La paz no crea el derecho vasco a la autodeterminación

ETA no tiene necesidad de mentir. Sus acciones de terror han sido las palabras de contundencia que dicta la muerte. Y su último comunicado conminatorio tiene la contundencia de la verdad que dicta el verdugo con el hacha levantada. Si Zapatero no cumple el compromiso contraído como condición del anuncio de la tregua, ETA recuperará la libertad de acción que ha suspendido, en consideración a las expectativas electorales que la paz daría al PSOE, como paso previo al reconocimiento gubernamental del derecho de autodeterminación para el País Vasco y Navarra.

La mayoría de los criminales de profesión, y esto se sabe desde Beccaría, ignoran el valor de las normas del mundo social que los expulsa de su seno. En esta supuesta ignorancia se fundamenta la política de punición para la reinserción social. Pero esta ingenuidad no la tiene el terrorismo político. Y ETA tiene conciencia de la debilidad, verdadero complejo de culpabilidad, de todo lo español que la Transición heredó de la dictadura españolísima.

La importancia que ETA se da a sí misma, como parte en una negociación entre dos iguales, no es fruto de su fantasía. Contra lo que pueda parecer, su firmeza pre-negociadora no se basa tan solo, ni principalmente, en el cementerio que la respalda, sino sobre todo en la promesa de los protagonistas de la Transición, medios de comunicación incluidos, de que en un escenario de paz nada objetarían a una secesión vasca salida de las urnas. El terror ha entrado, por fin, en la estrategia normal de la política en esta Monarquía de Partidos.

Como la estrategia del PSOE (aliarse de modo permanente con los nacionalismos periféricos para hacer imposible el retorno del PP al gobierno central) parece fundarse en su ambición de retener para siempre el poder del Estado, conviene recordar que la propensión al reconocimiento de la autodeterminación vasca no la padece en exclusiva la cultura sedicente de izquierdas (“El País”, PSOE, IU), sino la mismísima cultura tradicional del liberalismo (“El Mundo”) y del españolismo (PP).

En la Monarquía, en la sinarquía del Estado de Partidos, en todo lo que ha prosperado con la Transición, no hay un solo elemento sano. Si se duda de la exactitud de mi afirmación, si alguien cree que la voluntad de rechazar la autodeterminación es inquebrantable en la derecha, que lea el artículo “Los Liberalísimos” (28 de mayo 2001, La Razón), en la Antología de este blog. Allí denuncié a Aznar, Rajoy, Pedro J. Ramírez y Cebrián, por manifestar que, en un escenario de paz, no se opondrían a la secesión vasca.

Anuncios

84 thoughts on “La paz no crea el derecho vasco a la autodeterminación

  1. Dalmacio says:

    Hay una continuidad histórica.
    La II Restauración, la de Cánovas, aupó a los nacionalistas frente al carlismo. El mismo Cánovas negció, por ejemplo, la sustitución de los párrocos carlistas.Indalecio Prieto protestó en 1917 en las Cortes por el apoyo del régimen a los nacionalistas.
    La Dictadura de Primo de Rivera no modificó las cosas, quizá potenció el nacionalismo catalán.
    En la II República,los socialsitas habían aprendido la lección y se aliaron con los nacionalistas para debilitar a sus rivales.
    La Dictadura de Franco privilegió el desarrollo económico del País Vasco y Cataluña.
    En la III Restauración, la Constitución, socialdemócrata, dió por fin entrada oficial en el consenso a los nacionalistas (“nacionalidades”, Autonomías, etc.)y lo que está haciendo el Sr. Rodríguez Zapatero es desarrollar las posibilidades de la Constitución. Me parece que los únicos serios en todo esto son las oligarquías nacionalistas, que hacen lo que pueden.

  2. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Dalmacio

    Puedes imaginarte el valor que tiene tu recordatorio histórico, para que no se piense que el buen talante de Zapatero ante los nacionalismos independentistas es algo personal o improvisado.

    El complejo de inferioridad de la socialdemocracia ante todo lo radical(fascismo, comunismo, separatismo) ha dictado su comportamiento a lo largo de su existencia, desde su brutal aplastamiento del levantamiento obrero en Alemania (1918).

    Lo de Franco es más facil de comprender: premios de consolación a lo que reprimía: seguridad social a la clase obrera; privilegios económicos al capitalismo catalán y vasco. ¡Que comentario más oportuno!

  3. D'Anton says:

    El artículo del señor Trevijano tiene una precisión milimétrica. La respusta de Dalmacio pone, negro soble blanco, que el deseo de poder de los nacionalistas (incluidos los terroristas) se alimenta precisamente en la obsesión por el poder de los partidos estatales. No hay que buscarle otra culpa a ese terrorismo nacionalista que el método empleado (que no es poca, por cierto, sino bien cruel). Pero sus posibilidades de victoria serían ridículas de mediar un sentido realmente nacional y realmente democrático de quienes se dicen estatales. Como éstos desconocen lo que supuestamente defienden, creen que todo, hasta la Nación, es concepto opinable. Lo que subyace no es que “los otros” tengan derecho a defender sus pretensiones ahistóricas, sino su complejo de inferioridad. Porque quieren hacerse perdonar por sus antagonistas, como si eso fuera la única forma de defender su legitimidad. Por eso, unos no se arrepienten de nada y otros suplican permanentemente que se les reconozca que son los buenos de la película. Tan buenos, que hasta entienden y perdonan a los malos. Realmente, son víctimas dobles. Por un lado, de la violencia. Y, por el otro, de su cobardía.

  4. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido D’Antón

    Con Dalmacio y contigo no es que me vea acompañado,
    me siento superado. Que alegría para el MCRC saber que pronto no seré imprescindible. Enhorabuen por un comentario, joyita literaria, que despide tanta claridad política.

  5. Dalmacio says:

    Querido Antonio, no es para tanto.
    A mi juicio el más grave problema nacional es, efectivamente, el consenso, pero casi nadie sabe lo que es. Por tanto,lo único que importa son los votos.
    Dudo que el mismo PP lo entienda a pesar de que el arrinconamiento a que le somete el Psoe, el partido mimado de la transición, es por el potencial que tiene de votos claramente españolistas no nacionalistas, susceptible de arrastrar a los que tiene en propio Psoe y, si no me equivoco,los mismos partidos nacionalistas. La gente, y es natural, no entiende mucho de política y se atiene a lo que le dicen y lo que ve.Además, el êthos nacional español ha sido concienzudamente machacado durante la transición con el pretexto de la modernización (idea de la Nación, educación, moralidad,etc.). Casi no ha consistido en otra cosa. Si el PP se diese cuenta o quisiera darse cuenta, tampoco haría nada. La clave del consenso, que incluye a las artificiosas oligarquías nacionalistas, por primera vez en la Constitución que organiza el consenso y distribuye los papel de la comedia, es la Monarquía. Romper con el consenso sería romper con la Monarquía y a esto no se atreverá el PP. Por eso estoy de acuerdo en que sólo un movimiento integrador de la derecha y la izquierda españolistas, podrá hacer frente al esperpento, que por cierto carece de un Valle-Inclán que lo retrate.

  6. pepe fernández says:

    Una vez más, el Sr Trevijano resume en unas pocas palabras toda la situación surrealistico-esperpéntica a la que nos está llevando la III restauración que no tiene ni “un elemento sano” en ella.

    No me parece una simplicidad afirmar lo que todo el mundo sabe, en Espa?a no se hace política de Estado que no sea dependiente de los intereses del partido en el poder, ETA lo sabe perfectamente, por eso jugó con el PP primero y ahora lo hace con el PSOE, el resultado es previsible no va a haber rendición alguna del terrorismo, ETA busca primero atención para venderle a los suyos un papel negociador como portavoz del pueblo vasco para luego condenar del fracaso a los del partido en el gobierno buscando un desgaste y deslegitimación del propio estado espa?ol, corrupto e incapaz de solucionar el problema que ETA venderá como problema con el Estado espa?ol.

    Esta es la trampa de ETA, si tuvieramos una República Constitucional con la moral y la ética que da haber conquistado la libertad política y la decencia democrática, hubiera sido imposible que la cúpula de un partido político metiera al país en una situación kafkiana como está para sacar tajada electoral. NO hay un solo elemento sano, el cinismo y la mala fe es lo que caracteriza a la III restauración borbónica.

  7. Antonio Garcia-Trevijano says:

    A Dalmacio y Pepe

    Observo que los dos usáis la expresión III Restauración, para designar la monarquía de Juan Carlos, impuesta por Franco. Me parece más adecuado hablar de II instauracion de la Monarquia. Pues la primera fue la de Amadeo. La idea y el concepto de restauración, desde Luis XVIII, están vinculados a la vuelta al trono de una dinastia destronada. Tambien pienso que aunque la próxima será la III República, no seria correcto considerarla como una restauracion, pues se trataría de la instauración, por primera vez, de una República Constitucional, es decir, de un sistema de gobierno democrático. Las Republicas parlamentarias, no separando los poderes, no son democráticas. Varias he repetido la tarea que nos incumbe de cambiar el vocabulario politico para que las palabras se cohonesten con los hechos.

  8. Dalmacio says:

    Lo de instauración me parece lo más adecuado, aunque en el uso se haya impuesto Restauración. En todo caso, creo que la primera fue la de Fernando VII (¿?)

  9. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Aclaracion a mi respuesta anterior.

    Juan Carlos no está en el trono por sucesión o voluntad del titular de la dinastía, Don Juan de Borbón, que se opuso radicalemnte a la felonía de su hijo. Yo mismo redacté la carta de Don Juan al Principe designado Sucesor de Franco. Que nadie me venga con los cuentos de la propaganda. La renuncia del titular de la dinastía fue hecha a posteriori y de modo forzado. La cuestión tiene gran importancia, pues las instauraciones monárquicas no tienen sucesor legítimo. Asi lo afirmé en un artículo de El Mundo, reproducido en el legitimista ABC, donde sostuve que el Principe Felipe no podría ser Rey sin el expreso consentimiento de los españoles. Algo de lo que pudo prescindir su padre Juan Carlos, en virtud de la fuerza residual de la dictadura para imponer la Monarquía.

  10. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    A pesar de las Bases de Manresa y el entusiasmo que suscitaron a Sabino Arana, el “caso” vasco no tiene nada que ver con el catalán, vinculado a un Reino. El foralismo vasco que vemos en el siglo XVIII tiene unas causas sociales, y no nacionales. El problema vasco se agranda y agiganta cuando el nacionalismo se pone a sustituir el carlismo. El carlismo no era antiespañol, sino antiburgués y antiliberal, como muchos de los comandos anticapitalistas que se dieron en los años 70. Cuando los fueros impedían sacar el poco trigo de las Vascongadas para venderlo en Burgos a un precio más alto, no se estaba dando un problema nacional, sino una cuestión social que intentaba evitar el hambre en una de las regiones más pobres de Europa. El capitalismo español montaraz convirtió con su inhumanidad una cuestión social en una cuestión nacional. Pero ETA debe saber que su primer enemigo histórico no fue el Estado Español, sino los señoritos del PNV, que diluyeron las reivindicaciones sociales en la mágica olla de un nacionalismo bastardo.

  11. Fernando says:

    Concibo estas humildes palabras en el silencio transparente de una vigilia de verano. Las imágenes de las estrellas son la sombra de las ideas.

    Conocer a Antonio García Trevijano

    ??Yo no lo conocía?, le dije con admiración un día de febrero de 1997. Aquél día yo cumplía 40 años y un día. Me regalé el viaje a Madrid para asistir al acto: ??Por la dignidad y la independencia de la Justicia?. Su discurso contenía coherencia, sentido, experiencia, saber… Se comprendía el puzzle. Emocionado me entusiasmé en la platea por la circulación de muchas verdades simultáneas… Las palabras se levantaban del papel y puestas en pie se hacían humanas.
    ??Pues ya me conoces? me respondió usted, al acabar, mientras estrechamos nuestras manos. ??Muchas gracias. Gracias. Gracias.?, le dije yo. Sin más palabras corrí para el avión.
    En el aire pensé en todo lo que le podía haber dicho y no le dije:
    Que lo conocí en la clave… El mundo… Los libros… Los artículos… Los que me faltan. Las conferencias… Internet… Que me conmovían la claridad y contundencia de sus minuciosos análisis. Que compartía la soledad de pensamiento… Que había que dar difusión a sus ideas… Que había que diluir sus densidades para mayor comprensión del público… Que había una deliberada confusión en torno a su persona… Que el aislamiento y la ocultación había que contrarrestarlo con información verídica.
    Muchas fotocopias para que lo leyeran unas y otros a mí alrededor.
    Que estuve en la acción política y sindical a caballo entre mis ideales anarquistas y la ideología marxista, milité en el M.C. (del 75 al 79)… Que desconecté social e ideológicamente en el 83 y me refugie en un calidoscopio propio, un microcosmo condensado… La curiosidad mueve el aprendizaje. El hacer que hace la vida a contracorriente posee un gran encanto por aprender y solo se aprende haciendo. Como consecuencia del uso de la libertad y el orgullo por la excelencia, fui creándome una vocación, un arca, la burbuja donde me hallo. Una espiral que practica la ética del cuidado con lo original auténtico. El sentido crítico nos vuelve creadores. ??Méthodos? significaba camino.
    Como Hölderlin, estoy convencido de que el más alto acto de la Razón, en cuanto que ella abarca todas las ideas, es un acto estético, y de que la verdad y el bien sólo en la belleza están hermanados.
    Y en estas, llegó el avión a mi destino.
    Pasaron los años, tuve ordenador, y mi actividad principal con él ha sido recopilar y ordenar todo lo que ahora luce en su Antología. Ahora cobra sentido. Paso a paso por internet, hemerotecas, redacciones, fotocopias, escáner… Sentí como un deber la divulgación de sus ideas. Yo ya las conocía, las tenía que dar a conocer.
    ??Pues ya me conoces?.
    He compartido su pensamiento independiente, inconformista, rebelde y sincero con mi soledad y con personas con las que hablo en profundidad. Desde hace más de dos años vengo plantando artículos suyos en Internet. He publicado cientos. Un buen día publiqué uno más en Kaosenlared: ??Trevijano los arrasó?. (Las pesquisas de Marcelo) (Estrella Digital) [03.03.2006 10:38] -774 lecturas- 18 comentarios http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=16114. Empezaron a comentar malamente y contraataqué con ??García Trevijano: un clásico con Sánchez Dragó? (librexpresion). ??Las claves de la transición? (Oliver) y el enlace de los vídeos en FD. Como a panal de rica miel acudieron: Sancho, Crítico, Oliver, David, Miguel, Vicente y Juan Seoane que lo conocía . Hay artículos suyos en la sección ??Sobre Trevijano? en la Antología. Y ahí, en Kaos, heraldo de cambios radicales, se produjo una catarsis, la imagen de un mundillo organizándose espontáneamente. Oliver hizo el llamamiento y se produjo el feliz contacto con Juan que nos ha acercado a su intrépida personalidad.
    La eficacia y rapidez de la puesta en marcha de su dinámico blog me ha dejado estupefacto y lo disfruto con pasión de libertad, por dignidad y con orgullo. Sus palabras son semillas de sabiduría para el advenimiento de la
    Buceo allende el ciberespacio buscando novedades ??Trevijano?, dejo notas y envío correos anunciando que AGT ya tiene Blog. Trato de irradiar La República Constitucional en Internet asociada a su persona y soy testigo de la multiplicación de referencias nuevas encontradas…
    Sería muy útil un buscador interno de palabras clave para poder estudiar temas determinados (Libertad Política. Autodeterminación. Nacionalismo. Democracia. República Constitucional… Palabras luminosas que deben quedar resplandecientes en las hojas de un árbol virtual.
    Hace falta una secretaría informática del MCRC. Un equipo de expertos que controle los dominios… Complete su bibliografía, índices onomásticos… Ponga a disposición los impactantes vídeos de sus intervenciones. Ayude a organizar la conquista de la hegemonía cultural en esta ??sociedad cibernética?, canalizando las ideas y las acciones del MCRC.

    El Pathos tiene que ver con un sentimiento que invade el estado de ánimo.
    La Patopeya describe pasiones y afectos.
    Laocrático es el tercio de la sociedad más activo.

    Estas tres palabras griegas me han venido a visitar para finalizar el cuento de este pirata suyo. No sé muy bien si vienen al juego.
    No callo si callo solamente callo si no callo.
    Un fraternal y emocionado saludo republicano. ¡Salud y República!
    P/D
    Como habrá podido comprobar estoy un poco loco.

    “Ya no hay locos, amigos, ya no hay locos. Se murió aquel manchego, aquel estrafalario fantasma del desierto y… ni en España hay locos. Todo el mundo está cuerdo, terrible, monstruosamente cuerdo”. León Felipe

  12. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Mi querido Fernando

    La nobleza de las ideas se comunica a las de sus portadores. Dejan de ser personales. Otros las piensan, las sientes y ya son sus ideas. Aparece la amistad a distancia, la cocomitancia vital entre vidas separadas. La que yo he sentido hacia los creadores, hacia los pensadores que habitan conmigo en la intimidad de mi bibilioteca. Jamás han traicionado la confianza que puse en ellos.

    Siempre pensé que en la humanidad hay mayor porcion de nobleza que de vileza. El drama lo produce el hecho de que ésta se organiza sin necesidad de organizadores. Confluyen los egoismos de la ambición de poder sobre los demas seres que no los padecen. Se organiza el dominio. Y este narcisismo sádico se cubre con ideologías totalitarias que, lejos de responder a una totalidad social, la aplastan en nombre de la nación o de la clase obrera, en nombre de la libertad de mercado o del progreso industrial.

    Al crear el MCRC estoy tratando de que la nobleza se organice ella misma, presente sus credenciales ante el mundo político europeo, empezando por el nuestro, el español. Porque la dignidad personal tiene el derecho y la obligación de cambiar la indignidad tradicional de la politica (desde que se descubrió al final del XVIII que los pueblos pueden liberarse de sus amos), por la dignidad de unas instituciones que inauguren y garanticen en Europa, con la astucia inconsciente de la razón, el reino de la libertad politica, el de la democracia. Quien vive para un ideal, y lo manifista a la sociedad, no siente temor al ridiculo que pueda hacer ante la ignorancia, el escepticismo o la insensibilidad cultural y moral de las clases imperantes.

    Me comunicas la emocion de tu insorbonable amistad a la nobleza de las ideas que he deducido del fracaso de la libertad, de la la pesudolibertad que no supo evitar la tragedia de los totalitarismos, de la que en nuestro caso no quiso salir de la dictadura, de la que no es capaz de reconocer las evidencias de la corrupción congénita del Estado de Partidos, de la Monarquia exclusiva de los Partidos (sustituta del Estado de Partido Unico, su modelo de poder sin control), y, en definitiva, de la que ni siquiera puede concebir que la democracia es posible. Soy yo quien te digo GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

  13. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Segunda respuesta a Fernando

    Todos tus sugerencias son petinentes. Pero yo no domino este medio. Tengo muchos artículos no recogidos en la excelente Aontología que has seleccionado. No sé como incluirlos en ella. La necesidad de una secretaria especializada y de un equipo informático la siento desde el primer día. Pero yo no puedo ocuparme. Sigo ejerciendo la abogacia. ¿Podríais hacerlo vosotros?

    Tu idea platónica (Fedro) sobre la identidad entre verdad y belleza, la he desarrollado, sin caer en platonismo, en un libro que terminé hace unos meses y no encuentra editor. Se titula “De la Modernidad al Modernismo” y subtítula “Ateismo estético,arte del siglo XX”. Creo que es una creación de filosofia estética tan original y penetrante como la que hice de filosofia politica en “Frente a la Gran Mnetira”. En ese libro de arte demuestro dos tesis; el arte ha sido sustituido por artesanía de objeto decorativo; todo lo que triunfa en el mercado capitalista del arte es copia vulgar del no arte inagurado por la revolución bolchevique (Malevich, etc), para representar con un solo color la sociedad sin clases o de una sola clase, mistitificado con el abstracto geométrico de la igualdad del protestantismo holandés (Mondrian, etc). Aquí refuto la falsedad de la tesis orteguiana sobre la deshumanización del arte, con una critica detallada y exhaustiva de los vanguardismos del siglo XX que ha conducido a la inhumanidad del arte actual. Con emoción, siempre
    recordaré tu anterior carta. Hasta pronto.

  14. Sergio Ortega says:

    Buenas tardes a todos:

    Los nacionalismos, y de hecho la creación de naciones, son injustificables de todo punto desde la Historia.

    Las naciones se empezaron a generar históricamente allá por la Guerra de los Cien Años, que enfrentó principalmente a Francia e Inglaterra. En la Península ese proceso no existió, salvo en el caso de Portugal, cuyo sentimiento nacionalista despegó a raíz de los múltiples enfrentamientos que sostuvo contra el Reino de Castilla desde el siglo XIII. Generalmente en la Península lo que se da es la creación de un sentimiento de Cruzada en torno al Cristianismo frente a la presencia musulmana.

    Siempre nos podemos retrotraer históricamente a un punto en el que las naciones o los pueblos (entendidos como pueblos-nación) no existían. Los catalanes no pueden reclamar independencia en base a una supuesta “independencia” arrebatada en el siglo XVIII, al igual que tampoco los vascos ( inexistencia total de un presunto reino vasco, o cualquier existencia de poder). Pero tampoco podemos reclamar históricamente la unidad de España (para empezar, qué es España o desde cuándo existe). No podemos usar la historia para justificar nada. Lo ocurrido, ocurrido está. De ella se debe aprender a no cometer los mismos errores del pasado.

    Actualmente podemos asistir a una de las grandes manipulaciones históricas jamás acomentidas en la historia peninsular. Se habla de la Corona catalano-aragonesa. Cosa interesante que un rey renunciase al título del cual le viene el reino (Aragón) por el de un conde (Barcelona, que no Cataluña). Si le preguntamos un poco a Clio, nos odrá responder que Cataluña no existió. Existieron una serie de señores feudales englobados en la unidad administrativa del Imperio carolingio llamada marca Hispánica que, llegado un momento, se independizaron por debilidad del poder imperial. Falacia por tanto la independencia de Cataluña.

    Vayamos al caso vasco. no hay ningún documento escrito de un supuesto poder “vasco” en la zona. Los primeros se empiezan a emitir allá por el dominio del Reino de Navarra (que hay que tener en cuenta que nunca fue un reino vasco) en la zona, continuando por el dominio de los nobles que se unieron al Reino de Castilla voluntariamente (interesante cuestión esa, ya que se separaron de Navarra y se unieron a Castilla porque esta tenía la Corte más lejos que aquella, con lo cual el control de la zona era menor). De este último periodo podemos destacar a los Lope de Haro, rama fundadora de Bilbao como ciudad. Sí podemos rastrear el poder de clanes o pequeños señores allá por el siglo X. Al parecer el Conde de Castilla Fernán González cometió una ofensa a la familia Vela según cuentan el Romancero, siendo asesinado en venganza posteriormente su nieto García Sánchez. Sí podemos hablar, por tanto, de un poder en la zona (en toda sociedad ha habido siempre poderes locales), pero para nada de un “Estado” o como quiera llamárselo, ni para nada de un reino vasco, siendo infundadas las ínfulas de anexión de Navarra, que sí que ha sido reino.

    Lo mismo nos ocurre con la pretendida “unidad” de España. Para nada podemos hablar de unidad hasta el siglo XV coon los Reyes Católicos, produciéndose entonces una unificación dinástica, no estatal (Castilla y Aragón celebraban Cortes por separado, y tenían instituciones separadas). La unidad estatal vendrá de la mano de Felipe V y de la Guerra de Sucesión. Sí podemos hablar de la idea de una unidad bajo los visigodos que se trató de recuperar durante la reconquista, con la idea de promover, sobre todo en el Reino de León, un Nuevo Imperio Gótico. Pero también si investigamos un poco podemos comprobar que no abía esa pretendida unión en tiempos visigodos. Con el Reino Suevo ocupando lo que es hoy Galicia y el norte de Portugal, con el Imperio Bizantino en el sur y el levante peninsular, y con algunas algaradas vasconas en el Norte, desde luego podemos determinar que esa unidad no es más que uno de los mitos fundacionales de España.

    Todo Estado ha sido establecido en base a mitos. No podemos justificar históricamente ningún poder.

    Hasta pronto

  15. Israel Nava says:

    A don Fernando y don Antonio García – Trevijano:

    Me sorprenden sus comentarios acerca de una secretaría y equipo informático para el MCRC y este blog.

    Obviamente sería algo muy deseable y útil, pero da la impresión de que este soporte, donde ustedes han podido hacer sus cábalas sobre la infraestructura técnica, ha surgido de la nada y no ha estado en constante actualización teniendo en cuenta las condiciones “laborales y económicas” actuales, que dicho sea de paso, son las de un trabajo voluntario y no remunerado.

    Rompo con este comentario mi tono aséptico y tal vez demasiado amable de otras intervenciones para dejar claras unas cuantas cosas que me siento en el deber de decir:

    1.- Conviene recordar quién ha sido “el primer hombre de acción de este movimiento” y de que don Antonio tenga su blog en internet: Oliver del Valle.
    Su apasionado esfuerzo para que don Antonio tuviera un espacio de libre expresión fue contagioso y presté ilusionado mis medios y conocimientos técnicos para hacerlo realidad en la medida de mis posibilidades.
    Ahora con Oliver fuera del MCRC veo este blog y el del movimiento sin el elemento de pasión que me hizo participar en esta iniciativa.
    ?l ya ha expuesto las razones de su abandono, las cuales me parecen muy lógicas y con gran fundamento.

    2.- Todos nos alegramos, y yo el primero, de que don Antonio tenga un blog y nos deleite con sus escritos. Sin embargo que haya tantas “deserciones” iniciales como la de David Serquera y la de Oliver es un mal síntoma y un penoso espectáculo para lo que se supone una iniciativa de congregación de un pensamiento político afín.

    3.- En algunos momentos me resulta hasta embarazoso leer algunos comentarios tan condescendientes con don Antonio. Hay que rendir un gran respeto por alguien al que se admira por lo que escribe, pero creo que muchos de los comentarios sobrepasan el “peloteo” más vergonzoso sin aportar nada en absoluto (ni siquiera debate) a las ideas que nos apasionan. Y además se corre el riesgo a idolatrar alguien que no quiere ni debe ser idolatrado.

    4.- Echo en falta una separación clara de este blog y el del MCRC. Creo entender que el pensamiento político de don Antonio ha sido el origen de esa iniciativa. Repito, el pensamiento político de don Antonio, no don Antonio. Si los miembros del movimiento acuerdan unánimemente algo en contra de la opinión de don Antonio, ¿tendrán que hacer lo mismo que Oliver? Si el movimiento fuera “trevijanista” lo entendería, pero creo que es un movimiento por unas ideas, no por una persona. Esa persona obviamente tendría una voz privilegiada y estaríamos honrados de pedirle consejo, pero de ahí a condicionar, lo veo contraproducente.

    Para terminar, volver a recordarles que los hombres de acción hacemos obras que creemos constructivas, como este blog y el del MCRC. Personalmente me veo identificado con casi todo lo que se escribe aquí, y como quiero que este movimiento prospere tanto como don Antonio, veo necesario publicar este comentario.

    Les invito a que si tienen alguna duda, consulta o sugerencia sobre el funcionamiento de algo que hemos puesto en marcha, me lo comenten directamente. Tal vez les pueda ser de utilidad para orientarles en lo que quieran hacer.

    Y por favor, les ruego que vean este comentario como una aportación vehemente, apasionada, constructiva y con la única rabia de no ver progresos que considero “naturales” en una iniciativa ciudadana.

    Un saludo.

  16. Dalmacio says:

    Sergio Ortega (nº 16) ha apuntado un tema muy interesante para todo esto. El del Estado. En primer lugar esta palabra se usa ambiguaente para todo. No hay Estado propiamente dicho hasta el siglo XVI, como ha mostrado Carl Schmitt (hay formas paraestatales y la formación del Estado tampoco fue súbita).
    En España, Fernando el Católico instituyó la primera forma estatal (paraestatal) en un gran territorio (es lo que más llamaba la atención a Maquiavelo y su amigo Guicciardini), no propiamente un Estado. Además, devino en seguida Imperio. En España, quien “construyó” un Estado más o menos moderno fue Castelar, lo que permitió a la Restauración resistir; pero quien lo construyó como Estado Nacional, no por cierto como Estado-Nación que es el verdadero Estado Moderno (Jouvenel, fue Franco. Es un tema complejo que aquí sólo puedo sugerir, pero muy interesante para lo del nacionalismo (en rigor las oligarquías, subrayado lo de oligarquías, nacionalistas) como apunta Sergio. Estas quieren tener a su servicio una nación y para eso necesitan formas estatales, que prácticamente han conseguido ya a través de las Autonomías. De ahí que reclamen el “soberanismo”. “Dadme un Estado y os daré una nación”, decía Pilsduski

  17. Francisco says:

    En relación con el comentario de Israel Nava, me gustaría saber qué sucede con el soporte informático y las deserciones de gente que ha estado ayudando al principio del proyecto.

    Estoy dispuesto a ayudar en la parte informática, y me gustaría saber los motivos por los que las personas que empezaron este proyecto han decidido dejarlo (por ejemplo, Oliver del Valle). Pido disculpas si está publicado en otra parte del blog, pero no lo he visto.

  18. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Respuesta a Israel

    Despues de nuestra entrevista en Madrid, creía ya aclaradas las cosas que planteas en público. No sabía que Oliver se hubiera ido del MCRC. Lo siento muchísimo, pues su voz traducia la de alguien con experiencia en la lucha frustrada por la libertad. Yo ignoro la causa de su abandono.

    Respecto a las cuestiones que planteas:

    1. Tuve escrito en mi respuesta a Fernando, y lo borré para no alargarme, que la secretaria y el equipo serán necesarios cuando las visitas sean tan numerosas que no pueda atender a todas.

    2. No conozco el proceso de ofrecerme este blog. Mi agradecimiento lo expresé a tí, y a Oliver, David, Fernado y Juan Seone, sin saber la participacion de cada uno. No te mencioné en mi respuesta a Fernando, porque suponía que estabas de acuerdo con él. Pero si no era así, has sido injusto, pues el propio Fernando confiesa estar “estupefacto por la eficacia y rapidez de la puesta en marcha de este bloc”, lo cual implica que no se alaba a sí mismo, y mucho menos a mi que soy ajeno a la cuestión.

    3. Consideras que mis ideas son separables de mi persona, y que si es dignísimo adoptarlas a ellas, no lo sería seguirme a mi, pues se caería en trevijanismo, peloteo bochornoso, condescendencia, como la que ya ves en comentarios que te resulta embarazoso leer. Nadie tiene derecho a vejarte.

    4. Te agradezco que me concedas voz privilegiada en el Movimiento que he fundado junto con vosotros y otras muchas personas con las que estoy ligado desde hace muchísimo tiempo.

    5. Entiendo que la difamacion del PSOE sobre mi acción por la Independencia de Guinea, sea un obstáculo para que ingresen en este MCRC personas que acepten mis ideas pero no mi indeseable persona. Pues si no es a esto a lo que te refieres, no veo el sentido de tu repetida frase: “el origen de esta iniciativa ha sido el pensamiento de D. Antonio, no D. Antonio”. Olvidas que he sido el creador de la idea y de la etiqueta “Movimiento ciudadadano por la Republica Constitucional”, y de su sigla MCRC, idea que ya anuncie en mi conferencia del Ateneo, de acuerdo con el Club Republicano, cuando aun ignoraba vuestra existencia. En mi larga experiencia politica nunca me ha sucedido nada parecido.

    6. Puesto que has dicho en público que mi función en el MCRC debe ser la de aconsejaros si me lo solicitáis, te respondo en público que, a mis años, y con la biografia de sufrimiento moral, físico, familiar y social (carcel, antentados, difamaciones continuas, marginación de los medios editoriales, a causa de mis ideas, que dices admirar), me considero expulsado de un MCRC “cibernético” que no admite mi dirección ni condescendencias con mi persona, y que tu controlas en un blog donde yo no he intervenido.

    7. Considero que debes disculparte ante tantas personas a las que acusas de ser condescendientes (¿sabes lo que significa esta palabra?) con una persona, al parecer necesitada de condescendencia.

    8. Como creo que no eres consciente del alcance de tus palabras, pero que eres sincero y leal a mis ideas sobre unidad de España, libertad politica, democracia y Republica Constitucional, te ruego en nombre de esas nobles ideas, que me instruyas con urgencia en la edición de mi blog, y me comuniques los gastos que te haya ocasionado su apertura, para librarte cuanto antes del bochorno que te causan los elogios a mi biografía política o a la capacidad de mi pensamiento.

    9. Comprenderáss que si Franco no pudo jubilarme de la acción, ni la Monarquía, con todos los partidos estatales y medios de comunicacion, tampoco, no lo va a lograr un joven que admira las ideas de libertad pero no a la persona que las crea, tal vez por falta de seguridad moral en sí mismo o por miedo al culto de mi personalidad, que soy el primero en no admitir. Me permito recordarte que, al decir de un gran prensador, no hay mayor mezquindad que la expresada en la moderación del elogio a una persona digna de grandeza. Tengo la seguridad de que a mi muerte, personas como tu me ensalzarán más de lo que mi vida ha merecido. Ya no estorbaré las ambiciones de poder o las vanidades sociales con mis ideas.

    10. Continuaré al frente de la acción politica de cuantos quieran participar en la conquista colectiva de la libertad política, sin que oscuros complejos de inferioridad rechacen mi dirección personal. Jamas ha triunfado un movimiento político sin cabeza. Acuérdate del mayo francés.

    11. En la Asamblea fundadora del MCRC no habrá discusión sobre sus fines, aceptados por cada miembro que ingrese. El debate se limitará a la estructura orgánica para que no se covierta en un partido; a la tactica adecuada a la coyuntura; al nombramiento de Presidente y de Comisión permanente de coordinacion y al compromiso de disolverse cuando se refrende la Constitución de la RC. Del mismo modo que David ha anunciado su asistencia, espero que tambien lo haga Oliver. Sería lamentable que tu no asistieras.

    Nunca olvidaré mi deber de gratitud hacia Oliver y David. Te ruego que aceptes mis felicitaciones por el gran trabajo que has desarrolado en la edicion de mi blog. Donde dije hace poco que en politica las discrepacnias personales siempre son ideologicas. Y yo adivino la diferencia que nos separa. Te saluda un hombre de acción que jamás ha sido desleal, y te aseguro que bajo mi direccion indicutida el MCRC triunfará.

  19. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Respuesta a Francisco

    Ignoro los motivos del comentario de Israel, no puedo atribuirlos a puro infantilismo. Está en su derecho de expresar con libertad sus opiniones, pero no puede ofender a los que no piensan como él. Agradezco tu ofrecimiento de ayudar en la parte informatica y lo acepto. Esperaré a que Israel me envíe el manual que me prometió para que yo mismo haga la edición de mi blog. Debes llamarme al teléfono 91.5620440. Gracias por tu prontitud en ofrecerme ayuda en este momento. Con amistad y reconocimiento.

  20. Rafael A. says:

    Me atrevo a intervenir, aunque sintiéndome aco..ngojado ante la categoría de los participantes, para expresaros, a todos, mi agradecimiento por tener este debate sobre vuestras diferencias en público, con lo que nos permite a los demás estar al tanto.

    Y una petición. Por favor, creo que no se debe llamar deserciones a las separaciones, de momento, de Oliver y Linus, a los que deseo una pronta reincorporación a la vista de la honradez de los participàntes.

  21. Arturo says:

    Mi más sincero deseo de que se solventen estas sencillas diferencias y, con un saludable espíritu de crítica constructiva, diálogo y comprensión demos oportunidad al fortalecimiento del MCRC.

  22. J.I says:

    “y te aseguro que bajo mi direccion indicutida el MCRC triunfará.”

    Esperemos que sólo sea “indiscutida” y no “indiscutible”.

  23. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Arturo

    He repetido en todas las ocasiones donde surgen divergencias, que las diferencias personales siempre son, en la política, pretextos artificiales o inconscientes para no dejar traslucir que son producidas por motivos exclusivamente ideológicos. No hay pues que dar importancia a los que separan coherentemente del MCRC por creer que la democracia puede lograrse por via de reforma de la monarquia. Así lo dice la correspondencia entre Oliver y Linus, que aparece en los comentarios a la lista de miembros en el blog del M.C.R.C. Tambien sería muy chocante que sean miembros de nuestro movimiento político los que defienden la pena de muerte. Pues aunque no esté en los objeticos del MCRC se trata de un principio de orden moral. Por otra, parte Israel es un joven muy generoso, que seguirá ayudándonos de manera desinteresada en la difusión de la Republica Constitucional por las redes de Internet.

  24. Antonio Garcia-Trevijano says:

    A J.I

    En efecto, he dicho a conciencia “indiscutida”, y no indiscutible. En la Asamblea fundadora, la libertad de expresión introducirá el necesario debate sobre quien debe ser el Presidente y los miembros de la Comisión coordinadora que asuman la responsabilidad de dirigir y coordinar la acción exclusivamente politica del MCRC.

  25. Israel Nava says:

    Tras una conversación telefónica con don Antonio, llego a las siguientes conclusiones:

    1.- ?l se ha sentido obligado a contestar de forma hiriente a mi comentario, que trataba de ser vehemente pero para nada irrespetuoso. No he querido actuar “en caliente” y la llamada telefónica ha sido un pequeño bálsamo.

    2.- Nadie de buena fe puede negar que compartimos los fines que emanan de sus escritos y que inspiran al MCRC, pero en absoluto comparto el rumbo ni las técnicas que se están adoptando para llevar este movimiento a cabo. Tal vez sea por propia ignorancia e inexperiencia, pero yo deseo, como muchos otros participantes, una salida a este régimen plagado de corrupción y podredumbre política. Simplemente siento que ésta no es la forma de hacerlo, pero ya hay quien define los pasos a dar, y no seré yo quien entorpezca.

    3.- Don Antonio me ha dado a entender que he podido enfadar a algunos visitantes que ensalzan su figura llamándolos “pelotas”. Si alguien se ha sentido ofendido pido disculpas, pero soy partidario de la admiración por las ideas y del respeto a quien las propaga. Y como hemos coincidido, es tan peligroso difamar a una persona como idolatrarla en demasía.

    4.- Seguiré aportando mi ayuda y soporte a este blog y al del MCRC como hasta ahora, pero dejaré de comentar en ambos salvo en caso de extrema gravedad. También me aparto del MCRC para poder disfrutar de las ideas aquí reflejadas sin traicionarme a mi mismo y de paso no empañar o dañar un movimiento que espero tenga futuro.

    Un saludo a todos y suerte con su iniciativa.

  26. Isabel says:

    Dice en su artículo que si alguien duda de que la voluntad de rechazar la autodeterminación es inquebrantable en la derecha, lea un artículo suyo al respecto en La Razón.

    En los corrompidos por el poder no, pero hay gente decente, al menos así me pareció reconocerlo al leer el artículo de tribuna libre de El Mundo de Antonio Basagoiti (22Junio)

  27. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querida Isabel, es evidente que solo me refiero a los jefes del partido españolista y a los directores de medios de comunicación. Si no pensara que todo la derecha social y económica, sin demagogia de progresismo o de liberalisimo talante, no habría impulsado la creación de este movimiento politico, que responde a las exigencias de toda la sociedad civil española, incuida la conciencia de izquierdas no representada por ningun partido estatal.

  28. Francisco says:

    A Antonio García-Trevijano:

    He intentado llamar al teléfono que pones en el comentario (915620440), pero me da el mensaje “Teléfonica informa que no existe ninguna línea con esta numeración”. Me imagino que hay algún error. Si quieres, envíame el teléfono a mi correo electrónico:

    paquibena(aquívalaarroba)yahoo.es

    (uso ese formato para evitar los bots que recogen direcciones de correo para envíar SPAM -correo basura-).

    Animos a Israel Nava, con quien he intercambiado correos, y saludos a todos los que leemos este blog, que espero que seamos cada vez más.

  29. Arturo says:

    Disculpad si me atrevo a establecer objetivo táctico primordial el fortalecer éste MCRC en su adolescente estado de influencia sobre la ciudadanía.

    Un algo pesimista sentido común me señala que una gran parte de la población está predispuesta a favor del Sistema, merced a una serie de consideraciones (narcosis consumista, complicidad en su corrupción, poder mediático, etc.), y que sólo podemos alcanzar a despertar y movilizar a un conjunto de ciudadanos que actúen de mensajeros.

    A lo largo de mi peregrinaje vital, en el que he perdido bastantes compañeros a causa de discrepancias ideológicas, sí que he aprendido ésta sentencia ??No pretendo que me deis totalmente la razón, pero, al menos hacedme algo de caso?. Y de lo que se trata es de transmitir la tremenda farsa que sustenta éste régimen, intuida por muchos pero no suficientemente aleccionadora.

    Demos los pasos en esa dirección.

  30. Linus says:

    Por alusión.

    Estoy sorprendido por la falta de capacidad de entendimiento de tan ilustres personalidades.

    En ningún momento he sido faborable claramente a la continuidad de la monarquía. Es más, he manifestado, y esta vez si claramente, mi preferencia (preferencia, no imposición absoluta) por una ruptura, pero basar toda un movimiento en este concepto sin pensar en la cantidad de ciudadanía válida que piense también en otra opción, aunque sólo sea como estratégia alternativa.

    Peor todavía con la pena de muerte, ni Oliver ni yo nos hemos manifestado a favor. Atentos a lo siguiente: decimos que es la sociedad quien lo tiene que decir y decidir, así como muchas otras cosas … y no el Sr. Trevijano, que las dá como preceptos inmutables. Así de simple.

    un saludo

  31. Linus says:

    Por cierto … gracias Rafael

    Es verdad que no he desertado de la búsqueda de un sistema democrático y justo

    un saludo

  32. Crítico says:

    El movimiento psicoanalista de principios del siglo XX generó innumerables discrepancias entre sus miembros. Dichas disputas dieron lugar a expulsiones y a renuncias. Era lógico: una corriente científica nueva, moderna y revolucionaria debía esperar años para poder ser vista como CIENCIA. Pero Freud y el psicoanálisis ya están ligados para siempre. Y sin Freud no hubiera existido esa corriente médica tan subversiva.
    En Política se dispone de menos tiempo y, por ello, debemos esforzarnos en no ser vanidosos (YO, EL PRIMERO) para llegar al objetivo común de todos. Pero es justo admitir que las ideas políticas vertidas en este blog son de García Trevijano, y el que lo quiera ver que lo vea; y el MCRC no tendría sentido sin su figura. (No sólo sin sus pensamentos, su persona es imprescindible).
    Este comentario no es una intervención política: es una muestra de lealtad hacia tí, mi querido Antonio, amigo mío.

  33. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Gracias. querido Critico

    No he advertido en mis seguidores signo alguno de culto a mi personalidad. Carente de sentido, en mi caso, porque este culto patológico lo producen dos patologias: el miedo a un jefe absoluto (Stalin) o la esperanza de recibir prebendas de un jefecillo corrompido (Felipe González).

    El carisma, en sentido weberiano,es otra cosa. Se tiene o no se tiene. Son los demáss los que lo ven. Pero no lo crea ni es efecto de la adulación. Jamás me he sentido adulado. Todo lo más, compadecido en mis situaciones de infortunio, y compensado en mis pocas ocasiones de brillo intelectual o político.

    Tengo el sufiente pudor para guardar silencio cuando se me elogia en mi presencia. Pues negar el motivo o la proporción del elogio, para parecer modesto, es tanto como pedir que se me continue alabando con mayor contundencia. Ademas, si yo amo a todos los que admiro, no puedo esperar que me amen todos los que me admiran. Pues donde tengo más admiradores es en el campo de mis adversarios. Es cierto, que le dije a Israel: “temo tanto el daño de la difamacion como el de la la alabanza malévola, por excesiva o irónica”.

    En fin, tu cita de Freud, de quíen apredí a escribir cuestiones complejas con sencillez y sin erudición, me parece muy atinada. Las críticas inoportunas a quines me apoyan por lealtad o por la excelencia que ven en mi obra y acciones, inseparables de mi personalidad, las analizó muy bien el fundador de la psicologia del inconsciente. En mi caso, por cada elogio que recibo en sitios recónditos, hay miles de malidicencias de gran audiencia que tratan de apagar los ecos de la única voz a la que teme el sistema, no tanto por mis ideas a las que desprecian, como por mi capacidad de organizacion y de comunicar valor a la disidencia. Gracias y mil veces gracias, por no tolerar que dentro del MCRC se me acuse de narciso o dogmatico, en princios constituivos del MCRC, como el de que un verdadero demócrata no puede caer en el infantilismo de creer que se pueda llegar a la democracia con la simple reforma de la Monarquía de Partidos estatales. Si alguien dice que se debe intentar como alternativa a la ruptura de la Monarquía, es un infiltrado del sistema monarquico en nuestro movimiento. Nadie debe responderle.

    Señores comentaristas, la democracia solo está en la Republica Constitucional. Todos los miembros de este movimiento político, únicamente politico, ¡¡Somos y siempre seremos republicanos!! Gracias, amigo, con millonarios sentimientos de gratitud, por tu ejemplar declaración de lealtad a mi persona. La que esperaré siempre del Movimiento Ciudadano que he tenido la dicha de fundar para el tercio laocrático de la sociedad española. Hasta muy pronto.

  34. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Mi apreciado y respetado Arturo

    Comprendo muy bien lo que dices. Pero, en momentos críticos, no se debe perder tiempo en convencer a nadie. Hay millones de españoles conscientes de que esto no es una democracia y de que el régimen monarquico es irreformable. Ellos son nuestro caudal de captacion. Hay muchos miles de republicanos que ignoran lo que es la Republica Constitucional, como solución a los nacionalismos separatistas y a la corrompida partitocracia, ellos son nuestro primer objetivo. Primero la unidad de los republicanos en el MCRC. Ensegida, la movilizacion de los españoles que no han tenido o han perdido la confianza en la corrompida Monarquía de los Partidos estatales.

    Nuestra tarea no debe ser la de convencer, sino la de organizar a los convencidos. No la de predicar la nobleza y la honestad del civismo republicano, sino la de organizar la nobleza y la honestidad. Gracias, Arturo, por dar ocasion a que defina con sencillez la cuestión tactica del MCRC.

  35. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Segunda Respuesta a Arturo

    Aquí estas legitimado, como excelente escritor argentino, residente en España, a denuciar la corrupcion de la Real Academia de la Lenguna, su dependencia de la cultura literaria promovida por el periodico monarquico de la Transicion (EL PAIS). A este blog, que cuidará la expresion estetica de la nueva cultura de la Republica Constitucional, debes traer tu campaña contra el ya decidido nombramiento de Académico, junto al vulgar escritor Cebrian, del peor de los novelistas de esta generacion, el casi anafalbeto gramatical, con “sendas ambas manos”, el hijo del alumno de Ortega, Julian Marias, llamado Javier. Será divertido que en breves párrafos lo retrates. Yo mismo escribiré aquí un articulo para dar a conocer el extraordinario libro de Garcia Viño (a quien también invito a participar en este blog), que he tenido el honor de prologar, titulado “EL PAÍS, LA CULTURA COMO NEGOCIO” (Edit. TXALAPARTA, mayo 2006). Hasta pronto.

  36. pepe fernández says:

    En primer lugar me parece muy bien que aparezcan opiniones discrepantes pero mejor que el Sr Antonio García Trevijano las permita.

    El triunfo de la ciencia ha venido precisamente del rechazo al poder la autoridad, que no del experto, cuidado con esto, y sobre todo de la admisión de la crítica siempre apoyada en hechos.

    En mi opinión el Sr D. Antonio García Trevijano es uno de los más sobresalientes científicos políticos que ha dado la historia de nuestro país,comparable a un Fernando de Vitoria, Suárez o Jovellanos. Espero que no se me acuse de pelota ya que tengo razones de peso para demostrarlo. La obra de D. Antonio García Trevijano aporta primero una riquísima taxonomía política y segundo, una original teoría científica del poder que basandose en una abundante historiografia explica con bastante exactitud el fénomeno y su evolución. La erudición de Don Antonio ademas le permite elaborar un estilo dialéctico muy efectivo cuando discute otras teorías políticas alternativas.

    Creo que reconocer el genio del Sr Trevijano en vida no se puede confundir con adulación, condescencia ni peloteo, las cosas son como son.

    Concluyendo, El Sr Trevijano, en mi opinión, debe ser el líder del MCRC, primero por ser un estudioso de primerísima línea sobre la política -poder de experto-, segundo por su larga experiencia en la lucha a favor de la democracia en su unico sentido posible, la República Constitucional – poder de la experiencia-y tercero por su honestidad y coherencia intelectual y moral a favor de esta idea -poder del prestigio.

    Por estas razones estoy de acuerdo en que el liderazgo del Sr Antonio García Trevijano nos da la mayor probabilidad posible, por ahora, de lograr el objetivo propuesto por el MCRC.

    con lealtad y respeto a ti Antonio, recibe mi más afectuoso saludo republicano.

  37. Clandestino says:

    “Nuestra tarea no debe ser la de convencer, sino la de organizar a los convencidos”.

    Así leído tal cual, no suena muy alentador. Poco cálido y bastante distante y alejado idioma por parte de alguien que parece más afanado por la “materia prima” de fácil obtención, que por la “producción propia” de confianza y calidad garantizada.

    “Coger los que ya sirve sin desperdiciar tiempo ni recursos en preparar a otros menos hechos”. Espero que no los marquen como a reses.

    Siempre creí que la principal misión, de cualquier organización que promociona un proyecto cuyo éxito depende de la implicación de terceras personas, en él, debe ser la de convencer. Pero no convencer como el que vende lavadoras, sino convencer como el que lo siente en su piel con el agrado y el placer que produce la brisa fresca y limpia de las madrugadas veraniegas. Algo que no se puede dar porque el “convencido” ya posee, como su derecho a legítima defensa, pero que el no “convencido” tiene derecho a compartir en conocimiento y conciencia. Es el no convencido el que necesita su proyecto. El convencido nunca aceptará sus métodos.

    No creo que nadie que busque la posibilidad de consolidar sus derechos lo haga a través de una organización que necesite a convencidos, para organizarlos, y que ni siquiera se moleste en convencer, en lugar de concienciar compartiendo ideas y objetivos, compartiendo y sumándose a un proyecto común en una organización común.

    No creo que nigún “convencido”, de lo que quiere y de sus metas, esté en una estantería esperando que llegue alguien y lo “organice”. Para eso ya están los partidos, los nacionalistas y alcaldías llenas de sobrecogedores.

    Decir que es un gran escritor y periodista, experto en política, no es darle coba en absoluto, sino expresar una realidad objetiva. Pero como político en ejercicio me temo que será un rotundo fracasado, en cuanto que pretende solucionar un problema, político, utilizando los mismos métodos y modos que lo sostiene.

    Le deseo suerte y ojalá me equivoque, porque soy un “convencido” de que el proyecto merece triunfar.

    Pena que no me guste que me organicen.

    Saludos

  38. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Pepe Fernandez.

    Ya percibí desde tus primeros comentarios tu cultura y hábito de precisión. Ma agrada que me compares con Suárez, el neotomista fundador de la escuela de los coimbreses, porque tambien es granadino. Admiro a Francisco de Vitoria, como fundador nada menos que del Derecho Internacional. Pero de los españoles que han creado algo de valor universal (Raimundo Lulio, Luis Vives, Miguel Servet, Suarez, Molina, Vitoria, y en menor escala, Gracian y Feijo) excluyo a Jovellanos, pese a su calidad, pues su pensamiento liberal no es genuino.

    Creo haber creado dos obras trascendentes. “Frente a la Gran Mentira”), define por vez primera lo que es libertad politica y lo que es democracia, como forma de gobierno en garatía de esa libertad (Teoría pura de la demcracia). Tanto Dalmacio Negro, como Albiac, Gustavo Villapalos y Martin-Miguel, dieron cuenta en público de la importancia histórica de mi creación. Y recientemente tambien lo ha hecho Puente Ojea.

    La otra obra sin publicar, de estética y critica de arte, creo que está llamada a descubrir las razones de una epoca negativa del arte: “De la Modernidad al Modernismo. Ateismo estético. Arte del siglo XX”.

    Tal vez me equivoque, como se equivocó David Hume sobre la aceptacion de su filosofia. Pero cuando deje de ser un peligro, es decir, cuando muera, estas dos obras probablemente serán mas conocidas en el mundo culto que la Rebelion de las Masas. La obra de Ortega sobre politica y arte es indocumentada, falsa y reaccionaria. Mi filosofo español es Jorge Santayana, formado en los EEUU. No es sistematico, pero llega al corazón. Y pese a la universalidad de mi formacion, mis dos obras principales, y mi vision de la politica y del arte derivan del idealismo de un andaluz realista, incapaz de abandonar el sentido comun y de entrar en lo que no es genuino.

    Nunca antes había hecho confesiones de este tipo. Pero lo hago en señal de agradecimiento a vuestra consideración. Con mi emocionada amistad.

  39. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    A los Académicos, como jerarcas prelaticios, se les nombra por cooptación, y no por el juicio de la opinión pública. Te lo aseguro, Antonio: si se democratizase la Academia, participando el pueblo en el nombramiento de los académicos, los académicos serían aún mucho peores, terriblemente peores, que ya es decir. No sabes tú adónde podríamos llegar.Yo estoy a favor del sistema de cooptación en la Academia, en cuanto que es el que mejor favorece a los resultados técnicos del asunto, y sólo añadiría un férreo control de neutralidad, que impidiera nombrar a los académicos en función de corrientes políticas o de corrientes mediáticas. En general, la Academia española, si exceptuamos algunos lunares, es una institución respetable, prácticamente de las pocas instituciones respetables que le quedan a la España de Zapatero. A mí personalmene Javier Marías no me gusta porque no me interesa nada posterior a la Novela griega y bizantina – me gustaba más su padre -, pero como lector voraz que soy de novelas para la playa -de ese pelaje son todas las novelas que en España hoy se publican – Javier Marías está por encima como puro fabulador de otros muchos “narradores” que también escriben en periódico que tú y yo también conocemos. Es que la orilla opuesta a Javier Marías también apesta. No nos pongamos a evaluar porque aquí no se salva nadie. Y en relación a lo que hay, el nivel de la Academia es óptimo, muy por encima de la sociedad de la que se egresa. Saludos

  40. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Respueta a Clandestino

    Vd complica lo que es simple. Este MCRC no es una escuela ni un seminario de enseñanaza de mis ideas racionales. No es concebible que nadie inteligente organize un movimiento politico para convecer a masas sin formación, pero con sensibilidad, de la necesidad racional de sustituir la Monarquía de Partidos por una Republica Constitucional, que ni siquiera la clase intelectual intuye lo que es.

    Dada la disolución de la conciencia nacional y el grado de corrupción que la Partitocracia introduce en todas las instituciones (dos hechos visibles para los que no están corrompidos y no son atrasados mentales), lo urgente es la organizacion de los convencidos por la evidencia de los hechos y no por los dicursos de la razon. Si Vd cree que intento lo fácil, hágalo con sus conocidos y verá su fracaso.

    Vd no sabe lo que es accion publica, y mucho menos lo que es libertad política. Yo podría ser un buen escritor y un pesimo hombre de acción. Pero no es el caso. Nadie en España tiene la experiencia que yo tengo de la accion colectiva y de la organizacion politica. Gracias a esa capacidad pude consegir lo que antes nadie pudo; la unidad de la oposición a la dictadura. Puse en pie centenares de Juntas por toda España. Mi trabajo no era convencer a nadie, sino organizar a los convencidoss. Lo que yo aportaba era la tactica organizativa y el contagio del valor. La situacion no es ahora la misma. Las masas creen que esto es democracia y que no hay alternativa. Por eso, unas minorías conscientes (durante años han meditado y hechas suyas las ideas que desgranaba en television, prensa, publicaciones, conferencias), presentará en toda España los puntos esenciales de la RC, de facil comprensión.

    Para que Vd se entere de una vez, trato de organizar a los convencidos de que la nobleza y la honradez es más numerosa que la vileza y la corrupción. Y trato de convencerlos de que esa organización, aunque no se haya intentado antes, es posible. La politica se mueve por sentimientos. Y el MCRC trata de organizar los sentimientos nobles, contra la tradicion de los partidos que aglutinan sentimientos de conquista de pedazitos de poder iluso. Si lo que Vd dice tuviera fundamento se necesitaria mas de un siglo, y no se lograria, para convencer a los votantes de partidos corrompidos de que ellos son los culpables de la corrupción partitocrática. En fin amigo, comente aquí lo que quiera y lo leeré con gusto, pero no me de consejos sobre la accion. Eso se debatirá en la Asamblea fundadora del MCRC, participe en ella y podrá opinar entonces. Gracias por su provocación.

  41. Froilancito says:

    Sin duda, Jorge Santayana es una de las grandes joyas olvidadas en nuestro país. ¡Cuánto puede disfrutar uno leyéndolo! Don Antonio, comparto su opinión sobre la obra política de Ortega (aunque hay otras obras suyas muy meritorias, como “Meditación de la técnica”, tan o más importantes que las de Heidegger sobre el particular). Ortega fue, sin duda, un gran forjador de “eslóganes filosóficos” (y esto tiene un valor relativo). Escribía muy bien, pero lo malo es que lo tenía demasiado creído, y a veces se pasaba en su estilo… Por otro lado, no creo que Gracián y Feijoo estén por debajo de los otros, porque la frescura y vitalidad de su pensamiento y de su escritura compensan sus déficits de rigor y sistematicidad.
    Un saludo de su amigo Froilancito, siempre revoltoso.

  42. Clandestino says:

    Vamos a ver Sr. García Trevijano.

    Me parece apreciar una puntita de mal genio. Cuando se publican escritos en un medio público hay que estar dispuesto a aceptar las críticas, con cierta “elegancia”. No parece esa la actitud ideal de alguien que pretende liderar un movimiento político que presume de democrático. Falta mesura y diálogo flexible y paciente. Sobra agresividad y prepotencia.

    Si estuviera convencido de que una escuela o un seminario es una opción para salir del pozo de lodos hediondos en el que nos metieron nuestra casta política, no dude que se la habría propuesto.

    No es necesario que me descalifique por nada puesto que no presumo de nada. Las ironías son suyas y las pone Vd. Mis ignorancias y carencias son tantas que me agobian. Simplemente expongo mi pensamiento, subjetivamente, el cual, tras su “ofensiva”, mantengo intacto. En ningún momento pretendo provocar ni dar lecciones de nada, menos aún a alguien que lo sabe todo y que, desde una postura “indiscutiblemente democrática”, no admite que nadie le contradiga. ¿Es esa la línea madre de su proyecto? ¿No le suena familiar?

    Quise decirle y le digo, que si no se baja del pedestal y comparte el proyecto, como mortal, con el resto de mortales, fracasará. Fracasará porque, si no lo hace, solo será un proyecto más engendrado del radicalismo prepotente e innoblemente antidemocrático, como los que pretende erradicar. Para liderar un movimiento democrático hay que ser demócrata. Nada que ver con el diseño, impresión y reparto de octavillas, en Fuenlabrada o en la Casa de Campo. Olvídese de sus correrías clandestinas, aunque fueran abundantes y muy eficaces. Ya no es un guerrillero. Lo de ahora es civismo, diplomacia, corrección y fusión con una sociedad que no volverá a regalar su confianza al primer postor. Lleva razón cuando dice que la política son sentimientos. Tendrá que “convencer” y ganarse la confianza. Sino, perderá.

    Si repasa su respuesta hay clara y evidente alguna contradicción, donde rebatiendo mi comentario, lo confirma.

    “Las masas creen que esto es democracia y que no hay alternativa”.

    A esos me refiero cuando hablo de los no convencidos. Es a esos a los que hay que abrir los ojos y convencer, concienciándolos, de la necesidad de rebelarse contra un poder totalitario y corrupto. No a los “cerriles” que votan sistemáticamente a unas siglas ignorando lo que supone y lo que hacen con ellas. Naturalmente para convencerlos hay que llegarles con algo mucho mejor que lo recibido hasta ahora. Quizas con respeto a sus derechos y transparencia en el proyecto. A eso me refiero cuando hablo de vender lavadoras.

    Ahí tiene a sus bases y a su futuro electorado. Los necesita. Si cree en su propio proyecto, tendrá que trabajar para ellos hasta convencerlos.

    “…trato de organizar a los convencidos de que la nobleza y la honradez es más numerosa que la vileza y la corrupción. Y trato de convencerlos de que esa organización, aunque no se haya intentado antes, es posible…”.

    Trata de organizar a los convencidos e inmediatamente habla de que trata de convencerlos. ¿Como los convencerá? ¿Restregando su superioridad, elevándose sobre la masa “estúpida” que no se dá cuenta de que Vd. es su salvador? ¿O departirá junto a ellos, al nivel de ellos, las prebendas democráticas constatando que, aunque somos diferentes, nadie es mas que nadie ante la ley, siendo la igualdad indiscriminable uno de los pilares de la ley del estado de derecho?

    Naturalmente. Es de suponer que la nobleza y la honradez es mas numerosa que la razón. De lo contrario estaría en un imparable proceso de extinción, como sociedad cívica.

    Gracias por su invitación a la asamblea. No iré. Como muy bien ha supuesto, no doy el nivel para formar parte de su club.

    Aunque le parezca tonto soy feliz en mi insignificante ignorancia. No tengo ninguna intención de medrar.

    Ha sido un placer. Suerte.

    Saludos cordiales.

  43. Clandestino says:

    Errata.

    Donde dice:

    “Naturalmente. Es de suponer que la nobleza y la honradez es mas numerosa que la razón”

    Debe decir:

    “Naturalmente. Es de suponer que la nobleza y la honradez es mas numerosa que la vileza”

  44. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Respuesta a Clandestino

    Lamnto darle la imprensión de lo que no soy. Pero ha de saber que no busco ningun electorado. No tengo la menor vocacion de poder. Vd comenzó a ofenderme con lo de marcar reses. Y nunca he dejado una ofensa sin responder. He repetido que solo estoy ofreciendo un movimiento al tercio laocratico de la sociedad, el que no vota o se ha desengañado de votar, para que él mismo se organice en torno a mis ideas. Vd me habla con la impunidad del anonimato. Lo que yo propugno esta explicado en todos mis publicaciones. Quien tenga preocupación por la politica ahi puede ser convencido. Pero Vd no qiere dialogar. Extrae una breve frase de un breve texto, para desahogar su impotencia creadora sacándole punta con mala fe intelectual, cuando solo era una forma literaria de hacerme entender. Llevo casi 30 años tratando de convencer. Ahora ha llegado el momento de la accion. Parodiendo a Pascal, le digo que la cobardía siempre encuentra razones que la razon no comprende. Siga Vd en su torrecita de marfil. Mi llamada a la accion está dirigida a personas valerosas, si prejuicios intelctualoides y con buena fe mental. Adios.

  45. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Respuesta a Froilancito

    Conozco y aprecio las obras completas de Ortega. No no solo es el escritor mas brillante de su tiempo, a pesar del abuso de la retórica, sino tambien el mas culto. De momento me he limitado a decir la verdad sobre su frívola idea de la politica y del arte. Yo solo admiro las creaciones originales. Y Ortega no es creador. Incluso su famoso “yo soy yo y mis circunstancias” no es suyo. Lo copió, sin decirlo, de Max Stirner. La vanidad de Ortega era tan patológica que llegá a decir (Encuentros de Ginebra) que Heissenberg y Heiddeguer se habían inspirado en él. Como era de esperar fue ridiculizado por los grandes iuntelectuales europeos que intervinieron en el debate posterior a suconferencia. Pero en su obra hay ideas muy sugestivas y la Rebelion de las masas es muy importante. Con su divulgación de la filosofía alemna elevó el nivel de los intelectuales españoles. Lo peor no es Ortega, ya quisieramos tener varios pensadores de su talla, sino el orteguismo, la beatería con la que se le trata.

    Me encantan, Froilancito, tus amenas visitas.

  46. Visitante says:

    “Lo peor no es Ortega, ya quisieramos tener varios pensadores de su talla, sino el orteguismo, la beatería con la que se le trata.”

    Creo que más de uno podríamos afirmar que lo peor no son las ínfulas mesiánicas del Sr Trevijano sino el trevijanismo y la beateria con la que se le trata

    Propicios dias.

  47. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Respuesta a Visitante

    La diferencia, la falta de cortesía de quien entra de visita en una casa de puertas abiertas, está en que el ortegismo es la doctrina oficial de la cultura oligárquica de esta Monarquía de Partidos (EL PAIS); de la cultura nacionalista de España como proyecto sugestivo de vida en comun, que han hecho suya los nacionalismos separatistas; de la cultura de la corrupcion inexorable de la politica ideal (Mirabeau o el politico); mientras que, en el caso de existir, el trevijanismo representaría la cultura de la resistencia de la dignidad a la dictadura y la partitocracia, la cultura de lo sepultado por la gran mentira de la Transición, la cultura de la valentía que, con sus acciones, y no con teorías ni doctrinas, ridiculiza el miedo tradicional y el arribismo de la clase intelectual española, en fin, la cultura reprimida que busca la minoría de democratas fuera de las universidades, academias o instituciones, donde brilla el ortegismo.

    Es simplemente ridiculo que el compromiso de mi vida y de mi obra con la libertad politica, pueda ser comparable con el snobismo social y aristocratismo de la filosofia de Ortega. Y en todo caso, la sola idea del trevijanismo (admisible como simplificacion popular de un ideal politico) no se puede deducir del carácter autocrítico de mi obra intelectual. Es positivo decir kantismo, marxismo o leninismo, pero no orteguismo. Mi obra no es trevijanista. Mi vida tampoco. Si mis partidarios politicos se consideren trevijanistas, yo no lo fomento. Adios.

  48. Roberto Ortiz says:

    Quiero expresar mi desazón por el cambio de tono que se aprecia en el intercambio de mensajes de los últimos días.
    Del debate de ideas y proyectos se ha pasado a la revisión pormenorizada de los mensajes de Don Antonio, a la búsqueda de la palabra que pueda contener una doble intención no declarada.
    No comprendo qué se pretende con ello. Para mí, que he esperado durante años la oportunidad del reencuentro con las ideas de García-Trevijano, no tiene sentido apartarse de la senda propuesta por Don Antonio: presentación del MCRC, difusión del ideario del MCRC, asamblea del MCRC.
    No veo personalismo ni trevijanismo más allá del que nos ha impulsado a todos nosotros a entrar en el blog: hemos buscado al hombre y a sus ideas, inseparable el uno de las otras. Y en todas las líneas que ha escrito hasta ahora, no intuyo el menor deseo de notoriedad y sí en cambio la pasión por la acción política.
    Espero que nadie me tache de “peloteo”. Sólo escribo este mensaje para que se reconduzca el rumbo del blog.

  49. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Roberto

    Ya me advirtieron de que cuando este blog adquiriera fuerza, los enemigos de la libertad entrarian en él para bloquearlo o desvirtuarlo. Ya se produjo el día 6 de junio una extraña invasion de visitantes (más de 5000), sin que ningun técnico haya encontrado la causa. Ahora tratan de atacar a mi persona. Unas veces desde dentro, otras desde fuera (clandestino y visitante). Pero ninguno tiene talla mental para argumentar con lógica, o con simple veracidad. No perderé la calma, ni me desviaré del camnino. Me quitare de encima las moscardas con gesto rápido. Nuestra tarea la has resumido bien: presentación, difusion y Asamblea fundadora del MCRC.

  50. Miguel Sanchez says:

    Estimado Don Antonio.

    Es inevitable que las ideas que se separan lo más minimo de los “mass media” se vean acosadas desde el exterior.

    No deberíamos darle importancia a un aumento de visitas, pues es bien sabido que en cuanto un blog sale referenciado en algun portal importante suele sufrir una “avalancha”.

    Sin embargo me produce más inquietud que sean acosadas desde dentro. ¿Cree usted que algun desencantado desea volverse en contra suya?.

    Un Abrazo afectuoso.

  51. Vicente Carreño Carlos says:

    Amigos y amigas:
    Comparto en su totalidad el comentario nº 50 hecho por Roberto Ortíz. Con el debido respeto me permitirán que deje impreso en éste comentario mio, la contestación de Don Antonio a otro que yo había hecho el día 10 de Junio en el post.”La Monarquía de Juan Carlos”

    Y dice así:

    Antonio Garcia-Trevijano ha comentado:
    June 10th, 2006 at 2:44 am
    Mi viejo amigo Vicente:

    “A mi edad, aún nacen sentimientos nuevos. El último me sorprende. Creía estar inmunizado contra esa necesidad pasional de reconocimiento ajeno, que tanto me desagrada ver en otros y que tantas traiciones a la conciencia produce. Desde que inicié, muy joven, la carrera del inconformismo, consideré natural, incluso justo, que una sociedad atemorizada por los riesgos de la libertad, defendiera su derecho a la tranquilidad anestesiando su conciencia. Traté de comprender las razones de los odios ajenos. Y en ellas encontré la razón tranquilizadora de mi propia conciencia”.

    “Por favor, no domestiquéis mi resistencia a depender de la consideración ajena. Me debilitáis ante el medio social, no porque sea mayor mi propensión a la gratitud, sino porque es menor mi desprecio a los honores. Quiero pensar que no honoráis tanto la vida que decidí vivir, como vuestro deseo de compartir la carga de ese inmenso ideal republicano que, hasta ahora, portaban los hombros de un solo hombre”.

    Las cosas están claras. Antonio García Trevijano no es dirigente de un partido, ni lider de una “corriente”, todos sabemos y conocemos que es mucho más. ¡Cómo podeis pensar que necesita aduladores!. No he conocido a nadie menos necesitado de palmeros.

    Todo va bien, todo va bien… sigamos con nuestras tareas.

    Vicente C.Carlos

  52. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Vicente, tu siempre serás ese fiel republicano, al que su nobleza le hace percibir que no hay halago superior al de sentir el privilegio de portar, en la oscuridad solitaria, el luminoso estandarte de la República. Al honorarme ella con la liviana carga de su ideal, dispensa a los republicabos de hacerlo ellos.

    Tu inquietud, Miguel, no esta justificada. Desde dentro solo ha existido una clara maniobra contra la claridad del unico objetivo politico del MCRC, para enturbierla con proyectos reformistas. Esa persona ya se fue, pero antes hirió la probidad de David Serquera. Por fortuna David es un solido pilar que comprendió la provocacion de que fue objeto. Está y siempre estará con nosotros. Le deseamos felicida en su maravillos viaje de novios. Saludo a los dos.

  53. Grazia Deledda says:

    Ya es extraño que los ociosos del sistema no invadan éste blog. Claro que normalmente son jóvenes que desconocen el silencio y ostracismo al que ha estado sometido todo el pensamiento y la obra del autor de éste blog en la lucha contra la noche franquista.
    Les pido a los de mente clara que no den cancha a discusiones estériles sobre si los que simpatizan con su obra son los que necesitan un “conductor”.

    Por lo que deduzco de los escritos de los intervinientes, la mayoría de ellos no necesitan un “guía”, si no que caminando solos, han recobrado la ilusión de lo que pudo haber sido y no fué. Romper aquello de “atado y bién atado”.

    Muchos de nosotros fuimos educados para la animadversión, sobre aquél personaje que contra viento y marea se mantenía en su rumbo como si estuviese atado al igual que Ulises, mientras la mayoría de nosotros quedamos encantados con los cantos de las “hienas”.

    Desmontar el trabajo publicitario de todo el sistema
    durante 30 años será tarea de titanes.

    Hay que explicar a los jóvenes y a los mayores “olvidadizos” ¿qué papeles jugaron todos en aquella farsa?.

    Juan Moreno. Viladecans

  54. Antonio Garcia-Trevijano says:

    A tu grazia, querida, unes el encanto de la poesía. La metafora de Ulises es bellísima. Su soledad la he vivido, sin amargura, durante la primera década de la Transición. Leí. Pensé. Reflexioné. Escribí. Al acecho de la acción, busqué la nueva juventud. Pero transitoria, maduraba una vez y otra, al son del marchito canto de las sirenas. ¡Que más quisiera, ser mito fundante de la alegre Republica! Pero aun estoy vigoroso. Prefiero vivir, realizarla, verla, irme sin retorno como Licurgo, y dejarla a vuestro cuido laocrático. Os abrazo.

  55. Crítico says:

    ¿Sigue en pie la idea de volver a editar “La alternativa democrática” con nuevos comentarios? Si existe algún problema para ello, me gustaría conocerlo. Un emocionado abrazo a todos.

  56. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Respuesta

    He decidido recuperar los derechos de autor sobre los libros agotados y no reeditados (La Alternativa Democrática, El discurso de la Repíblica y Frente a la Gran Mnetira). Pero entre la abogacía y este blog no encuentro tiempo para hacer los trámites y buscar un editor que quiera reeditarlos. Os lo diré cuando lo haya hecho. Saludos

  57. Oliver del Valle says:

    ¡Ya está bien! Parecéis niños discutiendo sobre la valía de una persona, mientras ella se regocija contemplándose en la imagen embellecida que tiene de sí misma, cual Narciso enamorado al verse reflejado en el agua. Narcisismo puro y duro. Sí, Antonio, esa es la enfermedad espiritual que te aqueja, agravada por una paranoia que te lleva a ver gigantes donde no hay más que pacíficos molinos. Todo el mundo te odia, todos se confabulan contra ti, enemigos por todos lados, amenazas de adentro y de afuera. Ten cuidado, porque tu peor enemigo es tu personalidad.

    Y los que tanto incienso quemáis frente al altar en que idolatráis a Trevijano, cesad un poco, por favor; descansad en vuestros elogios que no sólo rebajan al elogiado -al recibirlos sin el mismo rechazo enfático, por lo menos, con que rechaza a los que le objetan- sino, sobre todo, a vosotros mismos. Tened un poco de orgullo. Atreveos a pensar por vosotros mismos. Haced algo por el ideal que nos convocó en torno al MCRC; algo más que hablar, quiero decir.

    Mientras os laméis las heridas obtenidas en la lucha contra el Poder -¡contadnos en qué batallas habéis combatido durante los últimos treinta años, para que podamos compadeceros justamente!-, muchos hombres y mujeres españoles aguardan impacientes no el advenimiento de la República Constitucional -como quien espera la venida de un espíritu santo en el que no creen- ni la reencarnación de un Licurgo que nos deje esclavizados para siempre a una Constitución inmutable, sino el albor de un movimiento ciudadano auténtico donde los que vayan al frente no sean más que los primeros entre una marea de hombres libres e iguales.

    Así es cómo concebía yo, Antonio, ese Movimiento Ciudadano por la Democracia. Obviamente, tú lo ves de otra manera, y los que te siguen también. Os respeto. Respetadnos a los que disentimos, sin hacernos aparecer como traidores o colaboracionistas. Cuando me despedí del MCRC expliqué los motivos de mi alejamiento: YO SIGO UNA CAUSA, NO A UN HOMBRE. Y cuando el mismo hombre que sirvió de referencia e inspiración para ese ideal pierde el norte, y se niega (con derecho, por supuesto) a escuchar la más leve indicación de sus compañeros de viaje, es deber de todos los demás seguir avanzando en la dirección acordada.

    ¿Qué camino tomaremos? El que proceda, tras una discusión entre amigos de la que pueden salir opciones en las que ninguno de nosotros había pensado antes. ¿Qué haremos por el camino si nos sorprende la noche? Como diría Nietzsche, cantar nuestra canción alegre, bajo un cielo salpicado de estrellas danzarinas, al oído de todos los que se consideren dignos de la libertad y estén dispuestos a madrugar para esperar el alba.

    Me has dicho que fracasaremos si intentamos algo sin ti. Lo veremos. De momento, tú has fracasado ya, antes de empezar, porque, como Lenin, estás privando de la libertad, que dices desear para todos, a los que están dispuestos a luchar contigo por ella. En cambio, iniciar una Asociación Libre de Ciudadanos ya es un éxito, porque dará ejemplo de lo que le espera a todo un país, cuando sus mejores individuos se unen para animar a sus hermanos más rezagados.

    Ni jefes ni amos, ¡libertad!

  58. Clandestino says:

    Muy flojito. Sr. García

    Y pensar que he llegado a admirarle. Cuanto me decepciona. Aquel hombre que creí brillante, culto inteligente y como tal de mente abierta, estable y seguro de sí mismo, no es mas que un vulgar ególatra de mentalidad infantiloide que tiembla como una nuez en medio del océano. Que se suelta en una resuelta pataleta, arremetiendo de forma casi barriobajera, con los pocos, muy pocos (dos: clandestino y visitante) que disienten, no de su obra o proyecto, sino de su actitud.

    ¿Que poder mental cree que hay que tener para decir la verdad? ¿Para expresar una idea o sentimiento? ¿Que razones cree que puedo tener para escribir bajo un nick? ¿Cree que soy cobarde por ello? ¿Nunca ha sido cobarde Sr. García? ¿Tan seguro está de mi cobardía y de mi debilidad mental como para sentirse blindado y protegido tras su historial y brillante manejo de la gramática?

    Vd. necesita ser irreverente con los que no le tiran de la levita. Vd. tiene que ser necesariamente el protagonista absoluto, hasta en los entierros. Su blog, salvando su artículo, generalmente bueno, es espeso, angustioso y pegajoso en esa retahíla de comentarios alineados y esa aceptación incondicional, totalmente alejados del enriquecedor debate.

    Acusa de cobardía y se autoadjudica el valor. Pregona, y se infla con ello, sus treinta años de lucha contra el sistema monárquico y se aferra a eso como los del PSOE lo hacen al cadáver de Franco.

    Descalifica a “gente que no conoce” (¿Le suena?) menospreciándola por las carencias, que Vd. ejerciendo de mago-adivino, les asigna, sin puñetera idea de lo que es, como es y las cualidades o defectos de cada cual. Sin puñetera idea de las luchas que ha librado cada cual, aunque no las luzca en la frente. Es tan simple que el solo hecho de no sobarle el lomo ya le indica lo cobarde, o lo tonto que son los demás. Es tan prepotente que su esforzada lucha no la comparte con el vulgo. Solo dedica su proyecto al selecto y seleccionado grupo de discipulos fieles y leales al gran e indiscutido e indiscutible, líder.

    Un proyecto para los que lo acatan, junto con el autor, sin rechistar. Formar un equipo de adeptos que le monten el patético bochorno de elevarlo a la gloria desde la constante adulación.

    Claro que necesita a los convencidos. Al resto de mortales no los convence, para esto, ni en toda la eternidad.

    Los que difieren de su actitud, y tienen la osadía de decirlo en voz alta, reciben una lluvia de descalificaciones e insultos, eso sí, intelectuales y cultos ya que son ni mas ni menos que, obra del gran líder. Un gran líder que restriega su obra y su lucha a todo el mundo mientras se olvida de ser persona. De que el destinatario de su trabajo es una masa de personas que creen en él a través de ese trabajo.

    No saben que estan siendo engañados por alguien que vende democracia y libertad pero no puede sujetar al pequeño tiranuelo engreído y cretino que se cree el ombligo del mundo.

    Alguien que no es capaz de ser persona no vale para ser nada. No lo dice Pascal. Lo digo yo.

    Venga Sr. García, ponga los pies en el suelo, vaya al médico. Otros mas ga-ga que Vd. se han curado.

    Adios.

  59. pepe fernández says:

    Querido Antonio,

    En internet a estos personajes revientaforos se les llama Trolls y el consejo es bien simple, dont feed the troll. Y ese consejo sigo, no hay que hacerles mucho caso.

    En Espa?a también hay que advertir que no somos culturalmente dados a reconocer el talento en vida del genio, en otros paises no tienen mayor problema caso de Inglaterra por ejemplo. Una persona mentalmente sana no puede sino alegrarse y admirar al talento cuando lo descubre, al frustrado y al mediocre sólo le producirá envidia, ni siquiera se detendrá a analizar la obra de aquella personalidad cuya gloria es bien merecida y justa, sólo piensa por qué él y no yo?. En Espa?a somos muy dados a confundir democracia como igualdad con la excelencia que no admite la igualdad sino sólo los méritos, y que sólo está al alcance de unos pocos como Antonio. Sí, nos duele por nuestra cultura, quizá, reconocer y honrar al que es superior, ya digo esto no pasa en paises como Alemania o Inglaterra que conozco bien, allí Antonio, no me cabe duda, que ya serías reconocido internacionalmente tiempo ha.

    un afectuoso saludo republicano.

  60. Vilamallén says:

    Estimado D. Antonio,
    Soy visitante cotidiano de su blog desde la publicación del primer post. Siempre me ha resultado ameno e instructivo. Soy republicano por tradición y convencimiento y participo del anhelo de una tercera oportunidad para la República en España.
    Me siento reflejado en sus postulados, y mientras siga así quiero que sienta mi presencia a su costado y le ofrezco mi hombro y mi amistad, sin reticencia alguna ni ante su fecunda erudición ni ante su personalidad.
    Un saludo afectuoso.

  61. Dalmacio says:

    1º Toda esta discusión abundante en dimes y diretes en torno al carácter de Antonio García-Trevijano es absurda e infantil.Una pérdida de tiempo: lo de los galgos y los podencos. Cada uno tiene su carácter. Lo importante aquí son las ideas.
    2º A Antonio le corresponde el liderazgo por la elemental razón de que este es su blog. Quien esté en grave desacuerdo, que haga otro (creo que alguno lo ha hecho o lo hace),y si es posible, mejor.

    Suponiendo que tenga un carácter fuerte, en nuestra época y no digamos en la aborregada España se echan de menos caractéres fuertes, pensadores “enérgicos”, que digan las verdades con claridad y firmeza, lo que implica un cierto dogmatismo inevitable. La aceptación de lo esencial no empece que se disienta en lo accidental o secundario o en matices, aunque a veces se enturbie la distinción entre lo esencial y lo accidental por razones subjetivas.Esto es normal.

    Lo esencial es el tema central desarrollado en los sucesivos blogs. En lo esencial se está de acuerdo o no; pero si se acepta lo demás es secundario.

    García-Trevijano podrá equivocarse como cualquiera en las ideas o en la táctica en torno al tema, pero dice sin ambigÌedades lo que piensa. Y lo hace con un bagaje intelectual en la trastienda poco común. Esto es lo que cuenta. Su mentalidad es jurídica, lo que sin duda le hace sentirse seguro. A mi juicio, la “crítica” mayor que podría hacérsele sería precisamente que su lógica es jurídica, lo que puede desconcertar o desorientar a muchos.Si fuese teólogo, físico o futbolista sería otra su lógica, pero podría tener igual interés lo esencial de lo que diga.

    En fin, entiendo que una importante función de este blog -seguramente la más importante- consiste en aclarar y difundir ideas, no en discutir sobre caractéres y sensibilidades. García-Trevijano expone y plantea ideas. Es un trabajo intelectual, aunque esté orientado a la acción. Y que no está cerrado a la discusión lo prueba la que se ha desatado.
    ¿Porqué no seguir cómo iba?
    Siento haberme extendido tanto.

  62. Pla (Club Republicano) says:

    Estimados amigos:

    Creo que las actitudes de Clandestino y Visitante son inaceptables. En mi opinión los provocadores deben ser primero advertidos y luego, si insisten, excluidos.

    Este es un espacio de debate entre republicanos. Podemos aceptar opiniones distintas y hasta contrarias, y hasta podemos ser muy tolerantes con los dicrepantes, pero no tenemos ninguna obligación de tolerar provocaciones.

    Sobre el fondo del asunto planteado, deseo agradecer a Dalmacio su clara exposición respecto a la permanente asistencia y ayudas recibidas desde el poder central por los nacionalistas, desde el inicio de los nacionalismos catalanista y vasquista en los finales del siglo XIX. Para dividir al carlismo, primero, para enfrentarse al republicanismo y al obrerismo, después y para defender las posiciones más reaccionarias siempre. Durante la IIª República la ceguera sectaria de Prieto y de lagunos republicanos permitió el desarrollo del secesionismo en Cataluña y Vascongadas.

    El problema de los nacionalismos vasquista y catalanista no está fundamentalmente en Bilbao ni en Barcelona: está en Madrid, que es donde el vasquismo y el catalanismo esncuentra siempre los máximos apoyos y la máxima comprensión. Es entre los sectores dominates de la política madrileña donde el nacionalismo de vasquistas y catalanistas ha encontrado siempre sus más firmes bases.

    Salud y República,

    muy especialmente a Antonio García Trevijano, cuya figura y trayectoria es intolerable que venga a ser cuestionada por sujetos como los mentados Clandestino y Visitante.

  63. MIguel Sanchez says:

    Don Antonio

    Por lo que puedo observar, comentarios como el del Sr Oliver me vuelven a desasosegar. No se si leer entre sus lineas la huella del despecho o de la envidia, como bien comenta el Sr Pepe Fndez.

    Son esos los “demonios interiores” que saqué a relucir en mi primer comentario.

    Un abrazo.

  64. Arturo says:

    Estimado D. Antonio: Junto al presente comentario, apunto mi correo electrónico con el deseo de establecer un contacto particular que me ha sido imposible por otro medio. Gracias

  65. Clandestino says:

    Era de esperar. La legión de acólitos fans arropando al ídolo.

    Troll, rencoroso, asqueroso, provocador, revientaforos…Esto si que son argumentos. Espero que dispongan de otras formas que ilustren el debate republicano.

    Le rogaría a los lumbreras que se rasgan las vestiduras al ver amenazada la integridad moral y emocional, de su adorado pupilo, por la crueldad demoníaca, que parece que represento, demuestren alguna de estas acusaciones según mis comentarios o donde miento al describir al Sr. García.

    Me temo que la autocrítica brilla por su ausencia. Igual que el respeto por la discrepancia que produzca (provoque) el debate como única forma de mantener viva la certeza democrática.

    Algunos en una demostración práctica de la esencia de la misma, propone la expulsión. Perfecta ilustración alegórica de las libertades que defendéis.

    Tengo que admitir mi error. Cuando leí sobre el proyecto republicano y la ardua defensa de la democracia, creí. Automáticamente pensé que este era un foro de gente luchadora, valiente, libre, sincera, dispuesta. Que flanquearían el derecho democrático sin fisuras por encima de todo y de todos.

    Jamás pensé que sería un club de sensiblones lloricas plañideras deseando ser mandados para obedecer. Alrededor de un icono caudillista, que se gusta en serlo hasta el encumbramiento por la imposición. Un club dispuesto a arremeter contra el que ose perturbar la divinidad de su gran jefe, desde la insultante y asqueros discrepancia. Prohibida. No permitida en su burbuja republicana. Un club que se desliza por la senda que concluye en secta.

    Os he debido venir como anillo al dedo. Os he servido para acumular puntos y demostrar vuestro amor e incondicional vasallaje al amo.

    Joder con el futuro panorama de esta extinta España si cae en vuestras manos. Me río de Stalin, Mussolini o Franco. Estos al menos despreciaban a los pelotas tiralevitas.

    Menuda caterva. Ya podéis expulsarme. Podéis seguir con vuestros peloteos y besuqueos protegiendo la idílica paz imperturbable de vuestro paraíso regido por vuestro dios.

  66. Pla (Club Republicano) says:

    Estimado Clandestino:

    Me parece que te das mucho autobombo: no eres más que un plasta un tanto pesado y bastante faltón. De ahí que te haya descrito como un vulgar provocador. La discrepancia tiene acogida, la provocación nunca.

    Salud y República

  67. M. García Viñó says:

    Creo, don Antonio, por la semejanza de su (no)estilo, que Clandestino, Oliver y Visitante son la misma persona. Si poca valentía hay que tener para insultar desde detrás del parapeto de un seudónimo, ¿qué decir de quien utiliza tres? Creo también que la misión de este blog y de quienes en él intervienen debe ser constructiva, incluso cuando se discrepe, por lo que en él no caben los desahogos de un señor que cuenta entre sus vicios contradecir porque sí y decir que no. Me dirijo ahora directamente a usted, señor como-se-llame -uno en esencia y trino en “malage”-: si lo que le pide el cuerpo es eso -decir que no y contradecir- dese un paseo por mi barrio y enfréntese a los de los parquímetros.

  68. M. García Viñó says:

    Para don Martín-Miguel Rubio Esteban. Respetado señor: casi acabo de publicar dos libros -“La Gran Estafa: Alfaguara, Planeta y la novela basura” (Ed. Vosa, Madrid) y “El País, la cultura como negocio” (Ed. Txalaparta, Tafalla) en los que he tenido que rozar más de una vez el tema de la Academia. Ignoro cuánto tiempo ha estado usted fuera de España, pero yo, que, durante los últimos diez años, he seguido muy atentamente la vida cultural de este país, puedo decirle que sí, que, en teoría, el sistema de cooptación es el idóneo para un Institución como la RAE, pero que en la práctica de la Academia dirigida por el señor don Víctor García de la Concha, corrupta hasta los cimientos, sólo sirve como vehículo de los más infames pucherazos. Pucherazos que, sin excepción, se producen en beneficio de las empresas del grupo Prisa, sobre todo el diario “El País” y la Editorial Alfaguara. Ya fue infamia que ingresara en la Academia Juan Luis Cebrián, periodista mediocre y novelista ridículo, para colmo, “venciendo” en la votación al inmenso sabio fonólogo Antonio Quilis, la persona que más sabía en ese momento de la lengua española. O Arturo Pérez Reverte, que, con una prosa descuidada ha querido resucitar la novela decimonónica de capa y espada. Pero que entre ahora en ella un ser absolutamente negado para la escritura y la fabulación como Javier Marías, clama a los siete cielos. Porque Marías no es el menos malo de los malísimos, como usted dice, sino, como yo he desmostrado, el peor de todos los tiempos y lugares: un disléxico redaccional, un Forrest Gump de la literatura, un verdadero horror. La Academia que lo va a recibir no es una institución respetable, don Martín, es una institución vendida, por voluntad de unos y abstención de otros, un garito. Aparte de ser un club social y una editorial que gana muchísimo dinero con sus publicaciones, cuando no las cede al Gran Padrino. Atentamente.

  69. Israel Nava says:

    Como prometí en el comentario nº 27, no volvería a intervenir a menos que fuera de urgencia.

    Al comentario del señor García Viñó:
    No sé si Clandestino y Visitante son los mismos. En base a datos técnicos podría decirle que no, pero no lo puedo asegurar.

    En cuanto a la acusación contra Oliver, que sepa usted y todos los miembros de este blog que NO TOLERO NI TOLERAR? NINGUNA DIFAMACI?N contra él, justo ahora que ha explicado sus razones para abandonar el camino marcado por don Antonio.

    A aquellos que hemos argumentado no seguir una senda que, casualmente, hemos ayudado a iniciar, les recuerdo que ya estamos fuera; seguiremos creyendo en las ideas aquí expuestas pero no en los métodos, por lo que más claro, agua: D?JENNOS EN PAZ.

    Pediría a don Antonio que apoyara mis palabras en señal de buena fe. Cualquier persona razonable habrá entendido que tanto Oliver como yo (y seguramente mucha otra gente) nos distanciamos en métodos, no en objetivos.

    Saludos.

  70. Miguel de Iturbide says:

    ¡Ay clandestino que aburrido debes estar!
    Tantos esfuerzos, tantos lamentos y resulta que en esta humilde página sólo se han contabilizado 14.447 visitas…
    Mucho esfuerzo para tan reducido público.

    No te preocupes. Esta panda de pelotilleros arrastrados no llegará a ocasionar los males que predices, en primer lugar porque esta gente de baja calidad humana e intelectual no pasarán de lamentarse en estas páginas y de adorar a su dios Trevijano (ser terrible y egolátra por otra parte). Tranquilo tu feliz existencia no se verá perturbada por ningún Stalin, Mussolinisurgido de estas páginas, ya que somos una caterva de “lloricas plañideras”.

    Si no fuera un llorica plañidero cegado por un icono caudillista te recomendaría que tus ansías redentoras las usases en páginas con más fuste, o al menos con más público.

    Gracias por intentar redimirme pero no tengo remedio, soy un llorica plañidero que necesito un icono caudillista para sobrevivir (Dios… tan mayor y enterarme a estas alturas…)

  71. linus says:

    Para M. García Viñó :
    «Creo también que la misión de este blog y de quienes en él intervienen debe ser constructiva, incluso cuando se discrepe»

    El problema es precisamente ese, que no se permite la discrepancia. Todo aquel que disienta incluso en detalles o en aspectos parciales, no es bienvenido. Creo que ha quedado bastante claro.

    Para Miguel de Iturbide :

    Por si faltaba alguna demostación de falta de capacidad de dar argumentos, ahora tan sólo se da el número de visitas recibidas. Seguro que algunas páginas de temática bastante distinta reciben un número similar, sino mayor.

    No sigan por favor, sigan con la república y llegen a donde puedan, que el resto de ciudadanos, si nos dejan tranquilos, seguiremos con lo nuestro.

    Respecto a lo de quien es un Trol, si se tiene en cuenta quien ha empezado algunas provocaciones (no me refiero a las discrepancias), yo lo tengo claro, así que don’t feed the trol

  72. Antonio Garcia-Trevijano says:

    A Israel

    Ya expresé mi criterio. No olvidaré mi gratitud hacia ti y Oliver por la apertura desinteresada de este blog. Además he recomendado a Francisco que no perdamos un segundo más en este desatinado asunto. Pero no puedo dar ordenes de silencio a quienes, no siendo mis subordinados, se sienten ofendidos por las desconsideradas palabras de Oliver hacia ellos. Puede asegurarte que las dirigidas a mi ni siquiera necesito olvidarlas. No entraron en mi mente. Y le ruego a mis lectores que dejen en paz a Oliver. Gracias otra vez por tu generosa ayuda.

  73. Clandestino says:

    Sr. Israel.

    Para su tranquilidad, le aseguro que mi persona no tiene absolutamente nada que ver con el nick de Visitante o, como ha escrito alguien, con el Sr. Oliver.

    Al igual que este último, y que Vd. mismo, comparto este y cualquier proyecto que luche y reivindique la implantación democrática en España y en el mundo. También comparto con Vd. y el Sr. Oliver que el método es contradictorio con el proyecto. Estoy convencido de que si no cambia, el proyecto muere.

    Mi en hora buena a Vd. y al Sr. Oliver por su firmeza en la defensa de sus convicciones y por la solidez y entereza al exponerlas, que denota un indiscutible caracter forjado en la dignidad y en un claro concepto de libertad. Cualidades imprescindibles para desarrollar y expandir cualquier proyecto con esos contenidos.

    Si decidís seguir escribiendo o participando en otros medios me gustaría seguiros. Podéis dejar un link en Voto en Blanco.

    Saludos cordiales.

  74. Oliver del Valle says:

    A Clandestino:

    Gracias, amigo, por tus palabras de aliento y por aclarar las cosas. Contaremos contigo -y con todos los que sabemos que están dispuestos a trabajar por la Democracia Constitucional sin personalismos, dogmatismos o sectarismos-, para la formación de un auténtico movimiento ciudadano, con implantación real en la sociedad civil.

    Estamos ya enlazados con Voto en Blanco (aunque deben actualizar nuestra dirección) desde antes de que Francisco Rubiales elogiara muy generosamente mi blog en Periodista Digital, especialmente mis primeros articulillos de política titulados: “Eso que llaman rey” y “Razón e ignorancia”. Desde Filosofía Digital os convocaremos para que constituyáis democráticamente, dondequiera que os encontréis y bajo vuestra exclusiva responsabilidad, asambleas locales del Movimiento Ciudadano por la Democracia. Un cordial saludo.

    A M.García Viñó:

    Espero que se haya divertido jugando a resolver el misterio del uno y trino. Ni soy Dios ni estoy endiosado. Podría despacharle con las palabras del Quijote: “Yo sé quién soy…”. A mí me basta con saber eso. Trevijano y todos los amigos que iniciaron el MCRC en Internet conocen mi verdadera identidad. Escribo con seudónimo por simple discreción, y porque en Filosofía Digital anuncié que me dirigía, como Stendhal en “La Cartuja de Parma”, “a la dichosa minoría” (“to the happy few”), o según la traducción del genial escritor francés, “a las almas sensibles”. A esa minoría no le importa, cuando lee, ni el estilo ni el escritor, sino únicamente si lo que se dice es verdad. Revelé mi nombre propio para el MCRC, pero lo volví a ocultar en cuanto empecé a temerme lo peor. Lo manifestaré de nuevo por un Movimiento Democrático auténtico. Le aseguro que no soy del todo desconocido para mucha gente en España e Hispanoamérica.

    A Dalmacio:

    Le cuento a usted, por los pocos comentarios suyos que he leído, entre los más sensatos y ponderados visitantes de este blog. Hay algunos más. En modo alguno le incluyo entre los aduladores. Nadie que no lo sea debe sentirse aludido. Me hizo sonreir su referencia al carácter de Trevijano, porque esta misma mañana enseñando psicología a mis alumnos, les dije que no entendía por qué se dice de alguien que tiene “mucho” carácter, cuando se quiere decir que lo tiene malo. Pues los buenos (aunque sean muy pocos), los amables, los justos, los sencillos, los generosos, si abundan en ello, tienen también “mucho” carácter, pero lo tienen bueno. El que lea, entienda.

    A Martín-Miguel:

    Ahora no tengo tiempo de comprobar si fue usted el que osó dirigirse en latín a otro comentarista del blog. Si es el caso, se califica usted solito. Y si Trevijano confía en gente como usted para “sucederle” en la dirección de su movimiento político, ya sé lo que ustedes nos proponen: una república para intelectuales y pijos. Con su pan se la coman, amigo.

    No pretendía extenderme tanto. Pero no lo lamento, porque después de todo, yo he auspiciado hasta ahora el nacimiento y progreso de este blog. Tendré derecho a despedirme de su titular, y de todos ustedes, con cierta holgura, digo yo.

    Adiós.

  75. FORO CABARGA says:

    Quisiera apartarme de la discusión sobre personalismos y tratar brevemente de dar nuestra opinión sobre la pacificación de Euskadi objeto del articulo de Antonio.

    En otra anterior intervención sobre este tema, expresamos que el tema vasco hay que dotarle de razón y no hacer un analisis pasional.

    Más de treinta años de violencia, son muchos años para no tratar de buscar una salida definitiva al cese de toda violencia en el Pais Vasco. Y ese debe ser un tema prioritario de todo gobierno.

    La base de partida de la negociación deberia haberse efectuado aceptando el Plan Ibarretxe, ya que a nuestro juicio, era una propuesta abierta y por tanto sometida a debate, no era un texto independentista ni secesionista y que lo que en definitiva trataba es del fin de la violencia. El plan, era en definitiva un nuevo Estatuto Politico de la Comunidad de Euskadi.

    El Texto de este plan aprobado democraticamente por la Camara Vasca, antes de iniciar su andadura parlamentaria donde se pudiera debatir y donde cada grupo parlamentario presentara sus propuestas, fué anatemizado y rechazado sin entrar a debatir o a compartir propuestas. Así, es evidente que dificilmente se puede abordar un plan de paz y alcanzar una solución definitiva a un futuro sin violencia. Consumado este error, el actual escenario de negociación deja un sin fin de sospechas y de dudas sobre las bases reales bajo las cuales se va a mover el gobierno Zapatero en la actual negociación.

    En un estado democrático, todas las negociaciones deben ser abiertas y tuteladas en los foros de debate que no deben ser otros que los parlamentos donde el ciudadano tenga la posibilidad de ser conocedor de las decisiones que se tomen y que deben estar regladas por los programas politicos bajo los cuales se dio la confianza a los representantes elegidos en cada momento. El problema, es que la actual Constitución, no da solución a los problemas territoriales que la sociedad española del siglo XXI tiene planteados. Lo que hay que pedir y reclamar es una reforma constitucional seria para estructurar la España del siglo XXI.

    Salud y República

Los comentarios están cerrados.