España (EUROPA)
    Teléfono Central: 616 533 096
    E-mail: msr@movimientosocialrepublicano.org
    Página web: http://www.movimientosocialrepublicano.org/

  65. M.M. says:

    Agradezco sinceramente los comentarios que D. Antonio y Pla han hecho de mi escrito sobre el Juez Navarro, como siempre reflexionaré sobre lo que dicen, me infomaré nuevamente y pido disculpas si he podido introducir cofusión, mi intención ha sido y es hablar con toda sinceridad a los camaradas republicanos.
    Un saludo

  66. thulio says:

    bandwō y bandwjan y ambos del persa band (señal, estandarte, signo) son los orígenes de bando, bandir, bandera, banderizo, bandido, bandolero … como parte o fracción de un todo. Bandera es la prueba de un sector de la realidad y también de la exclusión de su opuesto. Las banderas son excluyentes.

  67. Pered says:

    Estimado Don Antonio:
    No puedo menos que felicitarle y agradecerle el esfuerzo que supone el manteniemiento, contra viento y marea, de sus convicciones demócratas.
    Me preocupa la corrupción generalizada que invade toda la vida política actual, desde el mas pequeño ayuntamiento hasta las más elevadas instituciones del Estado. La corrupción está generando una nueva clase dentro de la clase política, cada vez mas influyente y poderosa, una suerte de delincuancia que se ampara mutuamente a pesar de que tenga ocasionalmente intereses enfrentados.

Los comentarios están cerrados.