La cultura como negocio

El fenómeno es conocido en todos los ámbitos donde se manifiesta la vida de la cultura artística y la del pensamiento. Las causas que lo producen son complejas. Las de orden mercantil parecen haber sido las desencadenantes. Pero sin el concurso de las causas de orden político, el factor económico no habría conseguido transformar la cultura en mercadería, es decir, convertir la obra de arte en obra del arte de mercado, acomodar la literatura al gusto popular del mercado del libro, condicionar la reflexión y el modo del ensayo a las exigencias del mercado político.

Dotado de excepcional cultura literaria, Don Manuel García Viñó, ha realizado una investigación casi exhaustiva de las promociones que realiza el grupo editor del periódico El País, para abastecer el mercado de libros de ficción y los asientos en los sillones de la Real Academia de la Lengua. Los resultados los ha publicado en un libro que acaba de publicarse con el título “El País, La cultura como negocio“.

Se trata de un libro único en su género. Su autor me concedió el privilegio de prologarlo, con unas pinceladas sobre la teoría de la novela, y unas improvisadas reflexiones sobre las causas de que la teoría política no haya creado en España, desde el siglo XVIII, nada que mereciera ser incorporado al pensamiento universal.

Aunque pueda parecer exagerado, la verdad es que el pensamiento español no ha participado en la creación o desarrollo de las ideas originales que acuñaron los conceptos de liberalismo, socialismo, comunismo, anarquismo, sindicalismo, fascismo, representación, sistema electoral, partidos políticos, democracia, parlamentarismo, Nación, Estado, Sociedad, Monarquía. Republica, Dictadura, Estado de Partidos, Constitución, terrorismo, nacionalismo, autodeterminación, y todos los demás que se utilizan a diario en el mundo de la política sin conocer su significación.

Las consecuencias de esta incapacidad intelectual para deducir ideas universales a partir de los hechos locales, han sido funestas. Ninguna doctrina pueda ser trasplantada a suelo extranjero sin pasar por el filtro, también teórico, de la adaptación o recepción. Sin este filtro, y sin escuela de historia comparada, el derecho público y la teoría política ha sufrido, en España, los vaivenes de los acontecimientos foráneos que dieron lugar a las doctrinas francesas y alemanas sobre Estado y Constitución. Lo cual explica la disparatada recepción de lo extranjero y el desconcierto en materias, como la Autonomía, donde no había modelo ajeno que copiar.

Anuncios

78 thoughts on “La cultura como negocio

  1. Roberto says:

    Estimado Sr. Trevijano:

    Como siempre es un placer leer sus interesantes escritos.

    Una cuestión, cuando afirma que el: “que el pensamiento español no ha participado en la creación o desarrollo de las ideas originales que acuñaron los conceptos de liberalismo, socialismo, comunismo, anarquismo, sindicalismo, fascismo […]”.

    Me permito recordarle al escritor y político español Ramiro Ledesma Ramos (1903 – 1936), que fue el segundo –después del vanguardista Ernesto Giménez caballero–, de hablar, teorizar, y propagar el fascismo en España, bajo el nombre de Nacional-Sindicalismo, las siglas J.O.N.S., y las publicaciones: La Conquista del Estado, JONS, La patria Libre y Nuestra Revolución.

    Y par terminar, apuntar que recientemente la Fundación que lleva su nombre, publicó sus Obras Completas en 4 volúmenes.

    Un afectuoso saludo.
    Roberto.

  2. pepe fernández says:

    Interesante entrada,

    No veo problema en que la cultura pueda ser un negocio, al fin y al cabo un Mozart componía por encargo y por plazos, desde este punto de vista un Don Giovanni no deja de ser una mercancia y su autor un mercader. Lo que caracteriza a Polanco y CIA, lo que es obsceno en PRISA no es tanto el negocio de la cultura sino el que esta se utiliza como un medio para fines políticos, es decir, obtener posiciones ventajosas, llámese monopolio, en un mercado controlado por ellos. Esto es como una cadena, la cultura es función del dinero y este lo es de la política porque la política me libra de competidores y hace las leyes a mi medida, esta creo que es la clave de todo lo repulsivo del asunto.

    Luego como la cultura está en segunda fila y fuera de los objetivos el resultado tiene que ser por fuerza mediocre, interesan los sumisos, apoyos inquebrantables a los nodos editoriales. Se crean pseudo estrellas literarias y periodísticas ,perfectamente intercambiables, de una trivialidad y naderias insoportables, mantenidas mientras ejerzan de zapadores a favor del Imperio en los medios afines. Así que el que no traga termina siendo expulsado y sustituido por una nueva pseudoestrella.

    El aparato es efectivo e influye en política de tal manera que todo un presidente del gobierno les debe en gran parte el cargo, y si este se aparta del Imperio recibe el correspondiente toque editorial, leáse las más recientes críticas a ZP.

    Este es el único mérito que le reconozco a Prisa, haberse convertido en la opinión y guía de lo políticamente correcto en Espana siendo los más reaccionarios.

  3. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Robert

    En mi texto me refiero a la falta de originalidad, o sea, de creación, Ramiro de Ledesma es superior, intelectualmnete, a los demas falangistas, incluido Jose Antonio, pero no tiene comparación posible con el filósofo del fascimso, Gentile, ni con el francés Marceal Deart (creador de la ideología del hombre nuevo o total), o con Arturo Labriola (teorico del sindicalismo en la senda de Sorel). La conquista del Estado, su concepto más divulgado, proviene de Corradini, el creador del nacionalismo que adoptó Mussolini. La retórica del “mitad monje,mitad soldado” esta copiada de la revista italiana La Lupa.

  4. pepe fernández says:

    El segundo tema enlazado con este, el de la contribución universal del pensamiento espa?ol es bastante clara, no sólo en filosofía, en ciencia el atraso y la irrelevancia sigue siendo constatable.

    Las causas que provocaron esto en el pasado, incluyo nuestra terrible contrarreforma, no pueden explicar ni justificar el presente, me parece por eso de un cinismo obsceno que el presidente Zapatero eche la culpa a la iglesia de nuestro atraso científico, cuando desde la restauración borbónica juancarlista se ha tenido tiempo y dinero de sobra para haber resuelto el problema.

    Por qué no se ha resuelto? evidentemente la propia monarquía tiene que ver mucho en el asunto, para que un país tiunfe en ciencia tiene que apoyarse y premiarse a la Excelencia profesional, pero como una monarquía cínica y corrupta va a apoyar precisamente aquello que acabaría con ella y con el actual sistema? es decir si damos entrada en un sistema clientelista y corrupto como el actual a mentes brillantes e independientes estas acabarán con él. Por eso en tanto que esta monarquia de partidos siga adelante jamás podrá haber ciencia natural o social que aporte descubrimientos capitales al desarrollo del conocimiento universal. Una razón más a favor de una República Constitucional.

    Un saludo republicano.

  5. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Mi amigo Pepe

    Describes bien el fenómeno, pero hay una diferecia esencial entre el arte por encargo de un cliente o de un mecenas, donde el artista solo está sujeto a su inspiracion (independiente de los gustos de quien le encarga) y crea una obra DE arte, frente a la produccion de obras DEL arte (objetos),conforme a los criterios de exito comercial, dictados por las editoriales para fabricar y vender best-sellers en supermercados. Esperemos los comentarios del Sr. García Viño que, a no dudar, serán mejores.

  6. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Segunda espesta a Pepe

    Tan de acuerdo estoy con tu visión que, en el Prólogo
    al libro de García Viñó, digo esto, frente a la debilidad de la reflexión española: “La contrarreforma no lo justifica. Ahí está el ejemplo del milanés-español Botero, teórico inicial de la razón de Estado, para anular la hipótesis. La falta de tradición humanista y la debilidad de la burguesía tampoco lo explican. Ahí están Lulio, Servet, Vives, Suárez o la ilustración napolitana, la de Vico, para demostrarlo. No es fácil de explicar que el historidor Giannone, tan conocedor del Reino de Nápoles, llegara a ser maestro indicutido de la grandiosa ilustración escocesa y un desconocido para los ilustrados españoles”.

  7. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Magnífico el último párrafo de esta nueva entrega de nuestro Antonio. Ya lo dijo Clausewitz hablando de las doctrinas militares: “Las doctrinas militares tienen que ser producto de la situación y peculiaridades de cada país. Una doctrina no es nunca superior a otra en abstracto, sino en relación con las circunstancias nacionales. Los ejércitos que se convierten en subsidiarios doctrinales de otro, por el simple hecho de ser éste más poderoso, renuncian al factor teórico de eficacia más importante”. Ahora bien, tampoco hay que exagerar sobre la indigencia del pensamiento político español. A mí me siguen pareciendo importantes figuras como Diego de Saavedra Fajardo, cuyas “Empresas políticas” rayan en ocasiones la genialidad, Donoso Cortés, Ricardo Macías Picavea, Joaquín Costa ( que en su propia “Oligarquía y Caciquismo” tiene un apartado dedicado a la “Escuela Española” ), Ganivet, algunas páginas de Ramón Menéndez Pidal, Ortega, Gregorio Marañón, algunas páginas del propio José Antonio Primo de Rivera, Azaña, etc. Pero sí es verdad que casi todo ellos mantienen cierto seguidismo al pensamiento político extranjero, que por su propia foraneidad les parece superior. Lo que es realmente cierto es que hoy en España el pensamiento político tendría un encefalograma plano si no fuera por las obras de García Trevijano. Pero ese fenómeno es síntoma de una dolencia general viendo las novelas que hoy se publican ( ahí está el estudio de Manuel García Viñó, con quien estoy básicamente de acuerdo, a pesar de sus adjetivos un tanto extremistas: pero sí, la agramaticalidad de nuestra literatura es bastante general, pero en todas las orillas, ojo, desde Polanco a Planeta; aquí no se salvan los “progres”, pero tampoco la derecha ). Ya digo, la dolencia es general: falta de rigor, falta de esfuerzo intelectual, falta de horas de estudio, ataraxía porcina.

  8. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Martin, ¿Crees de verdad que los autores que citas han creado algo que merezca incoporarse a la cultura universal? En mi prologo, salvo la Rebelion de las Masas. No pongo en duda la calidad de muchos otros autors, especialmente Saavedra Fajardo, pero no es un creador. Donoso es una mediocre versión del reaccionarismo frances (Bonald, Maistre). Marañon, tampoco tiene interes fuera de España, salvo tal vez en la historia de la medicina. El existencialismo de Unamuno está todo en Kierkegaard.

  9. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Querido Antonio: quizás me haya dejado llevar más por los aspectos formales de magnífica prosa literaria de quienes menciono, que por el pensamiento político. En todo caso ninguno de ellos generó una corriente de pensamiento que se hubiera materilizado en una determinada forma política, aunque debemos reconocer que fueron buenos a la hora de criticar políticamente su presente y circunstancia. Aunque Donoso fuese un mediocre, estuvo a punto de conseguir la reunificación de España y Potugal si Isabel II hubiese accedido a su proyecto iberista. De todas formas, murió demasiado joven. Quizás tengas razón: el hecho mismo de que estos autores han pasado más a la historia de la literatura que a la de la filosofía, apunta más a un pensamiento endeble y a unas formas literarias dignas. Un abrazo, y pasa de los corazones vencidos por el rencor y la cobardía, que no tienen ni la dignidad de presentarse con su nombre propio, con un par.

  10. Grazia Deledda. says:

    Les recomiendo a los lectores de este blog el ensayo de Walter Benjamín “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica”, y como en el devenir de la Historia se observa su manipulación.

    Entresaco éstas palabras de su ensayo:

    “Dentro de grandes espacios históricos de tiempo se modifican, junto con toda la existencia de las colectividades humanas, el modo y manera de su percepción sensorial. Dichos modo y manera en que esa percepción se organiza, el medio en el que acontecen, están condicionados no sólo natural, sino también históricamente.”

  11. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Amiga Grazia

    A veces sospecho, por tu modo de razonar, que usas un pseudonimo de sexo cambiado para expresar tu sensibilidad estetica. Ese pensamiento de Benjamin le llevó a ser un de los pocos filsofos que dió un gran valor al arte de la fotografia, influido por los geniales fotógrafos y cineatas de la revolucion bolchevique. Hasta pronto.

  12. Grazia Deledda. says:

    Paso a presentarme: Viudo, 65 años, jubilado, los últimos 34 años trabajando de Técnico Téxtil, dos hijos emancipados, entro en CCOO en el año 66 y en el PSUC año 68. Expulsado del PSUC en febrero del 82 con el anatema de “afgano”.

    Nunca más militaré en un partido político.
    Republicano, ateo ó agnóstico según el interlocutor, escéptico ante todo tipo de metafísica, bastante antrópico, esquizofrénico por sociabilizado e incapaz de encontrarle sentido lógico a la existencia aunque sí al devenir de la Historia y bastante ecléctico para analizarla.

    Me queda el grato recuerdo de haber sido en mi juventud “compañero de viaje de anarquistas y comunistas”. Claro que con mi sentido de… “viaje hacia ninguna parte” .

    La vida es un viaje hacia la infancia.

  13. Crítico says:

    A Grazia:
    Magnífico y emocionante. Lo entiendo. La última frase es certera y ha sido objeto de tratados científicos que han intentado explicar el por qué. Me encanta compartir este foro contigo.

  14. Antonio Garcia-Trevijano says:

    A Grazia

    Lo presumía. Cuando el hombre y la mujer piensan lo mismo lo hacen por distintas razones. Y tu razon era masculina. Continua con ese nombre tan agraciado. Pero, con tu biografía, no deberías ser, a veces, agnóstico. Pues la no existencia de Dios, un hecho negativo, no tiene que ser probado. Un apreton de manos, amigo.

  15. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Mi muy querido Antonio: También el creyente que respira todos los días la existencia divina, como algo tan evidente como el amor y la amistad, tiene derecho a decir que le prueben que no es cierto lo que el tan realmente siente en su corazón. Un abrazo muy fuerte

  16. thulio says:

    Tal vez es la inadecuación del lenguaje cotidiano, la que lleva a denominar ciertos conceptos como lo que no son. Palabras que existen en un idioma, se transforman o se prestan para otro, con tal de matizar aspectos que no se contienen en el primero.

    Cultura se ha corrompido desde su uso inical en una mercadería más. La cultura requiere cultivo: aparejos, esfuerzo, dedicación, tiempo, ingenio, materiales, paciencia, esmero, mesura en el remate… Hoy se sugieren conceptos bastardos como Cultura, pero no son más que burdas boberías, quizá con abrumadora mercadotecnia, luces de neón y acoso de mensajes sugerentes, pero no llegan ni a balbuceos.

    La educación, la cultura, la sabiduría se adquieren con tiempo, con tutela, con decisión, con sentimiento. No, lo que venden no es cultura, es embeleco y montaje pero lo “cuelan”. Hoy hay poco tiempo, mucha prisa y poca Cultura.

  17. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Thulio

    Todo tu comentario es preciso y veraz. Hasta el punto de que su primera frase expresa lo mismo que el proverbio italiano “traduttore, traditore”, muy difundido en la literatura francesa: “traducteur, traître”. Saludos.

  18. Antonio Garcia-Trevijano says:

    En una tradición cultural de pensamiento traducido, como es la esspañola desde la Revolución francesa, incluso en la universitaria, no tiene cabida, ni puede prosperar, la idea simplificada de que en toda traduccion hay traición. Los padrinos de la patria fueron simples “tradutores constitucionales”.

  19. pepe fernandez says:

    Me ha gustado lo de “padrinos de la patria”.

    Thulio cuenta muy bien la historia, encima la palabra Cultura significa todo y no significa nada, la cultura Maya o está es una persona muy culta. La perversión está en el uso de la cultura para justificarlo todo, ejemplo, dos tios peleando en un arenal, aquello es un deporte local practicado por labriegos para su entretenimiento, sin mayor importante vamos. Viene el político regional de turno y decide que aquello es cultura, oh cultura y todo el mundo a cuidar que no se extinga poniéndose a agarrarse unos a otros en un arenal para demostrar que se cuida de la cultura y se un regionalista de pro.

    La cultura como conocimiento y arte desde luego es otra cosa, no es Mozart importante por ser cultura sino la cultura es importante por el trabajo individual de genios como Mozart. Hacer de la cultura un idealismo un fijismo por si mismo es algo disparatado cuando no perverso, el mejor ejemplo las autonomías espanolas.

    Un saludo republicano

  20. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Pepe

    En mis publicaciones he argumentado y repetido que la sola idea de “autonomía cultural” es la mayor manifestacion de incultura. En sí misma, esa clase de autonomia expresa el contrasentido de un imposible, a no ser que se entienda por ella la tradición folclórica. Ni siquiera la cultura gitana puede ser autónoma. Si no es universal, o adecuada al decoro (Kant) de una civilización determinada, la referencia a la autonomia cultural es la egolatría del catetismo.

  21. Dalmacio says:

    La cultura es una. Es lo propio del ser humano; su segunda naturaleza decían los griegos.Está, por decirlo así, en los “genes” del hombre. Luego el medio físico -el “ambiente”-, modifica la cultura ,dando lugar a la diversidad y, en gran escala, a las civilizaciones.
    Lo de la “autonomía cultural” es por eso una bobada. Cada uno de nosotros tiene su propia “cultura”. Se toma un atributo, la lengua, la raza, la religión, o cualquier cosa particular producto de la cultura humana, se absolutiza, y aparecen los nacionalismos que en el fondo no son más que paganismos que dan culto (por cierto, de cultura) a un atributo o creación, legítima, humana.Así, hoy es cultura cualquier cosa, sin distinguir entre lo inferior y lo superior, que es una cuestión estética. El mayor problema de la cultura actual es, a mi entender, la pérdida del sentido estético. De ahí la beatificación o ideología de la cultura a que alude Pepe.

  22. pepe fernandez says:

    Estimado Antonio,

    Me ha parecio muy acertado lo de

    “La autonomía cultura es la egolatria del catetismo”

    Así es, yo además afirmo que esto es perverso porque se persiguen fines políticos no declarados. Nuestras autonomías siguen a Fichte cuando necesitan inventarse una cultura propia para fundar un Estado nacional que de poder a los caciques camuflados de nuevos patriotas.

  23. Antonio Garcia-Trevijano says:

    A Dalmacio y Pepe

    Sus comentarios responden a la primera distinción que el pensamiento filosofico hizo, con Kant, entre cultura y civilización. La idea de cultura, como dice Dalmacio, la recibimos de los griegos. La idea de civilizacion es muy moderna. Antes del XVIII, la palabra civilizacion designaba el paso de una causa judicial desde la juridiccion penal a la civil. La causa se civilizaba. El Marques de Mirabeau, un fisiócrata, y el escocés Hutchenson, crearon el concepto moderno, vinculado a la idea de privatizar la económia estatal. La Riqueza de las Naciones (Adam Smith) sería el resultado de sacarlas de la orbita reglamentaria del Estado y ponerlas bajo la mano invisible del mercado. De este modo, las Naciones se civilizaban. Este concepto ya se ha perdido, salvo en el liberamismo radical. Hoy la palabra civilización se ha unido a la de progreso tecnico. Por estas razones resulta tan ridiculo como imposible un dialogo entre civilizaciones.

  24. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Querido Antonio: Creo que daría para mucho una teoría en la órbita política sobre el principio filológico de la Italia humanista, “traduttore, traditore”. Ya Ortega, en su célebre ensayo “Miseria y esplendor de la traducción” se preguntaba: “¿No es traducir, sin remedio, un afán utópico?” Y vislumbraba otros campos distintos al puro quehacer filológico.

  25. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Martín

    En efecto, creo importante que algun intelectual serio estiudiara la procedencia extranjera, no adptada a España, de las instituciones (el TC por ejemplo) y conceptos (soberanía, por ejemplo) de la Monaqruía de Partidos. Aprovecho este espacio para decirte ue yo nunca he dicho ni pensado que Donoso Cortes sea un medicre. Solo dije que era mediocre su versión del reaccionarismo frances.

  26. M. García Viñó says:

    Me dirijo sobre todo a Pepe Fernández, y lo voy a tutear, porque pienso que el tú es a Pepe lo que el usted a don José. Estoy seguro de que si leyeras mi libro “El País, la cultura como negocio” (Ed. Txalaparta, Tafalla) estarías de acuerdo conmigo. Como tú, no tengo nada que oponer a que un artista viva de su obra. Pero eso es una cosa y otra el tinglado que las grandes mafias -se pueden llamar así- de los medios de comunicación han montado para ganarse el mercado de ese inmenso sector del público que se extiende entre los analfabetos irredimibles y los lectores selectivos. Operacion para la cual han tenido que convertir la obra de arte y, sobre todo, el libro y, sobre todo, la novela, en simple mercancía. Un marketing desaforado, una publicidad avasalladora, directa, pero, sobre todo, subliminal hace un escritor de quien no lo es y un gran escritor de quien no es más que un mediocre, a veces, hasta ridículo. Es lo que ha pasado en España y yo he demostrado que realmente ha ocurrido, en el libro mencionado y en otro, de hace pocos meses, titulado “La gran estafa” y subtitulado “Alfaguara, Planeta y la novela basura” (Ed. Vosa, Madrid). Como un uténtico mafioso, Polanco ha comprado instituciones y personas, algunas, de tanta magnitud como la Real Academia y su director, lo que le ha permitido meter allí -y valorar, por tanto- escritores tan negados como Muñoz Molina,Fernán Gómez, Juan LUis Cebrián (éste pasando por encima del mejor conocedor de nuestra lengua, el sabio fonólogo Antonio Quilis), Pérez Reverte y, esta misma tarde, Javier Marías, la persona que peor ha escrito nuestra lengua en todos los tiempos y lugares.
    Corto, porque antes se me ha colgado el ordenadopr dos veces, por el calor. Mañana seguiré-
    Un saludo.

  27. Mary Luz Bodineau says:

    Diversos trabajos publicados en los Cuadernos de Crítica del Centro de Documentación de la Novela Española demuestran que es verdad lo que dice el señor García Viñó de que Marías es la persona que peor emplea, ha empleado y seguramente empleará nuestra lengua.
    De los citados trabajos, voy a entresacar solamente unos cuantos ejemplos, uno solo de los cuales bastaría para descalificar a un escritor, ya que en modo alguno pueden considerarse descuidos. Para abreviar, utilizaré las siguientes siglas, referentes al título de la ??novela? de la que proceda el ejemplo: TA = Todas las almas; TH = Travesía del horizonte; HS = El hombre sentimental; CB = Corazón tan blanco; MB = Mañana en la batalla piensa en mí; NE = Negra espalda del tiempo?

    CB 188.- ??Aun se entretuvo en la sección viril, ahora probó dos aromas en el envés de sus sendas manos, pronto no le quedarían zonas incontaminadas por los perfumes dispares?. Este párrafo constituye una tal monstruosidad, que bastaría por sí solo para descalificar, según anunciaba, a alguien como escritor. Marías ignora lo que quiere decir ??sendos?. Cree que significa ??dos?. Otorga cualidades propias del varón a la sección de hombres de un gran almacén. Dice que prueba dos ??aromas? cuando lo que prueba es dos ??perfumes?. Dos perfumes ??distintos?, pero él dice ??dispares?. Finalmente, considera ??contaminación? el hecho de que el olor permanezca.
    TA 26.- Varias veces, cree ver a una determinada mujer. Una vez, está seguro de que es ella. Lo dice mediante este torpe trabalenguas: ??Pero esta vez que fue cierta ??diez días después- fue todo muy rápido y además había viento?.
    TA 142.- En un rato, un profesor ha establecido un relación cordial con una chica a la que acababa de conocer. Así lo expresa elfuturo académico: ??El profesor del Diestro llevaba muy avanzado el conocimiento trabado de su desconocida?.
    TA 143.- Ver o no ver a la mujer sigue planteándole enredosos problemas: ??Como en aquella segunda oportunidad (si es que era ella en esta tercera: hacía más de un año que no la veía, y antes fue tan escaso), me di cuenta?? Aunque nadie lo diría, con lo de ??y antes fue tan escaso? se quiere referir a que, antes de la segunda vez, la había visto poco. Sigue enredándose: ??Yo me volví, como aquella otra vez, pero ella no, esta vez que no estoy seguro de que fuera ella?.
    TA 235.- ??Amablemente, como siempre lo era??. ¡No! O ??amable, como siempre lo era?, o ??amablemente, como siempre se había comportado?.
    TH.- Hay dificultades para llegar a los islotes a donde quieren ir los millonarios. Alguien propone ir a otro sitio y hacer creer a los viajeros que aquel es el que querían visitar. Marías lo escribe así: ??[en vez de a los islotes ], lo mejor sería llegarse a toda máquina hasta las islas Marianas y hacer creer a los millonarios que éstas se trataban de aquéllas?. ¡Qué horror!
    TA 71.- ??? es la persona a la que voy a preguntar? y cuando esté sentada le preguntaré?.
    TA 143.- ??Me di cuenta de que era ella o así creí darme cuenta?.
    TA 216.- ???supe más tarde que sucediera, sucedió cuando?? ??Sólo cuando tuve edad para preguntar? pude preguntar.?
    TA 220.- ??Como si fuese yo quien las recordara? pero no es posible que las recuerde? me resulta imposible recordar. Sin embargo, recuerdo (además de la horrible repetición, obsérvese la contradicción: ??me resulta imposible recordar. Sin embargo, recuerdo??. Sigue el lío en la pág. 224: ??y aunque no lo comprendiera entonces ni lo recuerde ahora, creo recordarlo ahora?.
    TA 241.- ??el cochecito de niño de mi niño nuevo?. La precisión de que el cochecito es ??de niño? sobra; en cuanto a lo que sigue: ¿es que tiene otro niño de segunda mano?
    CB 50.- ???había pasado más tiempo del que yo pensaba, pensé?.
    CB 53.- ???contemplando transcurrir el transcurrido tiempo?. En CB 213.- ??se mira transcurrir el transcurrido tiempo?. (Aquí, aparte la espantosa repetición, hay que decir que el tiempo no se puede mirar.)
    CB 60.- ??traductor para traducir?. 61.- ??interpretar a un intérprete?.
    MB 154.- ??La dignidad lo ha hecho dignificarse?.
    TA 19.- ???fuesen falsos, auténticos o semiverdades?. La obligada concordancia le obligaba a escribir ??falsos, auténticos o semiverdaderos?.
    En TA 138, califica unos muslos de obesos.
    En TA 139, a los parroquianos que suelen reunirse en la misma mesa de un bar los llama ??correligionarios de mesa?.
    TA 26.- ??? ??zapatos que se destruyen?, por que se rompen o se deterioran.
    TA 31.- ??su pelo consistía en una larga melena?.
    TA 51.- [Los platos de la cena] ??eran tres o cuatro (según la riqueza o tacañería del collage)?. Aparte de que el paréntesis es superfluo, se advierte que, para Marías, tacañería es lo opuesto a riqueza y, consiguientemente, pobreza lo contrario a generosidad. En 145, escribe abundante como contrario a avaro.
    MB 191.- ?? la barrieron los barrenderos del suelo?, que hay que suponer distintos a los barrenderos del techo. Esto aparte, está la repetición: ¡barrenderos que barren!
    MB 198.- ??Los empleados o dueños vetustos nos daban bombones y nos gastaban bromas de niños?. Si los vetustos gastaban bromas de niños, habrá que pensar que empezaban a chochear.
    TA 144.- Otra del género sublime: ??¿Tengo la polla en su boca o ella tiene su boca en ella, puesto que ha sido su boca la que ha venido a encontrarla?? Marías sabe lo que quiere decir, pero no sabe decirlo.
    TA 145.- ??Tengo la polla dentro de su boca, pensé al tenerla?. Hay que ser espabilado para pensar que se tiene en la boca lo que se tiene en la boca.
    TA 147.- Otra muestra de agudeza, por no hablar del buen gusto: ??Ahora no bebe ni fuma ni mastica ni ríe ni dice nada, porque tiene mi polla en la boca, y sólo eso cabe?.
    HS 161.- Un personaje se suicida, dice Marías, ??con una pistola de su propiedad?. En CB 11, otro lo hace ??con la pistola de su propio padre?. Piensa uno en lo diferentes que hubiesen sido los resultados si el primero se suicida con una pistola alquilada y el segundo, con la pistola del padre de un amigo.
    TA 56.- Escribe ??los siguientes vecinos? para designar a los comensales que ocupan la mesa de al lado de la suya.
    TA 26.- ??Y mientras dudaba la amiga le tiró de la manga?. Por falta de las imprescindibles comas, no se sabe si ella dudaba y la amiga le tiró de la manga o si era la amiga quien dudaba y ella le tiró de la manga.
    TA 237.- ??Me ha mandado los diarios del primer muerto?. Se quería referir al que murió primero.
    CB 40.- ??Nada impide tanto entender como la simultaneidad de dos o más personas?? Quería decir ??simultaneidad de dos o más voces?.
    CB 230.- ??Cuantas cosas se van no diciendo?.
    CB 244.- Otro ejemplo demostrativo de que no sabe decir lo que quiere decir: ???sus labios pulposos y húmedos (húmedos en sí mismos, pero bebió mucho vino?). Enésimo paréntesis inútil en la novela. Quiere decir, y lo intenta en el lenguaje menos novelístico posible, que, aunque los labios no hubiesen sido naturalmente húmedos, lo hubiesen parecido por causa del vino bebido.
    CB 262.- ???mis ojos se hicieron a la oscuridad, la puerta de la alcoba estaba cerrada, debía de haberla dejado yo así, la costumbre nocturna, aunque hiciera ocho semanas que la había suspendido, en aquel cuarto?. Auténticos chirridos expresivos.
    CB 272.- ??después de acostarnos con el uno el otro?.
    MB 26.- ??un joven que arrastraría sus tacones altos por la costumbre aún no arraigada?. Dice que el joven arrastraba los tacones por la costumbre, pero lo que quería decir era que arrastraba los tacones porque aún no estaba acostumbrado a llevarlos.
    MB primeras dos líneas del texto (9 del libro). Así comienza Marías una novela: ??Nadie piensa nunca que pueda ir a encontrarse con una muerta entre los brazos y que no verá más su rostro cuyo nombre recuerda?. Quiere decir que recuerda el nombre de la mujer, pero dice ??el nombre del rostro?.

  28. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Garcia Viño, considero que tu aportación al conocimiento de la barbarie cultural que domina en todos los sectores del arte y, especialemnte en el de la novela, tiene tanta importancia como lo que yo hago deunciando la radical falsedad y la absoluta vaciedad del lenguaje politico que justifica la dominación oligarquica en la Monarquía de Partidos. Nuestro respectivo trabajo parece paralelo, pero no lo es. Sus lineas maestras se encunetran en el horizonte inmediato. Necesitamos un tercer hombre (tanto Gustavo Bueno como Gabriel Albiac podrían hacerlo) que haga lo mismo con la filosofia y la sociología dominantes. Más facil será que David Serquera, o algun otro científico, nos ilustre sobre el estado de la investigación. Haré todo lo posible para que entren en este blog. Hasta pronto.

  29. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querida Mary Luz

    Leo con fruición todos los articulos que escribes en la revista mensual “La Fiera Literaria”, a la que estoy suscrito por un precio de los de antes de la guerra civil. Dile al editor que aqui tiene una fuente sana de suscriptores. Necesitamos unir nuestros esfuerzos. A nuestro comun amigo Arturo, le sugiero que aquí mismo haga un sondeo de opinion entre los lectores, sobre el nombramiento de Marias, si es que han malgastado su tiempo en leerlo.

    La antología de burradas gramaticales que nos has seleccionado como aperitivo abre al apetito de los entremeses. No dudo de que te agradara servirlos. Gracias, Gracias y hasta pronto.

  30. francisco says:

    Sería maravilloso poder contar con don Gustavo Bueno o don Gabriel Albiac, y desde luego de grandísima utilidad.

  31. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    A Mary Luz: ¡Qué vergÌenza! ¡El nuevo académico escribe tan mal como la esposa de un gobernador del Banco de España! Y luego dirá que la “corriente de conciencia” debe ser siempre agramatical. Gracias, Mary Luz

  32. Pla (Club Republicano) says:

    Estimados amigos:

    Nos plantea Trevijano dos grandes órdenes de asuntos. El primero, relacionado con la conversión de la cultura y el arte en mercancía. El segundo, relacionado con la presunta ausencia en España de una tradición de pensamiento político (y de pensamiento en general) digno de tal nombre.

    Sobre la primera cuestión, no se si vale la pena, después de leer a Manuel Garcia Viñó (muchos saludos), añadir la perplejidad ante un tiempo como éste, el nuestro, en el que parece que a mayor alfabetización, mayor embrutecimiento. No lo se. Pienso que no ha habido ninguna época en la Historia de la humanidad en que la cultureta de consumo general, de consumo de masas, haya sido de una calidad mínimamente elevada. Quizá en la antigua Atenas, cuando las más amplias masas acudían al teatro como público de las tragedias y comedias áticas clásicas. Quizá entonces. Porque en las restantes épocas, incluso en las denominadas ilustradas, el acceso a la alta cultura ha estado siempre limitado a minorías.

    Por eso me referiré al segundo asunto, el pensamiento político español (y pensamiento español en general), o más bien la ausencia del mismo, sobre el que formulo alguna precisión y opinión (o petición de aclaración) sobre lo que se ha escrito o, al menos, sobre lo que yo he entendido de todo ello.

    Apuntó D. Antonio en su texto que el pensamiento político español no ha sido original en los últimos siglos. Es cierto. Pero también apuntó la conveniencia de tener presente en esta y otras materias la historia comparada. Pues bien, comparando la Historia de España con las de otros países de nuestro alrededor, no debemos ser pesimistas necesariamente. No sólo existen en el mundo Francia, Inglaterra, Alemania, Italia y los Estados Unidos. También existen Portugal, Hungría, Polonia, Suiza, Irlanda, Rumania, los países de América, y un largo etcétera de países. Y es claro que casi ninguno de ellos ha hecho permanentemente grandes aportaciones al pensamiento en general, o al pensamiento político en particular.

    España, en el ámbito del pensamiento, fue grande en el Renacimiento. La altura de los autores españoles de esa época, tan citados como desconocidos, la percibimos habitualmente a partir de obras extranjeras. Los nombres de Vitoria, Suárez, Molina o el Padre Mariana, y otros, conformaron un grupo de altísima calidad intelectual y de enorme influencia en el exterior en los siglos siguientes. Luego, hay algunas figuras aisladas, sí, pero notables, como el citado Ortega, o como algunos otros de los citados, a los que yo añadiría las personas de autores como Pi y Margall, Castelar, u otros. Y hay también un momento político de gran trascendencia, cual es la obra constituyente de Cádiz (aunque algo inspirada en la Constitución francesa de 1790). ArgÌelles fue autor del discurso preliminar de la Constitución de 1812.

    Y hay también una tradición menor, pero constante, de obras políticas de importancia que, si bien no permiten establecer una escuela, si trazan líneas de pensamiento claramente definidas, en sus aciertos y en sus errores. Me refiero, fundamentalmente, a las líneas del pensamiento liberal y demócrata que, sin haber elaborado grandes obras, si que ha hecho aportaciones reconocidas nacional e internacionalmente. Me refiero a autores como el Conde de Aranda en su correspondencia, o a Mendizábal en sus discursos y en sus reformas, pero también a Jovellanos, a ArgÌelles, a Flórez Estrada, a Madoz, a Prim, y a los ya propiamente republicanos de la primera época. Y me refiero a los republicanos de entre las dos repúblicas, o a los regeneracionistas (no todos republicanos) como Costa o Lucas Mallada, autor de ??Los Males de La Patria? (1890), una obra muy interesante.

    Puede que no haya en ellos muchas ideas originales, y puede que no sirvan para establecer un cuerpo doctrinal o una filosofía política. El republicanismo español se esboza en el siglo XVIII y se afianza a lo largo del siglo XIX, hasta formar una corriente política específica que se articula en partido político hacia 1866 (más o menos). Una corriente política que proyecta unos valores específicos y determinados: la aspiración a la libertad, la voluntad de que los poderes públicos estén limitados, el deseo de prosperidad económica y moral, y la convicción de que todos esos factores están muy relacionados entre sí.

    Con todo ello quiero decir que no entiendo bien hasta qué punto es imprescindible disponer de una obra teórica genuinamente nacional. Si la hay, mejor. Eso será un añadido, y nada despreciable. Elaborar un pensamiento propio es algo que favorecería enormemente el desarrollo del republicanismo, como demuestra el interés y la expectación que nos despiertan a todos, dentro y fuera de este blogg, los textos y las intervenciones de D. Antonio. Y, como los mismos demuestran, también es posible elaborar una obra política de relevancia y de perfiles genuinamente nacionales, aunque se inspire también en el pensamiento y en la obra de autores extranjeros o en el funcionamiento de instituciones de otros países.

    Salud y República

  33. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Pla

    No puedo contestar a tu largo comentario en unas líneas. No he negado el valor, sobre todo moral, de los precursores de la República en España. Tienen ante nosotros el peso de la tradicion. Pero no me consuela que otros paises tambien carezcan de pensadores originales. Y además te equivocas con Suiza y Polonia. Muy superiores a nosotros en creación de pensamiento politico, histórico o, incluso filosófico. La cita de Clausewitz, traida por Martin Miguel, podría darte la respuesta. Además he subrayado que, en defecto de genio propio, se puede importar el foráneo a traves de un esfuerzo teorico de recepcion y adaptación. Cuando no se hace se produce el fenómeno de la traduccion-traición. Todo jurista sabe que el derecho politico español, a diferencia del derecho privado, ha sido copiado sin haberlo comprendido.

    Suspendo este dialogo porque acabo de saber que
    Zapatero ha reconocido la autodeterminacion del pueblo vasco. Este hecho es de tal magnitud que he de procurar que ningun otro tema me distraiga. Hasta muy pronto, un fuerte abrazo.

  34. Dalmacio says:

    Ante hecho de “tal magnitud”, la única posibilidad legal es que el partido popular exija al rey como poder moderador según la Constitución, que detenga al partido socialista, del que el Sr. Zapatero es sólo el mamporrero. Si no lo hiciese, la Monarquía quedará rotundamente deslegitimada. Pero el partido popular no se atreverá a romper materialmente con el consenso, del que es la Monarquía el nudo gordiano. En cualquier caso, definitivamente alea iacta est. Sólo si despierta el sentido nacional español, machacado a lo largo de la transición-transacción, un puro negocio, se podría contener a la alianza desde el principio del partido socialista y las oligarquías nacionalistas.En todos los partidos, incluso en los separatistas,y no sólo en el popular hay mucho voto nacional cautivo; seguramente, la inmensa mayoría.

  35. Lucía Tirado says:

    El ingreso en la RAE de una persona tan negada para la escritura como Javier Marías, se ha consumado. Veamos en la prensa de hoy -aún no he salido- si hay alguna voz crítica, como fue la de Gabriel Albiac cuando el ingreso de Juan Luis Cebrián.Desgraciadamente, no lo espero.
    Creo que las personas que frecuentan este blog deben saber que, antes de que la infamia se consumara, se alertó, desde el Centro de Documentación de la Novela Española, editor de la Fiera Literaria, mediante el envío de ejemplos como los que ha aportado Mary Luz Bodineau y de otros argumentos, a todos los académicos de la Española y a todas las Academias americanas. Nadie ha dicho ni pío.
    Tendríamos que reflexionar todos -¡decentes de todos los países, uníos!- en lo que esta máxima corrupción puede significar respecto a la salud moral del país.

  36. Un seguidor del blog says:

    A pesar de toda la propaganda,la Academia de la Lengua hace tiempo que está muy desprestigiada. Como prueba pueden verse las sucesivas ediciones del Diccionario a partir de cierta fecha. Especialmente en las materias no estrictamente científicas: hsitoria, política, sociología, etc.. En las científico naturales y ténicas parece que mantiene un nivel aceptable.

  37. M. García Viñó says:

    Bueno, veo que mis niñas -Lucía Tirado y Mary Luz Bodineau- se me han adelantado en decir cosas que quería haber dicho yo. Ellas, por supuesto, las han dicho mejor. Pero quiero decir a los que conversan en este blog, que en los comentarios al artículo anterior de don Antonio -el de la paz en Euskadi- yo he intervenido dos veces sobre estos mismos temas del negocio de la cultura, la Academia, etc., comentando en una de ellas a don Miguel Martín y, en otra, a Pepe Fernández. Ahora, quiero aprovechar también la ocasión para invitar a todos a visitar la web de “La Fiera Literaria”: http://www.lafieraliteraria.com Allí se encontrará un par de artículos que tienen que ver también con esto. En uno de ellos, se pregunta el autor por cuál es el límite de la corrupción. Desde mi punto de vista, el ingreso de Marías en la Academia pertenece al mismo tipo de actividades corruptas que las que llevaron a la Docta Casa a ceder los derechos del Diccionario a Prisa, que ha ganado millones.

  38. pepe fernandez says:

    Mi opinión es que lo de Zapatero es electoralismo puro y duro, con el Estatut pretende haber comprado votos de rebajas, va a hacer lo mismo con los vascos, otro estatuto, tragando incluso con la trampa de ETA.

    Lo que es increible es que un partido político puede ir por ahí regalando trozos del Estado como si fueran de su propiedad privada a cambio de votos, convirtiendo a supuestos ciudadanos libres en subditos de monarcas, oligarquías nacionales y caciquismos locales. Si no se ve ahora la falsedad, cinismo y bufonada del timo de la transición es que estamos bien narcotizados.

    Yendo a lo simple, intuyo que Zapatero le está haciendo una carrera no a los nacionalismos sino a la crisis económica que se le viene encima al país. La burbuja inmobiliaria y la falta de alternativas economicas es el Problema que ningún partido quiere tocar. Con los regionalismos se distrae y se consiguen votos fáciles.

  39. Antonio Garcia-Trevijano says:

    A Dalmacio y Pepe

    La decision de Zapatero es un acontecimiento. Sean las que sean sus intenciones o propositos, el hecho no solo sobrepasa la capacidad de los partidos para controlar el proceso, sino que en sí mismo constituye el suicidio de la Monarquia. Daremos la respuesta adecuada en el momento adecuado. Hay tiempo para ello. De momento pido a los lectores que continuen debatiendo sobre el tema cultural propuesto hoy. En los momentos más dramáticos, los republicanos debemos conservar la serenidad de las voluntades cívicas y la lucidez de las inteligencias democráticas. Espero seguir disfrutando de las reacciones de vuestra sensibilidad ante la farsa de la Academia, alargando la maravillosa página de hoy. Abrazos.

  40. Grazia Deledda says:

    Esto coje una velocidad endiablada:

    Ayer la mayoría de los diputados del Congreso perdieron la dignidad.

    ¿ Como es posible que el presidente Zapatero diga que comunicará al Parlamento la iniciación de conversaciones con ETA, – y se presente en una sala adjunta delante de los fotógrafos,- y no de periodistas-, pués prohibieron las preguntas, y haga el comunicado que hizo ?.

    Sin plazos, sin propuestas concretas, y que ??respetará la voluntad de lo que el Pueblo Vasco decida libremente? ¿

    Vamos que se invistió de plena soberanía y dará todo, incluso la parte de soberanía que le corresponda a Cartagena, Melilla, Ceuta ?y a todo el norte de la península.

    La II República fué de origen espúreo tras unas elecciones municipales, pero la III será el parto de los montes.

    Porque habrá que improvisarla de urgencia, con prisas y después de una desbandada social.

    Cada vez está más claro que no hay el más mínimo respeto por las reglas del juego democrático.

    Es el resultado de una partitocracia sin verdadera separación de poderes, con esporádicas escenificaciones sin importancia, para analfabetos de la Historia y de la Política.

  41. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Calma Grazia, todo está sucediendo como estaba previsto. Lo que decidió ayer Zapatero lo consideré en mi conferencia del Ateneo como paso irreversible de la Monarquía hacia su desligitimación. La III Republica no será improvisada. Está prefigurada en en este MCRC. Tampoco habra parto de los montes. La cuestion ya no está entre Monarquía o Republica, sino entre lo viejo y lo nuevo, entre el anacronimso y la modernidad, es decir, entre la restauracion de la II Republica parlamentaria o la instauracion de
    la Republica Constitucional. Animos y serenidad.

  42. Avelino Díaz says:

    En primer lugar, quiero dar las gracias al Sr.García- Trevijano y a todos por permitirme participar en este blog,que con tanta frecuencia visito y en el que hoy me animo a intervenir.

    Todos sabemos que,a lo largo de la historia,ha habido muchos ingresos polémicos en la Real Academia.La mayoría de las veces motivados por cuestiones políticas,personales,o por simples complacencias literarías.Lo que ya no recuerdo,es que se haya concedido ingreso alguno forzando los propios límites de la gramática y del resto de normas lingúisticas en las que se fundamenta la labor de la Real Institución.En mi opinión,el nombramiento de Javier Marías no sólo se aleja bastante de lo que era costumbre más o menos aceptada,sino que pone en entredicho también el rigor documental de la Academía a la hora de elegir a sus miembros,demuestra que no lee lo que éstos publican.Me gustaría conocer a este respecto la opinión del profesor Manuel Seco,compañero de sillón, a partir de ahora,del señor Marías.Con decisiones así,¿cómo vamos a exigirles a nuestros alumnos de E.S.O. que cuiden la expresión y no cometan faltas de ortografía?

    Todo esto no es ajeno al momento político y social que vivimos.El propio gobierno de la nación nos muestra a diario que se pueden forzar ,también, los límites de la Constitución y del ordenamiento jurídico con el fin de legitimar todo tipo de propuestas.

    Gracias a todos.

  43. M. García Viñó says:

    Atendiendo a la sugerencia de Antonio García Trevijano, de volver sobre el tema del día: el negocio de la cultura y, como conseciuencia de él, infamias como el ingreso de Javier Marías en la Academia, se me ocurre someter a la consieración de los contertulios esta especie de “parábola” que he escrito:

    EL HOMBRECITO QUE FUE ??R?
    propuesta de novela con moraleja

    Esta puede ser la segunda vez que el enriquecimiento efectuado por mi (mala) memoria de un texto sugerente me permita sacar unas consecuencias que, de recordar con precisión, no hubiese podido sacar.
    La anterior fue una cita, ??corregida y aumentada? por mi recuerdo, de El gran Gatsby, de Francis Scott Fitgerald, que me permitió escribir el artículo Las tontitas del Sistema, que ha hecho fortuna. Quiero decir que ha sido citado muchas veces.
    Cuando a Daisy, la protagonista de la citada novela ??que se desarrolla a principios del siglo XX-, le presentan a su hija recién nacida, exclama: ??si es una niña, ojalá sea estúpida, bonita y estúpida. Es lo mejor que una mujer puede ser en este mundo?. Siempre creí que lo que decía era ??ojalá fuese tontita?. Como no lo encontré en el libro, deduje que habría sido en su versión cinematográfica, pero tampoco. La tremenda ironía dictada por el despecho de una mujer que se sabe más inteligente que su marido y que todos los patosos dolcevitescos que la rodean, pero a la que su sociedad no la deja pasar de aprender a tocar el piano, bordar y hacer labores domésticas, hubiese sido la misma, pero yo no hubiese podido aplicársela a las damiselas tipo Elvira Lindo, Almudena Grandes, Rosa Regás, Rosa Montero y demás florecitas de invernadero, gala y ornato del florido pensil donde reinan los varones del grupo Prisa.
    Hoy, conmocionado por la noticia del ingreso en la Real Academia Española, para ocupar el sillón ??R? que quedó vacante al fallecimiento del gran filólogo Fernando Lázaro Carreter, de Javier Marías, sin duda la persona que peor maneja y ha manejado nuestra lengua en todos los tiempos y lugares ??confusión en el significado de las palabras; repeticiones tan incontables como injustificadas; incorrectas utilizaciones de adjetivos y adverbios; pésimas, inelegantes e ininteligibles construcciones; derivaciones pseudointelectuales de un caos mental sin precedentes; chistes involuntarios ??, como han demostrado siete Cuadernos de Crítica del Centro de Documentación de la Novela Española, no me atrevo a comprobar si la imagen que conservo del argumento de El hombre que fue jueves, de Chesterton, que leí hace muchos años, se corresponde con la realidad. Y es que esa imagen me va a servir para proponer a los jóvenes escritores la trama de la que podría resultar ser una de las novelas del siglo.
    Según mi (mala) memoria, el hombre que fue jueves es un policía londinense al que logran infiltrar en la cúpula del anarquismo internacional, donde pasa a ocupar lo que podríamos llamar el ??sillón jueves?, de los siete, designados con nombre de días de la semana, que constituyen el terrorífico Consejo. A través de entretenidas peripecias y de forma muy bien justificada, otros policías, que no conocen al primero ni se conocen entre sí, se van infiltrando uno detrás de otro, hasta que la cúpula del terrorismo mundial resulta estar compuesta por policías, que se terminan comportando, no como tales, sino como terroristas.
    Partiendo de esta idea, se corresponda o no en un todo con la novela de Chesterton, yo propongo a los jóvenes novelistas ??a los serios, a los cultos, no a los que publican en Alfagura, Planeta, Espasa Calpe y demás santuarios del horror- una novela que se podría titular como este artículo: El hombrecito que fue ??R?. En ella, y como consecuencia de ??la conjura de los necios (profesores)? y ??el silencio de los borregos (críticos)?, un tonto llega a ser director de la Academia de la Lengua. Para que no tengan que afanarse buscado nombres, podría llamarse Víctor García de la Concha. Entre éste y las fuerzas del mal ??las de la industria cultural, el neoliberalismo o algo así-, que empujan desde fuera y cuentan ya con la complicidad de Concha, van entrando en la docta casa individuos que nada tienen que ver con las bellas letras en particular ni con la cultura en general. Así Juan Luis Cebrián, que para hacerlo tendrá que asesinar, en una escena estremecedora, a un sabio fonólogo llamado Antonio Quilis; Muñoz Molina, antiguo número de la Benemérita en la vida real; Arturo Pérez Reverte, reencarnación de un sobrino plasta de Alejandro Dumas; Fernando Fernán Gómez, cuyos méritos habrán sido hacer de torero, de sereno, de misionero, de un montón de cosas, pero nunca de escritor; etcétera, etc., hasta ??tiempo presente en la narración- un hombrecito tartaja cerebral, que ocupará el sillón de un eminente filólogo. ¿No adivinan el final del relato? La novela concluirá cuando toda la Academia esté integrada por analfabetos.

    PS. Se me ocurre un ingrediente literario más, que enriquecería el libro respecto al significado que puede tener la conquista de la Academia por los ??tontitos?, con referencia a la salud moral del país en que la acción se desarrolla. En su profética novela Fahrenheit 451, Bradbury hace que sean los bomberos, no los que apaguen el fuego, sino los que incendien, sobre todo los libros: imagen fabulosa de la inversión de valores que reina en la sociedad. Marías ??o cualquiera de los otros-, en la institución que tiene que velar por la pureza y buen empleo de la lengua, representa el turbio espejo de una sociedad donde la mentira y la corrupción son las normas de conducta.

  44. M. García Viñó says:

    Disfruten del siguiente artículo que publicó Gabriel Albiac, el 23 de diciembre de 1996, en “El Mundo”, con motivo del ingreso de Juan Luis Cebrián en la Academia:

    Cebrián como metáfora

    >Exceso en la metáfora: desde hace cuatro días, un mediocre redactor de editoriales al dictado posee sillón propio en la institución a cuyo cobijo se halla la lengua y el diccionario. Su obra literaria es inexistente, pues que la infinita caridad colectiva concede el olvido al engendro narrativo aquel. Su capacitación en el campo de la lingÌística es, con exactitud, igual a cero. Sin obra, sin tareas investigadoras o académicas conocidas, el hombre de Bankinter dispara al infinito el monstruoso tropo constituyente de la España de fin de siglo: sólo la mentira vale, sólo la nulidad ??intelectual como moral o política- posee valor absoluto. Cebrián académico es el espejo de esta España en la cual vivimos: la de los González, los Gil, los Aznar, los Guerra, los Pujol o los Ibarra… La España analfabeta y mala, porque no hay mediocridad ni ignorancia que no sean éticamente envilecedoras.
    >>Podríamos ??es tan fácil- tomar a risa eso de que el patético redactor de La rusa haya pasado sobre la cabeza del enorme sabio que es Quilis; podríamos perdernos en esgrimas más o menos ingeniosas acerca de su sintaxis tosca, acerca de la inepcia chata de su prosa hecha de tópicos encadenados… Haríamos mal. No es broma que un don nadie ??en lo que a lengua y literatura toca- deba decidir acerca de criterios técnicos en los cuales se juega aquello de lo cual está forjado nuestro espíritu: la lengua. No es broma Juan Luis Cebrián en la Academia. Por mucho que lo parezca. Ni siquiera una broma pesada. Ni siquiera un chistoso sabotaje dadaísta. Es una vergÌenza. Callarlo sería más vergÌenza todavía.
    >>VergÌenza para la Academia: para quienes lo propusieron, para quienes lo votaron, ellos sabrán por qué. VergÌenza, por encima de todo, para quienes hablamos y escribimos en un español que, bajo la pluma del nuevo académico, accede a un bochornoso grado cero.
    >>No. Ser un pésimo escritor no es un delito. Pero requiere ser un escritor, primero. No lo es el consejero ex periodista de Bankinter. Puede aducir en su favor tal vez un mérito. Sólo. ?l es metáfora. La más cruda metáfora de los tiempos presentes. Cebrián en la Academia: España en la mentira>>.

  45. M. García Viñó says:

    OJO! HE COMPROBADO QUE NO HA SALIDO EL PRIMER PÁRRAFO

    Cebrián como metáfora
    >Exceso en la metáfora: desde hace cuatro días, un mediocre redactor de editoriales al dictado posee sillón propio en la institución a cuyo cobijo se halla la lengua y el diccionario. Su obra literaria es inexistente, pues que la infinita caridad colectiva concede el olvido al engendro narrativo aquel. Su capacitación en el campo de la lingÌística es, con exactitud, igual a cero. Sin obra, sin tareas investigadoras o académicas conocidas, el hombre de Bankinter dispara al infinito el monstruoso tropo constituyente de la España de fin de siglo: sólo la mentira vale, sólo la nulidad ??intelectual como moral o política- posee valor absoluto. Cebrián académico es el espejo de esta España en la cual vivimos: la de los González, los Gil, los Aznar, los Guerra, los Pujol o los Ibarra… La España analfabeta y mala, porque no hay mediocridad ni ignorancia que no sean éticamente envilecedoras.
    >>Podríamos ??es tan fácil- tomar a risa eso de que el patético redactor de La rusa haya pasado sobre la cabeza del enorme sabio que es Quilis; podríamos perdernos en esgrimas más o menos ingeniosas acerca de su sintaxis tosca, acerca de la inepcia chata de su prosa hecha de tópicos encadenados… Haríamos mal. No es broma que un don nadie ??en lo que a lengua y literatura toca- deba decidir acerca de criterios técnicos en los cuales se juega aquello de lo cual está forjado nuestro espíritu: la lengua. No es broma Juan Luis Cebrián en la Academia. Por mucho que lo parezca. Ni siquiera una broma pesada. Ni siquiera un chistoso sabotaje dadaísta. Es una vergÌenza. Callarlo sería más vergÌenza todavía.
    >>VergÌenza para la Academia: para quienes lo propusieron, para quienes lo votaron, ellos sabrán por qué. VergÌenza, por encima de todo, para quienes hablamos y escribimos en un español que, bajo la pluma del nuevo académico, accede a un bochornoso grado cero.
    >>No. Ser un pésimo escritor no es un delito. Pero requiere ser un escritor, primero. No lo es el consejero ex periodista de Bankinter. Puede aducir en su favor tal vez un mérito. Sólo. ?l es metáfora. La más cruda metáfora de los tiempos presentes. Cebrián en la Academia: España en la mentira>>.

  46. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Manolo. Lo mas efectivo en las denuncias de la corrupción moral, cultural, economica y politica,
    es la forma literaria de hacerlas. Me refiero a la necesidad de que la estética impida que la narración sea tomada por una caricatura. Tu lo has conseguido con este regalo que nos brinda tu bella prosa. Nos has hecho pasar un buen rato al abrirnos las puertas de la Academia Real. El orden del adjetivo altera la calificacion del sustantivo. Los académicos reales son los Cebrian y compañía. Los demás, su comparsa. Gracias por tu nada humorístico relato.

  47. M. García Viñó says:

    VOLVI? A DESPARECER. Ahora lo copio solo. Vosotros lo anteponeis a lo ya transcrito. No ha sido por torpeza mía, con ser esta grande. Cuando se compuso el libro, donde lo transcribí, pasó igual. Misterios. Aquí está:

    Cebrián como metáfora

  48. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Manolo, en mi comentario anterior olvidé decir expresamente algo que, al darlo por supuesto, puede hacer oscura mi reflexion sobre los humoristas, los caricatos de la prensa diaria. Pues el chiste, el dibujado y el contado, por crítico que parezca en su mensaje, tiene por función integrar en el sistema la contradicción (inesperada para el común) que provoca la risa. El chiste es simpre conservador, aunque el artista gráfico se sienta revolucionario. Saludos.

  49. M. García Viñó says:

    Aunque comprobé que estaba en el recuadro de los comentarios, veo que no ha salido en el blog. LO copio artesanalmente, a ver si así…

    CEBRIAN COMO METÁFORA

    Ser un pésimo escritor no es un delito. Pero aun eso requiere cierto esfuerzo; la apuesta de invertir el escaso tiempo propio en la traza de una obra, incluso de una obra mala, incluso de una obra pésima. Juan Luis Cebrián no es un escritor pésimo. No es un escritor. Sencillamente. Publicó una de esas novelitas baratas para uso de quioscos en ferrocarriles y aeropuertos. Fue hace años. Como no reincidió, nada hay que impida ser benevolente con su falta de sentido del ridículo de entonces. Y olvidarse de algo que ni siquiera Corín Tellado hubiera osado firmar sin un síncope de sonrojo. Optó en seguida por dedicarse a las altas finanzas. Hizo bien. Ser un pésimo escritor no es ciertamente un delito… Pero da tanta vergÌenza…

    (Sigue lo que ya salió)

  50. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Mucho del mal que está ocurriendo en la Academia se debe a los académicos-estrella. Lo mismo que hay jueces-estrella, también hay académicos-estrella que han perdido la discreción y la honestidad en su trabajo callado y constante – como sus antecesores -por puro prurito de notoriedad. Hoy el académico se acerca a la folclórica o a la estrella del pop porque le ha empezado a encantar esa fama vana. En esto tiene mucho que ver su Director, cuya pedantería ha ridiculizado tantas veces a una institución tan prestigiosa, respetada y querida por los españoles. No se ha escrito mejor retrato moral y vocacional del Académico que Anatole France en su “El crimen de un académico”. Tenemos una Académica con demasiada rimbombancia, y con poco sentido de la medida y del silencio propio de un lugar de trabajo como ése. No obstante, personalmente admiro a la mayor parte de los académicos, que me imagino son los que más sufren el frenesí de modenidad de su rozagante Director. De todas formas, aquí no deberíamos meternos. Es mejor que la Academia salga sola de este desatino, como lo ha hecho otras veces desde hace tres siglos por lo mucho que le conviene. Vivat Accademia!

  51. Antonio Gomez says:

    Buenas Tardes

    No se ustedes, pero en mi humilde opinión, tan sangrante es el caso de Arturo Perez Reverte como el del Sr Marías.¿Qué opinan ustedes?.

    Saludos republicanos

  52. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    No podemos pedir a la Academia lo que no tiene España. Los escritores acedémicos representan a los escritores que constituyen hoy la pésima literatura española. Lo mismo los filólogos. ¿Es que los lingüistas jóvenes de la Academia se pueden comparar ni de lejos con los grandes lingüistas académicos de los años 40 0 50? Faltan por completo helenistas y latinistas con la genialidad de Antonio Tovar, salvo la “rara avis” de Rodríguez Adrados. Pero ¿cuántos en España leemos todos los dían en latín y en griego clásico? Menos mal que a la ignorante Iglesia nacional le queda el Opus Dei. España, culturalmente hablando, es pavorosamente mediocre, y algunos mediocres han enendido – por su propio interés – que hay que llevar la Democracia a la Academia, y la verdad es que lo han conseguido: la Academia es hoy fiel reflejo de la barbarie cultural española. ¿Para qué meter en la Academia a Agustín García Calvo cuando ya tenemos a filógos cuyo único mérito reside en una cátedra universitaria lograda en los pasillos y que jamás han escrito un pensamiento lingüístico original? ¿Para qué meter a Juan Goytisolo cuando ya tenemos a Cebrián? ¿Para qué meter a Umbral cuando ya tenemos a Javier Marías? Y que conste que el padre de éste siempre me mereció respeto por la asombrosa cultura que ya tenía a los veinte años, pero las prosapias también se degradan. En efecto, nuestra Academia no está nada mal en la España de Juan Carlos I y Zapatero. Y además, los académicos ya no hacen los Diccionarios. La III República o cierra la Academia, o la primera hornada de académicos debería salir de unas Oposiciones – sistema mucho menos corrupto que el actual -.

  53. M. García Viñó says:

    Sí, amigo Gómez Gay, el caso de Pérez Reverte es tan sangrante como el de Marías, y en mi libro sobre la mafia literaria que constituye el grpo Prisa -El País: la cultura como negocio- lo denuncio en un capítulo titulado “Ingresa en la Academia el Conde de Montrecristo”. Pero Reverte, al menos, sabe que el verbo haber es con “h” y que antes de b y p se escribe m. Lo malo de su caso es que a un tipo que ha querido malamente resucitar la novela de capa y espada y al inculto públio español le guste lo que hace -porque se lo han metido, además, por los ojos, mediante un marketing escandaloso- lo traten de genio de la novela, ¡de renovador del género! y le organicen un congreso en la universidad de Murcia…! Sangrante, sí, como el de Marías y como el de Cebrián. Tres de Prisa, tres que publican en Alfaguara… Como no metan ahora a Manolo el del Bombo, no puede caer más bajo la Academia… ¡Lo caro que está costando a la cultura española, que Polanco Gutiérrez sea rechoncho, bajito y no bien parecido, y eso no se remedie con cirgía estética!

  54. M. García Viñó says:

    Olvidé decir en mi anterior intervención que, mafias y negociantes aparte, los grandes culpables de lo que pasa son los críticos y los profesores de Literatura, dos gremios entre cuyos miembros, el que no es un vendido, es un cobarde. El profesor José María Martínez Cachero, emérito de la Universidad de Oviedo, dijo en un congreso sobre Clarín que hay que remontarse a este genial novelista y crítico, para encontrar una crítica parecida a la que se hace en “La Fiera Literaria”. Como lo dijo él, me ahorro decirlo yo, que soy parte. Conozco profesores que no están conformes con lo que está pasando, pero no se atreven a decirlo. Las razones, las dio Pedro J. Ramírez en un artículo que reproduzco en mi libro. Es curioso que los críticos, cuando hablan de la novela española en general, dicen que está muy mal y no dan nombres. Pero, cuando se refieren a casos concretos, hablan de obra maestra, de gran escritor… Uno no se explica cómo de la suma de tantos genios y obras extradinarias resulta un desastre como el que describen.

  55. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Estimado Sr. García Viñó: Me supongo que sabe que existe alguna sociedad de escritores – habría que llamarla mejor sindicato – que se prestan ayuda recíproca sin tener para nada en cuenta la calidad de los productos que salen de sus manos. Así, por ejemplo, tal escritor y profesor que hace la crítica en tal periódico y es asesor de tal editorial, escribe un discurso lisonjero en dicho periódico y editora favor de otro escritor de la misma asociación, que a su vez hará lo mismo con el buen compañero del sindicato. Funcionan realmente como un sindicato, y hasta ha habido asambleas en donde esta brutal estrategia ha quedado perfectamente explicitada. Como ve, no sólo la corrupción de da en una Editorial y empresa que hasta hace que el Gobierno realice para ella labores ancilarias. Un saludo

  56. Eduardo says:

    Estimado Sr. García-Trevijano y contertulios

    La Academia española languidece a medida que languidece la nación, y la nación languidece en la monarquía de partidos no por casualidad. Es el resultado de una sociedad hispana que no ha alcanzado todavía la racionalización política, que aún vive en los vestigios del antiguo régimen.

    No puede sostenerse una calidad mínima en nuestros “académicos” cuando de lo que se trata es de mantener los monopolios culturales que García Trevijano ha descrito en este artículo. Estos “monopolios culturales” están al servicio de los poderes autonómicos y son difundidos “transversalmente” por El País (y socios). En un contexto así, el “mercado” está completamente distorsionado y politizado. Como es sabido, ningún monopolio puede sostenerse al margen del proceso político. La única salida “liberal”, por ahora, parece ser internet.

    Gustavo Bueno, al que se ha recordado aquí con justicia, escribió un título filosófico indispensable para comprender cómo hemos llegado a esto: “El mito de la cultura”. Este “mito” ha cobrado tanta fuerza, precisamente por su confusión, misterio y oscuridad, que resulta prácticamente inatacable.

    Saludos, y venga esa III República constitucional.

  57. D'Anton says:

    Mi enhorabuena por el excelente debate cultural de esta página. Lo he respetado, aunque la actualidad parecía más propicia a hablar de España que de la Academia Española. Quizá todo sea uno, en cuanto al genérico grado de corrupción. Pero no me resisto más a dar mis impresiones sobre esta semana vertiginosa en lo político.

    En esencia, el jueves pasado sucedió lo siguiente:

    El Poder Ejecutivo, representado por el presidente del Gobierno, tomó las dependencias del Poder Legislativo al que presuntamente debe el sometimiento a su control y, en vez de rendir cuentas ante él, se atribuyó sus competencias.
    Las tomas del Congreso, sean pacíficas, pactadas o armadas por parte de cualquier miembro del Ejecutivo (dirigente o dirigido, político, militar o policial) se han calificado genéricamente como golpes de Estado. Es indiferente a este hecho que se produzca con una metralleta o con un bolígrafo.

    Entre las competencias que se arrogó, el jefe del Ejecutivo incluyó la aceptación por el Gobierno del derecho a la libre decisión de una Comunidad Autónoma, lo que sólo sería posible (aunque siempre fuera indeseable) a través del concurso del Parlamento, usurpado aquí sin violencia.

    Este anuncio del jefe del Gobierno, que es una forma edulcorada de aceptar la autodeterminación de una región española, pone, de paso, entre la espada y la pared al Poder Judicial. Porque el Gobierno ha anunciado oficialmente que apoya el incumplimiento de la Constitución al aceptar la soberanía del pueblo vasco para decidir sobre su futuro, lo que vulnera el artículo primero de la Constitución que atribuye exclusivamente al conjunto del pueblo español la soberanía. No hay que ser jurisperito para entenderlo: si los ciudadanos de un determinado ámbito geográfico, sea cantón o región, ven reconocido el derecho soberano de diseñar su futuro, éste puede llegar a la independencia. En realidad, se reclama por quien lo hace exactamente por eso.

    El presidente del Ejecutivo ha planteado así un órdago al Legislativo y al Judicial. Prescindiendo de ambos y coaccionándolos, tanto con su simbólica presencia en la Carrera de San Jerónimo como al exigirles su sumisión,y la de los ciudadanos, a cambio de la promesa de conjurar el riesgo de nuevas agresiones terroristas, que en su lenguaje se llama paz.

    De momento no me entretendré en los aspectos morales del asunto, ni siquiera en los de táctica política. Pero, anunciar el comienzo de una negociación en términos que ya se han negociado previamente (comunicados cruzados de Eta y el Gobierno con el mismo contenido) es, más que mendaz, surrealista. Y decidir concesiones sobre una propiedad (soberanía) que es de otros puede ser una estupidez o también una estafa.

    Por último, desafiar al Rey, definido constitucionalmente como “símbolo de la unidad y permanencia del Estado? al abrir una vía probable a la desintegración de esa unidad si unos determinados ciudadanos así lo deciden es, en el mejor de los casos, despreciar su jefatura del Estado. Y, en el peor, dar un golpe a esa Jefatura.

    Claro que lo peor de todo sería que Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Jefatura del Estado estuvieran de acuerdo en la concesión de autodeterminaciones regionales, por ejemplo, en un pacto bajo la Corona. Ese golpe sería entonces el del aparato del Estado, emanado de la soberanía nacional, contra el pueblo español, titular de esa soberanía.

  58. D'Anton says:

    Mi enhorabuena por el excelente debate cultural de esta página. Lo he respetado, aunque la actualidad parecía más propicia a hablar de España que de la Academia Española. Quizá todo sea uno, en cuanto al genérico grado de corrupción. Pero no me resisto más a dar mis impresiones sobre esta semana vertiginosa en lo político.

    En esencia, el jueves pasado sucedió lo siguiente:

    El Poder Ejecutivo, representado por el presidente del Gobierno, tomó las dependencias del Poder Legislativo al que presuntamente debe el sometimiento a su control y, en vez de rendir cuentas ante él, se atribuyó sus competencias.
    Las tomas del Congreso, sean pacíficas, pactadas o armadas por parte de cualquier miembro del Ejecutivo (dirigente o dirigido, político, militar o policial) se han calificado genéricamente como golpes de Estado. Es indiferente a este hecho que se produzca con una metralleta o con un bolígrafo.

    Entre las competencias que se arrogó, el jefe del Ejecutivo incluyó la aceptación por el Gobierno del derecho a la libre decisión de una Comunidad Autónoma, lo que sólo sería posible (aunque siempre fuera indeseable) a través del concurso del Parlamento, usurpado aquí sin violencia.

    Este anuncio del jefe del Gobierno, que es una forma edulcorada de aceptar la autodeterminación de una región española, pone, de paso, entre la espada y la pared al Poder Judicial. Porque el Gobierno ha anunciado oficialmente que apoya el incumplimiento de la Constitución al aceptar la soberanía del pueblo vasco para decidir sobre su futuro, lo que vulnera el artículo primero de la Constitución que atribuye exclusivamente al conjunto del pueblo español la soberanía. No hay que ser jurisperito para entenderlo: si los ciudadanos de un determinado ámbito geográfico, sea cantón o región, ven reconocido el derecho soberano de diseñar su futuro, éste puede llegar a la independencia. En realidad, se reclama por quien lo hace exactamente por eso.

    El presidente del Ejecutivo ha planteado así un órdago al Legislativo y al Judicial. Prescindiendo de ambos y coaccionándolos, tanto con su simbólica presencia en la Carrera de San Jerónimo como al exigirles su sumisión,y la de los ciudadanos, a cambio de la promesa de conjurar el riesgo de nuevas agresiones terroristas, que en su lenguaje se llama paz.

    De momento no me entretendré en los aspectos morales del asunto, ni siquiera en los de táctica política. Pero, anunciar el comienzo de una negociación en términos que ya se han negociado previamente (comunicados cruzados de Eta y el Gobierno con el mismo contenido) es, más que mendaz, surrealista. Y decidir concesiones sobre una propiedad (soberanía) que es de otros puede ser una estupidez o también una estafa.

    Por último, desafiar al Rey, definido constitucionalmente como “símbolo de la unidad y permanencia del Estado? al abrir una vía probable a la desintegración de esa unidad si unos determinados ciudadanos así lo deciden es, en el mejor de los casos, despreciar su jefatura del Estado. Y, en el peor, dar un golpe a esa Jefatura.

    Claro que lo peor de todo sería que Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Jefatura del Estado estuvieran de acuerdo en la concesión de autodeterminaciones regionales, por ejemplo, en un pacto bajo la Corona. Ese golpe sería entonces el del aparato del Estado, emanado de la soberanía nacional, contra el pueblo español, titular de esa soberanía.

  59. Un seguidor del blog says:

    El epicentro de la barbarie cultural es la Universidad. Hay ya muchos catedráticos y profesores que no saben escribir, no bien o mal, sino con una mínima corrección ortográfica y sintáctica, y de ahí ha refluido todo al sistema educativo.
    Lo de las Academias, en plural, aunque el caso más grave es por ahora el de la de la Lengua, es muy significativo de como se va cumpliendo la frase del gurú de la transición, con grandes ínfulas de adalid de la cultura, Alfonso Guerra, que define muy bien el proyecto de destrucción de la identidad española: “que no reconozca España ni la madre que parió”. El propio Guerra intentó apoderarse descaradamente de las Academias y el gobierno vuelve ahora ,con el apoyo de la Acedemia de la Lengua y la de la Historia, a intentar su definitiva monopolización mediante un proyecto de reforma del Instituto de España . Otro factor importante en la de-construcción de España es la prensa (y los media), no sólo los de Prisa y adictos, sino en general, con su conformismo y su mala calidad (quizá por eso se lee cada vez menos), facilitada por la mala formación, o deformación, que dan las absurdas Facultades de Periodismo a la muchedumbre de licenciados que “producen” anualmente y tienen que garnarse la vida. Por cierto: ¿Por qué ha aparecido de prontoen este blog la palabra inglesa Says (y con mayúscula) en lugar de dice o ha comentado? ¿Tiene que ser inglesa la III República? ¿ No basta que los organismos oficiales y las Universidades públicas y privadas privilegien el inglés como si estuviese destinado a ser por lo menos la lingua franca entre los españoles?

  60. Un seguidor del blog says:

    Rectificación. Aunque creo que se entiende, en el primer párrafo debe decir: “ha refluido a todo el sistema educativo.”

  61. Antonio Garcia Trevijano says:

    Avelino, no se por qué ni como ha sido borrada mi respuesta a tu interesante comentario, en la que te animaba a seguir participando de modo activo en la calidad cultural de este blog. Tampoco se quién ha cambiado contra mi criterio la palabra española dice por la inglesa say. Le he pedido a Francisno que lo corrija.

  62. Antonio Garcia Trevijano says:

    Amigo Eduardo

    Agradezco tu pertinente comentario. Mi manía de precision terminológica ha denominado oligopolio cultural a lo que tu llamas monopolio, no sin razon en algunos casos especiales como el de Prisa. He intentado hablar con Gustavo Bueno para que entre en este blog, pero al parecer está retirado de momento para atender un problema de salud que aqueja a su mujer. Hasta pronto.

  63. Antonio García Trevijano says:

    Al comentario 64.

    Tan importante es tu llamada de atencion sobre la prensa y los medios de comunicacion que, desde la experiencia de la propaganda nazi, se ha integrado el cuarto poder en la estructura de la dominacion politica de los gobernados, al mismo nivel, o incluso superior, que los clasicos poderes del Estado (ejecutivo, legislativo y judicial). Por ejemplo, lo que denuncia aquí D’Anton, el golpe de Estado del ejecutivo de Zapatero, sobre el legislaivo y el judicial, habría sido inconcebible sin la aprobación (o la inspiración) del gurpo mediatico Prisa. Hasta pronto.

  64. Antonio Garcia Trevijano says:

    Mi querido D’Anton

    Has planteado el tema a cuyo análisis dedicaré varios artículus sucesivos, empezando con el de mañana. Pues lo que llamas atinadamaente golpe civil de Estado, perpretado por Zapatero intra muros del Parlamente, no solo es un ataque frontal a todas las instituciones y a la Constitución de la Monarquía, sino el acontecimiento más grave y de mayor trascendencia que se ha producido en España, contra la convivencia tradicional de los españoles en una sola nación, desde la guerra civil. Hasta mañana, gracias por tu sana reacción y por la clara intuición de tu diagnóstico político.

  65. Antonio García Trevijano says:

    Amigo Avelino, bienvenido a esta página. Aunque el tema de la enseñanza escolar aun no lo he planteado en un artículo, está latiendo siempre como una de las causas fundamentales de la degradación del lenguaje, del nivel de conocimientos básicos y de la cultura elemental. Deberías intevenir con frecuencia en este blog para mostrar el estado de la enseñanza en las materias de que iremos hablando. Gracias y adelante.

  66. Mary Luz Bodineau says:

    Ha dejado escrito aquí don Avelino Díaz que le gustaría conocer la opinión del profesor Manuel Seco sobre el ingreso en la Academia de Javier Marías. A muchos creo que nos gustaría conocerla. A mí, muy especialmente. Y también la del profesor Emilio Lledó. Por favor, quien conozca las direcciones de estos dos señores haría un gran favor al Centro de Documentación de la Novela, en su lucha anti-corrupción literaria, enviándonosla a la dirección electrónica fieralit@auna.com o al apartado de correos 42082 – 28080 Madrid. Gracias

  67. Miguel Sanchez says:

    Buenas Tardes.

    No se si le pasa a todo el mundo, pero ahora justo por encima de la foto de Don Antonio aparecen unos textos en inglés.

    Por otra parte me adhiero a la condena de los cada vez más “escritores estrella” y menos “académicos”. Acabaremos por ver convertida la ilustre academia en un nido de escritores de noveluchas e insulsos ensayos.

    Saludos Republicanos.

  68. Israel Nava says:

    Como bien he puesto en el blog del MCRC, estamos en pleno proceso de migración de los blogs a nuevos servidores.

    He ido informando puntualmente de los progresos y haciendo llamamientos a voluntarios que quisieran hacerse cargo del hospedaje y administración de ambos blogs.

    Para cualquier duda sobre los citados anuncios, visiten http://www.republicaconstitucional.org, más concretamente este post.

  69. Antonio Garcia Trevijano says:

    A mis lectores

    El golpe de Estado de Zapatero obliga al MCRC a dar un primer paso hacia la preparacion de su Asamblea fundadora. En esta preparación deben intervenir los miembros que, por su clarividencia y su espiritu decidido, han mostrado en este blog la voluntad de dotar al nacimiento del MCRC de la consistencia social que necesita para presentarse ante la sociedad real como movimiento politico, o sea, sin definición ideologica respecto de las opciones de gobierno sobre materias que deben ser emprendidas cuando se haya conquistado la libertad politica, instituido la democracia contra la partitocracia, asegurado la unidad de España y aprobada en refrendo popular la Republica Constitucional.

    Ayer he tenido el inmenso placer de celebrar la primera reunión de trabajo con los miembros de este MCRC: D’Anton, Pla, Fernando y Francisco. Este último, como sabeis, se ocupará desde ahora mismo de la edición y control de mi blog y de otro del MCRC.

    Creo necesario que otros miembros activos me indiquen sus direcciones para celebrar reuniones analogas. Se lo pido especialmente a Crítico, Pepe Fernandez, Roberto, Grazia, Thulio, Eduardo, Sergio, Avelino, Arturo, Floriancito, Vicente Carreño, Vilamalen, Iturbide, Miguel Sanchez, y a todos los que quieran integrarse en la coordinacion previa a la convocatoria de la Asamblea. Organizaré reuniones de 5 miembros, en Madrid, con la esperanza de volver a tener el placer y el exito de la primera. Hasta que pueda abrazaros, os saludo con afecto.

  70. Thulio says:

    Mi dirección es: thulio.moreno[arroba]gmail.com

    No estoy muy seguro de cuánto puedo aportar. Busco la Democracia, la Libertad, la Igualdad la Solidaridad y la Armonía. Creo que en esa dirección va el MCRC. Hablamos.

    Saludos.

  71. Avelino Díaz says:

    Querido D.Antonio

    Con sumo gusto correspondo a su petición de facilitarle mi dirección y agradezco su confianza.Con ánimo y de corazón,me pongo a su disposición y a la de todos los seguidores del MCRC para todo aquello que estiméis oportuno.

    Mi dirección es: avelinozd[arroba]hispavista.com

    Un afectuoso saludo

  72. Juan Carlos García says:

    Estimados sres.:
    Sobre Ledesma Ramos se dicen auténticas melonadas que causan verguenza ajena. Por más que le doy vueltas a la cabeza, no dejo de considerar absurdo entregarse, no ya a leyendas urbanas, sino a chascarrillos urbanos. Un consejo: no hay nada como leer las Obras Completas del revolucionario zamorano, recientemente publicadas por Ediciones Nueva República, de Barcelona (www.edicionesnuevarepública.com).
    Saludos cordiales
    Juan Carlos

  73. María says:

    ¿Y qué pasa con Luis García Montero, líder de las mafias en Granada, que vitupera a todo el mundo como a Fortes en “su” PAIS? Ya es hora de que se le ponga en su lugar porque tanto medro no es tolerable. Hablemos de García Montero de una santa vez!
    Felicidades Sr. García Viñó y Sr. García Trevijano

Los comentarios están cerrados.