NACIONALISMO CATALAN INFAMANTE

El Ayuntamiento de Bellpuig, cuyo Alcalde es diputado del Parlamento de Cataluña, otorga un premio, institucionalizado con el nombre “Niebla“ (Boira), que revela a la perfección la ideología del nacionalismo catalán gobernante. Pero el premio ni se otorga ni se concede. Se arroja a quien destaque por actitudes de omisión que afecten negativamente a la identidad catalana. Este año, ese premio descalabrador ha herido la cabeza artística de Albert Boadella, “por declarar que el nacionalismo catalán es incompatible con la democracia“.

El nacionalismo gobernante en Cataluña declara la guerra de la infamia no solo a la libertad de expresión de opiniones, y a las posiciones políticas no nacionalistas, sino incluso a los que toman actitudes de omisión que afecten negativamente a la identidad catalana. Dado que este “Movimiento de Ciudadanos hacia la Republica Constitucional“ ha decidido omitir la expresión de ideologías, y su postura política indica una actitud contraria a la ideología nacionalista allí donde se manifieste en el Estado, pido al Sr. Boadella que tenga la generosidad de compartir su herida con nosotros.

No se lo pedimos por solidaridad con su declaración ni para compartir el masoquismo de la impotencia. Lo hacemos porque solo nosotros tenemos el bálsamo que cura las heridas causadas por el nacionalismo y el escudo político que protegerá a toda la sociedad española, y no solo a la catalana, de sus lapidaciones futuras. Porque usted, Sr. Boadella, no tiene conocimientos de medicina general para diagnosticar la naturaleza del mal ni la del paciente social. Esta cariñosa apreciación se desprende de su valerosa carta de contestación al infamante Alcalde.

No es cierto, Sr. Boadella, que tal sujeto consistorial esté promoviendo “la degradación democrática“. No se puede degradar, disminuir o rebajar lo que no ha subido, con el peldaño de la existencia, al grado de la realidad. Y tampoco puede ser democrática la degradación personal de su buena fama, porque la infamia no ha salido de las urnas del pueblo, sino del partido oligárquico que detenta, sin legitimidad, el poder municipal.

Tampoco es prudente, ni sabio, su reproche al Alcalde de que se dedique a difamar en vez de fomentar la tolerancia. Ninguna persona de probada dignidad, como usted señor Boadella, puede cometer la indignidad de aconsejar al poder de otro que lo tolere. La tolerancia es un valor moral oligocrático incompatible con el valor político del respeto entre iguales. Es intolerable ser tolerado en lugar de respetado.

Por último, su noble dedicación al arte y su ingenuidad política le hacen creer que “afortunadamente, exceptuando el caso de Bellpuig, no hallaríamos en España un nivel semejante de vileza institucionalizada y promovida por dirigentes públicos“. ¿Cómo puede usted desconocer hasta tal punto la vileza que caracteriza a todas las instituciones oligárquicas en esta Monarquía y en toda España?

Su caso personal es una insignificancia social comparada con la sistemática corrupción de las instituciones y la continua degradación que padece toda la sociedad civil en el Estado de Partidos. Para acabar con la servidumbre voluntaria, la que pide tolerancia en lugar de respeto, el MCRC se está organizando, sobre la base teórica de la democracia formal, a fin de pasar pronto a la acción deslegitimadora del sistema de poder oligárquico y de las elecciones por listas de partido. En consecuencia, y aunque nuestra voz aun no sea potente, pediremos y promoveremos la abstención en las próximas elecciones catalanas.

Anuncios

91 thoughts on “NACIONALISMO CATALAN INFAMANTE

  1. MessageInOut says:

    Boadella es, a mi juicio, un hombre valiente. Lleva años enfrentándose al nacionalismo catalán excluyente. pero creo que, pretendiendo tomarse la cosa con humor, comete un error conceptual importante: califica como “manía” el nacionalismo político catalán. Y no es eso, las manías conducen a los manicomios, no al enriquecimiento y al poder. Las manías no son rentables. El nacionalismo catalán excluyente no es una manía, sino una vil traición. Las traiciones sí son provechosas, tanto más cuanto más viles.

  2. Francisco says:

    He vivido un par de años en Barcelona y me sorprendía el aparente masoquismo de los inmigrantes del resto de España y su aceptación del tratamiento como un grupo inferior a la oligarquía catalana. Ahora entiendo que es la pasión de ser tolerado, que les impulsa a aceptar, por apatía, el desprecio de los catalanistas.

  3. Asturcón says:

    Hermanos en libertad:
    Un claro ejemplo más de lo que hace la oligarquía de los partidos, aderezado con la pimienta del nacionalismo.
    Pero la denuncia que hoy escribe el maestro, nos ha de servir como un ejemplo más para la acción de denuncia pública en los medios de comunicación. Este tipo de asuntos los encontraremos continuamente y no estaría de más (es una propuesta) que se pongan de manifiesto en este blog, y que incluso el administrador del mismo cree un enlace llamado denuncia o ejemplos oligárquicos, etc… Sería más fácil para todos; pero reitero es sólo una propuesta.
    También, otra denuncia más de la falta de democracia interna de los partidos políticos y su manifiesta anticonstitucionalidad: La Agrupación Municipal Socialista de Oviedo ha expedientado a diez militantes por disentir de la designación dedocrática de la aspirante a la alcaldía Ovetense, y comenter el impúdico acto de expresarlo públicamente.
    Por cierto, quisiera decirle a Juan Carlos Villa que (si tiene a bien,)me escriba a mi correo electrónico axturcon(arroba)telecable.es para comentarme su problema con las oposiciones del Principado de Asturias; quizá pueda ayudarle de alguna manera, aunque sólo sea moralmente.
    Salud y Lealtad.

  4. MessageInOut says:

    El masoquismo del que hablas, Francisco, es la prolongación espacio-temporal del que las masas de inmigrantes incultos y desarraigados sentían bajo la bota del franquismo. En Cataluña la dictadura ideológica –el fascismo, ese régimen político que ejercía y ejerce aún una fuerte intervención en todos los órdenes de la vida nacional catalana, concentrando la totalidad de los poderes nacionales en manos de un grupo, al amparo del Estado- siguió cambiando solamente los símbolos, no los amos. Y los miserables representantes del Estado Español vendieron a bajo precio –un auténtico saldo- a 3.500.000 de esclavos al nacionalismo excluyente. Desde entonces, a cualquiera que ha levantado la cabeza se la han cortado: el Manifiesto de los 2.500 se saldó con 2.500 destierros “voluntarios?; todas las protestas populares han sido sofocadas; los pleitos, amañados y prevaricados; la libertad de enseñanza, secuestrada; los Presupuestos de la Generalitat, canalizados hacia causas patrias y patrióticos bolsillos; y los medios de comunicación, domesticados, sobornados y puestos al servicio de la “causa nacional?.

  5. Luis Sanchez de Rojas says:

    Los partidos nacionalistas catalanes están en su papel, y lo desempeñan bien. Es decir tratan de eliminar todo lo común que une Cataluña al resto de España, incluso cometiendo el crimen de impedir que millones de españoles, sean educados en su lengua materna: la española.
    Pero el hecho no se contemplaría con nitidez, sin enfocar la actitud ( comisión por omisión, en este caso )de los que en primer lugar están llamados a impedir la secesión y los crimenes contra españoles. O sea el Jefe del Estado y el Jefe del Gobierno.
    Y teniendo en cuenta que viene ocurriendo desde la “Santa Transición”, habrá que poner la lupa en Juan Carlos Borbón, Adolfo Suarez,Leopoldo Calvo-Sotelo, Felipe Gonzalez, Jose Maria Aznar y Jose Luis Rodriguez.
    Salud y Lealtad.

  6. Vicente Carreño Carlos says:

    Queridos amigos permitidme que reproduzca aquí un comentario que inserté a última hora en el artículo publicado anteriormente. Lo repito por que en el hago un llamamiento a los lectores de Murcia para pasar a la acción, no obstante también introduzco algún cambio en la redacción del mismo.

    Aquí seguimos, en el aulario magnifico de esta universidad de la libertad, en estas clases sobre La República Constitucional y la “LIBERTAD POL?TICA”. Gracias a todos los participantes, felicitaciones sinceras y leales. Ya os podéis imaginar cuanto estoy aprendiendo después de la lectura atenta y pormenorizada de “lecciones” y “comentarios”.

    Al profesor y amigo García-Trevijano, una vez más le ofrezco mi gratitud y el reconocimiento profundo a su acción formadora. No tengo palabras para calificar con la belleza que se merece, la enorme cantidad de sentido y de sensibilidad que me transmite esta carta que usted dirige a Albert Boadella, y con él a todos nosotros.

    El conjunto de todo lo dicho y hecho los últimos días en este foro, es hermoso y apasionante. Mi enhorabuena a todos cuantos ponéis sobre la mesa, ideas para la acción de cara al futuro.

    Y ahora, hago una convocatoria para que todos aquellos lectores-seguidores del MCRC que vivan en la provincia de Murcia, traten de ponerse en contacto entre si y conmigo a fin de intentar organizar el acto de presentación del Movimiento Ciudadano hacia la Republica Constitucional, y de Don Antonio, en la ciudad de Murcia (Universidad, Fundaciones Culturales, Foros de Pensamiento, Aulas de Cultura, etc.). Pongo mi granito de arena para empezar: mi correo enfepurias(aquívalaarroba)yahoo.es ¡Animo!. También podéis canalizar el trabajo de organización, para que nos pueda coordinar, a través de Francisco cuya dirección es
    paquibena(aquívalaarroba)yahoo.es
    Sustituid aquívalaarroba por el signo de la arroba (@) por favor.

  7. Jose Antonio Escario says:

    Hola a todos. Esta tarde, despues de leer lo del premio “Niebla” al Sr. Boadella (respuesta 138 al articulo Solución= acción). Escribi un pequeño comentario, que finalmente no pude completar, en el que destacaba la indignación y estupor que me habia producido el comprobar como de forma institucional se actuaba de forma tan vil por el simple y llano hecho de pensar de forma diferente. D. Antonio lo ha expresado de forma magnifica. Por mi parte no puedo estar mas de acuerdo. Soy y me siento español y por tanto reclamo parte de ese premio.

  8. Alberto González says:

    Buenas noches a todos:

    La cuestión de la que hoy se trata me concierne, como ciudadano español que soy, residente en Cataluña desde mi nacimiento. Don Antonio no ha tratado, creo (y si me equivoco, que alguien me corrija) la cuestión territorial de la hipotética III República. Esto es, qué clase de organización territorial habría de organizar el poder en esa nueva España. Particularmente siempre me he decantado por el federalismo, entendido en nuestro caso como federalismo funcional, habida cuenta de que, para hablar en rigor de federalismo, debería haber existido un pacto federativo entre iguales, circunstancia que nunca se ha producido ni tendría porque producirse, puesto que implicaría una descomposición de lo unido en diferentes partes para, en forma de regreso, constituir una unión federal, empresa que se antoja, al menos, como suicida. Por tanto, aprovechando la experiencia autonómica que, peor que mejor, ha permitido el tránsito desde un estado centralista y unitario a uno compuesto, convendría abordar la cuestión con el rigor que se merece. Sé que esta sugerencia no sentará bien a algunos o a la gran mayoría de los que participan de este espacio para la leal discusión de lo que haya de ser España en un futuro cercano o lejano, por cuanto lo experimentado hasta la fecha en materia autonómica no puede por menos que ser considerado como produndamente decepcionante, especialmente, en los casos vasco y catalán, cuyas cuestiones presuntamente nacionales, no sólo no han sido zanjadas, sino que han sido y siguen siendo alimentadas por un modelo de reparto de poder territorial que dista mucho de responder a la lealtad exigible para con el bien común de la nación desde los diferente poderes política y administrativamente descentralizados en estos treinta años de viaje a ninguna parte. De ahí el clientelismo, el neocaciquismo y, lo peor, un endémico caldo de cultivo para los viejos nacionalismos, permanentemente insatisfechos y voraces, pero también para el surgimiento de los nuevos, tal y como la actualidas nos permite testimoniar.

  9. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 1

    Querido Messagein

    Suscribo tu comentario. Pero aclaro que solo somos enemigos radicales de los nacionalimos estatales, sean catalanes, vascos o españoles. En la democracia que promovemos pueden existir todos los partidos nacionalistas, incluso los fascistas. No les tenemos miedo. Pues si no hay sistema electoral por listas de partido y el presidente de la Republica se elije por sufragio directo de los gobernados, no hay una sola posibilidad entre mil de que el nacionalismo alcance el poder del Estado. Así de sencillo.

    El nacionalismo antepone el sentimiento de identidad nacional a la libertad y a la democracia. Si los nacionalimsos perifericos triunfan en la Monarquía de Partidos es por dos causas: la primera, que no hay libertad ni democracia; la segunda, que enfrente de ellos no hay mas que nacionalismo español (PP) y
    busqueda de eternidad en el poder con la ausencia de sentimiento de lo español (PSOE).

    El MCRC esta llamado, por su inteligencia practica, su voluntad de verdad y su sensibilidad natural, a poner fin a la situacion creada por la explotacion oportunista de la reaccion contra el españolismo del Régimen de Franco. Y no ponemos fe en un destino histórico que impediría la diezmacion de España. Se trata de devolver el sentido de la patria al cauce natural y no politico, de donde nunca debió salir. Abrazos a tu mentalidad y fortaleza de carácter.

  10. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Querido Antonio: Tu última entrega no sólo es bella por el poderoso espíritu de dignidad cívica que manifiesta, sino que en ella confluyen el amor a España y a la libertad política. Efectivamente, hoy todo demócrata español debe dolerse por la herida del genial corego Albert Boadella. En Boadella se encarna en estos momentos la inteligencia catalana. No sólo somos mejor que “ellos” moralmente, sino que nuestra educación no conoce la ordinariez ni la abyección.

  11. MessageInOut says:

    A (9):

    A mi juicio, AG-T lo ha tratado ya, o quizás haya sido yo el que lo trató y él me contestó, no recuerdo bien. España será una República Constitucional con unas autonomías en proceso de adelgazamiento funcional, presupuestario y político. La dieta consistirá en detener la transferencia de competencias desde el Estado, retirar por acuerdo conjunto algunas de las actuales que jamás debieron cederse, y transferir todas las competencias susceptibles de ser cedidas a los ayuntamientos. En nuestra República Constitucional las unidades territoriales básicas son los Municipios y el Estado que los contiene y une, sin perjuicio de los entes de descentralización del mismo que resulten oportunos.

    En mi opinión, la existencia de presidentes, parlamentos y tribunales superiores de justicia autonómicos es una aberración reparte-cargos, una fuente de insolidaridades y traiciones, y un dispendio económico y moral insoportable para una nación seria.

    La República Constitucional no será Federal, no tendría sentido histórico ni político.

    Saludos.

  12. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 9

    Sr. D. Alberto Gonzalez

    Una cosa es que le demos la venia para estar aquí, y otra muy diferente que comparezca para importunarnos con ignorancias de mi obra y anacolutos sobre el federalismo funcional. Si quiere Vd saber cual es nuestra posicion, definida en mis publicaciones, articulos de prensa y en este blog, estúdiela antes de visitarnos para saber con quien habla. Es una norma de prudente educacion.

  13. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 13

    Gracias, Martin-Miguel, por tu agradable opinion. Pero Boadella no encarna la inteligencia catalana, en todo caso la estética. En este MCRC hay catalanes que demuestran cada día tener una inteligencia muy superior a la del admirable artista. Y de otro lado no hay razon para sentirnos superiores moralmente a nadie mientras no hayamos conquistado la libertad politica, tambien para los que tu llmas “ellos”. Leal abrazo de amistad fraterna.

  14. Miguel de Mallorca says:

    Estimado D. Antonio:

    El tema del nacionalismo catalán siempre ha sido una de mis mayores preocupaciones políticas, ya que en su vertiente expansionista incluye a las Baleares -como a Valencia, una franja de Aragón limítrofe con Cataluña, la denominada Catalunya Nord (Cataluña Norte), que se halla en terrirorio francés, y la localidad de El Alguer (Sicilia) en el proyecto independentista (o federal para los “moderados”) de “els Països Catalans” (los Paises Catalanes), que no es otra cosa que la Gran Cataluña.
    Estoy pues muy puesto (si me permite la expresión así como la inmodestia) en los comportamientos totalitarios de que hace gala:
    -imposición de la lengua catalana, marginando al que no la habla o defiende -si haces lo proio con el español, sin atacar en absoluto el uso y promoción del catalán, se te tacha automáticamente de fascista o españolista, y del PP, claro, no sirviendo para nada que te defiendas diciendo que jamás has votado (como es mi caso) a ese partido (en realidad, tengo treinta y cuatro años y me he abstenido conscientemte en todas las “elecciones” que he vivido hasta este instante).
    -Perversión de la Historia hasta la náusea, tanto la de la propia Cataluña como la de los demás reinos que integraron la Corona de Aragón (en las Baleares identificada al 100% con Cataluña, cosa que sorprende -e indigna- bastante alos aragoneses que residen y estudian en las islas), extrapolando la unidad dinástica que hubo en la Edad Media con una inexacta (por no decir falsa) “unión de pueblos para conformar la Nación catalana”. Aquí se nos a presentado siempre el icono del Decreto de Nueva Planta (y la centralización de la administración que conllevó) como un delito de alta traición por parte de la Corona española hacia “los territorios que conforman la Nación catalana”.

    Todas estas manipulaciones históricas las han padecido ya casi dos generaciones enteras de estudiantes, los cuales se han ido agrupando con respecto a este tema en tres grupos:
    -el 1º, formado por aquellos estudiantes -de bachillerato y universitarios- que se identifican con las falacias del nacionalismo catalanista al 100% (o, al menos, al 80%);
    -el 2º, integrado por estudiantes que, pon un sentimiento de radical antipatía hacia el nacionalismo catalán, se han ido escorando cada vez más hacia las posiciones del nacionalismo español (sin ninguna representación en las instituciones insulares por ahora, ya que el PP balear “canaliza” este voto ultra hacia sus intereses, a pesar de que (y quizás esto sorprenda a más de uno) en el seno de este partido -me refiero a nivel balear, claro está- ha habido siempre una minoría muy influyente que se ha querido llevar bien con la “inteligentsia- pancatalanista, a mi entender para no desconectarse del todo de un electorado conservador que podrñia haberse visto tentado (de hecho, algún intento hubo en el pasado) de crear una CiU “a la balear”.
    -El tercero de los grupos en que se dividen los estudiantes es con toda seguridad el más numeroso (y, desde luego, no sorprenderá a nadie), conformándolo aquellos que no se implican en política, que están “a verlas venir” o bien que “pasan de todo”.

    Por mi parte, es evidente que nunca he militado en ninguno de los tres, si bien debo reconocer que en las polémicas en que me he visto envuelto -saliendo en ocasiones escaldado, habiendo llegado a sufrir la marginación por parte de profesores y “compañeros” de estudios- me he identificado como un defensor de la autonomía de las islas con respecto a Cataluña (admitiendo, por supuesto, los vínculos culturales e históricos e, incluso, económicos, que nos unen), defendiendo siempre a la nación española como algo que es, no pudiéndose negar (a no ser que uno opte, como muy oportunamente comentaba el otro día el fantástico MessageIn Out, por ser un apátrida).

    Aunque podría extenderme mucho más (creo que en esta ocasión ya he abusado lo suficiente, por lo que pido disculpas), dejaré aquí el tema, no sin antes comentar que los últimos años he seguido las declaraciones de Boadella en los medios de comunicación, y desde aquí le expreso mi admiración y respeto, pues es un oasis en el desierto intelectual catalán (al márgen de que la creación de un nuevo partido en Cataluña me parezca un error mayúsculo). Ojalá contásemos en Baleares con alguien como él, aunque sólo fuera para combatir los crecientes nacionalismos (catalanisla y españolista) con dignidad y valentía.

    Salud y lealtad.

  15. Pla (Club Republicano) says:

    Estimado D. Antonio:

    Un problema que nunca hemos tratado, y Boadella es buen ejemplo de ello, es el del elevado número de gente que va estando harta de lo que hay, pero que cree sinceramente en que la causa de nuestros males es el incumplimiento de la Constitución por los poderes constituidos. La solución para ellos sería tan fácil como conseguir un gobierno que respetase la Constitución.

    No es casualidad que esas posiciones las sostengan con especial firmeza personas como las agrupadas en iniciativas de defensa anti-nacionalista, como Foro de Ermua, Basta Ya, o Ciutadans de Catalunya. Ellos padecen con mayor intensidad los rigores de la partitocracia, sin duda. Tampoco les van a la zaga en Baleares y en Galicia en eso de padecer rigores adicionales.

    Eso es lo que les sucede a personas como Boadella, Arcadi Espada, Mikel Buesa, Francisco Caja, Rosa Díez, y otros (recordaré especialmente al parlamentario vasco del PSOE Antonio Aguirre, recientemente expedientado por su actividad anti-nacionalista). Viviendo lo que viven allí diariamente, se conforman con muy poco y les parece que en el resto de España las cosas están mejor.

    Pese al error de análisis en que ellos incurren, son gentes valerosas, como lo han demostrado muchas veces afrontando las agresiones de que les hacen objeto con frecuencia los nacionalistas respectivos. Es de esperar que no tarden mucho en darse cuenta de lo inútil de cualquir intento de “reformar el sistema desde dentro” para que la partitocracia sea soportable.

    Para David Serquera (nº).-

    Eso de hacerlo llegar a Boadella es importante, pero carezco de su dirección e-mail o postal. También será bueno que llegue a Ciutadans de Catalunya, en especial a los dirigentes y a Arcadi Espada.

    Salud y República Constitucional

  16. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 19

    Querido Miguel

    Ya se ve que conoces bien el tema nacionalista. Si te atrae podrias preparar una memoria sobre la situacion del nacionalismo en Baleares. Te impondría disciplia mental y sería una buena aportacion a la Asamblea. Tu calvario ha sido factor de valentia y fortaleza de carácter. El MCRC se aprovechara de tu crecimiento en personalidad. No conozco a nadie que haya llegado a participar en la iniciacion de algo nuevo y grande sin atravesar soledades no buscadas. Aprende a ser más breve. Es cuestion de releer y suprimir lo repetido y lo superfluo. Tienes todo nuestro apoyo, y desde lugo nuestra confianza. Hasta pronto, lealtad y Republica Constitucional

  17. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 20

    Querido Pla

    Es cierto lo que dices. Durante el franquismo se produjo el mismo fenómento entre lo que hoy se llama buena gente. El tema lo considero vital. No sabes cuanto te agradezco que me lo plantees. Da gusto estar con personas inteligentes. Escribire sobre lo que pasaría si los partidos cumpliesen las normas de la Constitucion. No cabe imaginar una ruptura más apocaliptica de la Monarquía y de los Partidos estatales. Sería un maravilloso espectáculo. Que pena que nuestra lealtad nos impida impulsar tan diabólica maniobra. Gracias por tu idea.

  18. David serquera says:

    Amigo Pla, cuando escribi el comentario 7 estaba mirando la web dels Joglars, pense en enviar el texto pero no lo hice por no reiterar de forma molesta en el envio, en caso de que se hubiese enviado ya. Viajo hacia UK. Un saludo.

  19. Ansaldo de Ansaldis says:

    Comparto plenamente cuanto se dice sobre los nacionalismos de origen burgués o caciquil, pero me gustaría que se tratase aquí el caso de otros tipos de nacionalismo, como el preconizado por Blas Infante, fusilado por los fascistas, debido a su componente revolucionario:

    nacionalismo comprometido con la liberación de las clases más humildes (los jornaleros, ésos a los que insulta la duquesa de la prensa rosa condecorada por el impresentable PSOE);

    nacionalismo universalista, como expresa el lema que Blas Infante lanzó: “Andalucía, por sí, por IBERIA (soñó con la unidad peninsular) y la Humanidad”. El vigente Estatuto cambió Iberia por España.

    Una lectura de su obra me parece muy recomendable, aunque haya aspectos que la historia ha superado (menos de los que se puede pensar a simple vista: jornaleros,inmigrantes…).

    En Wikipedia hay una entrada que puede orientar en principio.

  20. CuestiON says:

    No ando bien de tiempo y les leo pero no puedo participar.

    Como español de andalucía no puedo dejar pasar que Blas Infante fuera un gran pensador: creí ya acreditado que fue un lunático, una medianía intelectual, un gran mal para España y una semilla peligrosísima para nuestra unidad y libertad.

    Buenos días

  21. Pla (Club Republicano) says:

    Para Ansaldo (nº 24).-

    Conforme a mis datos, los nacionalismos hispanos no tienen orígenes burgueses ni proletarios. En donde nacieron tienen orígen en dos fenómenos bien visibles en la Histora de España de finales del siglo XIX y comienzos del XX:

    1) El carlismo derrotado en 1876.- La descomposición del carlismo tras su tercera derrota militar produjo en muchos sectores tradicionalistas un profundo desengaño. Una de las vías en que fue cristalizando ese desengaño fue el vasquismo y el catalanismo. El gallegismo y el andalucismo fueron emulaciones locales en otras zonas ante los éxitos iniciales de los vasquistas y catalanistas.

    Conviene recordar que Cánovas y Sagasta prestaron considerable ayuda a los primeros nacionalismos vasquista y catalanista, por razón de que su aparición dividía y fraccionaba al Carlismo, “enemigo común” de la Monarquía Restaurada de 1876.

    2) El regenaracionismo.- El movimiento regeneracionista en España si que merecería un atento estudio. Lucas Mallada o Joaquín Costa son autores de lectura más que recomendable aún hoy en día. Pese a sus errores de concepto y sus deficientes análisis, son unos magníficos enunciadores de problemas nacionales aún vigentes. Especialmente textos como “Oligarquía y Caciquismo” de Costa. Valga como referencia elemtal este enlace http://es.wikipedia.org/wiki/Regeneracionismo .

    Lo que si han tenido nuestros nacionalismos es una base puramente caciquil, en todos los casos.

    Todo los nacionalismos hispanos, o son carlistas o son de emulación. La única corriente no específicamente carlista en el nacionalismo es el caso de Almirall y su grupo. Es un caso muy interesante y exclusivamente catalán. Almirall ( http://es.wikipedia.org/wiki/Valent%C3%AD_Almirall ), pasó del federalismo de Pi y Margall al catalanismo.

    Pero cualquiera que lea algo sobre la Tercera Guerra Carlista (1872-1876) verá lo que fue la acción concertada de carlistas y cantonales (federalistas extremistas: http://es.wikipedia.org/wiki/Revoluci%C3%B3n_Cantonal ) en Cataluña en 1873. El federalismo se descompuso tras la Primera República y, en general, pasó a ser la base natural del anarquismo, salvo algunos sectores del federalismo catalán que se pasaron al catalanismo emergente.

    Salud y República Constitucional

  22. pepe fernández says:

    En un post anterior, afirmaba, que en teoría donde debería tener mayor probabilidad de éxito la abstención y el apoyo a una República Constitucional, debería ser en Cataluna.

    La servidumbre voluntaria allí es doble, hacia el Estado de partidos, que Boadella confunde con democracia, y la servidumbre hacia el nacionalismo excluyente, que Boadella toma como la causa de los males. Boadella no se da cuenta, no ve la relación causa-efecto entre el Estado de Partidos y el nacionalismo, sin lo primero no habría lo segundo, porque el nacionalismo como tal no puede existir donde no hay oligarquía de partidos sino democracia. El nacionalismo presente tiene más que ver con los pactos de la MOncloa, el consenso y la constitución del 78 donde se acuerda el sistema político actual, que con la influencia directa de la historía contradictoria y ambigüa del nacionalismo catalán que termina en fracaso con la guerra civil.

    El problema, la solución, la resuelve la República Constitucional y Boadella debería llegar a la misma conclusión y salir de la trampa de apoyar su argumentación en la defensa de la oligocracia nacional
    para atacar su traducción local nacionalista.

    un saludo republicano.

  23. Alberto González says:

    A/a Sr. García Trevijano:

    Ayer realicé un comentario (9) que como anticipé no suscitaría apoyos ni un buen recibimiento. En su (17) me reprende, veladamente me tacha de poco educado y me insta a repasar sus publicaciones al respecto de la materia objeto de mi escrito. Pues bien, así lo he hecho y si bien comprendo su tesis, por otra parte, consistente por lo que tiene de lógica y coherente, también es cierto que ello no obsta para que discrepe o me plantee lo que considero razonables dudas al respecto de su cabal comprensión. La nación, bien es cierto, es un hecho objetivo producido por el devenir histórico y por tanto no es el resultado de un proyecto. El federalismo, como señala, es el fruto de un pacto entre iguales, entre estados o soberanías recíprocamente reconocidas para construir un ámbito político de basamento del poder compartido entre las partes federadas. Por tanto, en buena lógiga, el federalismo, en sentido estricto, no tiene sentido en España, si nos atenemos a su definición más rigurosa: somos una sola nación y no tiene sentido su fraccionamiento secesionista (sin ni siquiera saber qué partes deberían fraccionarse) para luego recomponerse en un estado de corte federal. Eso es obvio. Pero olvídemonos del término federal por un momento. Si podemos, en un hipotético período constituyente elegir nuestra forma de gobierno (república, entre otras opciones posibles), ¿por qué no habríamos de poder discutir la organización territorial del poder con una inspiración federalista, si entendemos la expresión en su sentido de estado compuesto con un mayor o menor grado de descentralización política y administrativa? La transferencia de competencias desde las autonomías hasta los municipios es una opción legítima, pero no alcanzo a comprender en qué desmerece plantear el debate de una organización territorial que, sin olvido de la necesaria reformulación del poder municipal, persiga como objetivo, también plausible, una organización del poder en los territorios con un alcance supramunicipal y subestatal. Bstaría para evitar la reproducción de los partidos nacionalistas que padecemos el establecimiento de mecanismos electorales que impidiesen a cualquier formación política la posibilidad de obtener representación en un solo territorio, siendo así que el combate electoral habría de tener necesariamente alcance nacional ¿En qué afectaría a la unidad de la Nación? Espero que las preguntas que le plantean no sean interpretadas como un ánimo de importunar, sino como el deseo de aclarar una legítima duda que me han suscitado, precisamente, sus lecturas.

    Atentamente,

    Alberto González

  24. Alberto González says:

    Releyendo mi comentario advierto un “anacoluto” en mi argumentación que me gustaría corregir. En mi (26)afirmo:

    “Bastaría para evitar la reproducción de los partidos nacionalistas que padecemos el establecimiento de mecanismos electorales que impidiesen a cualquier formación política la posibilidad de obtener representación en un solo territorio, siendo así que el combate electoral habría de tener necesariamente alcance nacional”.

    Dicho así carece de sentido. Lo que quería expresar es que ningún partido podría circunscribir su radio de acción a un territorio para defender en exclusiva los intereses de dicho territorio, como sucede en la actualidad, obteniendo una doble representación territorial y, en muchas ocasiones nacional. Los partidos habrían de tener vocación nacional: eso se conseguiría estableciendo una barrera de acceso establecida en término porcentuales en relación al voto global emitido en unas elecciones al legislativo nacional. Con eso se evitaría el actual chantaje nacionalista. Quedaría un segundo problema por resolver: ¿cómo impedir la formación de partidos de ámbito territorial que sólo concurriesen a las elecciones del citado ámbito? No resulta fácil encontrar la solución sin violentar principios básicos de la democracia y, a su vez, la libertad de asociación. Una posible regulación constitucional que lo prohibiese dudo que fuese respetuosa con lo antecedentemente señalado. Lo cierto es que si acudimos a la experiencia histórica estadounidense, vemos que en las elecciones a gobernador y a las cámaras legislativas del estado ese fenómeno “nacionalitario” no se produce. Quizá habría que confiar en los efectos de cohesión nacional que supondría la elección directa de un presidente republicano para conjurar ese riesgo, sin que ello fuese una garantía jurídica o mecánica de la posible concreción del riesgo. Lo cierto es que no se me ocurre la solución.

  25. Antonio Garcia Trevijano says:

    al respetable D. Alberto Gonzalez

    Vd está habituado a pensar dentro del mas o menos, lo mejor de lo peor, lo menos malo y ambitos de imprecision concepotual por el estilo. Es natural que le molesten los terminos precisos o en sentido estricto. ¿Acaso cabe otro lenguaje en la ciencia o el pensamiento riguroso?

    En segundo lugar, pretende discutir, no aclarar las dudas que le plantean mis ideas. Para esa pretension le faltan conocimientos culturales, históricos y constitucionales. Le falta humildad intelectual y carece de tacto social. No perderé mi tiempo con quien cree que esta descubrimiento mediterráneos. El federalismo que Vd llama funcional, no procedente de una pacto entre Estados, ya fue experimentado en la I Republica. Lea lo que fue el federacionismo en la Revolucion Francesa (fraternidad) y en Proudhon, de donde lo tomó Pi y Margall, para que aprenda a distinguir entre federacionismo y federalismo. Si Vd fuera educado, se habria disculpado por decir que yo no habia tratado el tema federal.

  26. Alberto González says:

    Muy Sr. Mío:

    Vaya por delante mi disculpa por haber realizado una afirmación imprudente o imprecisa que espero sea aceptada. Cuando afirmé que no había tratado la cuestión federal me refería al ámbito concreto de este blog, no al conjunto de su obra. Me constaba que había escrito al respecto de la cuestión, si bien en el momento de escribir mi primer comentario no lo tenía del todo presente.

    Vuelve a descalificarme, cuando creo no haber realizado un solo comentario que pueda ser considerado como una falta de respeto hacia su persona. Antes al contrario, he reconocido, como no puede ser de otra manera, su valía intelecutal, personal y moral. No me tache de soberbia intelectual, puesto que no padezco de ello. A lo sumo de un ánimo polémico que me trae más disgutos que placeres. Cuestión de carácter, a buen seguro. (Por cierto, sus referencias a las obras de Proudhon y Pi i Margall, las he tenido presentes. Mi referencia al federalismo funcional apuntaba a dicha expresión a tal y como se entiende en la actualidad dentro de la doctrina científica más autorizada, aunque usted no la comparta.)

    Concluyo. Si acudo a este foro es porque me parece que su teoría no sólo es sugestiva, sino que considero que ataca la raíz del problema que padece España y la Europa continental (y, en buena medida, Gran Bretaña). Pero si lo que se pretende es aglutinar un movimiento que ponga públicamente de manifiesto la impostura de nuestro estado de partidos, convendrá conmigo que, a medida que vaya extendiéndose, albergará, por una simple cuestión estadística, voces no necesariamente discrepantes por cuanto se refiere a la aceptación del núcleo duro de su teoría, pero sí por cuanto se refiere a cuestiones de orden derivado como, por ejemplo, la organización territorial del estado. En este sentido me he limitado a apuntar la cuestión y a dar un principio de respuesta. Creo haberlo hecho de una forma educada y esperaba obtener una respuesta un tanto menos desabrida.

    En fin, si mi presencia en este espacio, tanto incomoda, carece de sentido que persevere en participar en las discusiones y debates que se suscitan. No obstante, seguiré leyendo sus siempre enriquecedoras aportaciones aunque no puede llevar mi acción más allá, habida cuenta de las reiteradas recriminaciones no exentas de tono profesoral de las que soy objeto por su parte. Ya no tenga edad para eso. Y tampoco me parece la mejor estrategia para aglutinar fuerzas y articular un proyecto que se prentende tan ambicioso. Considero, ahora sí, en definitiva, que hay que ser un tato más tolerante con las “otras voces”.

    Atentamente,

    Alberto González

  27. MessageInOut says:

    Amigos: A pesar de su longitud, que deploro, os copio una soflama que intenté mantener en Ciutadans de Catalunya, sin éxito. Éste es el lugar oportuno y el momento.

    Como el Estatut 2006 no dice:

    “La condición de catalán, puesto que implica doble nacionalidad, se adquiere voluntariamente, si se reside en Cataluña?.

    Sino que dice:

    “ARTICLE 1. LA NACIÓ CATALANA
    Catalunya és una nació.

    ARTICLE 7. LA CONDICIÓ POL?TICA DE CATALANS
    1.Gaudeixen de la condició política de catalans els ciutadans de l’Estat que tenen veïnatge administratiu a Catalunya. Llurs drets polítics s’exerceixen d’acord amb aquest Estatut i les lleis.”

    Existe un problema derivado, al menos para la muchísima gente en mi situación, de que no se cumple uno de mis derechos, según la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS:

    “Artículo 15.

    2. A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.”

    http://www.un.org/spanish/aboutun/hrights.htm
    http://www.gencat.net/nouestatut/aprovat.htm#3

    No quiero tener doble nacionalidad. Y no se puede conculcar el derecho que me asiste. (Y que no me venga Rubalcaba hablándome de “nacionalidades impropias”, porque voy a tener que mentarle a sus muertos).

    Los nacionalistas deben comprender que no pueden apropiarse de la nacionalidad de nadie para sus propósitos. Si existe la nacionalidad catalana (ya existe), no puede ser obligatoria. Tiene que haber para el “Muñidor? el riesgo de quedarse sin catalanes en función de sus actos. Esto es lo que hay que quebrar por su base: que la huída hacia adelante nacionalista no sea algo gratuito o impune. Y obligar al propio Estado Español (negrero, esclavista) a reconocer unas cuantas verdades:

    Uno: Existen ciudadanos de Cataluña que no son ni se sienten catalanes, muy especialmente en el sentido que el nacionalismo catalán lo ha impuesto a lo largo de 25 años. Y como albergan (y tienen derecho a ello) serias dudas sobre que tal concepto de catalanidad les vaya a conducir a otra cosa que a la marginación política y social, ponen en cuarentena la asunción de su nacionalidad catalana estatutaria por razones de residencia.

    Dos: Esos ciudadanos de Cataluña de los que hablo no se oponen a Cataluña, ni a los designios democráticos de su pueblo para la misma; pero sí a que sus clases dirigentes puedan obligarlos a asumir el estatuto identitario catalán a la fuerza, por un imperativo legal absolutamente ilegítimo.

    Tres: Esos ciudadanos se sienten casi todos posnacionalistas en el sentido de no oponer al nacionalismo catalán un nacionalismo diferente, sino, exclusivamente, la convicción racional de que ningún sentimiento nacional está por encima de los derechos de las personas.

    Cuatro: Esos ciudadanos, de nacionalidad legal española, no se sienten obligados a cumplir ningún programa identitario diseñado por un Govern que no los representa ni tiene intenciones de hacerlo, por lo que no desean que ni el conocimiento de la lengua catalana, ni ninguna otra singularidad legislativa de Cataluña, sea de obligatorio cumplimiento para ellos en ningún sentido.

    Cinco: Puesto que la Administración Catalana forma parte de la Española, y en tanto sea así, los españoles residentes en Cataluña deberán ser atendidos por ella con el respeto que un nacional español merece, en plano de completa igualdad con el resto de los residentes en Cataluña. Si no es así, el Estado Español deberá procurarles Administraciones paralelas para atenderlos en sus necesidades.

    Seis: Esos ciudadanos exigen el derecho de que sus hijos se eduquen en español, toda vez que su estancia en Cataluña es transitoria, y el día de mañana desean que sus hijos puedan continuar sus estudios en cualquier otra parte del territorio nacional español, sin ningún detrimento o merma intelectual por el hecho de haber residido temporalmente en Cataluña.

    Siete: Esos ciudadanos, caso de no ser atendidos, exigen que el Estado Español les ampare en sus derechos inalienables como españoles y como contribuyentes del mismo.

    Todo se resume así:

    “La nacionalidad catalana debe poder adquirirse por voluntad propia. Y perderse del mismo modo, por voluntad propia simplemente expresada”.

    El punto Seis es especialmente demoledor: En efecto, Cataluña no es una Tierra Mítica a donde todos los españoles quieren venirse a vivir, nada menos cierto. La inmigración de españoles es mínima, debido a las barreras lingüísticas y administrativas que saben que existen aquí para ellos: venirse para acá es como ser parapléjico y empeñarse en subir a la Pica d’Estats o al Pedraforca.

    Y ahora, si queréis, pasamos por el tamiz de estos siete puntos todas las insensateces con las que los nacionalistas nos han sorprendido hasta ahora. Y no se sostiene ni una.

    Libertad. ¿Os suena? Derecho a escoger. ¿Qué tal? Como soy libre, tengo derecho a escoger si quiero ser catalán, además de español, o no. ¿No suena a cierto? ¿No os parece una de esas verdades incontestables? Porque responder a eso con un famélico: “Si no t’agrada, ja saps: fora de Catalunya” es una idiotez inconsistente. A un español sólo se le podría obligar a irse de Cataluña junto al resto de los demás españoles: por la Declaración de Independencia Catalana o por la fuerza de las armas.

    ¿Y si te llaman opresor? ¿Opresor de qué? Haz lo que quieras, catalán con tu parte alícuota de Cataluña, pero procura que a mí no me incluya ni me perjudique, porque no me incumbe y me defenderé. Si ese “a mí” fuera un “a nosotros” lo bastante importante, el nacionalismo catalán estaría ya en ruinas, al menos el que conocemos hoy, prepotente y ladrón de rentas e identidades.

    ¿Y en qué quedaría la insolidaria, egocéntrica y esperpéntica declaración del “dret dels catalans a viure en català”? ¿Podéis imaginarlo? ¿Y el CAC, en qué se quedaría el CAC?

  28. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    En el plano puramente teórico no es incompatible el modelo jacobino con descentralismos administrativos leales a la totalidad del conjunto si con ello no se aumenta el derroche del dinero público y tiene como única finalidad una gestión más eficaz y sabia. No obstante, ya desde la República Romana y el Imperio comenzó a coincidir en la práctica el centrifuguismo nacional con la descentralización administrativa, y siempre se ha creido que un centralismo de la administración pública es la mejor garantía del centripetismo nacional. Digo esto porque “en teoría” la teoría, y valga la horríona repetición, del Sr. Alberto González puede no rechimar, pero la historia política nos previene de que entraña peligros. Toda unidad nacional medianamente fuerte presupone un razonablemente poderoso centralismo administrativo.

  29. MessageInOut says:

    El que quiera relajarse un poco y reírse a mandíbula batiente, que acuda a leer mi discusión con los disidentes del MCRC en Kaosenlared:

    http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=18422

    Tras los intentos reiterados de introducir topos en este blog, siempre detectados y denunciados por AG-T, acabé por escribirles:

    “Por más que braméis, nunca podréis engañar a La Máquina. ¿No sabéis de qué hablo? Leed:

    Uno se queja a un amigo de que le duele mucho el brazo y éste le dice, “Por un euro, hay una máquina en la farmacia que puede diagnosticar cualquier cosa, rápido y sin ir al médico. Le metes una muestra de orina, te diagnostica y te da el remedio”.

    El tipo le hace caso: va a la farmacia, pone la muestra de orina en la máquina y el euro. Después de unos segundos, por una ranura de la máquina sale un papel que dice:

    “Ud. tiene tendinitis. Sumerja su brazo en agua caliente y sal. No haga esfuerzos físicos con el brazo. En dos semanas estará perfectamente.”

    Pero el tipo decide ver si la máquina puede fallar. Toma agua del grifo, un poco de mierda de su perro, algo de orines de su hija y su mujer, y, tras masturbarse, un poco de semen en la mezcla. Va a la farmacia, y le mete la mezcla a la máquina, junto con el euro. La máquina le contesta:

    “El agua es demasiado impura: Bébala embotellada. Su perro tiene parásitos: Dele vitaminas. Su hija se droga: Llévela a que la desintoxiquen. Su esposa está embarazada: Y no es suyo. Búsquese un abogado. Y si no deja de masturbarse, no se le va a curar nunca el brazo.”

    Pues eso: Si no dejáis de masturbaros, no se os va a curar nunca el brazo.”

    Ahora están suaves como guantes…

  30. MessageInOut says:

    Gracias, Señor García-Trevijano, por descubrirme “La Fiera Literaria”. Siento lo que usted calificó como “excitación intelectual” al leerla y voy a suscribirme.

    ¡Al fin, alguien cuerdo! No estamos solos en el Universo.

  31. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Martin Miguel

    No se lo que significa “centrifuguismo nacional”. Y no se por qué te molestas en contestar a lo que no pasan de ser arbitrismos de la culta ignorancia. Nada debe distraernos de nuestro objetivo. Saludos

  32. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Messagein

    Transmitire tu placer ferino a García Viño. Es muy graciosa la historieta de la máquina. Con ese final creo que no debes alimentar mas una polemica con pobres difamadores que quieren hacerse notar. Gracias por tu lealtad.

  33. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Tienes mucha razón, querido Antonio. Sólo intentaba decir que la cesión del poder del centro a las partes siempre ha acelerado las fuerzas centrífugas y la descomposición del Estado. La intención de Diocleciano con la tetrarquía, como muy bien sabes, fue hacer más eficiente el Imperium desde una consabida “una Unitas” ( Morosi ), y si no es por Constantino el Imperio se hubiera venido abajo un siglo antes. Pero el mal ya estaba hecho: el reparto de Teodosio entre Arcadio y Honorio encajaba ya como un guante en una Administración que heredaba la distribución del “imperium” de Diocleciano, tan genial por otra parte en la espedcialización de las oficinas públicas ( los Ministerios ) y en una nueva forma de recaudación de impustos más justa. Y es que a veces en aras de la eficacia y el afán identitario se puede ocultar un ansia de gallo de tener un gallienero para él. Saludos leales

  34. Miguel de Mallorca says:

    Estimado D. Antonio:
    Muchas gracias por sus ánimos y consejos (intentaré ser más breve y conciso). En cuanto a lo de conformar una memoria sobre el nacionalismo catalán expansionista en Baleares, me pondré a ello. Aunque si digo lo que ha sucedido en los ámbitos político y docente en los últimos treinta años en las islas, me voy a generar más de una enemistad, se lo aseguro. Incluso es posible (más bien seguro) que alguno de mis antiguos compañeros de estudios me tache de “fascista”, “españolista” y “opresor de la cultura catalana”. En realidad, nada de ello me afecta ya (en otro tiempo sí minaba algo mi moral, pues era un islote en el mar del instituto-universidad entregados al discurso único pancatalanista).

    Para MessageInOut
    De nuevo mi más cordial enhorabuena al valeroso MessageInOut, pieza indispensable del MCRC. Magnífica tu intervención ante CIUTADANS DE CATALUNYA. ¿Cómo no te propusieron para ir en sus listas? (Imagino que, en todo caso, hubieran obtenido una respuesta negativa). Creo que tenemos experiencias similares en la lucha contra el nacionalismo catalán, si bien tú tienes evidentemente más experiencia y destreza. Sigue así. (Espero que no te moleste que te tutee, ya que desconozco tu edad, aunque me parece que eres un veterano luchador; si lo hiciera, házmelo saber, por favor).

    Salud y lealtad.

  35. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Messagein

    Comparto tu indignacion. No comprendo el catalan. Quiero decir el idioma, pues a los catalanes los comprendo como a cualquier otro pueblo español. Durante el franquismo me gustaba ir a Cataluña. Alli me encontraba mejor que en Madrid. Hice buenos amigos entre los nacionalitas que solo aspiraban a la restauracion del Estatuto cuando la libertad y la democracia se establecieran en toda España. Ahora no tengo deseo de estar ahí ni un solo día, a no ser que me cite el MCRC para promover la rebelion de los catalanes dignos, contra quienes les hacen ser indignos servidores de un nacionalismo totalitario que no respeta derechos ni libertades fundamentales de todo ser humano.

    A la indignacion que siento quisiera añadir tambien el padecimiento de tu dolor, pero es dificil de imaginarlo cuando no se vivie ahí. Pero si no puedo compadecerlo, si puedo aliviarlo con la seguridad de que jamas abdicaré de la accion politica liberadora de la servidumbre voluntaria, emprendida por el MCRC en toda España. La libertad politica, y en esto muestra su incompatibilidad de naturaleza con el nacionalismo, no se puede conquistar parcialmente por regiones. Esto es lo que no entiende Boadella. Estoy orgulloso de tu amistad. Lealtad, y siempre lealtad, a una Cataluña española liberada de toda dominacion nacional, sea catalanista o españolista. La Republica Constitucional lo hará.

  36. Juan A. Rodríguez Molina says:

    Acabo de leer los últimos comentarios y, claro, la desagradable polémica de kaosenlared. No es mi intención enredarme en ella y, menos aún, aquí y cuando parece terminada. Pero si voy a 1) decir algo sobre Antonio y 2) realizar una petición; a él, por ser “su” blog, y a los participantes.

    1. Sin conocerte personalmente, siempre he sospechado (no creo que haga falta ser un lince) que tienes un carácter de mil demonios. Sigue así, por favor; no podemos permitirnos las almibaradas poses del talante a la mode. Ese Oliver sin Benji debe pensar que aquí todos somos unos “payasos” y que tú nos vas a mangonear como a perrillos falderos. ¡Como si tener mal genio no estuviera al alcance de cualquier donnadie, como yo, mismamente!

    Pero, hablando de mariconadas y carácter, la lectura de esa pobre polémica me ha recordado algo que siempre he querido plantear y, al final, se me pasaba.

    2. Sé que esto no es un foro, informática o internaúticamente hablando, pero me gustaría saber si se puede, técnicamente (mis conocimientos al respecto son nulos), evitar la participación sin dar “la cara del nombre auténtico”. En el caso de que fuera posible, propongo que se exija.

    No es muy difícil imaginar que, cuando esto crezca, llegará un momento en que a la dialéctica habrá que añadirle valentía o firmeza de carácter pues nunca habrá una masa (¡ojala!) en la que ampararnos. Acaso esté adelantándome a los acontecimientos o se ha mencionado y no me he dado cuenta, pero estamos haciendo muchos planes y esfuerzos intelectuales sin considerar otro tipo de fuerzas igual de necesarias. ¿No? (Espero que la reciente petición, por parte de Francisco, sobre “disponibilidades”, tenga esa finalidad, también).

    En todo caso, no me gusta debatir con seudónimos, pues tengo la sensación —y más en este medio— de estar dirigiéndome a una entelequia. Dicho queda.

    Salud

  37. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 42

    Querido Juan

    Cuando me conozcas quedarás muy decepcionado. Todos mis amigos y familiares creen que la principal nota de mi caracter es la dulzura y el amabla trato. Otra cosa es en el ejercicio de mi profesion, en la accion politica o en el debate de ideas. Ahí no permito ni la ignorancia, ni la impertinencia ni la distraccion del tema. No me importa quien sea el interlocutor. Pero cuando cometo un error rectifico en el acto y pido disculpas, sea un amigo o un enemigo quien me lo haga ver. No me importa tener fama de duro o de mal carácter. Eso me ha facilitado sovrevivir en un permanente clima de hostilidad. Es preferible ser temido que malquerido o compadecido. Abrazos, con lealtad al MCRC.

  38. Antonio Garcia Trevijano says:

    continuacion a Juan

    En cuanto a los pseudonimos pienso como tu. Pero no debo ser yo quien exija la identificacion de los comentaristas. Pues no temo que bajo su escudo me digan cosas que no osarian decir en su nombre. Sois vosotros quienes deberiais crear un aire de cortesía y un espiritu colectivo de responsabilidad que hagan parecer cobardía el uso de pseudonimos. Gracias.

  39. mcrc.miguel says:

    Hay un problema mayor que el de la infamia pública, facilmente defendible y que se descalifica a si mismo por su propio contenido excluyente; la infamia particular de la que Messagein o Miguel de Mallorca hablan. Esa infamia diaria al ciudadano de las regiones donde el nacionalismo está presente en cada eslabón de la cadena burocrática que lo sostiene, e incluso imbricado en las redes económicas.

    Me contaba mi novia, natural de Santander, que en algunas zonas de costa de Cantabria, constructoras del Pais Vasco adquirieron terrenos y han edificado urbanizaciones de veraneo casi exclusivamente para vascos. Esas construcciones no se pueden adquirir en la zona, sino que hay que ir al Pais Vasco a comprarlas, asegurando en gran medida que los “inquilinos” de ese pedazo de Cantabria sean vascos (los ojos de la intuición -que cierto es, no se corresponden a veces con los de la razón- no pueden dejar de ver la intencionalidad y similitud, guardando las distancias, con los procesos de establecimiento de colonias judias en territorios palestinos, obviando en el camino a los propios palestinos)

    Otro intento más de diferenciar y menospreciar a los ciudadanos que no comparten su estúpido invento decimonónico.

    Lealtad y salud a todos.

  40. Miguel Angel says:

    al 45

    Algo parecido a lo que dices que sucede en Santander con respecto al PAis vasco, parece suceder en Mallorca con respecto a Alemania, donde muchas urbanizaciones son propiedad casi exclusivamente de Alemanes, y cuyas casas se ofertan en inmobiliarias alemanas, e incluso es casi imprescindible saber alemán para pedir una cerveza en algun bar de la zona. Es un error establecer paralelismos entre el tema palestino, y el hecho de que constructores vascas compren terrenos en Cantabria y las vendan en Pais vasco, pues lo ultimo es una actividad económica privada y completamente legal, y lo otro no. Lo preocupante sería que esas casas solo pudieran comprarlas los vascos, pero en tu comentario no se refleja eso, de manera que entenderé que no es así.

    Ahora, parece ser, que hemos tenido un arrebato de nacionalismo español, pues acaso no son los vascos, españoles también?. O es que la rivalidad, el caciquismo y la desconfianza, tan españoles, nos están haciendo mella?.

    SAludos a todos

  41. mcrc.miguel says:

    Miguel Angel, creo que, o me has malinterpretado o no me he sabido expresar correctamente.

    Lo que quería plantear en el comentario 45 es precisamente lo imbricado que está el nacionalismo en todos los ámbitos de la sociedad, incluyendo a la propia economía (uno de los pilares fundamentales de cualquier nacionalismo).
    Como bien dices, es un acto privado y completamente legítimo, pero con claras trazas de nacionalismo excluyente, porque como bien dice un buen amigo mio constructor, que por cierto tiene promociones por la zona, si quieren ganar dinero, el dinero vale lo mismo en Cantabria que en el Pais Vasco, pero parece ser que el de Cantabria no lo quieren.

    Quizá ha sido desafortunada la comparación con la situación de las colonias judias en Palestina, la rectifico y pido perdón si alguien se ha sentido ofendido, pero si lees mi intervención detenidamente la hago “salvando las distancias” que por supuesto son enormes, y desde los ojos de la intuición, que sí ven la intención de dar facilidades a unos ciudadanos frente a otros.

    Si quieres ver nacionalismo español donde no lo hay, allá tu, pues mi único anhelo es que ningún ciudadano sea menospreciado por el simple hecho de haber nacido a 50 km de distancia de otro, y hoy por hoy ocurre.

    Lealtad y un saludo.

  42. mcrc.miguel says:

    Por cierto, a lo que comentas de las “colonias alemanas” en Mallorca, siempre me ha parecido una irresponsabilidad por parte de las administraciones que tienen que dar los permisos de obra, que no obliguen a las constructoras alemanas a ofertar dichas promociones también en la propia zona. Siento si te parece esto también un alarde de nacionalismo español, pero mi intuición (que de nuevo me ciega) no ve el establecimiento de guetos como una practica saludable para la convivencia y la integración multicultural (sean marginales o pudientes)

    Lealtad y un saludo a todos.

  43. David Serquera says:

    Cosas importantes que messageinout nos ha descubierto:

    1. Que cuando pinchas en el enlace a su pagina web no funciona. Esto dificulta la consulta de sus articulos.
    2. Que el campo de batalla del MCRC esta en Catalunya.
    3. Que la disparidad entre apellidos en la clase politica catalana y la sociedad, si es correcta, refleja la deriva de la no representatividad de la sociedad civil hacia la construccion de la comunidad nacional catalana por oligarquias de poder nativas.
    4. Que el punto 3, de ser cierto, supondria un escandalo en la sociedad inglesa, que es una de las que posee mas residentes en Espana, por fundamentarse su sistema politico en la representatividad de la sociedad civil, por tener un mal recuerdo de los nacionalismos y porque sus medios de comunicacion no fueron ajenos al estatut catalan.
    5. Que messageinout posee un talento innato para la subversion.

    Por estos cinco puntos quiero escribir una carta a los medios ingleses con la demostracion cientifica de la disparidad de apellidos que messageinout descubrio, que se titulara algo asi como “secuestro de ciudadanos para la construccion nacional catalana”. Objetivo: verter resenas de prensa extranjera llamando a la abstencion en la campana electoral catalana.
    Por eso te pido messageinout, que si te parece buena idea, te pongas en contacto conmigo para enviarme los materiales y metodos que empleaste en el descubrimiento y que colaboremos juntos en la elaboracion de la carta.
    Ademas, por los puntos dos y cinco tengo una propuesta que me gustaria contrastar contigo en privado.
    Siguiendo la tonica de este blog mi email es ds427(aquivala@)cam.ac.uk
    Un saludo.

  44. Miguel Angel says:

    a 48

    Desconozco las ansias expansionistas del Pais Vasco hacia Cantabria, pensaba que solo habia interés respecto a Navarra y el Pais Vasco Francés, en el anterior comentario defini tu denuncia, como nacionalismo español por esto mismo, ya que parece más fruto de una actividad economica, ya que el suelo cantabro es más barato que el vasco, y es mas fácil de vender a presonas con renta vasca que también es mas alta que la cántabra. Por eso considero que una empresa vasca se haya podido interesar en el territorio cantabro, que tan cercano les és. No debemos de ver fantasmas tras cada esquina , aunque tampoco debemos de pecar de confiados, pues como bien apuntas en el texto de Jon Juaristi que citas, la construcción de viviendas puede ser un arma nacionalista, y hay que estar ojo avizor. Aunque donde probablemente la manipulación urbanistica en el el propio seno del nacionalismo, que con la creación de getos radicaliza posturas, y alimenta los enfrentamientos.

    En el caso que retomas de la urbanización alemana, te sobra razón. Pero desconozco hasta que punto una medida de carácter nacionalista, puede limitar una actividad económica urbanistica ( el que dice urbanistica dice también OPAs hostiles), procedente de un pais de la comunidad europea, ni siquiera se si es deseable esa limitación ( imaginate si se poco). Aunque supongo que la inmobiliaria tendra un teléfono, y el prefijo de alemania esta al alcance de todos. Como máximo podríamos acusarlos de no dar las mismas facilidades a españoles y alemanes. Los guetos probablemente son inevitables, sobretodo el alemán en Mallorca, pues es un gueto elitista. En cuanto al resto como bien dices solo una oferta pública y al alcance de todos, podria garantizar procedencias dispares aunque con poderes adquisitivos semejantes.

    Saludos a todos

  45. mcrc.miguel says:

    Miguel Angel, sigues enfocando mal mi comentario.

    No denuncio que haya intenciones expansionistas con respecto a Cantabria, sería una estupidez. Denuncio que incluso en la venta de unas viviendas se puede percibir el nacionalismo, que se rechaza el dinero de un ciudadano español no vasco frente a uno vasco, o que se quiera crear una zona de veraneo casi exclusivamente para vascos (logicamente es a lo más que puede llegar sin incurrir en un delito).

    Es excluyente hasta limites vergonzosos y nadie puede venir a contarme la milonga de que se ofertan en el Pais Vasco y no en la propia zona “porque la renta en Euskadi es más alta” porque en Cantabria, por muy caras que sean esas viviendas, siempre habrá gente con un poder adquisitivo lo suficientemente alto como para plantearse el comprarlas y más con los tiempos que corren.

    Y con respecto al tema Mallorca-Alemania, sigo pensando que al igual que se deben reunir unas condiciones técnicas para obtener la licencia, también se deberían exigir unas condiciones de igualdad de oportunidades en la compra. Es decir, comprendo que en Alemania pueden ofertarla un 20% (por poner una cifra) más cara de lo que se podría en España. Pero eso no es óbice para que no se oferte en España, y se de la posibilidad a un Español, o a un Francés que esté en la zona de veraneo y le guste, para comprar. Lo que me parece mal es la creación de esas microcomunidades donde el resto de ciudadanos tienen menos facilidades por no ser alemanes.

    Lealtad y un saludo a todos.

  46. Antonio Garcia Trevijano says:

    desde el 45 al 53

    Queridos amigos, vuestras sugerencias y datos sobre la discriminacion en los compradores de viviendas son de un interes extraordinario. Como habeis ya observado, hay que distinguir entre las colonias de extrajeros, fenomeno que se da en todos los paises turisticos, y las discriminaciones nacionalistas. La idea de divulgar en la prensa extranjera lo que aquí sucede es un arma de doble filo. Pues podría hacer
    creer que somos un movimiento nacionalista. Si se hace bien, adelante. Gracias por haber traido este asunto al debate. Salud y lealtad.

  47. patalete says:

    A MessajeInOut (33), viejo amigo del foro de “Ciutadans de Catalunya? del que ambos fuimos excluidos por no “pasar por el aro?. Reproduzco una respuesta mía, a uno de los foristas de aquel, sobre el tema de la lengua, que abunda en las tesis que sobre Cataluña, viene exponiendo espléndidamente a mi juicio . Y por lo que leo, en el de todos los que intervienen en éste blog, incluyendo a su titular, Don Antonio G-T.

    “Sr. Roca: Vd. No defiende el bilingüismo, sino el “modelo de bilingüismo? oficial que no es tal , es monolingüismo –catalán- en la práctica. Y ello pese a las normas.

    Ejemplo práctico:

    Señora llegada de Madrid hace pocos meses con un hijo de cinco años. El niño está escolarizado en el colegio público más próximo al domicilio. Toda la enseñanza la recibe en catalán pese a que no entendía nada al principio, pese a llegar llorando a casa por ello, pese a las protestas de la madre. Inmersión en catalán. ¿por qué no en castellano si lo prefiere?. Cuando ésta ciudadana se ha relacionado con las administraciones municipal y autonómica por escrito y en castellano por su parte –como no podía ser de otra manera-, las respuestas SIEMPRE las ha recibido en catalán, teniendo que traducírselo algunos vecinos entre los que me encuentro, pese a pedir que le contesten en castellano. ¿Tiene derecho a ello?. Lo tiene en las normas, pero estas se incumplen sistemáticamente por los mismos que las dictan. Digo dictan, no aprueban. ¿es que hay alguien que crea que en la enseñanza pública, están en igualdad de condiciones ambas lenguas, catalán y castellano?. Nadie aquí puede creerlo. Por tanto, esto no es bilingüismo. ¿Es bilingüismo lo que se establece en el proyecto de Estatut?

    Ejemplo normativo:

    ARTICULO 6. LA LENGUA PROPIA Y LAS LENGUAS OFICIALES.

    (Ya empezamos, con las distinciones, hay lengua propia, una, el catalán, por lo tanto las demás que pueda haber no son propias, es decir son impropias. Así el castellano por ejemplo)

    1.La lengua propia de Cataluña es el catalán. Como tal, el catalán es la lengua de uso normal y preferente de todas las administraciones y de los medios de comunicación públicos de Cataluña, y es tambien la lengua normalmente empleada como vehícular y de aprendizaje en la enseñanza.

    2.El catalan es la lengua oficial de Cataluña.

    Fijémonos bien: toda esta norma, afirma, reafirma y confirma el catalán; nos marcarían a ser posible con hierro y fuego la preponderancia del mismo. Hasta aquí ni una mención a la “otra? lengua, que en teoría tiene el mismo derecho en el ámbito de Cataluña. Pero es que además, legislan en ámbitos sobre los que tiene competencia; “…uso normal y preferente en TODAS las administraciones públicas?. Por tanto también la administración del Estado. Solo les queda por normativizar TODA la administración del Estado desde el cabo de Creus hasta el de Finisterre. En la concepción nacionalista, toda España debería conocer y usar el catalán.

    Y es solo después de todo éste cuasi exclusivismo del catalan en el artículo 6, cuando ya no tienen más remedio que decir de forma casi subrepticia “También lo es el castellano, que es la lengua oficial del Estado español?.

    De “Estadoespañol?, ese engendro de denominación nacionalista, no de España, porque ésta, “nación de naciones? para ellos, ya ni existe. ¿por qué éste “también?? parece que lo que en realidad subyace, es “como por ahora no tenemos más remedio, TAMBIÉN tenemos que reconocer el castellano como oficial, eso si, después de la espléndida preponderancia que le damos al idioma “propio?. ¿Esto es bilingüismo?. Esto es bilingüismo con adjetivo, nazi-onalista. No quiera confundirnos, Sr. Roca, porque vd., estoy seguro, no se confunde. Yo si defiendo el bilingüismo, es decir dos lenguas en igualdad de derechos y deberes en un mismo territorio, pero ésto en Cataluña, es sencillamente, MENTIRA. Aquí en el foro, si podemos practicarlo: Vd., escribe o contesta en catalán si lo prefiere, porque es su opción ; yo escribo o contesto en castellano, porque lo escribo más fácilmente. O porque es mi opción

    Reciba un cordial saludo monolingüe.

  48. Miguel Angel says:

    al 54

    Mi interpretación de expansionismo viene de la asociación que haces con el tema palestino, pero ya que mi comentario al respecto es posterior a tu disculpa por el desafortunado paralelismo que estableciste, yo también me disculpo por la malinterpretación de tus palabras.

    Saludos a todos

  49. patalete says:

    Corrección: donde dice,

    “Pero es que además, legislan en ámbitos sobre los que tiene competencia;”

    Quiere decir: “pero es que además legislan en ambitos sobre los que no tienen competencia.”

  50. Raul Alfaro says:

    A patalete

    El tema del idioma es sin duda el leit-motiv del nacionalismo catalan, la disculpa perfecta, ya que no disponen de una diferencia etnica como los vascos.
    Nadie duda que el catalan sea una lengua culta donde las haya, y que haya sido perseguido y prohibida, y de hecho hoy es una lengua desconocida en el resto de nuestro pais, siendo tan espanola como cualquier otra.

    En nuestro pais el uso de la lengua por el franquismo fue tan aberrante como lo es con el nacionalismo catalan, de hecho son exectamente lo mismo, despues de tanto tiempo no hemos avanzado gran cosa en ese aspecto, no aprendimos que la lengua es del que la habla ?? y que asi debe ser respetado, como pueden decir que la lengua pertenece a un territorio ?? que tipo de caciquismo es ese ??? que dice que lengua se puede y cual no se puede hablar dentro de un territorio, es una imposicion vasallesca en toda regla.
    Salud y republica

  51. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 56

    Querido amigo, lo peor del monolinguismo catalan de hecho, no es el sufrimiento que causa a los niños y a los residentes que solo hablan español, con ser esto un brutal atropello de sus derechos humnaos. Lo peor es que condena a las futuras generaciones de catalanes a permanecer estancados en una cultura que no puede alcanzar las dimensiones universales que se derivan de las lenguas universales, entre las que está el español. Este crimen cultural nacionalista no se lo perdonaran. Las personas mas cultas de Cataluña adquirieron sus conocimientos superiores gracias a la lengua española. Gracias por tu ayuda a nuestro MCRC. Salud y lealtad a Cataluña española.

  52. maria says:

    Señor trevijano, cortese un poco,

    Los que antes le vimos valiente y cuestionado y cuestionab.
    le ahora , le dimos margen,
    No se precipite, son teorias lo que plantea, sé está apoyando en jovenes virgenes del franquismo, .
    Le respeto pero usted nunca estubo en la calle, 58añostengo.

  53. mcrc.miguel says:

    He leido algo en los titulares de la agencia EFE que me ha dejado algo impresionado (dejo el enlace de wanadoo):

    “El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lamentó hoy la existencia en España de “una nueva extrema derecha” que, a su juicio, pretende revisar la historia, deslegitimar a las instituciones y poner en cuestión los resultados electorales”

    http://actualidad.wanadoo.es/carticulos/155117.html

    Me parece un poco pronto para creer que se refiera a nosotros, aunque no me extrañaría nada que ya comenzasen a echar basura sobre el MCRC. Aunque como bien dijo mi buen amigo de las causas perdidas.

    “ladran luego cabalgamos”

    Lealtad y un saludo a todos.

  54. MessageInOut says:

    Apreciado Miguel:

    La Derecha, en España, es el PP, que es una pieza más de la maquinaria de la Monarquía Partitocrática. La extrema derecha, auspiciada y financiada por el propio PP para evitar que se desborden sus adeptos extremistas y tenerlos fichados y bajo control, y por el PSOE, para achacar a la Derecha toda clase de tropelías, no son más que grupos de indocumentados, muchas veces tránsfugas itinerantes que van de unos partidos a otros, todos ellos sospechosos -republicanos o monárquicos- de maximalismos fascistas o comunistas de esos de planificaciones quinquenales.

    No deben preocuparnos esas identificaciones de los medios, porque tales partiduchos no tienen teoría política ninguna que los sustentente, sino sólo insatisfacciones personales o colectivas canalizadas hacia el extremismo anti inmigracionista o nacionalista de bandera con aguilón y aislacionismo antieuropeo y antiamericano.

    En cuanto a “Ladran, luego cabalgamos”, no es una fase de Cervantes. Sí es, sin embargo, del Quijote, aunque no del escrito por nuestro genio insigne, ni por el de Avellaneda, sino por el de Orson Welles, que lo pone en boca del héroe en un guión para el cine que jamás llegó a filmarse. Su frase ha hecho correr ríos de tinta y ha dado lugar a investigaciones y búsquedas en el Ingenioso Hidalgo, siempre infructuosas.

    “Cosas veredes…”

    Un abrazo republicano.

  55. MessageInOut says:

    De “La fiera Literaria”:

    “TOTALITARISMO CULTURAL

    No se trata de un simple paralelismo, ni siquiera de una metáfora; se trata de una obviedad: la división de poderes establecida desde los tiempos de Montequieu se puede aplicar perfectamente a la vida cultural.

    En el mundo político hay tres poderes: el legislativo, el ejecutivo y el judicial, los tres famosos poderes a los cuales añadieron el pasado siglo un cuarto poder, al que llamaron “el cuarto poder?: el periodismo.

    En la vida cultural, obviamente, el poder legislativo correspondería al autor. Legislaba porque escribía, estableciendo sus leyes propias. El ejecutivo correspondería al editor, puesto que se encargaba de publicar, cumplir, ejecutar lo escrito por el “legislador?. Finalmente, el poder judicial correspondería a la crítica, encargada, en el más recto sentido de la palabra, de juzgar.

    La confusión de poderes políticos acarrea la pérdida de la democracia. La confusión de poderes culturales acarrea la pérdida de la libertad creativa.

    Hoy día, en el mundo de la cultura, no hay división de poderes: el legislativo lo desempeña el editor, que dicta al autor lo que tiene que escribir; evidente resulta que el que ejecuta es el editor, que también ejerce el poder de juzgar, pues las sentencias la dictan los críticos a su servicio.

    Confusión de poderes culturales, que acaba en una totalización que a su vez desemboca en totalitarismo.

    Estamos en tiempos de dictadura editorial, y esta dictadura se encarna en un poder absoluto, que habrá que llamar económico, despótico y totalitario.

    Ni que decir tiene que si existe un cuarto poder, el periodismo, también está sometido al poder económico.

    En pocos países civilizados -de hecho, quizá ello ocurra solamente en la malhadada España- se encuentran editoriales propietarias de periódicos, televisiones, emisoras de radio, cadenas de distribución y librerías. En ningún lugar, sin duda, como en España, esta concentración de poderes ha originado el totalitarismo cultural que padecemos.”

    Añado yo lo evidente: El Lord Protector de la Democracia Española y el de la Cultura es el mismo, en buena y pura lógica: Don Jesús de Polanco, también llamado Don Jesús del Gran Poder, amo de Felipe, peticionario llorón de Aznar, amo de Zapatoide, perenne amo de España.

    Este hombre es la verdadera prolongación del dictador Franco durante la Transición y la Demo-partito-putocracia.

    Un republicano saludo.

  56. Ansaldo de Ansaldis says:

    Con toda lealtad les participo que consideren, desde ahora, retirado mi ofrecimiento de colaboración (nunca me he comprometido a pertenecer al MCRC),porque la deriva y actitudes que estoy observando en el blog últimamente divergen de mi concepto de la democracia en bastantes puntos.

    Saludos attos.a todos.

    P/S: si mi dirección-e está en alguna base de datos, les agradeceré que la borren. Vale.

  57. Isabel Arranz says:

    Como ya habéis dicho muchos, las próximas elecciones catalanas son un buen momento para algún tipo de acción.Me parece una buena idea la que propuso Isidro en el post 60 del artículo 7 Septiembre: hacer campaña por la abstención distribuyendo fotocopias de su artículo o de algún texto que se acuerde en el MCRC. También se puede hacer lo mismo si el Sr.Trevijano va a dar allí alguna conferencia o similar “buzoneando” por las casas.
    Yo también me encuentro muchas veces con gente, buena gente, que cree que el sistema se puede reformar desde dentro(yo era una de ellas) y me parece un ejercicio interesante, si pudiera resumir que pasaría si los partidos cumpliesen las normas de la Constitución del 78.
    Por cierto, yo no veo ninguna deriva extraña en el blog, para mí sigue siendo un punto de referencia de debate político leal y tampoco conozco al Sr. Trevijano, ni me importa, simplemente, su teoría sobre la democracia me va pareciendo cada vez más redonda y punto.

  58. pepe fernández says:

    Estoy de acuerdo con D. Antonio, porque además es lo que he pensado siempre, en el perjuicio intelectual que supone para alguien ser alfabetizado SOLO en una lengua local de muy escasa presencia literaria internacional. Además de propiciar un clasismo inadmisible, ya que los hijos de las clases catalanes más altas son mandados a estudiar bien al extranjero o a instituciones privadas. Es aberrante que seamos el único lugar de la Europa civilizada donde ocurre esto, donde una lengua se utiliza como arma política y de discriminación.

    No estoy de acuerdo con que el nacionalismo catalán no sea racista, Messageinout lo ha demostrado matemáticamente con el tema de los apellidos en política y yo he puesto el caso similar de la ciencia catalana, otros profesionales podrían decirnos si tienen problemas en su promoción profesional por no hablar o no tener apellidos catalanes, conozco médicos que si la han sufrido. Esto ya no sólo es inadmisible sino denunciable, los europeos tienen que saber, visto el desastre de clase política que tenemos aquí, lo que esta pasando, el racismo y la discriminación linguistica en un país que dice pertenecer a la UE donde estas cosas se asocian al triste pasado totalitario alemán. Escribiré a periodicos alemanes y austriacos, como ya he comentado, sin citar al MCRC, si así se me pide.

    Estoy completamente de acuerdo con lo que dice nuestro imprescindible MessageIn, pero afirmo , ya no es que sean oligracia los dos partidos, sino que ni siquiera tienen fundamentos democráticos. La historia del PSOE es delictiva, han apoyado dictaduras, intentado golpes de estado, desestabilizado gobiernos poniendo en peligro a todo el país para conseguir el poder a cualquier precio etc. El PP fue fundado por elementos franquistas reformados, o mejor dicho, por cambiachaquetas y oportunistas, claro que en el PSOE también hay muchos de estos. Así que de partidos políticos con semejante historia criminal, especialmente el PSOE, se puede esperar bien poco.

    La consecuencia es un totalitarismo encubierto en la sociedad espaÑola gracias a la intervención de un 4 poder que repite que aquí Hay DEMOCRACIA, en cataluÑa, además hay que aguantar al doble poder oligarquico y nacionalista. Si, hay libertades civiles sobre el papel, pero en la realidad quien no se deja, por ejemplo, polanquizar, no sale en la foto. Quién no se deja mangonear en la universidad y confia sólo en sus méritos, se ve desplazado y así se pueden ir enumerando instituciones, organizaciones etc donde la servidumbre no es ya voluntaria sino impuesta y a quien no se deja se le aplica la muerte civil, como decia aquel con garrote y prensa. Una herencia no ya del franquismo, como nos pretenden hacer creer, sino del totalitarismo oligarquico encubierto impuesto a golpe de una de las peores y más ambigüas constituciones jamás redactada, la del 78.

    Un saludo republicano.

  59. mcrc.miguel says:

    Querido Messagein, hoy en los debates políticos tienes a todos los periodistas locos intentando encontrar quienes son esa “extrema derecha”. Por supuesto, se dan cuenta que no puede ser el PP, ni los partidos de ultra derecha que están dentro del propio sistema.

    Por ese motivo (aunque con cautela) me he llegado a plantear si no se estarán dando pasos por parte del PSOE para deslegitimar al movimiento, porque esto es un foro abierto y cualquier socialista de cualquier estrato de partido puede leernos y darnos a conocer como un futurible peligroso para sus intereses.

    No podemos permitirnos el que nos cojan desprevenidos y que en un momento dado, con el poder mediatico de su lado, nos encajonen falsamente de cara a los ciudadanos con una supuesta “ultra derecha”.

    El primer paso para el triunfo es no subestimar al oponente. Y hasta que sepamos a quien se refiere el señor Zapatero, estar atentos a los medios.

    PD: Gracias por la aclaración de la cita. No me había percatado de ello, y eso que disfruté leyendo El Quijote.

    Lealtad y un saludo a todos.

  60. J.C. Villa says:

    Estimados compatriotas:

    Siempre he pensado que el centralismo es la forma más democrática, más justa y racional de organización política y económica de un Estado. El centralismo es la aplicación de la navaja de Ockham (“no multiplicar los entes sin necesidad”) a la estructura política y territorial de una comunidad humana. Muchos piensan que la centralización es inadecuada porque, supuestamente, las soluciones más justas son las que acercan el poder a las situaciones concretas, y en este sentido defienden la proximidad geográfica de los gobernantes y legisladores a los gobernados. Esta consideración oculta la verdadera naturaleza del poder, que no es en absoluto un mecanismo inocuo, sino un método por el cual determinadas soluciones se imponen a otras soluciones, independientemente de su justicia, bondad, eficacia, etc. Es decir, el poder, en la oligarquía de partidos, es independiente de cualesquiera criterios morales y jurídicos. En este sentido, multiplicar los centros de poder (como en el actual Estado Autonómico) sólo sirve para multiplicar las situaciones de opresión y servidumbre. Hoy en día, si alguna vez la gente de a pie tiene algún trato con el poder local o regional es fundamentalmente por la vía del conflicto, sea penal, administrativo o laboral. Los ricos y dominantes prefieren tener cerca el poder por aquello de “quien a buen árbol se arrima buena sombra le cobija”. En cambio, para la sufrida gente de a pie vale el viejo refrán “del jefe y del mulo, cuanto más lejos más seguro”. La famosa cercanía al poder es un inmenso chollo para los que ya lo tienen, y un castigo y un oprobio para los demás. Éste es el origen del autonomismo y del nacionalismo, en Cataluña como en Castilla-León, la CAV, Extremadura o Galicia.

    Por otro lado, yo creo que, para empezar, en una República Constitucional habría que descapitalizar a Madrid, repartiendo los Ministerios por todo el territorio y haciendo así partícipe, al menos simbólicamente, a toda la nación. Podríamos hablar así de un “centralismo simétrico” (en geometría, a simetría de un objeto es la propiedad que éste presenta cuando la forma, tamaño y posición relativa de sus partes son las mismas en ambos lados de una línea divisora equidistante imaginaria, llamada eje de simetría). Asimismo podrían crearse organismos de cogestión o de coordinación estatal entre los diversos territorios. Me parece irrenunciable que sean estatales el urbanismo, la educación, la sanidad, el agua, el medio ambiente y la defensa. En cuanto a la ampliación de las comptencias municipales, estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto aquí; pero, sobre todo, me gustaría una mayor capacidad de decisión de los Municipios sobre los asuntos estatales. Me parece mejor que un ayuntamiento tenga voz en decisiones gubernamentales a que tenga trasferida la gestión de la escuela primaria, lo que crea auténticos agujeros contables a los ayuntamientos.

    Salud, Lealtad y República.

  61. pepe fernández says:

    mcrc.miguel,

    Zapatero se refiere a la “escuela” creada por los Pío Moa, César Vidal que trabajando para medios de comunicación de la “derecha” han sacado una historia de la II República que deja en muy mal lugar al PSOE y que ha convencido a mucha gente.

  62. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 68

    Querida Isabel

    La retirada de Ansaldo no debe preocuparnos. Lo conozco. Es un hombre honesto y congruente que cree en el nacionalismo andaluz. Lamento de veras que no haya apreciado la diferencia entre nacionalismos civiles, útiles para impulsar los desarrollos de regiones atrasadas, y nacionalimos de gobierno autonomico, cuya naturaleza es la misma que la del nacionalisnmo estatal. El MCRC solo se opone a estos ultimos. En mis analisis y definiciones, esta línea de pensamiento no ha sido alterada. Gracias, Isabel

  63. Antonio Garcia Trevijano says:

    continuacion al 68

    Si la libertad politica y la democracia no pueden prohibir los partidos de ideologia totalitaria, ¿como vamos a pensar que el nacionalismo regional pueda estarlo?. Basta leer correctamente mi articulo sobre el nacionalimso catalan, para comprobar que en el segundo párrafo EL MCRC se opone a la ideología nacionalista ALLI DONDE SE MANIFIESTE EN EL ESTADO.

  64. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 64

    Ni Zapatero se refiere a nosotros, querido Miguel, ni nadie podrá tildarnos nunca de extrema derecha o de extrema izquierda. Pues no nos pronunciamos sobre los conflictos sociales, donde se producen los criterios de distincion entre derecha e izquierda, y condenamos el nacionalismo de Estado que es el signo de identidad de la extrama derecha. De todas formas haces bien en estar de guardia contra las dimaciones de que seremos objeto. Abrazos de lealtad.

  65. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 69

    Estoy de acuerdo con tu critica al nacionalimso catalan. Pero no debemos ser tan reducionistas con el PSOE, caracteizandolo unicamente por su puntos negros, gravísimos, y olvidando sus contribuciones, pocas, a las ideas de libertad y progreso. Debemos ser siempre ecuanimes en nuestros juicios. Y hay muchos españoles que se identifican con el PSOE creyendo que es la expresion util de la izquierda.
    Salud y lealtad.

  66. Miguel de Iturbide says:

    Estimado J.C. Villa

    Creo que estas introduciendo un punto de debate (la distribución territorial del poder) que tendrá que ser resuelto por la Constituyente de la República constitucional. Comprendo tu posición a la vista del obsceno espectáculo de reparto de prebendas a los adictos que se produce en el actual Estado de las Autonomías. Pero considero que hay otros puntos de vistas legítimos que no pasan por el centralismo.

    Mientras tanto creo que podemos ponernos de acuerdo en lo expresado en la Declaración de Principios y Valores del MCRC:

    XVI. Porque las Autonomías fomentan los nacionalismos discriminadores o independentistas, deben ser compensadas integrándolas en la forma presidencial de Gobierno.
    XVII. Porque las Autonomías fomentan gastos públicos improductivos, sus competencias susceptibles de ser municipalizadas deben de ser transferidas a los Ayuntamientos.

    Un afectuoso saludo

  67. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Villa

    Nos das una gran alegría comprobar que estas en buena forma. Ni que decir tiene que estoy de acuerdo con casi todas tus reflexiones. Digo casi por la enorme dificultad o imposibilidad de llevar a la practica lo que sugieres en el ultimo párrafo. Debe de alegrarte que la expresion española “del jefe y del burro cuanto más lejos mas seguro”, constituye el eje de la reflexion del gran Tocqueville sobre la mayor insoportabilidad de las oligarquías regionales o locales, que las centrales. Te esperamos siempre. Un saludo tan leal como afectuoso.

  68. MessageInOut says:

    ¿Centralismo del Poder versus proximidad del Poder al ciudadano?

    Nosotros no estamos en esa polémica: no hay mayor proximidad del poder al ciudadano que las circunscripciones electorales unipersonales y el sistema electoral garantista. Y los municipios realmente democráticos pletóricos de competencias. De eso resulta tal proximidad entre poder y Ciudadanía, que les asusta el excesivo poder que ello otorga al Pueblo, y los hace padecer insomnio y diarrea crónicos.

    Las bastardas autonomías no tienen nada que ver con la aproximación del Poder a los ciudadanos, sino del dinero y las prebendas a las burguesías y oligarquías regionales para aprovecharse omnímodamente y liquidar los Presupuestos Públicos a su favor y en su único beneficio.

    ¡No nos confundamos nosotros! Somos centralistas y descentralizadores a un tiempo, tomando lo mejor de cada cosa.

  69. J.C. Villa says:

    Estimado MessageInOut:

    Yo me refería a la proximidad geográfica del poder oligárquico a los dominados (como ha señalado D. Antonio al recordar la posición de Tocqueville al respecto), bien patente en el actual Estado Autonómico y especialmente oprobiosa cuando la mitología nacionalista se convierte en la razón de Estado. No me refería a la cercanía política al poder de los ciudadanos a través de la plétora competencial de los Municipios (muy parecida, en mi opinión, a las asambleas primarias de la democracia jacobina). Por supuesto, estoy de acuerdo contigo, estimado MessageInOut, en todo lo demás.

    Un saludo afectuoso a todos y mi agradecimiento especial a D. Antonio por sus palabras.

  70. Alejandro Garrido says:

    Queridos amigos:

    Volviendo al articulo, qué importante es el correcto uso del lenguaje. En el cuarto parrafo, donde dice “… sino del partido oligárquico que detenta, sin legitimidad, el poder municipal.”, hago notar este verbo en lugar de ostentar, puesto que su segunda acepción habla de retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público. Esto y no otra cosa es lo que hacen los partidos oligárquicos. Detentan y no ostentan sus cargos.

    Gracias maestro por ser tan preciso y escrupuloso con tu lenguaje.

    A Villa, le veo recuperado y en forma, lo que me congratula.

    Un leal abrazo a todos

  71. Miguel de Iturbide says:

    Querido MessageInOut

    Si nuestro MCRC busca integrar en un vasto movimiento al maximo de personas posibles, hay que evitar poner en boca del movimiento legitimas posturas personales.
    Considero que es un error hacer ese tipo de afirmaciones puesto que puede ocasionar el rechazo de personas que de otro modo se sumarían a este ilusionante proyecto.

    Y si esas afirmaciones son las entradas finales de la página del blog me parece más serio el asunto. Por eso me veo en la obligación de volver a insistir que la postura oficial del MCRC sobre el tema es la siguente:

    XVI. Porque las Autonomías fomentan los nacionalismos discriminadores o independentistas, deben ser compensadas integrándolas en la forma presidencial de Gobierno.
    XVII. Porque las Autonomías fomentan gastos públicos improductivos, sus competencias susceptibles de ser municipalizadas deben de ser transferidas a los Ayuntamientos.

    Un afectuoso saludo

  72. Arturo Seeber says:

    Querido Antonio:
    Como extranjero que soy, aunque recientemente nacionalizado español, me siento con la perspectiva de quien está con un pie afuera y otro adentro de España. En un principio me llamaron la atención sus exagerados nacionalismo regionales. Pero viajando un poco por el país, y aclaradas mis ideas con el esquema político expuesto en su breve historia de España por Pierre Vilar, en verdad veo que este país se ha ido desarrollando por regiones ailadas unas de otras, aisladas por sus accidentes geográficos, por su falta de ríos navegables y por la España cristiana y la mora. Cuando voy a Barcelona y comparo la ciudad con Madrid veo diferencias notorias que, por bien o por mal, creo que deben ser respetadas.
    Lejano a todo sentimiento nacionalista -con dos naciolidades me siento en el fondo de mi corazón apátrida-, quiero creer que los nacionalismos deben ser considerados con una particular reflexión, no para admitirlos, sino para superarlos. Eso, por encima del uso que le den los partidos políticos.
    Entre Madrid y Barcelona percibo un enfrentamiento de nacionalismos que ninguno está por la labor de resolver, y como todos los empecinados enfrentamientos, buscan imponerse el uno sobre el otro, más allá de toda razón y de la verdad.
    Un gran abrazo

  73. flanagan says:

    Leo con preocupación la creciente adversidad que existe hacia la tierra que me ha visto nacer y crecer: Cataluña. Es como en el País Vasco, porque cuatro gatos hagan atentados no significa que todos los vascos sean asesinos. En Cataluña no todos somos de la misma manera Carotes. No se tiene en cuenta que partidos como Ciudadanos han entrado en el Parlamento Catalán reflejando así la división de ideas que hay en nuestra sociedad. No soy nacionalista catalán pero me gusta defender Cataluña como lo que es: la que recibe más turistas de todo el Estado Español y posee un pasado y lenguas propias. Al igual que admito que el mejor marisco es gallego o que en Canarias crecen las mejores bananas. Dejen de criticar Cataluña y disfrutemos de la belleza de la diversidad que hay en nuestro bello Estado Español.

  74. Joan says:

    “Le he prometido en el lecho de muerte a mi padre que nunca se rompería España. Y te recuerdo que soy jefe de las fuerzas armadas” (Avui, 8-1-04, Juan Carlos I a Pilar Rahola en rebre-la com a diputada d’ERC).
    http://www.pce.es/foroporlamemoria/documentos/2005/familiademocrata_enero2005.htm
    “Els homes van fer els reis, i no pas els reis els homes” (Pau Clarís, President de la Generalitat pel braç eclesiàstic, 1641–i cal tenir en compte la mentalitat de l’època).

    “El decreto de Franco aboliendo la autonomía de Cataluña tenía apasionados suscriptores ante los republicanos”
    “No estoy haciendo la guerra contra Franco para que nos retoñe en Barcelona un separatismo estúpido y pueblerino (…) No hay más que una nación: ¡ España ! (…) Antes de consentir campañas nacionalistas que nos lleven a desmembraciones que de ningún modo admito, cedería el paso a Franco sin otra condición que la que swe desprendiese de alemanes e italianos” (Juan Negrín. Cap de govern de la República espanyola i president a l’exili. Segons cita Julián Zugazogoitia a les seves memòries).
    “De aquellos que dicen ser gallegos, catalanes, vascos…antes que españoles, desconfiad siempre. Suelen ser españoles incompletos, insuficientes, de quienes nada grande puede esperarse” (Antonio Machado).
    “Una persona de mi conocimiento asegura que es una ley de la historia de España la necesidad de bombardear Barcelona cada cincuenta años. El sistema de Felipe V era injusto y duro, pero sólido y cómodo. Ha valido para dos siglos” (Memorias, de Manuel Azaña, President de la República Espanyola).
    “Yo no he sido nunca lo que llaman españolista ni patriotero. Pero ante estas cosas me indigno. Y si esas gentes van a descuartizar a España, prefiero a Franco” (Manuel Azaña, “Memorias”, Presidente de la República Española). El Estado español es un Frankestein cogido de diversas naciones. Catalunya fue repartida entre “España” (es decir, los Habsburgo españoles) y Francia (es decir los Borbones) en el Tratado de los Pirineos: eso sí que es “descuartizar”. La “unidad española” es simplemente un Frankestein formado de muchas nacionalidades contradictorias con el fin de crear un Imperio para la oligarquía, en el que el pueblo sólo es carne de cañón.

    “En esta región contamos con muchos aliados, pues los anarquistas que dominan en la misma se han encargado de matar a la mayor parte de los separatistas, que renegaban de ser españoles” (Francesc Ferrer i Gironès recull en el seu “Gran llibre per la independència” la frase escrita per un militar espanyol al diari argentí La Nación l’any 36 sota el pseudònim de Armando Guerra on diu referint-se a Catalunya).
    “I, entretant, el GERC, o sigui l’exèrcit republicà de la Zona Centre, el responsable principal del qual era el general Miaja, no movia un sol home per descongestionar el front de Catalunya des de la Batalla de l’Ebre. Negrín se n’havia sortit amb la seva i capgirava la frase de Calvo Sotelo: “España antes fascista que rota” (Raimon Galí, “Memòries”, Ed. Proa, Bcn 2004).

  75. Joan says:

    “Y tocándome el dominio absoluto de les reinos de Aragón y Valencia se añade ahora el de justo derecho de conquista que dellos han hecho últimamente mis armas” (Felipe V en el Decreto de Nueva Planta del Consejo de Castilla, 29-6-1707). http://forum.skadi.net/archive/index.php/t-12784.html
    Según la Convención de Ginebra, el deber de todo prisionero de guerra por otra potencia extranjera es fugarse. Eso es lo que intentamos hacer los que queremos la independencia para nuestra tierra ocupada y colonizada por España.

    “Sentado a una mesa con pegajoso mantel y enojado por una comida tan escasa como indigesta estalló: “¡Qué diferencia entre estos pueblos inactivos de la meseta y los pueblos rientes y vivos de Levante!”. A lo que el supuesto comensal castellano con el que compartía hule contestó: “¡Como que son dos nacionalidades distintas y antagónicas!”. Y añadió: “Las diferencias entre los españoles del Centro y los de las costas saltan a la vista. (…) El problema catalanista, en el fondo, no es más que la lucha de un pueblo fuerte y animoso con otro pueblo débil y pobre, al cual se encuentra unido por vínculos acaso transitorios” (Miquel Alberola, a El País, 05-11-2005 , resume el artículo de Azorín en La Agricultura, escrito en Torrijos y publicado en 1903 en El Globo).
    “En España no ha habido nunca nación y la unidad se produjo por el fuego y por el hierro. La misma Cataluña no perdió su libertad sino por los intereses de los Habsburgos y los Borbones, es decir, por los Estados” (Julián Besteiro, líder del PSOE, Míting al teatre Bosc de Barcelona, el 22-12-1919).
    “Aspera Meseta,
    eres como la madre mala,
    ¿Para qué quieres más hijos
    si luego los desamas?”
    (Elisa Serna, cantante castellana de los ’70).
    “El mundo se divide en dos: españoles e infieles” (Español de Oficio)” (Deducido por F. Dubé, actor).
    “Yo lo llevaba fijo en mi mente el día 26 cuando con las tropas de Juan Bautista me metía en el Tibidabo, en Pedralbes. No quería hacerme ilusiones. Están vencidos y soportarán, porque son gente despierta, su derrota y nuestro triunfo; pero… ¿convencidos? …ah! eso ya es más difícil. Quizás imposible. Barcelona seguirá siendo el garbanzo negro de la olla nacional. Por lo menos durante un par de generaciones. Al enjuiciar así el problema catalán del presente y el porvenir, no era ciertamente de los más pesimistas. Yo he oido a más de una persona de claro juicio y temple sereno propugnar la conveniencia de un castigo bíblico (Sodoma, Gomorra) para purificar la ciudad roja, la sede del anarquismo y separatismo , y como único remedio para extirpar esos dos cánceres, señalar el termocauterio destructor implacable” (El Tebib Arrumi, pseudònim de l’avi de Gallardón, batle del PP de Madrid, a Heraldo de Aragón, 4 de febrer de 1939).
    “Declaro que quizás, si yo fuese catalán, sería francamente separatista. Lo poco que conozco de Cataluña, he formado opinión que es –algo también las Vascongadas– un pedazo de Europa sometido a las leyes y esclavizado por las costumbres de un país africano… Juntos Cataluña y el resto de España se semejan al heterogéneo tipo de un carruaje, que se compusiera de un potro fogoso, lleno de vigor y de fuerza, veloz y resistente, y un escuálido y endeble jamelgo, derrengado y tembloroso, de paso tardo y respiración fatigosa. Es un verdadero suplicio condenar al organismo joven y vigoroso, con ansias de vida, a sujetarse al régimen de un viejo caduco, cadáver ambulante que vacila y tiembla a cada paso. Es lógico y razonable que debiera Cataluña emanciparse y vivir en esfera más amplia de libertad y de progreso que la del estrecho y mezquino ideal de vida impuesto por el favoritismo español” (Nicolás Salmerón 3r president de la I República espanyola).
    “En España nos la damos de muy patriotas. En la escuela nos dicen: “España es nuestra segunda madre y el Rey su representante” , es decir, su maniquí… y nosotros mirábamos al maestro que, encendido el pecho de entusiasmo, nos decía :”Es nuestra segunda madre. Vosotros como buenos hijos debéis dar hasta la última gota de vuestra sangre” (ésta es la frase de cajón…). Paseábamos por la calle y al fondo de ella aparecía el ejército brioso, marcial, marchando elegante al son de una sinfonía bélica… y nos daban escalofríos, autosugestionados por el medio ambiente y nos descubríamos ante la bandera con un no sé qué. Indudablemente los tramoyistas de la vida nacional preparan admirablemente los efectos. Producen emociones involuntarias valiéndose del aparato y de la música. Hay que confesar que la fastuosidad y la etiqueta mezclada con sones apabullantes de músicas produce en las muchedumbres el vértigo. Primero el gran aparato de las armas les produce el miedo y el asombro y luego las músicas les sugieren los sentimientos amables… porque nada como la música comprendida por muchas almas al a vez para formar una sola en una sola voluntad” (Federico García Lorca, 1898-1936, poeta i dramaturg republicà andalús, membre de la Generació del 27, assassinat pel terrorisme franquista).
    “Hay que fomentar la emigración de gentes de habla castellana a Cataluña y Valencia para así asegurar el mantenimiento del sentimiento español que comporta”
    L. Calvo Sotelo, 1983
    “El terrorismo en el País Vasco es una cuestión de orden público, pero el verdadero peligro es el hecho diferencial catalán”. Felipe González. Declaracions fetes al seminari sobre la transició celebrat a Toledo el mes de maig de 1984.
    “Hay que llenar Cataluña de lo peor que tenga España” (Martínez Anido, cap de la policia d’ocupació espanyola durant l’època del pistolerisme a Barcelona,en carta al Dictador genocida Miguel Primo de Rivera).

  76. Pere says:

    La tàctica de la Brunete mediàtica és aprovechar cualquier excusa para afirmar en plan agitativo y mintiendo que “en Cataluña se fomenta el odio contra todo lo español”. ¡Ya está bien de tanta manipulación y racismo, sinvergüenzas! Los catalanes somos los judíos en España.

    AMIG@: RECHAZA LAS FOBIAS Y EL RACISMO, RECHAZA LA CATALANOFOBIA Y LA INCITACIÓN AL ODIO PROMOVIDOS POR CIERTOS PARTIDOS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

    DIA 28 DE MAYO: DIA UNIVERSAL DE LUCHA CONTRA LA CATALANOFOBIA (In memoriam por el crimen del joven independentista Josep-Maria Isanta, asesinado en las fiestas de Berga (Catalunya) por el hecho de ser catalán, 2005).

    “España y Castilla miserables
    Ayer y hoy dominadoras,
    Tu cultura llena de andrajos
    Desprecia cuanto ignora”
    (Antonio Machado, 1875-1939, poeta andaluz muerto en el exilio en Catalunya Nord).

    1. Soy catalán desde siempre. Quien diga que puede ser catalán como no siéndolo y pidiendo perdón continuamente por ser distinto en muchas cosas a otros ciudadanos con pasaporte español es sólo alguien que reniega de sus orígenes. No me rechaces por ser catalán, es algo tan natural como ser de Sevilla. Mi catalanidad no es un deseo de ofender ni de lastimar: es mi lugar de nacimiento natural y constituye un rasgo fundamental de mi personalidad. Es la manera que tengo de existir, mi manera concreta de ser persona. Muchos catalanes estamos ya muy hartos de que nos presenten sistemáticamente como los “malos” de la película simplemente por ser como somos, de la misma manera que los madrileños son como son pero no les exijen que pidan perdón por ser así: Estamos hartos de que nos exijan pedir perdón por existir. Estamos hartos de que no saquen casi reportajes de nuestra tierra ni canciones o bailes nuestros en las televisiones estatales cuando se hartan de sacar eso mismo de otras regiones y muchas otras discriminaciones más.

    “No hay problema judío, sino de la naturaleza humana. Un gobierno tiene que unir las pasiones de los gobernados y, como que las pasiones humanas más fuertes son más de odio que de amor, el Gobierno tiene que seguir la malicia de los gobernados y darles la razón. Vale más que odien y maten al judío (=catalán) que se subleven contra la autoridad (=la corrupción estatal)” (De una película sobre los pogroms judíos a Rusia). “El odio apasionado puede dar significado y meta a una vida vacía” (Eric Hoffer). “Pocas personas pueden ser felices si no odian otra gente, o nación o credo” (Bertrand Russell, filósofo británico).

    2. Hay separatismo (independentismo), entre otras razones porque hay separadores españoles y racismo anticatalán. Somos los negros de España y nuestro color de piel se llama lengua catalana y nuestra esclavitud el expolio fiscal bajo capa de “solidaridad”. La solidaridad es voluntaria y en todo caso el reequilibrio entre regiones en Alemania o Francia no supera el 4% mientras que Catalunya tiene que “regalar” graciosamente más del 10%. Eso no es solidaridad sino explotación colonial.
    “No había los suficientes judíos en España como porqué su persecución interesara a la Falange, en la medida que sí le interesaba la persecución de los catalanes, de los vascos y de otras minorías regionales”. “El antisemitismo ocasional del régimen de Franco…no constituyó nunca una base doctrinal, como sí, en cambio, lo fueron el anticatalanismo, el antivasquismo y el antigalleguismo” (Herbert R. Southworth, al hablar del antisemitismo del fascismo español de preguerra). “La capacidad de la gran masa es sumamente limitada y también su facultad de comprensión, y enorme su falta de memoria. Por lo tanto, toda propaganda eficaz tiene que concretarse en muy pocos puntos y saberlos explotar como apotegmas hasta que el último hijo del pueblo pueda formarse una idea de lo que queremos…” (“Mein Kampf”, Adolf Hitler, dictador terrorista, 1889-1945).

    3. Si a veces he deseado ser de otro lugar o he actuado como si lo fuera, no es porque mi catalanidad me haga infeliz sino porque creí que era la única manera de sobrevivir en medio del prejuício y del odio que ciertos medios de comunicación se empeñan en fomentar a fin de acomplejarnos. Me daña muy gravemente que los demás se sientan con derecho a hacerme objeto de su desprecio, burla y agresiones tan sólo porque soy diferente de ellos y tengo mi lengua y mis costumbres y reivindico lo que estrictamente en justicia nos pertenece.
    “Se tenían que cumplir las palabras escritas en los libros de su Ley: Me odian sin motivo” (Juan 15:25). “Amamos sin razón, y sin razón odiamos” (Jean-François Regnard). “Acaso no es absurdo de dejar de castigar un bandolero debido al mote que uno le imputa antes de averiguar la verdad con precisión, y que nosotros, en cambio, seamos odiados por una incriminación calumniosa sin ningún examen previo?” (“Discurso contra los griegos”, Taciano, apologeta cristiano del s. II). “El apelativo del nombre cristiano no debe ser considerado bueno o malo al margen de los hechos que lo acompañan” (Apología de Justino, cristiano del s. II).

    4. El asco, desprecio, horror y desconfianza hacia los catalanes se llama catalanofobia. Una fobia es un rechazo irracional y, por lo mismo, una perturbación mental y, además, fomentada artificialmente a causa de bastardos intereses políticos de una minoría, que saca provecho económico de todo un pueblo al que
    trata como simple colonia. Ya es tiempo de que quien la padezca (un 17% de la población española, según encuestas de hace unos años) sanen de ella.
    “Catalán, judío y renegado, pagarás los daños que has causado. Arriba escuadras, a vencer, Que en España empieza a amanecer.”
    (Versión del “Cara al Sol” falangista cantada durante la Batalla del Ebro, 1938).

    5. No soy un bicho raro: soy una persona como cualquiera otra. En la medida en que me rechaces, me iré alejando de ti. Si soy tu amigo, no me conviertas en un extraño con ese racismo.
    “El problema catalán no se resuelve, pues, por la libertad, sino con la restricción; no con paliativos y pactos, sino por el hierro y por el fuego” (“La Correspondencia Militar”, Madrid, 13 de desembre de 1907). “Las victorias de Cataluña corresponden a la fe que en nosotros depositasteis desde el primer momento. Agradecidísimo a vuestra sentida felicitación, os envío, con los mejores votos por la grandeza de vuestra nación, los de la nueva España y sus Ejércitos. Generalísimo Franco” (Telegrama a Hitler en respuesta a su felicitación por la conquista militar de Barcelona).

    6. Hay catalanes de todos tipos, edades y clases: nos encontrarás en el gobierno, la iglesia, las instituciones de enseñanza, las empresas públicas y privadas y en casi todas las profesiones y actividades. Hay más de seis millones de catalanes que esperan que los trates sin prejuicios. Existen muchos casos de discriminación por hablar nuestra lengua en nuestra propia tierra, por eso tenemos que estar luchando siempre. E incluso bastantes agresiones que han llegado en varias ocasiones a asesinatos a manos de skins con estética española contra simples catalanes por el simple hecho de serlo, según testigos. Estas noticias son poco ventiladas o mistificadas por gran parte de la prensa, controlada por grupos afines a los partidos mayoritarios españoles (PP y PSOE).
    “¡Perros catalanes! ¡No sois dignos del sol que os alumbra!” (Gobernador militar Aymat, 1939). “Ninguno de los detenidos olvidará nunca el paso por comisaria. Entre insultos y amenazas constantes sufrieton un tracto degradante e incluso torturas. Sólo llegar a Torredembarra, con las manos atadas con cuerdas, les obligaron a arrodillarse cara a la pared durante más de dos horas, algunos incluso tres, al grito de “¡Al suelo como perros!”. La lengua catalana fué denegada incluso para hablar entre los detenidos a gritos de “¡En cristiano!”, “¡En español, polaco!” o incluso “etarras” y “perros catalanes””…¡A estos perros catalanes ni agua!”, decían. En algunos casos, al ir al lavabo, comprobaban desesperados que del grifo no salía ni una gota. Uno de ellos necesitó asistencia médica dos veces ya que empezaba a sufrir taquicardias…” (Detención arbitraria de jóvenes catalanes el 28-7-2002).

    7. Si tod@s l@s catalanes desapareciéramos del mapa (tal como casi llegó a planificar Franco, que quería trasladarnos en masa al Rif si Hitler ganaba la guerra) te sentirías muy mal: desaparecerían muchas de las personas que quieres o admiras. Muchos grandes personajes de la historia, de las artes y las ciencias y de los deportes son catalanes: Gaudí, Casals, Colón (Colom)… Asimismo, más de un tercio de las medallas olímpicas “españolas”. Y hasta los
    fundadores del R. Madrid y de la Feria de Abril fueron catalanes, como igualmente el inventor de la peseta y la bandera española fue una simplificación de la catalana realizada por Carlos III. Es posible, incluso, que no hubieras nacido: nunca sabes si llevas sangre catalana. La misma Casa Real española tiene sangre real catalana y también sangre plebeya catalana (Alfonso XII fué hijo de Isabel II con un comandante catalán).
    “(…) en las memorias de un oficial alemán de la “Luftwaffe” que fue voluntario a la “Legión Condor” -la división aerea nazi que luchaba a las órdenes de Franco- decía que la región más bombardeada y en la que se atacó más población civil durante toda la guerra, fue Catalunya. También, la ciudad más castigada por los bombardeos fue Barcelona donde, al contrario de Madrid y otras poblaciones españolas, se ordenaban lanzamientos indiscriminados de bombas incendiarias. (…) Si el III Reich hubiese ganado la Segunda Guerra Mundial, ya se había dispuesto la deportación de población de origen catalán -independientemente de su ideología- hacia campos de concentración en el norte de África, y la posterior repoblación de la tierra catalana con gente venida de otras tierras de España. Como que el destino bélico imposibilitó cumplir con la primera parte del proyecto genocida de los franquistas, no se dudó posteriormente de provocar el alud migratorio bestial que padeció Catalunya durante la dictadura, con el fin de descohesionar la nación catalana” (Dr. Franz-Berndt Speicher, profesor alemán de historia contemporanea de la Universidad de Hamburgo, L´Estel de Mallorca, 1 de julio de 1997).
    Y todavía hay españoles desvergonzados que dicen que Franco favoreció en mucho a los catalanes….

    8. No tienes ningún derecho a exigirme ser como tú para que me consideres valioso o digno de tu afecto: eso se llama discriminación y es un delito y una ofensa. Pues yo puedo ser y creer en lo que considere que es así, y los catalanes somos los que debemos solventar nuestros propios asuntos, como vosotros los vuestros.

    “No te sumarás a la mayoría para cometer mal ni harás de testigo en un proceso decantándote por la mayoría en contra de la justicia” (Éxodo 23:2). “Una persona de mi conocimiento asegura que es una ley de la historia de España la necesidad de bombardear Barcelona cada cincuenta años. El sistema de Felipe V era injusto y duro, pero sólido y cómodo. Ha valido para dos siglos” (Manuel Azaña, Presidente de la II República Espanyola, en sus “Memorias”).

    9. Si quieres que te respete, tú también tendrás que respetarme. El respeto es la capacidad de considerar el valor de los demás.

    “El anticatalanismo alcanza belicoso en Castilla a todas las clases de la población. El núcleo de la catalanofobia no se encuentra solamente en la aristocracia castellana y en los generales, en el medio servil de los profesores y abogados” (A. Sieberer, autor austríaco, «España frente a Cataluña» , pàg. 145, 1944). “El odio nacional es una cosa peculiar. Siempre lo encontraréis más fuerte y más violento allá dónde hay el menor nivel cultural” (Johann Wolfgang von Goethe)

    10. Tú eres andaluz, o castellano o te gusta la Selección Española que es la única que está permitida (la nuestra está también discriminada y prohibida internacionalmente). ¿Te has preguntado alguna vez lo triste que es para nosotros ser constantemente discriminados y satanizados, tal como pasaba con los judios?. El patrioterismo desmesurado y excluyente que se difunde por los media españoles esconde los intereses de usar a la ciudadanía como carne de cañón para evitar la soberanía (sobre todo económica) de las ricas colonias que explotan los que manejan el Estado, es un patriotismo cuya auténtica bandera es el euro de las comisiones que se sacan en todo.
    “Antes que el Estatuto la guerra civil” (Titular de “El Imparcial” 1932). “Razonar y convencer, qué difícil, largo y costoso! Sugestionar? Qué fácil, rápido y sencillo!” (Santiago Ramon y Cajal, premio Nobel de Filosofía y Medicina, 1852-1934).

    11. Antes de usar términos hirientes como “polaco”, “catalino”, “paleto”, “aldeano”, “agarrao”, etc., piensa que todos merecemos un respeto y que los catalanes somos los que más leemos, viajamos y hacemos negocios de toda la Península, así que no debemos ser tan paletos como nos dicen los racistas y resabiados. Nosotros fuímos conquistados por las armas en una guerra de exterminio (la de Sucesión 1705-15) y queremos recobrar nuestra soberanía tal como la teníamos y gobernarnos a nosotros mismos, eso es todo. No nos metemos a querer gobernaros a los demás ni a cobrar impuestos a otros, no somos nosotros los avariciosos sino otros los que nos roban lo nuestro y no sólo en economía. Los políticos españoles y demás partícipes en el panal de rica miel, no quieren perder el gran chollo de las “ricas colonias” y por eso no paran de segregar un nacionalismo español agresivo que rezuma odio hacia todo lo catalán. Cuando Cuba intentó independizarse, el Gobierno español inventó los campos de concentración, utilizando, como siempre ha hecho, a la juventud española como carne de cañón para defender los intereses de las compañías españolas (los ricos) en la colonia.

    “Y en esto la intransigencia es desaforada, iracunda. Desde los gobiernos que han vedado el curso de los telegramas en catalán o querido desterrar ese idioma del púlpito, hasta los particulares que ponen el grito al cielo porque en las Ramblas o en el tranvía o en los pasillos del teatro no se oye más que el catalán, “dialecto”, dicen ellos, áspero, desapacible, antipoético, diríase que todos están de acuerdo para lastimar, esto es, en su espíritu, en su tradición, en su personalidad” (Antonio Cortón).

    12. Ser catalán y serlo en todo, como tú eres español o andaluz o lo que cada cual sea en todo, no es ningún delito ni ningún paletismo ni ninguna manía ni ninguna vergüenza: es algo natural. Yo u otro catalán no “nos volvimos nacionalistas” porque “los políticos nacionalistas me indujeran con sus perversas mañas”, como falsamente se da a entener; ni nos hemos inventado nuestra lengua: la hablamos desde siempre, como el castellano vosotros, y sólo ahora hablamos casi todos castellano por influencia aporreadora de la televisión y su obligatoriedad legal en la enseñanza y en todo lo demás. Nosotros no queremos ser nacionalistas, pero si nos ofenden y nos privan de nuestros derechos, tenemos que defender lo justo. ¿Es eso nacionalismo? Entonces, ¿qué será que te desprecien, te saqueen y te priven de tus derechos elementales y del principio de igualdad con otros ciudadanos que, pagando menos, tienen más derechos lingüísticos y de todo tipo? Hay un nacionalismo español excluyente que quiere ir de incógnito porque es el mismo de Franco.

    “Son gente que se consideran ofendidos por la existencia normal del catalán, cuya supervivencia les repele como una injusticia” (Josep Maria Espinàs, Avui, 9-6-81).

    13. Las historias que has oído o leído acerca de que los catalanes somos “agarraos” o así o asá son habladurías y prejuicios. Muestra una actitud abierta, no seas racista. Simplemente esperamos la misma educación y respeto que la mayoría de catalanes demostramos siempre.
    “Para hacerse Ultrasur hay que ser salvaje. Sí, bestia a secas. Ser lo más roto que haya en el mundo. Si reúnes estas condiciones, pues, te vienes al Estadio Bernabeu y te haremos una prueba (…) Nosotros tenemos nuestra prueba reina, la prueba preferida y la que da la mayor puntuación. Te explicaremos en qué consiste: hay que matar a un catalán o algo así” (Interviú, número 395, diciembre de 1983). “Un joven de St.Vicenç de Castellet, de 28 años, cuyo nombre responde a las iniciales D.C.G., ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil contra cuatro skins de la localidad, de edades comprendidas entre los 16 y 22 años. Según el denunciante, lo agredieron el pasado día 3 de octubre (2000) por ser catalán” (La Vanguardia).

    14. No somos catalanes porque aún no nos hayamos dado cuenta de que ser español es mejor o es lo que “debiera sentirme” o es lo importante y fetén. No me convence ser lo que no soy, ni siento, pues nos conquistaron y nos prohibieron todo lo nuestro desde 1714 con multitud de abusos, y todos esos derechos relativos a nuestros propios poderes, autonomía económica y cultura, ya nunca los hemos recuperado. No es que queramos recordar desastres históricos, pero no vamos a cerrar los ojos pues quien ignora su Historia está condenado a repetirla. Si a tí no te atrae ser catalán no pidas que a nosotros nos entusiasme ser lo que han usado de pretexto para la violación sistemática de nuestros derechos durante siglos. Sería muy cobarde, vil e indigno de nuestra parte caer tan bajo. No odiamos ni queremos odiar, solo queremos la libertad: exactamente como tú mismo, nos agobia que nos obliguen a ser lo que no somos. El mundo no se divide entre españoles e infieles, ni la unidad de España tiene que ser necesariamente nada sagrado y eterno (excepto para los que chupan del bote, que para esos es el fin del gran chollo).
    “Lo más importante de todo es que Cataluña haya sido conquistada por la fuerza de las armas. Con este simple hecho, quizá para siempre haya desaparecido el problema del separatismo catalán” (Diario nazi, «Rostocker Anzeiger», 1939).

    15. No tengas temor de preguntarme lo que sea sobre mi tierra o mi lengua, y en general, de mis aspiraciones como persona. Los catalanes somos gente educada y agradable, y el conocimiento mutuo desde el repeto es enriquecedor, comunicándonos, te sorprenderás de lo parecidos que somos en muchas cosas, en tanto que europeos y seres humanos.

    “La ordenación constitucional de Cataluña alcanzó en el siglo XIV una modernidad que asombra y un sentido de respeto a la libertad humana que bien podemos anhelar en el siglo XX” (Francisco Elías de Tejada, «Historia del pensamiento político catalán», pàg. 54, 1963). “Es que las libertades eran tan catalanas, tan entrañadas en al alma colectiva, tan peculiares, que solamente las gentes de Cataluña podían entenderlas y guardarlas” (pàg. 63).

    16. No estoy pidiéndote que me toleres, sino que me comprendas y me aceptes y aceptes mis derechos como yo acepto los tuyos sin pretender gobernarte. “Tolerar” suele significar mala voluntad y antipatía y puede derivar fácilmente hacia la violencia.
    “En el sexto día de la semana de Odio, después de los desfiles, discursos, gritos, cánticos, banderas, películas, figuras de cera, estruendo de trompetas y tambores, arrastrar de pies cansados, rechinar de tanques, zumbido de las escuadrillas aéreas, salvas de cañonazos…, después de seis días de todo esto, cuando el gran orgasmo político llegaba a su punto culminante y el odio general contra Eurasia era ya un delirio tan exacerbado que si la multitud hubiera podido apoderarse de los dos mil prisioneros de guerra eurasiáticos que habían sido ahorcados públicamente el última día de los festejos, los habría despedazado…, en ese momento precisamente se había anunciado que Oceanía no estaba en guerra con Eurasia. Oceanía luchaba ahora contra Asia Oriental. Eurasia era aliada. Inmediatamente no se reconoció que se hubiera producido ningún engaño. (…) Pero al momento se produjo una tremenda conmoción. Las banderas, los carteles que decoraban la plaza estaban todos equivocados. Aquellos no eran los rostros del enemigo. ¡Sabotaje! ¡Los agentes de Goldstein eran los culpables! Hubo una fenomenal algarabía mientras todos se dedicaban a arrancar carteles y a romper banderas, pisoteando luego los trozos de papel y cartón roto. (…) Al minuto siguiente, la masa volvía a gritar su odio exactamente como antes. Sólo que el objetivo había cambiado” (“1984″, George Orwell).

    17. Finalmente, no dudes de mi afecto por tí….y no me hagas dudar del tuyo convirtiéndome en tu enemigo. Mi vida es buena y valiosa, incluso muy a pesar de los que prefirirían destruirnos a renunciar a sus ingresos y prefieren el racismo y la opresión a dar libertad a un colectivo humano que hace siglos la reclama.
    Cuando digas “catalán” no estás diciendo nada malo, no es un taco, no te rechinen los dientes, pues.

    “Transformaremos Madrid en un vergel, Bilbao en una gran fábrica y Barcelona en un inmenso solar” (General Queipo de Llano, en emisión radiofónica hablando de las bombas incendiarias sobre Barcelona, 1936). “En estas ovejas mansas…entraron los españoles…como lobos e tigres y leones cruelísimos…Y otra cosa no han hecho de 40 años a esta parte, hasta hoy, e hoy en este día lo hacen, sino despedazallas, atallas, angustiallas, afligillas, atormentallas y destruillas…La causa por la que han muerto y destruído (islas y sus indígenas)…por la insaciable codicia e ambición que han tenido” (“Brevísima relación de la destrucción de las Indias”, de Fray Bartolomé de las Casas, 1542). “Hay que llenar Cataluña de lo peor que tenga España” (Martínez Anido, jefe de la policia española durante la época del pistolerismo en Barcelona, en carta al Dictador Miguel Primo de Rivera)

  77. Per a Flanagan says:

    Flanagan, per què no et treus la careta?
    L’únic que ets és un nacionalista…
    …espanyol.
    Que canteu més que una “almeja”!!!!

  78. ricardo says:

    soys todos muy inteligentes y usais unas palabras muy rebuscadas yo termine la egb de puro milagro y no tengo vuestra inteligencia pero me indigna ver las pancartas en los campos de futbol catalanes y vascos que ellos no son españa y nacio una seleccio pero que es esto señores,verguenza les deberia dar a esos politicuchos que solo saben llenarse los bolsillos,y que yo tenga miedo de gritar viva españa por si me confunden con un fascista

  79. Manuel Cárdenas Vivar says:

    EN ESPAÑA

    LOS POLÍTICOS Y LOS MEDIOS QUE LOS COREAN ADEMAS DE ABURRIR ACABARAN ARRUINANDO AL PAÍS

    Cuando servimos por igual a personas de buen agradecimiento, así como a personas desagradecidas, sin duda que nos calificarán, no como buena gente, sino como ingenuos o tontos. Pero no debemos desanimarnos por ello, tarde o temprano, el bien paga siempre con creces.
    Y porqué resulta difícil proceder con ingenuidad? Sin duda, porque la flaqueza de nuestra condición hace que las cosas en su simplicidad y pureza naturales no pueden servir para nuestro uso. Ocurre que la sinceridad no es completa porque está matizada y velada, tanto por la ironía como por la ambigüedad, por la cautela y por las obligaciones, provocando en muchos casos lo que en psiquiatría se denomina esquizofrenia o algo así como disociación de las funciones psíquicas, y ello es, porque inconscientemente, ocurre que a veces no asumimos, en todo, ese mundo heredado de costumbre, mundo que no se puede romper ni siquiera torcerlo sin que se nos tache de eso “esquizoide” aunque sea benévolamente.
    La Constitución del miedo, del reparto y del trapicheo, y los que la interpretan, abusan de esas debilidades humanas, y lo hacen con mediocridad, y ahí estamos, la ciudadanía, impotentes, confiando en el Poder mediático el objetivo de desenmascarar la oligarquía que en forma de partitocracia o partidocracia gestiona la cosa pública. A este Poder es al que se le exige, porque no hay otro camino en democracia que, en nombre de la ciudadanía, promueva día tras día que se lleven a cabo las modificaciones necesarias en la Ley Electoral de manera que den paso a que sea el gestor, directamente elegido a través del distrito, el que se encargue de tal tarea, tarea que debe llevarse a cabo con honor, honestidad y honradez, características que solo el elector directo le conoce y si éste se equivoca, el error propio se asume y enriquece no así el ajeno al que siempre le revestirá la duda de si sus actos los han movido intereses egoístas más que los intereses generales.
    Mediocridad, si, que da paso a moverse entre lo bueno y lo malo o entre la verdad y la mentira con natural hipocresía umbral y recodo principal de lo que hay de ruin y de innoble, que es mucho, en las conductas y procedimientos corruptos de políticos, de algunos medios de comunicación y de servidores de instituciones “muy común en nuestro país” que con su ejemplo generan filosofías sociales en las que todo vale; porque esa mediocridad o escasa cultura de esta nuestra sociedad, aunque reproche lo innoble, lo hace en voz baja e insegura y prefiere optar -justificándose, los más osados y atrevidos, en el mal ejemplo de sus representantes- con réplicas también innobles que dan como fruto conductas delictivas y más y más vileza.

    Y ¡¡vaya perplejidad!! Cómo, en presencia de todo ello, no se le ocurre al legislador imponer las máximas penas a los condenados por delitos relativos a conductas corruptas siendo que la corrupción es un asesinato y como tal debe ser castigado -si, un asesinato a la dignidad de la comunidad a la dignidad del ciudadano-. No, no se le ocurre ni se lo planteará, porque es él, el legislador, el que por acción u omisión suele ser el primer corrupto.

    Y los efectos de tal cobardía –por no denominarlo de tomadura de pelo a la comunidad- por su ejemplo ominoso, esta dando lugar a que se instale en la sociedad la sensación de estar siendo objeto de expoliación y que ésta se fragua por ésos, en connivencia con los medios de comunicación, con una trampa. Cómo? una trampa¡¡ muy sencillo, me parece que la mayoría de ciudadanos estaremos de acuerdo en el mal ejemplo que transmite imperturbablemente y desde todos los ámbitos de la gestión política y administrativa lo que se ha dado en llamar “clase política” que, en un parlamentarismo anclado en la dialéctica erística sin más afán que el de “llevarse el gato al agua”, da rienda suelta a una ambición desmedida que no persigue otro fin que el de conseguir el poder para controlar el erario público y así dotarse de regalías para si y para sus correligionarios, familiares y amigos abusando y abusando de la buena fe de la ciudadanía.

    Clase política, algunos ya le llaman “casta”. Casta, que es como decir grupo “cuasi mafioso”, entendiendo por ello a un grupo de personas o grupo social que impone para su pertenencia al mismo las reglas de algo así como el rechazo a la incorporación de miembros “ajenos” al propio grupo, es decir, los de la foto, los que no se mueven.

    Estamos entonces ante una oligarquía endogámica que no permite la revitalización porque no se da lo fundamental para que ello se dé? Me parece que si, porque lo fundamental no es otra cosa que la renovación a través de una verdadera representación democrática. Representación ésta que solo admite la elección de los representantes políticos a través del sistema de listas abiertas, mediante el cual el político siempre se verá observado directamente por sus electores que son, en definitiva, los que deben decidir sobre la honestidad y honorabilidad de él. Si esto no se da no podemos hablar ni llenarnos la boca, como algunos hacen, con la estridente palabra de democracia, porque con lo que realmente contamos es con personas que viven muy bien de aparentar y que hacen que la democracia sea una falacia, falacia que no hace otra cosa que desfigurar la realidad, es decir, la partitocracia, con el solo objeto de perpetuarse sus componentes en la representación política y aprovecharse ellos sus familias y sus amigos, de la buena fe y de la candidez de los ciudadanos.

    Y la pregunta -en esta situación que podemos denominar de esperpéntica- nos la venimos haciendo uno y otro día ¿quién o quienes en nuestra sociedad hacen que persita el anacronismo de algo de una época en que por el entorno socio-político en que esta inmerso nuestro país ya no corresponde?. La respuesta es que esos son ese elenco de analistas políticos que nos tienden día tras día una trampa, trampa que consiste en la orquestación a través de los medios de comunicación del libreto de lo esperpéntico del teatro político, consiguiendo que la obra resuene y resuene deformando la realidad para que acabe el votante-cándido familiarizándose con esa malformación.

    Qué se puede pedir a esos tramoyistas. Yo les conminaría – tal vez proceden con ingenuidad aunque me parece que ya nadie, salvo el necio, se lo cree- a que, hasta tanto no se opte por el sistema de listas abiertas, no cejen de insistir y pedir el cambio a este sistema y dejen de analizar a uno y a otro político u acciones políticas si son buenas o malas, es decir, que olviden a los políticos actuales, como si no existieran, haber si se les cae la cara de vergüenza, se van a su casa, y si quieren ser útiles a la cosa pública empiecen por convencer a los vecinos de su barrio o circunscripción.
    Al Poder mediático se le exige fortaleza y no se le puede permitir debilidad porque su cometido y su obligación moral es poner de manifiesto lo que la ciudadanía siente y remover cualquier obstáculo que impida la materialización de ésta, hasta las últimas consecuencias. Este cometido, hoy y en este país, repito, es desenmascarar la oligarquía y reivindicar para la ciudadanía el derecho a elegir al que debe gestionar el fruto de su sudor, para lo bueno y para lo malo.
    Pero tal vez no sea debilidad sino otra cosa mucho peor lo que atenaza a los medios. Podría ser, por ejemplo, el temor egoísta a perder ese material que ofrece una democracia rudimentaria que no supera su entropía y que da lugar a múltiples lecturas de las que se sirve el actual crítico político y que sin la misma no ve salida a su profesión. Y todo ello parece que da lugar también, en este sector de la sociedad, a que “la endogamia” esté presente porque asegura la supervivencia de los mediocres.
    Este modo de administrar la cosa pública no es novedoso, aunque tal vez, me atrevo a decir, es una reminiscencia de lo que se conocía en la Grecia clásica y postclásica como hetaería o clubs políticos, cuyos miembros estaban hermanados y se prestaban apoyo mutuo en asuntos políticos, judiciales y económicos.

    Hoy, el fondo es el mismo, pero hay más y que asusta y es que a ese club político acuden muchos sin mas recursos que los que puedan obtener por su militancia, y en un país como el nuestro, con poca afición al asociacionismo, los ingresos del club mucho me temo no cubren las ambiciones de sus componentes ni los gastos del mismo.

    Luego, si el pueblo llano no colabora con esos gastos alguien tiene que hacerlo y es ahí, como siempre, cuando hay que acudir a los sectores privilegiados. Éstos no van a defraudar “al club” como tampoco defraudaron nunca a la Iglesia católica.

    A la Iglesia se le permitió acumular riquezas y continuar con sus ventajas porque si ésta se hubiera transformado en agrupaciones de pobres se hubiera convertido en un bastión desde donde el pueblo se habría lanzado a la conquista de la tan temida y bíblica igualdad entre los hombres.

    Y el resultado de ello es que, lo que se ha configurado y se nos ha impuesto como sistema político desde los sectores privilegiados –poderes económicos y de facto y partidos políticos- en connivencia con algunos medios de información creadores de opinión, no es otra cosa que una oligarquía disfraza con vestimenta de democracia.

    Deprimente este estado de cosas, hace que pase por mi mente, lamentablemente, la pregunta de si existe una manera noble y otra vil de conducirse por la vida o son todos los modos de vida meramente fútiles.

    Esta es la situación, que podríamos calificar como grotesca, a la que nos lleva el ejemplo de esos personajes; si, esto es lo que consiguen, consiguen que la virtud para obrar bien, que con muchos desvelos nuestros progenitores y maestros han intentado inculcarnos para hacer de nosotros personas dignas y respetables, se cuestione, si, digo bien, se cuestione.

    La mayoría de ciudadanos, a los que esos políticos desvergonzados solicitan el voto, deben saber que este acto es tratar de estúpido y lelo al contribuyente, es en definitiva humillarlo.

    Pero ¡¡de lo que no me cabe la menor duda!! es que el modo de vida noble “esa manera de conducirse con honor” no la puede eludir aquel que se ha ofrecido, que se ofrece, a gestionar y representar los intereses generales, y es este personaje o ciudadano el que debe dar, más que ningún otro, ejemplo de honradez, lo contrario justifica una moral de desorden o cualquier brote de delincuencia.

    Poca cosa de lo que aparece en nuestro entorno mediático -lo que hace que tengan valor las cosas- salvo que no rebusques, tiene valor formativo –todo es comedia simple y grosera- o político –todo es mezquindad y falta de nobleza- por eso escribo y os escribo irritado, porque siendo componente de la sociedad, esa casta mafiosa de políticos hacen que no me sienta componedor de ella.

    PORQUÉ ESTAS COSA SON ASÍ Y NO DE OTRA MANERA

    Me parece, y que me perdonen los que sean de mejor opinión y de más amplia perspectiva, que queda y mucho, en todos los niveles de nuestra comunidad de las nacionalidades –y que es fácil apreciar tanto en colectivos humildes como en algunos de los que presumen de abolengo- de cierto anclaje en la ignorancia de lo que se debe y se puede conocer, en la arrogancia y en la soberbia, en la envidia por el bien ajeno y en la cobardía por falta de ánimo y entereza y escasa fuerza de carácter para no dejarse manipular ni abatir.

    Manipulando, ese estado de cosas, están los usos mezquinos de políticos arropados por la trampa que tejen los medios a los ciudadanos, que, con gran dosis de hipocresía despreciable, no arremeten abiertamente contra unos personajes, que sin probar su honestidad ni capacidad, dirigen los destinos de una sociedad.

    Muchos de nosotros no damos crédito a lo que vemos y nos preguntamos ¿cómo es posible que no se conozca ni se sepa nada del que va a disputar por mis intereses? ¿a quién puedo plantear problemas y soluciones? ¿es que acaso está ahí de nuevo o que no ha desaparecido esa “España Profunda”? Pues si, porque desafortunadamente las fuerzas y tendencias viejas que en un momento del desarrollo de nuestro país confluyeron y que impusieron el inmovilismo a una sociedad republicana que había dejado de ser el hazmerreír en Europa no han desaparecido, están y muy fortalecidas, porque a éstas se les han asociado la sabia ruin que la constitución del miedo, del reparto y del trapicheo, ha generado.

    Es por esto que no dejo de recordar a lo mejor de la intelectualidad y del humanismo de aquella sociedad civil del exilio de 1939 porque todavía no la hemos recuperado. Todo es más de lo mismo; lástima de institución de la Grecia clásica el “ostracismo” -procedimiento que no se imponía a ningún pobre sino a quienes despertaban recelos por la importancia de su casa y el peso de su linaje- con diez años de exilio, hasta hubiera resultado una medida socialmente sanitaria y no se hubiera difundido de España que es, parafraseando a Unamuno, “un país enseñado a huir de la verdad, a transigir con la injusticia, a refrenar el libre examen y a soportar la opresión” y es que la pretensión de esa citada confabulación de fuerzas es hacer disonar cualquier sentimiento de acercamiento a la realidad con la música estridente de la propaganda que en nuestro tiempo se prefiere a un silencio que asusta porque podríamos oír nuestra propia voz y no reconocer la realidad de nuestra condición.

    Y a pesar de todo, el mundo y nuestra sociedad no digamos que marcha, pero al menos se arrastra y las mujeres siguen dispuestas a tener hijos; y es que la naturaleza, intransigente en su decisión de perpetuarse es muy sabia, porque no se contenta sólo con dividir a los hombres en felices y desdichados, en ricos y pobres, sino que da al rico el espíritu de la riqueza y al pobre el espíritu de la miseria, como nos refiere Pío Baroja.

    Y así las cosas, necios conjurados, antes arropados por la dictadura de las armas, y en la actualidad, esos mismos necios, en conjura con los que se les han añadido y que se deslizan, todos ellos, a través de los partidos políticos y sindicatos más representativos, en connivencia con los medios, no les importa mantener la atención de los ciudadanos con nimiedades y disputas superficiales mientras no dudan en prostituir su conducta “deshonrando la autoridad de la que la ciudadanía le ha investido, abusando bajamente de ella por interés o por adulación” corrompiéndose para alcanzar, ellos, sus familias y los que van a ser sus clientes –que periodo tras periodo electoral justificaran con el voto esta ficción de democracia o dictadura de partidos- riqueza fácil; un número importante de ciudadanos de nuestro país, millonarios por la corrupción, corrupción que, entre otros efectos en la economía genera, uno nefasto, como es el encarecimiento de la vivienda por la especulación del suelo, mientras, más del 20% de los ciudadanos mal viven por debajo de la pobreza –en la miseria- el 60% en perpetua ansiedad por la inseguridad de sus ingresos y el colectivo del 20%, ese que entre funcionarios con ingresos vitalicios y los que pivotan alrededor de partidos políticos y sindicatos más representativos -estómagos agradecidos- mantienen el conflicto sin que estalle.

    Un nueva ley electoral, que posibilitara elegir, en nuestro distrito o circunscripción, a la persona que interesada en la cosa pública se le reconoce honradez, formación, conocimientos y capacidad para esa gestión, generaría a los electores, cuanto menos, la sensación de que tanto los fracasos como los aciertos son propios pero subsanables, mientras que, con la actual forma electoral cerrada y endogámica, que pone en la gestión a desconocidos, la incertidumbre y la ansiedad está servida. Ello unido a una modificación del Código penal que arbitrara penas máximas para políticos y servidores de la administración pública incursos en corrupción económica y política, podría dignificar nuestro país y con ello el amor y el orgullo patriótico –que no recuerdo, que en general, se haya sentido nunca- de considerarse ciudadanos españoles.

    Premisas mínimas para salvar los obstáculos que el poco interés y escasa expansión del movimiento renacentista-humanista y de La Reforma y el triunfo de La Contrarreforma reaccionaria –para la que el mayor bien es la abyección y el desprecio de las cosas humanas- representaron para avanzar –en España más que en ningín otro país europeo- tanto en lo ético como en lo científico que, con los regímenes absolutistas y dictaduras de terror y por último con la “miedosa, cobarde y de reparto que ha dado en llamarse transición” arroja hoy día como resultado y todavía, una nación, España, dividida sobre los conceptos más básicos en ética de lo político-social y que da lugar a que en este país sigamos moviéndonos en círculos concéntricos y que parezca difícil hasta imposible ganar el Empíreo terrenal o dignidad de comunidad.

    Y porqué, que está ocurriendo, quién dirige los destinos de nuestra comunidad: si son los políticos, o son ciegos y tontos o mucho me temo que les es más cómodo encaramarse por encima de los ciudadanos contribuyentes de a pie y empleando cualquier clase de retórica demagógica mantenerse en un bunker de donde ninguno de ellos va a salir, amparándose en la propaganda orquestada por ellos mismos y que, con cortinas de humo mediático, también instalará la duda sobre una exigible dimisión que sería honorable si a ellos les importara el honor.

    Esta situación -donde es fácil detectar cierta influencia de la filosofía y sistema de la escolástica como también del movimiento de la contrarreforma- ahuyenta y frustra cualquier movimiento social de desarrollo natural afectando, grave y sustancialmente, al orgullo de formar parte de una comunidad participativa. Y si a esta situación le unimos el temor de la ciudadanía a la prevaricación de jueces y fiscales

    “en particular he sido víctima de prevaricación por un juez instructor excelente amigo del abogado de la parte contraria, al que le bastó las sugerencias de su amigo abogado para que, utilizando, insustancialmente, la suposición, arremetiera con tal virulencia sobre mí que llegué a temer lo peor, y lo peor era embargos preventivos y pérdida de la libertad; de nada sirvió la sentencia en la que no se me apreciaba nada de lo que suponía ese juez prevaricador cuando lo denuncié por tal conducta, las diligencias se archivaron sin más”

    El desasosiego general está servido.

    Estos representantes del pueblo -a los que se les autoriza para debatir- en su arrogancia y excesivo afán de protagonismo se olvidan de su principal deber “el de someter sus intereses particulares a los de la comunidad con control sobre sus manos” en especial y con más descaro los de la derechona siniestra cuyas palabras les salen de los labios que no del corazón, muy experta en disfrazar de frugalidad su ilimitada codicia y en ingeniárselas para que los ciudadanos estén siempre en bandos enfrentados y con diferencias entre sí.

    Sí, este es el ejemplo que dan los regidores de la “patria” el mismo, mutatis mutandi, que dio lugar a que los ciudadanos griegos del S. IV, como nos refiere Menandro, dejaran de tener interés por el devenir de la comunidad, se apartaran de la virtud si esta no les proporcionaba algo a cambio y desarrollaran el egoísmo, ética que promociona la propagación de la corrupción y de la picaresca tan extendida en nuestro país y por lo que destaca y lo hace diferente.

    Pero en general es toda la clase política que, menospreciando la naturaleza propia de los problemas de los ciudadanos -que debe ser el contenido real de los asuntos de Estado- se dedican a recrearse manejando pequeños puntos de la lógica y nimias sutilezas del pensamiento con pedantería y artificialidad que ni siquiera llega a tener el carácter o calidad retórica de la más elemental exposición de conductas -como es, la de comparar la mejor manera, entre varias, de conducirse y actuar, tipo degradado de debate que influye sin duda alguna en la mala reputación de “esos representantes”- y que determina, que la mayoría de los electores mantengamos, de sus intervenciones, -aparte de intentar justificar el sueldo- cierto recelo y temor por la concordia entre los distintos colectivos de la comunidad “tal vez piensan que la grandeza moral no siempre reporta beneficios personales” porque, ocultando sus propias impresiones, como cobardes que son, optan por la demagogia –degeneración de la democracia- en vez de descubrir su odio y su amor, no importándoles desechar la verdad en pro de una opinión ajena favorable a sus intereses particulares que no son otros que el mantenerse en el Poder por su rentabilidad económica y de vanidad.

    Y –como denuncia N. de Maquiavelo- estos políticos no se percatan, al tomar este partido, de cuánta gloria, honor, seguridad, quietud y satisfacción del alma dejan de lado, y cuánta infamia, vituperio, reproches, peligros e inquietud echan sobre sí engañados por un falso bien y una falsa gloria.

    Si, se han convertido en los nuevos “gentilhombres”, aquellos, los ociosos, que vivían de las rentas de sus posesiones regaladamente, sin tener ningún cuidado ni del cultivo de la tierra ni de otras fatigas necesarias para la vida, y, éstos, los que viven de la verborrea para enmascarar sus intenciones egoístas y de “poner el cazo”.

    Aquellos “gentilhombres” que expoliaban regiones ricas como Andalucía y Extremadura – en su día huerto y granero de Europa- y que no les importaba mantenerlas en un estado primitivo -nada se diferenciaban esos grandes latifundios de los de la época romana, tanto en tamaño y sumisión del campesino como, en técnicas de explotación si salvamos las introducidas por los árabes-imposibilitando su normal desarrollo, al no atender ni invertir el excedente de esos territorios en su modernización y sí gastar éste en catervas de criados e inversiones en Madrid, Catalunya y País Vasco.

    Y los modernos “gentilhombres”, que especulan con el suelo de todos, que manipulan a los sindicatos -sindicatos que Felipe hizo “más representativos” para mantener los salarios más bajos de Europa y a menos de la mitad las pensiones de jubilación- han encontrado en la política la “regalía” de las que aquellos disfrutaban.

    Estos nuevos “gentilhombres”, son capaces de enriquecerse vilmente y luchar por la representación política de más del 20% de ciudadanos que participan de la miseria y de un 60% que se arrastra para alcanzar el mínimo de dignidad ¡qué hipocresía!, verdad, o mas bien, ¡que sinvergüencería!, sí, sinvergüencería, porque ocultan su propia ignorancia con exhibiciones de aparente sabiduría, conducta que da lugar a la peor de las plagas y de la que surge todos nuestros males.

    Dan la “triste” impresión de conocer todos los caminos de la Verdad y la Mentira y del Bien y el Mal para, con estos fundamentos de gran fuerza –cuanto menos pretenciosos- elaborados a su gusto, justificar su vergonzosa presencia y trazar la ética o conducta y modos de entender la política.

    Pero no los puedo creer, porqué, porque albergo justificadas dudas de que los gestores del sudor de los ciudadanos interpreten con acierto esos principios elementales de la ética; es por ello que expongo y es precisamente lo que me esta impulsando en la presente reflexión. Reflexión que algunos pueden tachar de crítica pasajera de un pesimista o de un rebelde utilizando literatura de poca extensión, es decir, un panfletario, pero no, no es esto, es, una cuidada y medida lectura de lo que acontece a nuestro alrededor, si, así es; y es que nuestros políticos y representantes de instituciones que dan forma al Estado democrático no paran de llenarse la boca sobre que las leyes que nacen del sistema político de la democracia se elaboran para ordenar la vida en comunidad y las haciendas, teniendo siempre como referencia el “interés general”.

    Las leyes, si, éstas les dicen, en particular a los representantes de la voluntad general, que deben conducirse con la diligencia del buen padre de familia; diligencia e interés general, Código civil y La Constitución del miedo, del reparto y del trapicheo.

    Acaso un buen padre de familia dormiría tranquilo si disfrutando de unos buenos ingresos observara la miseria y la angustia en el seno de su familia, no, y no solo porque por naturaleza es imposible que se de tal situación sino porque la ley puede impedir que esto se dé.

    Pues bien, en nuestra sociedad, como ya he citado, hay miseria y angustia, por criminales pensiones y por salarios de supervivencia, mientras, los dirigentes convienen entre ellos salarios ostentosos y pensiones vitalicias amén de otras prebendas ¡no les da vergüenza!; ya pueden acudir con todos los exegetas de la ley que quieran, ninguno puede interpretar que el gestor del sudor ajeno se engorde y le sobre de todo mientras el gestionado se pudre en la miseria y la indignidad argumentando la simpleza, como he oído decir, que en realidad el Estado Social de Derecho es un principio programático pero que estamos formando parte de un Estado demócrata liberal atento a los conflictos de intereses y que sus instituciones están para evitar que esos conflictos estallen poniendo en peligro la estructura en que la propiedad privada sin límite impone sus directrices.

    Esta realidad -porque es prácticamente una realidad de hecho- no me vale, no es lo que nos ofrece el político al borde de las elecciones parlamentarias ¡o no es verdad! que si los oyes en esta situación, parece que todo, de lo que he manifestado mi reproche, se va a solucionar.

    Pero, no es que desconozcan la situación -en muchos casos paupérrima e indigna como ya he citado- en que viven muchos de los ciudadanos españoles, sí que la conocen, ya que saben leer y tienen vista y oídos, y por si ello no bastara, alguna prensa, muy poca y en contadas ocasiones, reproduce los informes de Caritas, informes incuestionables como saben ellos, y sin embargo, qué hacen los “honorables políticos” en estas situaciones de miseria y angustia vital, nada; lo que hacen y esto es precisamente lo que les deshonra, es pretender distraer nuestra atención –parece que lo consiguen a tenor de que nadie de este país osa rebelarse contra la imposición de impuestos que en muchos casos, como la casuística nos pone de manifiesto, van a engrosar los bolsillos de las economías particulares – con nimias discusiones con apariencia, eso digo, con apariencia de interés de Estado, sí, sí, porque en definitiva lo que subyace en el sentimiento de éstos, es que esto de la política –y lo mismo el sindicalísmo- es una profesión y un buen negocio y es por lo que ponen tantas trabas, unos y otros, para el pleno desarrollo de la Agencia contra La Corrupción y el buen fin de las Comisiones de investigación y no se aprueben penas severas, que deben ser muy severas, para estos delitos de lesa comunidad, como he justificado y propuesto arriba. Que lástima me da este país pero lo quiero porque yo soy lo que es él.

Los comentarios están cerrados.