DECLARACIÓNDE PRINCIPIOS Y DE VALORES

Tras los análisis y comentarios aquí realizados, el “Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional“ (MCRC), del que soy portavoz, hace esta declaración de principios y de valores:

I. Porque los seres humanos no nacen iguales en capacidad física y mental, ni en condición social, la Sociedad y el Estado deben garantizar la igualdad de derechos y de oportunidades.
II. Porque existe un imperativo moral en todas las conciencias, es condenable el oportunismo personal, social y político.
III. Porque los individuos no pueden desarrollar sus vocaciones ni sus acciones fuera del contexto social, la lealtad es fundamento de todas las virtudes personales y sociales.
IV. Porque los españoles padecen temores derivados de su tradicional educación en el Estado autoritario, sólo la valentía personal puede crear la fortaleza de la sociedad civil frente al Estado.
V. Porque durante siglos se ha sacrificado y despreciado la inteligencia y el espíritu creador, apartándolos de los centros de enseñanza, del Estado y de los Partidos, esas facultades individuales han de organizarse para tener presencia activa en la sociedad civil.
VI. Porque la decencia constituye el decoro de la civilización, la sociedad civil debe civilizar a los Partidos y Sindicatos, sacándolos del Estado.
VII. Porque entre el Estado de Partidos y la sociedad civil no existe una sociedad política intermedia, la parte más civilizada de aquella debe orientar la formación de ésta, sin el concurso del Estado.
VIII. Porque la política afecta al universo de gobernados, si el lenguaje de políticos y medios comunicativos no es directo, correcto y expresivo del sentido común, disimula una falsedad o esconde un fraude.
IX. Porque no son legítimas las razones ocultas del poder político, siempre será ilegitima la razón de Estado.
X. Porque a la razón de gobierno sólo la legitima la libertad política de los que eligen el poder ejecutivo del Estado, son ilegítimos, aunque sean legales, todos los gobiernos que no son elegidos directamente por los gobernados y no pueden ser revocados por éstos.
XI. Porque la razón de la ley está en la prudencia de legisladores independientes, elegidos por los que han de obedecerlas, no son respetables, aunque se acaten, las leyes emanadas de Parlamentos dependientes del Gobierno.
XII. Porque la razón de la justicia legal está en el saber experto de una judicatura independiente del gobierno y del parlamento, no pueden ser justas ni dignas las resoluciones de una organización judicial dependiente de ambos poderes.
XIII. Porque la razón del elegido está en el mandato unipersonal, imperativo y revocable del elector, es fraudulento el sistema proporcional de listas, que sólo representa a los jefes de partido.
XIV. Porque los medios de comunicación forman la opinión publica, no puede ser imparcial ni veraz la información controlada por un oligopolio de poderes económicos.
XV. Porque la corrupción es inherente a la no separación de los poderes estatales, sólo la puede evitar, con su separación, el recelo y la desconfianza entre sus respectivas ambiciones.
XVI. Porque las Autonomías fomentan los nacionalismos discriminadores o independentistas, deben ser compensadas integrándolas en la forma presidencial de Gobierno.
XVII. Porque las Autonomías fomentan gastos públicos improductivos, sus competencias susceptibles de ser municipalizadas deben de ser transferidas a los Ayuntamientos.
XVIII. Porque la Monarquía de Partidos carece de autoridad para garantizar la unidad de la conciencia española, y ha sido foco de golpes de Estado y corrupciones, debe ser sustituida por una República Constitucional, que separe los poderes del Estado, represente a la sociedad civil y asiente el natural patriotismo en la forma presidencial de Gobierno.
XIX. Porque la única razón de la obediencia política reside en el libre consentimiento de los gobernados, éstos conservan su derecho a la desobediencia civil y resistencia pasiva, sin acudir a la violencia, frente a todo gobierno que abuse del poder o se corrompa.
XX. Porque el pasado no puede ser revivido, sin imponerlo la fuerza del Estado, no es posible la restauración pacífica de la II República, cuya forma de gobierno parlamentario tampoco era democrática.
XXI. Porque el sistema de poder de las naciones europeas, ideado para la guerra fría, no es democrático, los españoles están obligados a innovar su cultura política para llegar a la democracia como regla formal del juego político.

Por lealtad a la sociedad civil, los Partidos Políticos, Sindicatos y Organizaciones No Gubernamentales no pueden ser financiados por el Estado; y por lealtad a la conciencia personal de los integrantes de este Movimiento de Ciudadanos, el MCRC no se transformará en partido político, y se disolverá tan pronto como su acción se agote con el referéndum que ratifique la Constitución democrática de la III República Española.

Anuncios

275 thoughts on “DECLARACIÓNDE PRINCIPIOS Y DE VALORES

  1. Francisco says:

    En veinte principios, la síntesis del ideario político y cultural del Movimiento de los Ciudadanos hacia la República Constitucional. Un movimiento que nos llevará a la libertad política a todos los españoles y hará que España sea en palabras de Vicente Dessy Melgar “ejemplo de libertad política en Europa Continental e Hispanoamérica“. Es difícil decir tanto en tan pocas palabras.

  2. Francisco says:

    Aprovecho para avisar a los miembros del Movimiento de los Ciudadanos hacia la República Constitucional que la asamblea fundacional será la guinda de toda una serie de actividades que deberemos realizar antes para poder asegurar que dicha asamblea sea un éxito rotundo.

    Un ejemplo de una de esas labores que tendremos que hacer es la edición de los principios del Movimiento de los Ciudadanos hacia la República Constitucional expuestos en este artículo, y su posterior reparto en conferencias, universidades, colegios mayores y otras organizaciones.

    Todos queremos que tenga lugar cuanto antes, pero siempre y cuando tenga éxito, puesto que va a ser nuestra “puesta de largo“ en la sociedad española. Ello exige que tenga la máxima repercusión posible, lo que implica planificar y ejecutar (en el sentido de hacer) una serie de tareas previas para que sea el gran éxito que deseamos. Aquí aplica un refrán español que dice “vísteme despacio que tengo prisa“.

    Saludos

  3. Raul Alfaro says:

    Para Republicano sin pasado:

    Estas muy preocupado por que sea D. Antonio el portavoz, se transluce una animadversion personal, serias tu acaso mejor portavoz? o conoces a alguien mejor? si es asi haznoslo saber que cualquier aportacion honesta siempre es bienvenida.
    Insistes en defender sus parlamentos y sus elecciones, en fin su sistema, no has entendido que esta podrido ???
    Que importa este PSOE? acaso no te acuerdas de los GAL, de su venta de la industria nacional, de su financiacion con Filesa y con los alemanes de Flinck?? del escarnio de su choriceo? hasta de escuchas ilegales del CESID? Que tipo de sistema permite eso??: uno corrupto desde lo mas alto..desde la jefatura del estado. Un sistema en el que vale todo para ganar las elecciones del 14M, insisto: vale todo, caiga quien caiga.
    Para mi ese partido vale lo mismo que vale la palabra de su lider.
    Salud y Republica.

  4. Francisco says:

    Debido a la responsabilidad que supone ser editor de este blog y a la aparición de una persona que se dedica a escribir comentarios provocadores de carácter ofensivo y personal (en jerga de Internet, estas personas se llaman trolls), he configurado un filtro para nuevos comentaristas. Sus mensajes serán publicados tras pasar por el filtro para evitar faltas de educación y de respeto.

    Pido disculpas a los nuevos intervinientes por el tiempo que tardarán sus comentarios en ser publicados a través del filtro. Gracias por la comprensión de todos los lectores.

    Saludos

  5. María fernández Cadierno says:

    Buenos dias a todos.

    Un día más de soportar y comprobar todas las chorradas y mentiras que cuentan los medios, moviendo a las masas en su propio beneficio.

    Menos mal que nuestro instinto básico, nos permite diferenciar a la perfeción las gentes y las miradas nobles incluso a las que debido al reboce social estan semiatontadas, pero la esencia subyace. Como dice el dicho ” la cabra tira al monte ” (tanto si es positivo como si es negativo).

    Vamos a ver señores: si a ustedes les dicen que les pagen unas vacaciones a juancar y family ¿se las pagarían?, pues no, porque no se las pagan ni a su madre que la dejan en el geriátrico más cercano. Y ahora aunque uno no quiera ver, tienes que oir aunque sea de refilón y sin interes que Leticia, que Leonor… pero no somos todos de piel y hueso, que la sangre azul no existe, que sólo son unas familias que viven genial del chupeteo que nosotros inmersos en un sistema corrupto mantenemos a nuestro pesar.

    Los políticos subidos a la poltrona, adheridos al chupeteo de la corona, consiguiendo contactos que les permitan vivir perse sin marcarla una vez que dejan el cargo. Aqui el caso es vivir a cuerpo de rey sin marcarla y con una influencia que dice si te pasas te corto el gañate, bichos repugnantes todos, creo que pocos se salvan.

    Los judios, ya marean con su holocausto, que hay muchos holocaustos en el mundo y nadie lo dice, que ya cansa, que ya lo sabemos, que solo lo hacen para tirar de la teta alemana, y seguir influyendo en el mundo, la usura es su practica desde tiempos inmemoriables, antisemita no señores, la verdad, hecho desgraciado en la historia pero como otros muchos que nadie recuerda.

    A mi modo de ver el mundo tiene de jefe el dinero manejado por multinacionales que pone y quita gobiernos sino se cumplen sus espectativas, una superempresa planetaria, tipo supercúmulos de galaxias. y los judeos en la sombra comandando la nave siempre. Ya podían utilizar su dominio en bien social y olvidarse de la usura y el yo soy mejor que nadie de una vez por todas.

    Tarea dificil D,Antonio en un mundo tan magreado y maleado, pero no imposible, ánimo y a hacer lo mejor que uno pueda las cosas en los 4 dias que vivimos, porque todos nos vamos al hoyo aunque la humanidad se olvida de ello con facilidad.

    Salud y República.

  6. Antonio Garcia Trevijano says:

    Gracias a Raul Alfaro por la decencia que inspira su comentario, y gracias tambien a Maria Fernandez por su fe en la posibilidad de realizar los objetivos del MCRC, aunque no es pertinente expresar aquí sentimientos personales sobre cuestiones ajenas a esos objetivos, conforme hemos acordado. Salud y lealtad.

  7. Isabel Arranz says:

    Bonitas ideas, pero utópicas, me han dicho unos. Es un pedante, muy agresivo y no tiene dotes de orador, me han dicho otros. No puede hacer nada, no le conoce ni el gato, otros.
    No estamos acostumbrados a oir hablar a alguien con certezas. No es utopía una forma de gobierno que tiene sus reglas claras, otra cosa es llegar a ella pacíficamente.
    Por cierto, nadie ha hablado de alguna forma de colaboración económica para conseguir los fines del MCRC (esperemos que no sea mucho tiempo ya que se disolverá cuando se consiga el objetivo)

    Una anécdota: ayer compraba un par de libros a mis hijas en el corte Inglés y pregunté por el libro de García Viñó.No lo tenían por supuesto, mi marido dice, ¡pero si eso no lo conoce nadie! y a los ¡10 minutos! mientras pagábamos, otra persona preguntó por “El país, la cultura como negocio y mi marido se quedó de piedra

  8. Isidro says:

    Quiero decir,que intuyo que lo que propone el MCRC no es para nada utópico.Tengo la sensación de que va a pasar algo similar a lo que ocurre en un volcán,puede que la erupción se esté preparando durante siglos y luego suceda todo vertiginosamente en días.
    He sacado esa sensacion,entre otras cosas,de una tertulia en una mesa de amigos,donde al final,uno ya se mostraba abiertamente de acuerdo con las tesis del MCRC,otro era más cauto pero se insinuaba a favor,y el que decía que era imposible,se fué a su casa con las ideas más revueltas que una sopa de letras.

    También quiero aprovechar,para proponer como medio alternativo de propagación del MCRC,que quien quiera escriba artículos a periódicos locales(cartas al director,etc…)para ir despertando a la gente del estado de confusión mental en que nos han tenido hasta ahora.El mío lo voy a titular ‘Por qué no voto’,¿y ustedes?.

  9. Antonio Marín Segovia says:

    Excelente síntesis que merece ser difundida a los cuatro vientos, para que así todos los ciudadanos españoles puedan ser conscientes de que sí existen alternativas a la actual situación de indolencia y resignación imperante…

    Se puede romper el cerco informativo, se pueden cruzar las fronteras y evitar la censura.

    Mi experiencia en internet y en algunos medios alternativos en papel, me confirman que sí existe interés y deseos por conocer y organizarse alternativamente, lejos de los cauces tradicionales y ya tan manidos y desprestigidos.

    Todo es cuestión de constancia, tenacidad y coherencia personal.

  10. Pla (Club Republicano) says:

    En el mismo sentido expresado por Pedro M. González, indico mi total acuerdo con los XX puntos establecidos. Es posible que una lectura más reposada aconseje introducir precisiones o adiciones. En todo caso, quedo a disposición del MCRC para el desarrollo del proyecto planteado.

    Salud y República

  11. maria says:

    En absoluto estoy de acuerdo con tú censura. Cometes Francisco un error grave. Espero que rectifiques. Gracias.

  12. vilamallén (CR3) says:

    “De un Sinaí digital, virtual, casi inhumano,
    ha descendido D. Antonio García Trevijano,
    travestido en Moisés republicano,
    con 20 puntos redactados por su mano.”

    Tal que Pla y Pedro M. González, compañeros en el Club Republicano, declaro mi acuerdo con la declaración de principios que supone el presente post.

    ¡Viva el MCRC!
    Salud y República

  13. lohablo says:

    Concretan fehacientemente los sentires que rigen cada una de las palabras de los que han hablado, haciendose de esta manera disposición escrita y precisa de lo más urgente y claro en cuanto a labor política por hacer o sacar adelante.Los principios XII-XVI, me parece improrrogable su virtud intrinseca.
    Enhorabuena
    Unicamente, contrariedad por que no se haga partido el movimiento, pues no todos los partidos han de regirse por las misma dinámica y jerarquias burocráticas, ni por el nivel de aferramiento personal a cargos nuevos.

  14. David Serquera says:

    Estimado don Antonio, miembros del MCRC,
    Declaro mi adhesion a los principios aqui expuestos que son una sintesis de lo discutido en este blog desde su apertura. La unica duda es por que el ultimo parrafo del articulo se ha sacado de los principios vinculantes. Uno de los temas que nos ha traido de cabeza y nos traera es la conversion en un partido politico, cuando asomen los caudales estatales o no estatales al abrigo de nuestra hegemonia, las ambiciones por el poder, o la impaciencia podran hacer resurgir la idea de la conversion en partido politico. Es lo peor que nos puede pasar y creo que deberia formar parte de los principios vinculantes la no conversion en partido politico y la disolucion alcanzada la constitucion democratica. Si no se hace aqui propondre que se vote su inclusion en la asamblea fundacional.
    El punto V podria englobar ademas de partidos a los sindicatos y ONG.
    Un saludo.

  15. maria says:

    Es obvio Isidro qué yo no voté. La OTAN, fue el final de una mierda que aparecía y se manifestaba continuamente.

    El señor Trevijano, tiene un compromiso y creo que lo realizará. Ojala viva lo suficiente y lo vivamos todos para conseguirlo.
    Saludos

  16. MessageInOut says:

    Coincido con María.

    Es un error grave censurar los posts, por perversos y mendaces que sean. Yo mismo soy calificado como troll en otros foros, en los que entro propagando el republicanismo constitucional. De hecho, me han expulsado varias veces de foros de izquierdas y derechas, ya ni me extraño por ello. Y a muchos de mis compañeros de Ciutadans Lliures (no nos confundáis con el partido de Arcadio Espada), igual.

    Cosa diferente es la eliminación sistemática del insulto, que suele hacerse mediante filtros de palabras. A eso, nada objetaría. O de establecer un tiempo entre mensajes, para evitar el spam. O limitar la longitud de los mismos, aunque yo sería el primer perjudicado por esa medida. En fin, herramientas de Owner de Blog…

    Pero creo que este blog ha de resistir por sí mismo la oleada de porquería que se va a verter sobre García-Trevijano, que sólo será un remedo de la que, más profesional y sistemáticamente, harán periódicos y tertulias televisuales. Mierda como la del 94, cuando se le acusaba de haber sido nombrado Presidente de la III República en la sombra en un chalet de Marbella, al amparo de Mario Conde. O la de que conspiró contra Garzón para encarcelar a Polanco. “This is bullshit!” Se cae por su peso que no puede autonombrarse uno Presidente sin elecciones, más que en ?frica; y que a Polanco, supremo y fáctico Poder, sólo lo encarcelará el Poder Judicial del Pueblo Español Libre por graves y reiterados atentados contra la libertad de prensa y opinión, por sus prácticas monopolísticas, además de por el vengativo linchamiento del juez Gómez de Liaño. Algún día. Todo se andará.

    No. No vale la pena censurar nada. Piensa que, como Censor, tienes un poder especial que te permite manipular, en cierta medida, la verdad. Y que, por ello, una vez establecida la censura, todo el contenido del Blog será sospechoso de parcialidad y de endeblez formal. Flaco favor le haces a Don Antonio con eso, que si de algo puede presumir es de la consistencia de sus ideas.

    Déjalos, Francisco, es mi consejo. El espectáculo de sus espumarajos será la mejor prueba de que vamos en la buena dirección. Recuerda la apócrifa cita de El Quijote, en realidad, de Orson Welles, en su guión de “Don Quixote”: “Ladran, Sancho. Luego cabalgamos.”

    Un republicano abrazo. ¡Hoy es un gran día!

  17. MessageInOut says:

    ¡Ah, amigo García-Trevijano, qué oportunidad la de su punto XVI! Descentralización, sí, pero hasta sus últimas consecuencias.

    La Autonomías no tienen ningún sentido, usted lo sabe, no son más que una consecuencia y un síntoma de la debilidad moral del Estado, y deben superarse descentralizando aún más, por acrecencia del espíritu que las creó.

    Una genialidad, lo veo clarísimo. Le felicito.

  18. pepe fernández says:

    Ya tenemos la Declaración de Principios, con los que no solamente estoy de acuerdo sino que me identifico y me sumo con ellos. Aquí está la primer nota de la voz defensora y activa de la Libertad Política secuestrada por los liberticidas de la transición. La primera piedra del robusto edificio, ha sido hoy colocada en su lugar.

    Respecto a la eliminación de posts que tienen como objetivo calumniar, pues no se aportan pruebas de las afirmaciones escandalosas que sostienen contra el Portavoz o Miembros del MCRC, tienen que ser lógicamente filtrados. Conviene dejar esto claro mediante la publicación de la Política Editorial de este blog, pues nadie podrá afirmar entonces que se hace una censura, por definición arbitraria, a las intervenciones si el filtro responde a la violación de algunos de los puntos de la Política Editorial. En todo caso, a efectos de imagen del MCRC, conviene primero dejar que el potencial troll publique, advertirlo de acuerdo a las normas editoriales del blog y si hace caso omiso una segunda vez, bloquear ya en lo sucesivo el IP (o algo más fiable, el IP no es suficiente) especificando el punto de la política y normas editoriales que han justificado su filtrado.

    La seguridad del Blog a ataques futuros de crackers, cosa que estoy seguro se producirán conforme el MCRC empiece a ser más conocido, es algo también mandatorio. Estoy seguro que Francisco habrá pensado también en ello.

    Salud República y Lealtad

  19. maria says:

    Trevijano és autentico,és leal,honesto y revolucionario. Cuando entra en debate se le entiende, vá al grano , és conciso y .etc.

  20. David Serquera says:

    Estoy de acuerdo con Pepe Fernandez encuanto a lo de las advertencias y la politica editorial. Puede llegar un momento en el que suframos una invasion de trolls que bloqueen el blog.Un saludo.

  21. Juan Moreno. says:

    Debido a la carga ideológica que encierran algunos de los puntos que enumera el portavoz Sr. García Trevijano, no puedo definir mi aceptación a la totalidad, con la lealtad que requieren mi honor personal y la del MCRC.

    Falto de aclaraciones sobre ellos y conocida la trayectoria de D. Antonio, acepto el seguir apoyando al MCRC y colaboraré con mi medida en su proyecto y en sus actos previos, a la proclamación de la futura III República.

    Y reitero una vez más lo necesario de programar algún tipo de reunión en Barcelona, para intercambiar impresiones y pareceres sobre como aumentar el hecho de que el MCRC se convierta en un catalizador para aumentar la abstención en las próximas elecciones catalanas.

  22. MessageInOut says:

    Para Pepe Fernández (17): Con todo el respeto que me mereces, que es mucho:

    “Querido Administrador: no necesito que filtres los contenidos de los posts, porque mi cerebro ya sabe filtrar tan bien o mejor que el tuyo. Gracias.”

    El único filtro defendible sería el que el propio García-Trevijano impusiera ante calumnias e insultos que no tiene por qué aguantar. Si él lo hace, bien estará.

    Pero, eliminado el insulto o la calumnia, debe poderse leer el resíduo de la discrepancia de ideas, porque estoy deseando que los partidarios de carné del PSOE vengan y nos expliquen su republicanismo federal de partidos a la alemana. Para poder sacarlos del error a ellos o, al menos, al resto de los lectores, que puedan dudar sin ese debate.

    Para María (18): Afortunadamente, la verdad de un argumento ni siquiera depende de la honradez de quien la dice, que por veraz que sea, podría estar equivocado, sino del propio contenido del argumento: Cuando es cierto, adquiere un brillo especial parecido al de esas fórmulas matemáticas simples que describen fenómenos físicos aparentemente complejos.

    Ni siquiera aunque alguien me demostrara con fotos y actas notariales que García-Trevijano fue dictador antropófago de un país centroafricano, allá por sus años jóvenes, dejaría de creer que lo que dice hoy es verdad. Porque mi certeza no sale de la confianza en él (que es mucha), sino de la confianza en mí mismo y en mi propio criterio para discernir que lo que Antonio García-Trevijano dice ES LA VERDAD.

    Salud y República Constitucional.

  23. MessageInOut says:

    Táchese ese abominable “resíduo” y escríbase “residuo”. ¡Maldito catalán en vena! Gracias.

  24. jesu de Linares says:

    ¡Gracias, Ansaldo! He podido leer y descargado la información del Mundo de Huelva.

    Gracias también a todos los miembros de este MCRC.

    D. Antonio, para usted todo mi agradecimiento, le sigo desde La Clave, soy un alumno de usted Maestro, un leal alumno. Yo soy yo y Antonio García-Trevijano Fortes.

    He pedido también en la librería el libro de Manuel García Viño.

  25. Juan Moreno. says:

    No entiendo estas disputas infantiles sobre censura y competencias.

    Este blog pertenece a D. Antonio García Trevijano y es un blog “personal”.
    Puede hacer en él lo que crea conveniente.
    El lo define como Movimiento de Ciudadanos para la República Constitucional.

    Aquí en la RED hay un blog que se define como el lugar de encuentro y coordinación en Internet del Movimiento Ciudadano por la República Constitucional.

    Creo que es a éste último al que deberían acudir todos aquellos ciudadanos que quieran información, aclaración o dirimir conceptos con los integrantes del MCRC.

    Para revitalizar la asistencia al blog hay que diseñar una nueva web, por lo que sería necesario crear algún tipo de ayuda económica para ello.

  26. carabales says:

    Creo sinceramente que este interesante borrador de declaración de principios debe ser trabajado todavía con constancia y estoy seguro de que AGT lo hará. A vuela pluma llamo la atenció sobre el punto X donde se habla de Parlamentos dependientes del Gobierno: yo diría quizá mejor, “dependientes de los partidos”. Sobre el XV, donde las autonomías quizá son tratadas con excesivo desdé, pues hay valores en ellas (el propio AGT reclama la descentralización hacia los Ayuntameientos, como no podía ser menos en un demócrata municipalista)que el Estado jacobino, por muy claros que estén los principios,es porbable que nunca garantice. Creo que en el XII, la expresión “sistema propocional de listas” debería ser sustituida por otra más concreta, y de paso, debería explicarse qué tipo de listas queremos, una vez dicho que las cerradas no dan de sí más que lo que ya sabemos, y las abiertas fracasaron –según AGT– en Italia. Me inquieta la contndencia con que se invoca el derecho a la desobediencia en la medida en que ello podría ser válido para cualquier régimen, dado el carácter inevitablemente subjetivo de nuestra interiorización de las intenciones. En fin, no creo que se pueda renunciar de entrada a TODO lo que contienen las democracias europeas diciendo que no hay en ellas “nada aconsejable”. Por último, no caigan en la tentaicón de la censura: un blog, y más un sitio centrado en un personaje capaz como AGT de decir en voz alta cualquier cosa que estime pertinente, debe aguantar la “contra” estoicamente.

  27. Leonardo Balmaseda says:

    Era imprescindible la publicación de los principios vinculantes del MCRC por varias razones que paso a exponer.
    El tiempo transcurrido desde la aparición del blog, el 13 de mayo de 2.006, con el primer artículo de D. Antonio.
    La percepción personal, espero que compartida por todos, de que hemos avanzado mucho en la formación teórica, al haberse analizado las cuestiones más relevantes en lo político, social y cultural que incumben a la revolución política y cultural que habrá de traernos la libertad política sin restricciones, y que quedará plasmada en la nueva Constitución de la República Constitucional.
    Considero que los principios recogidos en nada se apartan de lo debatido y tratado en estos meses. La síntesis, pues, me parece correcta y asumible desde las más variadas posiciones ideológicas. Un manifiesto político de contenido más amplio hubiera, a mi entender, abierto flancos por donde se introducirían elementos de discordia que debilitarían, desde su nacimiento al colectivo. Por eso no entiendo muy bien el comentario 20 de nuestro amigo Juan Moreno, sobre la carga ideológica que él ve en alguno de los puntos.
    En esta ocasión puede que “un fantasma…” recorra España y Europa, pero éste no es el de una clase social frente a otra, sino el de la mayoría frente a la minoría oligárquica que siempre en la historía del constitucionalismo ha desconfiado institucionalmente de la acción política colectiva de los ciudadanos.

    Felicidades a D. Antonio y a todo el MCRC.

    Salud y república

  28. lohablo says:

    la muletilla que antecede o antepone a cualquier consideración realizada la frase ” su comentario está pendiente de aprobación” hace pensar que lo que está pendiente de aprobación es la persona y no el contenido, quién escribe y no lo qué escribe recibe el aviso primero para su paso o vuelta a los corrales..Me parece un error y un intento de esquilar la larga cabellera de la libertad de expresión, que crece a pesar de la acción humana.

  29. lohablo says:

    El punto o nervio más importante, a mi entender, es el que deja sin una actividad o naturaleza jerárquica y superior a los partidos , sindicatos, los deja al manejo de su propia fuerza y honradez, y no parapetado en el presupuesto sucesorio; si fuera desarrollado equipararía rápidisimamente a gobierno con ciudadanos; nadie en su juicio sano dejaría de hacer las cosas por el bien de la comunidad nacional; exclaustraria por siempre el concepto interiorizado y activo de políticos clase aparte y apartada del resto de ciudadanos de un estado; y por último abriria extraordinariamente el abánico ya entreabierto sobre la legítimidad de la ideología para imponer por principio de partido ciertas estrategias y ritmos finalisticos. Salud sea.

  30. Anónimo says:

    Para Juan Moreno (23).

    No percibo, Juan, ninguna disputa. Sólo contemplo opiniones de personas muy válidas, tratando de ponerse de acuerdo sobre un asunto que nada tiene de infantil. Tú mismo tratas de encontrar las claves del asunto: ¿Es sustancial que este blog sea propiedad privada? No, ni hablar. Este es el blog más ideológico-dogmático que hay en la Red, y el más revolucionario. Si alguna propiedad importante tiene D. Antonio García-Trevijano es su intelecto y sus conocimientos, y ya los está compartiendo. Es, por lo tanto, un blog privado con vocación de utilidad pública.

    Zanjado eso, contemplemos la segunda parte de tu post, interesantísima: “Es un blog que se define como el lugar de encuentro y coordinación en Internet del Movimiento Ciudadano por la República Constitucional.” El que se trate de un lugar de encuentro y coordinación implica la necesidad de opinar, que es, ni más ni menos, lo que María y yo estamos haciendo, igual que el resto de los que opinan de manera diferente, y que puede que sean, no lo niego a priori, los que, en realidad, tengan la razón. Eso no importa. Lo que verdaderamente importa en que mantengamos empíricamente, a machamartillo, la certeza de que, aquí, la LIBERTAD DE OPINIÓN no se reprime jamás.

    Un abrazo.

  31. messageinout says:

    Para Juan Moreno (23).

    No percibo, Juan, ninguna disputa. Sólo contemplo opiniones de personas muy válidas, tratando de ponerse de acuerdo sobre un asunto que nada tiene de infantil. Tú mismo tratas de encontrar las claves del asunto: ¿Es sustancial que este blog sea propiedad privada? No, ni hablar. Este es el blog más ideológico que hay en la Red, y el más revolucionario. Si alguna propiedad importante tiene D. Antonio García-Trevijano es su intelecto y sus conocimientos, y ya los está compartiendo. Es, por lo tanto, un blog privado con vocación de utilidad pública.

    Zanjado eso, contemplemos la segunda parte de tu post, interesantísima: “Es un blog que se define como el lugar de encuentro y coordinación en Internet del Movimiento Ciudadano por la República Constitucional.” El que se trate de un lugar de encuentro y coordinación implica la necesidad de opinar, que es, ni más ni menos, lo que María y yo estamos haciendo, igual que el resto de los que opinan de manera diferente, y que puede que sean, no lo niego a priori, los que, en realidad, tengan la razón. Eso no importa. Lo que verdaderamente importa en que mantengamos empíricamente, a machamartillo, la certeza de que, aquí, la LIBERTAD DE OPINIÓN no se reprime jamás.

    Un abrazo.

  32. juan a. jiménez says:

    Enhorabuena por la declaración de principios vinculantes del MCRC.
    Coincido con los mismos en un 100%. Discrepo con los que piensan que la descentralización es panacea del buen funcionamiento administrativo.
    Pagamos administración europea, administración central, administración autonómica, administración provincial(diputaciones) y administración local y ¿funcionamos bien?. Acepto sugerencias de alquien que me indique el pais con administración totalmente descentralizada del estado que funciona de manera que nos sirva de modelo.
    A lo que iba; divulguemos estos principios entre nuestras amistades, nuestras comunidades, nuestros compañeros de trabajo. Es necesario enterrar para siempre estos espectáculos que nos brindan cada día las dos desgracias que tenemos por Partidos. Son hijos de la Transición y Padres del saqueo de España y de nuestros bolsillos.
    Un cordial saludo a todos

  33. lohablo says:

    Los principios no solo son bastantes, sino que tienen en común algo que los distingue de otros, que representan la perfectibilidad humana en sus relaciones tipicamente políticas; no dejan en balde nada humano, no urden grandes palabras para pequeños propósitos; al contrario hacen hincapié en la estabilidad y aprecio que pudieran surgir de ellas si a ellas se hiciera de común acuerdo caso; no vienen de un volapié imaginativo sino que estudiadas, en el laboratorio humano hunde su materialidad en la necesidad ya sí casí metafísica de las mismas. Pues esto al rededor huele a podrido. Algo huele a podrido en Elsinor!

  34. messageinout says:

    A Carabales (28):

    No puedo compartir tus correcciones al Manifiesto.

    La primera, en X, “los partidos” en lugar de “el Gobierno” es inexacta. Los Parlamentos no dependen de los partidos, sino del Gobierno. Si fuera como dices, aún habría restos de la separación de poderes. Es el Gobierno el que controla el Parlamento, porque su Presidente es el líder o cabeza de lista del partido más votado de la coalición que lo forma o respalda.

    Rechazo tu corrección al XV, porque no veo ninguna utilidad en las Autonomías, ni siquiera para desjacobinizar al Estado. El Estado tiene otros problemas mayores que ese jacobinismo, inapreciable por inexistente. Para mí, XV, se explica en mi post (18).

    En cuanto a XII, no admite corrección, es perfecto. Porque no queremos ninguna clase de listas, ni abiertas ni cerradas, sino elecciones en circunscripciones unipersonales a dos vueltas.

    Y el colofón, en XVIII, lo que hace verdaderamente valiente y revolucionario el manifiesto es su invocación de la desobediencia civil pacífica. Me ha emocionado la coincidencia con García-Trevijano también en eso, que es algo de lo que vengo hablando desde hace meses en otros foros.

    No, Carabales. El Manifiesto está muy, pero que muy pensado. Créeme.

    Saludos cordiales.

  35. Francisco says:

    Como el anuncio de la política editorial del blog respecto a comentarios ofensivos parece no haber sido entendido por algunos lectores del blog, voy a recordar algunos puntos:

    1. El texto literal del anuncio es “he configurado un filtro para nuevos comentaristas. Sus mensajes serán publicados tras pasar por el filtro para evitar faltas de educación y de respeto“. Exclusivamente. Si alguien piensa que debería dejar sin borrar un comentario en el que, por ejemplo, un lector se acuerde en términos poco cariñosos de la madre de otro, que escriba por qué. A mí me parece una falta de educación y respeto.

    2. Se puede opinar sobre el comportamiento y las ideas de una persona y criticarlos abiertamente. Ello no da derecho a insultar a esa persona. Si queremos dedicarnos a ello, existen otro tipo de webs en Internet dedicadas al chismorreo, y creo que este blog no es uno de esos sitios.

    3. Quisiera saber en qué se parece lo dicho en los puntos 1 y 2 a la aplicación del concepto censura. Hasta ahora, y espero que la situación continúe igual en el futuro, y que se extienda al resto de España (del que éste es un rinconcito virtual) ha habido total libertad de opinión en este blog.

    Para terminar, si la mayoría de nosotros está de acuerdo en permitir la publicación continuada de comentarios insultantes, levantaré el filtro y pediré disculpas.

  36. Antonio Garcia Trevijano says:

    a los comentarios 7,3,9,10, 16, 17 y 18

    Es alentador que hayais comprendido en el acto la importancia de esta declaracion de principios. A vosotros,Pedro, Isabel, Isidro, Antonio, Messgein, Pepe y Maria, que no habeis hecho reservas, os doy esta explicacion:

    1. Salvo los puntos VIII, XIII, XIV, XVI, XVIII y XX, todos los demas son sintesis “Tras los analisis y comentarios realizados aqui”. Así pues todos ellos habian sido aprobados ya de antemano.

    2. Aunque los puntos VIII (razon de Estado)y XIV (desconfianza entre ambiciones sepradas),no han sido objeto de analisis especificos, se desprenden de los temas tratados y aprobados antes.

    3. Era consciente de la novedad de los puntos XIII, XVI, XVIII y XX. Es pues legitima la discrepancia sobre ellos. Y quien no este de acuerdo que lo diga y explica sus razones. Los incluí porque no imaginé la posibilidad de que no fueran aceptados en todo, o en parte, y porque pense que podían ser analizados y comentados en artículos posteriores.

    4. En la cuestion del filtro, confio totalmente en la probidad de Francisco, y no me parece decente que en este blog, donde se concentra la decencia, puedan tolerarse insultos a mi persona (de un maniaco cuyo nombre conocemos), faltas de educacion o de respeto, como dice expresamente la nota de Francisco, a quien le agradezco que le haya cerrado el paso. Es pura demagogia la critica de que ese stop es una censura ideologica. Las difamaciones me importan un bledo,y siempre he contado con ellas. Pero ahora no se trata de mi, sino del prestigio del MCRC. Y, al menos yo, no admito que en mi casa se falta el respeto a nadie. Sin embargo, si la demagogia persiste, no pondre objecciones, pese al daño de la estética, a que ese maniaco siga exhibiendo su manía en mi blog. Hasta pronto. Espero vuestros comentarios sobre la oportunidad de la Declaracion, la posibilidad de editarla, como dice Francisco,y si debemos debatir los puntos no analizados. Lealtad y lealtad

  37. messageinout says:

    Francisco:

    Nada que decir ni a 1. ni a 2. Por lo tanto, tienes razón en 3. Quiero que te quede muy claro que te apoyo en los tres puntos. No te he sabido entender.

    Porque de lo que hablas no es de un filtro de mensajes, sino de un chequeo previo del primer mensaje de los nuevos bloggers para comprobar que no son trolls propensos al insulto y la calumnia como todo argumento. Me parece muy bien, dado lo que se nos avecina.

    No obstante, habrás de ser rápido juzgando y sacarlos enseguida del congelador, si son gente normal; porque no hay nada que desmoralice más a alguien que se atreve a escribir aquí, que no ver su mensaje transcrito en el blog.

    Un abrazo.

  38. pepe fernández says:

    Sobre la magnífica Declaración de Principios.

    El IV me ha tocado hondo. Expresa con contundencia y claridad la triste historía y presente de EspaÑa que no logra asomar la cabeza en las ciencias y el pensamiento en general. Muchos lo han denunciado, recuerdo con emoción por lo inútil del intento, las quejas y críticas acertadas del único premio Nobel de nacionalidad espaÑola que hemos tenido en ciencia, D. Ramón y Cajal, él lo decía más suave, al carro de la cultura espaÑola le falta la rueda de la ciencia.

    D. Santiago, estoy seguro, que hoy, al leer esta Declaración de Principios, se sumaria con nosotros al MCRC y apoyaría sin reservas y con gran entusiasmo el reconocimiento de la ciencia y la inteligencia creativa que le es consustancial, como parte fundamental del basamento de la futura República Constitucional.

    Viva el MCRC!

  39. messageinout says:

    Por si (40) fuera poco, después de leer el último mensaje de García-Trevijano, que he visto una fracción de segundo después de publicar el mío pidiéndote disculpas, veo que existe, además, un problema desde hace tiempo con una mosca cojonera, del que nada sabía. Ya ves, Francisco. Sobran las palabras. Gracias por tu trabajo.

  40. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 11

    Querido Pla,

    Tu comentario no me ha parecido a la altura de tu coherencia mental y moral. Si crees posible que una segunda lectura mas reposada de la Declaracion, aconseje introducir precisiones o adiciones, ¿por qué no has esperado a leerla por segunda vez para hacer tu comentario?. Dicho como lo dices, das la impresion de que algo no te satisface y, dado tu prestigio en este blog, transmites inseguridad a otras personas menos cultas.

    No pongo en duda tus buenas intenciones, pero me has recordado ese hábito de los intelectuales españoles, que no tienen los extrajeros, de reservarse un poco de discrepancia cuando expresan su conformidad con la obra de otro. Siempre que oigo decir estoy de acuerdo con lo que dices en un 90%, tengo la certeza de que tambien lo estan en el 1o% restante. Pero de esa manera creen que salvan honor intelectual. No es tu caso, pero me has recordado ese habito.

    Cuando leas por segunda vez la Declaracion estaré encantado si puedes precisarla mas o añadir algo esencial que yo no haya tenido en cuenta. Con todo afecto, hasta pronto.

  41. David Serquera says:

    Creo que se debe editar la declaracion de principios tal como ha dicho francisco en el comentario 2. Para la edicion se necesitaran fondos que podriamos aportar voluntaria y anonimamente. Lo que vosotros sabreis mejor es si debemos estar constituidos legalmente o no para esto, y si es asi, como todavia no lo estamos, como podemos sufragar este proyecto. De cuanto sera la primera tirada, si queremos o no una edicion en buen papel, en que formato etc.

  42. MessageInOut says:

    Mi sensibilidad personal en el tema autonómico me ha impulsado a escribir el comentario (18), felicitando a Gracía-Trevijano por los puntos XV y XVI.

    Una conversación con un compañero del foro Ciutadans de Cataluña me hizo ver que el germen del federalismo estaba ya en la Constitución y que, además, el Estado de las Autonomías no pudo ser un efecto colateral del intento benéfico de desactivar las pretensiones separatistas de Cataluña o el País Vasco. Nadie en su sano juicio puede creerlo. Ningún médico alivia los temores de un enfermo de cáncer proponiéndole la inoculación unos cuantos virus y bacterias que pueden ser también letales. Creo que, en efecto, los redactores de la Constitución dispusieron en 1978 que España moriría, no del cáncer periférico del separatismo catalán y vasco, sino de su metástasis, que es el federalismo.

    García-Trevijano debe de saber si tengo razón o si se trató de llana ineptitud de los Padres de la Constitución. Personalmente, creo que el Estado Autonómico es uno de los mayores líos provocados por la clase política en toda la Historia Universal, y será en el futuro uno de los principales obstáculos para la recuperación de la Democracia en España.
    Me parece, por lo tanto, muy oportuno el punto que hace referencia a la descentralización de poderes de las autonomías a los municipios. Porque las pretensiones independentistas de algunas autonomías debieran paliarse mediante una dieta de adelgazamiento, abortando las transferencias del Estado e impulsando las competencias municipales. Me refiero a esas mismas autonomías que muestran hoy, gracias a Zapatero, sebosas panzas procuradas con su bulimia codiciosa y despilfarradora.

    Vamos, que no soy nada autonomista. No hay como vivir en Cataluña desde hace más de treinta años para no serlo.

  43. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 14

    Gracias por tu confianza, pero aun no comprendes ni por qué no seremos un partido, ni la naturaleza antidemocrática de la vida interna de los partidos. Si conocieras la sociología de los partidos, la que se hizo famosa en la segunda década del XX, no hablarias sin conocer a fondo la materia. Tu nombre de batalla es gracioso, pero en este blog deberias cambiarlo por Iopienso y hacer honor a tu nombre. Recuerda que Boileau ya recomendada la conveniencia de pensar antes de hablar. Con simpatía.

  44. carabales says:

    Pues no me convence del todo, querido Messageinout, porque es justo ese planteamienot maximalista el que me seduce pero, al tiempo, me inquieta. Si AGT no quiere utopías (se lo he escuchado hade días) deberíamos huir de los planteamientos que no sólo sin utópicos sino, probablemente, inviables. Por ejemplo, se puede conseguir –y por tanto luchar– por ese cambio de listas por el isistema de elecciones en circunscripción.
    En cuanto a que “es el Gobierno el que controla el Parlamento”, ¡qué más quiesiera ZP! En lo que llevamos de legislatura ha mandado casi tanto como el Carod y no digamos Maragall.
    En fin, lo del filtro es discutible, y entiendo las buenas razones de AGT. Pero yo creo que ni uno ni cien mastines ladradores deberían amedrentarnos. En tanto no obstruyan o lastimen el blog deberían dejarlos que vomiten lo que llevan dentro. Sin contar con que si yo estuviera seguro de la autoría de esa infamia, la denunciaría con todas sus letras.

  45. Juan Moreno. says:

    Procedo del PSUC y ultimamente ayudaba a ERC en las elecciones como interventor, creyendo que aumentaban las contradiciones del sistema.

    Visto el oportunismo de ERC y su vinculación con la clase partitocrática, los rechazo en la actualidad.

    Desde antes de la Santa Transición sigo todo lo relacionado con AGT. Siempre le he tenido como el político español más consecuente consigo mismo, claro, rotundo, nada retórico. Confío en él en la medida de mi racionalidad. Pero mi capacidad de asimilación es lenta y a veces no puedo conceptuar su pensamiento al haber un abismo entre mis conocimientos y su saber. Tengo que releer varias veces algunos de sus escritos para que mi asimilación sea correcta.
    Nunca he querido tener la fé del carbonero y caí en el oportunismo y posibilismo de la maldita transición por cobardía y falta de CULTURA.
    Cuando me entrego a algo lo hago con total lealtad.
    Siempre recuerdo aquello que decía D. Antonio de un filósofo creo que francés tan sublime de: “Un hombre ha de saber estar solo, em medio de todos y si es necesario en contra de todos.”

  46. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 15

    Planteas, amigo David, dos cuestiones distintas.

    En la del punto V tienes razon sobre la inclusion de los sindicatos, pero no en cuanto a las ONG, pues son organizacion civiles financiados por el Estado, pero no organizaciones estatales. Dare instrucciones a Francisco para que incluya los sindicatos.

    Siento no compartir tu criterio sobre la necesidad de integrar en la Declaracion nuestro compromiso de no convertir en partido al MCRC. Espero que estaras habituado a no mezclar materiales incompatibles en tus experimentaciones cientificas. Eso hariamos si lo que solo concierne al MCRC lo metemos dentro y al mismo nivel de lo que afecta a todos los españoles. Seriamos pretenciosos, y expuestos al ridiculo, si en una Declaracion, que debería ser el Preambulo de la Constitucion, hablaramos de nosotros mismos.

    Pero integrada, como parrafo aparte y final de los Principios, tiene una doble eficacia; proclamar urbi et orbe nuestra autoprohibicion, y obligarnos a introducirla en los Estatutos del MCRC, que aprobará la Asamblea fundacional.

    Si no estás de acuerdo lo propones alli, y alli te contestaré. Pero no es elegante que sin conocer los motivos, y antes de que yo te responda, plantees la disyuntiva de que o aceptamos tu criterio o lo propones en la Asamblea. Ese no es mi estilo, y no tengo el menor interes en que cambies de criterio. Si tan seguro estás de lo que exiges, no lo espero. Salud, amistad y lealtad.

  47. Leonardo Balmaseda says:

    Al comentario 47
    Amigo, Messagelinout. Espero que no te incomode un brevísimo comentario al por ti expuesto.
    Entiendo que la federación, el federalísmo nunca puede ser un pacto entre pueblos en condiciones de igualdad, sino entre estados independientes dotados de su propia soberanía.El federalísmo sería en España un pacto que separara las oligarquías regionales propiciando una formula confederal de Cataluña y el Pais Vasco con el resto de España con la Corona como factor de unificación.

    Un saludo

  48. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 18 y 19

    Tengo la ceteza de que habeis comprendido hasta lo mas profundo tanto el tema de la ciencia como el de las Autonomías. Es facil caminar con vocotros. Os agradezco la forma tan natural de expresar vuestra plena aceptacion de mi pensamiento politico. Salud, lealtad y amistad, queridos Pepe y Messagein

  49. David Serquera says:

    Querido don Antonio,
    Me despisto la palabra vinculante y pense en que los principios eran externos pero al mismo tiempo tuve la duda de que eran internos vinculantes para el MCRC por eso me extrano y dije que no entendi, a la espera de su explicacion, el ultimo parrafo. Me exprese mal cuando dije “si no se hace aqui” queria decir si no se discute, aprueba o rechaza aqui. Considero este un punto importante de caracter interno que debe quedar claro y creo que esta claro y asi quedara en los estatutos por lo que entiendo es su opinion y la de la mayoria de los participantes hasta ahora en el blog.
    Los veinte puntos me parecen muy importantes, ahora entiendo que son los principios de nuestro movimiento aplicables a la sociedad espanola. Si no es asi vuelvame a corregir, por favor, como cientifico experimental tengo tendencia a aprender de los errores.

  50. MessageInOut says:

    A (52).

    Posiblemente, Leonardo. Pero igual nos salen por otra parte, porque eso es lo que tienen los irresponsables, los locos y los idiotas, que no puedes predecir su comportamiento. Resulte federación o confederación, España está lista. Porque si la segunda sería una atrocidad, al ceder a las ambiciones de estado de unos pocos a un montón de ciudadanos cautivos (estamos acostumbrados los españoles que residimos en Cataluña a eso, a que los que no se sienten españoles se crean dueños de la opinión de todos), la primera sería aún peor: un nuevo “café para todos? que arruinaría definitivamente a España económica y moralmente.

    Yo lo veo así.

    Ah, y tiendo a no incomodarme con la gente honrada, Leonardo. Al contrario, estoy encantado de hablar contigo.

  51. Miguel de Mallorca says:

    Estimado D. Antonio:
    Cuente (¡faltaría más!) con mi total adhesión a los principios expuestos. Apoyo además la idea de editarlos y distribuirlos en medios de comunicación, universidades, ateneos y, si es preciso, me ofrezco voluntario a repartir folletos con “los XX del MCRC” en las calles de Palma y demás poblaciones de Mallorca. También puede contar, en la medida de mis posibilidades, con una aportación económica para sufragar gastos.

    Para Francisco:
    Yo no veo censura por ningún lado en tu propuesta para filtrar a los “trolls”. Yo creo incondicionalmente en la libertad de expresión, pero de ahí a que nos insulten…Adelante, haz lo que veas necesario en este tema. Cuenta con mi apoyo.

    Para David Serquera:
    Me han emocionado las líneas que me has dedicado. Quizás peque de excesivamente sentimental o entusiasta, pero tus comentarios son algo muy importante para mí, ya que te considero un sabio y, como tal, te admiro (y te aseguro que esto lo digo de corazón, y sin ánimo de halagar tu ego; creo que es la realidad, a tenor de tus intervenciones aquí). Considero que tendrás un papel fundamental en la Asamblea Fundacional. Tendré presente tu cosejo de dejarme caer por el diccionario, pero reconozco que me impone un poco. De todas formas, intentaré colaborar, te lo prometo. Espero con ilusión el momento en que nos conozcamos personalmente (para mí será un honor, te lo aseguro).

    Salud y lealtad para todos.

  52. MessageInOut says:

    Una de estas noches de verano, la pasé conversando hasta las tantas con un buen amigo sobre política, separación de poderes y democracia. Tras discutir mucho y dejar claros los conceptos, me dio de pronto un consejo sorprendente, quizá algo jocoso, pero lúcido dentro de lo que cabe, dado el ron que ya llevábamos ambos al coleto.

    “Si queréis instaurar la verdadera Democracia –me dijo–, debierais trazar un plan por fases. Y la primera fase, creo yo, es haceros todos monárquicos y exigir que el Rey asuma el Gobierno del Estado. Es más factible, habrás de reconocerlo, que imponer la República de golpe. Con el Rey asumiendo de verdad el Poder Ejecutivo, habría separación de Poderes, porque Ejecutivo y Legislativo enfrentados permitirían la independencia del Judicial. La segunda fase, sería acabar con la financiación estatal de los partidos y la instauración de las circunscripciones unipersonales para elegir el Parlamento: también sería más fácil, porque el propio Rey os apoyaría. La tercera, derrocar al Rey y elegir un Presidente de la nueva III República Española. Esta fase no será tan fácil, pero los españoles tenemos mucha práctica derrocando reyes.”

    ¡No me neguéis que es un estratega, el borrachín!

  53. David serquera says:

    Estimado Miguel de Mallorca,
    Cuando pueda conocerte sera para mi un honor. Creo que una de las cosas mas dificiles, por lo menos para mi, es la de aunar voluntades. Creo que tu tienes ese don natural. Siento que mis intervenciones esten marcadas por la prisa, ultimamente tengo poco tiempo para leer el blog. Sabio es don Antonio, un portento de la naturaleza, a los ochenta anos sigue luchando por la verdad como un joven sonador, y creo que se enfada en exceso consigomismo cuando no logra transmitir a los demas el jubilo de la verdad. Pero eso no es un defecto sino un rasgo de honradez, lealtad y perfeccionismo. Lo curioso es que a mi me emociona todo lo que escribe y eso que siempre he sido un culo de mal asiento. Los puntos XX III y IV del articulo de hoy me han llegado al corazon. Todo un portento de sintesis. Seguire dando guerra.
    Un saludo y hasta la vista.

  54. David serquera says:

    En cuanto pueda voy a publicar la declaracion de principios en mi blog. Sugiero a los que tengan uno que lo hagan y tambien sugiero que se quede como texto fijo en la pagina web del MCRC, que debe cambiar el por del titulo por el hacia.
    Un saludo.

  55. Alejandro Garrido says:

    Estimados Amigos:
    Llevo 7 siete horas sin despegarme del blog después del viaje de vuelta de vacaciones, sin haber faltado más de dos días a mi cita con el MCRC durante el mes de agosto, porque el día prometía. Ya lo creo.

    Considero que el día de hoy ya es histórico para este movimiento. Intuyo que a partir de la Declaración de Principios, a la que me sumo incondicionalmente, el aumento de la participación se va a notar. Yo mismo ya la he mandado a mis íntimos ,que conocen algo del blog por las charlas veraniegas que han terminado con desigual resultado pero que me han enseñado que hay que organizar a los ya convencidos como sugería al principio de esta singladura D. Antonio.

    Un apunte; he observado mayor dificultad e intransigencia a la hora de asimilar las ideas de los que no han seguido al señor Garcia-Trevijano en los últimos años u oyen hablar de él por primera vez. Es obvio. Lo que es sorprendente es ver que mi capacidad de síntesis para explicar los fines del movimiento y sus antecedentes es infinitamente mayor que hace dos meses por lo que aumenta la cantidad y sobre todo la calidad de la información que das. Que razón cuando se apuntaba que en este blog había la suficiente información como para que los neófitos en estas lides la asimiláramos rápido. Es la mejor Universidad Política que he conocido. Dinámica, participativa y en tiempo real. Que lujo, y encima al grano que no hay tiempo que perder.

    Sagaz planteamiento (enhorabuena a quien corresponda) el de explicar primero todos los conceptos que serán después piedra angular de la Declaración de Principios,debatirlos, ampliarlos y mejorarlos a través de un dialogo en el que el decoro y la inteligencia (entre otros valores) se imponen para adoptar esa nueva medida propuesta siempre y cuando contenga suficiente base argumental para rebatirla o bien ratificar por todos la ya expuesta. Que ejemplo de participación. Como dice el siempre interesante David Serquera (54) en una frase para enmarcar porque no se puede decir más con menos, tengamos tendencia a aprender de nuestros errores.

    A los ya clásicos (todos sabéis quienes sois) seguir en la misma línea. Vuestra virtud, entre muchas otras, es retroalimentar el MCRC desarrollando los temas expuestos y planteando nuevos.

    Al resto, animarles a participar con sus aportaciones, que se lancen al mundo de la Verdad y la Libertad.

    Una sugerencia me permito plantear y es la de tratar conseguir que D. Antonio participara en algún programa de televisión. Creo que el de Jesús Quintero sería perfecto porque parte de su audiencia sería muy receptiva a lo que allí se expusiera. Me parece que ya entrevistó a D. Antonio (no estoy seguro) pero el momento es trascendente y confío en que podría simpatizar con el MCRC. No se si mi ingenuidad proponiendo esto es grande pero podría a través de un amigo contactar con él e intentarlo pero seguro que dentro del MCRC habrá cauces más directos de conseguirlo en el caso que sea tenida en cuenta. Ya que usamos Internet no creo que haya problemas en utilizar otro medio de comunicación. Además un veto a estas alturas en la Primera sería difundido en la red lo que podría provocar un efecto de más publicidad al Movimiento y eso nos interesa. Me gustaría saber si esta opinión es compartida.

    Si mi intervención fuera precisa estoy a su disposición y mientras tanto continúo aprendiendo y dando a conocer al Movimiento en mi círculo.

    Confío con mucha más ilusión y esperanza ese día en que se disuelva el MCRC. Habremos tomado la Libertad.

    Pedir disculpas por la extensión y felicitar a los Amigos del MCRC en este ya emocionante día y en especial a D. Antonio; debe estar feliz y tiene por qué. ¡Esto marcha!

    SALUD y LEALTAD

  56. Manuel Llinás says:

    Felicidades por el progreso del MCRC, con el acto de Punta Umbría y la declaración de principios.

    Espero con impaciencia el análisis que motiva el párrafo XIII, y también el esbozo de soluciones para remediar este problema tan grave. ¿No es cierto que incluso en un país como EEUU, donde me parece que hay muchas pequeñas emisoras independientes de televisión, la formación de la opinión sigue estando en manos de varias empresas gigantes?

    Don Antonio, ¿tiene usted en mente algún artículo sobre la judicatura?

    Por último, me atrevería a sugerir una solución al problema de los energúmenos insultadores –si aún preocupa a alguien–. No sé si es factible: incluir, en algún lugar de la página, un enlace a un “almacén? de mensajes filtrados. Así, éstos no entorpecerían así la comprensión de las ideas ni ofuscarían a los foristas, y al mismo tiempo aliviaría posibles incertidumbres en cuanto a la existencia o no de censura.

    De nuevo muchas gracias por su labor a todos, especialmente a dion Antonio, y ánimo. ¡Viva la IIIª República Española!

  57. lohablo says:

    comentario

    Los principios pueden chocar con los intereses humanos. Refiero con esto la intención doble que puede tener cualquiera desde lo bajo o instintivo por hacerse con un nombre en la política más allá del que obra en el Registro Civil como propio, y por otro obrar casi sin enterarse, como sí no.De aqui también la necesidad de que nada sea retribuido, de que las cosas que se hagan salgan iguales de principio a fin, sin intermedio del dinero, y de que los controles de verdadero bautismo reinen internamente en la política por obra y gracia de la acción de apertura y clausura que cada uno debe hacer en su mundo interno de reflexiones o propuestas, desde el deseo individual a la realidad colectiva, con finalidad de conocer plenamente los resortes que le llevan de-sin-te-re-sa-da-men-te, en favor de lo público , a la política.Esta manifestación interna de obviedad o de simpatía natural por los principios no debe dejar de lado, que todo impulso noble ha de venir refrendado por la reflexión sobre lo que se ha dicho, se va a decir, o se dijo; sin esperar de esto más que sirva a la praxis más real.Que si existe esta comunión expresiva en los contenidos, aquello que se hable también seguramente será, expresivamente natural y no un contacto semántico con el vidrioso diccionario de los politicos: raquítico, falso, y sin energía. Que todo esto viene a poner en bastidor nuevo, una nueva política , una nueva energía, un feliz entusiasmo por lo que venga valientemente.

  58. Pla (Club Republicano) says:

    En respuesta al nº 44.-

    Estimado D. Antonio:

    Acepto absolutamente sus observaciones sobre la “reserva mental” implícita en mi comentario nº 11. Si me permite le diré a través de un e-mail alguna cosa más que espero aclare cualquier duda que pueda haberle producido. Para los demás, reitero mi acuerdo pleno y total con el contenido del la Declaración Programática propuesta. No se deja nada fundamental sin tratar, y todo está bien tratado, conciso y claro.

    Especialmente importante me parece el punto XX que, a mi entender, es la clave para comprender el gran problema que tenemos que afrontar los españoles (y los europeos) para romper los sistemas oligárquicos y dictatoriales -en todo caso despóticos- impuestos en nuestros países entre 1945-1990 (aunque la Guerra Fría empezó antes de 1945, no parece inadecuado tomar como referencia inicial el año del final de la Segunda Guerra Mundial).

    Con toda lealtad,

    Salud y República Constitucional

  59. Antonio Garcia Trevijano says:

    A todos los lectores

    Teniendo en cuenta la distinta naturaleza de los puntos programaticos, he cambiado el título de la declaracion por el, más exacto, de principios y de valores.

    Por ser el primer principio, he introducido la necesidad de superar la desigualdad genetica con la igualdad politica de derechos y de oportunidades.

    Para evitar la duda sobre la universalidad de estos principios y valores (no son patrimonio exclusivo del MCRC), he suprimidla palabra “vinculante” en el primer parrafo, y la palabra “aquí” en el punto IV.

    Y he dado nueva redaccion al punto XX, para que se sepa con precision lo que quería decir respecto al sistema de poder vigente en Europa.

    Muy agradecido, siento haber producido alguna duda en la interpretacion del texto.

  60. pepe fernández says:

    Me parece muy buena la idea de D. Antonio de que el MCRC pudiera contar con una editorial. Podríamos acordar como financiarla entre todos los miembros mediante suscripción y aportaciones voluntarias. Agrupar en una revista a los disidentes y críticos contra el régimen que compartan el ideario del MCRC, me parece no sólo utilísimo sino necesario.

    salud y lealtad

  61. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Pla,

    Nadie puede dudar de tu nobleza intelectual. Sabía que reaccionrias así. La guerra fría no pudo empezar cuando tu crees. La URRS estaba incluida en el Plan Marshall. Fue el Pacto del Atlantico (1947), lo que encendió la chispa de la guerra fria. El propio Spaak lo reconoció en su celebra conferencia de Ginebra. Un fuerte y emocionado abrazo.

  62. Aquiles Hurtado says:

    Estimado don Antonio:

    Mi primera intervención en su página está motivada más por el deseo -lo confieso- de establecer contacto con usted y con todos los que participan en ella, que por las tres cuestiones que me rondan desde que, meses atrás, iniciara esta apasionante lectura.
    Antes de darlas a conocer, debo descubrirle la admiración que profeso a su causa y, sobre todo, anunciarle que haré todo lo que esté en mi mano, desde mi modesta preparación, para que ésta siga adelante.
    Las cuestiones son las siguientes:

    1.- ¿Qué le parece -si está al corriente de ello- lo que propone la Coordinadora Estatal para la Reforma Electoral en España?

    2.- Hasta ahora, el debate sobre la Educación en España se ha mantenido falsariamente desde presupuestos ideológicos e intereses de partido. Unos y otros hacen hincapié en bases metodológicas -donde, presumo, afloran las pasiones de equipo- sin tener en cuenta -o, más bien, ocultando- el auténtico quid de la cuestión, a saber: independientemente de metodologías más relajadas -las pretendidamente progresistas- o más rígidos -las “añoradamente” conservadoras-, la pérdida paulatina, casi maquiavélica, de nivel en los contenidos. Puesto que supongo que para el MCRC el eterno tema de la Educación en España ha de ser de vital importancia, ¿qué propone?

    3.- Por último. Un país que es capaz de continuar viviendo con 192 cadáveres es un país acabado, derrotado, ilusorio. ¿No sería conveniente que el MCRC -por todas las dudas y enigmas que se han suscitado en torno al funesto 11-M- exigiera “institucionalmente” un esclarecimiento de los hechos? Es más, ¿no cree usted que la verdad ayudaría al MCRC y otorgaría un fundamento más -quizá el más terrible de los fundamentos- en su crítica al corrupto Estado de Partidos?

    Sin más, reitero mi admiración y mi apoyo.
    Un fuerte abrazo.

  63. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 23

    Querido Juan Moreno

    Tus reservas solo tendrían sentido si, despues de expresar el punto o puntos que no te satisfacen, aquí no hubieras encontrado respuesta adecuada o al menos una explicacion. No es aceptable silenciar los puntos que no te placen. Aprecio no obstante tu voluntad de seguir en el MCRC. Salud y lealtad.

  64. David Serquera says:

    Apoyo las ideas de Alejandro Garrido, Manuel LLinas y Pepe Fernandez. Garrido, no estaria demas que Quintero conociera la declaracion de principios y de valores que hace el MCRC a traves de tu amigo. La idea del buzon de mensajes filtrados de LLinas me parece novedosa y eficaz, por una parte acalla a los suspicaces, deja al descubierto a los difamadores y a sus argumentos con los que les hace reconocibles en el futuro y evita el bloqueo del blog. Pepe Fernandez, llevo tiempo pensando en cuales son los medios mas adecuados para alcanzar la hegemonia. La editorial y el convertir cada acto del MCRC en una noticia inevitable para los medios son dos propuestas que ha realizado don Antonio a las que me apunto. Por lo que se, J.C. Villa, al que mando un saludo, tambien comparte la idea de realizar nuestras propias publicaciones. Podeis contar conmigo en lo que haga falta para la editorial.
    Un saludo.

  65. Juan Moreno. says:

    Sr. Gracía Trevijano:

    Paso a exponerle mis dos preocupaciones que no puedo conseguir cerrar:

    VI. Porque la decencia constituye el decoro de la civilización, la sociedad civil debe civilizar a los Partidos y Sindicatos, sacándolos del Estado.

    ¿Cuando se refiere a sacarlos del Estado quiere decir que dejen de ser instituciones y pasen a ser organizaciones no compensadas economicamente por el Estado?
    Si es así, nada que objetar.
    Que se subvencionen con cuotas y ayudas de sus afiliados.

    XVI. Porque las Autonomías fomentan los nacionalismos discriminadores o independentistas, deben ser compensadas integrándolas en la forma presidencial de Gobierno.

    El más complejo de todos por la trascendencia en los llamados territorios históricos, que han sostenido a lo largo de gran parte de nuestra Historia su Cultura, Lengua, Tradiciones, Leyes y Costumbres.
    Me refiero, claro está, a Cataluña y País Vasco que con una República Confederal, estaría resuelto, para poco o mucho tiempo.
    Hemos heredado el irresponsable hecho del “café para todos” que aún se está a tiempo de reconducir.

    Con lo contrario el conflicto estaría servido.
    Añado que ni lo temo no lo deseo. Es un problema que España tiene que afrontar algún día.

  66. lohablo says:

    Los puntos tratados como principios y valores, y algunos comentados, muchos asumidos y queridos, ponen en lugar de
    las cosas reales del momento , que pasan – demasiado reales y probadamente en muchos aspectos inútiles y con gran gasto- y ocurren en las instituciones , que no trabajan de acuerdo a su función o que hacen cosas para las que no son competentes funcionalmente o por la misma competencia encomendada fuera del interés general común, a las realidades más racionales e inteligentes, clarisimamente deseadas o en sueño vigilante, van por buen camino; el problema, se podria dar cuando esta agrupación de identidades casi empiricas, no hallen su sitio o desarrollo, por estorbo de nuevas instituciones que tengan que llegar o por la misma inercia de las antiguas- llamese la prensa afín al mismo régimen semanal, o las intistuciones que actuan por via de compromiso, información o miedo-.el problema se contrae con cada uno pues dependerá de la claridad, entusiasmo, unidad de cada uno con el resto que esto buamente se lleve adelante, con la graduación inteligente que al calor de los acontecimientos tenga que aparecer.¿pues como se institucionaliza, esto que tan bellamente escrito aparece como declaracion de principios? ¿ por referendúm; el mismo referendúm puede garantizar en cada consulta el nivel de reforma deseado? ¿ que se haria con el fabuloso gasto, y poder exensivo de las Comnunidades; se les daría esas competencias como usted mismo apuntaba don Antonio a los Ayuntamientos…? .¿como se distribuirian los poderes, para que ninguno de ellos pueda entrar en cualquiera de los otros?
    ¿ que funciones tendria un Presidente de República Española, las mismas, parecidas, otras que las de un Rey?

  67. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Juan Moreno

    Tu interpretación del punto VI es la correcta. Pero debo de aclarar que el problema de la financiacion, pretexto de la corrupcion, tiene una solucion muy sencilla y equitativa, para evitar que los partidos de los ricos tengan ventaja sobre los de los pobres. Los gastos ordinarios solo deben ser cubiertos con las cuotas de los militantes. Las donaciones, deben de estar prohibidas. Y, lo que siempre se alega, las campañas electorales seran gratuitas. ¿Cómo? 1. No seran superiores a dos semanas. 2. Todos los medios informativos presentes en el distrito electoral, mofreceran espacios gratuitos a los candidatos, en compensacion a los lucros que obtienen con las noticias politicas. 3. El Estado, las Autonomias y los Ayuntamientos cederan gratis salas o espacios publicos para concentraciones o mítines. 4. Estará prohibida la “publicidad de Imagen”, que ensucia el aspecto de las ciudadades con rostros retocados.

    El punto XVI lo analizaré en un articulo. Gracias.

  68. lohablo says:

    ¿ como se articula, eso de la desobediencia civil..? Muchas veces me parece peregrina causa, el motivo para desobecer civilmente-lo hemos visto en el turno de partidos, cuando la idea ha venido por emanacion del grupo que dirige o tiene el mando en el partido- para que siendo algo útil y soberano de frutos, no a la parte sino al todo? Pongo, el ejemplo conocido de la desobediencia de Gandhi o las marchas de Luther King. El poder que no actúa de acuerdo al mandato de los individuos atraidos con su voto por la opción política querida, ha de ser desobedico; como y de que manera se desobece para que esto tenga utilidad o sea arma del Pueblo Soberano?¿ Si las promesas de un partido en el poder no solo son incumplidas, sino sustituidas abruptamente, este poder ejecutivo ha de ser respondido con la desobediencia, o solo el poder que actúa más allá de sus facultades correspondientes; cual es el acto de libertad con el que ha de funcionar el poder, para ser respetado plenamente por todos? ¿ se puede aún más descentralizar el poder municipal, cuando tome las facultades o facultades de las comunidades, hasta que sea casi de obligaión , la mayoria vecinal en los acuerdos municipales más importantes, o esto sería entorpecer la agilidad del Ayuntamiento? ¿ Qué papel tendrían el poder judicial en esa nueva constitución cuyos principios y valores se han procolamado hoy mismo como designio de lo que quiera el Pueblo?

  69. lohablo says:

    …no pueden ser justas y legales las resoluciones dependientes de ambos poderes..” Dice asi uno de los puntos o valores. ¿ se haría la elección de los jueces, entre jueces y por los mismos jueces? ¿ no existiria el tecer turno para entrar así en la carrera judicial? ¿ dejarían los politicos de tener un procedimiento e instancia especial para ser juzgados, sin atender a su transito parlamentario..?

  70. Isabel Arranz says:

    También me adhiero a esta declaración de principios y valores. Ya hace un año, guardé un artículo sobre las Autonomías de un catedrático de economía de Minas, Roberto Centeno, en el que decía que los partidos habían conseguido hacer ceer al ciudadano que el bienestar actual era debido al Estado de las Autonomías y exponía sus tesis contrarias. Desde entonces, y debido a que vivo en una comunidad uniprovincial (Cantabria) se me ha hecho más evidente el despilfarro administrativo y la creación y corrupción de las castas políticas locales.
    Hay un par de temas que me preocupan. Uno es el hecho de que estos puntos tenemos que explicarlos cambiando de registro, me explico, utilizando palabras más o menos sencillas según la capacidad de la persona con la que hablamos. La lealtad y la valentía no es patrimonio de los universitarios, y me preocupa que a algunas personas que he recomendado el blog(estos sí universitarios) me han dicho que es muy duro. A mí me encanta aprender, pero nuestro objetivo es hacer ver que el rey va desnudo(como en el cuento)
    Otro tema que me preocupa es el referéndum que ratifique la Constitución democrática, ¿quién va a redactar esa constitución si nuestros partidos están corruptos? ¿qué partidos se presentarían a las posteriores elecciones? ¿cree usted que una vez eliminada su financiación estatal e implantada la separación de poderes saldrán de ellos como ratas los elementos indeseables y podrían continuar?
    No tengo más tiempo, un saludo

  71. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 28

    Querido Carabales

    No es un borrador, y con constancia no vamos a mejorar principios eternos y valores universales, que todo el mundo tiene en su conciencia. La redaccion puede ser retocada aqui o alli. Pero eso pertenece al campo de la gramatica o de la belleza literaria. La buena fe y el sentido comun no son suficientes para deducir de esos princios y valores las consecuencias politicas ni las instituciones que han de grantizarlos. Se necesita, ademas, un gran
    conocimiento de las causas historicos que han impedido a la decencia y la inteligencia conformar el mundo politico. Te mostrare tus errores:

    1. No son los partidos, sino los gobiernos (de mayoria absoluta o de coalición) quienes hacen las leyes a traves de SUS diputados de lista y los del partidillo que lo apoya. El Parlamento es lo menos soberano que pueda imaginarse.

    2. Ls Atonomías no son tratadas con desden porque son entidades estatales. Lo que merece desden es el concepto de autonomia cultural, pues la cultura cuando no es universal se reduce a catetismo y, en el mejor de los casos, a folclorismo. Lo que merece desden es el concepto de autogobierno, que es dudoso que lo tenga Dios. Lo que merece desden es que la descentralizacion haya realizado en España el sueño reaccionario de la extrema derecha francesa, la de Maurras. Lo que merece desden es la ignoracia de que las oligarquías locales son mas dañinas que las centrales, y de que los despotas se toleran mejor a distancia, como lo enseñó Tocqueville.

    3.Nosotros rechazamos toda clase de listas, no porque sean injustas, ni porque seleccionen a los candidatos mas obedientes a la voz de su mano, sino porque NO SON REPRESENTATIVAS DE LOS ELECTORES.

    4. El derecho a la desobediencia se afirma con la misma contundencia que los demas derechos politicos. y eses derecho existe incluso en el mejor regimen que pueda concebirse. Le ahorro la impresionante nómina de filosofos de todos los tiempos, que consideraron la insurrecion como derecho natural. Y nosotros no llegamos a tal extremo.

    5. Aunque significa exactamente lo mismo, para evitar incomprensiones, he sustituido la expresion nada aconsejable, por la mucho mas contundente de que las naciones europeas no tienen sistemas de poder democráticos.

    Te agradezco mucho que tus objecciones me hayan dado ocasion a estas aclaraciones. Salud y amistad.

  72. lohablo says:

    En la medida en que en las elecciones a municipios se presentan partidos, y estos de manera simulada, ni simbólica al menos, representan abiertamente más a los intereses del partido que a los intereses de los vecinos y aquellos justamente van organizados a adquirir vigor por las cúpulas provincicales, debieran ser los vecinos bien agrupadas los que pudieran ser representados SOLO por ellos mismos sin que los partidos mangonearan por reflejo del superior; así los dineros que tuvieran que repartirse a los municipios por las leyes del Estado, no estarían contaminados por la adscripción utilitaria al partido gobernante y de esta manera los vecinos del Ayuntamiento en Comisión de Gobierno se plegarian más a los principios de necesidad, equidad, urgencia, equidad etc. y los parlamentos de la Nación ajustarian sus presupuestos de gastos con verdadera honradez, proporción y neutralidad a las necesidades de cada corporación, quedando los poderes de la Comunidad Autónoma y de la Nación supeditados a esos valores o resortes.Miguel Angel

  73. Óscar says:

    Querido Antonio, queridos participantes:

    Solemnemente, como esta declaración de principios y valores, las ideas que la sustentan y las personas que la han hecho posible y la comparten merecen, declaro mi adhesión a la causa de la República Constitucional. Empeño en ello mi palabra.

    Sentimentalmente,compañeros en este viaje sin retorno, permitidme expresar con la emoción que sólo aquellos que han defendido algo bueno y quizá los niños en sus pequeñas cuitas conocen, la sencilla alegría de teneros junto a mí. Un guiño, una sonrisa:

    Porque, consciente de la pequeña entidad de mi sabiduría y discernimiento, observo en toda su magnitud el hecho de que vuestra inteligencia, arrojada aquí con valentía, trace el mapa de mi ignorancia. Porque sin pedir nada a cambio, con vuestra sola presencia, disipáis los sinsabores y soledades que la oposición a la rebeldía política y la desobediencia civil construye en rededor de sus portadores. Porque, al fin, si el ideal que suscitó mi sentimiento de libertad me condujo hasta la República Constitucional, el valor que forjó en mi mente el valioso sentimiento de la amistad me ha llevado hasta vosotros, amigos desconocidos.

    Me despido, cosa extraña, estando tan cerca.

    Óscar Vicente Martínez Martín

  74. Vicente Carreño Carlos says:

    A Don Antonio. A todos:

    Soy muy sensible a los comentarios de Juan Moreno 50 y Alejandro Garrido 60. En ellos hay reflexiones y propuestas que comparto. Existen igualmente coincidencias en cuanto a la historia de vida personal, en este caso, con Juan Moreno debido al compromiso político previo, y por ello a mi dedicación a la acción política y social en el PCE y otras organizaciones ciudadanas desde el inicio de los años 70. Subscribo el siguiente párrafo contenido en su comentario nº 50: “sigo todo lo relacionado con AGT. Siempre le he tenido como el político español más consecuente consigo mismo, claro, rotundo, nada retórico. Confío en él en la medida de mi racionalidad. Pero mi capacidad de asimilación es lenta y a veces no puedo conceptuar su pensamiento al haber un abismo entre mis conocimientos y su saber. Tengo que releer varias veces algunos de sus escritos para que mi asimilación sea correcta?.

    En 1994, veinte años después del inicio de mi compromiso en la acción política y social, habiendo sido educado en movimientos cristianos de base y organizaciones parroquiales, tengo la suerte de encontrarme con el primer libro de AGT: “El Discurso de la Republica?. A partir de ese momento las cosas cambian. Me adentro de la mano del “hombre de argumentación maciza y sonora?, y voy descubriendo, unas veces con “la inteligencia de la cabeza? y otras con “la inteligencia del corazón? lo que un día le expresé a él mismo en Lorca (Murcia) con motivo de una conferencia sobre la transición española a la democracia, que ofreció en el Centro Cultural de la ciudad. Descubro, pues, LA BELLEZA Y LA VERDAD contenida en dos de sus libros (El Discurso de la República y Frente a la gran Mentira). Luego vino Pasiones de Servidumbre, el seguimiento en todos los periódicos en los que ha participado, la localización de programas en los que comparecía (La Clave), entrevistas con Jesús Quintero, incluso logro localizar su primer libro “La Alternativa Democrática? en la biblioteca regional de Murcia, etc.

    Poco después comienza esta apasionante singladura que es su blog y el MCRC… de los que intento hacer participes a buen número de amigos, compañeros de trabajo y gentes comprometidas socialmente.

    Metidos de lleno en esta Facultad de Ciencias Políticas y Sociales que es el Blog de Antonio García-Trevijano, digo que me sumo con entusiasmo a la DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS Y DE VALORES.

    Hablando en términos taurinos: este es mi quite a tan bellísima y verdadera faena, la de Don Antonio. Dijo Juan Belmonte: “Se torea como se es?. Disculpad que no haya sabido decirlo y hacerlo de mejor manera.

    ¡Va por ustedes, Republicanos!

    Gracias Maestro por la alternativa que nos ofrece.

  75. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 26 y 29

    Queridos Jesus y Leonardo, vuestro es el camino. Lo habeis comprendido y lo recorreremos juntos. Ya sabeis como aprecio la lealtad a las ideas y a las personas que las portan. Dices la verdad. Leonardo, esta Declación de Principios y de Valores responde con exactitud a lo ha que sido tratado, comentado y aprobado por vosotros. Sin el MCRC esta Declararcion parecería un sueño personal. Eterno agradecimiento a los miembros de este fabuloso movimiento que está ya marchando con los pies en tierra. Os abrazo.

  76. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 32

    Aunque no esta dirigido a mi, querido Anonimo, me complace expresar mi coincidencia en lo tocante a la circulacion de las ideas. Todo el mundo sabe que las ideas sobre la Republica Constitucional, democracia y valores humanos, desarrolladas en este blog, son creaciones mías. Pero ya no son mías. Tienen vida propia, y ni yo mismo tengo poder para variar su curso. Las habis hecho vuestras. Pero millones de personas las recibiran como nuevas, y tampoco podreis condicionar el modo como las asumiran. La originalidad consiste en que un MCRC, que no las usa, como los partidos, para embaucar a incautos, si puede resguardarlas de maniobras oportunistas que las deformen en su provecho personal.

    A las expresiones de ideas nobles les sucede como a las grandes obras de arte. Se escapan del autor, y viven a traves de generaciones sin que ninguna agote su contenido de verdad o belleza. Gracias, MCRC, por guardar estas ideas como tesoro de humanidad.

  77. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 33

    Querido y admirable Messagein

    Tienes razón, pero no es evidente que mi intelecto sea exclusivamente mio, algo le debe a la herencia genetica alpujarreña. Los conocimiento si son mios, pero transferibles. No tengo la sensacion de que el blog sea una propiedad privada de utilidad pblica. Lo siento como una propiedad del MCRC, que alquila gratis el monopolio de mis servicios intelectuales en su exclusivo provecho. Siempre me setí esclavo de la verdad,y ahora tengo un doble amo. Espero que el nuevo señor sea un poco menos exigente que el viejo. Gracias por haberos adueñado de mi lealtad.

  78. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 34

    Querido Juan A. Jimenez, son vuestros comentarios los que mantienen intactas mis energias. El MCRC tiene que ser empujado con personas como tu, Miguel de Mallorca y tantas otras que se sienten retratadas por mis analisis y arrastradas por los principios y valores de este increible (en sentido literal) MCRC. Demostremos a los escepticos donde está el único sentido de la vida. Mientras nosotros sentimos lo que vivimos, ellos no pueden vivir el vacio que sienten. Lealtad y Republica Constitucional. rEpuvlica Sakuen s

  79. M. García Viñó says:

    Para ISABEL ARRANZ.- Amiga Isabel: muy simpática la anécdota de mi libro sobre El País y el Corte Ingles. Bueno, muy simpática la forma en que la cuentas. Quizá la cite alguna vez, porque mi idea es que los maridos están cada vez más destinados a quedarse de piedra ante la visión y la inteligencia de sus mujeres. Si me dices tu dirección escribiendo a ligeia@auna.com con gusto te mandaría un par de novelas mías. Un afectuoso saludo.- Manuel García Viñó

  80. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 41

    Querido Pepe, estás construido de una sola pieza. Eres un pilar de este MCRC. No solo los cientificos de todo el mundo se entusiasmarian con esta insólita Declaracion y apoyarian al MCRC, si lo conocieran. Hasta los muetos se levantarían de sus tumbas,como dices de Cajal. Gracias por tu permanente actitud.

  81. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 46

    Querio David, tanto la idea de una editorial, como la edicion de los Principios y Valores, las tengo bastante avanzadas. Lo he hablado ya con Garcia Viño, editor de Fiera Literaria. Tambien trate el tema de la Declaracion con Francisco. No hay prisa en la edicion de un cuaderno, con digno y sobrio diseño, de 20 mil ejemplares, para preparar la Asamblea. Deberia contener prefacio de 2 0 3 paginas resumiento la breve historia de MCRC en Internet y en las ciudades donde lo haya presentado. La financiacion de este cuaderno correría de mi cuenta. Otra cosa es que se editen inmediatamente, por cualquier editor integrado en el MCRC, miles de folletos para los actos donde yo intervengan antes de la Asamblea. Esto cuesta poco dinero y sí debería ser pagado con una modesta cuota de los miembros. En fin, todo lo haremos bien y con elegancia. Alguien deberia diseñar y proponer logotipos del MCRC. Hasta muy pronto, con leal amistad.

  82. MessageInOut says:

    Yo sostengo, junto a mi amigo el borrachín de (57), que al Rey, o se le permite mandar y ostentar el Poder Ejecutivo, y se consolida así una Monarquía Constitucional (y si eso sucede, yo me voy de España), o debe desaparecer como figura obsoleta que usurpa la imagen de un poder que, en realidad, es usurpado por el Parlamento; al cual, a su vez, se lo ha secuestrado el jefe de la lista más votada o el de la coalición que forma el Gobierno, a causa del sistema de listas cerradas por los jefes de los partidos. Y, en fin, todos ellos se afanan en secuestrar el último poder, el Judicial, para ser inmunes a los rigores de las leyes ellos y su verdadero amo, el Poder Fáctico, que corrompe y secuestra a todos los demás.

    Éste es, como veis, un sistema político fundamentado en la usurpación y el secuestro de poderes. Si el Pueblo es el único legítimo soberano del Poder, ¿qué debe hacer con los usurpadores y los secuestradores?

    Ése es el asunto.

  83. David Serquera says:

    Para el tema del logotipo se puede anunciar una convocatoria-concurso en esta pagina y en la del MCRC para que los mas habiles manden sus propuestas a la direccion de correo del MCRC.

  84. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 47

    Querido Messagein

    Aunque te cueste creerlo, la creacion de Autonomias obedeció al concurso de tres motivaciones:

    1. Suarez tuvo el sindrome de Estocolmo ante los partidos clandestinos, su complejo centralista lo llevó a la descentralizacion administrativa.

    2. El PSOE era un partido federal de muchas cabezas y casi sin militancia. Felipe tenía que crear cargos para colocar a los luego barones. Santiago Carriilo tenia que seguir al PSUC de Antonio Gutierrez. El prebendarismo se unió al pretexto descentralizador.

    3. Suarez presumió luego de que el cafe para todos era el antidoto contra el federalismo.

    4. El germen de federalismo no estuvo en los pactos de la Transicion. Aunque atraía al PSC, al PNV y a al PSUC.

    5. En mi ultima reunion de la Platajunta con la Asamblea de Cataluña, PNV y demas plataformas regionales, celebrada en Valencia a fines de octubre de 1976, nadie pensó en el federalismo, sino en la restauracion de los Estatutos derogados por Franco. Y como veo los fenomenos politicos no en funcion de lo que dicen sus protagonistas, sino en lo que significan como movimiento, bromeé con la paradoja de que la izquierda y los republicanos iban a realizar en España, si aceptaban la Monarquia (cosa inimaginale) el sueño reaccionario de Maurras: no una descentralizacion solo administrativa, sino la descentralizacion politica. Y como no eran cultos, les dije que si para Maurras el centralismo era apoplejía cerebral con paralisis de extremidades, para los autonomistas sería lo contrario, cerebro central paralítico y edema de opulencia en las extremidades. Era una metafora. No imaginé que el edema sería real, como producto de la corrupción.

    Hasta pronto, gracias por tu cosntante apoyo.

  85. Miguel de Mallorca says:

    Para Iohablo (78):
    Genial y precisa tu descrición de la organización del poder municipal. espero ansioso tus aportaciones en la Asamblea Fundacional. Por lo que te he seguido pareces una persona reflexiva y claro en la exposición de tus argumentos, y esas cualidades no abundan (hablo en general, porque en este sentido es obvio que el MCRC constituye una excepción).

    Para Óscar (79):
    ¿Ignorancia, dices? Eres excesivamente modesto, lo que te dignifica como persona. Me parece que eres alguien con un gran sentido de la decencia personal y, por tanto, política. Y ello es fundamental para el MCRC. ¡Ignorantes son la pandilla de ineptos e incompetentes (lo sé, me quedo corto) que nos gobierna!

    Para Vicente Carreño:
    ¡Qué sensibilidad! Envidio tus vivencias políticas. Yo nunca he militado (y siempre lo he anhelado, desde la innegociable libertad de pensamiento) en asociación o movimiento político o cultural alguno (éstos últimos se hallan excesivamente politizados, al menos en Mallorca)…¡¡hasta ahora!!¡¡Viva el MCRC!!

    Para MessageInOut:
    En el caso de que suceda lo que de forma tan divertida describes al inicio de tu comentario, te pido por favor que me reserves un pasaje en el avión, tren o barco que cojas. Te sigo con mucha atención y admiro tu valentía por entrar en blogs nacionalistas, intentando además razonar con ellos, que profesan una ideología basada en los sentimientos. ánimo!!

    Para D. M. García Viñó:
    Por favor, en la medida de sus posibilidades intervenga más. En el MCRC necesitamos mentes tan despiertas y espíritus tan libres como el suyo. Además, me encanta su sentido del humor.

    Un abrazo para todos. Salud y lealtad.

  86. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 60

    Querido Alejandro, recibo de ti la mayor alegría. Lo historico no es la Declararcion, sino la facilidad que demostrais para captar al vuelo ideas complejas, que la mayor parte de los profesores universitarios, ni siquiera saben que existen o que sean posibles. La cutura de la verdad corre como la polvora, si alguna chispa la enciende en el momento adecuado. Tu ejemplo cundirá. Con gran afecto.

  87. MessageInOut says:

    Gracias, señor García-Trevijano, por dedicarme ese post histórico impagable (90).

    Y le creo a pies juntillas, aunque ello haga añicos una de mis sospechas más íntimamente sostenidas a lo largo de estos últimos años convulsos: Que Felipe, el de los maletines de Flick, sí traía una consigna alemana, enmarcada en la consecución de un IV Reich económico controlado por la locomotora económica germana: propiciar la evolución del sistema político español hacia un anti-histórico federalismo.

    En esa idea, creía que Alemania siempre ha estado tras el fraccionamiento de las naciones europeas en pequeñas naciones-estado y que había propiciado (no provocado) todas las desintegraciones conocidas por mí hasta ahora: España, Yugoslavia o Checoslovaquia. Y hasta la intentona italiana del conspirador Umberto Bossi y su Liga Norte o las tentativas de descentralización política en Francia.

    Incluso sospechaba que la anti-democrática destrucción del espíritu republicano unitario que la Platajunta representó, con usted al frente, había sido propiciada por los servicios de inteligencia alemanes o, como usted mismo confirmó hace poco en este foro, del Departamento de Estado y del Gobierno alemán.

    Salud y República Constitucional.

  88. pepe fernández says:

    Cada vez que D. Antonio desvela alguna escena del sainete de la transición a través de la boca de sus protagonistas, como en el revelador mensaje 90, más me parece que aquella legendaria transición tiene la heroicidad de un cambalache de mercaderes en un zoco árabe.

    Para mi, y creo que muchos de los miembros del MCRC; no son anécdotas lo que D. Antonio nos relata, sino revelaciones de un testigo y participante bona fide,que en primerísima linea, nos descubre todo el juego del teatro que mueve a las marionetas de la política espaÑola.

    No puedo imaginar menor tratado de las pasiones políticas de la transición, de valor ilustrativo y apologético indiscutible para el MCRC, que una sistematización de aquellos escenarios de vanidades y ambiciones vividos y participados por D. Antonio.

    Tendría, una descripción así, el mismo valor explicativo que el embriólogo revela clarificando la estructura y funciones del organismo complejo adulto a partir de la evolución de su equivalente embrionario simple. Todos esperamos que D. Antonio nos regale algún día una embriología de las Monarquía de Partidos con origen en la miseria de la Transición vivida por él. No se puede imaginar mejor desmitificación de los padrinos del barro constitucional.

    Salud y Lealtad.

  89. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 61

    Querido Mnauel Llinás

    Ya he realizado el analisis sobre la falsa opinion publica que crea el circuito cerrado de agencias de noticias. y centros internacionales de creacion de opiniones, adaptacion de lo politicamente correcto a la postura ideologica en España de cada medio informtivo, campaña de intoxicacion (como la que aún realiza el PP y El Mundo con atentado de Atocha), encuesta entre los lectores sobre la opinion que tienen de lo que solo han sabido a traves del medio que hace la encuesta y ,¡Eureka!,la opinion publica coincide al ciento por ciento con la del medio.

    La organizacion democratica de la judicatura la he
    desarrollado en mis publicaciones. En esencia: un solo cuerpo judicial de Jueces y Fiscales; supresion del TC y traspaso de sus funciones al TS; eleccion del organo de gobierno de la judicatura por mayoria de votos en un colegio electoral formado por Jueces, Fiscales, Magistrados, Secretarios, oficiales y agentes judiciales, abogados en ejercicio, procuradores, medicos forenses, y todos los que integran el mundo de la justicia legal.

    Gracias por tu interes y por el apoyo al MCRC.

  90. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 67

    Querido Aquiles

    1. Desconozco la existencia de esa Coordinadora para la Reforma electoral. Supongo que se considerará progresista porque le gustan las listas abiertas, y sobre todo porque querra igualar el valor del voto en todos los territoiros. Esto ultimo carece de interes en el sistema proporcional, y es fundamental en la eleccion de candidatos uninominales por el sistema clasico de mayoria. Las listas abiertas son mas perversas que las cerradas. No erosionan la partoticracia, y permiten el pretexto de que los electores pueden introducie cambios. Si solo lo hace un tres por ciento como en Italia, eso no impide que el sistema se proclame liberal.

    2. Cuando comenzó el metodo democratico en la enseñanza, presencié un programa de television donde todos los profesores y padres de familia estaban de acuerdo en que se encuestara a los niños si debía suprimirse la enseñanza de latin y griego. Y eso es lo que define el sentido de todas las reformas. Sin autoridad del profesor, anulada por la demagogia juvenil de todos los partidos, no hay posibilidad de docencia. Sin competencia profesoral, anulada por la envidia del PSOE a las profesiones superiores, no hay posibilidad de investigacion, ni de escuelas de humanismo.

    3. El MCRC no se mezclara jamas en asuntos turbios, como el de enturbiar la autoria islamista de Atocha, indiscutible, para defender la idiotez de que Acenes y Aznar no se equivocaron atribuyendolo a ETA, para quitar legimidad a la victoria de Zapatero y para mantener durante años, en la portada de El Mundo, noticias superfluas o intrascendentes, auqnue sean ciertas. En este asunto, hay manipulacion burlesca de la opinion.

    Gracias, y saludos leales.

  91. Alberto Maestre says:

    Estimado Don Antonio:

    Perdone por esta intervención fuera de tema, pero quería preguntarle si era posible conseguir de alguna manera su libro “Frente a la gran mentira”, que no he podido encontrar.

    Un saludo.

  92. CuestiON says:

    Señores:

    Creo que el logotipo de este movimiento debiera incorporar la bandera rojigualda para una hipotética tercera república.

    Tienen que contar con la España conservadora (quizás hoy la de más claro juicio), dejar a un lado la fracasada II República, abrazar la historia secular de España y dar un mensaje de moderación en las formas.

    Gracias por leer esto.

  93. Aquiles Hurtado says:

    Estimado don Antonio:

    Por lo que he podido leer, la Coordinadora, presidida por Fernando Prieto, profesor de la Complutense, pide una reforma basada en distritos plurinominales con la posibilidad de que en cada papeleta de voto se pueda incluir una “segunda opción” del elector -lo que ellos llaman voto transferible-, y, sobre todo, en que el voto de los representantes en el parlamento equivalga exactamente a los recibidos por dichos representantes, en vez de la correlación un diputado/un voto. La dirección es http://www.cerle.org
    Respecto al 11-M. Usted muy bien ha calificado este asunto como “turbio”, y precisamente por ello, y por su trascendencia emocional, social y política, ¿no cree que el MCRC debería denunciar la manipulación informativa -en todos los aspectos y concerniente a todos los manipuladores (partidos, asociaciones de víctimas, policía y medios de comunicación)- que hemos venido sufriendo? Insisto: sin tomar ninguna posición, sin adquirir los vergonzosos clichés de los discursos de un bando y de otro; simplemente denunciando que la labor de todos los implicados -sin excepción- en esta oscura maraña responde a motivos espurios que demuestran -y antes dije que esa era la forma más terrible de demostrarlo- que en España no hay democracia, que la distancia entre gobernantes y ciudadanos se ha vuelto tan insalvable y despótica que aquéllos se arrogan el derecho de jugar con la suerte de éstos a fin de salvaguardar una hipotética razón de Estado. Usted mismo lo dice con toda claridad en el apartado IX: toda razón de Estado es ilegítima.
    Por último, en el tema de la Educación, coincido con usted. Pero añadiría que un profesor que recuperase toda la autoridad perdida en el aula pero que, al mismo tiempo, tuviera que seguir maniatado por los infames y degradantes currículos educativos actuales, habría avanzado muy poco en la reivindicación de su dignidad. El problema de la Educación comienza en la Primaria pero se consolida por completo en la Secundaria. Es allí donde se hace más palpable lo que le digo. Al fin y al cabo la autoridad se la gana uno dentro de clase obviando pedagogías logsianas y demás zarandajas. Pero los contenidos, ay, los contenidos están férreamente dirigidos e inspeccionados, y el maestro o profesor aquí se juega mucho.

    Un sincero abrazo.

  94. MessageInOut says:

    Absolutamente de acuerdo con García-Trevijano en que el 11-M no es tema de análisis para el MCRC. No lo es por motivos bien diversos, no el menos importante, el de la inoportunidad de tomar bando en una lucha entre oligarquías partidarias. Pero las dudas de buena parte del Pueblo Español se mantendrán por la evidente dependencia que tiene el Poder Judicial del Ejecutivo. En eso, opino, tampoco debemos tomar parte. El Gobierno Zapatero sufre en carne propia la desconfianza popular derivada de la falta de credibilidad moral del sistema y, por ende, del Gobierno, más pendiente del mantenimiento del poder que de hacer brillar la verdad.

    Lo que es justo, es justo. Nadie se salva, ningún político saldrá indemne, libre de sospechas. Y menos, si es un miembro del PSOE, partido que, eso sí está claro, organizó el GAL. Al igual que es, en cierto y perverso modo, justo que el diario que sacó a la luz toda la corrupción y los crímenes del felipismo, haga ahora su agosto amarillista con los puntos negros del peor acto terrorista de la historia europea.

    Ningún español puede poner la mano en el fuego por la honestidad de las ejecutivas de ningún partido, sin incurrir en grave riesgo de tener que acudir a Urgencias. En el 11-M, sólo cabe depositar nuestras esperanzas en una correcta labor de la Justicia. Pero nadie aventura que vaya ésta a ser mejor o más eficaz de lo que lo está siendo en los 26 asesinatos del GAL, cuyos expedientes duermen el sueño de los justos en la Audiencia Nacional.

    Salud y República Constitucional.

  95. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 100

    Mi querido Aquiles, he visto el blog de Cerle. Son unos ingenuos que no tienen conocimientos serios sobre lo que es o no democracia. Les sucede como a los promotres del voto en blanco. Critican la partitocrcaia y no saben como combatirla. Creen que los diputados de lista representan a los ciudadanos, solo que no hay procedimientos legales para exigir que respondan ante ellos. Pena mental en corazones inocentes. Si no ingresan en el MCRC no tienen valor para nosotros.

    En cuanto al 11M, solo tiene sentido tu sugerencia si tuvieramos influencia decisiva en la opinion publica. Somos veraces, pero no imprudentes. Una cosa es el pensamiento y otra la accion. Esta debe tener una estrategia que, sin traicionar nunca al pensamiento, vaya combatiendo las mentiras de los partidos y los medios mediante taácticas adecuadas a la relacion de fuerzas. Hoy no tenemos potencia para librar esa batalla. Y no dar una batalla que estaría perdida, puede darnos la victoria en los terrenos que podemos dominar.

    Y en el tema de la eduacion estoy de acuerdo con tu vision del problema. Me interesaria mucho contar con tu opinion en este tema, para constratarla con la de David y Pepe Fernandez. Espero verte con frecuencia en este blog, donde tienes tu casa intelectual, tu causa politica y un monton de nuevos amigos. Hasta pronto, salud y lealtad.

  96. D'Anton says:

    La Declaración de Principios y Valores demuestra, por encima de la honradez intelectual, la precisión conceptual y la solvencia moral de sus propuestas, que éstas se realizan en un universo político sin principios ni valores. Dicho coloquialmente: no deja títere con cabeza y, además, con razón.
    Señalaré brevísimamente los principales obstáculos que entiendo que hay que conocer para poder afrontar (“Conócete a ti mismo y conoce a tu enemigo y ganarás en cien combates?).
    Primero: El esfuerzo de los partidos desde la Transición a nuestros días por controlar los Poderes del Estado ha sido suficientemente obsesivo como para que admitan sin lucha la renuncia al juguete. Sin embargo, su ensimismamiento (con la mirada cada vez más puesta en el respectivo ombligo de su respectivo aparato) ya ha empezado a socavar su credibilidad.
    Aún no lo saben, pero los caminos refrendarios, como los concernientes a las reformas de estatutos cuasi nacionales, son una vía bastante directa al suicidio. Los partidos están sujetos por el delgado hilo que les liga a sus votantes. Si éstos empiezan a despreciarlos, se quedan en nada. Porque, aunque crean que cuentan con ellos, no tienen poder mediático ni financiero. Ambos son oportunistas y dan la espalda cuando huelen cadáver.
    Segundo, y más grave: el oligopolio informativo. Se produce por la utilización de los medios para intereses empresariales no periodísticos. Los medios (sus líneas editoriales) reaccionarán sólo en la medida en la que perciban interés para los grupos editores. Ésta es la desventaja. La ventaja es que si perciben estos grupos que su interés pasa por propuestas de una sociedad civil pujante, se cambiaran de chaqueta.
    No se desprecie al enemigo. Es muy poderoso. Pero también vencible, por corrupto.
    Por cierto: gracias por no incluir la felicidad en la Declaración.

  97. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 76

    Querida Isabel, tus dudas son faciles de despejar. Los gastos suntuosos, las obras imperiales de las Autonomias, sus locas inversiones en museos, obras de arte, casas de cultura, mutiplicacion de enchufes y otros costes de la vanidad de los pequeños que aparentan, con signos externos, tener tanto poder y dinero publico como los grandes, no pueden ser sostenidos por la economia española.

    En cuanto al papel de los partidos en el referendum, tendran que adaptarse (lo haran tan de prisa como en la Transicion) a la hegemonia de las nuevas ideas y valores, para sacar sus diputados constituyentes. El PP seguramente cambiará de nombre. El PSOE y los partidos nacionalistas seguiran presentando sus candidatos, Pero saldran muchos diputados locales independinetes, que se uniran por afinidades y crearan nuevos partidos.

    Siempre encantado de servirte con amistad

  98. MessageInOut says:

    He visto cerle.org, y vengo temblando. No sólo estoy de acuerdo con García-Trevijano en que no tienen ni idea de lo que es la Democracia, sino que estimo que se trata de un grupo más peligroso que un mono con una pistola.

    Me extraña que lo encabecen profesores universitarios de Ciencias Políticas, porque el colectivo pretende cosas que pueden convertir el sistema de Oligarquía de partidos en algo peor aún de lo que ya es. Exigir, como pretenden, que el voto ciudadano sea obligatorio la convertiría en algo abominable y sin esperanza de cambio.

    Apaga y vámonos.

  99. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 79

    Querido Oscar

    Tu nos das la alegria de la amistad. El MCRC debe estar simbolizado y presentado a la socieda civil con personas como tu. Estamos comprometidos tanto por fidelidad a la palabra dada, como por lealtad a la verdad encarnada en los XXI puntos. Estamos dando los primeros pasos, pero con firmeza.

  100. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 80

    Querido Vicente

    Nunca olvidaré las muestras de apoyo que durante tantos años me has ofrecido. Tu emotiva sinceridad me conmueve. Encarnas como pocos el espiritu de la lealtad que se ha apoderado de nosotros, más que nosotros de él. La calidad de las ideas nobles pide a gritos la fuerza del número de idealistas. Es hora, pues, de gritar a las conciencias dormidas. Con profundo reconocimiento a tu amistad.

  101. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 98

    Querido Alberto

    “Frente a la Gran Mentira” esta agotada, y los derechos de la editorial Espasa Calpe, caducados. No encuentro tiempo para ocuparme del asunto y volver a editar el libro. Lo siento. Salud y lealtad.

  102. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 94

    Querido Pepe

    Un libro de mis Memorias se lo disputarian las grandes editoriales. Varias me insisten en que lo escriba. Pero es un problema para mi insoluble. Mientras mi cabeza este en su sitio, solo miraré al futuro. Y cuando deje de estarlo, no recordaré ya el pasado. Con afecto y lealtad.

  103. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 103

    Querida María, dices que no estás de acuerdo en nada de lo digo en la respuesta 90, es decir no estas de acuerdo en NADA, ni en hechos ni en opiniones. No estas de acuerdo, pues, en que asistí en Valencia a la reunion, cuya acta conservo, y de que en ella no se planteó el federalismo sino la restauracion de los Estatutos. No estas de acuerdo en que en esa reunion bromeé con el recordatorio de la “Encuesta” de Charles Maurras. Y dices que no sabes explicar por qué. Te lo diré: los prejuicios alimentados por la propaganda de los partidos de la mentira impiden la apertura de tu espiritu a las novedades de la verdad. A pesar de tu desconfianza, yo confió en tu sinceridad. Con respeto y simpatía.

  104. popota says:

    Hola:

    Este es un mensaje de asqueroso spam. Soy un lector habitual con poco tiempo para intervenir.
    Me gustaría contactar con Antonio García-Trevijano con el objeto de contar con su colaboración para un especial sobre la transición que estoy montando para http://www.lapaginadefinitiva.com.
    Si estuviera interesado, le ruego que me diga como puedo ponerme en contacto con él en la dirección de correo ppsoe2000@yahoo.com.

    Un cordial saludo, disculpas por la intromisión y gracias por la atención.

  105. CuestiON says:

    Apreciado Sr. AGT:

    Coincido en que el color de la bandera es prematuro plantearlo, pero se ha propuesto realizar el logotipo del MCRC y no querría que se adoptara la tricolor por inercia y perdiendo la ocasión de pensar bien en lo que se hace.

    Mis respetos

  106. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 104

    Mi querido D’Anton

    Las vacaciones nos han privado de tus inteligentes comentarios. El asunto de los medios informativos es, como dices, espinoso y complejo. Las empresas continuaran. En el programa de accion del MCRC no entra ningun asunto de gobierno. Solo las materias constitucionales, entre ellas el punto XIV. Las normas concretas para evitar la posicion dominante de los olipolios contra la libre competencia, no son asunto del MCRC. sino de los futuros gobiernos.

    Me hizo gracia tu ironia sobre la felicidad. Para los que no lo sepan, en la declaracion de derechos para la independencia que luego se incorporó como preámbulo a la Constituicon de EEUU, se suprimio el derecho a la propiedad, para sustituirlo por el derecho a la felicidad. El promotor de este cambio fue Tom Paine. La idea procede de la idea eudemónica (tener el demonio de la felicidad) del Estado, que Kant hizo suya.

    Siempre te esperamos. Gracias, buen amigo.

  107. Isabel Arranz says:

    No creo que el MCRC tenga que decir nada sobre el 11-M más que reclamar un poder judicial independiente y eficaz, porque cualquier otra cosa nos lleva a cada uno a exponer nuestras ideologías y sentimientos.
    Por ej, a mí, los días del 11 al 14M me hicieron nacer como ciudadano, seguía ignorante de que esto no es democracia, pero tuve claro que no podía limitarme a votar, que tenía que hacer algo más, hacer oir mi voz, interesarme por nuestro sistema político. Esos días de lucha por el voto sobre tantos muertos me marcaron. Algunos de los participantes, han confesado sus antiguas filiaciones políticas, casi todos a partidos de izquierdas, yo soy católica, conservadora, de derechas, en fin, un cúmulo de vulgaridades e incorrecciones y me afilié al PP aquel mes de Marzo para intentar entender la política desde dentro. Me desafilié cuando se me hizo patente que el cálculo electoral se antepone a los principios en un círculo vicioso que no se rompe ni cuando se alcanza el poder, de todos modos, sigo admirando a los del PP del País Vasco.
    A partir de ahí he conocido blogs y plataformas cívicas con las que colaboro alguna vez. No creo que muchos de los que escriben en el blog de Luis del Pino (en su mayoría jóvenes) estén enturbiando la autoría islamista de Atocha para defender la idiotez de que Acebes y Aznar no se equivocaron al atribuir el atentado a Eta. Creo sinceramente, que no lo tenemos tan claro como lo tiene usted o ustedes, algunos de ellos estarán pagados por el PP y por El Mundo, como me imagino que lo estaban en su momento cuando se destapó el GAL (no todos, verdad sr.Trevijano?) y también el Mundo vendía a espuertas. Mientras haya Estado de Partidos todo estará manipulado, pero no podemos pararnos hasta que llegue la verdadera democracia, si no es así, sáqueme de mi error.

  108. Alejandro Garrido says:

    Querido Antonio,

    Agradecido por el aliento de tu entrañable contestación (92). Tu sí que sabes lo que es remar contra corriente durante toda tu vida y nos sirves de ejemplo a todos.

    Sólo saber si mi sugerencia del programa de Quintero la compartes para ponerme en marcha.Los pasos que está dando este, ya nuestro, MCRC son tan sólidos que no seré yo quien quiebre la necesaría jerarquia que imponen los nobles objetivos que nos hemos propuesto cumplir.

    Sé que mi amigo David Serquera (69) no se sentirá menospreciado por el parrafo anterior porque lo ha demostrado con fehaciencia en asuntos de más interes en sus comentarios. Para mi es un honor tu apoyo a mis ideas. Aunque son menos profundas que la mayoria de este blog las hago por si pudieran contribuir en algo.Hay tantas cosas importantes que hacer que pienso que toda colaboración es poca.
    Un recuerdo especial a Vicente Carreño (80) con el me siento plenamente identificado, por su coherencia y evolución y al que conoceré sin duda como a la gran mayoria de componentes en los actos previos de presentación a la ansiada asamblea fundacional.

    Os mando a todos un fraternal abrazo republicano

    Salud Y Lealtad

  109. Alejandro Garrido says:

    en el parrafo 3 me refería a la altura de miras que ha demostrado siempre David Serquera a la hora de anteponer los objetivos del MCRC a sus siempre inteligentes propuestas cuando se ha razonado en contra.

    Espero que ahora se entienda mejor,gracias.

  110. lohablo says:

    Sobre algún que otro comentario que he oido sobre el 11 M ,en este lugar de coordinación y asamblea, expondré esto que me parece… Claro que es pertinente el hablar, investigar sobre ese momento històrico removedor de las conciencias, del voto, de la humanidad y del ¿ ocultamiento? Mientras se piense que eso solo vale para los que son partidarios,o pertenecen a un partido o simplemente implementan su conclusión por simpatías manifiestas, necesariamente estaremos en el error; es como seguir ESPERANDO, que solo por la gracia divina de los partidos políticos se puedan superar, saber o pronosticar situaciones, o dónde ellos puedan seguir sacando ventajas con sus pronunciamientos, ofertas, contraofertas y simulaciones; y que las situaciones de hecho queridas o deseadas por la fuerza de su influencia se conviertas en probables situaciones de derecho. Y por otro lado intentar que en estos hechos o parecidos nos despoliticemos dejando de hablar, es como poner entre paréntesis la facultad libérrima del pensar para lo que sea. Si lo político está como impulso engastado en la madurez del ser humano, esto mismo también lo es ; no por caer en esa clasificación, sino por ser humano y advertirnos que la ajeneidad o lejanía es un refugio para el ocasionalismo postulante y el silencio corderil; pues sólo la empatía-ponerse en lugar del otro, civilmente, familiarmente etc – nos puede dar la real obligación moral para hablar de los demás olvidándonos de nosotros mismos.En esto de los muertos o asesinados no distingo el que murió en atentado del que acuchillado su vientre, saco fuerzas para acusar a su marido en un último entorno de ojos.Por eso la Justicia y sus funcionarios deben gritar hasta las últimas consecuencias la verdad de sus averiguaciones sin estar permanente apalabrados o conjurados con la palabra de nadie importante.

  111. MessageInOut says:

    Bienvenido, Simio de Verano.

    No, no todos se cumplen en una Monarquía Constitucional. No se cumplen ni X ni XIII.

    X. … son ilegítimos, aunque sean legales, todos los gobiernos que no son elegidos directamente por los gobernados y no pueden ser revocados por éstos.

    XIII. Porque la razón del elegido está en el mandato unipersonal, imperativo y revocable del elector, …

    Salud.

  112. M. García Viñó says:

    PARA ISABEL ARRANZ y pidiendo a los demás excusas por la intromisión. He visto que tenía un mail tuyo. He pinchado en la dirección de “liber? que citabas y se me ha borrado tu texto y tu dirección, claro. Dámela otra vez, por favor, a ligeia@auna.com y repíteme el mensaje. Gracias. Manuel.

  113. vicente muguruza says:

    De acuerdo con los principios y valores del MCRC. Quizás algo impreciso el tema de las autonomías. Los 17 chiringuitos, sus despilfarros, sus duplicidades burocráticas, sus inmersiones linguisticas, sus Pancho Villa al frente de las catástrofes, sus Maestro Armero para las responsabilidades, etc. En fin creo que merecen una reflexión inteligente.
    Por otra parte, me preocupa si llegásemos a votar sin saberlo. Me explico, vivo en Galicia.
    Aquí los partidos políticos nunca tuvieron mucha credibilidad. Cualquier osado se afilia a un partido y ya se cree con derecho a manipular a sus vecinos.
    Mucha suerte. Salud y lealtad.

  114. Antonio Garcia Trevijano says:

    a 113

    Sr. Popota, solo acepto si en su programa solo me etrevista a mi. Espero que comprenda mi temor a ser encuadrado en un contexto de falsedades sobre la transicion, a no ser que quien me contradiga sea alguien conocido y lo haga en mi presencia. Le enviare un email. Gracias y saludos.

  115. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 116

    Querido Isabel, no es conveniente hablar de lo que se ignora, sobre todo en vida de quien lo ha vivido. Me refiero a su interrogante sobre mi nombre en relacion con el diario El Mundo. No es sitio este para que explique por qué dejé de escribir en él.

    Su opinion sobre el hecho tan extravagante de que el PP y de El Mundo pretendan mantener como noticia del día aspectos secundarios del atentado de Atocha, es una señal de que el MCRC no debe pronunciarse sobre esa cuestion. Si relees lo que digo, verás que no llamo imbecil a nadie, aunque considere imbecilidad (se sobreentiende, politica) que no se acepte la victoria de Xapatero porque fue debida a un azar. Que en ese azar este mezclado o no algun elemento español, será muy importante para la justicia, pero no para que nosostros nos mezclemos en ese asunto, lo repito, tan turbio. Con respeto y lealtad.

  116. MessageInOut says:

    Siempre he sabido que las reclamaciones de independencia de los nacionalistas catalanes son falsas, y sólo un medio de mantener prebendas de casta superior y apropiarse de presupuestos, cargos y prevaricar en negocios.

    Daré la prueba: si los catalanes quisieran ser independientes, como juran, no tenían más que haber redactado un estatuto instaurando la Democracia Formal en Cataluña. (Pego un post de Atole. Lo traduzco abajo, aunque se entiende bien, creo):

    “Si l’Estatut hagués dit:

    “1. El President de la Generalitat s’escollirà mitjançant el vot lliure i secret a tota la circumscripció de Catalunya pel sistema de dues voltes. El President de la Generalitat formarà l’Executiu i només rendirà comptes d’avant del Poble de Catalunya. El seu mandat serà per 5 anys.

    2. Els diputats seran escollits en circumscripcions unipersonals del mateix número de electors, també a dues voltes. El Parlament tindrà com a única missió fer les Lleis. El seu mandat serà per 4 anys.

    3. El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, última instància judicial, serà escollit pel Poble de Catalunya i només respondrà d’avant d’ell.

    4. El vot dels catalans és la delegació del Poder que dimana de la seva sobirania, i pot recuperar-lo quan així ho desitgi. El sistema serà, doncs, plenament garantista.”

    Tots l’hauríem recolzat, castellans i catalans, perquè hauria estat democràtic, per primera vegada al l’Historia d’Europa. I l’Estat Espanyol mai no hauria gosat modificar-lo. Avui, els catalans, ara sí, set milions, seriem l’única nació amb democràcia d’Europa.

    I dic que seriem nació, no per qüestió de sentiments, sinó per la diferència amb la resta d’Espanya, que no hauria tingut més remei que triar: o implantar la Democràcia arreu per a seguir amb nosaltres, o reconèixer-nos la independència. I seriem l’única nació democràtica a Europa, perquè la resta té uns sistemes pre-democràtics viciats per a lluitar a la Guerra Freda, sense independència real de poders, corruptes i al servei dels Estats Units.”

    En efecto, con ese texto encajado en el Estatut yo mismo lo habría respaldado. Y todo sin necesidad de cometer la más mínima ilegalidad, y sin mencionar tan siquiera la palabra República. ¿Os imagináis lo que podría haber sucedido, qué cambios profundos podría habernos traído a todos los españoles? Un nuevo abril del 31, esta vez, sí, democrático.

    Escribo este post porque tiene una consecuencia estratégica importantísima: si una sola “nacionalidad histórica” redactase un Estatuto verdaderamente democrático, sería un revulsivo capaz de cambiar el curso de la Historia. La República sería inminente.

    Soy un soñador. Jamás redactarán un estatuto así.

    (Traducción a vuelapluma:

    “Si el Estatuto hubiera dicho:

    “1 . El Presidente de la Generalitat se escogerá mediante el voto libre y secreto a toda la circunscripción de Catalunya por el sistema de dos vueltas. El Presidente de la Generalitat formará el Ejecutivo y sólo rendirá cuentas ante el Pueblo de Catalunya. Su mandato será por 5 años.

    2 . Los diputados serán escogidos en circunscripciones unipersonales de idéntico número de electores, también a dos vueltas. El Parlamento tendrá como única misión hacer las Leyes. Su mandato será por 4 años.

    3 . El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, última instancia judicial, será escogido por el Pueblo de Catalunya y sólo responderá ante él.

    4 . El voto de los catalanes es la delegación del Poder que dimana de su soberanía, y puede recuperarlo cuando así lo desee. El sistema será, pues, plenamente garantista.”

    Todos lo habríamos apoyado, castellanos y catalanes, porque habría sido democrático, por primera vez en la Historia de Europa. Y el Estado Español nunca habría osado modificarlo. Hoy, los catalanes, ahora sí, siete millones, seriamos la única nación con democracia de Europa.

    Y digo que seriamos nación, no por cuestión de sentimientos, sino por la diferencia con el resto de España, que no habría tenido más remedio que escoger: o implantar la Democracia por todas partes para seguir con nosotros, o reconocernos la independencia. Y seriamos la única nación democrática en Europa, porque el resto tiene unos sistemas pre-democráticos viciados para luchar a la Guerra Fría, sin independencia real de poderes, corruptas y al servicio de los Estados Unidos.” )

  117. MessageInOut says:

    Se refiere Atole en el post anterior al Estatuto redactado por el 90% de los Diputats en setiembre de 2005, llamado “de máximos”, y que luego fue rejoneado en el Congreso, faena que le valió a Alfonso Guerra las dos orejas y el rabo.

  118. Manuel Llinás says:

    Estimado don Antonio

    Gracias por su respuesta. En realidad, me inquieta más ver las posibles soluciones al problema de los oligopolios mediáticos que su modo de funcionamiento. ¿Piensa usted que es necesario fortalecer un servicio de radiotelevisión público controlado por poderes estatales democráticos? Tal vez pueda creerse que esta es una cuestión de política que haya de debartise ulteriormente, pero el problema es muy grave, tal como refleja la inclusión del mismo en esta declaración de principios y valores. No acaba de convencerme la predicción que aparecerá una sociedad civil pujante que los haga volver a la “recta vía“.

    Respecto a la cuestión de la judicatura, me inquietaba un posible falta de control pobular, al haber leído de su pluma, si no recuerdo mal, que no son compatibles con nuestra tradición jurídica las elecciones a cargos judiciales que se practican en Estados Unidos. La lista de profesionales expertos a los que usted dice que ha de concederse tal elección parece suficiente para evitar oligarquías.

    Me permito hacerle saber, don Antonio, que http://www.lapaginadefinitiva.com, donde parece que trabaja popota, que le pide una entrevista, es una página web y no un programa de televisión. Tratan de política con humor y con seriedad. Si el contacto con ellos sirve para concienciar a más gente –serán fundamentalmente “jóvenes“ universitarios quienes le lean– de cómo no existe libertad política y cómo puede existir en España, tendré el orgullo de haberles enviado yo su dirección, hace un par de meses. Desde Irán no puedo hacer mucho más.

    Muchas gracias y ánimo.

  119. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 126.

    Querido amigo,

    Si el el Estatuto de maximos no hubiera sido un farol chantagista para obtener más dinero, mas competencias y mas símbolos de independencia, y si ese 90 % de diputados fuera más democrata que nacionaliusta, se uniria al MCRC, aceptando toda esta Declaracion de Principios y de Valores. Todo eso pertenece a la farandula de la clase politica. Nosotros, a lo nuestro. Salud y Republica española.

  120. popota says:

    Hola Antonio:

    Gracias por a respuesta. Como señalaba Llinàs, Lapaginadefinitiva es una página web. Añado, además, que en el especial van a participar diferentes personas, tanto a favor como en contra, con preponderancia de los segundos porque, snif, cuesta un huevo encontrar gente con cara y ojos que se avenga a defender el juancarlismo sin cobrar.

    Saludos.

  121. Antonio Garcia Trevijano says:

    Continuacion a Messagein

    Ese Estatuto de maximos es un arma formidable que los irresponsables diputados nacionalistas ponen en nuestros manos. Ahora ya podemos denunciarlos por cínicos e inmorales. Se les llena la boca con la palabra democracia para loar el sistema oligarquico de la Monarquía de Partidos, y no por ignorancia, pues saben lo que es, la plasman en un Proyecto de Estatuto, y la utilizan como amenza contra lo vigente para obtener beneficios nacionalistas. Esto prueba que toda la clase politica de la Monarquía sabe que el Estado de Partidos es una oligarquía, lo mismo que lo saben publicitas y periodistas. Es conveniente que esto se divulgue en todas partes.

  122. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 118

    Querido Alejandro

    Quintero me ha entrevistado varias veces en radio y telvision. Somos amigos. Lo puedes gestionar, pues no no pido cosas para mi. Tengo la certeza de que a él lo hubiera encantado hacerlo en su programa de la primera cadena. Si no lohizo, tendría sus razones. No se si ahora tendrá algun programa. Muchas gracias

  123. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 127

    Querido Manuel, te agradezco la informacion sobre el sitio donde me ofrecen la entrevista. No creo que deba aceptarla, pues tenemos nuestra propia web.

    La pregunta sobre la conveniencia de una television publica, no puedo contestarla en nombre del MCRC. Pero he expresado muchas veces en publico que la BBC es la mejor television de Europa. Con afecto

  124. JUAN SEOANE says:

    Leyendo esta declaración de Principios y de Valores, nadie que sienta la dignidad cultural y política como algo realizable,puede renunciar a la adhesión a los mismos. El crear y difundir una cultura crítica y humanista, es el mejor legado que se puede transmitir a una sociedad que pueda servir de referencia a las nuevas generaciones para que por fin las instituciones, estén impregnadas de esa virtud que es la democracia.

    La decencia política hoy no existe. Y la única vía de llegar a ella, es por medio de los valores que tan magistralmente están aqui descritos y contemplados en esta Declaración de Principios.

    Esperamos y deseamos, que esto sea el motor que de vida a las pasiones de justicia y de libertad para dignificar la vida pública española.

    Saludos cordiales

  125. Manuel Llinás says:

    Don Antonio, no me quiero meter donde no me llaman, más sabiendo que cada vez va a ir teniendo más trabajo con el desarrollo del MCRC. Tal vez vea riesgo en conceder entrevistas. A mí, con mi criterio tan limitado y sin haber hecho más que leer el material que cuelgan en su red, los de lapaginadefinitiva me parecen gente de fiar.
    Y aun teniendo su propia web, creo que la difusión de su saber y su nombre en otro lugar puede atraer a gente inquieta aquí. Pero seguro que usted tiene sus razones.

    Un saludo

  126. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 131

    Sr. Popota, lamento no poder aceptar su amable invitacion, Por lo que me dice, las personas que van a intevenir no tienen una especial cualificacion. Entiendo sus buenas intenciones y el interes de su proyecto. Pero tengo mucha experiencia en estos asuntos y no quiero dicutir a un bajo nivel, salvo con altos cargos publicos o con publicitas famosos. Las razones son tan obvias que no hacia nacesidad de exponerlas. Una vez más, agradezco su invitacion.

  127. Luisf says:

    En relacion con los medios de comunicación,creo que en la sociedad actual, se han configurado como un cuarto poder, y como tal, y según su propia teoria, deberian ser controlados de alguna forma. Creo que deberia incluirse algo mas explcito en los principios.
    Con todo mi respeto y admiración a D.Antonio.
    Salud a todos

  128. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 137

    Querido Manuel

    Tu opinion he de tenerla en cuenta. Si el Sr Popota tiene capacidad para organizar algo digno del MCRC, lo podría aceptar. Tu deber era decir lo que me has dicho. Hasta pronto, afectuoso saludo.

  129. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 139

    Querido Luis, es evidente que el principio enunciado tiene que ser desarrollado en leyes. Precisamente por eso, la declaracion no puede ser más explicita. ¿Te parece poco que nuestro MCRC considere materia constitucional este principio? Por supuesto que he estudiado su derrrollo. Pero el conflicto entre libertad de expresion y libertad de empresa requiere soluciones que, indefectiblemente, serán siempre ideologicas. Y el MCRC no debe entrar en ese terreno partidista. Espero que me comprendas. Hasta pronto.

  130. Roberto Trujillo says:

    Buenas noches,

    Se ha empezado a tratar el asunto de los medios de comunicación. En mi opinión no es necesario un desarrollo mayor del principio. Creo que no hace falta porque la educación de la gente, la organización de la inteligencia y el fin de la mediocridad docente son la clave para impedir la manipulación de los medios y restarles su tremendo poder. Si han llegado a ser tan poderosos es simplemente porque la educación se encuentra tan degradada que todo se acepta como cierto/bueno, si lo dice un periódico importante.

    He leido en las cortas vacaciones el libro de D. Manuel sobre el grupo PRISA (felicidades por la obra) y el daño que ha hecho, el panorama es verdaderamente catastrófico. Sin embago, al final me sentí optimista, ya que tras haber realizado el pequeño ejercicio de lectura, todo lo que podía representar el entramado polanquista de poder y solidez, se vino abajo y se me antoja ahora débil e inane; y sus lacayos, payasos. El enemigo es débil, no puede resistir ni a doscientas páginas de coherencia. Si todos los españoles hubiesen leido el libro ¿quién compraría El País mañana?. Una sociedad decente no puede ser víctima de la manipulación de un medio, por muy poderoso que sea.

    Por último, tras haber leido los 141 comentarios y espoleado por mi inquietud me queda la duda de qué líneas de actuación seguirá el MCRC para su promoción en la esfera pública. Por mi parte puedo decir que he añadido unos cuantos adeptos en Zaragoza, pero quiero saber si habrá actos públicos (y en su caso cómo participar) o si seremos un “mal” silencioso que contagiará poco a poco a los vecinos.

    Saludos afectuosos

  131. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Roberto

    La historia y la propia expreriencia nos obligan a no ser tan optimistas. Lo importante es comprender la finalidad del MCRC. No somos legisladores. Somos algo mas. Somos pioneros de la liberatd politica. Los primeros impulsores de la fuerza constituyente de la sociedad civil. Por eso no seremos simplemente la conciencia lúcida de la socieda dormida. Ahora estamos en la fase de reflexion y de organizacion para la accion futura. Te quedaras asombrado de la potencia de accion que tendremos pronto. Estaremos presente, con actos adecuados, hasta en el mas pequeño pueblo de España. Todos tendreis ocasion de patiicpar en la conquista de la libertad. Pero es evidente que, salvo mis discursos de presentacion del MCRC, será a partir de la Asamble fundadora que celebremos en Madrid, cuando se dara el pistoletazo de salida para la accion masiva en toda España. Lo que has hecho en Zaragoza debes multiplicarlo. Edita esta Declaracion de Principios y de Valores, y la repartes en donde tengas acceso natural, sin forzar nunca a nadie. Ten seguridad en tí mismo. Estas ya en algo historico y digno. Hasta pronto. Abrazos y lealtad.

  132. Fernando says:

    Declaro mi ávida disposición a esta clara declaración de principios y valores. La hago mía y me uno para aunar voluntades fraternales a esta revolución política y cultural que emprende viaje en una nave construida para los muchos caminos del viento.
    Alrededor de esta piedra filosofal fluirá el eco que moverá la roca de colores de la libertad política. Como un volcán.
    Sola, en la más alta rama, ha madurado esta dulce manzana que guarda en su centro una estrella de veintiún picos. Pasó desapercibida a los espigadores o es que no pudieron alcanzarla.

    ¡Protestar! Enfrentando la razón con el hecho.
    ¡No colaborar! Retando al Poder.
    ¡Tentar! Sacando a la luz las contradicciones.

    El que protesta, el que no colabora y el que tienta, suele estar solo.
    “¡Dulce soledad de la razón y el deber ser!”

    Un abrazo desde Barcelona
    Salud. Lealtad y Amistad

    P/D
    D. Antonio he hablado con Francisco de todo un poco
    Secretaria informática. Financiación. Editorial. Reunión…

    Juan Moreno ¿te ha llegado el correo que te envié hace días?

    MessageInOut ¿podemos organizar algo por Cataluña?

    Hay alguien más por estas latitudes.

    nandooo@telefonica.net

  133. Juan Moreno. says:

    Mi correo es: jmorenor92@hotmail.com

    Voy a estar casi todo el mes de viajes, pero entraré en algún “ciber” tres veces por semana para seguir el “blog” y estar informado de la marcha del MCRC.

    No soy partidario de usar esta página como un “chat” por lo que sugiero que las cosas personales entre los miembros se efectúen con el correo electrónico.

  134. Isabel Arranz says:

    Perdone si le he molestado con el interrogante, efectivamente, ignoro bastantes aspectos del tema. La mayor parte de las personas que participan aquí, conocen su trayectoria desde hace muchos años, yo no, e intento hacerlo con los medios de que dispongo (llegué a escribir a El Mundo preguntando por usted, sin respuesta).
    Simplemente quería expresar, lo mejor que sé, que cada uno tenemos nuestra ideología, sentimientos, actividades cívicas, que no tienen por qué parar (salvo que alguno de ustedes me dé un argumento en contra)si creemos en ellas, porque haya riesgo de manipulación de otros o mientras luchamos por traer a España una República Constitucional y, se me ocurrió que era como en su caso con la AEPI, pero, ciertamente, hablo sin saber, por intuición, disculpas nuevamente.
    (No tengo problemas con la victoria de Zapatero, pero sí con la muerte violenta de 197 personas)
    Con afecto, admiración y respeto.

  135. Simio de Verano says:

    Esta especie de constitucion razonada y razonable no creo que sea la solucion de nada.

    Es atractiva y hasta es capaz de crear una ilusion por una nacion justa, libre y saludable.

    El problema, el fondo de la cuestion no son las normas sino las conciencias. Es como si pretendemos que la seleccion española gane los mundiales cambiando el color de la camiseta y que en vez de 11 jugadores sean 14.

  136. Raul Alfaro says:

    Amigo Simio del 148:
    Siguiendo tu simil futbolistico te dire que los jugadores de la seleccion cambiados de camiseta han ganado los mas altos titulos de clubs en el mundo, ya sea en el Madrid, Barca o hasta en el Liverpool. La diferencia no radica en las personas sino en las actitudes.
    Esto se podria aplicar a la politica, no es que nuestros politicos tengan una tara congenita, esque estan muy comodos en esta oligarquia. Asi como esan comodos los poderes economicos y mediaticos, de los que no podemos esperar el minimo deseo del cambio.
    Solamente de una ciudadania con la conciencia despierta podremos esperar un cambio de actitud en pro de reclamar su propia soberania actualmente usurpada por ese perjuro soberano.
    El MCRC debe ser como la antorcha que traiga la luz a nuestras conciencias oscurecidas durante la dictadura y embrutecidas por la cultura del pelotazo. Una vez prendida la mecha el arbol podrido y seco de la partitocracia ardera como la isca, y su resplandor iluminara las conciencias mas oscurecidas del ultimo rincon de la Espana profunda(maldito teclado yankee).
    Animo, saludos y Repubica

  137. maria says:

    Hay un librito de Chomsky titulado, “como nos venden la moto”. Es sobre la manipulación de los medios de comunicación, os lo cuento por si os interesa.

    Con respecto a la entrevista al señor Trevijano, mi opinión es que se realizara en estudio cerrado y se la hiciera el señor Balbin. Las opciones despues és colgarla en la red y los que estamos aquí divulgarla.
    También en las conferencias divulgarla.

    Se acompañaria con un pequeño librillo de –la declaración de principios–.

    Saludos

  138. MessageInOut says:

    A (148):

    Uf, qué va, Simio. Te equivocas de medio a medio, y me gustaría que supieras por qué. Lo hago, porque tu desalentado derrotismo me parece el de alguien aún recuperable, y no el de un partidario infiltrado, fingido, para desbaratar futuros riesgos para sus brevas.

    Antes, la confesión de mi realismo materialista más rabioso. Si yo creyera que hay otro camino más sencillo de conseguir la libertad política, lo emprendería sin dudarlo. Pero es que no lo hay: esto no puede reformarse, como no es posible rehabilitar esos edificios mal construidos del franquismo, que presentan aluminosis en sus hormigones. Esto, como esos, hay que derribarlo, y sobre el solar limpio, edificar de nuevo con solidez y criterio técnico.

    El fraudulento sistema actual se basa, fundamentalmente, en el esmerado cultivo de la ignorancia del Pueblo. La Sociedad no conoce sus derechos porquehan sido sustituidos los significados de las palabras que los representan. El Pueblo Español no sabe lo que es la Democracia, ni sabe lo que es la Soberanía Popular de la que dimana, ni lo profundo y enérgico de su Poder Soberano.

    Al Pueblo, pues, hay que mostrarle la Verdad. Y, ya que eso no se hace en escuelas y universidades, hay que hacerlo desde el seno de la propia Sociedad. La esperanza, que mantenemos todos aquí, es que la ciudadanía, aunque sea ignorante y esté confundida por treinta años de trilerismo ideológico, tiene el sentido común y la inteligencia suficientes para reconocer la Verdad en cuanto la escucha o la lee.
    Así que, Simio, esto no es cambiarse la camiseta, sino cambiar a todos los jugadores y establecer rígidamente las reglas del juego, para evitar que los políticos profesionales, y los jueces de carné partidario, auténticos croupieres tramposos, nos las cambien a su conveniencia cada vez que les venga bien a sus interesas coyunturales.

  139. Luisf says:

    AL 141
    Gracias D.Antonio por la contesacion.
    Aunque sea un tema ideologíco me gustaría conocer su opinión al respecto, salvo que considere no es oportuno en este momento.
    Salud y libertad

  140. Simio de Verano says:

    (a 151)

    Yo comprendo que estes asqueado de la politica actual. Pero no me interesan mas ilumninados. La historia de España nos ofrece un muestrario extenso y espeluznante.

    A lo mejor hay gente que prefiere vivir en edificios con alumninosis. Como hubo gente que gritaba !viva las cadenas!

    Asi que es mejor reformar que derribar. Aunque sea mas costoso.

  141. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 151

    No pierdas el tiempo, amigo Messagein, respondiendo a las “monadas” del simio “estiado”. Es el maniaco. Un ignorante despechado que se cree culto reformista monárquico, porque identica la iluminacion con la ilustración, sin conocer el significado de esas palabras. Abrazos.

  142. Daniel says:

    Estimado Don Antonio.

    Tengo 36 años, y no me duele reconocer que mi capacidad intelectual no está a la altura de las firmas habituales en esta página. De lo que sí puedo presumir es de un gran número de lecturas, seguramente desordenadas, y nunca con el provecho deseable, pero gracias a ellas, a través de D. Gonzalo Puente Ojea, he llegado hasta Vd. y su (nuestro) MCRC.
    No he tardado mucho tiempo en comprender que aquí está mi sitio. Su propuesta de “hacer política“ y su declaración de principios y valores, no diré que me ha devuelto la ilusión, porque nunca la he tenido, (siempre me he considerado escéptico) pero sí he de emplear esa palabra; ILUSIÓN, para definir mis sentimientos ante este Movimiento Ciudadano que no predica cambios, sino una ruptura de base y un renacimiento de la Política con mayúscula.
    Dentro de mis muy limitadas posibilidades, trataré de difundir estas inquietudes en mi entorno y deseo que este mensaje dé un impulso,(modesto pero sincero) al MCRC.
    Un afectuoso y leal abrazo.

  143. Óscar says:

    Querido Antonio, amigos:

    Agradezco profundamente la afectuosa observación de Miguel de Mallorca (entrada 91ª) y la cálida respuesta de Antonio (107ª). Mi intención era poner de manifiesto la sintonía sentimental que nos atraviesa, un tanto olvidada. Además, reconozco la extrañeza que me ha causado leer, en el espacio que debería albergar la discusión de una declaración como esta, debates menores.

    Tenemos el sustrato intelectual y moral (declaración), disponemos de la herramienta (República Constitucional), para detener el círculo vice-ético que ha descrito la serie de artículos inmediatamente anterior a la Declaración de Principios y de Valores: la mentira interesada, cortina de humo ante el verdadero objetivo de toma o mantenimiento del poder; la mentira mitificada, que aparece con la entrada en escena de los forjadores de opinión, es decir, grandes editores y directores de prensa-radio-televisión y los intelectuales; el espectáculo, que da cabida en el festín estatal a “profesionales de la comunicación” y artistas, e incluye al poder hasta un punto tal que los gobernados se descubren apasionados y ajenos, como lo estarían en un teatro, ante el duelo pactado “a primera sangre” que la clase política representa; el oportunismo como sustitutivo moral general y único comportamiento comercial. El círculo lo cierra, claro está, una nueva mentira interesada velo, en esta ocasión, del estatus, las prebendas y fortunas obtenidos por aquellos que ahora mienten por segunda vez. Pero decía que la declaración penetra, metal caliente contra mermelada, en la cadencia del nefasto círculo. Si hay pleno conocimiento de las causas, las motivaciones y los medios técnicos, la revolución es posible.

    Como la visión de una tumba con flores falsas sobre la lápida, me inquietó ver el concepto “revolución” convertido en miedo a la inseguridad (actitud conservadora) o cosmética espiritual (actitud progresista) por la propaganda del Pensamiento Único. Hoy, aquí, vemos en papel digital su auténtica forma de compromiso social y al menos a mí, que soy capaz de prever las consecuencias inmensas que su éxito (y acaso su fracaso) traerá, una hondísima sensación de “cultura” me arrebata. Cultura porque es la coherencia entre lo que soy y lo que somos, también en toda su dimensión moral, aquello que más me incluye en mi propio mundo, civilización y sociedad. Sólo ante la contemplación de la Naturaleza, es posible un escalofrío parecido.

    Un abrazo.

  144. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 136

    Querido Juan

    Suscribo tu texto. Ha llegado el momento que hemos esperado durante tanto tiempo. Creo que tienes las bases y las condiciones para preparar, con tus amigos y conocidos, el acto de mi presentacion del MCRC en Santander. Supongo que los que me invitaron a la conferencia sobre el problema de las grandes superfies y la competencia leal en el comercio, te proporcinarán la ayuda que les pidas. Abrazos.

  145. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 144

    Mi querido e inolvidable Fernando

    Si tu alegría es grande, mas lo es leer tu poética prosa de la libertad. Me encanta tu comentario. Son muchas las visitas que recibo de Cataluña en general y de Barcelona en particular. Juan Moreno y el gran Messagein pueden reunirse contigo, y con los que aquí lo digan, para preparar la presentacion del MCRC en el lugar mas propicio de Cataluña, que no tiene que ser necesariamente Barcelona. Pues en esa gran ciudad sería mejor hacerlo tras la Asamblea fundadora en Madrid. ¿Como llevas el asunto teatral?

    No espacies tanto tus emotivos regalos literarios. Te esperamos, con muchísimo afecto. Todos sabran lo que has hecho y haras por el MCRC. Hasta pronto, salud y lealtad

  146. Antonio Garcia Trevijano says:

    a 150

    Querida Maria

    Agradezco tus consejos. Aprevechare las opotunidades que me briden, con la natural precaucion de que mi entrevista no pueda ser enmarañada o manipulada en un montaje. De acuerdo con tus demas sugerencias. Hasta pronto, con afecto.

  147. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 155

    Confundes, querido Daniel, la capacidad intelectual (potencia de la mente) con la formacion intelectual (disciplina de la mente). La cuestion no está en leer mucho, sino en discenir pronto lo que debe ser desechado y lo que debe ser asimilado. Y esto no aprenderlo de memoria, sino relacionarlo con la propia experiencia de la vida. Así no se olvida nunca. Acuerdate de que no hay idea que no proceda de una experiencia. Tu forma de redactar revela una capacidad mental superior. Y la experiencia de la accion cultural y politica que has comenzado a vivir en el MCRC, te daran la mayor formacion que pueda desearse. Le das cariñosos recuerdos a Puente Ojea
    y recibe mi bienvenida. Salud y lealtad.

  148. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 156

    Querido Oscar

    Tambien me causa extrañeza, como a ti, que en el día de la Declaracion de los caminos de la libertad y la democracia, se pierda el tiempo con asuntos menores.Por ello pienso dejar esta página unos días mas. Debemos concentrarnos en estos principios y valores para que la organizacion y las acciones del MCRC se deriven con naturalidad de ellos.

    Ratifico tu comentario, está pensado con claridad y y escrito en estilo excelente. Te felicito. Hasta pronto, saludos leales.

  149. Juan Moreno. says:

    La comarca del Baix Llobregat, antiguo feudo del PSUC, creo que sería el sitio correcto para la presentación del MCRC.
    Desideologizada por los oportunistas y llena de contradiciones, reune las condiciones para el comienzo de la recuperación de la dignidad de la “cosa pública”.

    Con el recuerdo de aquellos años de lucha antifranquista en la memoria, hago un llamamiento a los lectores de éste blog, para conseguir que la presencia del Sr. Trevijano en ella, sea el comienzo
    de la recuperación de lo que aquellos años fueron para las clases populares llena de principios morales y valores republicanos.

    Los vecinos de Cornellá, El Prat, Gavá, Castelldefels, Sant Boi, Viladecans, Sant Joan Despí, Sant Vicenc dels Horts y hasta Sant Climent, que visiten este blog, les pido que ayuden a conseguir que el Sr. Trevijano, portavoz del Movimiento para la República Constitucional, sea pronto presente en nuestra comarca.

  150. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 162

    Querido Juan Moreno

    Me aparece muy bien pensada tu sugerencia de hacer la primera presentación del MCRC en Cataluña, en la comarca del Bajo Llobregat. Le pido a todos los lectores residentes en esa comarca que den aquí su opinion, y que contacten con Juan Moreno. Si no teneis medios para organizar el acto, podeis pedir la colaboracion de algun Ayuntamiento, algun periódico local, alguna empresa, algun centro de enseñanza o recreativo, incluso alguna parroquia (como hicimos, si amigo Juan) para las Juntas democráticas. Lo que me importa es el mayor número de asistentes. Gracias a todos y adelante. Gracias.

  151. Luis Sanchez de Rojas says:

    Me adhiero a la Declaración de Principios y Valores del M.C.R.C.
    Unicamente reseñar que el punto XIX, me suscita una duda, teniendo en consideración una opinión de Dalmacio Negro (La Razón, 15/IV/2003 ):
    “El mando es siempre individual, por muy limitado y controlado que esté, siempre tendrá algo de arbitrario e inspirará cierto temor.
    De ahí…que la ética del ciudadano implique el desconfiar del que manda, lo que incluye sin más el derecho a desobedecer.
    La cuestión es: ¿Hay derecho a desobedecer al que manda, sin mas, o sólo si hay abuso de poder y/o corrupción.?
    Salud y Lealtad.

  152. Antonio Garcia Trevijano says:

    continuacion a Juan Moreno

    Deberías hablar enseguida con Fernando y Messagein. Pues aunque la presentacion se haga en la localidad mas adecuada del Bajo Llobregat, deben de asistir todos los miembros o simpatizantes del MCRC en Cataluña, que puedan hacerlo. La elecion del día, la hora (que no haya espectaculo televisado), el local, y todos los detalles corresponde decidir a vosotros. Mi viaje corre de mi cuenta. Dese que estuve en la Generalitat, invitado por Tarradellas (que quiso conocerme), no he vuelto a pisar Cataluña, por la tristeza que me produjo la traicion nacionalista a las causas de la libertad política, la democracia y la República. Perdí a mis antiguos amigos y nunca he perdido la esperanza de encontrar a otros catalanes que sientan el valor de la lealtad. Hasta pronto.

  153. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 164

    Querido Luis

    El pensamiento liberal de Dalmacio Negro coincide en en el punto de la desobediencia civil con el mío. La desconfianza hacia el poder está implicita en su division y separarcion, para que las ambiciones se vigilen y controlen unas a otras. Nadie ha explicado mejor que Tocqueviile esta maravillosa funcion de la division del poder, para que no haya uno que pueda ser soberano. Otra cuestion diferente es el derecho a la desobediencia. Por la propia naturaleza de este derecho, su ejercicio no puede ser individual, sino colectivo. Lo cual quiere decir que solo una amplia conciencia colectiva de que el poder abusa o está corrompido, legitima el ejercicio de la resistencia pasiva o desobediencia civil. Tengo la certeza de que Dalmacio suscribe lo que te digo y de que, a su regreso de vacaciones, hara suya la Declaracion del MCRC. Este es el tipo de comentarios que necesita el desarrollo o explicacion de la misma. Gracias.

  154. J Cruz says:

    Desde la publicación de LOS PRINCIPIOS, he acentuádo la lectura de todas vuestras colaboraciones y artículos publicados en el blog; y he de confesar, que me asaltan varias dudas. Vaya de momento la primera, que nace de la lectura de un párrafo de su artículo “Correspondencia entre lo Civil y lo Político”:
    “Y tampoco puede la monarquía llegar a ser democrática por vía de reforma, porque el concepto de soberanía implica el de su indivisibilidad, mientras que la democracia nace y se basa en la división de la soberanía estatal.” Esta duda también la tuvo “Cuestión”, a lo que usted le respondió que:
    “Querido Cuestion
    La soberanía nace en el lenguaje politico como el poder indivisible del soberano (Bodino, Hobbes, Bossuet). La democracia se define por la separacion de los tres poderes del Estado, lo cual implica la división de la soberanía estatal (Tocqueville). En la democracia los poderes estatales se frenan y se equilibran entre sí (Montesquieu). Por esa razon no hay ninguno que sea soberano. El concepto mismo de soberanía es incompatible con la esencia de la democracia. Espero que sea suficiente. Saludos.”

    Lo siento, pero por más veces que la leo no llego a comprender por qué la monarquía no puede ser democrática por vía de reforma?.
    A efectos prácticos, monarquia = no democracia?; ¿monarquia=irreformabilidad?, es que acaso “hablando no se entiende la gente”? (Juan Carlos I dixit).

    ¿Sería incompatible la monarquia (en general, no me refiero a nuestra monarquia; ya sabemos “la maravillosa labor que realiza”) con la separación de poderes?.

  155. J Cruz says:

    Mi anterior cuestión va conectada con el principio XVIII. Si la monarquia fuera “neutra” en compañía de un sistema verdaderamente democrático, acaso no sería más conveniente dar a elegir entre monarquía o república al electorado?
    Gracias y salud!

  156. MessageInOut says:

    Para J.Cruz (167 y 168).

    Si te parece bien, te diré en qué te equivocas.

    Para que la Monarquía fuera una Democracia, el Rey no podría ocupar ninguno de los Tres Poderes: ni Ejecutivo, ni Legislativo, ni Judicial. Es decir, debiera elegirse independientemente a cada uno de esos tres Poderes en unas elecciones libres y representativas del Pueblo Español. Resolviendo esto último mediante el sistema electoral de circunscripciones unipersonales a dos vueltas, se cubriría la segunda condición indispensable para convertir este régimen en democrático. La tercera sería la revocabilidad de cualquier cargo electo en cualquier momento, en caso de incumplimiento de las leyes.

    Bien, pero entonces, si el Rey no ocupa ninguno de los tres Poderes, ¿para qué mantenemos la figura del Rey? ¿Con qué objeto? ¿Qué representaría? Y sobre todo, ¿a quién representaría?

    Si me has entendido, sabrás que un Rey sobra si no ocupa él mismo el Poder Ejecutivo. Y si lo ocupara, España sólo podría llegar a ser –si el resto fuera perfecto- una Monarquía Constitucional, no una Democracia, ¡porque al rey no puede cambiársele cada cinco años! A un Rey no se le elige, porque lo elige Dios. Y, lo que es peor, a su heredero, también. Y seguirá ostentando su poder mientras viva o abdique, momento en que le sucederá su propio heredero. Y así “ad infinitum”.

    En una verdadera Democracia, la figura del Rey sólo puede ocupar algunas páginas en los libros de Historia: las que traten del período que va del franquismo a la República Constitucional.

  157. MessageInOut says:

    (sigue…)

    Un sinónimo de “rey” es “soberano”, ¿verdad? Pues eso no es casual, J.Cruz, eso no es casual. Significa que debes elegir: o “Rey Soberano” o “Pueblo Soberano”.

    Un saludo afectuoso.

  158. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 167 y 168

    Querido J. Cruz

    Respondo primero al 168.

    Salvo en casos muy simples que pueden responderse con un si o un no, el referendum no permite elegir al ciudadano entre dos o tres opciones. Por ejemplo, el referendum sobre la Reforma (Suarez)no permitia decir si o no, pues esto ultimo significaba seguir con la dictadura. Para acabar con el fantasma de las restauraciones es necesario elegir, en referendum, entre Monarquía o Republica.

    En el 167 planteas dos cuestiones

    1. En teoria, la Monarquía es compatible con la democracia, si el Rey no tiene funcion alguna, salvo la de relaciones publicas de un Reino, sin soberano y con Jefe del Estado elegido por sufragio directo. Pero en España esa teoria no sería aplicable. El Rey lo aceptaria, pero habria peligro de que la reacción usara la Corona como pretexto de un golpe de Estado.

    2. La Monarquía no puede llegar a la democracia por via de reforma, porque carece de energias capaces de traspasar los limites ultimos del poder politico que la sostiene (Partidos y sindicatos estatales). Tu duda es, pues, esta: ¿Querrán partidos y sindicatos estatales autorreformarse, renunciando a su opulenta partitocracia, para instaurar la democracia, sin un gran movimiento de la sociedad que les obligue? Esa es, amigo, la verdadera cuestion.

  159. MessageInOut says:

    (…y Final, a 168.)

    Evidentemente, el MCRC propone precísamente lo que tú dices: dar a elegir al Pueblo Soberano entre lo que tiene hoy y la Democracia. Nuestra República Constitucional se impondrá por la fuerza del voto en un Referéndum Constitucional. Aunque, previamente, ese referéndum se hará necesario, e insoslayable para los politicastros actuales, por la fuerza de la abstención generalizada del Pueblo Español.

  160. Francisco says:

    Entiendo que la monarquía es incompatible con la democracia en tanto y cuanto el cargo de rey es vitalicio y no dependiente del pueblo. Un ejemplo sería el siguiente:

    1. Supongamos que tenemos los tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial. Los poderes legislativo y judicial se eligen por separado por el pueblo en circunscripciones uninominales (legislativo) y por elección directa (miembros de tribunal supremo). Son, por tanto, representativos del electorado.

    2. El poder ejecutivo estaría concentrado en el rey, en una monarquía, que nombraría a sus ministros como le place. Si dicha monarquía es hereditaria, el electorado no elige al ejecutivo. Si es electiva y vitalicia, el electorado lo elige una sola vez pero no puede sustituirlo por otro si así lo desea. En ambos casos, no hay democracia, al no ser el poder ejecutivo representativo del electorado.

    3. Si decidimos que el rey tiene que renovar su mandato cada x años para poder representar al electorado, de modo que si no lo renueva otra persona es elegido rey, es en la práctica lo mismo que el presidente de una república.

    La clave es que para que haya democracia no basta con que haya separación de poderes. Esa es una condición necesaria pero no suficiente. Además de ello, es imprescindible que todos los poderes sean representativos del electorado.

  161. J Cruz says:

    Muchas gracias! a messageinout y a D. Antonio. Me lo habéis explicado muy claro; por fin lo he entendido.
    Os agradezco a todos los participantes vuestro magisterio!.
    Un fuerte abrazo.

  162. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 173

    Querido Francisno, estoy de acuerdo contigo, pero deseo evitar la confusion, en tu punto 1, de que los lectores crean que es posible la eleccion directa de los miembros del Tribunal Supremo. A diferencia del sistema anglosajon (precedente judicial),la justicia depende en Europa continental en la interpretacion de las leyes (jurisprudencia). Esto no permite que el poder judicial sea elegido por la razon natural de los electores.Estos han de conocer la razón tecnica o experta del Derecho. De ahí, que el cuerpo electoral tenga que extenderse a todos los miembros activos del mundo juridico, y no solo a los de la Corporacion judicial,como expliqué en mi respuesta a un anterior comentario. Gracias por el tuyo. comentario

  163. MessageInOut says:

    Pues sí, Don Antonio, tiene su lógica eso de las Elecciones de los Magistrados del Supremo. Pero ya conoce usted mi manía de estudiar las condiciones de contorno de los problemas y, sobre todo, ver a donde conducen las fórmulas para valores singulares.

    Haciendo eso, se me aparecen aquí dos paradojas:

    La Primera es sobre los ELEGIBLES: Es, obviamente, necesario que sean jueces -que son funcionarios de carrera- por razones técnicas y de mérito; y, en consecuencia, muy pocos son los elegibles. A diferencia de lo que sucede con los otros dos Poderes, para los que (en principio) es elegible hasta Ginés, el pocero de mi pueblo, simplemente porque es elector. La paradoja es: ¿No sería oportuna entonces, y por las mismas razones, cierta cualificación mínima en los elegibles, al modo del Supremo? Si van a dedicarse a hacer leyes en un Parlamento, ¿no debieran entender de esas leyes, aunque no fuera tanto como los que las van a aplicar? Y para el Ejecutivo, ¿no debieran exigirse unos estudios básicos, digamos en Economía, o Ingeniería de Caminos, o Derecho? No me resuelva esta paradoja, porque sé la respuesta.Es NO, porque cualquiera, incluso Ginés, debe poder ser Presidente de la República, si así lo desean la mayoría de los españoles. O esto no sería una Democracia.

    La Segunda es sobre los ELECTORES: Si es necesario pertenecer al subconjunto de los miembros activos del mundo jurídico para poder votar, será porque, para elegir tan altos cargos, se considera imprescindible saber de leyes. Y viene la paradoja: ¿Y para votar al Ejecutivo o al Legislativo no hace falta ninguna cualificación del votante? También sé la respuesta. Otro no, o esto no sería Democracia.

    Pero aquí sí que me gustaría que me razonase usted lo siguiente:

    – ¿Por qué no puede el entero cuerpo electoral del Pueblo Español elegir a los Magistrados del Supremo, si se le considera, en cambio, cualificado para elegir al Presidente de la República y a los Diputados del Parlamento?

    – ¿No sería más equilibrado con el resto del sistema electoral que esa necesidad de “conocer la razón técnica o experta del Derecho” y ese estar especialmente cualificados para la “interpretacion de las leyes” incumbiera sólo a los elegibles y no también a los electores?

    – ¿Acaso no dimana ese Poder del conjunto del Pueblo Español? ¿Cuándo le hemos dado a ese colectivo especializado la representación de nuestra Soberanía? ¿Por qué la tienen, si no los hemos elegido a ellos antes, por lo menos?

    – ¿Tan seguros están de que sé yo menos sobre la honestidad y la capacidad del Juez Gómez de Liaño que el último funcionario de un juzgado? ¿Tan seguros de que no sabría elegir entre él y el Juez del Olmo, llegado el caso?

    – ¿Cómo es posible que un sutil cambio del sistema jurídico desde el modelo jurisprudencial al modelo “precedential” (directo del inglés) me habilitase, de pronto, unas capacidades como elector que antes tenía dormidas?

    En resumen: exijo la presunción de mi capacidad como elector de los Jueces del Tribunal Supremo, aún en Europa.

    (Por cierto, Don Antonio: ¿y quién elige al Fiscal General del Estado?)

  164. MessageInOut says:

    Por favor:

    Táchese en el penúltimo párrafo ese “exijo” y escríbase un “¿Cree posible?”, y donde dice “Jueces”, que diga “Magistrados”.

    Gracias.

  165. Juan Moreno. says:

    ¡La confusión me aumenta!:

    Si yo como elector todo el conocimiento que tengo de las personas es dentro del ámbito de mi vida social y política cercana, ¿ como voy a tener capacidad y objetividad para elegir a una personalidad elaborada por medios de comunicación con intereses múltiples y dudosos, alejada de mi entorno social ?

    Y como dice el Sr. Trevijano, “de la duda se puede salir, de la confusión nunca”.

    Confusión mental: Síndrome de varias enfermedades caracterizados por desórdenes sensorios, desorientación respecto al lugar, al tiempo, a las personas, turbación en el decurso de las representaciones, incoherencia en el lenguaje, y obscurecimiento de las ideas.

  166. vicente muguruza says:

    Algo me hace concebir alguna esperanza en el futuro, y es que en pocas ocasiones he visto un lugar en el que logren ponerse de acuerdo en algo personas de procedencias políticas tan dispares como las que intervienen en este blog. Ello debe significar que lo que aquí se propone es de sentido común y está por encima de las ideologías de cada uno. ¿Y si resultase que la República Constitucional sirve también para cerrar de una vez el abismo abierto entre las dos españas y para que ambas tengan un proyecto común en el que identificarse y por el que sentirse orgullosos de su nación?
    A esta nación creo que, en el fondo, le queremos la mayoría, pero a veces se le da la espalda, al asistir estupefactos e impotentes a la mezquindad y miserias de quienes con malas artes consiguen ponerse en la cabina de tripulación.

    Salud y República.

  167. Juan Moreno. says:

    En esas estamos Sr. Muguruza, en que se tarden siglos para que no haya un grupo de la tripulación que monopolice el destino del viaje.
    Y hemos te atar al “Ulises” al palo mayor, para que oyendo a las sirenas, no confundan al pasaje.

    Y recuerde este pequeño trozo de un poema de Kafavis:

    ” Lleva a Itaca siempre en tu pensamiento,
    llegar a ella es tu destino.
    No apresures el viaje,
    mejor que dure muchos años
    y viejo seas cuando a ella llegues,
    rico con lo que has ganado en el camino
    sin esperar que Itaca te recompense.”

  168. Lorenzo Aloso says:

    Es un honor para mi participar en este proyecto y que Usted, D. Antonio García – Trevijano, lea estas líneas, por varias razones:
    1) Razones básicas:
    a) He soñado muchas veces con que mi país eligiese directamente a su Presidente como Jefe del Estado y del Poder ejecutivo.
    b) He soñado muchas veces con elegir al Diputado del Distrito de Aravaca-Pozuelo (Madrid) en el Congreso de los Diputados, como genuino representante político de ese “demos?. En el caso de que cumpliese los requisitos de población y territorio para ser Distrito.
    c) He soñado muchas veces con elegir al Juez del Distrito y al Fiscal del Distrito.
    d) He soñado muchas veces con elegir al Alcalde de Madrid directamente y al Concejal de Aravaca en el Ayuntamiento.
    e) Pienso que la piedra angular de la separación de poderes son la desconfianza y la vigilancia permanente de unos poderes sobre los otros, los “checks and balances? norteamericanos.
    2) Razones personales:
    a) Desde hace muchos años sigo su trayectoria política a través de los Medios de comunicación y su trayectoria científica y divulgativa a través de sus libros (El Discurso de la República, Frente a la Gran Mentira y Pasiones de Servidumbre ) y sus artículos (es maravilloso tener los de “El Mundo? todos juntos en esta página, me faltaban algunos). Para mi es Usted nuestro “Nicolás Maquiavelo?, nuestro “Charles Louis de Secondat, Baron de Montesquieu?, nuestro “Alexis de Tocqueville?. He aprendido más conceptos, más teoría y praxis política con sus Libros y sus artículos que con los otros que me he leído a lo largo de mi vida. Por cierto, en muchos artículos Usted se queja de las pocas aportaciones del pensamiento español a la cultura europea: su teoría política es una de las mejores aportaciones del pensamiento español.
    b) El Programa de TeleMadrid lo vimos muchos, entre ellos mis hijos que, aunque ambos son estudiantes de sendas ingenierías, les gusta estar enterados del mundo donde viven. Es curioso, sin conocer su pensamiento, se hacen preguntas parecidas y llegan a preferencias iguales que Usted. Uno de ellos, que quiere irse a trabajar fuera de España cuando acabe la carrera, porque no soporta la hipocresía de mucha gente influyente y de los dirigentes políticos, al verle debatir y defender sus posiciones no dudó comentar en su jerga juvenil:?este tío es el ‘boss’, este tío es el ‘amo’ ?. En ese momento vi en sus ojos esperanza.
    3) Razones profesionales:
    a) Trabajo desde hace varios años como Técnico de Auditoria y Contabilidad en una Dirección del Ministerio de Economía y Hacienda, que provenía de otra que a su vez se desgajo de otra, etc. etc. Como sabe Usted, es la forma que tienen estos políticos de comprar a los burócratas: dar cargos y carguillos.
    b) Me he dedicado a analizar los Presupuesto de todas las Entidades locales de España (Municipios, Mancomunidades de Municipios, Comarcas, Provincias, Islas, Entidades Metropolitanas, etc. etc.). Allí he visto con mis propios ojos la descomposición del Estado: cada vez con menos competencias, cada vez recaudando más, cada vez transfiriendo más recursos, cada vez cediendo más impuestos estatales para financiar los Presupuestos de los nuevos “miniestados? y de esa multitud de Entidades locales que se solapan, duplican o triplican sus funciones. En fin, políticos y politiquillos insaciables: la versión administrativa de Gargantúa.
    c) Muchos de mis compañeros se han dedicado a elaborar informes que justificaban los traspasos de competencias a cada Comunidad Autónoma previamente pactados. Les daban la cifra final y tenían que inventarse el guión (¡qué importa el coste real, paga la Hacienda Estatal) o que justificaban el endeudamiento local para financiar obras faraónicas u obras que no eran soporte de un servicio público (¡qué importa más endeudamiento, lo pagarán los que vengan después de nosotros!).
    d) He comprobado que el político regional o local que más financiación consigue del Estado, el que se lleva más botín para su “Taifa? es el más valorado. ¿Se acuerda de la “sociedad de bandidos? de San Agustín? Pues eso y más.
    4) De momento ya está bien por hoy.
    5) Si me lo permite, propagaré su ideario y invitaré a participar en el Movimiento Ciudadano para la República Constitucional (MCRC) a través de mis correos electrónicos y a que sigan la cadena.
    6) Saludos, hoy ha ganado Usted para la causa a cuatro personas.

  169. Dionele says:

    He creido entender que a los miembros de la judicatura los debe elegir un subconjunto de ciudadanos, se entiende, jueces, abogados, etc.

    No estoy conforme. En absoluto.

  170. Fernando says:

    Hola, Buenos días

    A Francisco, MessageInOut, Juan Moreno y J.Cruz os recomiendo buscar y leer “contra la confusión” en la Antología “El Mundo” los artículos de Antonio: LA JUSTICIA EN EL PALACIO DE CONGRESOS y DIGNIDAD EN LA JUDICATURA de la página 188 a la 190 de Febrero de 1997. En el artículo INDEPENDENCIA FISCAL página 83 dice: “El cargo de fiscal general del Estado debe desaparecer…”

    Salud. Lealtad y Fraternidad

  171. Thulio says:

    A MessageInOut 177.
    La transmutación en Democracia desde cualquier otro sistema político es compleja y tiene diferentes aspectos, todos importantes: El miedo a la revolución, la definición del objeto y sus propósitos, la precipitación del proceso, la confusión en el cambio, la conclusión del sistema anterior, la integración y nueva participación popular, los recursos disponibles, cohonestar las partes resultantes, etc.

    De entre ellos uno es el deseo de elegir todo, o también no saber qué merece elección. Es obvio, que la Democracia no es elegir siempre, como reflejo de estadios anteriores en que no se elegía nada, se elegía poco o se elegía mal; tampoco elegir porque el Poder lo ostenta el Pueblo y de él deviene todo. La Democracia es la aplicación de la soberanía de los ciudadanos a los asuntos que lo merecen y por tanto no se puede dilapidar su energía su voluntad y su cohesión.

    Que el Poder Judicial, como derechohabiente, dependa de la voluntad última de los españoles, mayores de edad, sin inhibición de sus derechos, no significa que debamos elegir cada órgano judicial, ni las Audiencias ni el Supremo. El currículum vitae, la trayectoria profesional, su conducta y magistratura –nunca mejor aplicado el término- deben suponer valores destacables en su promoción y ascensión.

    La elección se hace entre opciones dispares e incluso muy distintas, pero cuando hay proximidad entre las alternativas y se desconocen las aptitudes, competencias y habilidades, es preferible descansar la responsabilidad de designar en cualidades y virtudes sublimes, no en gustos u opiniones. El Tribunal Supremo es un órgano técnico y no debe “contener? facciones políticas o territoriales, ni ser vitalicio como la Corte Suprema USA, ni depender del Consejo General del Poder Judicial, ni colisionar con otros Tribunales –como pasa en España-, ni guardar proporcionalidades de nada.

    El Tribunal de la Haya o el TSJCE en Estrasburgo, o el futuro TPI, son instancias excepcionales, que no cuestionan la supremacía –término ajustado en este caso- del T. Supremo. Valga esta alusión a dichas instancias internacionales, para recordar, que tampoco se eligen democráticamente dichos tribunales.

    El Fiscal General del Estado confunde, en mi opinión, sus funciones y cree que debe apoyar al Gobierno, deslegitimándose como institución estatal. Incluso no observando la pureza del proceso, sino qué conviene al partido en el poder. Es desgraciadamente una figura corrupta e infame, que debe ser reformada, para que actúe como ministerio público y no de intereses particulares.

    Tampoco se eligen los ministros, ni los secretarios de estado, ni el Tribunal de Cuentas. Finalmente creo, que no debiera existir el Consejo de Estado. Saludos

  172. MessageInOut says:

    Señor García-Trevijano:

    Espero que entre mi osada pregunta-racimo y su acertada respuesta haya quedado claro para todos que lo que hay que pedirle al Tribunal Supremo es profesionalidad e independencia de las veleidades políticas, siempre coyunturales, que pueden asolar un país.

    Así como los jueces deben abstenerse de actividades políticas, los ciudadanos debemos abstenernos de politizar la Judicatura.

    Gracias por su paciencia.

    Salud y República Constitucional.

  173. Leonardo Balmaseda says:

    Comentario al 173 de D.Antonio y a anteriores y posteriores comentarios de otros amigos, sobre la elección popular o de todo el cuerpo electoral de los miembros del Tribunal Supremo.
    En primer lugar convendría, y eso debería quedar claro a todos los miembros del MCRC, distinguir entre lo que es un Poder Judicial, entendido como órgano de Gobierno de los Jueces encargado de regular los aspecectos puramente administrativos, organizativos, formativos y disciplinarios, de todo el colectivo de Jueces y Magistrados de carrera, sustitutos o interinos; de aquellos otros que son estrictamente jurisdiccionales y donde los Juzgados y Tribunales en aplicación del derecho escrito y codificado preferentemente, resuelven o tratan de resolver los conflictos de intereses que se suscitan en la sociedad, en el ámbito civil, penal, contencioso-administrativo, laboral o social etc.
    Por completo de acuerdo con D. Antonio: Nuestra tradición jurídica “continental”, hace que la función de los jueces se limite a aplicar el derecho escrito y codificado y para ello deben contenar con una extraordinaria formación jurídica no susceptible de plebiscito popular, pues esto conduciría a la arbitrariedad más absoluta en la solución de los conflictos jurídicos y de intereses que toda sociedad plantea. Tengo que decir que existe en nuestro derecho vigente y en desarrollo de la constitución de 1.978, la Institución del Jurado Popular, por la que los ciudadanos legos en derecho, pueden, en causas penales y para determinados delitos “enjuiciar” emitiendo un veredicto de culpabilidad o inocencia de un acusado de delito,pero, y aquí está la naturaleza de la partitocracía, el legislador partitocrático “olvidó” que el jurado popular pudiera enjuiciar los delitos de corrupción y los cometidos por cargos públicos.
    Vuelvo al eje esencial de mi exposición. Lo que hoy es en nuestra Constitución el Poder Judicial en lo que tiene de perturbador a la auténtica independencia de los jueces y magistrados que dicen el derecho en el caso concreto y resuelven el conflicto entre ciudadanos; si debe ser objeto de una elección democrática por todo el Cuerpo electoral de los ciudadanos y no por un colegio electoral restringido a los Jueces, Fiscales, Secretarios y el resto de los funcionarios al servicio de la Administración de Justicia.
    No quiero alargarme más.

  174. Leonardo Balmaseda says:

    Me alargo un poco más.
    La Constitución de la futura República Constitucional deberá recoger una verdadera defensa de la independencia e imparcialidad de los Jueces y Magistrados en el ejercicio de sus funciones. Y será la sociedad civil en elección democrática, la que elija a los órganos técnicos encargados de la formación, selección, provisión de destinos y política de nombramientos. El Consejo General del Poder Judicial actual es el resultado del reparto en cuotas de las ambiciones partidarias, en busca de la inmunidad e impunidad de sus trapacerias y corrupciones.
    Un saludo republicano

  175. Isidro says:

    Bueno,yo quería saber si el que firma J.Cruz,es el periodista que todos conocemos o bien sólo una coincidencia en el nombre.Espero su respuesta.Gracias.

  176. J Cruz says:

    A Isidro: para tu tranquilidad he de decirte que mi nombre es Juan Cruz, y no soy periodista; como dices es mera coincidencia.
    Saludos.

  177. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 177

    Querido Messagein

    Ante tanta imaginacion en el vacio (fantasia), y para no hacer un tratamiento sistematico de la cuestion judicial, resumiré mi criterio:

    1. La jurisdiccion de jueces, magistrados y fiscales instructores, no es susceptible de ser desempeñada con eleccion de sus titulares por los justiciables.

    2. El control de la corporacion judicial lo ha de tener un organo de gobierno de caracter politico, de pocos miembros (11 sería suficiente), juristas, que serían elegidos por los integrantes de todo el orbe juridico, incluidos catedráticos y profesores de derecho y de medidicina legal.

    3. Por ser simbolo de la independencia judicial, el Presidente del Tribunal Supremo, debe tener la misma legitimacion que el órgano de gobierno, o sea, ser elegido tambien por el orbe juridico. Logicamente, el TC y el Fiscal General, se disolverán.

    Las demas cuestiones son secundarias y se resolveran en las leyes que desarrollen la Constitucion. Con esta respuesta considero que he respondido a todos los que han opinado sobre el tema, a quienes les agradezco la justiticada importancia que le dan.

  178. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 180

    Querido Vicente

    Has percibido la profundidad de lo fines del MCRC. Es natural que el sentido comun y la decencia hayan comprendido que el problema de las dos Españas ha sido creado por las ambiciones ideologicas y la division de una clase dirigente incapaz de ver que la libertad politica, garantizada con las reglas de la democracia formal, es la condicion sine qua non de cualquier proyecto de gobierno. Por ello, ni España, ni la democracia, ni la libertad politica, pueden rebajarse a la categoria de proyectos. Son una necesidad histórica. Los proyectos seran asuntos de mero gobierno, sujetos al debate ideologico.

    Me ha gustado tu enfoque. Salud y lealtad.

  179. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 182

    Mi querido Lorenzo

    Me ha impresionado todo tu comentario, sobre todo la reacción de tus hijos. Y no solo te permito, sino que te exijo que nos ayudes en la preparacion de la Asamblea Fundadora del MCRC. Vivimos cerca y podemos
    trabajar en un dictamen concreto, con cifras, sobre el daño economico que estan causando las Autonomias, por los vicios que denuncias, y que justifican la inclusion del punto XVII en nuestra Declaracion.

    Te felicito, en mi nombre y en el del MCRC, por tu maravilloso y exacto comentario. Me gustaria que le dijeras a tus hijos como me han emocionado. Hasta pronto, saludos afectuosos y lealtad.

  180. anonimo says:

    No estoy de acuerdo con que desaparezca el TC. Este es el órgano que permitiría controlar cualquier “desajuste” de “jueces estrella”.
    Si la norma constituyente es el punto de partida de nuestro movimiento, alguien tendrá que velar por que sea invulnerable.
    Estoy dispuesta a organizar un acto en Sanlucar, creo que la Duquesa Roja también podría participar.
    Por último, comentan que se están censurando a opiniones discrepantes.
    Espero que no sea cierto, porque entonces tendría que apartarme del movimiento. Libertad absoluta para quien discrepa. Mal comienzo sería lo contrario.
    Gracias, maestro.

  181. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 186

    Querido Thulio

    Aunque ya he repondido al tema, no quiero dejar de felicitar a tu exacta vision del problema, propia de un buen jurista. Recordando nuestro encuentro en Punta Umbría, te saludo con lealtad al MCRC.

  182. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 188

    Querido Leonardo

    Completamente de acuerdo con tu comentario 188 que, como el de Thulio, esta concebido con conocimiento de la materia juridica. No pudo decir lo mismo del 189, pues la frase referente a que la sociedad civil debe elegir democraticamente los organos técnicos encargados de …, o es demagogica o se refiere al organo de gobierno que controle la magistratura. En todo caso, te agradezco tu excelente texto. agradecido roceso ire

  183. Leonardo Balmaseda says:

    Al comentario,199 de D. Antonio
    Lo que quería decir en mi comentario número 189, y consideré que quedaba claro, es que la elección democrática es del órgano de gobierno que controla la magistratura. Lamento no haber sabido expresarlo con claridad. Pensé que se deducía de mi continua referencia a las disfunciones e intromisiones en la indepencia judicial del actual organo de gobierno de los Jueces, el C.G.P.J.
    Agradezco su comentario, especialmente viniendo de un excelente jurista como Ud.
    Un abrazo

  184. Ze says:

    Estimado don Antonio:

    Le agradezco que sea precisamente usted quien cumpla a la perfección esa máxima anglosajona de «be clear, be brief, be seated». Es saludable saber que nuestro tiempo es valioso no porque sea oro, sino porque es el medio que tenemos para llevar a cabo nuestros proyectos.

    Hace algún tiempo comentó usted que esperaba encontrar un editor para su libro de arte –creo que para algunos otros descatalogados también–.

    Si lo estima conveniente, puedo ponerle en contacto con el director de una editorial con quien he mantenido contacto comercial en los últimos tiempos y que publica a un excelente amigo, primer expada de la lexicografía española.

    Estoy a su disposición.

    Un saludo cordial

    Ze

  185. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 197

    Querido anónimo

    Demostrado el fuerte sentido de la responsabilidad de todos los participantes en este blog, resulta insadecuado seguir utilizando anonimos. Lo que no impide que cada cual firme como quiera.

    Los Tribunales Constitucionales fueron creados por Napoleon (idea de Siéyés) para que la Magistratura no tuviera jurisdicion sobre las leyes políticas. Y no hay un solo TC en toda Europa que deje de cumplir esa función conservadora del sistema politico. Los derechos individuales (recursos de amparo), muy dificiles de admitir, son la gota dulce en el oceano salado de la constante inconstitucionalidad de unas leyes, que los Jueces han de aplicar porque carecen de facultad para inaplicarlas, salvo en rarísimos casos de valentia (recurso de inconstitucionalidad). ponde pueden suspender la aplicacion hasta que el TC resuelva.

    El MCRC no propone que se elimine la funcion, sino el órgano del TC, y que sus funciones pasen a una sala especial del TS, como en EEUU. Pero donde se produce la separacion del poder legislativo y el judicial, como lo demostró Tocqueville, no es en el recurso de insconstitucionalidad (última apelacion), sino en la potestad de Jueces de 1ªinstancia y Magistrados de Audiencia para no aplicar leyes que consideren inconstitucionales, sin perjuicio del recurso del justicible ante la Sala del TS.

    ¿Como puede concebir siquiera que en este MCRA pueda limitarse la libertad de expresion? Eso quiere decir que no ha comprendido su naturaleza. La difamacion será continua, y debemos ser indiferentes.

  186. Antonio Garcia Trevijano says:

    continuacion al 197

    Iré encantado a Sanlucar, donde he sido invitado por mi gran amiga la Duquesa de Medina-Sidonia, sin que le haya podido dar satisfaccion. Si no tienes una plataforma legal para organizacion, convocatoria y celebración, tal vez podais utilizar su Fundación.

    Como hice los estudios escolares y los dos primeros años de bachiller en Chiclana de la Frontera, podeis contar con la ayuda de mis amigos de infancia y sus familiares, tomando contacto con los Hermanos de la Doctrina Cristiana, el Ayuntamiento de Chiclana y el abogado Carlos Bertón, que estuvo de pasantía en mi bufete de Madrid. Gracias, salud y lealtad.

  187. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 201

    Querido Ze

    Conforta que aprecies el laconismo antirretórico. No sabes como apreciaré tu ayuda para editar mi libro de arte, y reeditar los agotados. Las tareas que me exigen el MCRC, y mi bufete, no me dejan un minuto libre. Puedes contactar con Francisno, para que te dé mi direccion en correo electrónico. Con lealtad.

  188. lohablo says:

    al comentario 193 del señor Garcia Trevijano. De acuerdo incluso en incluir en la lista de electores a todos aquellos individuos que tienen que ver con lo juridico. Lista que ampliaría con la de los jubilados que tuvieron su profesión arraigada en este ámbito de relaciones humanas expresadas por lo normativo . Miguel Angel

  189. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 205

    Querido Miguel Angel

    Tu idea de incluir a todos los jubilados de las profesiones juridica es excelente porque son ellos los que mejor conocimiento tienen de los elegibles. Cada vez que dejas de lado la retorica, tu estilo es mejor y tu aportacion más eficaz. Salud y lealtad

  190. MessageInOut says:

    En relación al Tribunal Supremo:

    Aunque creo haberlo dejado claro ya en (187) –en donde respondía a Thulio, creyendo hacerlo a Don Antonio–, repetiré ahora que las razones de García-Trevijano me parecen CLAR?SIMAS Y SUFICIENTES como para dar el asunto por cerrado, al menos por mi parte.

    Mi frase en 187: “Así como los jueces deben abstenerse de actividades políticas, los ciudadanos debemos abstenernos de politizar la Judicatura? procuraba dejar claro que lo he entendido. Y también, el exceso de mi propuesta.

    Salud y República Constitucional.

  191. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Querido Antonio: La fuerza de estos principios y valores, además de estar en ellos mismos como veneros de la libertad política, se asienta en que también son los pilares de la Democracia Clásica, y de las ansias de libertad de la civilización occidental. Es responsabilidad nuestra llevarlos de su ser en potencia a la plenitud del acto.

  192. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 208

    Querido Martin-Miguel

    Nos complace a todos coincidir con los pilares de la democracia clásica, pero como sabes muy bien nuestro fin y nuestro humanismo no son los mismos. Aquella se asentó en la desigualdad (esclavitud) y no era representativa, sino asamblearia. Lo que no impide que nuestros principios y valores universalicen los de aquella epoca fundadora y legendaria. Ella nos inspira el concepto de libertad politica, en tanto que libertad colectiva. Con afecto y lealtad.

  193. MessageInOut says:

    Compañeros:

    La esencia del cambio que busca el MCRC, respecto a lo actual, la cifro yo en tres cuestiones esenciales:

    1. Elección específica del Presidente del Ejecutivo, que deja de depender del Legislativo y también pierde su control sobre él. El ámbito es toda España y el sistema, el de doble vuelta.

    2. Cambio del sistema electoral de los Diputados al de circunscripciones unipersonales a doble vuelta.

    3. Eliminación del sistema de elección de los componentes del Tribunal Supremo por cuotas de partidos. Eliminación de los contra-poderes judiciales.

    Los puntos 1 y 2 son aplicables a cualquier elección autonómica o local. El 3 requiere que no haya iniciativa alguna de modificación del sistema judicial desde autonomías y municipios.

    Cada punto ha dado lugar a debates propios: así, en el 1, se ha debatido aquí en sus modalidades republicana y monárquico-decorativa (171.1 de García-trevijano); el 2, en cuanto a listas abiertas, sistema que se muestra insuficiente; y el 3, ha suscitado también su debate, con relación a la oportunidad o no de la elección popular de los más altos cargos del sistema interpretativo de las leyes, habiendo quedado claro que la independencia del Poder Judicial debe ser no sólo de los otros dos Poderes, sino del ámbito político todo (186, 187 y 193 de García-Trevijano): no se debe politizar el cuerpo técnico judicial: el cómo deben de interpretarse las leyes no es una cuestión de la competencia popular.

    Mi relativa experiencia en Internet me dice que hay decenas de colectivos –organizados en foros, o blogs, o hasta micropartidos–, que están trabajando en cada unos de estos campos, aunque sin el fundamento teórico suficiente como para concluir que las tres condiciones anteriores se dan y se perfeccionan en la República Constitucional.

    Considero importante que abordemos esos foros para explicar la racionalidad de nuestra posición, para que comprendan que han de extender sus propuestas parciales hasta coincidir con las nuestras. Y que, en esencia, el sistema no se reformará desde el interior, sino que ha de quebrar para dar lugar a uno nuevo. Pero, para ello, necesitaremos:

    1. Una posición sólida y cerrada respecto a la idoneidad de nuestra propuesta, que debemos haber entendido antes a la perfección.

    2. Un fuerte bagaje de exposiciones sencillas y expresivas que evidencien la verdad.

    3. Perseverancia, rigor y lealtad.

    El fruto de ese trabajo merece la pena, creo: Canalizar la enorme fuerza insurgente de esos colectivos en la dirección correcta. Hay muchas inteligencias desperdiciadas en esfuerzos equivocados o inútiles. Algunos se adelantan a su tiempo, ven un futuro mejor, aunque por su fantasía exaltada, se figuran y creen con facilidad cosas quiméricas. Son visionarios.

    Más arriba, alguien ha denostado a los visionarios y nos ha identificado con ellos. Discrepo. Un visionario es el que quiere cambiar la sociedad a su antojo sin reparar en los mecanismos para conseguirlo. Nosotros lo que queremos es imponer los mecanismos perfectos para que sea la Sociedad la que cambie a su antojo. Es el único modo de que esas visiones se puedan hacer realidad.

    Salud y República Constitucional.

  194. Thulio says:

    El fracaso del Tratado para el Establecimiento de la Constitución Europea supuso el recuerdo de las mismas aberraciones que la Constitución Española de 1978.

    Falta de transparencia constituyente, falta de información previa a los ciudadanos, desarrollo y redactado sin participación de la Sociedad, falta de Democracia y Lealtad a la Ciudadanía, soberbia y altanería de la clase política, intimidación de la voluntad libre de los ciudadanos, cesión de soberanía sin consentimiento de los titulares del derecho, falta de legitimidad en la adhesión por una abstención abrumadora, falta de representación deemocrática de los redactores del tratado, irreversibilidad dada la obligada unanimidad de los requisitos, etc.

    A pesar de los avisos y advertencias de la Sociedad: el No de los noruegos en 1973 y reiterado posteriormente, el sí condicionado de Reino Unido; la exclusión de la voluntad popular en España en 1985; No de Dinamarca 1992 a Maastricht; NO de Irlanda junio 2001 a Niza; No de Francia mayo 2005 al TECE y no final de Holanda junio 2005 al TECE.

    No se puede hacer Europa contra la Sociedad y menos con engaño y traición. En España existe una Constitución sin la ciudadanía y contra sus derechos fundamentales, que se mantiene mediante el engaño y la indignidad; así nos va… Es indispensable una verdadera Constitución demócrata. Aportemos voluntades en ese sentido. Saludos leales

  195. anonimo says:

    Gracias por su comentario, pero he leído en otra página -“kaos en la red”- que Vd. viene censurando las opiniones divergentes o así lo manifiesta un participante de este foro.
    Espero que no sea cierto, como algunas referencias a otras páginas sobre su trayectoria respecto de Guinea que aparecen en dicha página “kaos en la red”.
    Mañana contactaré con la Duquesa y con la Fundación Municipal para poder celebrar el acto a primeros de Octubre, si Vd. me autoriza.
    Gracias, maestro.

  196. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 212

    Querido y persistente anonimo, no sabía que Kaos en la Red fueran un blog de la infamia y la difamacion. En dos ocasiones se han dirigido a mi por email, y les he atendido. A partir de ahora, rompo todo tipo de comunicacion con ese antro.

    Tines mi autorizacion para preparar el acto de Sanlucar a primeros de Octubre. Otra persona que puede ayudarte es el abogado de Cádiz Jose Manuel Jareño, jmjareno@telefonica.net Muy agradecido.

  197. MessageInOut says:

    A Anónimo (212):

    No podréis minar mi confianza en el MCRC atacando a la figura de García-Trevijano.

    En primer lugar, porque nadie de la catadura moral de ese hombre que dibujáis actuaría como García-Trevijano lo hace, ahora y desde que lo conozco. Jamás vi una falta de coherencia en sus posturas o en sus discursos.

    En segundo lugar, y me cito a mí mismo: “Ni siquiera aunque alguien me demostrara con fotos y actas notariales que García-Trevijano fue dictador antropófago de un país centroafricano, allá por sus años jóvenes, dejaría de creer que lo que dice hoy en este foro. Porque mi certeza no sale de la confianza en él (que es mucha), sino de la confianza en mí mismo y en mi propio criterio para discernir que lo que Antonio García-Trevijano dice ES LA VERDAD.”

    Declaro que, en ese sentido, el tema de Guinea se me da una higa.

    Gracias.

  198. Simio de Verano says:

    Si existe la libre eleccion de medico en el sistema nacional de salud, a pesar de carecer de los conocimientos tecnico / cientificos / medicos necesarios ¿porque no puede haber libre eleccion de miembros del tribunal supremo?

    ¿No se fia del pueblo soberano? ¿No es llevar demasiado lejos el punto 1 …Porque los seres humanos no nacen iguales en capacidad física y mental…

  199. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Messagein

    Agradezco tu constante defensa de mi integridad moral. Pero creo que no debemos responder a personas que se atreven a recordar la difamacion de que fui objeto por parte del PSOE (para desautorizar la unica voz publica que continuaba impulsando la ruptura democratica), sin tomarse la molestia de leer, en la antología de este blog, el artículo del representante de la oposicion guineana, Severo Moto, que zanja definitivamente el asunto. Con mi amistad, hasta pronto.

  200. manuel says:

    Apreciado Antonio:
    He leido su libro “Frente a la Gran Mentira”, el cual me ha parecido bastante interesante y aclaratorio con respecto al concepto de lo que se debería entender por democracia en la época moderna; aunque han habido cosas en él que no acabo de ver claras. Ahora estoy leyendo el libro “La partitocracia” de Fernandez de la Mora, el cual hace un análisis muy interesante sobre los partidos políticos; la tendencia oligarquica; la representatividad -y su creencia legitimadora- y la gobernabilidad; etc. Habiendo una frase que me ha llamado la atención, y que el autor extrae de Mosca y Pareto: “no hay más forma de gobierno que la oligarquia”.
    Le agradeceía me facilitara algun comentario suyo sobre dicho libro de Fernandez de la Mora, si es que lo ha llegado ha leer.
    Reciba un cordial saludo de Manuel.

  201. Antonio Fernández Sáez says:

    Perdonad mi novatez,solo hace una semana me siento honrado de pertenecer en ei MCRC;desde su presidencia en la Junta Democratica y en la Platajunta,su dimisión su actitu moral e intelectual lo convieron y hoy mas en el persnaje ude de lanicamente honesto y lúcido de la vida politica española. Inicio el debate, losw asuntos perentorios son las Fuerzas Armadas y de OP junto el aparato de inteligencia,tambien y,es claro relaciones internacionales salud lealtad y República Constitucional

  202. Antonio Fernández Sáez says:

    Creo que todos los compañeros del MCRC comparten que en el aparato de estado hay dos estructuras pererentorias en primer lugar el Ejercito y nuestas Relaciones Internacionales;tengo las ideas muy claras, hoy solo pret6endo iniciar un debate fraternal.Salud,lealtad y Repúblca Constitucional

  203. Mª Luz says:

    Es indudable su buena fe de hidalgo español. Mas, sus contradicciones son llamativas. ¿En qué va a fundamentar la lealtad, en el aire metafísico en el que usted no cree. Extráñame tanto verbalismo en una persona tan inteligente y tan ilustrada como usted. Aunque quizá sea esa creecia en Dios, que usted mismo dice favorecer el estudio en profundidad de la Filosofía, y que en usted es una excepción; tal vez esa falta de fe le impida también ver más lejos. Sin embargo, puedo decir que sin tanta preparación filosófica como la suya, pienso que sus “peticiones de principio” son eso mismo. Puro sumario de buenas intenciones.
    Le animo a examinar la obra del Profesor José lois Estévez (on-line) y que refute alguna de sus demostraciones científico-políticas, si lo hiciere, sería usted el primero. A lo largo y a lo ancho de nuestra querida patria he enviado electrónicos heraldos que han encontrado los Campos de Castilla y todos los demás cerros, colinas, valles, playas o acantilados, desiertos de esas personas valientes que usted espera encontrar.
    ¡Ahora, eso sí, también usted me lleva la delantera en idealismo! ¡Y, mis amistades y parientes qué pensaban que no cabía serlo más!
    ¡El Señor le premie con la fe, pues buenas intenciones no le faltan!
    ¡POL?TICA CIENT?FICA DEL DERECHO! Lo demás son frases bonitas. ¡Qué la PROVIDENCIA DIVINA nos ayude!

  204. Caronte says:

    Nuevo soy y recien llegado a este blog, aunque viejo ya en la andadura que me trae por estas ideas, de las que tuve conocimiento hace unos 13 años. Todavía recuerdo el impacto que me causó aquel programa de La Clave sobre “Juan III”. Desde entonces me dediqué a “tirar del hilo”. Y no fue fácil. En primer lugar por mi desconocimiento en materia de Derecho y Politología. Pero conseguí ir arañando información y comprobar que efectivamente, lo que decía aquel señor de pelo canoso, trajeado, serio y contundente a la hora de exponer frente a unos patanes, era cierto: que no había democracia, como nos habían hecho creer desde el colegio.
    Y ahora, aquí estoy. Acaba un camino que he recorrido casi en solitario, con la compañia de algún que otro amigo en tertulias nocturnas y de mi familia. Pero empieza otro, en el que parece que estaré más acompañado y al que espero se unan cada vez más caminantes. Tampoco creo que vaya a ser fácil la andadura, pero ya se que no estoy solo.
    Gracias Sr. Trevijano por lo que nos ha dado, y a todos los demás por haber llegado hasta aquí.
    Seguimos en marcha

  205. Jose A. Sanchidrián Huergo says:
    Una introducción personal Yo soy español. Es algo que no he elegido. Sólo es el reflejo de la históricamente reciente parcelación humana en sociedades estatales. La tozudez de esta realidad hace más conveniente aceptarla y buscar motivos para sentirte orgulloso de ello. En todo caso, disponiendo de los medios y la voluntad necesaria, uno puede emigrar a otro estado de su gusto y, cumpliendo las exigencias legales oportunas, cambiar su nacionalidad por una nueva. Pero esquivar el peso y el control de las organizaciones político-administrativas que ese cruce de voluntades, creencias, inercia, deriva, azar…, que llamamos Historia ha creado, es imposible. Bien pensado, el ser español no es algo tan malo. Desde luego que estamos en la parte económicamente buena de este planeta. Incluso nuestra historia y nuestra cultura han dejado hitos de resonancia mundial. Y sólo unos pocos estados, de entre todos, podrían presumir de lo mismo. Es más, es el nuestro el de más rancio abolengo. Pero esto lo digo ahora, porque durante la mayor parte de mi adolescencia y juventud, hasta prácticamente los 25 años; y no me ruborizo de confesarlo: ¡yo no quería ser español! Ahora me pregunto el porqué. Dicen que las primeras experiencias son inolvidables. Y debe de ser cierto porque lo veo como si fuera ayer. En un colegio público, el año 77 y a la tierna edad de 7 añitos, bajo la agradable melodía de “libertad sin ira”; nos entregaron un panfleto, recreado por el dibujante José Ramón, donde se nos machacaba con las bondades de una constitución. Nosotros, claro, no sabíamos, ni supimos entonces, qué era una constitución. Lo que sí aprendimos bien es que era la panacea de la felicidad, globos de colores, ancianitos en el parque y sonrisas. Y al año siguiente, el 6 de diciembre festivo. ¡Qué guay! Sí, así de pertinente fue mi primera experiencia política: un auténtico lavado de cerebro de pequeñín. Recuerdo lo que se ha llamado la transición como una ardua etapa de negociaciones. “Pacto”, “acuerdo”, “consenso” eran las palabras clave de todo el meollo. El término “mayoría” ni se pronunciaba. Es más, había quienes definían la democracia como “el respeto a las minorías”; pero no en un contexto de reglas o derechos, que son las mismas e intocables para todas las personas (bueno ellos, claro, no veían a la persona o al ciudadano, sólo veían los pueblos, concretamente “su pueblo”), sino pretendiendo arañar legitimidad para decidir en pie de igualdad con la mayoría en asuntos generales y, naturalmente, investidos de máxima autoridad en los asuntos de su pueblo. Lo más increíble es que los supuestos representantes de la mayoría de los españoles cedieron entonces, faltando a los más elementales principios de la democracia. Parece que 26 años de asesinatos, coacciones y concesiones después, las minorías nacionalistas no han tenido suficiente y siguen altivas, insultantes y hasta rebeldes. Y no hay que ser ninguna lumbrera para saber que todo nacionalismo aspira a su único fin posible: la independencia política en un estado propio. Con lo que se mercadeaba en aquel entonces —la nación española, la lengua común, el reparto del poder y del Estado…— yo no lo sabía por mi tierna edad; pero creo que la enorme mayoría de los españoles y españolas adultos tampoco. De todas formas aquello era bueno por principio, y todos los medios de comunicación social aplaudían a lo unísono. Fue así, acordando un sistema electoral no representativo, llamado “de reparto proporcional”, como se eligieron Cortes Generales para legislar con Suárez. Por arte de magia, se transformaron en constituyentes y seis personas negociaron la ansiada constitución. Los españoles, tras 40 años sin libertad y sin posibilidad de crítica ni campaña en contra, lo aprobaron en referéndum. Pero el 6 de diciembre no fuimos al colegio. Desde aquellos maravillosos momentos, la política lo salpicó todo. Hasta perdió interés. Sólo recuerdo cosas aisladas, como lo de las Comunidades Autónomas, la crisis de la UCD y otro día señalado que tampoco fuimos a clase: el 23-F. De aquel, lo único que me llamó la atención fue el poco coraje de sus señorías a la hora de defender lo que luego se les llena la boca en llamar “templo de la soberanía nacional”; y el desagradable hedor que se extendió en ese hemiciclo cuando se estamparon por los suelos al ver, más que los disparos, los bigotes de Tejero. La aparente reacción fue la llegada del PSOE al poder. Ilusión. Mercado Común. OTAN no, inmediatamente después sí. Referéndum y…, ¡sí! Luego hastío, corrupción generalizada, huelgas generales…, ¡y hasta crimen de estado! El gobierno que protagonizó estos escándalos no fue cesado, ni siquiera dimitió un ministro. Y eso que este régimen se dice democrático, y si la democracia es el “menos malo” de los regímenes políticos y permitía esto: ¡menudo panorama nos esperaba! Pero a mí lo que más me influyó no fue la alta política. Lo que marcó mi personalidad —y trabajo me ha costado desprenderme de ello— fue ese ambiente social dominado por la progresía de la posmodernidad. Intentaré describirlo de la manera más fiel. En las formas de hablar y de pensar se reflejaba algo que llamaré el complejo de inferioridad de lo español. Nosotros éramos mucho peores que los demás europeos. Fabricación nacional era sinónimo de chapuza y autarquía franquista. Nuestras costumbres y tradiciones, bárbaras (naturalmente, los toros y el flamenco, no había más). La Historia de España era un cúmulo de desastres, desde el genocidio de las Indias al ultra catolicismo; pero especialmente el hecho del levantamiento fascista, claro que en el maldito nombre de España, contra el gobierno legítimo, democrático y moderno de la II República; y entre cuyas consecuencias está la dictadura y el proverbial retraso que nuestro país arrastra respecto al resto de Europa occidental. Porque de la oriental, existía hasta la noción de que en los países comunistas no había pobres y se vivía mejor. Referirse, pensar o concebir a España como nación era algo impensable. España significaba tiranía y decadencia. No existía sino como concepto geográfico: “el país”. Se daba entre nosotros la renuncia tácita a nuestra propia nacionalidad, o bien eludiendo el tema como algo incómodo y ajeno; o hasta proclamándose “apátrida” o “ciudadano del mundo”. Cualquiera que no cumpliera este ritual, al menos en apariencia —había entonces que vivir disociado y eludir prudentemente estos temas—, y no digamos ya que exhibiese símbolos nacionales, era un facha sin cerebro. No es de extrañar que muchos jóvenes se acogieran a la nueva patria propuesta por el nacionalismo periférico: naciones nuevas, vírgenes, sin historia o convenientemente inventada, que deben todos sus males al yugo de una España que les ha tiranizado. Entre este ambiente era, además, frecuente hablar de temas relacionados con la política. Y al respecto había dos grandes bandos: los que creían en lo que despectivamente se llamaba “el sistema”, por un lado; y los anarquistas, libertarios y utópicos. Yo fui a caer dentro de este segundo grupo, pero, afortunadamente, mi propio espíritu hipercrítico, aparte del mismo hecho de observar la realidad sin prejuicios —algo básico y de lo que la mayoría de la gente es incapaz— me libraría progresivamente del mal. Precisamente, una de las cosas que me llamaron la atención fue que, en reuniones de varias personas, y cuando había que hacer o decidir algo en común u organizar una labor colectiva, se producían dos curiosos fenómenos: o era imposible ponerse de acuerdo; o llegaba el gracioso de turno y fastidiaba el evento. Estos hechos terminaron por hacerme echar por tierra los principios anarquistas de los que era devoto. Tras coquetear con el marxismo hasta el comunismo, llegué a la desidia del apoliticismo. Fue entonces cuando cayó en mis manos un libro titulado “Qué es democracia”, de un profesor americano llamado Robert Dahl. Aquella lectura y la intervención de un señor, hasta entonces desconocido para mí, Antonio García-Trevijano, en un programa de “La Clave”, en diciembre del 91, titulado “500 claves de la Transición”, cambiaron mi percepción de la realidad política. Espero que estas líneas la de otros. Un punto de partida: la sencilla teoría formal de la democracia Toda comunidad política necesita tomar decisiones o aprobar normas que obliguen a todos sus miembros. Aquellos que no acepten esta sencilla proposición pueden dejar de leer, pues no voy a perder el tiempo en convencerles de algo tan evidente. Sin entrar en mayor detalle, como buscar definiciones, orígenes históricos o justificaciones filosóficas, baste señalar que, desde un punto de vista sincrónico, la “comunidad política” triunfante no es otra que lo que se conoce como estado moderno. Hay que resolver un procedimiento para que, siguiendo la terminología del profesor Dahl, esta toma de decisiones colectivas de carácter obligatorio no sólo pueda responder a lo que se ha venido llamando el interés general (que en todo caso habría que decidir, pues los conflictos de opiniones, creencias e intereses existirán siempre), sino que, además, se base en un método lo más sencillo y fijo posible, fácilmente institucionalizable, que; y esto es lo crucial, sea reflejo y articule los principios ético-políticos dominantes en la comunidad. Del principio de participación Si consideramos, por principio, que en la colectividad no hay alguien o algunos individuos mejores que otros, o especialmente dotados para tomar en exclusiva las decisiones colectivas de carácter obligatorio (o normas de gobierno), o que, en todo caso, el señalarles ya constituiría una decisión colectiva: es fácil deducir que en el citado procedimiento habrán de participar todos los ciudadanos mayores de edad de la comunidad. Del principio de igualdad Si de la misma manera, consideramos que la opinión, creencia, decisión o interés de cada particular acerca de un asunto no es, por principio, mejor, más correcta, conveniente o beneficiosa que la de su prójimo: también es fácil inferir que la opinión, creencia, decisión o interés de cada ciudadano particular debe de tomarse por igual de valiosa que la de cada uno de sus conciudadanos, y todas iguales entre sí. Todo en una regla aritmética: la norma de la mayoría Los principios anteriormente citados se pueden enlazar en un procedimiento muy sencillo. Si la opinión, creencia, decisión o interés de cada uno tiene el mismo valor (que éste sea el de la unidad por ser “1” el número más simple): que todos los ciudadanos mayores de edad la puedan expresar simultáneamente el día señalado; y la voluntad individual de la mayoría será la decisión colectiva. Todas las decisiones democráticas se han tomado y se toman de esta forma. Y elegir a alguien para que te gobierne o te represente en un parlamento también es una decisión de este tipo, tengámoslo en cuenta. Se puede decir que, en una sociedad libre y con igualdad de derechos políticos, la norma de la mayoría es la democracia: un mero procedimiento formal. Aunque no sea estrictamente necesario para los buenos entendedores, el no dejar ningún cabo suelto obliga a resolver las limitaciones de la norma de la mayoría. Cuando la opción a elegir es doble, “una” u “otra”, “sí” o “no”, que es el caso más sencillo, no se plantea ninguna dificultad. Pero, ¿y si fueran más variantes? Veamos el siguiente ejemplo, con una opción triple. Supongamos que de 100 personas, 45 quieren una opción A, 35 otra B y 20 eligen una C (si alguna fuera preferida por 51 personas no habría problema). La voluntad de la mayoría es indudablemente A, pero podría suceder que ésta resultara especialmente ominosa o perjudicial para los demás; y, desde los parámetros señalados, ¿qué vale más, la satisfacción de 45 o la insatisfacción de 55? Para superar este dilema se puede acudir a una segunda votación, ahora solamente entre las dos opciones, A y B, más apoyadas en la primera. Lo más razonable es que los que eligieron A y B sigan con las mismas, y aunque ahora los 20 que se quedaron con C no pueden votar su favorita, sí pueden, al menos, decidir su segunda opción, una vez descartada aquella en la primera votación (como no preferida por 45+35). Esta forma de “simplificar” las opciones en una segunda vuelta no contradice en nada los principios citados, y nos resuelve complicaciones. Tal y como lo he definido anteriormente: “que todos los ciudadanos mayores de edad puedan expresar simultáneamente su opinión, creencia…”; nos podría llevar al caso de que estas opiniones, creencias…, fueran diferentes en un número exagerado. De entre 100 personas podría haber, 15, 51,76 o hasta las 100 voluntades diferentes, lo que reventaría el proceso. Naturalmente, es necesario preparar las votaciones seleccionando las opciones más racionales o adecuadas, trabajo que se puede encargar a un grupo más pequeño o comisión (para no alterar la participación y la igualdad, o seleccionando sus miembros por sorteo o eligiéndoles para tal propósito, algo que debe organizarse conforme a aquellos principios, y cada uno de los comisionados alcanzar tal dignidad como fruto de una elección democrática de sus conciudadanos). En general, a la hora de decidir leyes o medidas de gobierno se debe presentar el procedimiento democrático como algo sencillo: “sí” o “no”, “a favor” o “en contra”. Sin embargo, en el caso de elegir personas para un cargo o magistratura, no se puede limitar la libertad de presentación de los candidatos a dos, con lo que, en el caso de que ninguno alcance la mayoría necesaria (51%), habrá que simplificar en una segunda vuelta. El estado democrático Hemos visto como la democracia no es más ni menos que un método aritmético para tomar decisiones colectivas apoyado en unos derechos y libertades individuales, y cuyo ejercicio supone la realización de los principios, aledaños a estos derechos, de participación e igualdad política. Adaptar algo tan sencillo a la constitución del poder político y al gobierno de una colectividad, aún tan basta y compleja como un estado, no debe de suponer ningún malabarismo ni empresa inabordable. La primera y evidente implicación es que todos los ciudadanos del estado tienen derecho a tomar las decisiones colectivas mediante la norma de la mayoría. Sin embargo, las ya vistas limitaciones del procedimiento democrático se ven complicadas por las especiales características del tamaño de la colectividad en el estado, generalmente de millones de personas; y la variedad de los procesos decisorios con distintas exigencias que atañen, no sólo a las leyes, sino a disponer y hacer funcionar la necesaria estructura organizativa del mismo (administración), su normativa, financiación, competencias, jerarquía, etc. Y he aquí la dificultad. Pero antes de continuar adelante insistiré en que no me muevo de una visión en sincronía. Por supuesto que el derecho se inventó en un momento histórico dado y la comunidad política no ha sido siempre el estado (y menos, o casi nunca, el democrático). También ha habido una evolución en la propia organización estatal, diferentes teorías, modelos y controversias que aún persisten. Los derechos y libertades individuales son conquista reciente. En fin, cuestiones cuyo tratamiento adecuado, para fundar una conclusión, llevaría a un enorme corolario que nos desviaría del propósito de estas líneas. Sin mayores pretensiones, existe un acuerdo tácito acerca de que la organización estatal debe realizar tres funciones esenciales, hablando de un modo descriptivo: 1. Decidir y aprobar las leyes y los presupuestos, o función legislativa. 2. Dirigir el propio aparato político-administrativo del estado, policía y ejército, recaudación de impuestos, relaciones internacionales, etc. Es la función ejecutiva o de gobierno, propiamente dicha. 3. Vigilar el cumplimiento del derecho y las leyes, decidir los infractores y señalar la pena prevista, o función judicial. ¿Qué hay de todo esto y la regla de la democracia? Responder esta pregunta nos obliga a tener en cuenta el grado de operatividad de la norma de la mayoría y ver si éste es adecuado a las necesidades de un correcto funcionamiento de la organización estatal respecto a las particulares exigencias de cada una de las tres misiones señaladas. Grosso modo, es fácil deducir que en la función ejecutiva prima la eficacia y la responsabilidad, ya veremos como este poder ha de recaer en un solo individuo (el presidente del gobierno) elegido democráticamente; la labor legislativa debe de asentarse sobre la legitimidad democrática, que protagonizará un parlamento representativo; y la judicial, un tanto aparte, sobre la profesionalidad y el conocimiento de las leyes y el derecho, misión de los jueces y su colegio independiente. Ya se puede anticipar que la participación democrática directa de todos los ciudadanos de un estado ha de ser restringida, pero la designación de aquellos que sí ostenten el poder político tendrá que estar rigurosamente basada en las reglas de la democracia. Y esta legitimidad, en forma de elección mediante la norma de la mayoría, no puede ser eterna ni gratuita; y habrá de renovarse cada cierto período de tiempo (generalmente 4 años). Aún así, habría que prever la circunstancia de que los elegidos no respondieran a las expectativas de la ciudadanía, actuaran de forma negligente, o incluso se saltaran la legalidad. Algo especialmente grave, por las características de su misión y el enorme poder otorgado, en el caso del ejecutivo. Y esperar años para poder tomar medidas al respecto es algo absurdo. Así, frente a la primacía operativa del gobierno se sitúa la mayor legitimidad democrática de la cámara representativa, que en ciertos casos podrá cesar al presidente. La división del poder del estado Resulta evidente la necesidad de que quienes dispongan del poder del estado para realizar ambas funciones, la ejecutiva y la legislativa, no puedan coincidir en el mismo proceso de legitimación, ni por las especiales características de cada labor, ni por la citada garantía de control del ejecutivo. Esto implica que —y es condición indispensable, aunque no la única de un estado democrático— el poder ejecutivo y el poder legislativo sean algo separado y diferente, no sólo órganos distintos. Y esto será posible si, y sólo si, la designación de cada uno de ellos es fruto de dos procesos decisorios y democráticos diferentes, en una constitución en la que jamás uno pueda nombrar al otro o algún miembro del otro. El órgano de gobierno del poder judicial, si se dispone, tampoco podrá ser nombrado y cesado por los otros dos poderes, sino habrá de ser profesional, independiente y sometido exclusivamente al imperio de la ley. Del poder ejecutivo. Exigencia de la elección directa y democrática del presidente del gobierno No creo necesario comenzar por repetir las labores propias del gobierno de un estado, algo que todo el mundo, se supone, conoce. Lo que sí revisaré detenidamente es la utilidad de la regla democrática al respecto. Las medidas de gobierno resultan, en ocasiones, respuestas rápidas a problemas inminentes. También habría que añadir que, en el mundo actual, toda decisión responsable exige un conocimiento previo, técnico y específico, del asunto que se pretende resolver, cosa no al alcance de todos. Incluso hay que decidir cuáles son estos asuntos a resolver, realizar consultas, disponer medios, establecer prioridades… En fin, una labor que puede llegar a ser tan impredecible que depositarla literalmente en todos los ciudadanos del estado, y hacer que éstos decidan acerca de un cúmulo de cuestiones mediante la norma de la mayoría (y recuérdense sus limitaciones), resultaría sencillamente imposible. Tampoco se vislumbra que una comisión pueda escapar de toda esta problemática (y además habría que sumar la decisión previa, nada baladí, de quiénes serán sus integrantes). Debemos concluir, por tanto, que la democracia formal no es algo útil para el correcto funcionamiento del gobierno del estado. Para el caso que nos ocupa, y en vez de perdernos en deducciones filosóficas, podemos ver cómo se ha solucionado, de facto, la cuestión en la realidad. O dicho de otro modo, ¿cómo han solucionado los grupos u organizaciones humanas esta necesidad de tomar ágiles decisiones (que hemos designado como ejecutivas o de gobierno) que obliguen a sus miembros? (Y en este caso, el hecho de que participen o no todos los miembros del colectivo, se les considere o no en pie de igualdad y la justificación, si es que la hay, de todo ello, resulta irrelevante). Pues parece haber una receta universal: que tome las decisiones un único individuo. (Y vuelvo a señalar el hecho en sí, independientemente del porqué sea él y no otro, si por más fuerte, más alto, más guapo, más simpático, más inteligente o más poderoso). Todas las empresas u organizaciones terminan por depositar la tarea de gobierno en una persona, presumiblemente capaz e inequívocamente responsable de sus decisiones. Tal vez porque el individuo es la mínima unidad decisoria (un principio de eficacia), y a quien se le puede exigir una explicación y/o achacar culpa (un principio de responsabilidad). Además, no se puede considerar por principio que la decisión de varias personas sea más sabia o perspicaz que la de una. Tampoco la de un órgano colegiado, que, en ocasiones, termina dependiendo del peso de la opinión o la influencia de alguno de sus miembros. Así, la respuesta a nuestro enigma es que del poder ejecutivo del estado se encargue un único individuo, que llamaremos presidente del gobierno; y que sea él quien organice, disponga y seleccione el equipo adecuado de personas para realizar convenientemente esta tarea, no en pie de igualdad entre ellos, sino sometidos jerárquicamente entre sí, y en última instancia al presidente, máximo responsable de la labor de éste, su gabinete. Cuando el quién y el por qué sea presidente del gobierno determinado individuo no resulte irrelevante, sino que necesariamente sea el resultado de la elección democrática de todos los ciudadanos del estado, renovable cada cuatro años mediante la norma de la mayoría, si fuera necesario a dos vueltas, entre los candidatos libremente presentados a tal fin y demás condiciones ya vistas: se puede hablar, entonces, de un gobierno democrático (siempre y cuando el resto de instituciones del estado, claro, también lo sean). La conclusión es clara, y volvemos a transformar la insoluble polémica del estado democrático en un simple requisito formal, que podemos enunciar así: en todo estado democrático es condición necesaria, aunque no suficiente, la elección directa y renovable cada cierto tiempo, mediante la norma de la mayoría, del presidente del gobierno o jefe del ejecutivo. Del poder legislativo. La representación política democrática de los ciudadanos No hace falta ser muy perspicaz para caer en la cuenta de que la clave para establecer un régimen democrático en el estado reside en la constitución del poder legislativo. Allí es donde se deciden las leyes, decisiones colectivas de carácter obligatorio propiamente dichas, y se vigila al gobierno. Los principios de la democracia establecen que todos los ciudadanos tienen derecho a participar, en pie de igualdad, en el proceso decisorio; y aprobar, mediante la norma de la mayoría, reflejo y realización de estos principios, las citadas normas. Pero volvemos a tropezar con el impedimento operativo de una reunión de millones de personas. Y esto sólo se puede resolver diseñando un parlamento en el que cada uno de sus miembros represente a una parte de, y entre todos a todos, los ciudadanos del estado. Veremos la forma de organizar esta representación y adecuarla a las exigencias democráticas. Solamente entonces podrá llamarse representación política democrática. Esto no significa la total supresión de la democracia directa. Habrá cuestiones, debidamente señaladas y preparadas, que será imprescindible someter a la decisión de los ciudadanos mediante la norma de la mayoría. Por ejemplo, la aprobación de la propia constitución es uno de estos casos. (Aprovecho para señalar paradojas que podrían darse, como es el caso de que una constitución democrática podría no resultar aprobada democráticamente por los ciudadanos del estado; y una que no lo fuera sí, lo que aparentemente otorgaría legitimidad democrática a algo que no lo es. No hay que olvidarse de que Hitler ganó las elecciones y no por ello resultó un demócrata, ni de que la democracia es un mero instrumento que nunca puede utilizarse para borrar o restringir los propios principios, derechos y libertades que la inspiran. Igualmente, éstos solos, sin la eficaz y pragmática norma de la mayoría para tomar decisiones o aprobar leyes, no significan un régimen democrático). Llegados a este punto esencial, no me importa ya extenderme lo que sea necesario. Hay quienes al descartar la fórmula directa declaran imposible un sistema democrático en el estado. No lo discutiré. Pero el estado es la forma de organización política dominante en el mundo, y buscarle un régimen conforme a los principios de la democracia es algo inexcusable. Por supuesto que la representación política democrática es un artificio, pero un artificio necesario y razonable que ha de diseñarse adecuadamente. Pongamos el caso de un estado de 30 millones de ciudadanos que se pretende “simplificar” a un parlamento de 300. Sin mayor previsión, conforme a las reglas de la democracia podría haber una votación (pues resulta imprescindible que los ciudadanos elijan a quiénes han de representarles): que se presenten aquellos que deseen convertirse en diputados y que los 300 más votados alcancen el escaño. Aparte de la falla inicial de que no hay forma de asegurar que, efectivamente, se vote a los 300 (podría ser que, por ejemplo, sólo 45 candidatos acaparasen todos los votos emitidos, o que ni siquiera se presenten 300), no parece haber nada que contradiga lo democrático de este procedimiento; pero, ¿habremos obtenido así verdaderos representantes políticos? La respuesta es no. El diputado resultante puede saber el número de ciudadanos que le han otorgado su confianza para representarles, pero no puede saber “quienes” son, ni tiene medio alguno de identificarles o situarles espacialmente (si son del campo o la ciudad, la costa o el interior…). Y así, por mucha voluntad que ponga en su representación política, es imposible llegar a una conclusión lúcida del interés de sus representados (en democracia de, al menos, la mayoría de ellos). Esto sin hablar de que, si se pretende un parlamento de iguales y, como es el caso, los representados se adscriben en la votación; podría darse la circunstancia de que un parlamentario representara a 500, otro a un millón, o un tercero a 200.000 electores; y sus pesos, voces y votos en la asamblea no podrían nunca valer lo mismo en democracia, debiendo complicarse en los cálculos al respecto. Se puede apreciar, por tanto, que es necesario “organizar” la representación política democrática de los ciudadanos, esto es conciliando una doble exigencia: que sea posible la representación política, y que ésta se decida y efectúe conforme a los principios de la democracia. La representación política implica, como se puede deducir racionalmente, y más fácilmente desde ejemplo señalado, un requisito indispensable: la “concreta definición” de la propia labor de representación política; esto es que cada grupo de ciudadanos representados sepa quién es su representante (quién “vota por ellos” en la asamblea), y, viceversa, que cada parlamentario conozca al grupo de ciudadanos que tiene que representar (solamente así podrá hacerse la idea de sus intereses) y ante los que es responsable de esta labor. Y la única manera de organizar esto es dividir la población en tantos grupos como diputados se pretendan, para que a cada grupo, perfectamente predefinido, insisto, le represente un único parlamentario. Si a esta única forma, pues resulta obvio que no hay otra posible de organizar la representación política, le añadimos los ya harto mencionados principios de la democracia: habremos de disponer que los ciudadanos de cada uno de los grupos elijan democráticamente, mediante la norma de la mayoría, a dos vueltas si fuera necesario, quién va a representarles, reservándose como garantía el poder repetirlo cada cuatro años. Diseñando grupos que incluyan el mismo número de ciudadanos, los representantes podrán actuar y votar, entonces, como iguales en la cámara para, a su vez, plantear y decidir democráticamente, mediante la norma de la mayoría, los asuntos legislativos y de control del gobierno. Es fácil observar que el requisito de que a cada grupo (ya utilizaré los términos “circunscripción” o “distrito”, ambos de connotaciones electorales, pero el primero con un matiz de mayor tamaño que el segundo) le represente un único diputado es exigencia unísona de la representación política y de la democracia. No planificándolo así, y si a cada circunscripción se le asignaran dos o más (el número es lo de menos) representantes, ¿cómo podrían elegir democráticamente los ciudadanos de cada grupo a sus varios representantes, resultando éstos iguales, con su labor perfectamente definida y sin que surgiera conflicto entre ellos? Creo quedó suficientemente claro que la norma de la mayoría sirve para tomar una única decisión colectiva, no dos o más. Por eso resulta imposible elegir simultánea y democráticamente a más de un representante por cada grupo. Otra cosa es que se designe a los dos o tres (o cuatro o el número que se quiera) más votados, pero así no se elige a ninguno. Y no sólo eso, sino que, desde los principios de la democracia, cuando surjan discrepancias entre ellos en la labor de representación, y eso pasa y hay que preverlo: ¿cómo se resolverán si, siendo por ejemplo tres diputados (número impar para mayor facilidad), uno ha sido apoyado por 55.000 personas, otro por 27.000 y el tercero por 11.000, sobre una circunscripción de 100.000 habitantes?; si entre los tres representan a los mismos ciudadanos, ¿no tendrán que votar necesariamente lo mismo en el parlamento?, ¿no resultaría menos costoso, entonces, elegir un único diputado cuyo voto valiese tres en la asamblea?; y si no coincidieran siempre (suele ser así), ¿cómo calcularía un simple ciudadano del distrito en qué queda o quién es el responsable de su representación?; o, en este caso, ¿no sería más sencillo dividir la circunscripción en tres partes iguales, y que los ciudadanos de cada una de ellas elijan, entonces sí, democráticamente, a su representante? No quisiera abrumar más con lo absurdo y, lo que es peor, innecesario, de estos planteamientos de la cuestión. Resulta evidente que sólo hay una manera de organizar lo que hemos llamado representación política democrática en un estado: dividir a todos los ciudadanos del estado en grupos (distritos) de igual número de ellos, tantos como representantes se pretendan, para que los ciudadanos de cada grupo elijan democráticamente, cada cuatro años, mediante la norma de la mayoría y a dos vueltas si fuera necesario, a su representante político. A título de aclaración añadiré que a la hora de conformar las variables, número de diputados-distritos y número de ciudadanos/distrito, deben diseñarse los distritos electorales atendiendo a criterios de representatividad. Esto es que, en la medida de lo posible, cada uno tenga una población del mismo tipo, urbanita o rural, con una continuidad geográfica, misma ciudad o región, y demás; condiciones que, en fin, puedan facilitar la identificación razonable del interés de la mayoría del colectivo representado. De todas formas, tampoco podemos exigir a la representación política democrática una mayor fidelidad que a la representación en la vida cotidiana. Y, si uno encarga a un vecino suyo que defienda y vote a favor de determinada postura en una reunión de la comunidad (hay algo más explícito), no tiene nunca la garantía de que así lo haga. Lo que sí nos queda, si terminamos defraudados, es no volverle a confiar encargo similar; y esta posibilidad también la tienen los ciudadanos del distrito en la próxima elección. Esta organización de la representación política democrática se asimila o solapa a un determinado sistema electoral, con lo que podemos enunciar la tercera condición formal de un estado democrático de manera muy simple: en todo estado democrático es condición necesaria, aunque no suficiente —tienen que darse las dos anteriores—, que el poder legislativo lo detente un parlamento representativo en el que cada uno de sus miembros sea elegido mediante un sistema electoral de distritos de candidatura uninominal mayoritaria a dos vueltas. Los partidos políticos. Otras consideraciones generales Para zanjar el epígrafe de la democracia en el estado me gustaría terminar refiriéndome a los partidos políticos. Convertir algo tan complejo como lo tratado en tres sencillas reglas de forma que, recogidas en la constitución del estado, garanticen la democracia, no ha exigido ni la más leve mención de los partidos políticos. En todo régimen democrático existen una serie de derechos y libertades fundamentales sobre los que se asienta el uso decisorio de la norma de la mayoría, no pudiendo nunca ser mermados o alterados por ella. Que personas que compartan similares intereses y una misma creencia general en la tendencia o dirección de la acción política conveniente, junten sus energías fundando una organización de fines políticos, no pasa de ser la demostración evidente del derecho de asociación y de reunión. Que estos grupos sean utilísimos, hasta inevitables, no pudiendo esquivarles en la deriva normal de los acontecimientos socio-histórico-políticos. Vale. Incluso bueno. Ahora bien, que se nos presenten como imprescindibles para el sistema democrático y se arroguen en exclusiva el monopolio de las candidaturas electorales es algo injustificable y totalitario. No diré más por ahora. Como no soy de los que se ponen la venda antes de recibir la herida, considero inútil especular acerca de las posibles objeciones que se me puedan achacar para ir resolviéndolas a continuación. Y teniendo pensado, además, someter estas líneas a la lectura, y consiguiente juicio, del mayor número de personas que pueda —no creo que algo tan “subversivo” para el actual régimen político, escrito por un ciudadano desconocido, se publique—, ya habrá tiempo para ello de una forma explícita. No obstante quisiera erradicar la común confusión que suele acompañar cualquier disquisición sobre estos asuntos, habida cuenta de, digamos, su doble nivel o vertiente: material y formal. Y no sería justo que se me criticase por algo de lo que ni hablo, ni valoro. Me explicaré. Tomarse la democracia desde unos mínimos de racionalidad posible, o sea, prever lo que en el mundo real puede ser, termina por convertirla, en la práctica, en una regla para tomar decisiones colectivas. A la hora de valorar teóricamente todos los procesos decisorios —absolutamente todos los posibles, incluido en el que se imponga como decisión colectiva la particular de un único individuo (dictadura)—, si el valor no se busca en las decisiones que materialmente (en su contenido explícito) resulten de ellos —la incertidumbre al respecto de la relación forma de tomar decisiones ↔ contenido de las mismas es máxima, y no podríamos prever ni asegurar nada al respecto—, sino en que la propia forma de decidir suponga, por principio, la posibilidad de participación en rigurosas condiciones de igualdad de todos los miembros del grupo (que junto a los derechos y libertades individuales son los axiomas de la democracia): entonces se puede decir que la democracia es el procedimiento aritmético formal de la norma de la mayoría; pero eso sí, excluyendo constitucionalmente (en el derecho de “uno contra todos”) las decisiones materiales (si hemos dicho que no se pueden prever, sí se pueden prohibir ciertos contenidos) que, aunque así tomadas formalmente, atenten contra los principios y derechos básicos a los que nos hemos referido. Por supuesto que la norma de la mayoría tiene lagunas. Hemos visto cuales son y la manera razonable de salvarlas. Yo no pretendo una votación perfecta como Kenneth Arrow (su condición de “racionalidad colectiva” que se traduce en la “transitividad” de la preferencia de las alternativas posibles —si se prefiere la A a la B, y la B a la C, entonces se prefiere la A a la C— es un exceso teórico —una votación con las citadas alternativas A, B y C, no tiene ninguna relación con otra solamente entre A y B, o solamente entre A y C, o entre B y C), sino el hecho de una votación que decida conforme a la norma de la mayoría. Y he probado razonablemente que en un estado, aunque en la vida real las tareas decisorias queden en manos de políticos profesionales, si los ciudadanos pueden elegir democráticamente (mediante la norma de la mayoría a dos vueltas) al presidente del gobierno (renovándolo cada cuatro años para que quede así sometido electoralmente) en una elección; y al diputado que les represente en el parlamento, en otra diferente (pero con las citadas características); no designando nunca un poder del estado a otro, y previendo un control del legislativo al ejecutivo; solamente entonces el régimen político del estado es formalmente democrático. No quiero decir con lo anterior que no haya decisiones, leyes o medidas, respecto a su contenido, más o menos democráticas, entendiendo por ello como más o menos acordes a los principios citados; pero a veces hay que seguir complejos razonamientos para demostrarlo. Tampoco se puede eludir que es el interés particular o la pasión, y no la justicia, la que termina por dominar la política y definir las relaciones de poder. En todo caso, y como habría que aprobarlas mediante la norma de la mayoría, la calidad de “democráticas” es algo que otorga el procedimiento formal, y esto es el mínimo indispensable. Lo demás dejémoslo sea fruto de las condiciones sociopolíticas que el sistema permite transpirar. La Constitución Española de 1978 o el Estado de Partidos Español. Cualquier persona medianamente inteligente que haya captado lo tratado en estas líneas, y que examine sin prejuicios las normas que legitiman el poder político en España, puede comprobar fácilmente que no cumplen ninguno de los tres requisitos formales enunciados para calificar este régimen político como democrático. Pero lo más sorprendente no es esto. Lo inaudito es que ningún medio de comunicación social lo cuestione públicamente, y los particulares que así lo han hecho (yo sólo conozco dos), han terminado por ser silenciados. Y todo, además, en momentos críticos de corrupción generalizada, peligro de disgregación de la propia nación, conculcación de los derechos individuales por parte del gobierno, etc. Episodios que, curiosamente, sí han sido denunciados por algunos medios. El tema es peliagudo y aclararlo va a ser un esfuerzo ímprobo. Lo que parece claro es que, una de dos: o no hay una definición precisa de democracia; o existe un oscuro interés, no ya de manipular si es o no democrático, sino en que del asunto de la constitución del poder político del estado ni siquiera se hable explícitamente; o más bien ambas cosas juntas. De la sociedad posmoderna Durante siglos, el pensamiento humano ha fijado su atención en la política. El flujo de las críticas a las formas de gobierno existentes y de construcción del régimen ideal ha resultado incesante. Conquistas como los derechos políticos, hoy considerados elementales en un tipo de sociedad como la nuestra, son recientísimas. Sin embargo, desde el final de la Segunda Guerra Mundial parece haberse frenado en seco. Una época que se conoce como de “pensamiento débil” nos ha sumido de lleno en la llamada “cultura de la posmodernidad”. El término posmodernismo (que como antítesis del modernismo proviene de la arquitectura de la década de 1940) ha llegado a englobar una nueva cosmovisión caracterizada por: • El desprecio de la ciencia, mero producto ideológico encajado en el contexto cultural occidental, como método de conocimiento objetivo. • Un relativismo radical y cierta propensión al nihilismo. • El valor de la discrepancia, por sí misma y sin mayor justificación racional, y de la multiplicidad de voces dispares. • Rechazo del método y los cánones artísticos. Nivelación de las manifestaciones creativas. • Reducción de todo fenómeno humano a las relaciones de poder y la hegemonía cultural. • Destrucción de las instituciones y logros occidentales. Desde estos puntos de vista, la cuestión del gobierno queda escondida bajo la alfombra (¿importa algo?). Lo único que se valora del régimen político es que no coarte la libertad como para lo que ellos es y para lo que sirve: la radical permisibilidad y el experimentar por experimentar. Los citados principios de participación e igualdad no son elementales a la hora de tomar decisiones colectivas, han sido expulsados de la órbita de la política. Se les ha devuelto a la sociedad y a la cultura. Así, sencillamente se usan como excusa y justificación a la ausencia de valores éticos y estéticos. Todo es igual: eso es lo democrático. No hay por qué preocuparse de los derechos de las personas, pues ahora tienen derechos las manifestaciones culturales, las lenguas, los pueblos, ciertos colectivos sexuales o religiosos… La definición de la democracia política es primero imposible y después innecesaria. Difusamente, se considera como tal cualquier régimen que respete someramente las libertades y derechos individuales, y en el que el gobierno tenga algún tipo de relación electoral con la ciudadanía. Así, la mayoría de los estados son democracias. ¡Hasta Iraq dentro de unos días! En España, las creencias posmodernas dominan la sociedad civil y política. Y lo anteriormente expuesto es perfectamente aplicable a nuestro país. En los primeros apartados de este ensayo he demostrado que es posible definir la democracia. Valga al menos para reavivar la filosofía y teoría políticas en la conciencia de los lectores. Más allá soy pesimista. Discurso “emics” frente a realidad “etics” En las formas comunes de expresarse, tanto de políticos como —y esto es lo sorprendente— de profesores y periodistas, encontramos expresiones como estas (quién no las ha oído): “(…) con la llegada de la democracia …”; “(…) el Congreso de los Diputados, sede de la voluntad popular (sic, o de la soberanía popular)…”; referirse a los diputados como “los representantes del pueblo” o simplemente “representantes” (sic); “Si me elegís presidente del gobierno…” (en este caso un jefe de un partido nacional en campaña electoral), o “Zapatero ha ganado las últimas elecciones” (un periodista cualquiera); y tantas otras. Esta manera de hablar, aparentemente inocente, se repite machaconamente por todos lados y termina por depositarse en el subconsciente hasta fundar muletillas y frases hechas a las que todo el mundo acude, propagándolo a su vez; y aunque se refieran a requisitos teóricos de la democracia, se han enquistado en la opinión pública española confundiéndola, al utilizar el “lo que debe ser” para referirse a “lo que es”. Como se emplean los principios de la teoría, así sin más, para describir la realidad, es normal oír la plena identificación de la democracia con el régimen político del 78 (primer ejemplo); o lo de que el Congreso es —tiene que serlo— una verdadera cámara de representación popular (en el segundo caso); y que el presidente del gobierno —todo el mundo lo sabe— lo es por ganar unas elecciones. Sin embargo la realidad es tozuda, y con la misma naturalidad con que se oyen cosas así se escuchan otras contradictorias, como las habituales de “los partidos políticos con representación parlamentaria” (sic) o “el PSOE ha ganado las últimas elecciones” (naturalmente las mismas que ganó Zapatero). Pero, ¿cuál de las dos maneras de hablar es la que describe la realidad? (Ya que los más elementales principios de la lógica —eso mismo que se ha extirpado de la vida pública española— indican que no es posible que los diputados puedan representar a la vez los intereses de los ciudadanos y los de sus partidos: pues, ¿por quién se decantarán en caso de un conflicto de intereses?; o, ¿acaso podría no haberlo nunca?; entonces, ¿a quiénes deben el cargo de representantes, a los ciudadanos o a su partido? O respecto de la segunda afirmación, ¿cómo es posible que una única votación —se supone que democrática— sirva para decidirlo todo, diputados y presidente, a la vez? Preguntas, en fin, cuya resolución nos obliga a aislarnos de la confusión generada por todos estos discursos emics —versión pública de los propios participantes— incoherentes entre sí y mirar directamente la realidad para, una vez objetivamente descrita —transformada en un conjunto de sucesos—, analizar el problema desde un punto de vista etics —deducir la secuencia lógica y causal de los sucesos sin manipularlos, a modo de un observador imparcial). El actual sistema político español se construye y legitima mediante una única “votación” (más tarde se verá el porqué no se pueden llamar con propiedad “elecciones”). (Las municipales, autonómicas y europeas son a un nivel no estatal, por lo que quedan al margen). Esta votación se denomina oficialmente ELECCIONES A CORTES GENERALES. Se celebran el día señalado simultáneamente en cada circunscripción, que es la provincia. El número de diputados del Congreso será invariablemente de 350 (artículo 162.1 de la Ley Orgánica 5/1985 de 19 junio, llamada de Régimen Electoral, y a la que a partir de ahora me referiré como LORE), atribuyéndose previamente el número de diputados a cada circunscripción, según un mecanismo mixto, dos como mínimo, y el resto según una cuota de reparto proporcional (art. 162.2,3 y 4 de la citada). El número de senadores que se “eligen” por provincia (salvo los casos de las insulares y de Ceuta y Melilla, que se especifican) es de cuatro, a los que hay que unir los designados por las Comunidades Autónomas, uno mínimo y otro más para cada millón de habitantes de su respectivo territorio, guardando la debida proporcionalidad (art. 165 LORE), sobre lo que se calcula, previamente, el número total de puestos del Senado. (Por no ser imprescindible en la teoría democrática, y debido a su escaso poder en la realidad, me referiré a lo esencial: la cámara de representación política. Esto es al Congreso de los Diputados y no al Senado, consignado como de “representación territorial”. En todo caso, los modos de “elección” de diputados y senadores resultan, a partir de lo arriba señalado en la atribución de su número, idénticos). En cada circunscripción se presentan las candidaturas, obligatoria y exclusivamente mediante “listas de candidatos” (art. 169 LORE) fabricadas por los partidos políticos y federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores (art. 44 LORE). Los ciudadanos eligen su lista de candidatos favorita y los escaños se reparten en proporción a los votos recibidos (art. 68 de la Constitución), según la regla proporcional de los mayores cocientes, con preferencia a la candidatura con mayor número total de votos. Ilustrémoslo con el mismo ejemplo que aparece en el artículo 163 de la LORE, que define la atribución de escaños: Sobre 480.000 votos válidos emitidos en una circunscripción que elija ocho Diputados. Votación repartida entre seis candidaturas (siempre listas ordenadas de ocho candidatos): A (168.000 votos) B (104.000) C (72.000) D (64.000) E (40.000) F (32.000) Por ser los mayores cocientes (en negrita): la candidatura A obtiene cuatro escaños; la candidatura B dos escaños; y las candidaturas C y D un escaño cada una. Verificada la atribución de los diputados se construye el Congreso, cuyo pleno elige (y no los ciudadanos), a su vez, al Presidente del Gobierno, según como se dispone en el artículo 99 de la Constitución Española de 1978. Del sistema proporcional o la negación de la decisión colectiva Hemos visto como los complejos procesos decisorios de las organizaciones estatales hacen inviable la democracia directa. Acudimos entonces al concepto de representación política democrática como única forma de fundar la potestad legislativa del estado. Y comprobamos como las condiciones expeditas de disposición que permiten la propia representación se funden con las exigencias de la elección democrática en una única posibilidad: un sistema electoral de distritos de candidatura uninominal mayoritaria a dos vueltas. Ahora hemos visto el sistema electoral vigente en España. Sin ningún tipo de prejuicio, voy a demostrar que este sistema electoral proporcional resulta una perversión. Y no porque lo diga yo, sino porque no permite la representación política de los ciudadanos, ni es coherente con los principios de la democracia. Resulta evidente que nos situamos en una organización de la representación política, y de la consiguiente “elección” democrática, del tipo de varios grupos “representados” por varios diputados (el entrecomillado se explicará enseguida). A los ciudadanos no se les dividió a propósito de las necesidades de representación, sino que se utilizó una división administrativa ya hecha: la provincia. Así estos grupos presentan una acusada desigualdad en su número de habitantes y la distribución de asientos en el Congreso, aunque se guarde una regla de proporcionalidad. Sirvan de ejemplo estos casos, según el censo para las generales del 2004: Madrid, 4.458.540 habitantes de derecho y 35 escaños; Valencia, 1.884.604 y 16 escaños; Asturias, 986.352 y 8; Almería, 427.310 y 5; Soria, 78.531 censados para 3 escaños. (Surgen, así, desajustes extremos, como lo es que cada diputado en Madrid salga a 127.386 madrileños, y solamente a 26.177 sorianos en Soria. Hablamos de que dos votos que el parlamento valen igual, lo son uno en el nombre de casi cinco veces más personas que el otro, y esto es intolerable). Pero aún así, hay que incluir y analizar todas las circunscripciones sobre el modelo de varios representantes por grupo. En el apartado correspondiente, ya vimos que era imposible “elegir” a varias personas a la vez. No en vano, “elegir” significa primariamente “escoger, preferir a alguien o algo para un fin” (Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua). En el caso de elegir a varias personas, sólo podría hacerse seleccionándolas de una en una y por separado, para luego decir a posteriori que todas han sido elegidas; pero ese no es el caso, y en unas elecciones esto debe de realizarse simultáneamente. (Sin ser parcial, reconozco que el Diccionario de la Real Academia no especifica nada al respecto en la definición de “elección”, pero yo sí le doy ese sentido de decisión colectiva “única”, de ahí el entrecomillado al referirme a aquellas que no lo son, con cursiva para términos y definiciones). No obstante, vimos que sí se podía utilizar una votación democrática para designar a varias personas (si son n las que hay que seleccionar, las n más votadas, siempre y cuando se presenten al menos, claro, n+1 candidatos); pero nunca podríamos hablar de una decisión colectiva y democrática: no se impondría la voluntad individual de la mayoría; serían, sin más, las n voluntades con mayor adhesión; y el número de los que apoyarán a cada candidato, impredecible; con la dificultad que ello implica si hemos de conseguir titulares para cargos de idéntico peso. Probablemente me repita mucho, pero quiero dejar bien claros conceptos que nadie parece tener en cuenta en España. Ya vimos que la norma de la mayoría solamente es útil para una doble opción. En caso de varios candidatos, se puede corregir la posible distorsión con una segunda vuelta. De todas formas, se trata de un medio para decidir algo. Y hay que decidir representantes. Luego la cuestión es, ¿resulta absolutamente imprescindible para la representación política el dividir a los ciudadanos en grupos de varios representantes que deben además resultar iguales? La respuesta es no. Más aún, vimos que con este modelo no se dan las circunstancias que hacen posible la representación política (pues impide el eventual conocimiento personal recíproco representante-representado); y al despojar al grupo de la decisión democrática de quién va a representarles, evita la potestad electoral personal de los representados sobre su representante. Desde el punto de vista de la representación política, el actual sistema español resulta absurdo. A mí, como madrileño, me “representan” actualmente 35 señores: 17 de un partido, el PP; 16 de otro, el PSOE; y 2 de un tercero, la coalición IU. No lo olvidemos, en un parlamento de 350 diputados. Pero, ¿a quién, con nombre y apellidos, podría yo responsabilizar personalmente de mi representación, esto es que vote por mi en el parlamento? A ninguno de ellos. Los sesudos dirán que a mi me representan los del partido a cuya lista he votado (desgraciadamente yo no voto, pero supongamos que lo he hecho por el PP). Bonita manera de definir la representación, ¡mediante el voto secreto, en vez de señalar un grupo de ciudadanos perfectamente delimitado! ¿Cómo va a saber el pobre diputado a qué colectivo concreto representa? Más valdría que publicaran una lista completa de voto-votante para que les pudiera identificar. Bueno, que son varios. Siendo así, siempre tendrán que votar lo mismo. ¿Y no saldría, entonces, más barato mandar al Congreso un solo diputado del PP cuyo voto valga 17, otro del PSOE que valga 16, y el de IU que valga 2? Para el caso. No seguiré. Es evidente que la representación política no se ha delimitado en el sistema español. Sencillamente se basa en suposiciones de adhesión a un partido. Y el interés partidista contradice las reglas de la democracia. Porque habrá, digo yo, algún asunto en que la opinión o el interés de la mayoría de los madrileños esté claramente decantado en un sentido determinado, y el interés de una, dos o de las tres organizaciones políticas señaladas puede que sea otro diferente. ¿Votarán entonces los 35 representantes de los madrileños a lo unísono o seguirán cada bando las instrucciones de su partido, despojando así a la mayoría de los madrileños del peso en la cámara de sus 35 votos unidos? Por si alguien duda la respuesta ya hay claros precedentes al respecto en varias circunscripciones. Y sus señorías votaron como lo hacen siempre; siguiendo las instrucciones de, y no se les puede reprochar, la dirección de la organización que les elige y a la que deben el cargo: su partido político. Obviamente, si cada diputado se presentara en solitario ante el grupo de ciudadanos que va a representar y éstos tuvieran que elegirle democráticamente, cualquier error de bulto en la percepción del interés de sus representados, en un tema de especial relevancia y con votación de por medio en el parlamento, se traduciría automáticamente en su no reelección (bueno, la gente es muy rara, lo que sí está claro es que al menos disponen de los medios para hacerlo). Sin embargo, en el sistema español, un diputado que se oponga a su partido en nombre de sus concretamente desconocidos representados, aunque sea en una excepcional ocasión, corre el severo riesgo de no renovar el escaño, basta con que el partido no le incluya en sus listas (o, obsérvese la diferencia respecto al anterior, es esta organización la que dispone de los medios para hacerlo). Hemos de remontarnos, así, a la potestad electoral. Si el sistema proporcional no es representativo de la ciudadanía, desde el punto de vista democrático resulta una aberración. Cualquier español que vaya a votar tiene forzosamente que elegir entre las listas de candidatos presentadas. Sin embargo, el sistema es tal que la decisión individual de la mayoría nunca puede fundar la decisión colectiva. Así, en el caso de que una lista ganara, o sea, consiguiera más del 51% de los votos emitidos, no resultarían ser los diputados todos sus integrantes. Pero aún peor, no siendo la decisión individual de nadie, se vota en cada circunscripción una cosa, las correspondientes listas, y el resultado final es otra, algo que no existía en el momento de la votación, al combinar los nombres de las listas en proporción a los votos. Algo tan absurdo como si se presentaran Pepe Pérez Martín, Juan Lucas Sanz y Norberto Sánchez Ruiz , ¡y sale elegido Pepe Lucas Ruiz! Decidir quiénes van a ser los diputados es algo ya resuelto por los partidos. La incertidumbre es mínima, pues el sistema fuerza a decantarse por un partido, con lo que las motivaciones positivas del voto lo suelen ser por identificación ideológica y las negativas por antipatía, algo probadamente estable. Baste de muestra el citado caso de Madrid, en la serie electoral de los años 1996-2000-2004, el PP ha obtenido 17-19-17 escaños; y el PSOE 11-12-16, respectivamente. No es aventurado pronosticar que estar entre los 14 primeros de la lista del PP o entre los 10 de la del PSOE equivalga, en la práctica, a ser nombrado diputado. Los votos de los ciudadanos no deciden nada, ni eligen a nadie, sencillamente se utilizan para señalar la proporción en que los partidos se reparten los escaños en cada circunscripción. El sistema no variaría ni un ápice si las listas no se cubrieran —por guardar las apariencias de legitimidad— con los nombres y apellidos de los candidatos, sino que se presentaran sencillamente con las siglas del partido político para que, después del reparto, fuera la dirección de estas organizaciones la que nombrara directamente a los diputados. Si los partidos deciden quiénes se sientan en los escaños, es el pleno del Congreso de estos comisarios políticos el que elige al Presidente del Gobierno (según el artículo 99 de la Carta Magna, que no tiene ningún problema en referirse textualmente a los “Grupos políticos con representación parlamentaria”: ¿hay forma más evidente de reconocer que el Congreso representa a los partidos y no a los ciudadanos?). Curiosamente ahora sí, como a la hora de tomar decisiones en su normal funcionamiento, vale la norma de la mayoría. Hay quienes mantienen la ilusión de que los españoles elegimos “indirectamente” al presidente del gobierno, ¡en las citadas elecciones legislativas! Debo de ser un poco necio, pero no termino de entender el concepto de “elección indirecta”. O se elije o no, pero eso de elegir indirectamente, ¿en qué consiste?, ¿se trataría de elegir a alguien para que éste a su vez decida por tí?, ¿podría haber algo más absurdo, costoso e innecesario? No me molestaré en refutar, por imposible, a quienes manifiestan semejante cacao mental. Prefiero dejar que sigan soñando. Me he limitado a comentar a uno, vecino mío y bastante enojado con el actual gobierno, que la próxima vez recomiende no votar a la Esquerra, que parece ser quien manda. El sufragio pasivo queda naturalmente restringido por las incompatibilidades explícitamente reseñadas por la LORE, y por las compatibilidades implícitamente exigidas por la misma. Esto es ser obligatoriamente militante de un partido político. (Los leguleyos dirán que no es cierto, porque existe la posibilidad de que las agrupaciones de electores presenten listas de candidatos. Si hay alguien que se cree eso, le pido que me indique el caso de un solo acta de diputado así conseguida desde el año 77). Y el sistema proporcional no es un desliz en una ley orgánica, sino exigencia de la mismísima Constitución Española en su artículo 68. ¿Es necesario un estado de partidos en España? Sé que no es conveniente contaminar una argumentación con especulaciones ad hoc, pero no puedo reprimirme y debo empezar por manifestar que tengo la razonable intuición de que todos estos asuntos, que arriba se han valorado, trajeron sin cuidado a los excelsos padres de la Constitución. Sencillamente, se limitaron a aprovechar la división administrativa de la provincia para acoplar un sistema proporcional en unas únicas elecciones legislativas, instaurando así un estado de partidos. El estado de partidos medró en la Europa occidental de la última posguerra, patrocinado por los vencedores americanos. El espectro de todos los partidos políticos moderados fundaba el propio estado que, a su vez, financiaba estas organizaciones, vigilando entre todos que nadie se salieran de las normas constitucionales. El reparto del poder se realizaba conforme a un sistema proporcional a los votos. De esta forma, se mantenía un régimen político alejado de peligrosos extremismos que tanto sufrimiento habían causado, como el fascismo y el nazismo; y del, entonces en boga, comunismo prosoviético. No me quiero internar en el oscuro laberinto de las supuestas conspiraciones en un período, no se olvide, de guerra fría. Pero, muerto Franco, desde los propios miembros del régimen hasta su directo heredero Juan Carlos supieron ver la necesidad de abrir las puertas a los partidos de la clandestinidad y adoptar una nueva constitución que recogiera los derechos y libertades fundamentales, así como una legitimación de tipo democrático del nuevo estado y su gobierno; propiciando, con todo ello, la integración de España en la Europa comunitaria. Sea por las influencias de Henry Kissinger, hombre fuerte de la política exterior norteamericana, sobre el nuevo gobierno español, y la de Willy Brandt, presidente entonces de la Internacional Socialista, sobre la dirección del PSOE (ambos investidos aparte del prestigio de los Nobel de la Paz, y cuyo deseo primario no era otro que el de evitar conflictos e inestabilidades); sea por los intereses de las mismas organizaciones políticas; el caso es que se copió el sistema de reparto proporcional con nombramiento parlamentario del presidente del gobierno y la pertinente provisión de fondos públicos: el estado de partidos. Acabamos de comprobar como el sistema proporcional no permite la representación política de los ciudadanos —tampoco es que lo pretenda—, ni la elección democrática de los diputados —consecuencia lógica de lo anterior—. Por no servir, ni siquiera es válido como fórmula para aprobar decisiones colectivas —no existen “decisiones proporcionales”—, como lo demuestra el hecho de que en ningún parlamento se utilice este sistema de votación para aprobar las leyes, sino que sea siempre la norma de la mayoría el modo de decidir. Como no hay representación política, el régimen resulta un escandaloso fraude. Y lo es. De hecho, utiliza el lenguaje, el discurso y los modos de la democracia (lo hemos visto al principio de este epígrafe, en las ya citadas “expresiones” contradictorias entre sí, y consiguientemente falsa alguna del par). ¿Hay libertad? Sí —aunque la libertad de expresión sin libertad interior de pensamiento es estéril, y ésta se mina en los foros públicos respecto a algunos asuntos— de todo tipo menos la política para elegir o deponer gobiernos. ¿Se puede votar? Sí, pero ni se elige a nadie ni se decide nada. Y el propio régimen se denuncia. Muy pocos han reparado en ello, pero en su Título Preliminar, esto es en su declaración dogmática o de principios, artículo 6, la propia Constitución Española de 1978 reza así: “Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos”. Que los partidos políticos “expresan el pluralismo político”, bueno (aunque no es la única expresión, pues también hay un pluralismo individual, y desde esta dimensión
  206. MARIA JOSE MARTINEZ says:

    Hola, me gustaría saber cómo contactar con personas adheridas a este Movimiento en Granada.

    Gracias

  207. Comisión Gestora JRE says:

    Un grupo de ciudadanos españoles de diversa procedencia no nos resignamos a precipitarnos en el abismo al que nos empuja el gobierno de Rodríguez Zapatero. Muchos de nosotros ya participamos en los movimientos por el esclarecimiento del 11-M, de apoyo a las víctimas del terrorismo y contra el proyecto de desmembración de España disfrazado de paz y de “negociación” con ETA. Nos oponemos a que España continúe en manos de oligarquías, caciques regionales, terroristas y separatistas.

    Reunidos en Madrid, hemos constituido una comisión gestora para impulsar esta propuesta para la formación de Juntas Republicanas Españolas a escala nacional, mediante su implantación por provincias. Invitamos a todos los ciudadanos y organizaciones que lo deseen a considerar este texto provisional, que es una propuesta abierta, y por tanto susceptible de ser debatida en todos sus extremos. Todo ello debería desembocar, en un plazo razonable de tiempo, en la convocatoria de un acto central en el que, quienes decidan impulsar este proyecto, constituyan formalmente las Juntas.

    [+info: http://www.juntasrepublicanas.com]

  208. Santos Alzua says:

    Hace tiempo que conocí a García Trevijano cuando yo era militante de la JGRE (hace ya por lo menos 30 años), colaboró con nosotros (economicamente) en el lanzamiento de la “Asociación Democratica de la Juventud”, en aquel tiempo me encantó, pero le veía en la cercanía, como un pequeño burgues próximo a las tésis de izquierda, con el paso de los tiempos, me ha sorprendido que no haya salido mucho en los medios de comunicación, ni que haya destacado políticamente, porque creo que sería una persona influyente para muchos y respetada por todos.
    Con la iniciativa del “Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional“ (MCRC), me alegra saber que sigue en la brecha.
    Aunque comparto algunas de sus tésis, creo que no acaba de “comprometerse” del todo con los movimientos ciudadanos y con la presión de las masas, porque no se prodíga en manifestaciones,actos y movimientos populares, es más bien un “teorico” acomodado, que no explota todo su potencial, creo que debería tomar más iniciativas pública, ya que es una persona muy conocida y respetada por una buena parte de la izquierda de nuestro pais.
    De cualquier modo, un saludo afectuoso para ese viejo luchador.

    Salud y República.

  209. Fernando says:

    estoy en desacuero contigo cuando dices que no acaba de comproneterse y es un teórico acomodado.
    Una persona que lleva toda la vida investigando, luchando, que a sido encarcelado , discriminado de los medios de comunicación, a montado el MCRC, no deja de escribir , enseñarnos a los más jóvenes y sigue en la brecha como dices, me parece, que podrá ser de todo menos acomodado. Tal vez pienses que no se compromete porque no sale a vociferar por la calle pancarta en mano.
    saludos

  210. Ciudadano X says:

    Acabo de entrar en “el mundo de la República Constitucional” y me parece interesante pero echo en falta varias cosas.

    Creo que es necesario:

    1) Una Web donde se pueda acceder de forma sencilla y bien organizada a todo lo concerniente con la República Constitucional (es decir una Web que centralice el tema y organice toda la información de forma eficiente y fácil para el usuario).

    2) Información resumida (y luego detallada pero es necesario una primera aproximación), una introducción y un resumen donde se sintetice la definición (qué es La República Constitucional), su necesidad (porqué es necesaria), los objetivos (para qué sirve, sus principios), los pilares (en qué hechos tangibles y CONCRETOS se traducirían sus principios), el camino para llegar a ella (cómo se implantaría, qué pasos se tiene previsto dar hasta su implantación).

    Creo que es IMPRESCINDIBLE que haya una Web donde toda la información concerniente con la República Constitucional esté muy bien organizada y que una persona nueva tenga la posibilidad de saber de qué se trata de la forma más cómoda y rápida posible. De lo contrario, en mi opinión, se dificulta enormemente la propagación de dicho movimiento.

  211. Ciudadano X says:

    A mrc.miguel:

    Esas páginas que me has indicado ya las he visto. Un montón de artículos pero repito que falta un documento donde se resuma los postulados de la República constitucional. Eso es lo PRIMERO que se debía haber hecho. No es de recibo que necesite varias semanas para leer un montón de información dispersa para sacar algo en claro de en qué consiste este movimiento. No se puede pretender que la gente se apunte a un movimiento que no sepa de que va. En mi opinión, esta no es forma de hacer las cosas, no lo entiendo.

    ¿No hay algún documento que explique de forma resumida la República Constitucional? Ni siquiera he visto la definición de República Constitucional en El diccionario de la República.

    saludos

  212. mcrc.miguel says:

    Querido Ciudadano X:

    Te animo a que plantees tú mismo la creación y construcción de la página del MCRC en el Foro de Repúblicos.

    Piensa que el MCRC por ahora es pura iniciativa privada y es tan valiosa la tuya misma como la de cualquier otro miembro. Eso cambiará una vez que nos constituyamos en un movimiento público y oficial en la Asamblea Fundacional, donde se establecerá una directiva del MCRC que tomará las medidas adecuadas a las propuestas de los miembros, como puede ser construir la página etc.

    Un leal abrazo.

  213. Ciudadano X says:

    A mcrc.miguel:

    Insisto en toda la información publicada YA en las webs de la República Constitucional, no hay ningún sitio donde se explique de forma resumida en qué consiste??

    saludos

  214. Ciudadano X says:

    En general, mis primeras impresiones respecto de la República Constitucional son:
    1)Me parece un paso muy positivo reconocer los defectos de nuestra “democracia” y plantear la idea de que hay que preparar el terreno de una República verdaderamente democrática sentando sus bases teóricas antes de llevarla a la práctica. Es decir es muy interesante la idea de desarrollar una teoría de un modelo de Estado antes de implantarlo (aunque probablemente no es nada nuevo).
    2)Echo en falta una Web con información bien organizada que haga fácil a cualquier ciudadano acceder a las ideas que se plantean (es imprescindible organizar bien la información y darla de forma sintetizada). Parece haber más obsesión por vender la idea que por explicarla.
    3)Excesiva obsesión por la unidad nacional, creo que lo más importante es la democracia aunque ésta implique la no unidad nacional. Es decir, se define un objetivo político y a partir de ahí se establece un modelo de Estado para conseguirlo cuando debería ser al contrario. El modelo de democracia debe servir, en mi opinión, para establecer una metodología justa y eficaz para la resolución de los problemas, independientemente de la solución o resultado final obtenido para los mismos. La democracia no debe tener como objetivo resolver un problema concreto de la manera que nos satisfaga, debe dar la posibilidad de que la solución sea elegida democráticamente por sus ciudadanos y debe estar abierta.
    4)Parece una teoría bastante “verde”: se limita prácticamente a una declaración de principios teóricos pero prácticamente no se aportan soluciones prácticas (sólo se plantea la elección por sufragio directo del presidente de la República y el otorgar a ésta un carácter “presidencialista”). Le falta “sustancia”, se limita casi exclusivamente a criticar el modelo de democracia actual y a plantear principios teóricos de lo que debería ser una democracia real pero nada más (“mucho ruido y pocas nueces”). Le falta concretar, es decir cómo llevar a cabo los principios que declara y desde luego faltan muchas más soluciones prácticas a la planteada. Además las pocas soluciones propuestas no están muy razonadas y por tanto no son muy convincentes. Falta en general más trabajo de razonamiento en los postulados propuestos porque parecen verdades incontestables, dogmas de fe.
    5)Veo cierto afán de protagonismo por parte de su promotor (puedo estar equivocado) y si a esto añadimos que se explican poco los postulados y realmente no son innovadores, que son demasiado teóricos e idealistas (es difícil no estar de acuerdo con ellos), que prácticamente no se dan soluciones concretas que permitan resolver los problemas que se denuncian, que se insiste en “comenzar el camino” sin describirlo (lo cual contradice su propia idea de que hay que plantear las bases teóricas antes de llevarlas a la práctica) y en “apuntarse al carro”, que se dice que el “maestro” va a publicar un libro (éste debería publicarse gratuitamente por Internet para evitar cualquier lucro que desvirtúe la causa) entonces surgen muchas dudas sobre sus verdaderas intenciones (esto huele un poco a una “religión” que exige fe casi ciega en que el “iluminado” ha visto la solución mágica, solución que por supuesto casi no nos explica, y nos pide apoyo incondicional) y en caso de que éstas sean buenas surgen dudas sobre su eficacia o su posibilidad de llevarse a la práctica (¿cómo es posible defender la instauración de un modelo de Estado que prácticamente no se describe?).

  215. Eva Spinelli says:

    Enhorabuena por esta esplendida iniciativa,y agradecimiento a todos por la exposición de sus ideas y comentarios.Acabo de aterrizar en este foro y me complace comprobar las honestas inquietudes por ayudar a mejorar la realidad social y política del complejo mundo en que vivimos. Saludos desde Argentina

  216. Lalo Moreno says:

    Estimados Sres.

    Intentado que mis ideas aterrizen de una vez por todas en alguna plataforma digna y coherente, me encuentro con esta asombrosa página de D. Antonio Garcia Trevijano y leyendo la ejemplar declaracion de principios que lo inicia, suscribo punto por punto su contenido y a ellos me quiero unir con esfuerzo.
    Es una lástima que solo llegue a los ciudadanos la informacion elegida por unos partidos politicos que controlan los medios de comunicacion que contribuyen al retroceso cultural y a la pérdida de oportunidades de informacion plena. Estoy en el mas absoluto convencimiento que si estas propuestas, tan sumamente profundas y que creo que estan en el corazon de todos nosotros, tuviesen mas publicidad, si la gente las conociese, las cosas cambiarian. Surgiria una sociedad mucho mas justa y real, acabándo con el circo en el que estamos metidos.
    Creo que algun dia debe llegar una nueva revolucion cultural en este pais, no hablo por supuesto de violencia. Deberiamos entre todos ilustrar a los ciudadanos de estos sabios principios y exponerlos sin desidia, hasta conseguir un autentico cambio en la percepcion de las cosas, pues es de notoria evidencia la vinculacion politica poder, en modo alguno representacion, un cambio en post del respeto a nuestros principios mas fundamentales, que por supuesto no son garantizados por los politicos actuales, porque no les importa lo más minimo en cuento llegan al poder. Deberiamos controlar el poder desde la ciudadania. Luego eso, cada cuatro años a votarles.
    Vamos a realizar propuestas para lograr un despertar del ciudadano y crear una sociedad donde el gobierno pertenezca de verdad al individuo desarrrollado plenamente.
    Saludos y gracias Sr. Trevijano por regalarnos sus conocimientos.
    saludos

  217. Joseba says:

    Creo que es necesario que indique aquí, mi aceptación total a estos principios, los he leído y entendido, y por supuesto aceptado, expreso mi total lealtad, y para que así conste.

    Joseba.

  218. Beatriz says:

    Buenos dias, este es solo un agradecimiento, ya que, aunque bien es cierto que los jóvenes mayoritariamente “pasamos” de temas políticos, es de agradecer encontrarse a otras personas que piensan igual o mejor, porque ustedes conocen hechos que yo desconozco profundamente. Es mi intención seguir informándome y seguir avanzando, sabiendo que la realidad es otra, que los medios de información manipulan descaradamente la misma. Desde aquí expreso mi deseo de avanzar hacia una sociedad mas moral, mas justa, donde no se nos insulte con la mentira.

    Muchas gracias a todos ustedes!

  219. mcrc.miguel says:

    Bienvenida Beatriz.

    No todos los “jovenes” pasamos de temas políticos. Tú eres un ejemplo de ello y te animo a seguir formándote un criterio propio y difundir los Principios y Valores del MCRC que ya es tuyo.

    Un leal saludo amiga.

  220. Diego says:

    Soy desde hace tiempo admirador de Don Antonio. Le escuché con atención en el histórico programa “La Clave” Balbín leí algunos de sus artículos en prensa y estoy de acuerdo en algunos de sus planteamientos. El sistema político actual es un sistema oligárquico en el que los políticos se reparten el podrer y el pueblo solo puede elegir que partido político le gobierne, pero no puede elegir a quien le gobierne, ya que son los propios partidos los que determinan sus jerarquías. Estoy de acuerdo en la separación de poderes y en muchos otros temas (República, …)
    En todo caso soy escéptico en cuanto a la posibilidad que tienen estas ideas de llegar al pueblo y que sean aceptadas y reivindicadas por éste. Está todo atado y bién atado. Oligarquía de partidos que se reparten el poder, medios de comunicación controlados por el poder político, económico o grupos de presión (iglesia, etc). Y lo que es peor, un pueblo aletargado, más pendiente del fichaje de un futbolista que de que se solucionen problemas como la crisis económica, o la situación política.
    Desde hace unos años creo que la forma más facil de “puentear” a la oligarquía política es mediante la democracia parcialmente directa, facilitada por las TIC. Hay ya muchas organizaciones que la promueven y creo que poco a poco puede ir calando en las conciencias.
    En todo caso, ojala el MCRC tuviera éxito. El segundo paso hacia la democracia parcialmente directa estaría más cerca

  221. Juan Carlos says:

    Estimado Sr.Treviño, me he quedado anodadado de escuchar su discurso en Totana de Abril de 2007, 99% de acuerdo con usted.
    Hace poco y despues de buscar mucho encontre mi sitio en Falange Autentica, queremos ser herederos del pensamiento autentico de Jose Antonio y adpatarlo a estos tiempos, ¿que opina de Falange autentica? y de Jose Antonio cuando siempre expreso un PENSAMIENTO SUPERADOR. Que se podría decir que tomaba lo mejor de ambos mundos y lo fundía bajo su sesgo particular. Su palabra nos aclara las dudas:
    “El ser derechista, como el ser izquierdista, supone siempre expulsar del alma la mitad de lo que hay que sentir.”

    ¿Sabe que coincidimos en muchisimas cosas?
    Su posicion para mi, como Falangista es correctisima en todas sus apreciaciones. Que Dios le guarde muchos años y que su legado al igual que el de Jose Antonio sean la semilla de una España mejor para todos.

  222. Jose says:

    Buenos días, me gustaría recibir información acerca de las actividades de todo tipo que lleve a cabo este movimiento.
    Convirtamos España en una república verdaderamente democrática.

  223. Pus says:

    Siendo como es una declaración de principios. No acabo de entender la ausencia de plan “para el día después”.

    Supongamos que el MCRC. Consigue su objetivo de la IIIª República.
    Puesto que se admite, debe existir un Estado “democrático”. Y por otra parte, se afirma, los partidos “democráticos” no sirven, dado el grado de corrupción, etc
    ¿No se trata de una especie de tirar la piedra y esconder la mano?.

    Se embarcaría (con sus muchos matices) a la población Española en el “derrocamiento” de una Monarquía (que no se olvide y pese a lo “grotesco” de su realización. Fue elegida por mayoría en su dia). Para una vez proclamada la IIIª república. Tener que seguir con un sistema de partidos, previamente denostados por los mismos Principios que la originaron., al disolverse este movimiento y no permanecer como organización política garante en el futuro, de lo que preconizó.

  224. Lacónico says:

    Siempre que he tenido la oportunidad, he leído y oído atentamente a D. Antonio, y tengo que reconocer que con bastante coincidencia con sus planteamientos, en definitiva regenerar la democracia, siempre que hagamos el esfuerzo de aceptar como democracia algo que, de serlo, lo es muy insatisfactoria e insuficientemente.

    El caso es que para mí, lo importante es la democracia, el fin, mientras que monarquía o república, son herramientas que según sean las reglas y controles que incorporen, la calidad de estos, resultarán más democráticas o más corruptas.

    Con tod el respeto, no pretendo ser peyorativo ni ofender, D. Antonio con la república, me recuerda a D. Fernando Savater con “su” laicismo. Yo defiendo una sociedad laica, pero de la forma reiterativa y finalista en la que Savater la defiende, se trasluce más fantasmas personales que una convicción razonada.

    Disculpen mi siguiente y sincera afirmación, para mí está por ver que una república constitucionalista, nos permita más democracia que una monarquía constitucionalista y, en cualquier caso, no acepto ninguna de las dos como fin, sino exclusivamente como herramienta.

    Con lo dicho, no me opongo al hecho republicano, simplemente planteo que son muchas las personas que coincidirían con esta declaración de principio pero que el emborrizado del proyecto únicamente con harina republicana, va a alejar a casi la mitad de los posibles comensales, de un ágape cuya única posibilidad de éxito reside en que sea altamente concurrido. Hay que sumar, de no ser así, su propuesta de proyecto “común”, nacería muerta.

    Por cierto, dice:

    “III. Porque los individuos no pueden desarrollar sus vocaciones ni sus acciones fuera del contexto social, la lealtad es fundamento de todas las virtudes personales y sociales.”

    Supongo que esa lealtad a la que se refiere en ese punto, será a las ideas y a los acuerdos tomados. Porque de referirse a la lealtad o o confianza a las personas, a los líderes, ahí no me volvería a coger nadie. Se nota que Ud. no ha pasado por Unión Progreso y Democracia. Siempre que no exista un fuerte sistema de control, depositar la confianza o la lealtad en las personas, por encima de las ideas, es abrir la puerta a la segura estafa política.

    Mis disculpas si molesto a alguien con mis planteamientos, creo que más transversales que los aquí defendidos –no sólo paso de derechas e izquierdas, sino que también de monarquías o repúblicas– o con otra transversalidad, si quieren.

    Espero que tengan el tiento de no cerrar a los no republicanos, demostrado así que lo que importa no es la herramienta (aunque no todas valen), sino el fin.

    Salud y Democracia

  225. Ricardo says:

    Totalmente de acuerdo en todos los puntos, es ya muy necesario barrer toda la basura que ha caido sobre España.Y al que se le llena la boca diciendo que esta pantomima es democracia, o es tonto o es un interesado y estómago agradecido.

  226. ELIANA SANDOVAL says:

    Seria muy interesante si pasara por bolivia para poder empaparnos mas de su conocimiento debido a que este tipo de comentarios en mi pais es posible para nosotros ya que el gobierno actual quiere cambiar nuestra actual ley de imprenta

  227. José María Aguila Ortiz says:

    Perdonadme de antemano los miembros del MCRC si digo alguna tontería, pues es la primera vez que participo. Estoy de acuerdo en que parece ya por completo necesario e inaplazable emprender una acción política concreta y organizada cuyo objetivo sea substituir un sistema político no democrático como el vigente en España, que priva de libertad política a los ciudadanos, por otro de carácter formalmente democrático, donde los ciudadanos puedan elegir a sus representantes y puedan presentarse para ser elegidos a título individual. La sustitución de la actual Monarquía de partidos en el Estado (únicos actores del sistema) por una República Constitucional, formalmente democrática, donde los partidos actúen en la sociedad pero fuera del Estado (proponiendo a sus candidatos) y los ciudadanos actúen directamente por sí mismos con igual derecho, debe emprenderse de modo sistemático y perseverante. La Asamblea fundacional del MCRC debería incluir a mi juicio (y supongo que esto ya estará previsto)una detallada propuesta constitucional (quiero decir, un proyecto de Constitución), como aval intelectual y político absolutamente imprescindible. En ella los conceptos de libertad política, separación (y mecanismos de coordinación y control mutuo)de los poderes del Estado (legislativo, ejecutivo y judicial)deben quedar perfectamente claros, así como los límites de estos poderes y el fundamental sistema de libertades del individuo.
    ¡Viva la libertad, viva la democracia, viva la república!

  228. FELIPE GONALEZ SANCHEZ says:

    ME GUSTARIA PEDIR A LA GENTE JOVEN QUE COMPARTE MIS IDEAS REPUBLICANAS QUE NO CEJE EN SU EMPEÑO DE LUCHAR POR UNA REPUBLICA, CUANDO FUI JOVEN SOÑABA CON UNA ESPAÑA EN LIBERTAD Y NO BAJO UNA DICTADURA. ESTA POR SUERTE YA SE ACABÓ PERO ME FALTA VER FLORECER A LA REPUBLICA, YA ME ACERCO A LA JUBILACION PERO NO PIERDO LA ILUSION DE QUE ESPAÑA “MAÑANA” SERA REPUBLICANA, CONFIO EN LA FUERZA E INCONFORMISMO DE LA JUVENTUD.

    !VIVA LA REPUBLICA!

  229. Jose Luis Anguita says:

    Desde 1977 no votado. “Lo” que los gobierna y lo que se sienta en el hemiciclo, desde mi punto de vista, no merece el esfuerzo de acudir a las urnas. Lo único coherente en materia de organización de un estado en el que sea factible eliminar la corrupción, lo he leido en su propuesta.
    Soy jubilado desde junio de 2009 de la Universidad de Granada. Estoy vinculado a su apellido, toda vez que un sobrino (creo) suyo es letrado familiar y digno de nuestro mayor aprecio y consideración por ser acreedor al calificativo de HONESTO dentro de una clase, que como la política, está en franca decadencia de valores. Si necesita cualquier tipo de apoyo en mi tierra, cuente conmigo. No soy un analista político, sólo un ciudadano hastiado de nuestra clase gobernante a quien le gustaría creer en su propuesta por muy quimérica que suene hoy. Saludos.

  230. rogerius says:

    Estimado ciudadano don Antonio García-Trevijano:

    Le doy las gracias. He leído y comprendido. La angustia que he venido sintiendo, la desazón que me ha causado y me causa desde hace años la escena política española y en especial la más cercana —la autonómica y municipal—, usted la ha explicado. Al leerle he descubierto mis propias y difusas intuiciones expresadas con claridad. Yo, que no soy hombre de partido, no había comprendido hasta ahora la razón y utilidad de no acudir a estas urnas absurdas y vergonzantes que nos legó el régimen. Como muchos, creí que la democracia había llegado y, con tal de que la derecha no mandase…, pero tampoco el psoe tuvo mi voto jamás. Ha sido usted y su empeño en pro de la República quien, a través de Internet, me ha abierto los ojos. Gracias de nuevo.

    Salud y República.

  231. chen says:

    … Y Como nos gusta darle al “pico” por darle. Me gustaría bajaros un poco de esa verborrea y que chocaseis con la realidad. Las cosas no cambian así como así… y lo sabeis. nos sobran los ejemplos en este país. A la gente (en masa) le dan futbol… y tan contenta… a Belén Esteban dando las Uvas, a Tele 5 arrasando hasta el punto de ser el socio mayoritario de Sogecable… y así seguimos. Marco este ejemplo por la sencilla razón de que pienso que es el fiel reflejo de la sociedad española (en su mayoría). Pedir un Cambio tan drástico como el que se pide es Inviable… al menos por la via “intelectual”

  232. Hesperio says:

    Ojalá en breve pudiera construirse en España la República Constitucional que ustedes proyectan. Su diseño es irreprochable, eficaz y eleva la dignidad de la persona a niveles que la raza humana ya va siendo hora que disfrute. Con todas las fuerzas de mi ser quiero que un sistema político así gobierne en nuestro país. Pero me temo que es un bonito sueño, nada más. Sueño por el que muchos han muerto…y la memoria es una losa tremenda, es plomo en las alas.
    A lo largo de la historia, hasta hace relativamente poco, para cambiar el régimen de poder dentro de una nación, había que luchar y vencer al sistema establecido. Ahora, además hay que luchar contra más de medio planeta, contra la gran plutocracia mundial.
    Si por cualquier clase de ventura, carambola o conjunción astral, aconteciera que se implantara en España una República del tipo que ustedes proyectan…me temo que al día siguiente, las tropas de la OTAN y/o EE.UU, (que es lo mismo) nos convertirían a 3/4 partes de la población española en FERTILIZANTE. Luego, como siempre, colocarían un gobierno servil a la plutocracia que impera en occidente y se acabó; y el estado que soñara hacer lo mismo, con los congojos de corbata, a marcar el paso – muy ordenadamente- al son que vaya marcando los amables próceres del Nuevo Orden Mundial. Ojalá que esté equivocado. Ojalá.

  233. Javier Guerrero says:

    Leida la Declaración de Principios, estoy de acuerdo en general con ellos, con las siguientes puntualizaciones:

    1) Hay un partido ya constituido, del que todavía no soy militante, que postula los mismos principios: el Partido de las Libertades Individuales, con web propia: http://www.p-lib.es

    2) Lo que dice el art. I de garantizar la igualdad de derecho y oportunidades por el Estado está muy bien como principio pero es una falacia en la práctica. Precisamente porque no somos iguales, la capacidad de los individuos impide que una oportunidad pueda ser dada de forma ponderada para que el resultado sea el mismo. Por ejemplo, dar enseñanza universitaria subvencionada al que no tiene recursos para estudiar, sólo sirve para que accedan todos a los estudios universitarios, pero eso no garantiza que el recurso financiero esté bien empleado, porque seguirá habiendo el mismo fracaso educativo ya que la inteligencia es un recurso que la naturaleza distribuye desigualmente.

    En el Principio II, el oportunismo no puede ser condenable, está en la naturaleza del hombre, dado que por definición es capacidad de aprovechar las oportunidades, que es la base del progreso social. Lo condenable es la falta de principios y valores para conseguir los objetivos individuales, a costa de lo que sea.

    En el Principio IV, yo añadiría que ahora no tenemos un Estado autoritario pero sí un gobierno intervencionista y totalitario en sus intenciones, como siempre ha sucedido con el socialismo desde su fundación, inventores del totalitarismo. El problema es que hay ideologías nefastas para la Humanidad, totalitarias, como el socialismo y el fascismo, y otras que propugnan la libertad del individuo como el liberalismo que cuando han sido aplicadas han producido la mejora de sus sociedades.

  234. Rafael Martínez Muñiz says:

    Como teoría todo esto está innegablemente muy bien planteado, pero… ninguno de Vdes. se creerá de verdad que vaya a implementarse un orden así en España, ¿verdad?. ¿ Nadie se ha dado cuenta que el genocidio eugenésico no ha hecho más que comenzar ?

  235. S Valdés says:

    Estoy por la labor de la abolición de la monarquía y la implantación de una República, que garantice la separación de poderes, la igualdad de todos ante la ley y la ameteurización de la política especialmente.
    Respecto a esto último, sería fácil implantar una normativa que regulase los emolumentos a percibir por los políticos y que sucintamente explicados consistirían en tomar como referencias las dos siguientes: – El Salario Mínimo Interprofesional y -La Declaración de la Renta del aspirante a político.
    El primero sería aplicable a los políticos que antes no hubiesen percibido remuneraciones por trabajo alguno, a los que se aplicaría un coeficiente multiplicador respecto al SMI (SMI X 1, …X 2, …X 3…etc.).
    Para aquellos políticos que sí hubiesen percibido remuneraciones con regularidad durante los tres últimos años en actividades públicas o privadas, se les aplicaría asimismo un coeficiente a la media ponderada de los tres últimos años ( multiplicando: X 1,5, X 2, ó X 2,5).
    De esta forma nadie se haría rico con la política y por tanto, se eliminarían muchos candidatos indeseables.
    Se debería exigir una titulación académica igual o superior a la del más caracterizado de sus subordinados, en el caso de que formasen parte del Poder Ejecutivo.
    Este par de pincelados, las apunto únicamente a título de ejemplo sobre las muchas cosas que se puden poner en práctica en esta sociedad para que se regenere realmente de la metástasis sociopolítica en la que se haya inmersa.

  236. Juan Antonio says:

    TOTALMENTE DE ACUERDO CON TODOS LOS PUNTOS. ESTE RÉGIMEN ES LA HERENCIA MÁS PURA Y MÁS DURA DEL DICTADOR. MONARQUÍA PARLAMENTARIA Y DEMOCRÁTICA…JAJAJAJAJA ESO NO SE LO CREEN NI JARTOS DE VINO.
    POR LA III REPÚBLICA REALMENTE DEMOCRÁTICA EN ESPAÑA ¡¡¡YA!!!

  237. Diego says:

    Hace un par de meses que descubrí la figura de García-Trevijano e inmediatamente me interesaron sus argumentos. Cada vez que tengo oportunidad doy a conocer sus ideas. Mi apoyo a este movimiento, al que le deseo larga vida. Necesitamos convicciones que nos hagan despertar del letargo y la falacia que vivimos.

    Mucho ánimo y menead el asunto por las redes sociales, foros, conferencias, etc., para que llegue a la gente.

  238. ANTONIO says:

    Para D, Agt: Querido Maestro, Soy Como Diría Un Novillero Nuevo En Esta Plaza; Pues
    De Tanto Criticar El Sistema Actual De Nuestra Querida España, Ya No Estaba Seguro Ni De Ser Español. Créame Si Le Digo Que Incluso Había Hecho Comentarios De Que Me Iría A Cualquier País No Importa Cual, Con Tal De Perder De Vista Tanto Sinvergüenza Gobernando (Si Es Que Se Puede Usar La Palabra Sin Caer En La Ignorancia), Tengo Dos Páginas Web, De Las Cuales La De Facebook He Convertido En Una Especie De Trampolín, Desde Donde Envío Toda Clase De Mensajes Que Recibo De Nuestro Común Y Querido Amigo Isidro Fuentes, Es Muy Pronto Para Declararles Mi Incondicional Lealtad Al Movimiento Dado Que He Tenido Como Tantos Ciudadanos Muchos Desengaños Desde La Época De La Transición Hasta La Fecha De Las Últimas Elecciones Aquí En Cataluña Pues Si Fui A Votar Me Juré A Mi Mismo Que Si Volvía A Salir El Psc Elegido Como Partido De Gobierno, Me Iba Definitivamente De Cataluña A La Que Como Catalán Que Soy De Nacimiento La Siento Como Muy Mía, Pero Dentro De España Pues
    Mi Padre Y Su Familia Eran De Salamanca Y Mis Abuelos Maternos De Murcia Ella Y De Almería El ¿Se Puede Ser Más Español? Y Al Mismo Tiempo Catalán, !!! Faltaría Más ¡¡¡¡
    La Cuestión Es Que Por Supuesto Que Les Doy Mi Total Simpatía Y Me He Propuesto Colaborar En Lo Que Dignamente Me Sea Posible, Además, Ya Juré Defender A Mi Patria Cuando Fui A La Mili Como Todos Conocemos Y Ese Juramento Lo Mantengo En Pie Sea El Movimiento Que Sea, Con Tal De Salir De Toda Esta Podredumbre, No Piense Ni Por Un Instante, De Que El Hecho De Haber Sido Educado Si Es Que Se Puede Llamar Educación Ir A Rezar Por Obligación Y Entonar Cánticos De Épocas Pasadas Me Sienta Identificado Con Unas Ideas Que Precisamente No Son La Verdaderas Sino Más Bien Usurpadas Por Franco; Creo Recordar Que Algo De Mi Filiación Con Falange Española Auténtica La De Manuel Hedilla Larrey Su Legítimo 2º Jefe Nacional Fue Exiliado En Canarias… Pero, Disculpeme Usted, Que Me Haya Desviado Pero Tenía La Honrada Obligación De Decírselo Para Que No Se Me Tilde De Facha Pues Es Algo Que Aborrezco Profundamente Por No Considerarme Tal. Esto Se Lo Expliqué A Isidro Igualmente Y Ya
    Carece De Interés Una Infinita Partícula De La Historia De España, Que Es La Mia.
    Todos Creo Que Formamos Parte De Un Rico Y Vasto Mosáico De Ideas Que, En Algún Momento De Nuestras Vidas Se Vieron Manipuladas Y Desviadas Hacia Otros Derroteros Que Fueron Precisamente La Unidad De Todos Los Españoles Y Ya Me Cansa Siempre La Misma Historia Y De Tanta Memoria Historica Igualmente Manipulada.
    Retomando El Hilo De Lo Anteriormente Expuesto, Le Decía No Jurarles Lealtad, Pero Si Compromiso Con Una Causa Noble Y Legítima De Todo Ser Humano: Conquistar La Plena Libertad, Ahí Es Nada Don Antonio.
    He Tenido El Gusto Y El Placer De Admirar Leyendo Y Recapacitando Sus Principios ( Que Ya Son Míos Con Su Permiso), Y Le Garantizo Que Por Aquí En Barcelona Me Voy A Dejar Ver Como Uno Más Del Mcrc.
    Muchas Gracias Por Tan Rico, Y Didactico Blog Que Me Encantaría Seguir Visitando Alguna Que Otra Vez Si No Es Molestia; Un Cordial Saludo Querido Amigo.
    Salud Y República.

  239. Jesuo says:

    Desde hace mucho tiempo creo que la III República Española vendrá, aunque por sus propias características no la podrán traer ninguno de los partidos políticos que padecemos, sino alguno nuevo o plataforma nueva que integre a personas de buena voluntad de todas las tendencias. Creo que esa plataforma es esta, y me gustaría integrarme en ella para colaborar en lo que pueda.

  240. ANTONIO RAMOS QUERO says:

    Querido amigo y maestro, me he tomado la licencia de copiar la declaración de principios y valores y la coletilla que culmina la lista; como le dije en la opinión anterior (263) me he propuesto movilizarme dentro de mis posibilidades y aprovechando mis dos sitios web que es donde realmente cuento con buen número se amistades, para difundir toda clase de comunicados y próximos eventos para así mantener informados a mis contactos que, aunque no todos estén del todo de acuerdo por lo menos simpatizan y se mantienen al margen con respeto que ya es mucho.
    espero que me informen y recriminen si procediere cuando en algún momento y a causa de mi ignorancia cometa algún desliz incompatible con el movimiento. le dejo un fuerte abrazo, Salud y República Constitucional.

  241. Juan Antonio de Ojeda Torres says:

    Up! quiero comentar que hay muchas más formas de monarquía que la parlamentaria, y que teniendo como figura de Jefe de Estado a un Rey o Soberano más que a un Presidente de República, creo que da mayor voto de confianza, puesto que un Rey está siempre predispuesto a lo que emana del poder ejecutivo y legislativo, cosa que con la república no pasaría, solo hace falta ver la república asamblearia de Francia o la de Italia que son causa de escándalo y oprobios continuos por parte de sus Jefes de Estado y de gobierno…
    Yo abogo por la monarquía constitucional o la electiva (Dinamarca y antiguamente Polonia, respectivamente)

  242. JAVIER says:

    Parece que desde hace tiempo estoy en el intento de hacer comprender a muchas de las personas que me rodean, por qué la república parece más razonable desde cualquier punto de vista. No se trata ya de la estafa histórica que supuso el que el dictador Franco decidiera que España era un reino y que el rey sería, no el descendiente dinástico, sino el hijo de éste, Juan Carlos, al que franco había educado para hacer de él un Rey-caudillo.
    Me pregunto hasta qué punto la sociedad es permeable a la idea republicano y creo que es esencial la creación de una sofisticada estratefia, estratificadas en varios períodos, para hacer que la idea sea, 1º, concebible, 2º, atractiva y, 3º, que de lugar a un movimiento activo por la consecución republicana.
    Ahora me gustaría que si alguien conoce grupos republicanos en Huelva o cerca, me loo dga para poder ponerme en contacto con ellos y ver qué se puede hacer. Además, me gustaría saber más, sobre cómo os organizáis, cuántos miembros sois, dónde estáis mejor representados geográficamente, qué actividades realizáis, etc. Estaré encantado de recibir un e-mail con algunas respuestas e ideas. Salud y República

  243. yo says:

    yo he llegado hasta aqui porque dicen que usted es un señor malo malísimo pero lo que he leído me parece de lo más coherente y me gusta. Tendré que seguir leyendo a ver si encuentro su maldad por alguna parte…

  244. Carlos Rodriguez says:

    Vaya vaya republicanos y conservadores. Estando muy alejado de la mayoria de las tesis pienso si en cualquier caso no podran ser ustedes los que a futuro confluyan con los sectores mas avanzados de la Izquierda utopica en la construccion de una sociedad fuertemente humanizada,,, donde se respete , 1 La diversidad 2 La Libertad para elejir sobre nuestro cuerpo 3 el total rechazo a la violencia venga de donde venga, 4 la valoracion del conocimiento sobre la supersticion, 5 el respeto a todas las formas de espirtualidad, de sexualidad, de organizacion familiar etc…. donde el valor central sean las personas, y no el estado, patria, dios etc… ¿que me dicen?

  245. Lucas Rial says:

    Me gustaria mucho , si alguien puede y quiere explicarme, ¿como podemos hacernos un lio tal con las opiniones? hay opiniones dignas y respetables,todas lo son, pero… desear algo y su contrario ¿es coherente? me explico, queremos libertad,bien,queremos paz,bien,queremos respeto,muy bien, queremos repeto a todas las formas de espiritualidad y atacamos a los cristianos, queremos el respeto a la organizacion familiar y no respetamos ni a heteros ni a homosexuales, queremos una sociedad que valore el conocimiento sobre la supersticion y a la vez pagamos para que cada comunidad autonoma escriba la historia a su gusto y antojo,queremos una izquierda progresista y que construya una sociedad fuertemente humanizada y en su lugar tenemos una izquierda acomplejada que crea odio y reencor por donde pisa,la derecha no es mejor en todos los sentidos,creo que la idea pura de la utopia era anarkista, todos libres,todos en paz,todos en gloria, todos respetando a todos y todos creciendo libres, pero luego la realidad dice que todos con zancos con payasos y con antisistema okupando casas y a base de droga y alcohol destrozando barrios y ciudades, lo que hace falta es una educacion que lejos de ser educacion para la ciudadania sovietica, nos inspire en valores por ejemplo el esfuerzo, el trabajo, el espiritu de superacion, la convivencia , el crecimiento real de un sentir humano que nos lleve a respetar y ser respetados.
    ¿aportais algo asi? si es como digo me apunto, o mejor, os apuntais vosotros ,yo defiendo esa forma de vida hace unos… 30 años ¿cuantos llevais vosotros? ¿nos acercamos y hablamos?

  246. mcrc.miguel says:

    Te confundes Carlos.

    Somos repúblicos, cada uno con su propia inclinación política. La diferencia con el resto de movimientos, además de lo que pretendemos en lo cual somos únicos, es que aparcamos la ideología propia (ni siquiera la nombramos) para luchar por un marco en el cual podamos defender nuestras tesis en igualdad y libertad, y por lo tanto no se permite la discusión ideológica en el blog de D. Antonio, para eso hay otros foros.

    En la República Constitucional el acento de la vida política está en el ciudadano. Todo sale del ciudadano y es el ciudadano el que pone los limites a la sociedad política.

    Un saludo

  247. IMPORTA EL NOMBRE? LO QUE IMPORTA ES QUE EL MENSAJE SIRVA DE ALGO says:

    Para mi los puntos establecidos por el Señor Antonio no son distintos de lo que un día se consideró Constitución (siempre que se lleve a buen término y no haya confluencia y robo de poder a favor de…..y en detrimento del pueblo).

    Desde siempre un Bonito Poema al igual que una bonita Declaración de Derechos y Libertades ha sido como el vestido o traje que engalana el Alma de quién lo proyecta, pero la realidad es que no cambia el Interior de quién ha de observarlo hasta que no empieza a HACERLO Y APLICARLO POR SÏ MISMO, es decir, convertir las Palabras en ACCIÓN y que se cumpla la Utopía o Sueño del Poema o de los Valores o Virtudes a los que todos aspiramos.

    Leyes Legisladoras para el buen orden y Civismo, en España hay para aburrir y no creo que mal redactadas, dudo que los políticos no sepan de reglas morales ni que esto o aquello esté bien o mal o de sus funciones en cargo, el problema es que una vez establecido el mando y los poderes, existe siempre la OPORTUNIDAD y si dentro no tenemos ninguna noción de Honradez ni fortaleza por pensar éticamente nos vamos a caer siempre por un lado o por otro, y bueno que me alimentan los que mandan porque sino me salgo del tiesto, y aquí dado lo que dependemos de la riqueza o capitalismo e inversión extranjera, dado como dice el Señor Trevijano las Ideas propias del que tiene Iniciativa en este País son poco valoradas sino se recibe una contrapartida efectiva y aquí por lo visto somos de los brutotes que esperamos y vivimos de la cultura del Pelotazo y matamos a la gallina de los Huevos de Oro antes que ningún otro, somos de explotar al máximo las oportunidades y tararí que te ví si luego pasa algo o se hizo algo indebido.

    Si el Poder Político o quién mejor asentados están no son capaces de dar un ejemplo digno y de virtud al Pueblo que les otorgo dicha confianza entonces da igual República, que Dictadura, que Monarquía, da igual lo que se consuma, es hora quizás no sea tarde, de dar LECCIONES POLÍTICAS al Pueblo de lo que es Falsa Demagogia y de intentar hacerles ver quién vale y quién no vale o quién es de confianza y quién no, porque parece que no nos demos por aludidos, como si todo lo que elegimos nos salga por la culata, quizás porque se verse más que en la honradez y capacidad de la persona en decir la verdad de lo que hay (aunque duela, en la realidad no hay cuentos mágicos y la mayoría de veces hay que apretarse el cinturón y perder algo para ganar otra cosa) es dejada por el oportunismo del que vende ILUSIONES y PROMESAS que maravillan al oído del INGENUO pero harían cuasi estremecerse a un Ser INTELIGENTE que no ve ni por asomo como se puede hacer A sin que afecte intensivamente a B, C y D. (Podríamos hablar de Ministerios y Ramas: I+D, Sanidad, Educación, Seguridad, lo que sea).

    En mi humilde opinión Toda corrupción se presenta de forma individual en cualquier sistema en cuanto alguien ve fallos que puedan ser usados a su favor, influencias y demás, y todo lo demás son personas que ven lo mismo y ceden o copian actitudes.

    Aquí sólo cuentan intenciones y la importante es la del Ser Político: Ves la oportunidad de ayudar al pueblo o ves la oportunidad política de vivir de ello a costa de otros para labrarte un buen futuro y posición? porque hoy es lo que parece haberse convertido la política sin más que decir que ya habrían primos, hermanos, familiares que se unen sin pavor aún no sepan ni escribir ni deletrear la palabra POLÍTICA o sepan realmente lo que originariamente debería ser el Cargo o la predisposición del mismo, dejando claro que el único Estado de BIENESTAR hoy en día presente y que todos los que contribuimos con Impuestos estamos dejando aquí es el de LOS POLÍTICOS y el que se devalua para conservar el mismo pues con un poco de muchos se salva el dinero de pocos (así funciona el oportunismo capitalista y las matemáticas desconsideradas) está solucionada la cosa y ellos tienen cuerda para rato sin rasgarse las vestiduras.

    La Costitución tiene una serie de valores y principios suficientemente claros y válidos a día de hoy, lo que falla es la DISCIPLINA con que se INFORMA y SE CORRIGEN LOS FALLOS (tendencias de influencias? de sobornos? de yo caigo tú también? puede ser) lo que la corrompe es que si dentro de un Capítulo están los PRINCIPIOS RECTORES DEL SISTEMA POLÍTICO, SOCIAL Y ECONÓMICO tan fundamentales al menos Moralmente y Constructivamente, como los Derechos y Deberes del Ciudadano y estos son meras directrices sin poder ni obligación entre las que destaca: Todos los ciudadanos tendrán derecho al acceso (no TENENCIA) a una vivienda digna, aparte del malogrado y apaleado: NO SE PROMOVERÁ LA LIBRE ESPECULACIÓN DE TERRENOS que abunden en beneficio propio y blablablabla, pero lo dicho, la avaricia y corrupción de muchos lo ha hecho posible, eso no tiene que ver con ningún sistema político, eso tiene que ver con la Honradez y la Corruptabilidad o como se escriba de quién esté presente en el cargo que le corresponda (Alcalde, Concejal, Ministro, …lo que sea).

    Yo exigiría reformar el Sistema Educativo para formar a las personas éticamente con una serie de valores y principios ya perdidos, para que el día de mañana el ejemplo de los jóvenes sean imitado pues eso es lo que hace la sociedad en sí, queramos o no, imitar muchas veces.

    Por ello, el sistema político y las personas políticas que lo constituyen no dejan de ser un fiel reflejo de la sociedad por mucho que no le guste a algunos ciudadanos que intentan otra vez como en muchas, separar en bandos a los ciudadanos y a los políticos, aquí la única separacíon es en personas con integridad, ideales y principios basados en la honradez y el bien común tanto como ser político como ciudadano y los que … ven venir una tormenta y sálvese quién pueda preocupándose única y exclusivamente por él guardando su ropa del tendedero pero sin ayudar a recoger la del vecino.

    No hay fórmula mágica para Mejorar en todo sino es compartiendo ideas (e intentando a buenas acercarnos solidariamente a la utopía del reparto de RIqueza y Oportunidades mínimas, para vivir con decencia y sin tener que rebajarse ni accediendo a lo que hoy en día ENRIQUECE a los APROVECHADOS: LA NECESIDAD del que algo QUIERE y el SUCIO Y ABUSIVO PRECIO QUE HAYA QUE PAGARLE POR ELLO) dando igualmente oportunidades de crecer y poniendo cotas para que el BENEFICIO ECONÓMICO no sea a lo que hoy en día aspire uno sino al MÉRITO de los TRABAJOS CONCEBIDOS y a la PASIÓN con que se realicen para mantener algo estable y que el de arriba no gane 1000 veces más que el currante y siempre se vea una política incesante de INCENTIVISMO a través del DINERO (que obviamente sólo sirve para subir el nivel de vida los caprichos los gastos, y hacer diferenciaciones sociales),

    Me pregunto cuando la pasión por el trabajo bien echo quedará presente como virtud del trabajador u oficiante, y no la obsesión por ver cuanta tajada saca del cuento o del esfuerzo y los quebraderos de cabeza que le da pensar más en las recompensas que en el buen trabajo que obró, esa virtud es que yo creo que rompe el Capitalismo y Consumismo cuya fuente de Voluntad es Crecer Económicamente y Disfrutar supuestamente de una mejor calidad de vida dejando atrás la calidad de lo que llaman Conciencia y Virtud, ya puestos porque no se elabora un plan para cambiar ese tipo de incentivos en la sociedad, los anuncios y demás? Por lo que piensas y haces, no por lo que obtienes y logras poseer.

    Así que hoy en día tal y como está planteado o es como una maravillosa ayuda de inversión altruista externa la cuál ni espero, porque a la mayoría de Inversores potenciales se les atrapan hoy en día con gangas, evasiones o mini paraisos fiscales y demás, dando a entender siempre que habrán clases sociales y que el dinero prevalece, más nos valdría cambiar nuestra política consumista y de turisteo y empezar a pensar en otras cosas para fomentar una buena y sana economía, sino siempre estaremos arrodillados ante los mismos, y una buena idea siempre siempre siempre necesitará del Avalista o Capitalista (Dios recé) que no sea Avaricioso y se dé parte de altruismo.

    Educación y Enseñanza de VIrtudes desde la Base de la Infancia, teniendo en cuenta una mayor educación y buen ejemplo de quién nos deba proteger, cosa que no veo muy integrado en las familias donde se toma a bien el LIberalismo mal concebido y cada uno hace lo que le salga de ahí sea o no sea buen ejemplo para quién deba verlo, diciendo que no es que deba ser perseguido ni estricto sino simplemente cuando más se vea en el ambiente más se deba copiar y fomentar como cosa no forzada y natural.

    Otra forma de Educación basada en una mayor ramificación de las cualidades y habilidades que pueda alguien poseer para no sentirme excluido en el Sistema Educativo como si fuera torpe o marginado o no supiera hacer algo, y dejar temas de Cultura General como Asignatura Única, cada persona tiene una serie de facetas Siempre en las que más destaca y no debemos privarle de ellas mediante un Sistema Educativo de APRENDER A CODO Y SOLTAR LA PARRAFADA o sentirse abrumado por presiones de Exámenes o suspensos y esas cosas, sino con Trabajos (Productivos para el día de mañana) donde se sienta cómodo e ilusionado con seguir, sin sentir tampoco la presión o el hecho que sin duda conformamos otras personas que decimos que de que vale ESTUDIAR si luego no sacas suficiente dinero…ese tipo de frases lapidarias a mi personamente me MATAN LA ILUSIÓN.

    El único sistema mejor es que el fortalece y busca las buenas aptitudes y talentos de las personas individualmente para el día de mañana contribuir sino al menos a él y a su familia a mucha más gente y sentirse útil para ellos mismos y la sociedad, sin que se le discrimine como hoy es corriente POR RAZONES PURAMENTE DE CLASE SOCIAL, porque el DINERO, PODER Y RIQUEZA parece ser la Obsesión de este SIGLO. Por decirlo, como muchos dicen es un NUEVO SISTEMA DE ESCLAVITUD donde uno desgraciadamente ya no se mete sólo por PRESIONES U OBLIGADO sino también CONSCIENTEMENTE, y eso es un tipo de ESCLAVITUD mucho más difícil de ABOLIR que por la que lucho el ABRAHAM LINCOLN.

    Saludos espero que aún se quede sin leer por la parrafada pues yo soy locuaz en lo mío, al menos me lo publiquen y lo lea quién tenga paciencia y sepa sacar algo bueno que para algo se ha subido, si por mi fuera no pondría mi nombre, no es por darme a lucir o deslucir como en todo la realidad es que no importa quién lo diga, sino con que intención mande el MENSAJE y como de INSTRUCTIVO sea su CONTENIDO yo solo decir que me gusto leer al Señor Antonio y algún comentario más y que de vez en cuanto me gusta darle a la Tecla y disfruto, me lo pide el cuerpo. Cuídense todos y sean buenos ciudadanos, el político del presente ha de ser el ciudadano consciente e instruido que quiera dar un paso más en su vida por bien ajeno y en parte propio…y no a su chequera…ost……jajajaja.

  248. Ksenia Filippova says:

    La declaración de principios me parece excelente, cuerda, necesaria en estos tiempos sin cultura, sin valores y sin ideas. Respecto a la política, casi nadie se plantea que lo que tiene ni es libertad ni democracia, como bien explica don Antonio. Mi duda, y es por lo que me interesa lanzar este comentario, es si la sociedad española actual está preparada para entender qué significaría hacer política por todos y si de verdad lo quieren, si les interesa. Ya no vivo en España, aunque suelo ir una vez al año. Lo que veo cada vez me gusta menos. Noto un pasotismo, una pasividad ante los verdaderos problemas que es preocupante. Parece que todo da igual a casi todos. Por eso, haber encontrado el blog de Antonio García Trevijano ha supuesto para mí una esperanza porque es un faro que nos podría guiar a todos. Mi pasión es leer y jamás hasta ahora había encontrado ideas tan claras y tan realizables. Pero la inercia de una sociedad que quiere dejarse llevar va a ser difícil de vencer. Hablando de política, los españoles siguen bastante fanatizados con sus ideas (los que las tienen). Son seguidores de un partido político como si lo fueran de su equipo de fútbol. Soy de estos, yo soy de aquellos, hagan lo que hagan. Aceptan el sistema que luego critican o desprecian sin cesar, pero siguen volviendo a la urna, votando en blanco o, como reconocen muchos, tapándose la nariz. Qué absurda frase, la de taparse la nariz. Si te asquea el sistema, no participes en él. Es lo que he pensado siempre, desde niño, que el sistema está corrupto desde la base, desde su nacimiento. No se dan cuenta de que nuestros políticos sólo temen una cosa, una sola: la abstención masiva. ¿Por qué la gente les hace el juego y la evita? Hagamos lo que tanto temen porque es lo único que se puede hacer para cambiar algo. Darles la espalda.

  249. Alfonso J. Vázquez Vaamonde says:

    Los objetivos de ALTERNATIVA REPUBLICANA, cuya lista a las europeas encabezo, tiene una comunidad de ideales; sería deseable que hubiera también una comunidad de comportamiento por lo que estoy a vuestra disposición para acercar más posturas que es evidente que están suficientemente cerca.

Los comentarios están cerrados.