SOCIEDAD LABORAL

La emocionante y dramática historia del movimiento obrero, como principal manifestación del conflicto social en la sociedad civil, terminó en Europa continental cuando el Estado fascista transformó el sindicalismo en una estructura estatal, dotada de poder legislativo, con facultad de dictar normas laborales incluso para los no afiliados, a través de Convenios Colectivos. El invento italiano, traducido al franquismo en los sindicatos verticales, continúa vigente, sin modificaciones sustanciales, en el modelo sindical de la Monarquía de Partidos.

En realidad, el sindicalismo perdió su fuerza social genuina con el fracaso de su arma predilecta, la huelga general revolucionaria, a comienzos del siglo XX. La concepción antiestatal de los sindicatos anarquistas encontró dos adversarios políticos que lograron destruirla. De un lado, el Partido Obrero Marxista, de Jules Guesde, comenzó lo que los partidos comunistas y socialistas remataron: conversión de los sindicatos en correas de transmisión de los partidos. De otro lado, la oscura distinción soreliana entre violencia sindical y fuerza represiva del Estado fue hecha suya por Mussolini, transformado la violencia virtual de la huelga general en fuerza represiva institucional, mediante la estatalización de un sindicato único.

En España, la historia del sindicalismo en el siglo XX se reduce al triunfo de la anarquista Confederación Nacional de Trabajo, fundada en 1911, y a la feroz represión y disolución de la misma por el Régimen de Franco. La UGT nunca dejó de ser la rama obrera del PSOE. Y el PC no tuvo nada parecido hasta la creación, dentro del sindicalismo vertical, de las prometedoras Comisiones Obreras. Pero la Transición sindical ha seguido el camino y el ejemplo de la Transición partidista. Se disolvió el Partido Único y su lugar al sol del poder fue ocupado por varios partidos estatales. Se disolvió el Sindicato Único y se sustituyó por varios sindicatos estatales. No solo porque están financiados por el erario público y participan del consenso político, sino porque siguen siendo órganos del Estado con poderes normativos sobre los trabajadores no afiliados, la inmensa mayoría.

Consecuencia. Pese a los sindicatos de los partidos, que se vieron arrastrados, triunfó la huelga general pacífica contra el Gobierno de Felipe González. El pánico de los dirigentes sindicales por el éxito imprevisto y la falta de coherencia en los medios de comunicación, permitieron el hecho insólito en Europa de que el autoritarismo corrupto del felipismo continuara gobernando, como si nada hubiera pasado. Esos son los sindicatos estatales, burocracias corrompidas de aparato, que no representan la civilizada masa trabajadora y sostienen la incivilizada Monarquía de la corrupción.

Anuncios

82 thoughts on “SOCIEDAD LABORAL

  1. D'Anton says:

    Durante veintinueve años, en España, nadie se ha atrevido a decir esto. Y no, probablemente, porque no hubiera compartido sus líneas maestras, independientemente de la inigualable precisión para expresarlo, sino por el miedo a convertirse en apestado del sistema.
    Si descontamos el trabajo honrado individual de algunos sindicalistas, sus aparatos de poder no distan ni un milímetro de cualquier otra organización oligárquica. Su corrupción es idéntica, aunque casi siempre más cutre. Buscan prebendas menores, sin atreverse a amasar las fortunas de los especuladores, pero no se separan de ellos en lo esencial. O tal vez sí: prefieren pequeñas mordidas a cambio de trabajar menos de lo que necesitarían las grandes.
    La institución de los liberados sindicales es una de las más ignominiosas ofensas a la moralidad laboral.
    Dicho lo cual, sin la presión (imaginaria en el régimen actual de burocracia sindical) del movimiento obrero, la indefensión de los trabajadores sería absoluta. Lo que sucede es que la legislación ha dado a los jueces de lo laboral el verdadero papel de los líderes sindicales de antaño. Ellos, y no los aparatos sindicalistas, son los que han heredado la reivindicación de la justicia en el conflicto social. Perteneciendo al mismo sistema, no han compartido la misma corrupción.
    Lo que digo es, naturalmente, tan aplicable a nuestra monarquía de partidos como a otras repúblicas de partidos europeas.

  2. Antonio Garcia Trevijano says:

    Gracias D’Anton por tu espléndido comentario que, naturalmente, comparto. Se nota que has tenido experiencias. Pues hablas con el convecimiento del que lo ha vivido o sufrido.

    Siendo cierto lo que dices de la Magistratura, he de introducir el factor emagogo en la jurisprudencia laboral. Las causas objetivas de despido, incluso con pruebas contundentes, no siempre vencen en el litigio del supuesto rico empleador y el supuesto pobre empleado. Algo parecido a lo que empieza a suceder en el feminismo judicial.

    Echamos de menos tus sabrosos comentarios.

  3. D'Anton says:

    Completamente de acuerdo en la casuística. Un comentario no puede ser la enciclopedia británica. Pero lo que me resultaba significativo no es tanto que empresarios u obreros puedan tener éxitos justos o injustos, sino que el conflicto sólo se dirime en los estrados (jueces y abogados laboralistas), mientras los dirigentes sindicales compran y venden su posición de poder en ridículas asambleas.
    Observe, si no, el lector inteligente, una fotografía de un expediente de regulación de empleo. ¿Quiénes permanecen finalmente con empleo?
    Pero esto no es más que un añadido para resaltar la importancia del artículo del señor Trevijano.

  4. Thulio says:

    Los sindicatos se constituyen con la finalidad de mejorar las condiciones laborales. No mejorar dichas condiciones, ni potenciar el empleo de calidad, ni procurar pensiones más dignas, tras treinta años, es la apoteosis de la indignidad y la bajeza; valga el oxímoron.

    Su esencia es la democracia interna. Sin ella no hay sindicato, hay caudillismo y como consecuencia totalitarismo y como consecuencia servilismo. No se pretende la participación colectiva, sino la de los adeptos. No se plantean asambleas decisorias, ni siquiera asambleas de debate; sólo informativas. No cabe disentir, ni aún rebatir; sólo asentir.

    La baja afiliación es la prueba del nueve de su corrupción; para tener “suerte” dan el carné, para “trincar examen” ofrecen carné; para colocar “coleguitas” imponen carné; para “formar laboralmente” venden carnés. Es la servidumbre que hay que pagar para acceder a cualquier derecho laboral.

    Los sindicatos que no comen del presupuesto, aún guardan vergüenza, son expulsados de la acción sindical, (cambio en la jurisprudencia constitucional sobre libertad sindical), son obviados en los medios de comunicación, son desprestigiados como radicales y utópicos, son paqueados desde todos los ángulos.

    La falta de afiliación llevó a crear sindicatos de servicios, con seguros, viviendas, viajes, editoriales, formación, etc. Con grandes fracasos, que curiosamente no perjudicaban a la cúpula; las viviendas se acabaron para los “popes”, pero no para las bases.

    Los caudillos de los sindicatos mayoristas detentan una preeminencia de todos los trabajadores, si sólo fuese de su militancia o su afiliación…, que nunca ponen en cuestión, nunca reconocen de dónde vienen y deberían volver. Los liberados son gente sin escrúpulo, que creen que si no están ellos, estarían otros iguales. “…creen que todos son de su condición”.

    Imponen su “representatividad” frente a la Democracia, imponen su criterio de retribución, de jornada, de formación, de pensiones, de despido, etc. como si su afiliación fuera del 80%, y lo peor, han desprestigiado una institución básica frente al “laisser-faire, laissez passer?, la precariedad, la exclusión y la insolidaridad. Queda tanto por hacer como en la Política. Saludos

  5. Juan A. Rodríguez Molina says:

    Estoy de acuerdo en que quizá no convenga enturbiar el firme, aunque lento (como debe ser), paso del MCRC con discusiones ideológicas; pero hay cuestiones que sin ser ideológicas se aproximan y deberían discutirse. Es lo que creo ver en algunos comentarios del “piso” anterior y me parece que tienen toda la razón; si he visto bien. Por tanto, espero que no se tome a mal —o con una intención que no hay— una puntualización que, por otra parte, se desprende del propio escrito que lo motiva: Sociedad Laboral.

    Desde luego, Franco no podía consentir el anarcosindicalismo, pero, al morir éste, rebrotó con tanta fuerza y, evidentemente, chocando tanto con los planes que se tenían previstos (en la medida en que se pueden prever estas cosas) que, si no fuera porque aún se mantiene en pie, diría que la puntilla se la dio la maravillosa y desairada democracia que parió la Transición. En realidad, la puntilla se clavó, pero les quedan bastantes metisacas —léase: reformas laborales y leyes, ¡y venga leyes, convenios y acuerdos!, inaceptables— para que, sin suelo, caiga definitivamente la CNT y, con ella, toda posibilidad de sindicalismo de verdad, del de toda la vida.

    Quiero decir que sigo sin “ver” la sociedad civil, pero veo (y en un estado deplorable) la laboral. Y me pregunto, sinceramente, como puede haber una sin otra; aquélla sin ésta, en mi opinión. Pues, me parece a mí que esos metisacas, más que rematar deberían hacer revivir. Insisto, ¿puede haber sociedad civil en España? Esa «civilizada masa trabajadora» no parece tener sangre en las venas, D. Antonio y demás. No digo yo que deberían haberse afiliado a la CNT (seguro que tiene, tenemos, algo de culpa), pero pudieran haber hecho otro sindicato ¡o algo!, algo más que sufrir en silencio, como si fueran unas almorranas. Me temo que no sufren, ni sienten ni padecen, los que no chupan del bote están como anestesiados; este es el problema.

    Me explico: al sindicalismo no se le ha derrotado por la corrupción y demás características visibles de la Democracia de Partidos (que también, sin duda), sino por una más precisa y lenta (como debe ser) devastación del suelo sobre el que se apoyaba el mundo laboral. Por supuesto, que una de las funciones de esa demagogia es tapar el verdadero fin con escándalos y trifulcas entre (y en) partidos y sindicatos al estilo de las revistas del corazón, pero los planes y los programas de verdad no los hacen el Zapatero del pañuelito ni el listo del Rubalcaba. Éstos, como tantos otros simples ‘espabilaos’ liberados de la sociedad, lo único que hacen es aprovecharse de la situación. Por no extenderme: que se acaba el Estado del Bienestar (siempre a costa de muchos), pero no el Liberalísimo.

    Ergo: Dada la situación, estoy de acuerdo en que lo primero sea conseguir una República (ni dios ni amo) donde reine (con perdón) la libertad política, pero si yo, por ejemplo, les ayudo a ello, una vez establecida, si les he visto no me acuerdo. ¿Cómo se come esto? ¿Acaso no es este el intríngulis del MCRC: que diferentes sensibilidades y pensamientos, reservándose sus ideas políticas, se unan para conseguir establecer unas reglas del juego realmente iguales para todos y, una vez conseguido, que gane el mejor? Uds. perdonen, pero me parece que algo no encaja. O no encajamos todos. No sé si será posible tanto pragmatismo.

    Salud

  6. Juan A. Rodríguez Molina says:

    Evidentemente, cuando digo «al morir éste» debería decir “aquél”, o sea Franco.

  7. Arturo says:

    Juan Antonio, también me hice hace tiempo una pregunta similar a la de tu último párrafo. Si estamos de acuerdo en el estado de cosas que denuncia D. Antonio -hoy el corrompido sindicalismo, ayer la situación cultural, etc.-, no puedo prescindir, en mi crítica a la Monarquía de Partidos, del modelo económico que la inspira actualmente, el neoliberal. ¿Puede el MCRC despertar las conciencias ciudadanas contra las tramas instaladas en nuestra globalizada aldea?

  8. Grazia Deledda. says:

    La comarca del Baix Llobregat está llena de ejemplos que corraboran el escrito del Sr. Trevijano.

    Ayer los 700 trabajadores de Braun ocuparon las calles de la ciudad de Cornellá.
    Pasaron por delante de las sedes de UGT y CCOO con el más absoluto desprecio, -la ignorancia-.

    Los jerarcas de los dos sindicatos estatales están intentando como conducirlos a la dispersión y a la desbandada.

  9. Juan says:

    El análisis del artículo, como siempre, preciso y certero. Es evidente, que los actuales sindicatos son aparatos oligarquicos identicos a los partidos. Pero las consecuencias de su actuación al ser mas directas son mucho más graves, ya que afectan de manera muy directa al colectivo de trabajores, afiliados y no afiliados. Los partidos no representan a la sociedad civil. Los sindicatos mucho menos a los trabajadores, ya que no solo están financiados por el Estado, sino que lo están de manera escandalosa por las propias empresas, mediante sindicalistas liberados,horas sindicales por doquier, permisos retribuidos en claro fraude ley en muchos de los casos y el más grave de los atentados laborales. Los sindicalistas reconvertidos en consejeros de la propia empresa con actuaciones mucho más reaccionarias hacia la clase trabajadora que los propios digirentes empresariales. Su complejo social es simpre muy elevado al verse entre “gente bella” que les adula y les desprecia en lo mas íntimo de su corazón, les hace enseguida comprender que su estatus social es efímero y hay que procurarse seguridad y riqueza. La lucha sindical llego a su fin cuando el sillón del consejo da cabida a personajes de perfil tan evocador.
    La obra maestra fruto del consenso empresarial-sindical ha sido sin duda, el mal llamado Estatuto de los Trabajadores, que con un mínimo rigor técnico, se deberia haber denominado, el Estatuto de los Empresarios, ya que ni una sola linea de su contenido es favorecedora de los interes de la clase a la que va dirigida.

    Esta es la linea de denuncia que va a tener calado en la sociedad. Esta, es a mi juicio la linea de acción a seguir.

    Saludos cordiales al Movimiento

  10. pepe fernández says:

    Las reflexiones escritas en este blog son la base y munición intelectual del MCRC, simplemente hay que darles la vuelta para tener el borrador de la futura constitución de la República.

    Un ejemplo de que los sindicatos operan como una oligarquía y en la práctica como una mafia de patricios liberados es que se alian con otros órganos sindicados del estado para mantener el sistema y aumentar su poder. Con gobierno y patronal han pactado estos dias una reforma de las pensiones que entre otras cosas aumenta el tiempo de prestación para los cobros y retrasa la edad. Una prueba clara que apoya el análisis de Don Antonio.

    Los sindicatos son mafiosos en la práctica, tengo experiencia de comites de empresa en la universidad y en ciertas empresas. En la universidad ha sido esperpéntico y triste ver como unos analfabetos representante sindicalistas decididan desviar dinero para formación de doctores, proyectos punteros de I+D a contratar nuevos PAS, técnicos y mozos de laboratorio que no tenian preparación alguna, sólo estar en el comite y ser amigos o familiares de los mismos. Resultado, ese aÑo se tuvieron que ir 3 doctores del departamento, auténticas lumbreras, uno de los cuales trabaja ahora en Yale y ha publicado varios artículos cimeros en Nature. Un ejemplo más de que la corrupción política y moral de la monarquía no afecta sólo al consenso entre partidos sino que afecta a todas las instituciones del país. La victima siempre es la misma, la verdad, la justicia y el talento.

    Un saludo republicano.

  11. pepe fernández says:

    La finalidad práctia del MCRC es la redacción de la constitución de la futura república. Conseguido este objetivo debería desaparecer.

    un saludo

  12. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido J.Antonio

    Mi artículo dice que el movimiento obrero constituye la principal manifestación del conflicto social en la sociedad civil. Debaría bastar esta afirmacion para saber que considere al mundo laboral, como tambien al patronal, partes esenciales, pero no únicas, de la sociedad civil. El mundo profesional, el de las profesiones liberales y los trabajadores autónomos, del que tratare en otro articulo, es otro elemento esencial de la sociedad civil.

    No he mencionado a la CNT actual, por la que siento mucha simpatía, porque en tan corto espacio sólo cabía la sintesis de la situacion sindical.

    Su ultimo párrafo, intríngulis transitoria del MCRC. no tiene la trascendencia que le atribuyes. Durante la conquista de la libertad, el objetivo comun no impedirá que en su seno se dibujen corrientes hacia la izquierda, hacia un equilibrio central y hacia la derecha. Porque no podemos olvidar que la mínima estructura del MCRC ha de ser una prefiguración de la convivencia politica que edificará la República Constitucional. Establecidas las reglas de juego, no se producirá el “si te ví, no me acuerdo”, sino el “porque te ví junto a mí en los momentos de la verdad, siempre me acordaré de ti con respeto”. acuerdono

  13. Anónimo says:

    Por que el mundo laboral tiene que formar parte del MCRC? Como pueden sentirse representados en el mismo? Creo que estas son las preguntas que inquietan a muchos.
    La Republica Constitucional devolvera a los trabajadores los sindicatos que han sido secuestrados por el estado en la monarquia de partidos, con esto muchas de las practicas que senalais desapareceran. Los sindicatos han perdido el suelo por la destruccion industrial para convertir a Espana en un campo de consumidores de productos vendidos por las multinacionales americanas. A pesar de eso, el conflicto laboral continua, en otros nuevos focos que permanecen sin representacion genuina, por no sentirse representados en los sindicatos estatales o por ciertos prejuicios ideologicos hacia ellos. Un ejemplo es la sanidad, hoy en dia esta funciona de forma mas parecida a una fabrica del siglo XIX con residentes con turnos de trabajos de hasta 36h. seguidas, durmiendo dos horas, en servicios de urgencias, y fuera de la cobertura por responsabilidad civil por presiones del staff. Otro ejemplo es el funcionamiento de institutos de investigacion donde el 80% de sus empleados no cotiza a la seguridad social trabajando a veces hasta doce horas por dia, incluidos fines de semana.
    El conflicto laboral continua y el MCRC luchara por sacar a los sindicatos del estado y devolverlos a su raiz.
    Un saludo.

  14. pepe fernández says:

    Estimado David,

    Soy muy escéptico con los sindicatos y los supuestos intereses de los trabajos que dicen representar, pagados o no con dinero público, los sectoriales concluyen con cierres de fabricas jugosas prejubilicaciones para trabajadores muy poco cualificados y la ruina de la región, hablo de galicia, asturias etc.

    En ingenieria y ciencia, que es de lo poco que conozco, meter sindicatos políticos como los que padecemos en EspaÑa es cargarse los institutos de investigación y convertirlos en pesebres. El problema de becarios y personal cualificado explotado no se resuelve con representación sindical sino con la evaluación periódica de la producción científica y de patentes de los grupos, quien no produzca a la calle, de esa manera los grupos competirian por tener a los mejores. En EspaÑa no competimos leal y profesionalmente sino que estamos a la caza de la subvencion pública y del favor mafioso, lo pactamos todo y el que este fuera de los grupos oligarquicos y mafiosos resulta sacrificado.

    La República Constitucional tiene que apoyar el talento, base de la prosperidad de las naciones, no con la sindicación y democratización de las instituciones profesiones sino fijando la competencia abierta y leal que promueva la excelencia.

    un saludo

  15. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Arturo, la respuesta a J.Antonio la extiendo a tu comentario. El modelo economico en que se basa la Monraquía de Partidos y los Estados europeos, no es objeto de la revolucion exclusivamente politica que requiere la conquista de la libertd y de la
    República Constitucional. Olvidas que este MCRC es un movimiento politico que ya está elaborando los principios de una verdadera revolución cutural. Lo cual implica una apertura del pensamiento social a la conciencia del valor de la verdad.

  16. juan a. jiménez says:

    Estimado Sr. Trevijano: Totalmente de acuerdo en lo que son los Partidos políticos y los Sindicatos dentro de nuestra forma de Estado y Nuestro Sistema de Gobierno. Discrepo de que la masa trabajadora sea civilizada. Se convocaron 2 huelgas generales con éxito rotundo. La 1ª el 14/12/88. A 10 meses vista se convocaron elecciones generales. Resultado: Mayoría absoluta para psoe. Conclusión: a las masas trabajadoras civilizadas le importaban una higa la enorme presión fiscal del gobierno “socialista”, la política “social” del gobierno “socialista” y todo el bla, bla, bla que los sindicatos acompañaban al texto de la convocatoria. Las masas civilizadas y trabajadoras gritaban “vivan las caenas” como si nada hubiera pasado.
    Pero el 28 de mayo del gloriso 92 se vuelve a convocar otra H.G. con todo el bombo y platillo que se requiere. Aunque no se alcance el éxito y entusiasmo de la anterior, vuelve a repetirse el fenómeno: a un año vista se convocan nuevas eleciones generales; el psoe pierde la mayoria absoluta(baja de 176 escaños a 159)pero todavía hay una cantidad enorme de gente que va a la huelga y después vota la mano que le vapulea. ¿ A usted le parece este comportamiento civilizado?
    Hace unos dias leí en su blog que el tremendo suceso de Atocha , esto es el criminal atentado del 11-M, estaba claro a pesar deL PP y de Pedro J. Si me hiciera el favor de aclarármelo, créame que se lo agradecería profundamente. Saludos cordiales para usted y para todos los que participamos de su blog.Espero que pronto participemos también de su MCRC.

  17. Antonio Gracia Trevijano says:

    Querido Juan,

    El MCRC se propone derogar la Constitucion del Estado de Partidos. Esto implica necesariamente la derogacion de todas las leyes políticas derivadas de ella. Y sabemos que Estatuto de los Trabajadores es una ley politica de la oligarquía, que no responde a la voluntad de la sociedad laboral, y ni siquiera al interés de la sociedad empresarial.

  18. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido David

    El MCRC no pretende representar a nadie más que a sus miembros. No hemos sido elegidos por otros. Nuestra accion proviene de nuestra conciencia y de nuestro valor ciudadano. Los trabajadores forman parte de la sociedad civil. Es legítimo que llamemos a este movimiento a los que no estan integrados en la estructura del sindicalismo estatal ni la apoyan con su pasiva resignacion. El MCRC no se propone legislar, sino lograr una Constitución democrática para la Republica Constitucional. Esa Constitución, no el MCRC, prohibira los partidos estatales y los sindicatos estatales. Pero será la sociedad civil la que decidira con sus votos electorales si continuan o no los mismos partidos y sindicatos, sacados del Estado, como dices en tu último párrafo, o da su apoyo a otros nuevos.

  19. Antonio Garcia Trevijano says:

    Al comentario 17 de Pepe Fernandez

    El sindicalismo solo es legítimo como asociacion voluntaria y libre de los trabajadores. Carece de sentido que se creen sindicatos artificiales en los centros de trabajo cuya naturaleza investigadora excluye la injerencia de personas no expertas.

  20. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Juan A Jimenez

    Planteas dos cuestiones separadas.

    Considero civilizada la masa trabajadora no porque sea mansa, que lo es, sino porque no forma parte de la bárbara estrctura sindical del Estado. La llamo civilizada porque es civil y no agresiva, salvo en los escasos momentos en que se considera, con razón, despreciada o vapuleada por el Estado de los sindicatos. Escribiré sobre lo que se entiende por sociedad civilizada desde que Rousseau la opuso a la natural, la ilustración escocesa la equiparó a la mercatl y yo la identifico con la sociedad libre que se opone a la sociedad estatal del fascismy y se quiere liberar de la servidumbre voluntaria a la que está sujeta en el Estado de Partidos.

    La otra cuestión, la del atentado de Atocha, es un tema artificial mantenido por el PP y El Mundo para sostener la tesis de que Acebes no mintió y de que algo ha tenido que ver ETA. Eso carece de interes para quienes admitimos que Aznar perdió y Zapatero ganó por el azar del atentado islamista.

  21. David serquera says:

    Gracias Don Antonio por precisar mi comentario, me exprese mal cuando dije representados.

    Amigo Pepe, estoy de acuerdo con tu comentario y comparto tus experiencias, pero te aseguro que la libre competencia muchas veces no es sinonimo de excelencia si no va acompanada de una dignificacion de la profesion. Te aseguro que en el pais mas creativo de Europa, que es Suecia, o en el mas liberal, UK, nunca se permitirian tener a la mayoria de sus miembros sin cotizar a la seguridad social, maxime cuando muchos han demostrado sobradamente su capacidad con exitosos posdocs trabajando en los mejores laboratorios mundiales.
    La falta de inversion economica crea muchas de estas situaciones y curiosamente la gente que las padece, en lugar de reclamar mejoras, sigue servil, compitiendo por las migajas o intentando explotar al de menor rango, para librarse asi el de muchas cargas innecesarias. Todo eso se traduce en falta de productividad y de ilusion, absentismo laboral, corrupcion y emigracion. (Los medicos espanoles se van a Portugal o UK, y los cientificos ni aparecen o se arrepienten de haber venido como esta pasando con la mayoria de ramones y cajales)
    La ciencia es un campo bastante especifico en el que muchas soluciones tienen que ser particulares al mismo. La libre competencia es necesaria aqui como en el resto de actividades y una evaluacion internacional de la excelencia de los grupos de investigacion tambien, para evitar la corrupcion, pero no pensemos que todo se va a resolver con la misma porque la ciencia es mucho mas compleja que cualquier actividad y resulta que los mayores avances, los proyectos mas innovadores son los que mas riesgo conllevan y los que menos resultados a corto plazo van a dar, pero son los que marcan la diferencia. Por otro lado ya ves lo que pasa cuando la presion es extrema, la ciencia se desvirtua porque los cientificos exageran la transcendencia de sus lineas de investigacion, se crean modas o se busca un contacto para salir en los medios, o peor se ponen a dos personas a trabajar en el mismo proyecto no para colaborar, sino para competir, y al final los resultados se falsean. Bueno me he alargado mas de la cuenta te doy mi email para que esto no se convierta en un foro sobre ciencia y podamos discutir lo que nos interese :ds427@cam.ac.uk
    Un saludo.

  22. J.C. Villa says:

    Me parece muy esclarecedor el comentario que ve en los dos actuales sindicatos mayoritarios los sucesores del Sindicato Único Vertical, cuya estructura, organización, funcionamiento y atribuciones están calcados de los de aquél. Podríamos decir que en realidad el Sindicato Único sigue existiendo, sólo que ha sufrido una meiosis que lo ha dividido en dos partes.

    De igual manera, el Partido Único todavía sigue existiendo, sólo que en este caso, más que una meiosis ha sufrido una metástasis (cancerígena) que lo ha convertido en el rosario de partidos oligárquicos, estatales y nacionalistas, que ahora padecemos. Es más, yo diría que los dos grandes partidos mayoritarios, PSOE y PP, provienen directamente de las dos grandes familias políticas del franquismo: el PSOE actual deriva de la Falange (que algunos consideraban como la “izquierda” del régimen, con su demagogia social y su vacua retórica de la “revolución pendiente”), mientras que el PP procede del Opus Dei (más tradicionalista y conservador). No en vano el actual PSOE está plagado de ex-falangistas, mientras que el PP es prácticamente una sucursal del Opus.

    Un cordial saludo.

  23. Isidro says:

    No sé si el psoe y pp estan llenos de falangistas y seguidores del Opus,pero el análisis es muy bueno,por lo tanto mis felecitaciones a J.C. Villa.

  24. J.C. Villa says:

    Estimado Isidro:

    Ex-falangistas hay muchos en el PSOE. Recuerda que, para muchos de los militantes de los Círculos Joseantonianos, entre socialismo y liberalismo ellos preferían lo primero, así que es una evolución lógica.

    También habría que precisar que no era lo mismo pertenecer a alguna institución del régimen de Franco que ser un militante activo en ella. Ésa es la diferencia que quiero precisar para no faltar a la verdad. Por lo demás, ahí van algunos ejemplos: Felipe González militó en el Frente de Juventudes de la Falange y llegó nada más y nada menos que a jefe de centuria; Barrionuevo fue un destacado miembro del SEU; Juan Luis Cebrián (próximo al PSOE) también fue un activo militante falangista; Jaume Conejero Romagasa, nombrado director de Proyección Exterior del Deporte por decreto de Pasqual Maragall el pasado 23 de mayo, y con una larga trayectoria como militante del PSC en Gavà, Barcelona, fue anteriormente delegado de la Organización Juvenil Española (OJE) en Gavà, y, una vez muerto Franco, llevó las riendas del partido de Blas Piñar, Fuerza Nueva, en Baix de Llobregat; la propia viceministra María Teresa Fernández de la Vega, al parecer, militó en organizaciones falangistas en su juventud… Desde luego, hay muchos más ex-camisas azules en el PSOE, pero los medios de esta oligarquía partitocrática tapan su pasado, porque a la Monarquía de partidos no le conviene que se conozca.

    La lista de numerarios y supernumerarios del Opus Dei en el PP es interminable: Federico Trillo, Mariano Rajoy, Juan José Lucas, Jaime Mayor Oreja, Cristóbal Montoro, Loyola de Palacio, Margarita Mariscal de Gante, Isabel Tocino, José Manuel Romay Beccaría, Andrés Ollero, Julia García Valdecasas, Miguel ?ngel Cortés, José María Michavila, Juan Luis de la Valina, Jesús Pedroche, Juan Ramón Calero, Ignacio Solofronca, Ana Mato, Pablo Guardans Cambó, Joaquín Abril Martorell, Alberto de la Hera, Francisco Gilet, etc…

    Un saludo.

  25. J.C. Villa says:

    Una apostilla. Me parece interesante el texto del profesor Lorenzo Peña, director de la revista digital “España Roja” y militante comunista (aunque creo que está en estado de semi-expulsión del PCE) sobre este asunto:

    “Hemos sostenido que la caracterización de un partido político ha de hacerse por la política que sigue y la que preconiza, no por su denominación ni el significado de sus siglas ni las intenciones originarias de sus fundadores. Desde que el PSOE fue colonizado por un cúmulo de ex-jefes de escuadra de las Falanges Juveniles de Franco (los Glz Márquez, Barrionuevo, Roldán, etc), pasó de ser una fuerza burguesa conservadora a ser una fuerza oligárquica inclinada, en muchas cosas, a la extrema derecha, y desde luego monárquica a rabiar.

    “El carácter social de un partido no puede ser una naturaleza oculta, un algo inescrutable, inverificable, que requeriría, para ser sacado a la luz, el don de adivinación de un zahorí o de un oráculo. La esencia no puede estar total y absolutamente divorciada de la apariencia.

    “Tampoco nos hemos creído la tesis de personas animadas de la mejor intención y de sinceros sentimientos progresistas, pero de las que lamentamos discrepar, a saber que el PSOE representaría a la pequeña burguesía. Puede haber sido así en 1910 o 1920, tal vez en alguna medida hasta los años 50 aproximadamente; mas ya no era el caso del nuevo PSOE, con una dirección en buena parte ex-falangista. Y los hechos están ahí: la pequeña burguesía fue implacable y sañudamente expoliada y diezmada en el cuatuordecenio 1982-96; y, si bien, en ese período y en el cuatrienio más reciente, se ha creado una nueva pequeña burguesía dependiente (en buena medida asalariados que se han quedado sin empleo y se han colocado como autónomos), se trata de un sector social que no es la clásica pequeña burguesía, sino que se divide en dos niveles: el más alto está constituido por agentes y beneficiarios de la oligarquía; el de abajo, lo está por personas en situación de salariaje camuflado. En cualquier caso, no conozco fundamento racional alguno para sostener que el PSOE represente a ninguno de tales sectores sociales”.

    Tomado de:
    http://er.users.netlink.co.uk/babor/12marzo.htm

  26. pepe fernández says:

    Estimado David,

    Estoy de acuerdo contigo, claro que la profesión tiene que dignificarse como tú dices y la explotación abusiva de los científicos no funcionarios es algo inhumano y vergonzoso.

    Por competencia abierta y leal en universidades e institutos de investigación entiendo

    1) DESPOLITIZACION. acabar con los consejos de los departamentos universitarios y transformar los comites de empresa en una oficina profesional que asesore legalmente y forme a los técnicos y demás PAS.

    2) DESFUNCIONARIZACIÓN. Acabar con los cargos vitalicios y las oposiciones en las universidades para los científicos y profesores. La selección la harán reconocidos científicos extranjeros entre un número mínimo de candidatos. El científico principal será evaluado cada 4 aÑos en función de los resultados obtenidos, publicaciones de impacto, patentes, proyectos y becas concedidas durante ese tiempo.

    3) PRESUPUESTO. aumento del dinero para I+D y hacer su acceso competitivo

    Evidentemente mientras exista la monarquía de partidos esto no se hará jamás, las universidades son sucursales de los políticos. Sólo la República Constitucional hará realidad una universidad despolitizada y motor intelectual, científico y económico del país.

    un saludo

  27. Antonio Garcia Trevijano says:

    Queridos lectores y comentaristas

    Dada la calidad de los analisis que hacen Vila y el director de la revista digital “España Roja”, y la importancia de los falangistas (Martin Villa y Cebrían, son los más significativo) en la fusion de la clase politica de la Monarquía de Partidos con la clase directora (no dirigente) de la oligarquía economica y mediática, creo necesario que escriba otro analisis sobre la sociedad partidista, que complemente el de la sociedad laboral. Pues siendo los partidos actuales los unicos agentes del Estado de Partidos, ningun pensador los ha analizado, como hicieron en el pasado Burke, Rosenkranz, Rohmer, Blunntschli, Ruge, Abt, Michels, Max Weber, Marr, Seuffert, Kelsen, Neumann, Kirchheimer, por señalar los mejores.

    Tal vez se necesite otro articulo para evidenciar las monstruosidades de los juristas alemanes que han hecho la apología deocrática de los partidos-órganos del Estado, como Leibholz, el Presidente del TC de Bonn que ilegalizó al partido comunista alemán.

    Vuestra contribución al conocimiento concreto de la sociedad laboral de esta Monarquía ha enriquecido e ilustrado mi analisis abstracto. Gracias.

  28. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Pepe, he sentido un gran alivio intelectual al leer tu sintesis (toda la politica es un esfuerzo de sintesis de los problemas sociales que trata de superar) sobre la situación de los cientificos y los investigadores. Salvo el punto 2, en lo relativo al tribunal internacional, suscribo tu opinión. Tal vez pueda resolverse en el seno de la UE. Pero no sé como puede incluirse en el MCRC, salvo que demos categoría de norma constitucional, necesaria, sobre la obligacion de los gobiernos de fomentar y dotar de medios a la comunidad cientifica española.

  29. David Serquera says:

    Amigo Pepe,
    Estoy de acuerdo con los puntos que propones. El ultimo parrafo es clave. Si comparas las universidades espanolas con las de USA podriamos decir que las primeras son retorica y las segundas innovacion. La universidad espanola debe empezar a vivir de lo que sus estudiantes produzcan y no de sus tasas de matricula, deben empezar a vivir de las spin-off y de las patentes creadas en su seno, solo asi se convertiran en un motor economico e intelectual.
    Don Antonio,
    El comentario 32 es de una importancia extrema. Los USA ya incluyeron ese punto en su constitucion, desde el inicio. En su redaccion la palabra innovacion deberia estar presente ya que hacer ciencia copiando lo que han hecho otros hace cinco anos o ya se ha patentado no sirve de gran cosa.
    Un saludo.

  30. Antonio Garcia Trevijano says:

    A David Serquera

    En toda mi produccon intelectual he sostenido la tesis de que no hay creación de ideas ni de arte sin que el pensador o el artista descubran, e incorporen a su modo de pensar o de hacer, alguna originalidad o innovación (no en la temática) en las reglas del pensamiento o de la razón técnica que produce arte y ciencia. La idea de que no hay arte ni pensamiento creador sin innovar en las reglas del proceso de crear belleza, la tomé de las condiciones del genio artístico, segun Baumgarten y Kant. Esa idea tuve que ampliarla, introduciendo la novedad en la perspectiva o modo de mirar el mundo, para asimilar los procesos de pensar, descubrir leyes naturales y crear belleza. La argumentación de mi tesis está en el libro de arte, no publicado, “De la modernidad al modernismo”, subtitulado “Ateismo estético: Arte del siglo XX”. Tendré gusto en regalártelo cuando tenga editor. Uno de sus capitulos trata sobre el “Arte de pensar y de mirar el arte”. Mi tesis la confirman las innovaciones artísticas que analizo. Concluyo: sin “autores” de belleza ésta no existiría. Lo mismo pienso de los autores de ciencia o de pensamiento. Sin innovar no reconozco autenticidad más que en el amor y la amistad.

  31. pepe fernández says:

    Querido Maestro, Estimado David

    La idea de incluir la “política científica” en la constitución de la República me parece muy necesaria además de moderna y original, hoy en día el avance científico de un país es fundamental para su desarrollo económico su independencia política y cohesión nacional, algo que la constitución del 78 ignora completamente.

    La manera de introducir la competencia y el presupuesto se podría fijar en la Constitución mediante la creación de una Fundación Nacional Cientifica y un Banco Nacional para la Ciencia independientes de ministerios y partidos políticos y que concederian ayudas, becas, proyectos, créditos blandos etc a instituciones públicas y empresas basándose en la competencia y la revisión técnica y profesional de los proyectos por pares anónimos.

    Asi mismo se impondría la competencia de las universidades clasificando a estas de acuerdo a su producción científica y técnica así como sus infraestructuras educativas. Se asegura de esta manera que los dineros se repartan de manera competitiva y óptima.

    Un saludo

  32. pepe fernández says:

    Comparad las universidades espanolas con las norteamericanas en innovación es un abuso, esto lo tenemos que redefinir si queremos tener un país próspero, independiente y cohesionado como los EEUU.

    Estoy de acuerdo con D. Antonio, en ciencia sabemos que una idea es realmente original y poderosa cuando ha sido necesario la creación de nuevas técnicas para probarla. Por ejemplo Newton, sin la invención del cálculo diferencial jamás habría llegado a la Teoría de la Gravitación Universal.

    Un saludo republicano.

  33. Anónimo says:

    Donde se da el trabajador como semantema, se crean intereses sociales, de cuya agrupación de individuos mantenida a todas horas surge, con proyección de poder ,el sindicato. La evolución del sindicato, viene decantada por la evolución transferible de los modos de vivir del conjunto social al trabajador.La manutención del sindicato, en sus líneas forales frente a la propio desplazamiento de los trabajadores en cuantoa gustos, voto, formas de socialización apreciadas ,deja al sindicato o bien en función de seguir y asumir callando esa senda o bien la de recolectar de la larga lista de viejas reivindaciones las que más puedan seleccionarse y recordarse como propias del ” TRABAJADOR”. Este vive en los burgos, va a playas estivales, y convierte sus actos en interclasistas. Creer que el trabajador, es un ser a aparte es convertirlo a veces en juguete del sindicato, quitarle autonomía para saber lo que quiere o saber quién es.Autogestión de sus propios intereses, con enlaces sindicales, y que estos enlaces no tengan que salir por obligación de las ubres terráneas de los mismos sindicatos de siempre; facilidad para sindicarse y misma fuerza de los convenios colectivos y convenios locales entre empresarios y trabajadores, en orden a su llegada al BOE.El par empresario-trabajador, sea por que se quiera libremente este, otro , el mismo.

  34. David Serquera says:

    Don Antonio,
    Esperamos con ansiedad su nuevo libro.
    La Universidad de Cambridge (Cambridge University press)publica trabajos con valor educativo o dirigidos a la ensenanza. No seria la primera vez que publicara un libro en castellano. No se si habra probado ya aqui pero si lo requiere puede contar con mi ayuda para mandar la propuesta de publicacion. Ya conoce mi email.
    Mis mejores deseos.

  35. Leonardo Balmaseda says:

    En relación al comentario del Sr.Trevijano sobre la sociedad Laboral y en su análisis de la evolución de los sindicatos despues de la guerra civil, utiliza la expresión “…las prometedoras Comisiones Obreras”. Como bien sabe el Sr Trevijano éstas fueron concebidas en sus origenes como un Movimiento Socio-Político en defensa de los derechos y demandas laborales de los trabajadores, albergando en su seno junto a la más destacada militancia obrera del Partido Comunista y otras formaciones comunistas a su izquierda , sectores diversos y muy activos en el mundo obrero de la Iglesia Católica. El Jesuita Padre Llanos fue un buen ejemplo evangélico, por su labor en Comisiones Obreras y en el movimiento ciudadano del Pozo del Tio Raimundo. Ese sindicato y ese movimiento socio-político al que siendo muy joven pertenecí, se planteó,como movimiento y sindicato clandestino,y dentro de su táctica de acción sindical presentarse a las elecciones sindicales que convocaban periódicamente los Jerarcas de la Organización Sindical de la dictadura franquista, de ese modo y según el tamaño de cada empresa o fábrica los activos militantes contra la dictadura coparon los cargos de representación entonces denominados, Jurados y Enlaces Sindicales, aprovechando con ellos los pocos requicios legales que la legislación dictatorial permitia a las clase trabajadora de entonces a la par que nos permitía llevar a cabo una labor de proselitísmo político entre los trabajadores en favor,en defensa de la democracia política la libertad sindical y el fin de la dictadura. Le felicito Sr Trvijano por su riguroso y acertado análisis sobre el sindicalísmo actual. Sólo me queda el orgullo de aquella espéndida juventud activísima en política y sacrifica a mayor gloría de las instaladas burocracias de partido y sindicales. Un sola esperanza albergo, no ser derrotado por segunda vez.
    Un saludo a todos

  36. Antonio Gracia Trevijano says:

    A Pepe Fernández

    Gracis por sus interesantes sugerencias. Estudiare el modo juridico de hacerlas materia constitucional, con desarrollo en leyes orgánicas. Tu aportación al MCRC no tiene precio. Ya no te dejaré tranquilo. Te abraza mi agradecimiento.

  37. Antonio Garcia Trevijano says:

    Sr. Anónimo

    Tan de acuerdo estoy con su analisis de la actual condicion obrera interclasista, que la concepción de los sindicatos y partidos obreros ha devenido anacrónica. Si el modo de estar en las relaciones de produccion, determinaba segun Marx) el modo de pensar ideologico, ahora lo hace el modo de estar en las relaciones de consumo. Lo cual hace del obrero un individuo universal, no sectorial.

    Los status plurales del trabajador, como usuario de servicios, consumidor de mercancias y tiempos de ocio, propietario de vivienda, espectador de amenidades, socio de club deportivos, jubilaciones, etc, no son distintos de los que tiene la burguesía profesional y autónoma. Esto explica el fracaso de la afiliacion a partidos y sindicatos que se llaman de izqierdas, porque continuan anclados en la tesis unidimensional de la condición obrera. Claro, en la propaganda demagógica, porque en la realidad los dirigentes de esos partidos y sindicatos no viven como los simples trabajadores, ni como la clase media, sino como potentados oligarcas. Saludos.

  38. Thulio says:

    La Sociedad Laboral, como cualquier concepto, se puede enfocar desde diversos ángulos, entre ellos el de generación de prosperidad colectiva. Existen otros, tales como innovación y desarrollo de la cultura (formación, investigación, progreso, bienestar común, etc.), equilibrio economía y paz so-cial, ocupación y desarrollo personal, disposición de recursos para el ocio y descanso, previsión futura para la madurez, y de forma complementaria la equidad distributiva, la igualdad, la justicia y la solidaridad.

    Los elementos esenciales que deben procurar e incentivar esas acciones son la educación, la em-presa, el gobierno y la legislación “a quo?. Todos estos factores están, o deben estar, al servicio de la mayoría. Si existieran obstáculos, se removerán para disponerlos al servicio colectivo; es la su-pervivencia armónica de la Sociedad lo que está en juego.

    Pero cuando diversos agentes se vician e incluso se oponen a ese propósito, la Sociedad Laboral fracasa y vulnera los compromisos empeñados. Así los educandos no encuentran su profesión, los investigadores no hallan vías de aplicación y excelencia, los trabajadores no están motivados (dentro y fuera de la empresa), los jubilados están siempre amenazados en su pensión, no hay normas claras para las empresas, no hay proyectos estatales comunes, ni utopías que perseguir, …

    El mérito, la voluntad, la calidad, el provecho universal, el prójimo, la satisfacción recíproca, la recompensa de colaboración, el equipo científico, las metas colectivas, el prestigio profesional, la integridad ética y moral, etc., todos estos factores y otros han sido y son combatidos por la individualidad, la suerte, la fama, el “pelotazo?, el privilegio, la exclusión a cierta edad, la corrupción política, la “desprogramación cultural?, el fraude laboral o economía sumergida, la alabanza de la pereza, “vivir el momento?, la insolidaridad, el refuerzo de lo que separa y enfrenta, etc.

    Vamos hacia un cantonalismo socio-laboral en todos los aspectos. Los sindicatos no prevén las graves consecuencias de esta conducta social y se dedican a gestionar su “corrá? como la canción, sin potenciar la participación. La Sociedad Laboral no es distinta de la Política y ésta se encamina a la disgregación. Los partidos tampoco lo perciben y se disponen a llegar a las próximas elecciones, evitando la implicación y compromiso de la ciudadanía y propiciando el “sálvese quien pueda?. Saludos

  39. Antonio Garcia Trevijano says:

    A David: muchas gracias por tu ofrecimiento. No he realizado ninguna gestion en UK. Estoy en contacto con una editorial extranjera que, en principio, ha manifestado su deseo de editarlo. Si fracaso en esta y otras gestiones iniciadas, te lo diré. Correpondo a tu generosidad, y curiosidad por conocer mis ideas estéticas, con el envió del manuscrito a tu email.

  40. josé morado says:

    El filosofo que se queda en la teoría olvida que el objetivo de toda tesis es su concreción en la acción social.
    ¿De qué sirven los análisis si no están asociados a la acción que prescribía Feuerbach?
    Desde mi más sincera admiración, Vd. cree que el actual sistema está viciado de un “pecado original”, que fue sencillamente el reparto de la tarta entre los partidos que dió origen a la actual democracia.
    Vd. cree que debió ser Vd. el elegido, y, se limita a analizar hechos reales, sin indicar cómo conseguir, si es que fuere posible, su concreción en la realidad.
    ¿Cómo se puede decir que se van a eliminar los partidos estatales o los sindicatos nacionales?
    De acuerdo en que estamos ante seudooligarquías, pero, en serio, ¿cómo a conseguir tan utópico propósito?
    ¿Cree sinceramente que los partidos nacionales, los sindicatos estatales, los partidos nacionalistas, se van a dejar atrapar o agotar por el solo hecho de que queramos una República?
    Nos condena Vd. para siempre, D. Antonio, porque considera que el pecado original es sustancial e inmodificable.
    Debo decirle con todos mis respetos, que se ha convertido Vd. en un obstáculo para una Tercera República; o sin la más mínima acritud, en un “republicano de salón”.
    Para poder llegar a la Tercera República que todos nos anhelamos, sólo nos queda intentar ganarles en sus parlamentos.
    Igual que D. Manuel Azaña, consiguió aglutinar a todos los partidos obreros en su derredor y lo hizo “por la República”, (esa es la esencia en verdad del Frente Popular) sólo lo conseguiremos si les ganamos, porque, entonces, serán ellos los que nos necesiten, y, como patriotas que somos los republicanos, les exigiremos participación amplia y democracia ilimitada.
    Hasta entonces, como diría Marcuse, el discurso será vacío e inútil.
    No le pediré que se inmole; pero olvídese del pecado original, e incluso de su postergación histórica.
    Nos queda como oportunidad las municipales. Es la hora de ganarles.
    Lo demás está muy bien, pero sinceramente no se lo cree nadie.

  41. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Leonardo

    Mantuve un estrecho vínculo con Comisiones Obreras desde su nacimiento. La reunion clandestina que preparo la huelga de octubre del 67?, no pudo ser impedida por la policia, porque yo mismo la orgabicé en la fabrica de medias Vilma (plaza de Castilla), y los asistentes de toda España no conocieron el sitio de la reunion hasta una hora antes, mediante varios emisarios que envie a los lugares de llegada. Cuando la policia se enteró ya no pudo deterner más que a mi secretario personal.

    Ademas, CCOO entró en la Junta Demcratica una semana antes que el PC. Y cuando presenté la Junta en el Parlamento de Estrasburgo resalté la novedad de un sindicato unitario de diversas ideologias. En la contestación a mi discurso, el Comisario del Mercado Común, Chaysson (Ministro de Asuntos Extranjeros con Mitterrand) dijo que la idea sindical de la Junta democrática era la “picûre” que necesitaba el sindicalismo europeo para despertar.

    El único amigo que conservo de aquellos tiempos es Marcelino Camacho, con quien compartí Carabanchel.

  42. Leonardo Balmaseda says:

    Sobre el comentario de nuestra buen amigo José Morado. Puedo asegurar por un conocimiento directo, que si hubo alguien en el seno de la Junta Democrática y la Platajunta que hasta el último momento, y antes de las insidias y bajezas morales del Sr Mújica Herzog, defendío que el cambio de la Monarquía del 18 de Julio a la democracia plena, no se hiciera simplemente como el cambio de una ley a otra ley hurtando al pueblo español el preceptivo proceso constituyente. Ese fué Antonio García Trevijano, la postergación suya y la de las formaciones políticas que hasta el último momento quisimos la ruptura democrática con la dictadura fué lisa y llanamente consecuencia de la traición sin contemplaciones de unas élites políticas con Carrillo a la cabez que ya avizoraban el botín de la prebenda y que no dudaron en pactar con el sector mas renovado del movimiento Nazional.

  43. Antonio Garcia Trevijano says:

    Sr. Morado, vuelve Vd con la misma cantinela, y se atreve a calificarme de “republicano de salón” y a pedirme que olvide mi “postergación histórica”.

    Aunque su oportunismo le impida comprender lo que digo, prefiero ser republicano de salon soleado que republicano de parlamento monarquico corrupto. Nunca me consideré postergado, porque mucho mas postergada sentí, conmigo, la de la democracia y la Republica. Preséntese (el oportunismo) a las municipales y a las legislativas de la Monarquía de Partidos y Sindicatos, y déjenos seguir el camino de la coherencia. Si somos el obstaculo para la III Republica de Partidos y Sindicatos, ya habríamos cumplido parte de nuestra misión, pues la nueva idea de la Republica es su identidad con la democracia. Cosa que vd no hallaría en el parlamento monárquico si la buscara en él.

  44. jose morado says:

    No dudo de que tenga buenas intenciones, ni de su intachable trayectoria y, me considero un admirador suyo D. Antonio, pero quiere decirme, en lugar de denigrarme, cómo conseguiremos erradicar partidos nacionales, partidos nacionalistas y sindicatos de una tacada.
    Parece que hubieramos perdido el juicio.
    Recuerde,no es tan dificil, D. Manuel Azaña, y su patriotismo republicano. Todos se aglutinaron con él, por España y por la República.
    Dé el paso, no tenga tanto miedo, que ya está bien de mirar al pasado. Piense en nosotros, los republicanos a los que, también, se nos han cerrado puertas.

  45. lohablo says:

    Una petición con dos puntos. ¿ podria también enviarme sus escritos sobre el Arte? y ¿por qué no invita al filósofo español, Luis Cencillo ?
    He de afirmar que el sistema de trabajo reflexionado por el sr. Trevijano ya fuera insertado en el corazón de la Monarquía como intento salvador perfeccionante; ya en la República venidera está orientado por el rigor, la examinación ejemplar de otros Gobiernos a lo largo de la Historia, y por la pasión suya personal, y de radio extensivo; no sólo teoriza sino polemiza sobre la práctica, pues toda teoría cuando se habla de ella deja de estar en el cuadro y se levanta como una forma acuática advirtiendo nuevos horizontes.No va de farol; yo no sé si algún dia habrá Republica, si el señor Trevijano será Presidente, o actuará como Ortega, cosa que ya hace, educando con su reflexión la reflexión aneja del hombre medio. Pero su trabajo es serio, libre y apasionado; no busca sino despertar conciencias o en su acceso diario desarrollar mentalidades. Salud queda.
    Salud.

  46. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Iohablo

    He mandado el libro de arte a David, por su generoso ofrecimiento para intentar que lo edite la U. de Cambridge. A ninguna editorial le agradaría que se conociera el manuscrito. No he leido a Cedillo, ni lo conozco. Pero el puede intervenir, como otros filosofos, sin necesidad de invitarlo.

    Agradezco sus comentarios sobre el carácter práctico de toda mi reflexión politica. Pero no me gusta que me compares con Ortega. En primer lugar, porque su brillante filosofía estuvo dictada por la frivolidad de sus pasiones. En segundo lugar, porque sus ideas politicas nunca fueron democráticas, y carecen de interes o novedad para el pensamiento serio. Y en tercer lugar, porque su aristocratismo espiritual se hizo claramente reaccionario, haciendo propaganda durante la guerra civil contra la Republica, a favor de lo que llamó “los nacionales”.

  47. lohablo says:

    no. Como instrumento atiende al interés de quien lo escucha y quien lo utiliza. Un no, ilustra más, sino se le añade comentario, que un no razonado, pues en él el papel de conclusión, prevista por el silencio posterior en la frase, deja al interlocutor el papel de reflexión activa. Es un no de ocupación mental. El no, pero sí, es más propio de politicos y su mesurada pretensión al beneficio.El no organizado plasticamente en frase argumental si el que lo utiliza a medido bien la articulación de este medio rotundo incide con su posterioridad argumental en la actividad del interlocutor. Las frases que se emplean no son inocentes, el orden de las mismas tampoco. Y de este orden salen muchas veces ordenes de cosas o situaciones dadas poco apetecidas pero con la suficiente porosidad para llegar por aspersión divulgativa a cubrirnos a todos.
    A don Antonio¿ los articulos recopilados en este blog sobre Arte, son los mismos presentes en ese libro inédito sobre su concepto de Arte?

  48. Leonardo Balmaseda says:

    Decía un conocido revolucionario, al que no mencionaré que: “No hay práctica revolucionaria sin teoría revolucionaria”.Las aportaciones teóricas del Sr Trevijano, en orden a desentrañar el verdadero significado de determinados conceptos cuyo significante, de acuerdo con la filosofía del lenguaje, puede ocultar la verdadera esencia de lo que se afirma, se me antoja uno de los intentos más serios de innovación de la teoría política. Esta labor me parece muy esclarecedora en orden a develar lo que ocultan conceptos jurídico-políticos presentes en la Constitución de 1977 y en la jerga político jurídica de la clase política. Y lo que ocultan son auténticas mixtificaciones, que pasan por auténticas afirmaciones de democracia política.La historia lo dice, un robusto pensamiento y un “corpus” teórico doctrinal puede hacer avanzar a la humanidad como quedó demostrado con el movimiento Ilustrado en la Revolución Francesa. Participo del criterio de que para transcender el, hasta cierto punto, anquilosado pensamiento teórico de la democracia formal son necesarias las aportaciones teóricas de todos cuantos nos empeñemos en esa tarea. La democracia debe ser revitalizada mediante una presencia activa de la ciudadania via participación y deliberación. Menciono a teóricos del republicanísmo y de la democracia participativa y deliberativa: el Australiano Phillip Pettit.
    Un abrazo a los lectores y participes de este Blog

  49. lohablo says:

    Luis Cencillo, filósofo español. http://www.cencillo.com.Temas de sus trabajos. El hombre, la filosofia, la linguistica aplicada a estudiar al mismo hombre en su faz dinámica. El sueño.Las patologías. El desumbrimiento del inconsciente…
    En el inconsciente se encuentran almacenados nuestros más claros perfiles, nuestro mundo de ideal, nuestro razonamiento, y nuestras huidas.El hombre politico que aune en su esfuerzo claro, por juntar el inconsciente al trabajo consciente o de vigilia, habrá adelantado mucho, pues quien se conoce bien a si mismo conoce a los demas, sus creaciones y necesidades. Eso pienso de esto, don Antonio. Salud
    Disculpas por lo de Ortega, pero el estilo de Ortega y Gasset cuando escribe me parece extraordinario; si bien es verdad que las transformaciones rapidismas, ajenas a unos queridas por otros, reformadoras de unos, revolucionarias de otros, cansadas de unos y levantiscas de algunos, habidas desde 1931 a 1939 en Españale dejaron fuera
    de su lugar o se autoexcluyo lentamente o no sé bien… Su Agrupación al Servicio de la República tuvo las horas contadas desde que no se hizo nunca organización de partido; y quizá de ahí la grandeza de su intento crepuscular…

  50. Antonio Garcia Trevijano says:

    A Iohablo

    Creo haber comprendido, pese a tu prosa abigarrada, lo que dices sobre la fisolofía del no. ¿Conoces el libro de Gaston Bachelar con ese título?

    Mi libro no es una recopilacion de mis articulos de prensa. Contiene una primera parte de reflexion sobre criterios del gusto y la belleza, creación de la estetica moderna en el Renacimiento, Arte de pensar y de mirar el arte, distinción entre razon del arte y razon en el arte, con ejemplos paradigmaticos (Gibherti, Maciasso,Donatello).

    La segunda parte contiene una reflexion sobre la inhumanidad del arte del siglo XX, donde llevo a sus consecuencias la superficial intuición de Ortega sobre la deshumanizacion del arte. Y un analisis de todas vanguardias artisticas del siglo XX (pintura, escultura, arquitectura, fotografía y música), donde recojo algunas frases de mis artículos. He querido mostrar el abismo estético que separa a los maestros de la modernidad (Van Gogh, Gauguin, Degas, Munt, Cezanne, Rodin, Mattisse, Brancussi, Debussy, etc) de los artífices del modernismo (Braque, Picasso, Malevich, Mondrian, Klee etc).

    Las conclusiones de mi obra no las hago publicas antes de editarla, porque son tan inesperadas como revolucionarias. Gracias por tu interés.

  51. Antonio Garcia Trevijano says:

    No he respondido al comentario 42 de Thulio porque lo asumo en su totalidad. Creo que tanto Thulio como Leonardo deben comunicarse con Francisco para que le ayuden en la confección del Diccionario. Gracias.

  52. lohablo says:

    Gracias por la aclaración sobre su libro inédito referido al Arte. El libro de Bachelard lo conozco de oidas, y alguna vez lo habré visto en librerias o en bibliotecas. Respecto del No me rijo por los criterios que puedan surgir en personas que tengan cierto dominio textual o vital de las situaciones comunes, y como contraparte incluida en estos se les vea con el vestigio o prestigio alcanzado por la sabiduria; para ello insisto escojo la via de la razón, la de la autoridad y la de la instropección; esta última mantenida por el silencio obtenido- muchas veces escapado- encuentra su qué en el camino de la meditación oriental. Por ello hablaba de unir en un mismo fondo el estado vigilante polarizado a la acción y el camino del encuentro de uno mismo , o lo que es lo mismo la salida abrupa, compacta, desatinada o zizagueante del inconsciente hasta revelarse en el consciente uniendo estas dos fuerzas e infundiendo vigor o verdadera naturaleza al individuo. Situarse en el campo de la Política. Entonces sí me parecerá más honrada la Política como servicio. Salud

  53. Antonio Garcia Trevijano says:

    Me alegro de que sus ideas las deduzca de sus observaciones. La “filosfía del no” es un ejercicio especulativo de la dialecica, sin interes para el significado del no en política. Escuché a Cedillo en una entrevista de Television, y la verdad no me pareció interesante. Sabiendo que el insconsciente lo descubrió Freud, y que lo menos científico de este genio de la psicología analítica, es su teoria de los sueños, me extrañó mucho que un hombre serio y de buena dicción montara el número circense de interpretar sobre la marcha los sueños, casi todos inventados, de los contertulios. Creía estar viendo una aplicación de poligrafo al Secretario de Estado de la Cultura, el erudito poeta Sr. Cuenca.

  54. lohablo says:

    La Política.Significado del No en la Política. El no en la Política debe particularizar su acción o aplicación medida por la observación pasiva-activa frente a lo oído y lo visto. Son estos, los sentidos más racionalizadores , los mediadores entre nosotros y lo que los políticos y no políticos hacen, dicen o dejan de hacer; o entre ellos y lo que los demás sin estar profesionalizados como vocación del momento por la Política como forma de vida y viviendo de sus habilidades, estudios y oficios hacen, dicen o practican.Y a partir de aqui ,las conclusiones para autorizar a ese o a este otro argumento o intento del mismo vendrán como añadido logico-semántico a lo dicho. Excarvar las frases hechas es hacerlo por ejemplo en el pensamiento y vida del hombre.La máxima simplicidad se puede dar en Política junto a la mejor claridad;su contrario también. El más de los alambicados para colar sus frases,con el más grande vacio en sus explicaciones. De todas formas,y como sensación añado esto, los debates en Política debian ser televisados.Y algunos por voluntad popular, ser obligatoriamente presentes en los parlamentos siendo por tanto los temas queridos por la gente aquellos de los que se tenga que hablar.Aquella importancia que pide el pueblo para las cosas que las tiene y la clase política no ve y encima desoye, y que por eso no llega a hablar ni se le ocurre; de eso pasa el aburrimiento y cabreo…. Los partidos máquinas cerradas de oirse ellos mismos; sin ambito real de discusion pues lo más peligroso y real es la crítica.La autocensura una manera de seguir en el discurso del poder; eso sí manteniendo las formas de la discusión más audaz.

  55. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Querido Antonio: Como siempre, atinas de forma elegante y contundente: las jerarquías sindicales están compuestas por funcionarios sin haber aprobado una oposición pública – es decir, constituten una mafia funcionarial -, y con el refrendo de una minoría ridícula de trabajadores – ya nadie va a votar a las elecciones sindicales: apenas los trabajadores que dan su nombre para rellenar la lista -. Frente a este sindicalismo gorrón, inútil y fantasmal con mucho poder, los collegia de la época romana, que se transformaron en los gremios medievales, eran civiles, útiles y protectores, que como hermandades aseguraba la supervivencia de todos sus miembros ( pagaban pensiones a ls viudas y a los huérfanos, pagaban los entierros, evaluaban la evolución educativa-laboral del aprendiz (“tirunculus”), y ostentaban un poder político y religioso tan efectivo en las “civitates” y “oppida”, que podían poner o quitar a los “duoviri” ( los alcaldes ) de las mismas, y vetar las decisiones políticas y económicas de los decuriones. Temiendo su inmenso poder, los emperadores del Bajo Imperio ( Constantino ) lo limitaron, y les impusieron gravosos impuestos que les hicieron perder gran parte de su carácter de beneficencia. Pero volverían a resurgir en la época carolingia. Un saludo

  56. Miguel de Iturbide says:

    La verdad es que se me hace difícil intervenir, en primer lugar porque no encuentro grandes discrepancias en las ideas de fondo y, en segundo término, por la altura intelectual de las aportaciones que infunde el temor de desentonar.

    Pero yendo al grano, mi aportación va en la línea de documentar el escrito de D. Antonio con un par de ejemplos, en la presunción de que algo puede ayudar al comentario.

    El primer caso que se me viene a la mente es el hecho, que es vox populi en Navarra, de que para entrar a trabajar en la fabrica de Volskwagen en Landaben hay que estar afiliado a UGT y CCOO (al sindicato abertzale LAB no le dejaban entrar en el juego de los “sindicatos responsables?). Ni que decir tiene que la afiliación sindical es superior a la media española. Pero lo más curioso del tema es que dicha práctica comenzó a usarse a la vez que se estaba regulando la Ley Orgánica de Libertad Sindical y cuando el Tribunal Constitucional declaraba como práctica anti-sindical los pactos tipo “closed shop?. En el más genuino espíritu de la Transición, se predica una cosa y se practica la contraria.

    El segundo caso que me viene a la mente, es recordar como todos los Gobiernos de derechas de Navarra (es decir desde 1991) han conseguido la “paz social?. Cualquier observador avispado habrá visto como se han lubricado convenientemente los acuerdos sociales con ingentes subvenciones sindicales. Y no solo eso, sino que determinados ex-dirigentes sindicales caracterizados por su especial “responsabilidad social? han podido rehacer su vida post-sindical como afortunados hombre de negocios (inmobiliarios por supuesto).

    Un saludo.

  57. lohablo says:

    La Politica. Admirábase la politica de su repetido tino en la circunstancia del abánico inglés, por él sabia los que la querian que cada vez que see daba un golpe con su ritmo gracios;, el aire y las escenas dibujadas aparecian y desaparecian haciendose un dibujo diferente, todo era vistoso , alegre; luciase la política en estas cosas, y sólo se permitia este juego inocente, repitiéndose con agrado de todos los vecinos. Rafagas dulcisimas de frescor, ida y venida de aire mantenido; eso era todo. La Política disfrutaba de buenas y grandes amistades la honorabilidad , el desprendimiento, los sudores propios y de otros; hermanos unidos , gemelos, dónde no dejaban de trabajar días y noches enteros; el mismo ejemplo a veces timido salia a saludar para entusiasmo, aplauso de todos y su labor garantizaba el afán y el cumplimiento de promesas…; era ella misma quién disponia de estos encantos a manera de regalo de las gentes; y claro estas estaban encantadas,se miraban unas a otras con el gozo externo de lo cierto; verificando una y otra vez la bella, buena y graciosa elección preferida. Hasta que un día llego a este lugar un foráneo, un extraño que sabiendo del sitio ocupado por la política comenzo por hacerle fertilisimas lisonjas y a dejarse acompañar por ella en sus juicios y días; llego el día en que la política , esta mujer decidida de resolución bondadosa y esquiva con las acciones la otra reíanse juntos, veíanse también pasear por las aceras, disfrutando propiamente de ellos mismos. Llego también un día,con el atardecer en que a veces cambia la materia de las cosas, en que el hombre persiguió de ella más que el encanto y el gusto por tenerla; hizo que la voluntad un día recta y rebelde ante los yerros variará el rumb; así si lo primordial era suficiente, lo accidental paso a necesario, si lo rápido era excepcional, lo ponderado quedo como furtivo…, y hoy hasta ayer, o ayer hasta hoy jugamos lastimeros esta partida, la politica sigue soleándose , respirándose viva para sí misma ;y el mismo pueblo, espera aguardándo a que ella vuelva a su esencia y a recordar como era antes. ¿Adivinan quién es el amigo?: el halagador de la política.

  58. lohablo says:

    La información en la politica convierte el factor del tiempo en mero factor anunciador de lo que va a pasar sin casi remedio. Al igual que se dice que en la Bolsa se debe jugar según reglas, en la Politica debiera ocurrir lo mismo; pero se parte con las reglas cambiadas por llevar algunos participes más triunfos en sus cartas. Estas cartas son la información aquiescente con aquellos de quiénes parte dicha información, o sea el poder y su dirección. Viene esto a tomar ejemplo y razón en las relaciones de los Sindicatos con los administrados, donde actuan algunas veces como administraciòn casi, o paralela por converger convenientemente sus intereses con los dl partido en el regimen partitocrático. Asi actúan a veces con discrecionalidad y argbitrio igual que cualquiera administración al tomar ellos también parte de alguna manera en las fases de procedimiento administrativo; no digamos en las oposiciones con su fase esperpentica y ulterior del concurso.Neutralidad un acierto linguistico bien separado de su concreción. Salud

  59. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Si bien el sindicalismo es fundamental como instrumento en la defensa de los intereses de los trabajadores, y que no haya seres humanos reducidos a unas condiciones de vida infrahumanas ( hay que tener siempre en cuenta que si lo político es transitorio, el problema social es permanente ), tiene la “pega” de una hiperreglamentación del trabajo. Así, los “collegia Romana” llegaron a constituir una verdadera aristocracia del trabajo, haciéndose obligatorio el linaje laboral del trabajador para ser miembro del collegium y tener derecho a ejercer su profesión. Es decir, el panadero debía ser hijo de un panadero, lo mismo que el zapatero debía ser hijo de un zapatero, y así con todos los demás oficios. La profesión se transformó en casta en el Bajo Imperio. Dicho lo cual, una República Constitucional debe ayudar al fortalecimiento de los sindicatos como medio de defensa de los intereses del “operator”.

  60. jose morado says:

    Lamento su ausencia de contestación a mis planteamientos.
    Sin duda, Vd. sólo desea ser aclamado por las multitudes y en ellas no están los discrepantes.
    En mi despedida, sólo decirle que también otros defendemos la República, y, también a otros nos cierran puertas por hacerlo.
    Ni somos notarios, ni hemos asesorado a Gobiernos extranjeros.
    Así pues, siga con sus lamentos, y no tenga duda de que la IIIª República llegará, mal que le pese.
    Le deseo lo mejor.

  61. Crítico says:

    Antonio: me encanta que conozcas a Freud y lo valores en su medida justa, que ya veo que es muy alta, pero sin mitificarlo. Era un científico excepcional que dejó muchas vías abiertas de investigación. (Que conste que ni soy psiquiatra ni psicólogo: estoy analizado, nada más, de ahí mi sobrenombre -aunque debería ser “criticado” en lugar de “crítico”, pero en fin…-).
    Quisiera saber si es necesaria la afiliación obligatoria a la Seguridad Social de todo trabajador, o cabe la posibilidad de una afiliación obligatoria pero, o a la SS o a otra empresa que pueda cubrir las distintas contingencias sociales. Los investigadores de este blog que se encuentran en el extranjero, algo apuntaron al respecto, en otro momento, comparando la ayuda social al cáncer en España y en Inglaterra. Por eso me gustaría conocer vuestra opinión, dado que el gasto de la Seguridad Social (más ahora con las competencias transferidas) puede quebrar las arcas del Estado.
    O si pensáis que eso sería retroceder en los derechos sociales de los trabajadores.
    Un saludo.

  62. Dionele says:

    El origen sólido de todo liderazgo proviene de su credibilidad y desde luego a mi, el Sr. Trevijano me parece creible, por honesto, por coherente. Por lo que esta en su perfecto derecho de ser el motor de este movimiento de ideas.
    Pero es que además su análisis de la situación es impecable, apenas nada puede cambiarse al respecto. Otra cosa es la táctica de este movimiento que desde luego es para mi una gran desconocida. Me es lo mismo y desde luego no tengo enormes prisas. Dejemos que D. Antonio lidere este movimiento, simplemente, como debe ser la politica, se trata de dar nuestro apoyo: nada más u nada menos.
    No creo en la democracia asamblearia, a la que quiza se parezca un poco este tipo de medios de expresión. En algun momento y lugar este movimiento debera tener una reglas, unos objetivos y sobre todos unos representantes.
    Estoy aquí, muy tranquilo, leyendo atónito y releyendo asombrado a D. Antonio entre lineas de coraje y fuerza. Se trata de sumar, de ser más y esa suma será la palanca de cualquier cambio. Ninguna otra fuerza tenemos.

    Soñemos, señores y señoras, soñemos. Adelante.

  63. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Crítico, pese a mi profesión de abogado en ejercicio, lamento no conocer la prevision legal del
    problema que planteas. Tal vez Pedro González te lo pueda aclarar.

    Respecto a Freud, sentí tal admiracion por él que he leido 3 veces sus obras completas con deleite. Su estilo literario, sencillo, preciso, sin ambiguedad ni retorica, influyó en mi modo escribir. Saludos.

  64. J.C. Villa says:

    Ciertamente, Freud tenía un estilo literario muy bello y su obra es de muy placentera lectura. Pero actualmente la inmensa mayoría de los investigadores y teóricos científicos (psicólogos, psiquiatras, neurobiólogos, epistemólogos, etc.) consideran al psicoanálisis como una pseudociencia (igual que la astrología o la cartomancia), por su falta de apoyatura empírica y por su rechazo del método hipotético-deductivo característico de la ciencia auténtica.

    Karl Popper criticó al psicoanálisis por estar basado en hipótesis no falsables. Adolf Grünbaum considera que la teoría psicoanalítica sí es falsable, y que de hecho ha sido falsada.

    El psicólogo Hans Eysenck recopiló –en un trabajo monumental– todos los estudios existentes sobre la efectividad de la psicoterapia psicoanática, y sometió a esos estudios a las modernas técnicas estadísticas (como el metaanálisis). Resultado: el tratamiento psicoanalítico no supone ninguna mejora sobre la tasa de remisión espontánea (curación sin tratamiento) de las neurosis.

    El filósofo Mario Bunge considera al psicoanálisis como una pseudociencia, igual que lo consideró Ludwig Wittgenstein.

    Un cordial saludo.

  65. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Dionele, gracias por tu apoyo.

    Aprovecho este comentario para decir a todos los lectores y seguidores del MCRC, que me importan un adarme las jefaturas, presidencias o liderazgos. No pretendo nada en el terreno personal, todo en el de la libertad politica, y casi todo para la Republica.

    Como algún oportunista, malpensado o acomplejado, ha manifestado que no admito divergencias, pondré un ejemplo ilustrativo.

    Un hombre emprendedor y altruista fleta un gran barco, bonito, seguro y moderno, con destino a una isla maravillosa, donde la mayoría de sus paisanos quieren vivir. El fletador hace una invitación publica a sus compatriotas para que sin pagar pasaje viajen juntos a ese paraiso. Antes de zarpar pide voluntarios para los equipos de tripulacion y para transmitir la invitación general a ese viaje.

    El barco lleva inscrito, en grandes letreros, su diseño rupturista, para navegar sin peligro por un mar helado que impide llegar al destino en barcos convencionales reformados, sin quilla rompe-hielos.

    Antes de zarpar, unos invitados anónimos acusan al fletador de ser autoritario, no tolerar discrepancia y propiciar el culto a su personalidad.

    El fletador responde: “no dejaré subir a este barco diseñado por mi a los que buscan seguridad en un barco reformado, y a los que me piden que retire del barco la quilla rompe-monarquía que he fabricado durante cincuenta años. Tampoco admito discrepancias en cuanto al puerto de destino. Pero ya zarpados, los tripulantes seran tan responsables como yo en la solucion de las incidencias que se opongan a nuestro destino comun. Ahi si habrá debate y discrepancia”. Adios señores disidentes.

  66. Grazia Deledda says:

    Para mí la lectura de Freud ha sido más determinante para analizar la realidad, que muchos de los escritos de Marx y sobre todo para conocerse uno, -y con ello el hecho social-, hasta lo más íntimo.

    De su lectura me ha quedado un escepticismo sobre el porvenir de la humanidad, el cual tendrá un fínal mucho antes de que la vida acabe en el planeta tierra.

    Y sobre la “CULTURA”, el concepto de fragilidad que tiene sobre el ser humano. Desaparecida la represión sobre los deseos instintivos, desaparece la “CIVILIZACIÖN”.
    Es “El porvenir de una ilusión”.

    No hay sistema social que haga cambiar la “NATURALEZA” humana.

  67. Grazia Deledda says:

    Haciendo una abstracción de todo lo anterior D. Antonio, le diré que su metáfora es la de un “maestro”.

    Como ahora la indignidad ha llegado a todos los rincones, el alumno iconoclasta, creyéndose investido de autoridad moral, se rebela contra el enseñante.

    Quieren salir del rebaño… pero tienen incapacidad congénita.

  68. Antonio Gracia Trevijano says:

    A Vila

    Es muy interesante tu aportacion sobre la critica al psicoanalisis. Aunque sea cierta, a Freud le debemos un hecho trascendental verificado, la importancia del subconsciente, y una hipotesis cultural superior en coherencia psicologica y belleza a todas las teorias del contrato social, tanto las de los iusnaturalistas, la de Hobbes y la de Rousseau. Me refiero claro está al origen de la civilizacion, el banquete primitivo entre los parricidas y el mito de Moises.

  69. J.C. Villa says:

    Estimado D. Antonio:

    Como dijo T.H. Huxley, “la gran tragedia de la ciencia es que una bella teoría puede ser asesinada por un hecho feo”. Los bellos sofismas psicoanalíticos han perecido a manos de la fea y prosaica realidad empírica. La teoría de Freud sobre el origen de la civilización fue desmontada por las investigaciones realizadas en Nueva Guinea, en los años 1950, por el antropólogo Malinowski, quien demostró que el complejo de Edipo distaba mucho de ser universal, sino que sólo era un simple producto cultural de Occidente.

    Respecto al descubrimiento de la importancia del inconsciente, otros antes que Freud pueden anotarse ese mérito. Así, ya en la primera mitad del siglo XIX, Schopenhauer hizo de la voluntad inconsciente en la naturaleza y el hombre el centro de su pensamiento; el filósofo y pedagogo Herbart habló de la mente inconsciente y de su preeminencia sobre la consciencia; Helmholtz habló de la existencia de operaciones inconscientes en el proceso de percepción de la realidad; y Eduard Von Hartman escribió en 1868 su ‘Filosofía del Inconsciente’. Freud fue sobre todo el gran estilista y publicista literario de una idea que no era suya, ni mucho menos.

    Hoy en día, los neurocientíficos y psicólogos experimentales vuelven a estudiar y a hablar del Inconsciente. Pero, mientras que el Inconsciente Freudiano era una caldera de pulsiones, deseos e instintos reprimidos (en aras del desarrollo y mantenimiento de la civilización misma), en las modernas ciencias de la conducta y del cerebro el Inconsciente se parece mucho más a los procesos de flujo de información de un ordenador: no sería sino un conjunto de algoritmos y cómputos que operan sobre representaciones mentales, más allá de los límites de la capacidad atencional. El concepto de Inconsciente manejado por las actuales ciencias de la conducta y del cerebro se parece mucho más al Inconsciente de Herman Helmholtz, fisiólogo aleman del siglo XIX, que al de Freud (para Helmholtz, cada vez que percibimos un objeto realizamos automáticamente y sin darnos cuenta una serie de cálculos matemáticos sobre su distancia, tamaño, etc., y ese conjunto de cálculos son los que constituyen el Inconsciente).

    Un cordial saludo.

  70. Antonio Garcia Trevijano says:

    A Vila

    Me encanta dialogar contigo. Tengo por costumbre, adquirida desde mis años universitaros, de no hablar de lo que no se. No discutire sobre el estado de la ciencia neurobilogica respecto del inconsciente. Peri si conozco las investigaciones posteriores a Malinowsky. Quien sufrió el error de no sustituir la función edipica del padre occidental, por la del tio materno que realizaba el mimso rol en Nueva Guinea. Cuando nos encontremos tendré sumo placer en hablar del Inconsciente de K.R.E. Hartmann, pues yo lo recuerdo no como insconciente psicologico, sino como un Absoluto (lo incondicionado) metafísico, creador de un mundo que, siendo el mejor de los posibles, es peor que su no existencia. Y con este pesimismo, parecido al de Schopenhauer, hace de la historia una filsofia de salvacion. Pedona si mi memoria no es capaz de ser más fiel a esa hipótesis metafísica. Con simpatía, saludo a tu competencia.

  71. J.C. Villa says:

    Estimado D. Antonio:

    Para mí también es un gran placer debatir con usted, cuya honestidad intelectual y amplitud de conocimientos valoro en muy alto grado. En cuanto a lo que estamos tratando, la teoría de Freud establecía que el amor-odio hacia la figura paterna estaba basado en los celos sexuales (la competición con el padre por el amor de la madre), lo que evidentemente no se daba entre los trobriandeses de Nueva Guinea, ya que en éstos quien ejercía la autoridad paternal era el hermano de la madre, como muy bien ha señalado usted. No obstante, yo no veo ningún error en la aseveración de Malinowsli de que el Complejo de Edipo no es universal. Ciertamente, el antropólogo Melford Spiro intentó salvar la posición de Freud afirmando que, aunque el padre no fuera una figura de autoridad, todavía existían ocasiones para que los hijos rivalizaran con él por el amor de la madre y esposa. Sin embargo, sigue siendo verdad que la intensidad e importancia del Complejo de Edipo guarda relación con el tipo de control que los padres ejercen sobre sus hijos, el cual varía mucho en las diferentes culturas.

    La investigación neurobiológica sobre el inconsciente no está hoy muy avanzada; fundamentalmente se basa en estudios sobre pacientes con lesiones cerebrales (por ejemplo, en el cuerpo calloso), quienes no son conscientes de percibir información que realmente sí perciben, o que realizan acciones (por ejemplo, mover un brazo) sin control consciente por parte del neocórtex. Un buen resumen actualizado de esta investigación experimental sobre el inconsciente aparece en el libro ‘El Inconsciente Cognitivo’ de Manuel Froufe, publicado por Biblioteca Nueva.

    Respecto a Hartmann, la síntesis que ha ofrecido usted me parece precisa y certera. Hartmann ve al inconsciente como un principio universal que rige el mundo, y la conciencia individual no aparece más más que como negación y como subordinación a ese principio universal. De todas maneras, la influencia de Hartmann en Freud y en Jung no fue nada desdeñable.

    Un afectuoso saludo.

  72. Antonio Gracia Trevijano says:

    Querido Vila, la afinidades electivas no solo funcionan en el amor.

    Respecto a E. Hartmann, su respuesta me tranquiliza, pues aunque suelo confiar en mi memoria de las ideas, tenía inseguridad en algunos de los matices.

    En cambio, respecto de la hipotesis cultural de Freud sobre el origen de la sociedad, aparte de que me he limitado a decir que esa hipotesis mítica es mas verosimil y bella que la del contrato social, los avances cientificos en el conocimiento de la conducta grupal de los grandes simios, confirman que esa hipotesis tiene, al parecer, ciertos fundamentos genéticos. Hasta pronto, afectuosamente

  73. vilamallén (CR3) says:

    Estimados D. Antonio y resto de participantes:
    Me incorporo a este post con retraso, lo reconozco, ruego me disculpen, pero estando vacando en la “esquina verde” de España y debido a la peculiar manera que tienen los hosteleros de lo que es un servicio de internet wi-fi, no he podido frecuentar el blog como era mi deseo y costumbre.
    El tema laboral merece una mirada más incisiva y avisada que la que le ha deparado Vd. amigo Trevijano, y perdone Vd. el atrevimiento.
    A grandes rasgos estoy de acuerdo con su opinión, pero si profundizamos en el tejido social de la Empresa en nuestros días nos encontramos con lo mismo que podemos ver en el estrato de la sociedad que queramos diseccionar, o es que alguien esperaría encontrar algo distinto en el mundo laboral y sindical … y en razón de qué…
    Si de algo me sirve mi experiencia laboral es para afirmar que la defensa del trabajador por cuenta ajena está en agruparse para defender sus derechos y eso se hace mediante la sindicación.
    El mundo sindical es algo más que CC.OO. y U.G.T., esto que generalmente hay que vocear ante el silencio de los “media”, resulta penoso tenerlo que expresar en un foro como éste, generalmente bien informado.
    Yo milito en la Confederación General del Trabajo (CGT) en el Sindicato de Banca de Madrid y, desde luego no me veo reflejado en la idea general que sobre el sindicalismo se ha expresado en este blog, que considero superficial e injusta sobre la mayor parte de los españoles que dedican una parte de su tiempo laboral, a laborar por sus compañeros, malquistándose con la Empresa, mientras una parte significativa de éstos se dedican a practicar la abyección con el jefecillo de turno en aras de un mayor estipendio o ¿poder?
    No obstante, el tema da para más de un post y yo espero de la integridad intelectual de D. Antonio un análisis sobre el sindicalismo que subyace debajo de las grandes tramas que desfiguran la conciencia moral de España.
    Y si ese análisis es sobre el sindicalismo en España no podrán por menos que salir esas mujeres y esos hombres que dedican parte de su tiempo a informar y tratar de formar a sus compañeros de tajo, taller u oficina (por simplificar), o a esos abogados que pierden dinero bregando desde las filas sindicales contra las fuerzas legales que defienden los intereses del capital.
    Un saludo desde las barricadas y S&R

  74. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido y respetado Vilamallén, perdona el retraso pero no había visto tu comentario. No puedes pretender que en cinco cortos párrafos describa la historia del sindicalismo, que conozco como tal vez muy pocos historiadores. Mi breve articulo solo ha querido deslegitimar a los sindicatos estatales, y denunciar la corrupción de su burocracia dirigente. Pero en este MCRC se defenderá el derecho de libre sindicacion como uno de los derechos fundamentales de la República Constitucional. Abrazos.

Los comentarios están cerrados.