SOCIEDAD EMPRESARIAL

Estrechamente vinculada con la sociedad laboral, la actividad de los empresarios empleadores, junto con la de profesionales autónomos, forma el tejido de relaciones económicas y valores culturales en la llamada sociedad burguesa. Las nociones de burguesía y proletariado cristalizaron en una época donde la sociedad civil era campo de Agramante de la lucha de clases. Desde las revoluciones europeas de 1848 (año del Manifiesto Comunista) hasta la caída del muro de Berlín en 1988, han transcurrido 140 años de efervescencia ideológica, conflictos sangrientos, descubrimientos científicos, progresos tecnológicos y conocimientos sociales, que nos hacen mirar al último siglo y medio como se miraba la Edad Media en el XVIII.

Pero el cambio de perspectiva exterior no ha ido acompañado de un cambio correlativo en las mentalidades sociales que reproducen, con otro alcance y en otros términos, el conflicto entre empleadores y empleados. Mucho más difícil que cambiar las relaciones externas de dominio, objetivo de todas las revoluciones políticas, ha resultado la adaptación de la mente a las nuevas realidades del mundo económico y social. Por eso apremia una verdadera revolución cultural (democrática y republicana), que retire de la circulación social los prejuicios ideológicos derivados del pasado, y adapte las mentalidades al mundo real en el que viven hoy, sin comprenderlo.

Ha sido la mentalidad anacrónica de la Transición la que ha implantado, con la fuerza residual de la dictadura, el anacronismo de una Monarquía de Partidos que consagra el predominio demagógico de lo social sobre lo civil, y de la heteronomía oligárquica sobre la autonomía empresarial, cuando el problema económico de España era la creación de empleo y el aumento constante de la competitividad, mediante una innovación tecnológica sistemática, una revaloración de la excelencia profesional y una visión del mundo industrial, común a patronos y trabajadores, que preservara el medio ambiente y renovara los recursos humanos con el sistema educativo.

Los intereses creados en el Estado de Partidos y de Autonomías no permiten que el capital financiero se subordine al capital industrial, ni que el empresario encuentre el clima de respeto social y el marco legal idóneo para asumir los riesgos inherentes a la inversión de capital, sin depender de la corrupción administrativa, del favor del partido gobernante ni de la demagogia obrerista. La organización patronal, tan politizada como la sindical, constituye un órgano estatal que asegura el dominio de la oligarquía en el Estado de Partidos. Sus poderes reales, delegados por las empresas del gran capital, se manifiestan en los Convenios Colectivos como los del gobierno visible de la oligarquía invisible.

Anuncios

49 thoughts on “SOCIEDAD EMPRESARIAL

  1. Dionele says:

    El Capital, el Gran Capital, como diria Marcelino Camacho, es como el demonio más grande de todos los infiernos para muchos y sin embargo, parece ser bueno que venga, que exista y que se expanda entre nosotros, parece que se vive mejor en un pais con “capital”.
    Pero es que este pais es un cortijo, como sucede en general en toda Europa, donde el Gran Capital y el poder politico se funden y confunden continuamente. Ojala tuviesemos en nuestro pais las leyes de control y limite para el Gran Capital que existen en USA, donde se dice se practica el terrible capitalismo.
    Capitalismo, el de aquí. El salvaje, el que no tiene limites, el que todo lo puede, el que cambia y adapta leyes para seguir controlando, acumulando salvajemente.
    Una sociedad democrática y libre establece controles a todos los poderes para que ninguno de ellos este por encima del poder del pueblo.
    Lo del barco, impecable Trevijano, impecable.

  2. Arturo says:

    En este caluroso comienzo de Termidor, no creo que le parezca buena tanta competitividad a la cajera del supermercado (multinacional) donde acabo de hacer la compra. Trabaja de lunes a domingo con un contrato precario -sin rechistar, pues hay cola por su puesto, entre ellos inmigrantes sudamericanos- al modo USA importado por nuestro capitalismo, y por un salario que seguramente avergüenza a cualquiera. No está en mi ánimo el caer en demagogia obrerista al decirlo.

    Creo que en el caso presente, como en muchos otros, no existe conflicto entre empleador y empleado, pues no hay una mínima posibilidad de beligerancia por parte de éste último. Reconozcamos que el Capital, con la ayuda de los funcionarios de la situación (partidos y sindicatos), ha conseguido doblegar la voluntad reivindicativa de los jóvenes trabajadores.

    Y ahora mi pregunta; ¿el MCRC dejará a “la mano invisible? la solución del problema de mi joven cajera?

  3. Antonio Garcia Trevijano says:

    Los hechos, querido Arturo, solo pueden ser reales o ficticios. La demagogia se basa en los sentimientos de indignacion o de exaltación que provoca una ficcion generalizadora de lo particular: sea la de una falta o deficiencia general en la realidad social, o bien la de una presuncion de que ésta tiene lo que precisamente le falta. El primer tipo funda la propaganda izquierdista. El segundo, básico en la propaganda fascista, es usual en la derecha. Ambas demagogias son odiosas. Debemos combatirlas.

    Como este MCRC no es un partido politico, y convoca a todos los sectores de la sociedad civil, no debe pronunciarse sobre cuestiones sociales. Pero, como la libertad politica y la democracia afectarán a todos los residentes en España, el MCRC reconocerá el derecho constitucional de los inmigrantes a no ser discriminados, ni usados como ejercito amarillo en el mercado laboral. Hasta pronto, abrazos.

  4. Dionele says:

    Los hechos son los que son y la economia, como teoría que asigna recursos tiene principios y leyes que han sido estudiados por los hombres.
    El fin ultimo del hombre es la felicidad, la busqueda del placer y como base de ésta lo material. Mientras la economia va bien los problemas politicos, incluso los de la libertad quedan para los más en un segundo plano. Así es la condición humana. Y sino veamos a nuestro alrededor y las encuestas sobre cuales son las prioridades de los españoles.
    Un pueblo que llega a fin de mes es un pueblo poco predispuesto a los cambios de cualquier clase. Son hechos generales de la historia que se cumplen con honrosas excepciones.
    Los inmigrantes son el motor de nuestra economia y de nuestro crecimiento. Ellos estan pagando las pensiones, las regulaciones de empleo y un largo ecetera y nadie hace nada, a los más les/nos beneficia.
    Hay mucha demagogia en todo esto. Esa cajera de la que hablas, explotada, ha venido a nuestro pais, por que en el suyo no hay esperanza, por la sencilla raxón de que no puede vendernos sus productos por culpa de los aranceles. Algunos se quedan tranquilos con cosas como el 0,7, pero mientras van a deguello contra todo lo que suponga que estos paises más pobres nos vendan sus productos, muchas veces mejores y a mejor precio.
    Por eso les estan dejando entrar, para que nos muevan el tinglado a corto plazo, sin pensar en las consecuencias de su no integración y en el previsible estallido de futuras generaciones, cuando alguien de entre ellos diga que se acabo el chollo.
    La situacion economica es insostenible sin la inmigración. Este modelo no da para comprar nuestra felicidad sin una mano de obra que trabaja por un mínimo salario.
    Al final, la libertad y la democracia son el unico motor solido del crecimiento sostenible, y como esto no se tiene, pues venga inmigrantes y subvenciones alemanas. Todo un engaño que terminará.

  5. J.C. Villa says:

    Dionele ha dicho, al hilo de los comentarios del (como siempre) lúcido artículo de D. Antonio García Trevijano: “Capitalismo, el de aquí. El salvaje, el que no tiene limites, el que todo lo puede, el que cambia y adapta leyes para seguir controlando, acumulando salvajemente”.

    Hombre, yo creo que capitalismo salvaje sólo existe en países como Paraguay, Colombia o Zambia. Es en estos países donde el neoliberalismo campa a sus anchas, sin ningún género de cortapisas; y así están. En los países occidentales lo que tenemos realmente es un híbrido de capitalismo y socialismo. Incluso los EEUU son proteccionistas, y aunque allí las funciones de asistencia social son desempeñadas por empresas privadas, éstas no dejan de tener también un importante apoyo por parte del Estado (por ejemplo, a través de grandes desgravaciones fiscales).

    Por otro lado, lo de la “mano invisible del mercado” no deja de ser una miloga metafísica. Dudo mucho de que el “libre mercado” exista hoy en ningún sitio.

    Un saludo.

  6. J. M. says:

    Distinguido D. Antonio:
    No es la primera vez que leo en sus textos cierta terminología política capital, como, en general, es toda la relativa al “tiempo” (es la cifra “O subir o bajar” de Saavedra Fajardo). Hoy me llama la atención su insistencia -en absoluto nueva- en lo “anacrónico” de la Monarquía de partidos.
    Su pensamiento en este punto constituye, en realidad, una apostilla magnífica a la definición epigramática de los últimos 60 años de vida política europea: el “arcaísmo constitucional”. En este proceso, denunciado por juristas de talla como Carlos Ollero (antes de entregarse al consenso)y Eustaquio Galán, hunde sus raíces el mal español. Todos los regímenes europeos de la II postguerra, apenas con al excepción provisional de Francia, no son otra cosa que un vasto movimiento de homogeneización constitucional cuyo presupuesto es la liquidación política de Europa. El régimen de la constitución del 78 (que bien podría denominarse 1ª Ley fundamental postfranquista) nació en este sentido liquidado de antemano.

  7. Pedro M. González (Club Republicano) says:

    La Sociedad empresarial se imbrica íntimamente en la Sociedad Civil por cuanto la función empresarial no es sino la elección diaria no solo entre fines y medios, sino la búsqueda de nuevos fines coordinando antiguas necesidades.
    Esta acción humana la ejercemos diariamente y sin darnos cuenta no sólo en el ámbito puramente mercantil, sino en el social en su más amplio sentido realizando contínuas elecciones con trascendencia (responsabilidad).
    Resulta acertado así ocuparse descriptivamente como hace D. Antonio de la Sociedad Empresarial puesto que la libertad política y la seguridad jurídica de ella derivada imponen los marcos o reglas de juego básicos imprescindibles e iguales para todos para el desarrollo de esta faceta de la acción humana de manera equitativa y sin privilegios de ninguna clase que permitan su desarrollo de manera satisfactoria y eficaz para todos los operadores económicos.

  8. Arturo says:

    Mi muy estimado D. Antonio

    No pretendía utilizar con intención generalizadora una ficción particular; por el contrario el caso presentado procura ser simplificación de una realidad general, paradigma de la precariedad laboral en las relaciones de producción actuales, a excepción de los privilegiados que recolectan sus catorce cosechas anuales.

    Comprendo la amplitud de su convocatoria pero considero estéril para este MCRC transmitir un mensaje regeneracionista a la sociedad civil a través de un “laissez faire? sobre cuestiones sociales. Los insatisfechos de esta España no se resignarían a cambiar las cosas para que casi todo siga igual. Como Vd. acepta a bordo a los que no quieren la travesía en “barcos reformados?, ni que se “retire del barco la quilla rompe-monarquía?, permita enrolarnos en la tripulación a los que -sin pretender modificar el puerto de destino (Felicidad)- combatimos a quienes tratan de impedirlo.

  9. Arturo says:

    Querid@ Dionele
    Te ruego repitas la lectura de mi comentario (nº 3) porque Rosario (la cajera) es española de Málaga. La precariedad no alcanza sólo a los inmigrantes

  10. Antonio Garcia Trevijano says:

    A Dionele

    La estructura de tu análisis economico me parece correcta, aunque simplificadora. La utilidad de la inmigracion por importante que sea no deja de ser una utilidad marginal, en el sentido ténico de este concepto creado por el economista Pigou. Y lo que llamas subvencion alemana,es muy inferior a lo que la Transición le regaló a la Comunidad Europea a cambio de que homologara la Monarquía de Partidos con sus Republicas de Partidos.

    En segundo lugar, los grandes cambios políticos no se han producido en momentos de depresion economica, sino cuando comienzan a sentirse mejoras. Sucedió así en la Revolucion francesa y en todas las del 48. Incluso la Revolucion rusa de octubre actuó en una situación económica mejor que la de la reforma de febrero. Acuértade del famoso lema ignaciano “en tiempos… no hay que hacer mudanzas”. Yo no creo en ningun determinismo histórico. Como tampoco en que la democracia politica necesita para instalarse un alto grado de desarrollo economico. EEUU y Suiza no eran paises desarrollados cuando conquistaron la libertad.

    Lamento, en fin, que mi crítica a la demogagia la apliques, sin razon, al hecho concreto denunciado por Arturo. Soy responsable de no haber precisado la primera frase de mi respuesta a su comentario, pues precisamente quería decir que los hechos nunca son demagógicos, sean particulares o generales. Y lo que narra Arturo es un hecho particular, que puede hacerse extensivo a la inmigración. Arturo no habló con demagogia, pero me dió pie para que expusiera mi opinion sobre las dos clases de demagogia. Aclaro así cual era mi intención, y pido disculpas al amigo Arturo por haberlo confundido. Saludos

  11. pepe fernández says:

    Muy atinado y oportuno artículo, de la corrupción política de la monarquía de partidos pasamos a la corrupción económica, algo bastante lógico en un sistema oligárquico que beneficia a unos pocos explotando a la mayoría.

    Cada sistema político genera su tipo de sociedad, el oligarca latifundista su contraparte en la masa de agricultores y braceros empobrecidos, el gran burgués de la revolución industrial, la masa de obreros explotados y la monarquía de partidos una oligarquía empresarial y banquera que desarrolla el único tipo de economía posible, la especulativa y la de la competitividad vía bajos salarios, la masa de autonómos, intermediarios y asalariados de baja cualificación es la sociedad laboral de la monarquía de partidos y así será reconocida por los historiadores del futuro. La inmigración queda redefinida entonces como dumping laboral, única solución posible a la economía de bajos salarios y especulación ladrillil en que ha quedado atrapada la sociedad laboral espaÑola y que no tiene alternativa posible.

    Por esta es la razón la República Constitucional se impondrá de manera lógica con el advenimiento de una nueva sociedad laboral minoritaria y enemiga del actual sistema y por ello la llamada a acabar con el sistema de la oligarquía de partidos y sustuir la economía especulativa por la productiva: la clase media profesional, compuesta por científicos, ingenieros, empresarios cualificados y con experiencia en paises avanzados que inviertan en innovación, profesionales liberales que tendrán que reciclarse ante la crisis económica que marcará el fin de la monarquía borbónica, etc.

    En mi opinión, tiene que ser objetivo del MCRC convencer, atraer y unir a este gérmen de sociedad laboral del futuro. El aliado del MCRC será el talento productivo, intelectual y científico despreciado y marginado por la monarquía de partidos.

    Un saludo republicano.

  12. Antonio Garcia Trevijano says:

    A Vila

    Comparte las dos precisiones de tu comentario. En la historia real no ha existido nunca un mercado libre. Lo cual no es obstáculo a que esa creencia o deseo hayan inspirado, y dado coherencia interna, a la filosofía moral, pero ideológica, del liberalismo.

  13. Antonio Garcia Trevijano says:

    A J.M.

    Agradezco tus referencias a Saavedra Fajardo y al arcaismo constitucional, que yo denuncié, en una serie de articulos en la Revista Reporter, antes, durante y despues de aprobada la Constitución.

    Lamento, sin embargo, que consideres a Ollero un jurista de talla antes del consenso. No lo fue nunca. Y sobre su memoria recae la ignominia de haber sido el correveidile de la traición de los partidos a su compromiso de ruptura democratica del regimen franquista. Me visitó para que yo aceptara, como Coordinar de la Platajunta, un pacto de reforma con el Presidente Suarez. Lo despedí con brusquedad. Entonces se dirigió a Raul Morodo (que ya había asumido la posición reformista del PSOE) y otros personajes de la Plataforma unitaria, y les propuso que constituyeran una Comision, sin mi presencia, para poder pactar con Suarez la Reforma. Asi se hizo. Fernánndez Ordoñez, un alto cargo franquista, que no estaba en la plataforma de oposicion, vino a mi despacho con toda urgencia para que mi plaza vacia, en la Comisión de los 9, la ocupara él, en nombre de un pequeño partido socialdemocrata que encabezaba el honesto aviador republicano Eurico de la Peña, ya fallecido, a quien rindo los honores que merece su memoria. Afectuoso saludo.

  14. Antonio Garcia Trevijano says:

    A David, gracias por tu felicitación. En cuanto al libro de arte, aparte de tu opinión sobre un tema que no depende de los conocimientos expertos, sino de la sensibilidad estética del lector, me gustaría que lo dieras a tu padre (pintor) y a tu hermano (músico) para que me transmitieran el punto de vista de los artistas. Podremos encontrarnos en Madrid en la primera semana de Octubre. Abrazos.

  15. Antonio Gracia Trevijano says:

    A Pepe Fernandez,

    No solo comparto todo tu comentario, sino que te felicito por el maravilloso segundo párrafo. Las fuerzas sociales que indicas las tengo presentes en mis analisis, asicomo en nuestros propositos de organizar el talento y la honradez, impulsados por la juventud y por esa tercera edad que espera la oportunidad de aportar su tiempo y competencia a una empresa altruista. Con mucho afecto.

  16. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Arturo, no necesitas mi permiso para subir a bordo porque tu estabas ya embarcado antes de que se tuvieran noticias de este fabuloso viaje. Espero que ayudes al equipo timonel para manter el rumbo entre los escollos de la Escila de la reforma monárquica y el vórtice del Caribdis engullidor de la nostalgia republicana. Cuentas con mi amistad. Abrazos.

  17. Leonardo Balmaseda says:

    Quiero referirme a la parte de su comentaria en que afirma que los intereses creados en el Estado de Partidos no permite que el capital financiero se subordine al capital industrial.
    El proceso económico que consiste en la creciente integración de las distintas economías nacionales en un único mercado capitalista mundial y global, es precisamente el que da esa prioridad al capital financiero sobre cualquier otro. Ello ha sido bien entendido por las distintas cúpulas empresariales a nivel global. Hasta un burócrata de la antigua organización sindical de Franco como José María Cuevas, lo entendió. Vease sino la primacía de los intereses de la banca española, sobre cualquier otro sector productivo. Esto Sr Trevijano, obedece a algo más que a un impulso localista. Es la globalización mundial. Con sus ventajas y sus inconvenientes en todo lo que puede tener de amenaza a la soberanía de los estado y la democracia. Por simple instinto de conservación, habrá que observar las decisiones de los “Mercados”, en lo que puedan suponer burla a los estados democráticos.Los Consejos de Administración de las grandes empresas, no pueden convertirse en un superlegislativo no electo que rija los destinos económicos, políticos, sociales y culturales de los ciudadanos. En relación al llamado neoliberalísmo me acojo a una frase de Ortega y Gasset a proposito de una pregunta sobre la Monarquía una vez que ésta fue derrocada y ante la insistencía de alguien que la prefería. “No podemos pedir el retorno de lo que fue la causa del trastorno”. Nada que objetar a la economía de mercado, mucho que objetar a todo aquello que basado en un fundaméntalismo ideológico propenda a considerar a la humanidad como objeto de su lucro. Vd sabe que eso existe. ¿Tendremos que añorar el capitalismos de rostro humano?.

    Un saludo

  18. Grazia Deledda. says:

    La lucha para sobrevivir es instintiva, cuando el hambre acucia el cerebro no rige las acciones, sino la intuición.
    Raro es el hambriento que lucha por la dignidad.

    En España las luchas contra el franquismo no comenzaron hasta que el estómago comenzó a llenarse cada día. Comienzo de los años 60.

  19. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Leonardo

    Planteas un tema muy complejo y poco estudiado. La subordinacion del capital industrial al financiero no es un problema original ni universal. Lo que es evidente en Japon no lo es en EEUU. La globalizacion tampoco es una necesidad orgánica de la gran banca mundial. Pero sí para la industria y el comercio de los productos de consumo universal.

    Es conocida la debilidad del dolar durante el rápido crecimiento industrial de EEUU despues de la guerra de secesion. En España, la industria vasca nació y creció sin financiacion española. En la crisis del 98, la retirada de capitales de America del Sur dió origen al Banco Hispano Americano. La industria era mas fuerte que la Banca. La dominacion del capital financiero comenzó con los hombres del Opus Dei en la direccion de la economía. Lopez Rodo planificaba desarrollos especulativos a la vez que Luis Vals acometía el control del Banco Popular.

    Lo repetire mil veces: la demagogia obrerista de la Transicion, la pegatina de franquista adosada al empresario, retrajo la inversion en inmobilizados y provocó la venta de las mejores empresas al capital extranjero. Y con esas masas de dinero liquido los antiguos empresarios, o sus hijos, se hicieron especuladores, engrandeciendo a la Banca. En fin, trato de aclarar, querido Leonardo, por qué el MCRC encontrará empresarios que lo apoyen, y la Banca lo rechazará en bloque. Abrazos.

  20. Dionele says:

    Mi atrevimiento otra vez para escribir en este hermoso foro, desde luego te ruego disculpes D. Antonio (no se aún como prefieres que te nombremos) mis, en esto si, comentarios de salón, que no pueden ser otra cosa mas que ideas de un currante de la libertad.
    Yo creo que una nación para ser soberana tiene que poder cuadrar las cuentas, como le pasa a todo hombre. Y pienso que las cuentas de esta Europa no cuadran. Es Alemania, la que por un interes, para mi evidente, de recolocarse en la esfera geoestrategica sostiene este tinglado. El caso de Francia es patético, y si no, recuerda como por casualidad una mano misteriosa sustuvo “milagrosamente” el franco, poco antes del euro… Y quien paga su formidable factura agricola, mas de la mitad de los fondos de la unión.
    Alemania es una máquina de trabajar, de hacer dinero, y tienen para pagar a Rusia su desalojo y a Francia su promesa de cosoberanía (de la que ahora no gozan).
    ¿Que nos queda, pues a España? Siempre he pensado que España depende de si misma y que no necesita las subvenciones que ha recibido. Siempre he pensado que tenemos riqueza suficiente para ser una gran nación dueña de su destino. Sólo es necesario remover los obstaculos para que fluya la libertad y la democracia y que los emprendedores y todos con ellos creemos el tejido economico que no nos haga depender de “ayudas” de ninguna clase.
    Sobre las circunstancias economicas y los cambios, no lo sé, realmente no lo sé. Creo que la inflación entre guerras tuvo mucho que ver con la ascensión del nacismo en Alemania y que, por otro lado, un pueblo acostumbrado a las subvenciones es más docil, como es ahora nuestro caso.
    Los hilos no se mueven por casualidad.

  21. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Dionele, podeis llamarme de tu o de usted segun os venga con naturalidad. Habreis observado que yo tuteo a los que parecen apreciarme o confiar en mi (aparte de que creo que todos sois jovenes, a juzgar por vuestra juvenil actitud) mientras que trato de Vd a los que no me respetan, para meter una distancia que, educadamente, los haga apartarse de este blog.

    En cuanto a tu comentario, me recuerda, por su lógica, el método de Max Weber para analizar la realidad social. Creaba tipos racionales e ideales, y luego trataba de acomodar a ellos la realidad. Yo prefiero deducir las ideas de los hechos. Pero es más brillante lo que hizo Max Weber. Abrazos.

  22. lohablo says:

    Parece que todo se supedita al partido. Eso es en regímenes de partidos únicos, eso parece que era antes y su lugar está mas bien en la Historia Politica. Ahora se ahorma el conjunto de relaciones empresariales, sindicales, al criterio manifiesto, o a la instrucción recibida o a la recomendación declarada del Gobierno en vigor, del partido que lo sostiene.Y DIGO: ¿ es que cuando llega un partido por elección al Gobierno, ya todo lo que diga o haga ha de ser de rigurosa aplicación, trasladandose automáticamente al conjunto social, en forma de cambio de hábitos, o respeto a los mismos. Se sumerje el conjunto social en una actitud acrítica y evasiva .La sociedad civil es una Sociedad receptora y pasiva; o puede ser algo más que eso.La iniciativa popular, por ejemplo, para proponer leyes no se cumple; pues está vacia ; debiera haber un hábito de legislación popular no solo en las consultas, sino en las mismas leyes. Se da el caso de que a veces los mayores técnicos emborronan con sus leyes situaciones de hecho mejores que las creadas por la nueva ley.^Por otro lado no se tiene en cuenta las relaciones humanas explicitadas en contratos y convenios; pues a partir del c.c. y código de Comercio muchas de estas relaciones serán modificadas en interés del Gobierno turnante con la intención de guardar el interés general como intención abstracta de su particular mantenimiento de votos. ¿ No se piensa acaso, que el interés de uno como individuo, medido por el conjunto de recursos puestos por la naturaleza a su disposición y también por los medios puestos a punto por la Sociedad, mayormente en su labor educadora y asociativa, ya sea por inteligentes leyes vigentes, ya por la iniciativa privada regida por el principio de que “el máximo beneficio `para mi como empresario ha de repercutir en la Sociedad en su conjunto”, para el mayor numero de personas, ha de ser protegido en base a que esas iniciativas de todo orden no deben ser mediatizadas por retoques legislativos contrarios al principio de que el individuo es más que el conjunto de la Sociedad, y esta se sostiene más y mejor, con mayor cohesión participativa, por la suma de relaciones humanas, habidas de su propio estar en el mundo, libremente elegido en el mundo? Otro día pediria al mentor de esta pagina que abriera el debate sobre el fin y utilidad de los impuestos en la Sociedad actual, racionalista e hipermetrope para otras cosas o cuestiones.Salud
    Por último un dia leí, que el genio en politico es aquella persona que es capaz de ir contra las propias ideas de las que se forma el ideario de su propio partido.

  23. Anónimo says:

    Partidario de la iniciativa empresarial; la empresa que reporte beneficios tangibles o de raíz espiritual para la Sociedad y que permita a esta tomar como ejemplo real y válido, para cualquier otra iniciativa radicada en el humus social o servir de sustento mental a cualesquiera individuo esa es la empresa que hace participar a la misma Sociedad , y que arquitectonicamente por agrupación de indiviudos la hace crecer. Desconfio de los empresarios que al tiempo de ganar dinero, venden la empresa por consideraciones exclusivamente económicas. La empresa que digo y existe, debe ser premiada por quién tiene capacidad para ello promoviendo el mismo Gobierno Fundaiones o metiendo dinero en la creación de becas…etc.Por ello estoy diciendo que la via del ejemplo en cualquier accion de aplicación general no es o puede quedar en pura intención moralista, sino que más bien amplia claramente el objetivo humano de tener o disponer de una mayor calidad en la inteligencia del género de los humanos. Nosotros instrumentamos el aparato logistico por eloido, la vista etc y el sentimiento , lo cual hace decir al Ayurveda que la inteligencia tiene una simiente sentimental o que más claramente la inteligencia se asienta o sale del corazón.

  24. Juan A. Rodríguez Molina says:

    El otro día hablábamos de Sociedad Laboral y hoy de Sociedad Empresarial. Es curioso, pero dado que hemos de manejar con cuidado los conceptos, me parece que estamos siendo un poco alegres con el de “sociedad”. No sé yo cómo separar lo laboral de lo empresarial. Desde luego, podemos entender a un sindicato como una sociedad —así como hay sociedades anónimas, limitadas, etc.—, pero no debemos olvidar que el origen y finalidad (pues algo contarán los orígenes para que se persiga una u otra finalidad) de esta “sociedad laboral” es defenderse de la “sociedad empresarial”. Defenderse no es un término nada incorrecto si pensamos en la de “tiburones” que surcan el océano por el que navegamos.

    Vana pretensión eliminar a todos los escualos o que sea una especie a extinguir; por muy ecológico que —en este caso— resultara, es muy posible que también desapareciera la sociedad laboral. Dejémonos, pues, de sueños catastróficos. El origen y finalidad del sindicalismo es la defensa de los trabajadores, no la organización del trabajo y, mucho menos, de la sociedad, de la República. Ahora bien, cometer este “error”, acaso sea una muestra de coherencia, no sólo con los orígenes de los sindicatos, sino de la mismísima democracia. De hecho, todos los sindicatos solían (ya no) ser un modelo de democracia ideal y formal. Me refiero, claro, a la democracia original, a la que impugna la cracia que había. Y, por otra parte, otro tanto le ocurre a lo empresarios; lejos de limitarse a montar empresas, se ponen a organizar la sociedad enterita. Ergo: Trabajadores y empresarios siempre serán enemigos políticos. Pretender que unos se pongan en el papel de los otros sí es una vana pretensión, de lo más ridícula y carente de toda base.

    Esto no es anacronismo; en todo caso, un historicismo de lo más cabal. El LIBERAlismo es la ideología de los empresarios (libertad, igualdad, PROPIEDAD), y el SOCIAlismo, la de los que trabajan en las empresas (libertad, igualdad, FRATERNIDAD). La revolución francesa resultó liberal, pero no eran esas sus intenciones. Por supuesto, no podía ser socialista porque aún no había Socialismo; mira por dónde, surge enseguida.

    Pues bien, entre el Liberalismo y el Socialismo, aunque no lo parezca, hay otro -ismo que parece estar fuera del tiempo y el espacio: el anarquismo. (Lo que a mí me parece es que está fuera de toda ideología, pero no de las ideas). Que las condiciones materiales (históricas porque se dan en el tiempo y han sido, son y pueden ser manipuladas por el hombre) determinan es algo que nadie duda, pero sí parece haber bastante oscuridad respecto al resto de condiciones: las propiamente históricas, es decir humanas; las que manipulan a la materia y a sí mismo. Tanto el Liberalismo como el Socialismo se empeñan en ir contra sus propios principios: El Liberalismo, basándose en el poder transformador, no ya del ser humano, sino del individuo, es el primero en agarrarse al “así es la vida”, “il mondo va da sé”; el Socialismo, consciente del poder social, rayano en determinismo absoluto, se empeña en cambiar el mundo.

    Esto es absurdo; ¿toda la teoría política se basa en contradicciones secundarias (pues no ve más allá de ambas incoherencias) y olvidan la primaria y principal: así como el hombre no puede separarse de la naturaleza porque es una parte de él, la impugnación del poder no puede separarse de éste? Se dirá que es de lo que se parte, pues de lo contrario no habría política; que ésta implica el poder y su impugnación, ambos, no uno u otro solamente. Me parece que no es así; me parece que el poder atrae más, no sólo práctica, sino también teóricamente que su inevitable impugnación.

    En fin, estas cosas no se ventilan en dos palabras; lo que quería era invitar a que se reflexione sobre un asunto al que vengo dedicando un tiempo, pero tampoco es cosa de dos días; quizá otros más listos y/o preparados lo hagan mejor. El asunto es este:
    Si no se debería partir del an-arquismo, en lugar del arquismo, en teoría política de signo radical (de ir a la raíz). Sobre todo, claro, si lo que que se pretende es establecer una democracia lo más cercana posible no al ideal, sino a su origen.

    Salud

  25. Antonio Arturo says:

    He leído este artículo y sus comentarios con interés. Me gustaría proponer el tema de nuestras peculiares Cajas de Ahorros, que tienen ya un peso creciente en nuestro sistema financiero y que son en la práctica “propiedad” de los Partidos. Esto produce, en mi opinión, efectos aún más perversos que una banca “pública” o nacionalizada.
    Gracias.

  26. Anónimo says:

    No hay sociedad sin hombres y mujeres. No hay sociedad económica sin intercambio de bienes o servicios. En estos asertos se cumple el cometido del empresario.Más allá de la iniciativa del empresario está la Ley, más acá también debe estar la ley para ajustar esa necesidad creadora a la necesidad de que la ley lo contemple, no como un caso más sino como un acto más de la libertad del individuo en la esfera del trabajo-empresa, asumida como posibilidad, solo faltará llevarla a cabo bajo su responsabilidad.esta lo asuma como posibildiad más sin poner en riesgo nada contrario a sí misma. La ley debe ser tan amplia como aseguradora de que la iniciativa empresarial tendrá cumplimiento en el marco de esto.En España las empresas mejores para el trabajador son las que dejan que el trabajador a igual número de horas que en otras empresas , el mismo trabajador pueda tomar iniciativa para mejorar a la empresa, pues esta misma ocupación o instinto es premiada, repercutiendo cabalmente en el trabajo en los modos de producción. Aqui el trabajo sindical no encuentra la misma presencia que en otras empresas. Pues las cosas salen bien debido a que el empresario, escucha, anota, observa , lee y reclama para el mismo fin del negocio la voz del trabajador o al conjunto de ellos representado por unos cuantos.

  27. Antonio Garcia Trevijano says:

    Hay cuestiones, señor Anónimo, que no llego a comprender. No se lo que quiere decir una empresa de raiz espiritual si es lucrativa, ni que la empresa sea ejemplo de otra iniciativa del humus social o sustento mental de cualquier individuo. Tampoco entiendo el resto. Mi articulo sobre la sociedad empresarial no tiene relacion con su comentario. Por eso, no es necesario que lo aclare. Gracias.

  28. Anónimo says:

    Don Antonio, sin embargo lo aclararé con mucho gusto. Una cosa es que se tenga por empresario y tipo de empresa cualquieras; y otra bien distinta, para que llegue a la Sociedad no solo el producto final de su industria sino también algo intangible y valioso por sí mismo, la actitud decidida a que la empresa individual o societaria, tenga algo de escuela de humanidad; me corrijo, que sea humana y por tanto se capte en ella lo mejor de cada uno para que cada uno pueda dar lo mejor de sí mismo en su trabajo, y a su vez esos trabajadores, puedan repercutir ese valor o valoración en sus vidas fuera ya de la circunstancia repetida de cumplir horario tras horario, la jornada laboral. Don Antonio yo me fijo para lo que estoy diciendo en un autor esencial en la Psicologia del individuo y de la relación humana como el chileno Maturana, y lo aplico.Habla de empatía y eso es más que base para muchas articulaciones humanas. Cuando el dice que la vida humana es tan individual como colectiva y que esta se despliega por un cauce de consenso dice algo más que el previamente reconocido como término político consenso; dice que las opiniones que tengamos sobre las cosas representan nuestros argumentos, y que en la interlocución humana se aceptan, rechazan, creandode otros nuevos consensos, los que a su vez cambian nuestros puntos de vista. Simplemente don Antonio, establa pautando este ofrecimiento epistemológico en el conjunto de relaciones humanas laborales, y vivenciales, vecinales y propiamente familares. Las cosas no son compartimentos estancos, que nos sirven solo para determinadas situaciones, el hombre es tan flexible como l.as situaciones dadas en el juego de los intercambios.Con mi saludo.

  29. Antonio Garcia Trevijano says:

    A Rodriguez Molina

    El título “sociedad empresarial” está elegido para contraponerlo precisamente a la “sociedad laboral”.
    No porque exista un empresariado sin asalariado, omo tampoco éste sin aquel, sino porque la multivoca palabra sociedad permite ser empleada en el sentido del artículo que comenta.

    Por otra parte, para respetar el origen social de las ideologías se debe saber que la fuente del liberalismo estuvo en propietarios y profesionales; la del anarquismo, en los artesanos; y la del socialismo, en los proletarios.

    Lo demas no lo entiendo. Pues esas tres ideologías no reclaman hoy la reproducion de las condiciones económcas que las crearon. He dicho ya que respeto a los anarquistas por su moralidad individual, y que desearía verlos integrados en este MCRC. Gracias.

  30. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Antonio Arturo, tienes toda la razon. Pero me perdonarás si no detallo la cuestión, que conozco muy bien por haber tenido que intervenir como abogado, hasta en el Tribunal Supremo, por el afan de los partidos de despedir a los directores que hicieron grandes a Cajas de Ahorro provinciales o regionales, para colocar en ellas a sus militantes o familiares. Este no ha sido un fenomeno particular, sino norma de conducta de los Partidos. Gracias por tu oportuino comentario.

  31. Anónimo says:

    La empatía no queda en unos y otros, enajena del medio ambiente o extrae dialécticamente aquellos comportamientos que refuerzan el propio; un trabajo bien hecho depende mucho de la mente del individuo; como ha demostrado imperativamente Swami Sivananda, el pensamiento, tiene forma,color y dirección. Esto si se toma en su dimensión total habla claramente de que unas mejores relaciones humanas contribuyen plenamente a que las relaciones de empresa a trabajadores, de estos entre sí etc sean factor determinante para evaluar la posiblidad de un cambio en las mismas o evolución natural; pues la claridad y necesidad de nuevas medidas- en la empresa- normas- en la sociedad- depende positivamente de esta clase de razones puestas naturalmente en marcha.El egotismo es una cosa, el indiviudalismo que participa otra, y en la misma floracion delos cambios, involuciones y evoluciones tienen su composición en este movimiento interno.En suma abogo por un tipo de empresa, de claro contenido humano. No me dejo atrapar por la idea dubitativa y reductora ¡de la pasta¡, para saber que una empresa no sólo es la conducción de una idea , su conservación y explotación activa.

  32. Antonio Garcia Trevijano says:

    No era necesaria, Anónimo, la segunda aclararacion. Poco podemos hacer los no empresarios para que las empresas estan basadas en relaciones propiamente humanas. Lo decisivo en la mentalidad del buen empresario, aunque persiga en ultimo termino el lucro, esta en su vocación creadora de algo, sea organizacion o producto, que sin su dedicacion y talento no se realizaría. Gracias.

  33. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    La familia española, como núcleo primario de la sociedad civil, en donde el hombre se civiliza desde la oíkos clásica, ya no tiene prácticamente hijos. Deja de cumplir su papel de reproductora de ciudadanos, mater civium. Los empresarios se tranquilizan gracias a la masiva llegada de emigrantes, convencidos de que los hijos de estos ocuparán los puestos de los hijos de los españoles que jamás nacerán. ¿Qué significado tiene esta esterilidad de la institución civil básica? ¿Los emigrantes africanos cumplirán el papel de los godos del Imperio Romano?

  34. Juan A. Rodríguez Molina says:

    D. Antonio es, precisamente, por esa “moralidad” que tan digna es de respeto (es, sin duda —¡qué cosas!—, lo más atrayente de los anarquistas, puede que no del anarquismo), por lo que que encuentro bastante difícil la integración en el MCRC. Pero no suele servirnos con el respeto o la simpatía. No voy a hablar por otros. Yo no desprecio al liberalismo ni al socialismo; sencillamente, no espero nada de ninguno de los dos; bastante oportunidad han tenido ya de demostrar sus maravillas y no lo han hecho.

    Tampoco pretendo que el MCRC se haga anarquista ni, como he dicho varias veces, se discuta sobre anarquismo en este blog. De hecho, no hay una teoría anarquista, el anarquismo aún no se ha formado, no ha tenido su oportunidad: una guerra civil, tras un siglo de acoso constante (teórico y práctico), no es el momento más indicado; 40 años de silencio, tampoco; pero 30 de gilipollez política, económica, social, moral, religiosa… eso es el desierto. Decir que su fuente son los artesanos, quizá sea mucho decir (en todo caso, es indudable su vinculación al movimiento obrero y no vamos a negar que han formado parte de él personas de alta alcurnia y de la más baja estofa), pero no lo rechazo, al contrario, si la crítica ha de empezar por uno mismo, artesano no (más bien manazas), pero soy un pequeño-burgués de tomo y lomo. “Mi” anarquismo es el del ciudadano comprometido en los problemas de la ciudad, el demócrata “par excellence”. De ahí no poder cuadrar, encajar, ni en liberalismos capitalistas ni socialismos utópicos o dictatoriales. Y por eso, quizá, sí hacerlo en un MCRC sin ideología.

    Pero no sin ideas. Y es por lo que propongo se tenga en cuenta también la anarquista, de lo que brota el anarquismo, no en cómo crece. Porque creo que es la única opción política que, por lo menos, no anda desviada desde el principio; que no se equivoca al identificar el problema, sino al buscar las soluciones. Por supuesto, puedo estar equivocado. Pero, en tal caso, también lo habría estado el humanismo antiguo capaz de ser demócrata. Porque el hombre no nace en el Renacimiento. Curiosamente, sí lo hace la Teoría Política. (Acaso por eso se piensa que las “soluciones” del anarquismo son su base).

    Sé que Ud. (o tú) eres bastante crítico con la Teoría Política al uso, pero ¿y los demás? Están muy descontentos con la actualidad, pero la crítica implica algo más. De lo contrario, en dos días estamos igual. Más o menos; como siempre ocurre en la historia. ¿Puede haber algo nuevo bajo la luz del sol?

    Salud

    P.S.: Si no me vuelvo a equivocar, el artesanado tiene mucho que ver en la formación de sindicatos, al despuntar el capitalismo.

    Nota: Cuando he hablado de “oportunidad”, me he referido a España porque es donde, únicamente, la ha habido alguna vez. El resto del mundo, tuvo menos silencio, pero más gilipollez; o más sliencio; o mucho estruendo.

  35. Thulio says:

    Desde los sacrificios a los elementos naturales como la lluvia, el sol, la luna, el viento, el fuego el tiempo o la nieve, hasta la tasa Tobin, las Fundaciones o la RSC, han existido elementos de redistribución y factores de reparto equitativo de unos beneficios excesivos, de unas cosechas exuberantes, de unas cabañas ubérrimas, de unos negocios espléndidos, de unas bicocas turbadoras. Se daba lo mejor para el hado o para los dioses, para la bonanza climatológica, para el chamán, para los míseros o los enfermos, para el sumo sacerdote, para calmar la conciencia, etc.

    En nuestro tiempo deben ser factores como libertad, justicia, solidaridad e igualdad, los que atiendan las discrepancias de una Sociedad. Estos factores se concilian y equilibran mediante una adecuada acción de honestidad y justificación de buen gobierno. La Hacienda debe procurar atender las desigualdades, las carencias y las calamidades, que se observen en una Sociedad.

    Cuando se han propuesto ideas, antes que proyectos o programas, de apoyo mutuo, seguidamente se han planteado discriminaciones o confrontaciones, las más de las veces estúpidas, entre qué recibo a cambio de lo que doy. Festejamos cuando alguien “sube como la espuma”, cuando alguien engaña y esconde la fortuna “espontánea?, cuando triunfa sobre las necesidades de muchos, cuando le sonríe una riqueza “súbita?. Envidiamos a los trepas y trileros, a quien falsifica y se lleva la pensión máxima sin razón, a quienes meten dos y sacan cinco, a quien monta un negociete y deja un pufo unos meses después.

    La Sociedad Empresarial no se rige por la bonhomía ni el altruismo ni la humanidad, se rige por normas cada vez más injustas, menos sociales, más rígidas, más extrañas al interés de la mayoría. Las excusas del mercado son las razones de la brutalidad, de la exclusión y de la explotación. La EMPRESA es la acción conjunta de una Sociedad, la suma de todas las pequeñas medianas y grandes empresas de una nación y su resultado no puede, ni debe ser el lucro fraudulento.

    Qué podemos hacer para armonizar esos extremos, de salarios de 6.200 euros anuales frente a asignaciones de 6’2 millones de euros en España de un conocido banquero, o niveles de subsistencia de 380 dólares al año en el Sahel, frente a 2.000 millones de dólares en el año 2005 de Bill Gates o de Warren Buffet… Y encima se oponen a una simple tasa por las transferencias especulativas de capital, sin inversión productiva. La RSC es un simple efecto de imagen, una maquinación para la apariencia. Una Sociedad que conoce consiente y respalda esas injusticias, necesita una revolución radical.

  36. Miguel de Iturbide says:

    La subordinación del capital industrial al financiero, evidente todas luces ¿no sería una constante histórica española desde el siglo XIX?. La impresión que me queda al echar una rápido vistazo a la historia española del XIX es la de la primacía del capital financiero y en algunos casos especulativo(concesiones de ferrocarril).
    Por otro lado hablando del XIX cuando echo un vistazo al régimen político de la Transición, tengo la sensación de estar volviendo a vivir aspectos del régimen de la Restauración canovista.

  37. Anónimo says:

    El grado de subordinación o aceptacion de los mandamientos económicos emanados de las mismas ordenes ministeriales sin contrapartida dialéctica por parte de los llamados agentes económicos, para verificar viene a subrayar la idea de que no salirse un renglón de la ortodoxia económica recetada por el Gobierno es propio de estos.Pero vaya, ningún Gobierno encuentra oposición a esto tan importante como es el reparto del gasto; no se da a troche y moche dinero , o subvencion para verdaderas tonterias; no se da dinero a ONGS, y luego ese dinero desaparece por arte de magia; no se da dinero a unos y otros para hacer o ayudar a hacer algo y luego esto se traduce en incremento del precio último; por qué no acentuar la idea de que según el tipo de politica económica y su margen de error, nos van a ir mejor o peor las cosas al medio, y no digamos al largo plazo…? Para mi la Economía debe tener como inicio o principio la E. doméstica saber lo que se tiene , saber en lo que se debe gastar- gasto útil, y tener cuidado con el tipo de endeudamiento. Esto que es de manejo común, los Gobiernos no lo tienen en cuenta, pues el control del gasto, pasa desapercibido o se maneja por unos y otros parcialmente. El Presupuesto, debiera hacerse debate no solo cuando aparece en Octubre, sino en mitad del año para ver: desviaciones, grado de cumplimiento etc

  38. pepe fernández says:

    Para anonymus,

    El problema de EspaÑa es que se ha incorporado tarde al capitalismo especulativo vía oferta monetaria y consumo (demanda agregada)

    Me explico, desde Bretton-Woods los gobiernos de economías de escala han tenido muy fácil endeudarse y gastar alegramente tirando de la máquina de hacer billetitos, el problema ha sido obviamente la inflación. Cuando la máquina de billetitos no se puede parar no queda otra que aumentar la producción (oferta agregada) y si está no es suficiente y para mantener el consumo a la vez que salarios competitivos, se exporta la inflación a los paises en vías de desarrollo, esto es lo que ha hecho y esta haciendo Estados Unidos.

    Cuando un país como Espana con mucho retraso (no se disponía del euro) incorpora a este modelo en crisis con un nivel de producción bajo el resultado es un incremento salvaje de la especulación, con castigo a la producción, aumento brutal del déficit comercial (10% del pib actualmente).

    Lo que sugieres, hacer una economía más racional en Espana, es del todo punto imposible, porque es precisamente la especulación financiera, el exceso de intermediarios, el crédito al consumo y no la producción ni el ahorro derivado de la diferencia exportaciones-importaciones, lo que mantiene todo el sistema económico montado en torno y por la monarquía de partidos.

    Estoy convencido que nuestra crisis económica será entendida como fallo y corrupción política en poco tiempo. Sólo la Republica Constitucional, apoyando, promiendo el talento y la inversión empresarial productiva puede dar la solución económica que precisa nuestro país.

    Un saludo

  39. J. M. says:

    Distinguido D. Antonio:
    Le agradezco su respuesta (nº 17) y alegra (no puedo decir, ciertamente, que me sorprenda) que se haya ocupado usted del asunto del “arcaísmo constitucional” en los años 70. No quiero cargarle con el penoso trabajo de comunicarme esas referencias con alguna precisión…
    En cuanto a Carlos Ollero, desconocía su trayectoria en la politiquería hispana… Ahora bien, al hilo de lo que usted dice quisiera hacer dos puntualizaciones:
    1. Creo que tenía madera de lo que yo llamo “jurista político” o “jurista de Estado” -especimen que no se conoce en el dramatis personae de la democracia-. Su tres libros sobre Derecho político, Derecho constitucional comparado y Ciencia política (misceláneo), denotan un nivel. El nivel de la “Escuela española de Derecho político (1935-1969)”, franquistas, en efecto, pero de un nivel intelectual superior algunos de ellos (Javier Conde, especialmente).
    2. Lo que uste dice del Ollero-tarambana político encaja, lo reconozco, con la sensación de profunda decepción que he tenido al leer algunos de sus trabajos de la época del consenco. Su discurso de la Academia se cae de las manos y el libro publicado en el C. E. C. idem de lo mismo. Algo huele como a traición u oportunismo en todo esto.
    Cordialmente, como siempre,
    J. M.

  40. Anónimo says:

    Sr Pepe Fernández muchas gracias por su aclaración, rápida , sencilla e inteligente.En todo caso clarisima. Me quedo con lo de que hemos llegado tarde y también con el exceso de intermediarios. ¡Hasta cuando tendremos que aguantar que para comerse una lechuga, haya que que comprarse antes un pollo¡ Pregunto ¿ cómo se escapa o acaba con la especulación, y tanto intermediario. No hay más que ver a los intermediarios de las compraventas de pisos, y locales, como si de ellos saliera el salario, el ladrillo, el riesgo, el trabajo.La mano más que la mano ponen.España es un garito¡

  41. Anónimo says:

    Caramba ,pienso que tal vez cuando esta ola invasiva de especulación y dinero rápido decaiga, los que antes en cada esquina llenaban sus ventanas de cartelitos con futuras ventas, luego se irán con el bolsillo lleno. Quiero decir que no llega a ser productivo para el conjunto nacional este tipo de empresa pequeña; pues todo queda en oportunidad e información; ganancia rápida y dinero en parte opaco.Ni efecto multiplicador ni nada que se le parezca. Alli no hay nada que pueda decirse “esto es trabajo y formación”. Subir los precios univocamente por que así se gana más dinero. Lo malo es que en España se entra al trapo.Hay doble mensaje las competencias urbanisticas son de las respectivas autoridades autonómicas, y estas por la necesidad- o no – de ingresar dejan que aumente en grado la especulación y el precio de estas primeras necesidades llamada vivienda; y por otro lado se pide moderación, calma y largo etc. La ambición propia del humano género arrastra tras de sí todo tipo de nobles aspiraciones, cual la de tener una vivienda digna a un precio igualmente digno.Esto no es mercado, y sí mercadeo.Los que lo sufrimos más ,los que entramos en este tipo de comportamiento tácitamente.No se debiera autorizar escritura pública si antes no se ha pagado parte de la hipoteca v.g.Así se mostraría el interés de la familía por hacerse con una casa. Y no comprar sobre el papel para inflar, inflar e inflar el precio final de un mismo bien; curiosamente sin estrenar y habiendo pasadao por ya dos o tres manos diferentes.Esta es Economía de especulación tibiamente improductiva en en su resultado final.

  42. Getrudis. says:

    Un “compraventa” de pisos negocia la venta de un inmueble de la siguiente manera:

    Acudes a él y le dices que quieres vender tu piso. Lo tasas en 200.000 €. Te hace un papel privado y te entrega 10-20.000 € a cuenta de la venta en un plazo de 6-12 meses.

    A los 2-6 meses él lo vende por 220-240.000 €.

    Las inmobiliarias están…………..

  43. Antonio Garcia Trevijano says:

    Amiga Gertrudis, eso que describes es un delito. Pues esta basado en un fraude. Si tu eres la victima acude a un abogado penalista. Y no temas publicar el nombre de la agencia, pues te has limitado a relatar un hecho. Las personas que se adhiren a este MCRC lo hacen por varios motivos, pero todas ellas tienen en comun la esperanza de que al fin, y por vez primera, se organice la honradez en la sociedad civil para preservarla de la vileza que domina en una cultura de especulacion y éxito del fraude. Gracias por tu confianza.

  44. Juan says:

    El análisis de la sociedad empresarial que ha efectuado Antonio, es absolutamente certero. No obstante, por mi experiencia de treinta y cinco años en el mundo de la industria como profesional de la ingeniería he trabajado en España y fuera de España y puedo afirmar sin duda alguna, que la estructura socio-laboral en este Pais no ha cambiado practicamente nada.

    Las relaciones jerárquicas siguen con la misma rigidez de antaño, impidiendo cualquier atisbo de democracia dentro de la empresa. Las innovaciones tecnologicas son apenas inexistentes, si exceptuamos algún sector industrial del País Vasco y Cataluña. Y el I+D, mas que una provocación es un sarcasmo. Los conceptos de productividad, eficiencia y eficacia que son los conceptos mas relevantes en el análisis de los procesos económicos, son manejados de manera equivocada y sin ningún rigor y el papel del trabajador practicamente ni se tiene en cuenta. Un economista francés, pionero del pensamiento economico, es quien afirmó que la “regla de conducta fundamental es conseguir la mayor satisfacción con el menor gasto o fatiga”. Esto tan simple, parece un lenguaje indescifrable para nuestras empresas y directivos empresariales. A cambio se instala como política de empresa el demerito y la ambición sin causa, que son transferidos de la sociedad política a la sociedad empresarial y con ese bagaje se trata de competir.

    Por ello, la revolución cultural que se cita en el artículo, es la única vía para un cambio profundo en la sociedad empresarial si queremos tener un tejido industrial eficaz, moderno y dinamizador de la economía

    Cordialmente

  45. Carlos Luis says:

    Parece que todo se supedita al partido. Eso es en regímenes de partidos únicos, eso parece que era antes y su lugar está mas bien en la Historia Politica. Ahora se ahorma el conjunto de relaciones empresariales, sindicales, al criterio manifiesto, o a la instrucción recibida o a la recomendación declarada del Gobierno en vigor, del partido que lo sostiene.Y DIGO: ¿ es que cuando llega un partido por elección al Gobierno, ya todo lo que diga o haga ha de ser de rigurosa aplicación, trasladandose automáticamente al conjunto social, en forma de cambio de hábitos, o respeto a los mismos. Se sumerje el conjunto social en una actitud acrítica y evasiva .La sociedad civil es una Sociedad receptora y pasiva; o puede ser algo más que eso.La iniciativa popular, por ejemplo, para proponer leyes no se cumple; pues está vacia ; debiera haber un hábito de legislación popular no solo en las consultas, sino en las mismas leyes. Se da el caso de que a veces los mayores técnicos emborronan con sus leyes situaciones de hecho mejores que las creadas por la nueva ley.^Por otro lado no se tiene en cuenta las relaciones humanas explicitadas en contratos y convenios; pues a partir del c.c. y código de Comercio muchas de estas relaciones serán modificadas en interés del Gobierno turnante con la intención de guardar el interés general como intención abstracta de su particular mantenimiento de votos. ¿ No se piensa acaso, que el interés de uno como individuo, medido por el conjunto de recursos puestos por la naturaleza a su disposición y también por los medios puestos a punto por la Sociedad, mayormente en su labor educadora y asociativa, ya sea por inteligentes leyes vigentes, ya por la iniciativa privada regida por el principio de que “el máximo beneficio `para mi como empresario ha de repercutir en la Sociedad en su conjunto”, para el mayor numero de personas, ha de ser protegido en base a que esas iniciativas de todo orden no deben ser mediatizadas por retoques legislativos contrarios al principio de que el individuo es más que el conjunto de la Sociedad, y esta se sostiene más y mejor, con mayor cohesión participativa, por la suma de relaciones humanas, habidas de su propio estar en el mundo, libremente elegido en el mundo? Otro día pediria al mentor de esta pagina que abriera el debate sobre el fin y utilidad de los impuestos en la Sociedad actual, racionalista e hipermetrope para otras cosas o cuestiones.Salud
    Por último un dia leí, que el genio en politico es aquella persona que es capaz de ir contra las propias ideas de las que se forma el ideario de su propio partido.

  46. Frutos Ramirez says:

    Estimado Sr. Antonio

    El descubrimiento de su pensamiento a través de internet me ha llevado ha investigar en la obra de otros pensadores como Ayn Rand o Milton Friedman (de este último he visto un comentario suyo en un vídeo).
    No sé si este artículo es el lugar adecuado o si ya se ha hablado de este tema en otra parte de esta web (en cuyo caso le agradecería que me lo indicara), pero me gustaría sinceramente conocer su opinión sobre el modelo de estado reducido que estas dos personas proponían, con la defensa de los derechos individuales de la vida, la propiedad privada, la libertad y la igualdad como únicas funciónes (desarrolladas por las fuerzas de orden público, la justicia y la defensa nacional), y sin interferencia o en el resto de relaciones sociales (comercio, trabajo, cultura, religión etc.), exceptuando una hacienda pública para costear las anteriores funciones atribuídas al estado.
    Muchas gracias y reciba un cordial saludo.

Los comentarios están cerrados.