REINO DE LA FALSEDAD

Cuando la verdad, entendida como contraria a la mentira, está proscrita por el sistema de poder, es tan fuerte la necesidad de sobrevivir con ella que, en virtud del principio universal del mínimo esfuerzo, se anida oculta en el reino de las conciencias. Y en virtud de otro principio universal, el de la adaptación al medio, las conciencias deciden vivir enajenadas como si la mentira fuera la verdad, hasta que el hábito suprime el como si y lo sustituye por el es. La tranquilidad espiritual y social hace de la mentira verdad, y funda el reino de la falsedad. Donde la coacción brutal de la dictadura se sustituye con la servidumbre voluntaria a un consenso político de dominación de partidos estatales, sin control ni separación del poder.

La liberación de las conciencias ya no puede venir del interior de ellas mismas. Necesitan que otras conciencias, liberadas de la servidumbre voluntaria por su propia entereza, las liberen. Pero liberar a espíritus dóciles a la obediencia encuentra obstáculos formidables. Y ninguno de los importantes es de orden intelectual. ¡Tan fácil resulta desenmascarar las mentiras! La cuestión que debe afrontar y resolver la conciencia de la verdad es de otro orden, perteneciente al reino de la credibilidad.

La mayoría de los gobernados no cree que sea posible sustituir la partitocracia estatal por la democracia política. Aunque estén desengañados de la Monarquía de Partidos, no están desesperados. Solo se desespera quien espera. Y no esperan nada mejor de lo que tienen. Contra el despertar de una nueva esperanza republicana, se levanta el espectro de la II y de la guerra civil, que tan hondo metió la dictadura en el alma española. Será costoso, pero no difícil, desvanecer los espectros que se agitan para salvaguardar la Monarquía de Partidos, contra lo que no pretende restaurar el pasado, sino innovar el futuro con la inédita libertad política que garantice una República Constitucional.

La mayoría gobernada tampoco cree, después de tantas desilusiones, en la sinceridad de cualquier movimiento que se proponga conquistar, decentemente, la libertad y la democracia, sin estar imbuido de la misma ambición de poder que los partidos. Si se argumenta que esa ambición no es propia de una agrupación ciudadana que promete disolverse cuando se celebre el referéndum constituyente de la libertad, creen que miente ahora o defraudará mañana. Tal escepticismo de sí mismo nos recuerda el chiste judío que comentó Bertrand Russell. Dos polacos amigos se encuentran en una estación de ferrocarril. ¿Dónde vas? A Cracovia. Eso dices para que yo crea que vas a Varsovia. Pero no me engañas. Tú vas a Cracovia. ¿Por qué no has dicho la verdad diciéndome que vas a Varsovia?

En el reino de la falsedad el maquiavelismo consiste en decir públicamente la verdad. Del mismo modo que en lógica se conoce la paradoja del mentiroso (Epiménides es cretense y afirma que todos los cretenses mienten), llamada paradoja metalógica por estar basada en el uso de metalenguajes de metalenguajes, la negación de la posibilidad de verdad, en el reino de la falsedad, produce la paradoja, tan metasocial como metamoral, de aniquilar la conciencia negativa del incrédulo de sí mismo.

Quien proclame la imposibilidad de que la decencia, la inteligencia, la valentía y la lealtad se organicen para imponer la verdad en la vida pública, y puesto que tal proeza nunca se ha intentado antes, está confesando su voluntad de vivir con indecencia, ignorancia, cobardía y deslealtad. Solo el dominado por estos vicios puede considerar imposible la organización de las virtudes contrarias. Tendrá que añadir, enseguida, que no lo dice por él, sino porque la humanidad es así.

En tal caso, entrará en la paradoja de negar a la humanidad social, lo que concede a la humanidad científica, tecnológica y artística, esto es, que las innovaciones están excluidas de la esfera política y, sin embargo, hay progreso de las libertades y de la moralidad pública, en el paso de las dictaduras a las partitocracias. Otro metalenguaje para ocultar que no hay libertad política, ni progreso moral, sino corrupción sistemática, en los Estados de Partido. Solo nos queda el recurso de enseñarle el billete de viaje a Cracovia. Lo que hará con placer la Asamblea fundadora del Movimiento Ciudadano por la República Constitucional.

Anuncios

86 thoughts on “REINO DE LA FALSEDAD

  1. Francisco says:

    Creo que, para convencer a los escépticos desilusionados de la mayoría gobernada, lo mejor es, como dice un refrán español “obras son amores, y no buenas razones”.

    Nuestro trabajo en el MCRC y el tiempo demostrarán la posibilidad de innovaciones políticas y despejarán el reino de la falsedad.

  2. Leonardo Balmaseda says:

    La búsqueda de la verdad está a contracorriente de las ideas relativistas y posmodernas.
    Nada puede causar más temor que la falsedad y la mentira voluntariamente asumidas y propaladas, tienen un parentesco necesario con la muerte.
    La mentira y la falsedad que arrastra a la servidumbre voluntaria falsea remedios que podríamos buscar para la conquista de la libertad política.
    Salvador Espríu, resume su postura ante el dilema ético de la defensa de la verdad:

    “Las palabras nos hundieron en el negro pozo del espanto. Otras palabras nos alzarán hasta una nueva claridad.

  3. Antonio Garcia Trevijano says:

    Si, querido editor, pero esas nuevas obras no pueden hacerse con los materiales de desecho de la obra de politicos de partido. El edificio de la Republica Constitucional se ha de construir con los materiales nobles de la verdad y la lealtad, lo cual requiere que sean reconocidos enseguida por el lenguaje sin eufemismos ni demagogias, de los constructores. Y eso es lo que estamos haciendo ya. Dar a la futura Republica Constitucional el diccionario politico y el vocabulacio de la veracidad. Salud y lealtad.

  4. Antonio Garcia Trevijano says:

    Formidable, Leonardo, pero no otras palabras, como dice Espriu, sino con las únicas palabras que llegan a la vez a la cabeza y el corazón, o sea, con las palabras genuinas y eternas de nuestra lengua. La lealtad comienza a manifestarse con el respeto al idioma, a su gramática, a su sintasis y a su rico vocabulario, donde cada sinonimo añade algun matiz a lo significado por las mismas voces. Abrazos.

  5. Pla (Club Republicano) says:

    Estimado D. Antonio y amigos:

    La Declaración de Independencia de USA contiene un texto que inserto a continuación:

    “La prudencia, claro está, aconsejará que no se cambie por motivos leves y transitorios gobiernos de antiguo establecidos; y, en efecto, toda la experiencia ha demostrado que la humanidad está más dispuesta a padecer, mientras los males sean tolerables, que a hacerse justicia aboliendo las formas de gobierno a que está acostumbrada. Pero cuando una larga serie de abusos y usurpaciones dirigida invariablemente al mismo objetivo, demuestra el designio de someter al pueblo a un despotismo absoluto, es su derecho, es su deber, derrocar ese gobierno y establecer nuevos resguardos para su futura seguridad.”

    Y es que los grandes cambios asustan. Especialmente cuando la trayectoria de los políticos “reformadores” no siempre ha sido muy clara ni muy edificante. La propia historia de las repúblicas españolas es elocuente a este respecto. De ahí que siempre haya que esperar a que el temor de los ciudadanos a los males derivados de la acción de los gobernantes desaprensivos de la partitocracia sea superior al temor que, naturalmente, sienten los hombres ante la posibilidad de grandes cambios políticos. Una triste perspectiva en cierto sentido, pero también una certeza, una seguridad para la esperanza.

    Salud y República

  6. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Pla, ¿como has podido estar tanto tiempo sin alimentarte de la libertad que mana de esta página?

    Haces bien en recordar textos eternos que pensaron en su tiempo lo que nosotros ahora. El fundamento de nuestra esperanza es doble. La accion destructiva de la conciencia unitaria de España que realiza la Monarquía de Partidos, llegara a limites que haran estallar la desesperacion. La accion constructiva de la Republica Contitucional que realiza el MCRC, se expandira a limites que haran estallar la esperanza. Un fuerte abrazo, con salud y lealtad.

  7. Thulio says:

    Los conceptos bidimensionales no pueden comprender los tridimensionales, tal como los simples no entienden las ideas complejas. Lo que tiene una capacidad, no contiene más. Pero sí sus respectivas recíprocas.

    El cerdo está en que lo más adecuado es la charca y los purines; el falso cree que ha de ser el líder y urde su privilegio en la estafa. Ambos tienen la misma tendencia acomodar su entorno mediante sus valores.

    El problema surge, cuando el cerdo acuerda con otros animales, los perros, que todos se metan en los purines. Algunos asumen su papel y colaboran en el proceso inicial, otros se adaptan a la situación y sacan provecho personal, otros se resisten y son marginados, otros son sacrificados y otros mantienen la lucha y la decencia.

    No sé si he retratado bien cada papel en la política actual española. Ya conocemos la falsedad de: “todos los animales son iguales”, pero como decía Eric Blair “unos son más iguales que otros”. La falsedad no es tan sencilla de reducir y menos de eliminar, son muchos los intereses creados para sustentarla y la urdimbre de servidumbres y lucros.

    El MCRC aparece ahora como la alternativa de rebelión en la granja. Saludos

  8. Thulio says:

    Otra frase de Eric Blair sobre la falsedad:

    “El lenguaje político… está diseñado para hacer que las mentiras suenen veraces y el homicidio respetable”

  9. Miguel de Mallorca says:

    Estimado D. Antonio:
    ¡Cuánto me hizo reflexionar aquella frase suya de (si no recuerdo mal) EL DISCURSO DE LA REPÚBLICA: “Hoy en día ha llegado a tal punto la situación (política) que el simple hecho de decir la verdad ya es revolucionario” (cito de memoria, así que disculpe si la he variado ligeramente).
    Y hoy: “En el reino de la falsedad el maquiavelismo consiste en decir públicamente la verdad”. En mi opinión, este comentario suyo creo que podría ser, junto a LA ORGANIZACIÓN DE LAS INTELIGENCIAS y LA SOCIEDAD APARENTE, uno de los pilares en los que se basar las primeras convocatorias públicas del MCRC, aunque soy consciente de lo prematuro de mi propuesta(sin desmerecer, por supuesto, el resto de sus reflexiones, como sus críticas al neo-lenguaje impuesto por “aquellos que nos toleran, sencillamente magníficas).

    Precisamente hoy, en una conversación mantenida con un amigo sobre la situación política creada en España a partir de la Transición, y reflexionando sobre la inexistencia de la libertad política y de la separación de poderes (es decir, de la ausencia de democracia), hemos llegado a dos conclusiones a propósito de los motivos de la aparente total despreocupación de la gente en conocer la naturaleza política del sistema de partidos:
    En primer lugar, el tan manido “pan y circo” que, a pesar de hallarse presente en todas las épocas, la plena integración de los medios de comunicación (y de entretenimiento) de masas en la rutina diaria de miles de ciudadanos, llegando un momento en el que no saben si algo lo han oído, leído, visto, o es una reflexión personal. Me llama mucho la atención cuando esto sucede en personas cultas y con estudios universitarios, pues se supone tienen el sentido crítico más acentuado.
    Por otra parte, y como de manera explícita ha expuesto mi amigo, refiriéndose a aquellos que copan las instituciones y dirigen los medios de comunicación: “lo tienen muy bien montado”. Es decir, que el control de los mecanismos de participación ciudadana por parte del Estado y de los medios de comunicación a través de los creadores de opinión, todo ello hace que se “dirija” a la sociedad hacia un desinterés hacia “lo político” (“mismos perros con distintos collares”,etc). Este punto ha sido definido magistralmente por Pepe Fernández -si no recuerdo mal, en su comentario 55- con una referencia a que es más difícil desemascarar a la Monarquía de partidos (que ha eliminado el disenso de la vida política mediante la marginación y “tolerancia” de los que didsienten) que ala Dictadura franquista.

    Y, como muy bien dice Vd., D. Antonio, hay que empezar por combatir las falsedades del sistema de partidos con la verdad de la República Constitucional. Al final, tras ser descubiertos los tramposos y eliminados de la partida (jugaban con las cartas marcadas y no aceptaban la limpieza de las reglas), podremos jugar todos (ahí entraraán las disputas ideológicas) y…que gane el mejor!!Eso sí, limpiamente.

    Un cordial saludo.

  10. Antonio Marín Segovia says:

    Desde hace un tiempo tengo la gran dicha de poder leer y disfrutar de las magníficas reflexiones que nos regala Antonio García Trevijano Estoy realmente cansado y aturdido ante la falta de referentes éticos y de verdaderos analistas, pues no tienen el valor y la dignidad de “pensar” y de ofrecer alternativas operativas que permitan iniciar un debate abierto y plural sobre la situación de indolencia e indiferencia política y social que padecemos en España…

    Mis respetos para un paradigmático pensador, pues no abundan en nuestro país personas que tengan la altura y calidad de García Trevijano, analista que tiene la necesidad y el valor necesario para ser coherente y expresar sus dudas, inquietudes, iniciativas y reflexiones de una manera tan clara y serena.

    Salud y República

    Antonio Marín Segovia

  11. pepe fernández says:

    Clarificador y práctico artículo. Mis felicitaciones.

    Hay un punto epistemológico en todo esto, ya que el MCRC se define mostrando la veracidad de sus afirmaciones mediante dos vías:

    1) La prueba negativa( crítica a la partitocracia) que revela la mentira de que esto es una democracia, a través del origen, lenguaje, cultura, moralidad y legalidad del Estado de Partidos.

    2) La prueba positiva, que da la solución al problema planteado por la prueba negativa con la Teoría Pura de la Democracia cuyo material primario es la experiencia y la realidad política confrontada con las ideas. No es ideología por dos razones, por situarse por encima de ella y porque su objetivo no es fundamentar un programa de gobierno sino descubrir hechos políticos con los definir la Democracia Pura.

    El MCRC por esto es antipostmodernista, primero por la concepción y metodología derivada de su Teoría Política, cercana a las Ciencias Naturales, que descubre hechos objetivos en la realidad social en lugar de juegos de palabras y discursos de símbolos de símbolos propio del postmodernismo que define a la Santa Transición. Segundo, por su Teoría Estética, que fija la objetividad del arte mediante la técnica y la originalidad innovando en lo tradicional, y tercero por su aspiración a la Renovación Cultural que devuelva el significado original de las palabras y conceptos deformados por la Santa Transición.

    Como el MCRC no persigue el poder, ni gobierno, los medios para conseguir su fin siguen el camino de la decencia, la lealtad, huir de las apariencias, organizar la inteligencia. Sólo asi se consigue progresar y mejorar, como ha demostrado con creces la empresa científica, no hecha por cínicos ni escépticos sino por personas que aplicaron primero un método objetivo de conocimiento (método científico) y creyeron en la relevancia de lo que hacian para beneficio de la verdad.

    un saludo republicano.

  12. Óscar says:

    Queridos amigos:
     
    Fuerteventura.
     
    Mientras yo escribo urgido por los insólitos quehaceres veraniegos, esta isla continúa confiando en el silencio del océano.
     
    Otra tierra aislada, el archipiélago de poder que el Estado de Partidos generó en la sociedad civil, no pudo confiar en un silencio profundo y atlántico e impuso la mudez (callada o vacuamente locuaz) como única actitud política.
     
    Ni la confusión con respecto a la historia, la moral, la estética y la misma realidad, ni la propaganda necesaria para convertir conceptos propios de una particular y turbia pugna política en virtudes universales trajeron confianza a sus orillas. ¿Cómo conseguirla? Era necesaria una nueva matriz mística en el reino falsario del que habla el artículo. La sociedad civil fue entonces “pueblo”. Suficientemente ambiguo, homogéneo y pasivo. La muerte civil podía ser eterna.
     
    Sin embargo, la fuerza telúrica del océano forja las islas, ruido y fuego. No existe el camino inverso. La bravura de una marea alentada por el valor de las viejas palabras desterradas, la fuerza delas nuevas, no dejará rastro de sumisión. Y el silencio, cuando suene, será de nuevo digno.
     
    Amigos, el sombrío archipiélago del poder usurpado, por fin, tiembla.

  13. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Al pensamiento político, lo mismo que al Arte y a la Literatura, no se le suele pedir la verdad, sino lo verosímil,”quod fieri potest”. La idea de Aristóteles para la tragedia ( parece a los hombres la mayor parte de las veces más verdad lo verosímil que la verdad ) serviría también para la política. Los ciudadanos responden casi siempre a lo verosímil y no a la verdad, que en manos de los políticos ésta parece verdaderamente inverosímil ( Referéndum de la OTAN, 23 F,11 de Marzo, etc. ). El conservadurismo político ( Aristóteles ) siempre ha tendido a lo verosímil, en tanto que el rupturismo político ( Demóstenes, los Gracos, etc. ) se aseinta siempre en verdades que parecen increibles, por la falta de decoro, honestidad y templanza ( bendigamos siempre la virtud de la templanza en la Democracia ) que suponen. La mentira del poder se beneficia de la idea que tienen los gobernados de los límites de la decencia y la indecencia en que juega el poder. El gran enemigo a la libertad ha sido siempre lo verosímil, siempre más tranquilizador que la siniestra y conturbadora verdad. Podría sobrevivir la “Democracia” española a sus siniestras verdades? Un fuerte abrazo,Antonio

  14. pepe fernández says:

    Estimado Martín-Miguel Rubio,

    He creido entender en la objetividad del Arte lo que en su día se discutió con D. Antonio y que la igualaba por eso lado con la empresa científica que tiene en común con el arte la creatividad.

    1) Se precisa conocer la tradición para innovar y crear tanto en ciencia como en arte. Por dos razones, algo es original cuando se compara con la tradición y segunda, no se puede reinventar constantemente la rueda.

    2) La idea científica o artística original necesita de técnicas nuevas para ser realizada o probada. muchas veces las dos son inseparables. La elaboración de la técnica como no podía ser de otra manera, también se basa en la tradición.

    Estos dos puntos constituyen el núcleo de la Teoria Estética y es algo que el postmodernismo niega.

    un saludo republicano.

  15. MessageInOut says:

    Una vez en que estaba muy cabreado escribí y publiqué que el Pueblo Español tiene firmado un soterrado Pacto Nefando con el Gran Poder Fáctico:

    “Gran Poder:

    Reconocemos que siempre que nos enfrentamos a ti salimos trasquilados. Desde la dictadura de Franco no creemos en nada, máxime, cuando la Transición fue un evidente camelo que no nos ha pasado desapercibido. Por lo tanto:

    Delegamos en ti toda la responsabilidad del pago de nuestros sueldos, del futuro de nuestras hipotecas, de la educación de nuestros hijos, de nuestro entretenimiento, de nuestro modelo de estado y de nuestras jubilaciones. Esperamos morir en paz, de viejos y en la cama.

    A cambio, prometemos asumir la monarquía parlamentaria autonomista o federalista o lo que sea, votar a quien nos digas, Tú sabrás cómo decírnoslo; trabajar en lo que Tú quieras al precio que Tú consideres correcto, porque sabemos que somos tus esclavos, pero también tus consumidores, o sea que nos necesitas Tú también para ganar mucho dinero. Y en ello confiamos como única tabla de salvación en caso de crisis. Prometemos pagar los impuestos que nos digas, cuantos menos mejor, si se puede; y fingir que nos creemos el sistema.

    En tus manos encomendamos nuestros cuerpos y nuestros espíritus.

    El Pueblo Español”

    Aún no he hallado argumentos para desdecirme del texto, aunque me duela como un divieso. Y estoy deseando poder hacerlo.

    Tiene razón Antonio Gracía Trevijano en que la liberación de esos millones de conciencias, que harían del español un pueblo soberano, no podrá venir del interior de ellas mismas, sino de las de otros. Ése es el campo de batalla, el fruto de la tarea a realizar, pero no es el enemigo.Los rebaños nunca se oponen a que se derriben las cercas que los confinan, pero es tarea de otros el derribarlas contra la voluntad de quien las levantó, que es y se comportará como su enemigo.

    Yo creo que en España hay otras muchas conciencias creadoras de servidumbres que son el enemigo a derrotar: los aparatos de los partidos políticos y el de la propia Monarquía; los más altos constituyentes de los tres poderes; los medios de comunicación, que entontecen, manipulan o hasta crean la opinión pública; la clase financiera, cuya voluntad de extraer dinero del Pueblo apaga en sus conciencias cualquier atisbo de ética; la Iglesia, que gusta de hacer monarcas por la gracia de Dios, por los pingües beneficios de la servidumbre implícita; la clase culta pseudoprogresista que domina y pastorea las universidades. Todos ellos no son meros colectivos de pasivos resistentes, sino los autores o los sostenedores del Gran Fraude. A todos esos no bastará con cantarles la verdad, porque la conocen. A esos, a lo mejor, habrá que destruirlos, dentro de la legalidad, por otros procedimientos.

  16. Arturo says:

    Mi muy estimado D. Antonio

    Durante unos cuantos días he permanecido como oyente en este foro, reflexionando acerca de las numerosas aseveraciones con las que estoy plenamente de acuerdo y sobre otras que -la lealtad que debo a propias convicciones- me impiden declararle una total identificación.

    Permítame exponerle con todo respeto a su trayectoria mis reservas a esas últimas, ya que respecto a las primeras sería ocioso insistir, con el ruego de que me aclare si las mismas tienen cabida en el MCRC.

    En un comentario a un artículo anterior le objetaba por estéril el “ laissez faire “ que transmiten sus observaciones sobre cuestiones socioeconómicas, y ahora insisto en que esa “ asepsia social “ es incompatible con la realidad económica, no ya de España sino del entorno global. ¿Porqué ese temor a pronunciarse sobre aspectos que sustentan a los Partidos, Sindicatos, etc. de ésta Monarquía y configuran muchas de las causas de los vicios de nuestra sociedad? No se trata de tomar partido -pues abomino de los que sponsorizan la política española-, ni de establecer una plataforma ideológica, sino de discutir sobre las realidades que afectan al ciudadano, muy alejado -por otra parte- de la erudición que alcanzan Vd. y gran parte de los que aquí intervienen.

    Disculpe si temo muy frágiles unas reglas del juego limpias que no adviertan al público sobre los peligros de las bandas de truhanes que merodean alrededor de la mesa de juego y que incluso constituyen la Banca.

    Un afectuoso e inquieto saludo.

  17. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Miguel, la frase que recuerdas la pense en un contexto universal. Pues contra la sentencia evangélica “la verdad os hará libres, creo que es mas acorde con la realidad historica afirmar que solo la libertad os hara veridicos. ¿Quien se atiene la verdad desde el poder o la servidumbre?. En el fondo, verdad, libertad y revolución expresan la misma idea.

    En cambio, no es propio del Estado de Partidos el pan y circo de las dictaduras. El pan no simboliza nada. Y el espectáculo no es algo externo que dura un rato, sino el meollo de la sociedad espectacular. La Television se ha integrado de forma parmanente en la vida individual, familiar y social. Abrazos

  18. pepe fernández says:

    A Message In-Out,

    La Monarquía de Partidos, al contrario que la dictadura, ha ido de más a menos. Por eso sin necesidad de MCRC está se vendrá abajo porque las siguientes razones

    1) Económicamente es un desastre
    2) Políticamente es un desastre
    3) Legalmente es un desastre
    4) Cultura, ciencia, tecnología un desastre
    5) Eficiencia estatal un desastre
    6) Sostenibilidad medio ambiental un desastre
    7) Unificación y coordinación territorial un desastre
    8) Capacitación de los políticos, un desastre
    9) Nivel educativo, formación de trabajadores, adaptación tecnológica, un desastre
    10) UNiversidades, un desastre

    podríamos seguir con la lista, pero no quiero aburrir más. Un sistema así termodinámicamente es imposible. Como ya he dicho el MCRC sólo va a acelerar, cual enzima, un proceso natural.

    un saludo

  19. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Querido Antonio: El problema gnoseológico de la Democracia es que los votantes deciden siempre en función de lo verosímil, y jamás en función de la verdad política, que nunca está abierta a todos. Es así que las verdades que sostenía Demóstenes en sus Filípicas parecieron en un principio increibles a sus compatriotas, y “nada verosímiles” ( Esquines ), y cuando la increible verdad ( el oro persa, etc. ) empezó a ser creída por el pueblo ateniense, el mal ya estaba hecho de forma irreparable. Ahora bien, al menos la Democracia responde a la verosimilitud racional,pues los demás sistemas políticos no responden a ninguna razón común. Creo que la verdad y la mentira son cuestiones muy serias que debe estudiar la filosofía política, y fundamentar muy bien los criterios de verdad y falsedad en lo político. Después de setenta años las investigaciones sobre la Guerra Civil siguen siendo pura propaganda política. No hay nada de verdad en ellas. ¿Hasta qué punto el interés político puede aún bloquear los criterios de verdad? Es para ponernos todos pesimistas. Un fuerte abrazo

  20. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Antonio Marin

    Vosotros me estimulais. Durante décadas pensé que nadie comprendía el setido de mi vida ni de mis publicaciones. Me dolía pero no me desalentaba. Mi panorma vital ha cambiado por completo. Ahora me siento no solo comprendido sino alentado. Vosotros habeis heredado todo el capital intelectual, moral y estético acumulado en mi solitaria reflexión y en mi continua accion liberadora. Mis ideas caminan sobre vustros hombros. Ya no son mías. Y siento la misma alegría que la del artista creador, o cientifico, que ve en vida como su obra mejora la sensibilidad estética o la calidad de inteligencia de muchos. Si a esto le añado la conciencia de estar impulsando la revolución cultural de la libertad, el pago que me haceis es muy superior al precio que merezco.

  21. pepe fernández says:

    En ciencias naturales la veracidad está en función del método y la crítica basada en evidencias empíricas a la “tradición”. No se porque en Ciencias SOciales tiene que ser diferente, siendo el método y no el objeto lo importante en ciencia.

    Sobre la Guerra Civil, hay una comunidad de estudiosos que están de acuerdo en muchísimas cosas, aquellos que usan precisamente una metodología científica y unas evidencias empíricas. Entre estos no incluyo ni a Pío Moa ni a César Vidal, que hacen más ruido ideológico que ciencia.

  22. ramón says:

    Don Antonio, me siento totalmente identificado con sus artículos y con los comentarios de la mayoría de los participantes. Sigo este blog habitualmente, pero por pudor no participo, dado el nivel medio de las intervenciones. Creo que la empresa tiene una dificultad máxima, pero espero que todo salga como deseamos.

  23. MessageInOut says:

    Señor García Trevijano: con usted no hay manera de estar en desacuerdo, porque la verdad tiene eso, que no hay que oírla más que una vez para saber que es la verdad.

    Pero al socaire de su declaración sobre la termodinámica déjeme añadir algo: cuando un gas formado por incontables moléculas es confinado y se le somete a un aumento de temperatura aumenta su presión. Y si el confinamiento es cerrado, de volumen constante, ésta puede alcanzar un valor crítico que haga estallar el recipiente. Pero si, hábilmente, alguien ha preparado el confinamiento como un sistema de cilindro y pistón, al modo de una máquina de vapor, puede obtener trabajo útil para el propietario de la máquina. No para el gas.

    No necesito decirle que en esta metáfora termodinámica el mecanismo de vaivén del que hablo es la alternancia en el poder del bipartidismo vigente, máquina imperfecta y de bajísimo rendimiento, pero de alta rentabilidad, si ese rendimiento se reparte entre los pocos que poseen la máquina.

    Un saludo.

  24. MessageInOut says:

    (Sigue, para D. Antonio García Trevijano.)

    Afortunadamente, los humanos no somos moléculas de gas y no tenemos, por tanto, que comportarnos como tales, agitándonos al azar y empujando contra todas las paredes del recipiente que nos contiene. Podemos organizarnos. Si, dentro de esa máquina extractora, las moléculas decidieran dejar de empujar a la pared que es la cabeza del pistón, la máquina se detendría para estupefacción de sus propietarios.

    Lo que usted -y con usted, el MCRC todo- propone es que el gas no empuje al pistón, sino que utilice toda su energía en apretar contra las paredes del cilindro hasta hacerlo estallar. El procedimiento básico para dejar de empujar al pistón parásito es no votar, aunque eso, por el momento, sólo signifique una merma del rendimiento de la máquina. Ésta sólo se detendría, con esta única estrategia, cuando nadie votase.

    Creo que hacer estallar el recipiente necesitará de otras estrategias adicionales, más drásticas que la abstención activa. Al diseño de éstas últimas, cuando llegue el momento, aportaré todas mis fuerzas.

    Salud y República.

  25. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Pepe, tu comentario resume con acierto el valor demostrativo de la verdad del MCRC, contra la mentira del Estado de Partidos. Yo no he abordado el delicado problema de la verdad como contraria al error. Como tu has percibido, y espero que casi todos, ese no es el tema analizado en el Reino de la Faldedad. Por eso no comprendo comentarios, como el de Martin Miguel, que en nada se refieren a lo por mi tratado.

    Mi analisis de los fenómenos de poder (politica) se parece al de las Ciencias Naturales porque jamas especulo. Selecciono un conjunto de hechos extraídos de la experiencia (heuristica) y los interpreto en lo que significan por si mismos (hermeneutica), y en lo que pretenden significar para la democracia y la libertad politica (falsedad real y simbólica).

    En cuanto al valor de la originalidad, el creador de la Estética, Baumgarten, y Kant que lo siguió, pusieron en la innovacion de las reglas tecnicas del arte (y en los métodos de investigacion científica, añado yo) la carácteristica del genio.

    En mi libro de critica al arte del siglo XX, afirmo que la postmodernidad es eufemismo de postmarxismo, y que este “palabro” es otro eufemismo para no decir fin de las ideologias. Salud y lealtad.

  26. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Oscar

    Envidio tu panorama. Creo que en Canarias, como en Alicante y Valencia, existe un poso de liberalismo republicano que será facil de atraer a la democracia de la Republica Constitucional. Salud y lealtad.

  27. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Messageln

    Tu comentario 15 me ha gustado, es un lucido canto a la servidumbre voluntaria consciente de si misma. La superioridad intelectual sobre la inconsciente, le da el valor moral de la renelion pronta a estallar.

    Así como la fisica de la mecánica newtoniana estuvo presente en la teoria de las revolucionnes de la libertad, el segundo principio de la termodinamica se tomo como paralelo cientifico de la revolucion de la igualdad. En estos paralelismos encuentro mas belleza par la mente que veracidad. Alguien me dijo que mi teoria pura de la democracia era la que correspondia a la era atomica. No lo veo. Pues el ansiada equilibrio de poderes mas se parece a la ansiada teoria unitaria de las cuatro fuerzas. Sin embargo, lo que sí he tenido presente en mi teoria, destructiva de la partitocracia y constructiva de la democracia, han sido la idea de entropia física y de negantropia orgánica, pues la partitocracia se puede llamar entrópica y la democrcaia, negantrópica. Pero no le deis mas valor que el de una bella metáfora. Hasta pronto, salud y lealtad.

  28. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Arturo

    Nadie tiene temor a debatir sobre temas sociales y económicos. Nadie piensa que las reglas de juego de la democracia resolveran ellas mismas los problemas de justicia social (no me gusta esta expresion de origen religioso), distribucion de la riqueza, medio ambiente, sanidad, educacion, pensiones,etc.
    Pero tampoco hay quien piense seriamente que estos problemas se pueden, no ya resolver, sino afrontar, sin la decencia y el conocimiento que solo la regla de la democracia permite seleccionar.

    Ninguna meta vital se consigue de golpe. Ningun trabajo serio puede cumplirse sin etapas. Y no hay que apelar al despilfarro del gasto publico, ni al desempleo, ni a la inseguridad, ni a las grandes operaciones financieras de los oligarcas, para convencer a todos, incluso a las capas mas oprimidas por su situacion economica, de que nadie está representado en el Parlamento, de que los partidos estan financiados por el Estado y son fieles a quien les paga, de la corrupcion es inevitable en la Monarquía de Partidos, y de que con las reglas de la democracia todos tendran su diputado de distrito, que defenderá los intereses de sus electores, sin necesidad de Defensor del Pueblo, cuya existencia denuncia la falsedad del sistema, pues en la democracia el pueblo no necesita defensor, con su libertad politica se defiende a sí mismo.

    No Arturo. Hemos aprendido a donde conduce la falta de estrategia en la politica. Y no cometeremos los errores infantiles de los partidos que se llaman de izquierda porque hablan de cosas socioeconómicas (tampoco me gustan las palabras compuestas) a una oligarquía financiera que los desprecia y utiliza. Si el MCRC introdujera en su debate ideologías de

  29. Antonio Garcia Trevijano says:

    continua respuesta a Arturo

    introdujera en su debate ideologías de clase, antes de un mes se habría autodestruido. Si tu encuentras fragil el arma de la libertad politica para afrontar los temas económicos y sociales, es porque no has aprendido las tragicas lecciones de la historia a los que intentaron construir nuevas sociedades, mas igualitarias, sin contar con la libertad politica.

  30. Antonio Garcia Trevijano says:

    Pero Martin Miguel, ¿no ves que mi artículo comienza asi; “Cuando la VERDAD, ENTENDIDA COMO CONTRARIA A LA MENTIRA”. ¿acaso crees que esta es cuestion muy seria que debe estudiar la filosofia? Si llueve y el poder dice que luce el sol, debo consultar a los filosofos o decir a los imbeciles que se lo creen que salgan sin paraguas?. Lo que es muy serio es lo que estamos haciendo aquí, devolver la filosofía politica, secuestrada por profesores corrompidos, al sentido comun. Lee bien antes de comentar.

  31. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Ramon, no me cansaré de repetir que este
    blog necesita sumar indefinidamente comentarios de personas que entienden mis articulos y, estando de acuerdo con ellos, deben expresarlo a su manera. Si los entiendes, basta. El debate con cientificos, filosofos, humanistas, historiadores y escritores es imprescindible en esta fase. Pero ellos mismos necesitan saber si su lenguaje es el más adecuado. Y sois vosotros los que debeis y podeis exigirnos la mayor sencillez. Si mi función es abrir caminos a la inteligencia comun, la vuestra es recorrerlos con sentido comun. Otras personas ya lo han comprendido y comentan con sencilla aprobacion, o incluso con entusiasmo, las luces y los sonidos de la revolucion cultural que hemos iniciado. Con afecto.

  32. Arturo says:

    Gracias por su respuesta, D. Antonio, que me confirma que Vd. no dá puntada sin hilo.

    Un afectuoso y ahora entusiasta saludo.

  33. pepe fernández says:

    Querido Maestro,

    Lo que los filósofos han intuido, los ingenieros lo han llevado a la práctica de la mano de los neurocientíficos. De acuerdo a las Neurociencias, el cerebro aprende no por vía de la mentira sino de los errores. El error se define como la diferencia entre lo que uno espera cognoscitivamente y lo que uno se encuentra en la realidad, cuando esa diferencia es máxima, el cerebro aumenta su actividad neuroquímica, al cerebro lo capta la discrepancia, lo inesperado y eso aumenta de lo aprendido por unidad de tiempo.

    Tomando esto como ejemplo, un sistema como la MOnarquía de Partidos, que no se guía por el error para autocorregirse y aprender sino por la mentira, es muy vulnerable a los cambios de una realidad que no puede entender ni controlar, aunque por un tiempo la propia mentira le haga creer que si, con la mentira no se puede cambiar porque no se puede aprender. En esto se parece a la dictadura. La Teoría Pura de la Democracia tiene mucho que ver con la Teoría de los Sistemas de Información y la Teoría de los Sistemas Físicos basados en la Termodinámica.

    Salud y Lealtad.

  34. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Pepe

    En una serie de articulos que escribi para El Mundo, en una columna titulada (creo) “La Confusion”, dije en todas las formas literarias posibles que la confusion era un defecto mental del que era difícil escapar. Del error se sale, o se puede salir, de la confusion es imposible. Cuando escribí esta serie y para asgurarme de su validez universal, estudie y comprendi lo que has resumido, en neurobiologos de solvencia internacional. Siempre me haces meditar.
    Salud y lealtad.

  35. messageinout says:

    En 28, dice García Trevijano: “…convencer a todos, incluso a las capas mas oprimidas por su situacion economica, de que nadie está representado en el Parlamento”.

    Y en otro de sus artículos, habla García Trevijano de las dos condiciones para que un sistema político sea verdadero. La primera es la de ser representativo de la sociedad civil. La segunda, que no sea simbólico de otros símbolos. No comentaré ésta última condición, por lo evidente en Cataluña; pero sí la primera, por el escándalo que supone y la poca atención que se le presta.

    Y es que la sociedad civil catalana es, de entre la de toda España, la peor representada por su clase política, la menos verdadera, por lo tanto. Porque los “diputats” no surgen de entre los ciudadanos, sino de entre una selecta parte de los mismos que representan la pureza de sangre catalana.

    Así, LA PROBABILIDAD DE QUE LOS PARLAMENTARIOS CATALANES REPRESENTEN REALMENTE AL PUEBLO ES CERO, toda vez que su extracción de entre la ciudadanía está viciada por dos fenómenos:

    1. La supremacía del territorio sobre la población. Es decir, que la ley electoral permita que conseguir un diputado cueste en la Cataluña profunda la mitad de votos que en las áreas metropolitanas, que es donde viven mayoritariamente los “castellanos” inmigrados. Pero este fenómeno es de importancia menor, si lo comparamos con el que sigue.

    2. La primacía de los candidatos con ambos apellidos catalanes en las propias listas electorales de todos los partidos políticos, y en todas las circunscripciones.

    Por amor a la brevedad, que se me antoja una cualidad inalcanzable para mí, os dejo este enlace a un artículo mío en el que demuestro lo que digo con las armas de los datos, la Estadística y el Cálculo de Probabilidades. Después de leerlo, nadie con dos dedos de frente podría negar mi afirmación.

    http://freephpbb.biz/phpBB/viewtopic.php?p=2579&mforum=rugartef#2579

    Salud y República.

  36. Pedro M. González (Club Republicano) says:

    En relación con el mensaje nº 29 de D. Antonio, y lo referido anteriormete por Arturo.

    Totalmente de acuerdo con D. Antonio, debo reiterar la necesidad de exquisita neutralidad del MCRC en materia socioeconómica debido al no solo necesario sino imprescindible sentido “radical” del mismo en búsqueda de la democrática de la que estamos huérfanos y plasmación fáctica de la Teoría Pura de la Democracia.

    La República Constitucional debe ser de todos y para todos y la decencia puede encontrarse no solo en la izquierda, sino también en la derecha que puede ser democrática, liberal y republicana.

    Nuestra batalla debe ser la instauración de una verdadera Democracia en España sólo alcanzable mendiante la República Constitucional y ello mediante la ruptura pacífica y por descomposición de la actual Monarquía de Partidos. Y punto, luego la autodisolución.

    Alcanzada la Libertad Política los ciudadanos de la República, en plena y verdadera libertad esta vez, le darán el rumbo político y socioeconómico que también libremente acuerden con el único límite del respeto a las reglas constitucionales.

    POr ello entrar en debates de tendencia política o socioeconómica no sólo resulta secundario, sino contraproducente en cuanto a la propia pluraidad que al respecto converge en el MCRC, por lo que el planteamiento de estas cuestiones sin duda alguna le llevaría a su autodestrucción.

    Perdón por la extensión, pero creo importante subrayar este último párrafo, ya que aún acostumbrado a la brevedad, la propia pervivencia del MCRC merece la extensión.

    Salud y República

  37. messageinout says:

    La perruna servidumbre del español al Estado Partitocrático tiene diversas causas:

    1.La ignorancia general y particular sobre las cosas públicas, lograda a través de la desinformación del sistema educativo, los partidos, los medios de comunicación y el poder económico.

    2.La búsqueda de la subvención, de la contrata, del oficio lucrativo y poco trabajoso, y del cargo, tramitados a través de los partidos en el poder. Las Administraciones Públicas se gastan el 40% del PIB español, que es de 1 billón de euros en 2006, y son el máximo empleador, con 1 de cada seis puestos de trabajo en España.

    3.El deseo de estabilidad, el inmovilismo, eso que hace que, por ejemplo, los que votaron no a la Constitución sean hoy sus máximos defensores y fueran antes devotos del franquismo.

    4.La miseria moral en la que vive inmerso el español de la posmodernidad, del relativismo moral y del posibilismo, que es antesala del oportunismo y la corrupción personal.

    5.El endeudamiento del español medio con el sistema financiero, que lo ha comprado así para la causa especulativa con promesas de revalorizaciones y beneficios fáciles, hasta esclavizarlo de por vida muchas veces. El 90% de las familias españolas habita en una vivienda en propiedad, porcentaje impensable en el resto de Europa.

    6.La percepción de que la globalización, con el aluvión de inmigrantes que implica, le situará probablemente, de alguna inextricable manera, dentro de la clase explotadora del esfuerzo ajeno.

    El español servil con el sistema, o percibe que nada puede cambiar, o no quiere que nada cambie, o hasta cree que en España hay democracia y que nada tiene por qué cambiar.

    Hay, por suerte, otros españoles que se rebelan y aun combaten al sistema. Pero lo hacen de muy heterogéneas maneras y por diferentes causas. El riesgo de no luchar unidos es que el sistema puede absorber hasta a los más extremistas: el ejemplo paradigmático es la reciente utilización del movimiento okupa por algunos especuladores sin escrúpulos para maquinar contra el precio de las cosas.

    Creo que los españoles que se oponen al sistema tienen una característica común: que saben en su fuero interno que no tienen nada que perder. La mayor parte de ellos no tiene deudas morales. Otros, ni siquiera económicas. Una parte es que, de hecho, no posee nada.

  38. Antonio Garcia Trevijano says:

    Mi querido y admirado ingeniero Messageln

    Tu artículo es impresionante. Ni siquiera yo sabía que la discriminacion gentilicia fuera tan radical. Este argumento estadistico debe ser difundido por el MCRC en toda España.

    Solo puedo añadir dos observaciones.

    1. Es apropiado decir Cataluña y resto de España. El resto implica y supone que en el todo español está Cataluña.

    2. Aunque sean interesantes tus explicaciones sobre las causas de la discriminacion parlamentaria contra los apellidos no catalanes, te has olvidado de la principal: el elector no elige los candidatos, solo puede optar por una de las listas de apellidos catalanes elegida por los aparatos de los partidos
    nacionalistas. Las bolas blancas o negras no estan en las urnas, sino en la mentalidad nacionalista. No hay resultado estadistico. De las urnas sale lo que se ha metido en ellas: listas gentilicias. Cataluña vuelve, no a la Edad Media, sino a la organizacion tribal gentilicia. Fuera de la gens catalana no hay ciudadanía. La corrupcion es geneticamente catalana.
    La Republica Constitucional es inconcebible para las gentes de Perez Carold. Son nuestros enemigos, y no simplemente adversarios como los demas partidos.

    Un fuerte abrazo, seguro de que tu ingeniería del humanismo aflorará en el momento de la organizacion y de la accion destructiva de la cámara de gas, cuyo piston partitocrático aplasta el menor asomo de un espiritu ciudadano. Espero que los ciudadanos libres por Cataluña entiendan pronto la necesidad de unirse a este movimiento de ciudadanos libres por España.

  39. Asturcón says:

    Estimado Maestro y hermanos todos en libertad:
    Con todo lo que he podido ir leyendo y aprendiendo, con al poso inicial nacido de los años siguiendo a don Antonio, creo que la mentira es el placebo de los cobardes, en tanto el error es el estímulo del comprometido. Sea comprometido con la investigación científica, con la educación de los hijos o con la libertad política.
    En la mentira de la libertad y la democracia de la monarquía nos han educado a varias generaciones de españoles.
    Porque son cobardes aquellos que no buscan la verdad, a sabiendas de que viven en una mentira. Yo personalmente he sufrido esa catarsis. E incluso ahora que lo tengo claro, me sigo planteando cada día qué es la verdad. Será porque yo sí creo que la libertad nos hace libres y que la libertad nos hará veraces, porque ambas son patas del mismo banco: La dignidad.
    La libertad política tendremos que ganarla, pero la Verdad ya la ganamos desde el día en que, libres, empezamos a pensar. Para mí, la verdad es un estado del alma, cuya corrupción conduce a la mentira, la mendacidad, la mezquindad y la mediocridad. La verdad conduce a la libertad y a la belleza.
    Perdón si me alargué o si he volcado inconexiones filosóficas, pero es lo que siento; carezco del nivel intelectual de muchos de los participantes en este foro, pero mi espíritu se impregna de cada una de las reflexiones aquí expuestas como si fueran propias, con esa manida frase del mediocre de: Es lo que yo pienso, pero no lo sé expresar.
    Un saludo fraternal y republicano.

  40. Juan Moreno. says:

    messageinout Dice:

    “La mayor parte de ellos no tiene deudas morales. Otros, ni siquiera económicas. Una parte es que, de hecho, no posee nada.”

    Me encuentro entre los primeros. Yo he finalizado mi contrato moral. Hace 6 años que soy viudo.
    Prometo que nunca más callaré ante el oprobio y la humillación.
    Subiré al barco de la libertad “ligero de equipaje, como los hijos de la mar”.

  41. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Asturcon,

    Filosofos son todos los que piensan por si mismos cualquier aspecto de la vida y lo esclarecen. Sea por su propio descubrimiento o por hacer suyos los de otros. Tu comentario lo sucribo enteramente. Hacía algun tiempo que no te veia aqui. Gracias.

  42. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Juan Moreno, la expresion estar libre de deudas morales es profundísima. Le pediré permiso a Messageln para apoderame de ella. No solo incluye la liberacion del pecado original, sino de la deuda moral con el pasado de la sociedad que sostuvo la dictadura y con la actual que sostiene la Monarquía de Partidos. Solo hay dos deudas morales de la que no podremos liberarnos nunca y pagarlas de por vida; lealtad a los portadores de causas nobles y las de la responsabilidad por nuestras acciones.

  43. lohablo says:

    Clarisimo el ensayo. A mi entender, el pronóstico de que las cosas varien o revienten por dentro, viene de que los mismos que gobiernan, y los que aspiran a hacerlo por estar en la oposición , cometan tales errores, que el menor de ellos sea casi habitual o diario y haga ya en principio mella en el humor de la gente, para luego tornar en descubrimiento de que la risa se parece al llanto, y de que el disparate pasa al humor de lo serio sin solución de continuidad; que a cada hora pasen a la conciencia los actos politicos de los partidos, que esa conciencia sea extraordinariamente utilizada por el común de la gente en forma de contraste y comprobación o aquilitamiento por lo valioso; y que en ella se creen mecanismos de oposición, de decencia y de frustración al par que de reacción civica colectiva. Los males pueden ser combatidos, lo que ahora parece eterno por incompetencia, puede variar por voluntad de muchos. La conciencia agota su estado de espera cuando está ya moralmente armada, animada por otras conciencias- como ustede mismo dice D. Antonio- no hace más que llegar a mismos contenidos e impresiones .Para tomar como dirección de sus actos el fusilaje teórico, hace falta extender este cuerpo de teoria más allá de lo habitual-concreto ; v.g. aquí mismo dónde se destilan ideas hasta arraigarse en la conciencia como acto voluntario y querido por cada uno; rompiendo así la inercia como único ventanal .

  44. lohablo says:

    Si hay falsedad es porque se vive falsamente; se vive sin verdad. De manera directa las palabras cumplirán con lo que el individuo, y el grupo determinante viven. Y si en ese mismo grupo- me refiero al poder mediático- nadie es capaz de salirse de él por medio de la palabra, la abstención o el compromiso; inútil desde ellos escuchar como hablan de estas palabras, si ellos mismos no se aplican a la tarea. Este grupo creador de estados autorreplicados de opinión deja las cosas en un mar latente, sin acceso a otra cosa que ellos mismos como vida política.

  45. lohablo says:

    La falsedad tiene que ver con la constatación de que algo se ha hecho mal, de que esto persiste; de que las consecuencias advenidas se dejan libremente transcurrir sin argumento en contra, y de que se articula como clima ambiental en cuanto que pueda servir de barrera escudo para los actos contrarios a esta situación. Las opiniones o enfados de la gente, se encauzan a través de pequeños cambios en las leyes, no a través de la proclamación de la responsabilidad representada por individuos o instituciones, de aqui también la naturaleza falsa, plenamente cultural y representada por los politicos de partidos, asumida domésticamente por muchos de lo que es el estado de partidos.La gente al ver que pocas veces se castiga, no distingue como perjudicial la mezcla del interés general,con el interés politico o de partido más el interés individual, pues a la pasión humana le atañe todo esto y ve casi comprensible , a veces que esto ocurra. Cuando las herramientas, para despejar del interés humano estos y otros ejemplos como nocivos, no se prodigan en su uso, o se repliega con silencio sobreimpuesto al mismo lugar de dónde partió, la forma real de noticia o escándalo pasa a ser una noticia más porque la forma de darse bien por el número de lìneas bien por las frases radiofónicas o por ocultación es otra; estamos ya ante una alteración profunda del sentido común como inspirador del acto humano libremente elegido, la ocultación de moviles promueve diligentemente a la falsedad, los fines existiran solo formalmente; y en el iter, los principios, la decencia y los dineros públicos van cayendose hasta llenar el agujero del intermediario; el cual o no sabe o no contesta.

  46. messageinout says:

    Resulta inspiradora su comentario sobre la negantropía, señor García-Trevijano, permítame insistir.

    Supongamos aplicable el concepto y todo el desarrollo anterior en el ámbito del estudio de los ecosistemas a los sistemas políticos. Al aplicar la fórmula de Prigogine, dS = deS + diS, a la Ecuación de Límites del Ecosistema aparecen dos singularidades o estados últimos de la evolución, en función de que el balance entre entropía y negantropía haya sido persistentemente negativo o positivo: son la monoespecie y la diversidad máxima. La primera situación límite es la metáfora de la dictadura de ideología única. La segunda, la de la democracia directa (o quizá, siendo rigurosos, también pudiera conducirnos a otra cosa parecida, como la Arcadia libertaria que preconizaron los sistemas políticos extremos en su evolución: el anarco-liberalismo y el comunismo libertario). No hay caso: Otra consecuencia inesperada es que ambos límites son inalcanzables, según la Ciencia, por lo que cualquier ecosistema político que predique la anarquía final, miente. Tampoco sería posible la democracia directa absoluta.

    Descarto el caso particular que el balance entropía-negantropía sea nulo a lo largo de toda la evolución del sistema político, porque no es posible en los organismos vivos. Significa la muerte.

    Seguiré su consejo, aunque sé que me va a costar esfuerzo: No le daré más valor que el de una bella metáfora.

  47. ramón says:

    Se mencionó en comentarios anteriores el caso catalán y el nacionalismo. Sería un error subestimar la reacción del nacionalismo, desquiciado al perder su principal arma: el chantaje al formar mayorías parlamentarias. Esto podría influir al mismo tiempo en el terrorismo, que al ver el listón todavía más alto, intentaría arreciar sus acciones.
    Pese a que algunos presumen de republicanos, cada vez estoy más convencido de que los nacionalismos han sido, son y serán uno de los mayores obstáculos para la república. Ellos todavía siguen soñando con sus reinos y España y como se organice su democracia les importa un bledo.
    Por esto y muchas más cosas es tan urgente la Republica Constitucional, para que pare la desintegración de España, que garantice su existencia y continuidad como nación, a sus habitantes como ciudadanos libres y dueños de su destino.

  48. pepe fernández says:

    Estimado Antonio,

    Compruebo con asombro la coincidencia al respecto del valor del error en el cambio. Efectivamente, esto ya lo ha probado entre otros Wolfram Schultz y su aplicación más allá de las Neurobiología. Del error se puede salir aprendiendo más, de la confusión, como muy acertadamente afirmas, jamás. POr eso el error funciona como un mecanismo corrector que adapta un sistema a un entorno cambiante, mediante su reducción.

    La evolución de los sistemas, sean estos físicos, biológicos o sociales, se puede modelar mediante sistemas de ecuaciones diferenciales dinámicas(cambios de magnitudes por un unidad de tiempo), como acertadamente ha descrito MessageIN. Las soluciones de estas ecuaciones dan en muchos casos puntos de convergencia hacia los que tienden los sistemas (se les llama atractores) por lo general no hay sistema que converga en un solo punto (equilibrio perfecto.que sería como intentar poner un lápiz sobre punta y que se mantuviera en equilibrio indefinidamente) sino que alterna entre varios con una cierta frecuencia.

    Los Sistemas de información como los biológicos y los sociales, además poseen mecanismos autorreguladores y correctores que permiten mediante el control de ciertas variables que el sistema mantenga un estrecho margenes de estados discretos cerca de un rango de valores deseables contrarrestando así la tendencia entrópica a abandonarlos. UNo de estos mecanismos es precisamente la retroalimentación mediante el error: la diferencia valor esperado de una variable y valor real empírico de esa variable, cuanto más grande sea esta diferencia mayor actividad empleará el sistema para contrarrestarla, el resultado del cambio o aprendizaje es la disminución progresiva del error (siguiendo una hipérbola rectangular), hasta que valor esperado se igual al valor real, punto en el cual cesa el aprendizaje y el esfuerzo del sistema por adaptarse a los cambios que tienden a apartarlo de su “punto de equilibrio”. Las redes neuronales utilizan distintos tipos de reglas de retroalimentación por error una de ellas es la delta, que usa precisamente el valor de la derivada de una función de error como referencia, una de las mas conocidas, propaga el error hacia la capa neuronal previa, permitiendo que la red almacene y detecte patrones.

    Una República Constitucional es desde el punto de vista termodinámico mucho más eficiente que una MOnarquía de Partidos, pues la primera, mediante la libertad política, utilizará eficientemente el mecanismo retroalimentador del error adaptandose rapidamente a los cambios sociales sin que estos destruyan el sistema político. En una Monarquía de partidos o en una dictadura al fallar este mecanismo de retroalimentación, el sistema político se adapta cada vez menos a los cambios del sistema social, el sistema social tiende a apartar al político de su estado de equilibrio provocando su desestabilización y hundimiento.

    Como dice MessageIn, son bonitas metáforas a las que uno no se puede resistir.

    un saludo republicano.

  49. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Messagein

    Aunque sea una metafora, no quiere decir que solo produzca placer. Pues la diferencia de disipacion en las estructuras de la democracia directa y la representativa, si el diputado es revocable por los electores, no solo mantiene el grado de negantropia, sino que lo redupica. Pero lo sigo viendo como una metafora que ayuda a comprender las estructuras de poder, y la causas de la caida de las antiguas civilizaciones. Aprecio a Prigogin. Su libro “Entre le Temps et L’Eternite” lo triture al final de los ochenta en un hospital de Leeds, durante toda una semana. Por eso no lo olvido. Gracias amigo.

  50. Juan Moreno. says:

    pepe fernández Dice:
    August 23rd, 2006 at 6:57 pm

    =================================================
    ¡ Vaya una forma tan científica de explicar las funciones de los sistemas políticos con las leyes o principios de la termodinámica !

    ¡ Cuanto cuesta liberarse de la pesada carga ideológica del pasado, y no volverse loco en el empeño !

    Gracias por la ayuda.

  51. messageinout says:

    Respuesta a 42.(Antonio García-Trevijano)

    La expresión “libre de deudas morales” es ya suya, señor García-trevijano. Porque el concepto subyace en todos sus artículos, del primero al último.

    Gracias.

  52. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Pepe

    Tu último comentario y los de Messagein me obliga a deciros, como a todos los lectores, que jamas me ha preocupado la crítica incompetente de que mi teoria de la democracia es dogmatica. No porque no lo sea, que lo es al maximo grado, sino porque no entienden una sola palabra sobre la clase de verdad que hay en toda regla constitutiva de un juego.

    La partitocracia no es un error, sino una confusion o amalmaga de fuerzas divergentes que convergen en el vivir el presente, sacrificando la historia y el porvenir. Si fuera un error comprendería la falsedad aunque siguiera en ella por corrupcion.

    Mi teoria pura de la democracia no puede contener, ni admitir, el mas pequeño error. Si lo tuviera ya no sería teoria de la democrcia, sino una mas de las tonterias que se enseñan en la Ciencia politica.

    Todos van a comprender lo que digo con dos ejemplos de juego. En el futbol, hay una directriz general que inspira las reglas de juego. Pero estas no constituyen el juego. Pueden camiar y el juego sigue siendo el mismo. Antes, durante el juego no se podía cambiar de jugadores, el portero podía retener la pelota, sus compañeros cedersela con el pie, etc. En el ajedrez son sus reglas inflexibles, invariables y dogmáticas las que constituyen el juego. Desconocer una sla, supone no jugar al ajedrez. Por eso el futbol necesita de un arbitro, El ajedrez ni tiene mas arbitro que la honestidad de los dos jugadores.

    Ahora puedo afirmar que las reglas de la teoria pura de la democraia son intocables, porque son el patrón cerebral encontrado tras miles de errores históricos para no volver a cometerlos. Jamas podre agradecer a nuestro cientificos del MCRC que esten corrobarando la veracidad de mi teoria pura (llamada asi porque solo trata de reglas formales) y haciendo imposible que sea falsada. Los errores seran de los futuros jugadores, no de las reglas. Este argumento es definitivo contra los que pretenden que el MCRC se prouncie sobre temas no formales (ideologicos), sobre los que nadie puede estar en la verdad, salvo en la de sus sentimientos. ¡¡Gracias!!

  53. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Ramon, la excitacion intelectual que me han producido los comentarios de Pepe Fdez y Messagein ha pospuesto mi respuesta a tu acertado comentario, con el que estoy de acuerdo. Salud y lealtad.

  54. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Iohablo, no consiguiras la brevedad deseable mutiplicando tus comentarios. Sobre los que no puedo responder en concreto, reconociendo tus actitudes propensas a la identificacion con este MCRC, porque son ricas disgregaciones literarias sobre lo mismo. ¿Por qué no intentas concretar tu mensaje en unas pocas líneas? Si otros pueden hacerlo, tu fertil imaginacion encontrará, estoy seguro, la manera.

  55. pepe fernández says:

    Querido Antonio,

    Los ejemplos que has puestos me parecen de una claridad insuperables. Que la Teoría Pura de la Democracia, con sus reglas de juego de lugar a una definición de sistema político eficiente y eficaz de acuerdo a la Teoría de Sistemas y la Termodinámica e independiente de las estrategias e ideologias, implica, como tu dices, el ser dogmática, como lo es la Segunda Ley de la Termodinámica. Esto es lo que le da el caracter no metafórico sino real de que la Teoría Pura de la Democracia prescrible reglas de juego, me explico.

    Tu has dado con la pista fundamental para relacionar las reglas del juego con la Ciencias de la Computación y esta la Teoría de la Evolucion de Darwin. Su relación con la Teoría Pura de la Democracia es directa.

    Efectivamente, la Teoría de la Evolución se puede reescribir mediante un algoritmo evolutivo o en otras palabras, mediante unas reglas de juego cuya aproximación al resultado óptimo depende del número de repeticiones con esas mismas reglas del juego. Las reglas del juego por definición son dogmáticas, indiscutibles, si se falla en obtener el resultado óptimo no se le puede echar la culpa a las reglas del juego sino al número insuficiente de repeticiones. Es decir la validez de las reglas no es falseable, porque su demostración de convergencia óptima es matemática (para una información básica, véase por favor http://es.wikipedia.org/wiki/Algoritmo_gen%C3%A9tico).

    La Teoria de la Evolución como la Teoría Pura de la Democracia prescriben reglas, de las cuales la evolución biológica en cierto medio geofráfico, o la evolución política en lo social son casos singulares, pero cuya convergencia hacia lo óptimo está asegurada no por los casos singulares sino por las reglas.

    Mis felicitaciones.

  56. Totemkoff says:

    Mi estimado y siempre maestro, al que le tengo afecto por su integridad utópica, en el fondo romántica y quimérica,

    “Hubiera dado el mundo entero por haber tenido valor para decir la verdad; para vivir la verdad. Eso es lo grande en la vida ¡ vivir la verdad!
    Wilde

    Saludos

  57. Antonio Garcia Trevijano says:

    Amigo Totemkoff

    Es grato saber que algunos aprecian la coherencia mental y la integridad personal de mi vida. Pero no me considero utópico, romantico o quimérico. No tomo en serio la integridad quimerica porque porque aún no tengo cabeza de leon, vientre de cabra y cola de dragon. Y utilizada en sentido figurado, expresa lo mismo que integridad utópica.

    He combatido durante toda ni vida las utopias. Las aprecio cuando tienen valor literario o una critica indireta al sistema de poder (Moro,Jonathan Swift) Anarquismo, socialismo, comunismo, son utopias que solo pueden tener existencia en la imaginacion. Todo sueño irrealizable es reaccionaro, pues elude el presente en nombre de un futuro de fantasía. Pero yo entregue todas mis energias a la ruptura de la dictadura. No sería utopico si pude arrastar conmigo a todo el pragmatismo de la oposición clandestina.

    ¿Sabes que mi fracaso no fue debido a la utopia de mi accion, sino a la interferencia en la misma del Departamento de Estado y del Gobierno alemán? ¿Sabes que la Junta Democratica recibio el apoyo expreso del Parlamento de Strasburgo? ¿Sabes que solo un hecho extranjero, la ascension del PC portugues, motivó el cambio de politica internacional a favor de la Monaqruía postfranquista? ¿Crees utopia que intentemos acabar con la partitocracia, o fundar un movimiento que organice la decencia, el valor y las inteligencias? ¿Acaso has decidido vivir siempre en la indecencia, la cobardía y la ignorancia de la vida politica?

    Demuestra en qué soy utópico, y te aseguro que, si lo consigues, me retiro no ya de la politica, sino de toda accion publica, incluso la de escritor sobre arte, con mucha gratitud y lealtad a tu empeño por sacarme de un error vital. Si no lo haces, pensaré que te domina el prejuicio de no creeer posible lo que no se ha intentado ni, por tanto, realizado.

    Me gustaria que no vieras en esta respuesta falta de afecto y de reconocimiento a tu sinceridad. Recibe mi amistad, que tampoco es utópica.

  58. Antonio Garcia Trevijano says:

    continuacion al 57

    Se me olvidaba decirte, querido Tomenkoff, que tampoco puedo ser romantico si no creo posibles las restauraciones del pasado, como los notalgicos de la II Republica, no pretendo volver a la caballerosidad ideal de la Edad Media, y mi pensamiento solo puede encuadrarse en el clasicismo. Marca intelectual que, segun Goete, me separaría del romanticismo.

  59. Thulio says:

    La reciente, y subrepticia, excarcelación de políticos corruptos es el paradigma de la falsedad política. Una sentencia o resolución administrativa que obedece a la indignidad es falsa, una ley que no responde a su razón teleológica es falsa. Una acción política que afrenta la decencia es falsa y un sistema que consiente esas bajezas, es un sistema inmoral y servil (3ª) a la falsedad. Falsedad en las ideas, las palabras, los actos y las leyes, columnas de esta partitocracia, que para seguir enmascarada libera a sus delincuentes. Una clase política que sigue insolente y engreída de su felonía al objeto que debe proteger y abusa de la servidumbre estúpida de los creadores de opinión. Mientras, se alza la repulsa de la gente, que comienza a conocer la verdad.

  60. Pedro Daniel says:

    Estimado don Antonio

    He decidido salir momentáneamente de mi condición de seguidor pasivo (ligeramente abrumado por el nivel intelectual que aquí se exhibe) de sus ensayos y apostillas, para agradecerle el haber descrito de modo tan demoledor la trampa lógica de la que hemos sido víctimas muchos críticos informales del sistema político imperante.

    En innumerables ocasiones me han dejado sin argumentos quienes, ante los descarados embustes y estafas de los partidos en el poder, aducen que la política siempre estuvo y estará corrompida de manera intrínseca e inevitable, con el principio del “qué hay de lo mío” subyacente en cada acción y cada palabra emitida tanto por representantes como representados, en el parlamento, en los ministerios y en la empresa privada. Lo más irritante es que este tipo de joya filosófica constituye para muchos un axioma y se ha convertido así en un martillo dialéctico, o si no le he ententido mal, en una artimaña “metamoral” que cuestiona los motivos de todos (incluso de uno mismo), destruyendo así la posibilidad de todo debate constructivo. Y todavía más irritante resulta el saber que quienes así discurren piensan para sus adentros: “con lo bien que me van a mí las cosas (negocio immobiliario, estafa fiscal, mano de obra ilegal, un hermano en el Ayuntamiento, etc) no me va a venir a pretender éste que no haría lo mismo en mi situación”.

    Tengo la impresión de que quienes ostentan el poder obtienen grandes dividendos de este pesimismo antropológico, y por eso creo entender la cruzada que ha emprendido usted para desempolvar principios como el de la lealtad, ya que no se puede apelar a la dignidad ciudadana mientras esté socialmente aceptado el abuso del poder (político o económico), agravado con el regodeo y la convicción de que tal corrupción está justificada de manera pseudo-filosófica.

    Los partidos políticos sólo pueden beneficiarse de la suspicacia y egoísmo reinantes: la verdadera representación política de los gobernados sólo es posible con la responsabilidad de sus representantes con respecto a sus promesas y programas. Si ya nadie cree en las palabras de nadie, si todos perdonamos en nuestros representantes que participen de una intrínseca condición humana abocada al cálculo y la mentira, la conexión genuina entre el electorado y el parlamento se hace imposible. El corolario es que pensar que la verdadera representación es alcanzable con las adecuados mecanismos institucionales (como la revocabilidad de la confianza a los diputados por parte del electorado de un distrito electoral claramente delimitado) es tan sólo una quimera.

    Le agradezco mucho su trabajo.

  61. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Pedro Daniel

    Ante todo, bienvenido como comentarista. No soporto que a nadie le pueda abrumar el alto nivel cultural, si éste se pone al servicio de ideas secillas que todo el mundo comprende. Otra cosa es la falta de habito de lectura cultivada. Ese hábito se adquiere con mucha rapidez. Y aquí lo demuestran muchos que comenzaron diciendo lo que tu y ahora escriben con mucha pertinencia sobre las cuestiones que propongo.
    Si comprendeis mis articulos, estais tan capacitados como el que mas para decir lo que os sugieren.

    Tan importante es tu anterior comentario, para el pensamiento y la accion del MCRC, que despues de leerlo dos veces he decidido dedicar mi proximo analisis al oportunismo social. Algo más profundo que el vulgar cambio de camisa o de chaqueta. Espero que comprendais la necesidad que siento a diario de conocer vuestras reacciones. Os lo ruego, no tengais falsos pudores, ni falsos temores, de expresar con sinceridad vuestros sentimientos y opiniones. No olvideis que estamos comprometidos en un movimiento
    que debe ser comprendido y compartido por multitudes
    de inteligencias comunes, dotadas de sentido moral.
    Animo, y confía en ti. Con afecto, salud y lealtad.

  62. messageinout says:

    Si no pensamos, por falta de costumbre o de tiempo, la monserga panfletaria y la pancarta sustituyen a la reflexión. Sin embargo, todo ciudadano tiene un límite último cuyo franqueamiento desata su reacción. En el ámbito de la conciencia hay convicciones inexpugnables, avaladas por el sentido común. Los políticos conocen ese límite, así que cuando el partido en el gobierno lo rebasa, y llega al crimen o a la negligencia criminal, sabe que acabará en la oposición (no en la cárcel); si bien contribuirá, paradójicamente, al sostén del sistema de oligarquía de partidos mediante el mecanismo de la alternancia en el poder.

    Los partidos venden excrementos como si fueran trufas. El aspecto es parecido, pero si te acercas, hueles la diferencia. La abstención es la consecuencia de ese comercio adulterado, y es veneno letal para la partitocracia, su muerte por deslegitimación. Los partidos evitan la abstención con esas crisis preelectorales, espectáculos tragicómicos o aun criminales, que hacen replantearse el voto útil al ciudadano descreído.

    El proceso electoral es entonces, encubiertamente, una Elección Presidencial a una sola vuelta, compelidos los electores a derribar al presidente actual, por razón de su crimen o su negligencia criminal. La elección del resto de los parásitos de las listas electorales que los jefes de los partidos arrastran tras de sí es una secuela. García-Trevijano demuestra que los líderes de los partidos, contando cada uno con su representación, sólo necesitan un café para discutir de los asuntos políticos y de sus cuotas de poder (que consensúen o discutan, se abracen o se saquen los hígados; y, ante el desacuerdo, a contar, como en el mus). La representación política está tan alejada del elector español, que en este sistema sobran diputados y senadores, impostores con sinecura, junto con el Rey.

    Esas encubiertas elecciones presidenciales están viciadas de errores insalvables en una Democracia. El presidente, electo para que ejerza el Poder Ejecutivo, dispone a su antojo del Legislativo, aunque aparente lo contrario: que le debe su poder, como parte de la impostura.

    Me espeluzna que el espectáculo criminal haya de ser cada vez más extremoso para movilizar al elector desencantado. Me avergüenza que cuando un gobierno manda enterrar en cal viva a unos detenidos a los que se ha torturado, o tolera que unos desalmados vuelen varios trenes y oculta la verdad, contribuya al sostenimiento del sistema, aunque lleve a su partido a la oposición.

    ¿Cómo es posible la aberración que denuncio, del crimen como espectáculo preelectoral? Porque el Poder Judicial no tiene la independencia mínima para sustentar ningún límite último, como ése de las conciencias de los ciudadanos.

  63. Antonio Marín Segovia says:

    Yo también tengo mis reparos a la obsesión por convocar manifestaciones, pues creo que los cambios reales son aquellos que se realizan desde el compromiso diario.

    Los cambios y las reflexiones creativas y realmente participativas deben efectuarse en tu propio entorno. Siento una enorme desconfianza por todo lo que es espectacular y callejero, pues he comprobado (a través de mi propia experiencia personal en mis años de relación cívica y social), la facilidad que tiene la “masa” para aparentar y “defender” circunstancialmente ciertas consignas y postulados.

    También manifiesto una total desconfianza hacia todos los partidos, incluso aquellos que se presentan como alternativos, pues siempre emplean un discuso banal y llena de promesas absurdas, alejadas de los verdaderos y tangibles intereses de los ciudadanos de a pie.

    Los que no tenemos deuda moral y hemos mantenido una coherencia personal gracias a nuestro distanciamiento de los partidos políticos, podemos expresarnos y podemos comprometernos con aquellas causas. Siempre aprendemos y siempre podemos subsanar y corregir errores y acciones que puedan no ser eficaces…

    Hay mucho por hacer, pero aprender a pensar, aprender a exteriorizar y expresar nuestras dudas, nuestras iniciativas, nuestras propuestas… es ya un gran paso, pues nuestra sociedad española vive anestesiada y emborrachada por la aparente y supuesta bonanza que el boom del ladrillo ha provocado…

    De cualquier modo, algo se mueve en el ambiente. No podemos esperar grandes y verdaderos cambios en la sociedad española, pues la falta de costumbre y la histórica pereza ibérica han calado muy profundamente en todos nuestros compatriotas…

    Una nota a tener en cuenta es que la desconfianza y la distancia de los ciudadanos hacia los partidos políticos crece, dada la incapacidad y torpeza manifiesta que tienen para captar y responder con diligencia y positivamente a los retos que emergen continuamente…

    Antonio Marín Segovia

  64. Antonio Marín Segovia says:

    Es verdad que los problemas y los conflictos crecen y se multiplican de manera vertiginosa. Gobierne el PP o gobierne el Psoe no vemos realmente ninguna solución eficaz a ciertas cuestiones básicas. Es evidente que el Estado no existe, pues se nota claramente que no hay programas efectivos y serios para ordenar, controlar y solucionar los temas que sí preocupan al ciudadano, al mortal de a pie.

    Incendios provocados (no importa la razón…), precariedad laboral galopante, flujos migratorios incontrolados, caos urbanístico y ambiental en el litoral mediterráneo, corrupción municipal a gran escala, despilfarro y desorden financiero en todas las autonomías, carencia de programas destinados a fomentar y estimular el sector industrial, agrario…

    Sol, paella, sangría y ladrillos…

    Agosto es un mes con escasa actividad en todos los frentes, menos uno: el del ocio personal. También es un momento oportuno para dedicarse a observar, a ver, a pensar, a reflexionar…

    La distancia y la bondad que nos ofrece disponer de suficiente tiempo nos permite contemplar todo lo que acontece con una mirada diferente, mucho más abierta, libre de tics…

    Sin embargo, también parece que es un tiempo donde surgen de golpe ciertas barbaridades que cometemos los humanos. No sabemos si ese tipo de atrocidades aparecen gracias al intenso y sofocante calor, pero la violencia doméstica se incrementa. También podemos observar que oleadas enormes e incontraladas de inmigrantes africanos y sudamericanos invaden nuestras calles. Pasean sin rumbo alguno, esperando recibir un golpe de buena suerte que les permita disfrutar de las bondades de una sociedad europea en permanente crisis…

    El “efecto llamada” está provocando una enorme confusión y malestar a todos los españoles (aunque no se atrevan a exteriorizarlo en público, por temor a ser tachados de racistas), pues la falta de previsión, de normas y de políticas destinadas a controlar los enormes flujos migratorios, nos puede conducir a situaciones de tensión en un breve plazo. No olvidemos que muchos empresarios quieren disponer de mano de obra ilegal para obtener mayores beneficios. Y eso suscita temor entre los españolitos de a pie, al verse discriminados y condenados al paro y la precariedad…

    La bonanza económica aparente (y que según todos los indicios y estudios está a punto de terminar) que vivimos en España, es fruto del auge del ladrillo y de la fuerza que contagia el sector turístico a otros sectores. Ambos se mantienen gracias al magnífico clima y al soleado y alegre entorno, principales atractivos que seducen y encantan a los millones de visitantes europeos que se acercan hechizados a nuestras costas a tomar el sol y a beber largos tragos de nuestra sangría, de nuestra cerveza rubia… Tampoco podemos olvidar mencionar el plato rey de nuestra cocina mediterránea: la paella, en todas sus variedades.

    Pero es preciso reconocer que el desenfreno urbanístico puede colapsar y saturar la costa con edificios y construcciones horrorosas e innecesarias, impidiendo que el turismo europeo e internacional se sienta motivado a seguir pasando largas temporadas vacacionales en nuestro territorio.

    Hace falta un control urbanístico serio y riguroso si queremos conservar la principal fuente de riqueza y crecimiento, pues el paisaje y nuestro legado patrimonial histórico-artistico, constituyen los atractivos esenciales que permiten la existencia de grandes masas de turistas y visitantes…

    También debemos poner orden y control a los enormes flujos migratorios, pues no es lógico seguir dejando en la calle de nuestras ciudades a miles de indocumentados. Los problemas de inseguridad, de pobreza, de exclusión se incrementan día a día. Y no hace falta leer el diario o ver los desastrosos telediarios, para vivir y conocer situaciones de soledad, marginación, enfermedad, injusticia, precariedad…

    Vivo en un edificio lleno de ancianos que permanecen solos y que padecen todo tipo de patologías graves… Nadie se preocupa de ellos. Ni la familia ni los servicios sociales municipales del Ayuntamiento de Valencia.

    Vivo en un entorno profundamente degradado y sucio, a pesar de que al lado hay ciertos complejos comerciales de nivel…

    Vivo muy cerca del cauce antiguo del río Turia y puedo encontrarme a diario con cientos de emigrantes de todas las razas y nacionalidades que sobreviven gracias a la caridad…

    El descontento y el malestar aumentan día a día.

    La solución no pasa por ignorar los problemas y conflictos que ya se han consolidado en el seno y en el inconsciente colectivo de la sociedad valenciana.

    Hay que tomar medidas y crear programas destinados a dar atención a las mujeres maltratadas, a los ancianos y enfermos abandonados…

    Hay que hacer algo pronto. Nuestros representantes se pasan la vida hablando y diciendo cosas, pero no hacen lo que deben hacer.

    Estamos muy hartos de la indolencia, de la pasividad, de la falta de previsión y lógica de aquellos que dicen ser nuestros representantes.

    Uno tiene serios motivos para no dar su confianza a ninguna formación política, pues siguen sin atender, sin escuchar, sin responder a las preguntas y cuestiones básicas que los ciudadanos de a pie llevamos tiempo planteando de forma racional…

    Menos Ciudades de las Artes y las Ciencias y un poco más de humanidad y respeto para los ciudadanos de a pie, señores políticos.

    Se acercan las municipales y todos los que no hacen nada durante cuatro años largos, van a empezar a vender motos sin ruedas y a prometernos el paraíso. Pero yo quiero invitar al lector para que no conceda cheques en blanco a nadie.

    Es hora ya para desconfiar y decir que no nos sirven esos partidos políticos, empeñados en soltar mentiras y en despreciar las iniciativas ciudadanas.

    Somos ya adultos para creer que los Reyes Magos existen.

    Antonio Marín Segovia

    Nota: Tenemos motivos para luchar por la República, pero una República realmente de hombres reflexivos, con unas normas que sirvan para ordenar y estimular la participación responsable, creativa y constante… lejos de cualquier dogma y consigna.

  65. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Messangein

    Tu comentario exige ser complementado, como haré en el articulo siguiente al “Reino del oportunismo”, con otro articulo sobre la imposibilidad de que, en el sistema electoral de listas, el electorado pueda dejar de votar al partido que lo ha defraudado, como sucede en los sistemas representativos del elector, donde éste castiga al diputado no dándole su voto en la eleccion siguiente. Este mecanismo de autodefensa se llama, en la ciencia politica liberal, “reacción anticipada”. En la democracia que propone el MCRC, este mecanismo opera en última instancia, pues la primera autodefensa es la revocacion del mandato. Hasta pronto, salud y lealtad.

  66. Arturo says:

    Me parecen excelentes tus comentarios 37 y 62, felizmente incorporado Messageinout. Me transmiten esas realidades próximas que pueden mover la conciencia ciudadana.

    Estamos de enhorabuena.

  67. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Antonio Marin

    Tu largo comentario se sale de las competencias del MCRC. Los asuntos que denuncias, siendo ciertos, no pueden afrontarse ni resolverse sin tener poder de gobierno. Y todos ellos son idelogicos. Pero has tocado un tema, las manifestaciones en la calle, que si debemos debartirlo, llegado el momento, en este foro. Pues tambien pienso que ese modo publico de protestar contra el gobierno debe reservarse para grandes objetivos nacionales. Y el método para saber cuando deben comvocarse se parece mucho al de los grandes sindicatos de antaño, cuando distinguían las causas de huelgas parciales o sectoriales y las de la huelga general. Salud y lealtad.

  68. pepe fernández says:

    A MessageInOut,

    Comparto tu observación muy acertada, si los políticos rebasan el umbral de tolerancia del ciudadano no suele pasar nada más que un cambio temporal en la alternancia del poder. Veo muy pocas diferencias entre las elecciones de la Monarquía de Partidos y los referendums de Franco.

    Lo que comenta Antonio Marin, es cierto que las soluciones a los problemas concretos requieren programas de gobierno y por tanto ideología, pero no es suficiente. Lo grave es que hay una ausencia del Estado en todos estos asuntos (apagar un incendio parece requerir de poca ideología y si bastante organización y eficacia) y los ciudadanos se ven tiranizados por las oligarquías locales, por qué para un espanol, sin apellido catalán, es más fácil encontrar trabajo en una institución pública federal alemana o austríaca que en una de la CCAA de Cataluna, por ejemplo?. Está claro que en Espana el Estado cuenta poco y que el ciudadano depende de la gracia, la tolerancia de los caciques locales, quien protesta o no se adapta se le ejecuta con el garrote de la muerte civil. La República Constitucional, si sería la solución para colocar las cosas en su sitio natural.

    un saludo republicano.

  69. Antonio Marín Segovia says:

    Apreciado y distinguido Antonio García-Tevijano:

    Es verdad que el texto que he insertado era excesivamente largo, pero lo que realmente deseo comentar y compartir con vosotros es el exceso y la falta de sentido de muchas manifestaciones y de muchas protestas, así como la falta de Estado, la ausencia de Gobierno en temas fundamentales, en asuntos vitales.

    Evidentemente debemos reflexionar y debemos actuar en el momento oportuno, evitando dispersarnos. Conviene centrarnos en temas que ahora son imposibles de resolver, dado que con competencia del Poder, del Estado, de ese Gobierno central que parece secuestrado…

    Debatir, reflexionar son pasos esenciales y urgentes para que un nuevo pensamiento realmente participativo se extienda entre nuestros compatriotas.

    Y creo que tratar los temas que yo he apuntado en mi extenso texto, puede atraer a muchas personas, a muchos ciudadanos que ahora mismo se encuentran hartas y cansadas ante el apabullante y siniestro silencio de los medios de comunicación y los poderes públicos.

    Se habla de fútbol, se habla de las vacaciones, de accidentes… con una perversa frivolidad. Es hora de empezar a comentar y a denunciar las carencias y problemas reales que padece la inmensa mayoría de ciudadanos españoles.

    Antonio Marín

    Salud y República

  70. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Antonio Marin

    Los temas de que hablas son importantísimos. Y sera necesario que los mienbros del MCRC, en cada sector donde actuen o estén, los destaquen en sus campañas indifiviudales de difusion y engrandecimiento del MCRC. Lo que digo es que estas reivindicaciones no pueden hacerse en nombre de un movimiento ciudadano que quiere conquistar libertad politica, democracia y la Republica Constitucional, para fortalecer el Estado y los gobiernos que deben plantear y resolver esos temas. Gracias. Salud y lealtad.

  71. Antonio Marín Segovia says:

    Apreciado y distinguido Antonio:

    Entiendo y comparto sus puntualizaciones. Es cierto lo que dices, siendo los temas que yo he esbozado, asuntos que exceden a los cometidos del MCRC. Es evidente que las cuestiones y problemáticas que yo he sintetizado competen ser atendidas y resueltas por el Estado y los gobiernos…
    Por ello, vamos a seguir reflexionando y proponiendo temas que nos ayuden a lograr una República digna, leal y participativa para todos los españoles…

    Salud y República

    Antonio Marín Segovia

  72. lohablo says:

    El carácter de falsedad se revela , aproximándps a los Parlamentos: en el autonómico cualesquiera, cuando la identidad de los circuitos de la ley con las formulaciones del partido gobernante, no hacen más que respetar a la misma ley, en cuanto a la formación de mayorias, para así no dejar que se hable, o se critique activamente un supuesto de hecho, de la misma calle, sobrevenido desde la misma naturaleza y agente, o de la desidia y el desafuero. En el parlamento nacional con las dos cámaras ocurre otra cosa. Una cámara sirve para los intereses de la mayoria parlamentaria, desatendiendose de las necesidades de la mayoria del pueblo; la otra cámara, obra para que la conducta de la primera no encuentre objeción y si la presunta legitimidad para actuar de esta manera. El que por repetición- extraña al sentir de la gente- se den por mayoria axfisiante, votaciones en las que el resultado respalda al gobernante del momento,y contraria abundantisimamente o lo que la gente capta, decide libremente y argumenta como su voluntad común libre y real, incapacita abiertamente a aquellos que pasan por nuestros representantes, cuando la voz de cada uno es la organizada por el partido predominante en tiempo real. De aqui que la necesidad de que esto, que deja un gusto o mal sabor a falso, sea libremente cambiado por otra cosa o organización parlamentaria en la que cada uno pueda decir libremente con su voto, y argumentación faltaria más, lo que realmente piensa y no lo que diga el grupo y su sigla sea o no conveniente, sea o no real. Por eso pocas veces coincide lo real con la verdad, cuando lo primero quiere imprimir por via de hecho o voluntarismo el dibujo de lo segundo.

  73. lohablo says:

    Verdad ,virtud opuesta a falsedad: va y llega por respeto a los hechos de tipo diverso; y que tienen incidencia, interés o unión con el ciudadano, pero también y más, cuando estos mismos hechos son mostrados en los parlamentos convirtiéndo lo pasado- los hechos- en presente con intención analizante y purificadora. Cuando esto se escatima, y cuando se lanza otro hecho diferente para tapiar la gravedad del primero, el tiempo en el que han ocurrido tal cosa, que ha de ir como parte sustancial dando fe donde se necesite tampoco se respeta; y así hechos simultáneos leves o alegres vienen a dejar en tiempo pasado o irreal hechos de cronología similar pero antipáticos para la verdad publicitada.Lo cual me lleva a pensar que una cosa es lo real publicitado en medios de apariencia, la prensa o radio sin tirar muy lejos; y otra lo real en sí que tiene su expresión y exprimido en como lo ve, lo oye, lo digiere el ciudadano en su circunstancia única, personal y asociativa.

  74. messageinout says:

    Como muy bien ha captado, D. Antonio, mi comentario 62 no habla de errores políticos concretos, sino que señala un defecto o vicio de construcción de la máquina partitocrática: El regulador centrífugo de la máquina de vapor parece montado al revés, y ha entrado en una espiral vertiginosa: la participación se mantiene sólo por fechorías cada vez mayores. El mecanismo cilindro-pistón puede romperse por ahí. Un motor real, en esas condiciones, digo, se desharía en pedazos.

    Salud y República.

  75. Vicente Carreño Carlos says:

    Querido Don Antonio, y demás amigos:

    Aquí estamos, felizmente activos, participando con entusiasmo de este encuentro permanente con la verdad. Frente a la gran mentira. La historia de vida de cada uno de nosotros marca o define la comprensión y la aceptación del discurso que día a día se articula en la publicación del pensamiento-reflexión de D. Antonio. Tenemos consciencia de la diversidad de personas que participan de este Movimiento ( diferentes niveles de formación: profesional, intelectual y científica, personas de fe ó compromiso religioso, agnósticos, ateos, militantes ó no en organizaciones políticas, sindicales, organizaciones no gubernamentales, cooperación al desarrollo…). Por eso mismo está bien que permanezcamos atentos a los posibles desasosiegos que puedan manifestar algunas personas miembros del MCRC, y a otras que sin estar en el MCRC comienzan a interesarse, y reciben con agrado los textos.

    En este sentido comprendo la preocupación de Arturo manifestada en su comentario nº 16, magníficamente correspondida por D. Antonio en el comentario nº 28, y reforzado dicho argumento, por Pedro M. González en el comentario 36. Así pues, Don Antonio, me atrevo a pedirle que, sobre esta cuestión escriba nuevamente (democracia formal, democracia material, inserción de los partidos políticos en la sociedad, ideologías, ideas…democracia municipal.).

    Mientras escribo esto, regreso al Blog y observo que nuevamente surge la preocupación. Y ahora la inquietud es de parte del amigo Antonio Marín Segovia. Y es que cuesta ver y aceptar que los problemas de la humanidad se encaran con indecencia, ignorancia, cobardía y deslealtad. Tenemos necesidad de solucionar problemas acuciantes. Instruir una política económica y social justa (Democracia Material), pero hemos convenido que antes nos habremos de dar la libertad política, la democracia la Republica Constitucional…, las reglas de juego (Democracia Formal).

    Don Antonio, una vez más quiero expresarle mi agradecimiento por el trabajo que realiza. Este revierte en todos nosotros y nos da la oportunidad de abrirle las puertas a la libertad política. Las entregas que se han sucedido desde el 7 de Agosto hasta el 21, así como las intervenciones de los demás amigos están siendo decisivas para esclarecer el sentido práctico y el horizonte organizativo que habrá de tener el MCRC. Una verdadera revolución de la libertad no puede venir de parte de personas maniatadas con prejuicios ideológicos y culturales.

    Finalmente deseo felicitarle por el contenido y la forma de su comentario nº 57, al 56 de Totemkoff. Intuyo que es un gran amigo.

    Con mi afecto y mi lealtad.

  76. David Serquera says:

    Un saludo leal al campus de la libertad, ahora desde Duke University. A los cientificos, cuidado con aplicar las leyes de la termodinamica a sistemas alejados del equilibrio o a sistemas microscopicos, o a la comprension de la dinamica, el segundo principio podria ser reversible en nanomaquinas!! y la evolucion de un ecosistema es un sistema abierto alejado del equilibrio, no?
    Espero como necesidad la gran asamblea fundacional del MCRC.
    Salud y lealtad.

  77. lohablo says:

    Si la realidad o los actos humanos, como activadores principales de la misma no encuentran ni su lugar ni su afán en esta pseudo democracia de las formas, o en esqueleto, y si todo intento por mostar negativa y explicación luchan contra el muro de lo consignado hay que dar por admitido, que el sello de falsedad va en línea opuesta y rara- en ascensión triunfal- a lo que necesita el ciudadano normal viviente; lo cual y último, viene dado porque su participación, como ejerciente de democracia sea tenida en cuenta y encuentre su valor permanentemente; que lo que diga el partido sea casi claramente la voluntad explicada de lo que quiere el ciudadano que lo ha de votar; perjudicar, seguir haciendolo, con el estado pudriperfecto de los partidos en cuestión, suena a gloria y mieles para el sordo, mudo y ciego y látigo invisible para la gente.En los trallazos de cada cual nos vemos y sirven para objetar…. ¿ cuando llega la acción de la política a la gente? Siempre que esta no tiene que pensar, de manera prácticamente permanente, en la naturaleza y definición de lo político, se está en camino de buena relación entre Gobierno y gobernados.Habrá una entrega leal y recepción de lo uno y lo otro; se comunicarán contenidos y haceres como alimento necesario para que esa afirmación se cumpla . Pero claro, esto suena a irrealidad,pues lo que nos tenemos encima como ya se ha dicho y se sabe es un sistema de partidos, dónde el de adelante- el gobernante-quiere hacer lo que le venga en gana- el de atras- el partido de la oposición- necesita explicar que hay que hacer cosas diferentes. ¿ por qué no han pensado que realmente, lo que hace un partido, con sus siglas y otro, en tiempos diferentes, viene a ser parecido, a lo que hace el otro cuando llega su momento? ¿ qué clase de farsa del este estado de partidos sigue haciendo de lo suyo lo de todos, eso dicen y de todos lo suyo, eso callan? Mientras los poderes estén tajantamente apelmazados y sonriendose por lo bajinis unos a otros,viviendo unos, con el temor de la espera y la esperanza de la repetición en los cargos, los partidos seguirán siendo cajas de recaudación, sitio para desempleados, y lugar para que la multiplicación de noticias favorecedoras los incluyan en el cuerno del gasto, y excluyan de su ámbito al resto mortal ,los que llevamos v.g.los mismos zapatos hace dos años buscando en las calles la vida.

  78. pepe fernández says:

    Amigo David,

    Espero que saques provecho de tu estancia en los USA y nos ilustres al respecto del funcionamiento administrativo y político de aquellas universidades. Cosa muy interesante para el futuro libro blanco.

    Muy ciertos tus consejos. La física cuántica ciertamente ofrece muchas “paradojas” aunque nadie ha sabido hasta el momento explicar como surge la certidumbre en la posición y momento como en energia y tiempo de los objetos macroscópicos a partir del comportamiento de sus particulas subatómicas sujetas a las leyes cuánticas.

    EL caracter irreversible de la termodinámica a los sistemas de información y biológicos fue desarrollado magistralmente por Von Neumann. El concepto de homeostásis por Walter Cannon aplicado a la fisiología. Estudio dinámico de sistemas ecológicos mediante la aplicación de ecuaciones en derivadas parciales por Lotka y Volterra y su posterior inserción en “las matématicas del caos”. El aprendizaje cerebral basado en el concepto termodinámico de la reducción del error por retroalimentación y retropropagación por Wolfram Schultz y David Rumelhart. En sociología Behrens ha aplicado modelo basado en la Física de Altas Energias que se ajuste y predice los ciclos del consumo de las drogas de abuso.

    La Teoría Pura de la Democracia, es una hija de su tiempo, su relación con las ciencias de la computación y la física tiene su fundamentación.

    un saludo y mucha suerte!!

  79. Totemkoff says:

    Estimado D.Antonio,

    Cuando me refirí a Ud. con los epítetos de utópico, romántico y quimérico, de forma cariñosa, naturalmente, lo hice con la percepción de que no es posible que haya ninguna transformación política en un futuro, salvo que ésta surga como reacción a una situación insostenible y suceda un gran drama o catarsis colectiva o una devastación atómica y más adelante les expondré el porqué.

    Valga decir que apoyo su iniciativa plenamente, por varias razones, y entre ellas, por una simple razón de decencia. Creo que el poder, y las decisiones que se adoptan tienen que ser representativas y responder a los intereses de la mayoría. Nadie mejor que Ud. para ir desgranando en su blog los sutiles detalles de lo que Ud. ha bautizado como partitocracia, sus matices ocultos y los pilares sórdidos que sustentan tan colosal podredumbre y estafa. Su análisis y teoría del sistema político es constatable empíricamente e irrefutable. La verdadera democracia se asienta en la división de poderes, y ésta, en nuestro sistema político es únicamente una apariencia, y ni siquiera eso, de tan burdamente urdida. Vemos como el poder político controla el poder judicial: 8 de los jueces del TC los nombra el Parlamento, y 2 de ellos el Consejo del Poder Judicial, la composición del cual, a su vez, es elegida en gran parte (8 de sus 20 miembros) por el mismo Parlamento, etc, etc. Así, la “justicia? sólo es independiente en sus instancias más míseras y bajas. Ocurre lo mismo que con el sistema capitalista y su totémica “libertad de mercado, y supuesta “libre concurrencia de oferta y demanda?, cuyo mito, y con él el sistema capitalista entero y sus imbricaciones es derribado elocuentemente, fascinantemente, por el grandísimo (requiescat in pacem) J.K. Galbraith, en su imprescindible libro “ El nuevo Estado Industrial?: el sistema de “libre mercado? sólo existe en pequeños sectores económicos sin ninguna importancia ni trascendencia, casi de manera anecdótica. Es este otro de los mítos que hay que derribar don Antonio. En cuanto al poder legislativo, ya sabemos aquello de que “quédese Ud. con la ley y deme a mí los reglamentos?, y estos los elabora profusamente el poder ejecutivo, junto con las diversas modalidades de legislación delegada. Ya denunció EG Enterria la huída del poder legislativo, la dejación de funciones a favor del ejecutivo y su voracidad reglamentaria incluso “extra legem?. Pero todo esto, como apunté, mejor que Ud nadie lo ha estudiado ni ha sabido explicarlo de forma magistral didáctica y brillante. La arquitectura del sistema político está desnaturalizada “ab initio?, pero más que por perversión de la asamblea constituyente y sus descollantes personajes( pues no les atribuyo tal capacidad intelectual de gestación), lo fue por la concepción que del poder político tiene el socialismo y la izquierda en general. Sin embargo,y de ahí la utopía, ¿cómo se puede cambiar el sistema? El problema, por un lado, como hemos visto, es de arquitectura, de génesis conceptual, de sus propios cimientos viciosos, pero no olvidemos que la Constitución establece un marco muy general cuyas debilidades han sido explotadas con gran éxito por sus beneficiarios. El problema básico es de arquitectura pero también de su ejecución y desenvolvimiento vicioso y pervertido . Ud, estimado Antonio, lo sabe bien: el sistema político es un sistema completo y cerrado que se retroalimenta a si mismo constantemente, creciendo el monstruo y sus tentáculos. Por tanto, utilizando los mecanismos que brinda el sistema éste no puede cambiarse porque el propio sistema no lo permite. ¿Cómo va a permitir un sistema su autodestrucción? Sólo hay que ver cuál es el procedimiento de reforma constitucional que la propia constitución contempla. Uno de los instrumentos perversos al servicio del sistema o de quienes han secuestrado el poder, es la ley orgánica electoral (ha aparecido en escena algun nuevo grupo parlamentario en los últimos años, alguna voz íntegra y renovadora? No, verdad? Es imposible), pero ¿quien va a cambiar la ley electoral? ¿Sus beneficiarios? No, verdad? Entonces…¿ qué nos queda?: LA REVOLUCIÓN. Pero no olvidemos que el sistema cuenta con una aparente legitimidad formal y con poderosos medios de legitimación, como son los medios de comunicación al servicio del sistema. La propia denominación de “sistema democrático? es perversamente legitimadora. ¿Vamos a hacer una revolución “antidemocrática??. Alquilamos unos furgones, cogemos las escopetas de posta y nos vamos al Parlamento? No ,verdad?. Ud no es ingenuo, no es esto lo que propugna. El cambio no es posible. Es más, una vez trazadas las líneas que divergen del ideal democrático, de su génesis ideal, de su punto de partida, la desviación del sistema no hará más que incrementarse y agudizarse constantemente. Allí donde habito, Catalunya, hemos visto cómo ha sido cercenada la libertad de expresión de Albert Boadella y Arcadi Espada (qué grandes sois, grandes y taurinos). Ud, sabrá también de ostracismo injusto. Y si llega el día en que el MCRC se convierta en una amenaza ni siquiera le van a tolerar. Suerte de internet que si no…Vamos hacía una distopía claramente. Es por ello, y no por cuestionarle, por lo que insinuo utopía, quimera y romanticismo. Y sin embargo, estas notas, en los términos que creo que he clarificado,son tan necesarias…

    Acabaré este esbozo con un canto de optimismo, como alguién dijo: “ No sabían que era imposible, por eso lo hicieron?.Hay una sencilla técnica en Japón, el Kaizén, que consiste en introducir pequeños cambios, casi mínimos, pero que permiten alcanzar grandes objetivos, los pasos son tan pequeños que no se puede fallar, así que: avanti!!!

    Saludos y democracia

  80. lohablo says:

    Dificilmente puede llegar la verdad si los hechos parlamentarios, debates y reconvenciones, recomendacions, reprobacions o resoluciones convierten esa verdad anhelada o aproximada en puro trámite; dónde vemos que el procedimiento parlamentario tiene más fuerza, extensión y tiempo que el mismo fin; el de adquirir hablando un palmo de la verdad escondida, cuando se sustituye lo que se puede decir y escuchar, por como se debe decir, enhebrándose ello en el rigorismo compacto del presidente de la cámara por su labor interpretativa , hasta agotar con esta disposición las ganas e ilusión de la gente, dejándolo todo ya por sabido y por dado, previniendose así cada uno de los parlamentarios para no decir más allá de lo autorizado tanto por el grupo como por el tiempo estrecho de la intervención , esto irá en esta línea y va a producir en los parlamentarios dos sensaciones, a) que ya está todo dicho desde antes, arriba y afuera; y b) que no debe decirse otra cosa que no se haya decidido según los términos del punto a.Pero en todos, a ellos y a nosotros nos produce algo más grave, LA QUIEBRA DE LA LIBERTAD INDIVIDUAL, libertad que poco a poco nos vamos quitando unos a otros, cuando vemos que ellos mismos se la van quitando en su abrir la boca para decir lo mismo: sentarse, votar, y callar al hablar; y hablar al callar de otra cosa.

  81. lohablo says:

    Rectifico la libertad individual no depende de la libertad colectiva, se origina independiente de ella por el hecho de nacer con razón humana y salir al mundo social como segunda naturaleza; aunque tenga o busque luego respuesta y respeto, y condición renovada en la fuerza de los parlamentos , pero estos como tienen vicios dejan por su manera de operar los partidos impuesta a los parlamentos sin amparo o atención a la condición individual y colectiva como ciudandanos.( por tropelias, por normas sectoriales poco o nada aplicables, por imbernación de las necesidades de la gente, y sobre todo por la propia condición de la clase política/ a la del hombre normal o común.Muy separada en lenguaje, reacciones y opiniones.

  82. francisco says:

    Me sumo a la petición de pepe fernández en el comentario 78. A mí también me parece que sería muy interesante un analisis tuyo David, sobre la universidad en EEUU y sus diferencias con la española, para que veamos que no en todas partes se hacen las cosas tan mal

  83. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Totemkoff

    Percibi el tono cariñoso de tus palabras. Moralmente son una alabanza. Pero estando en tribuna pública ni de broma dejo de responder a quien llame utópica a mi accion politica, la pasada y la actual. Y sólo he querido rebatir el argumento de la imposibilidad de transformacion pacifica del sistema, del que haces una critica radical y destructiva. Salvo lo de la asamblea constituyente (no la hubo, un legislativo de listas ratificó el texto redactado en secreto a sus espaldas), tu analisis es correcto.

    No me parecia atinada, en cambio, la iniciativa del movimiento de ciudadanos libres por Cataluña, llena de buenas intenciones, pero equivocada en su idea politica, pues no es separando a los catalanes del resto de españoles, como podrá conquistarse la libertad poltica. Los fundadores se dieron cuenta de su UTOPIA, y para ser realistas cayeron en un error mas grave; convertir el movimiento en partido. Sus dirigentes tienen talento y valentía, pero carecen de intuicion y de experiencia politica. No obtendran representacion en el parlamento catalan, pero sería peor si lograran un par de diputados. Legitimarían el sistema sin poder modificarlo desde dentro. Y reforzarían la idea de que Cataluña debe y puede resolver por si sola el problema de su falta de libertad politica. Otra forma de crear sentimientos de superioridad catalanista.

    La libertad politica no puede conquistarse sin unidad de accion de los que quieren salir de la servidumbre voluntaria y cuentan con una estrategia clara (teoría)y un abanico de tacticas aecuadas a la situacion que crea la degeneracion del sistema.

    No contesto a tus argumentos abstractos (prejuicios) sobre la imposibilidad de transformnar el sistema, porque lo haré con propuestas de accion concreta, cuando la Asamblea fudadora de este MCRC nos haya legitimado ante la sociedad civil. Lo que ahora hacemos es ir preparando, como nunca ha sido antes intentado, el concurso masivo a esa Asamblea, de la decencia, la valentía y la inteligencia de los españoles decididos a liberarse de la servidumbre voluntaria. Con afecto y lealtad.

  84. Antonio Marín Segovia says:

    Estoy totalmente de acuerdo que sí existen motivos y posibilidades reales para la conquista de la libertad política a través de la acción conjunta y coordinada. Se puede y se debe transformar el actual sistema, pero para ello -como bien dice el maestro Trevijano-, hace falta acción concreta basada en una teoría estable y que ofrezca respuestas concretas a los conflictos y problemáticas actuales que el actual sistema genera de forma permanente…

    Yo comparto la esencia del pensamiento de Antonio García Trevijano y creo realizable una transformación a través de la acción y el pensamiento colectivo y personal.

    El factor tiempo y el análisis comprometido son elementos claves para lograr cambios sustanciales.

    El hecho mismo de que se inicien debates y reflexiones en la presente página, evidencia la existencia de un interés creciente por cambiar la penosa situación que padece España…

  85. Isabel Arranz says:

    Bonitas ideas, pero utópicas, me han dicho unos. Es un pedante, muy agresivo y no tiene dotes de orador, me han dicho otros. No puede hacer nada, no le conoce ni el gato, otros.
    No estamos acostumbrados a oir hablar a alguien con certezas. No es utopía una forma de gobierno que tiene sus reglas claras, otra cosa es llegar a ella pacíficamente.
    Por cierto, nadie ha hablado de alguna forma de colaboración económica para conseguir los fines del MCRC (esperemos que no sea mucho tiempo ya que se disolverá cuando se consiga el objetivo)

    Una anécdota: ayer compraba un par de libros a mis hijas en el corte Inglés y pregunté por el libro de García Viñó, no lo tenían por supuesto, mi marido dice, ¡pero si eso no lo conoce nadie! y a los ¡10 minutos! mientras pagábamos, otra persona preguntó por “El país, la cultura como negocio” y mi marido se quedó de piedra

Los comentarios están cerrados.