VOLUNTARISMO REPUBLICANO

La teoría de la República debe integrar en su definición tanto el elemento intelectual como el volitivo. En cuanto al primero, si la política la decidiera la razón no habría Monarquías. Incluso los monárquicos admiten que la fórmula republicana es la racional. Pero defienden la necesidad de Reyes, sea porque encarnan el orden divino, que los hace incluso patriarcas de la Iglesia como en el Reino Unido, o bien sea por su patriotismo familiar, supuestamente capaz de garantizar la unidad territorial y de clases sociales. Aunque los hechos demuestren lo contrario, como en España, la débil fe monárquica sigue siendo suficiente sustituta de la razón, para una mayoría de españoles mentalmente programados por la falsedad de la propaganda antirrepublicana.

En cuanto al elemento volitivo, el republicanismo tradicional simplemente lo ha desconocido. Pues una cosa es la virtud cívica (Maquiavelo, Montesquieu), y otra la voluntad de creer y la voluntad de verdad que necesita la República, por encima de la voluntad de poder de las ambiciones republicanas. La ausencia de voluntarismo en la definición de la República se debe a la exclusiva confianza en la razón del viejo discurso republicano, contrario a toda fe, y al rechazo laico de la voluntad divina en los asuntos mundanos. Pero la voluntad de creer y la voluntad de verdad tienen fundamentos en la psicología y en la teoría del conocimiento.

Partiendo del pensamiento de Pascal sobre “la opción o apuesta de ganar la verdad“, el psicólogo William James sostuvo que la naturaleza pasional del deseo de evitar el engaño y de obtener la verdad, determina que la razón sea insuficiente. Si suspendemos el juicio por temor a equivocarnos, estamos obligados a optar por una creencia viva en cuestiones vitales, como la religión y la política. Unamuno adoptó este pragmatismo de la voluntad de creer, en el sentimiento trágico de la vida, ligándola a la voluntad de vivir. Y nada es más vital que optar entre un régimen de poder o un sistema político de vida colectiva.

La nueva teoría de la Republica se basa en la voluntad de creer en ella, y elegirla como modo de vida social más probable de verdad, contra el modo monárquico, más probable de engaño. Pero, además, hoy disponemos de otros métodos de análisis del discurso público que descubren su falsedad, dando fundamento sólido a la verdad, más allá del pragmatismo, como hizo el estructuralismo de Michel Foucault, al excluir lo inadmisible por su falsedad, e incluir lo verdadero omitido en la historia escrita en filigrana, con más espacios vacíos que los ocupados por la trama.

Mucho más fácil que revelar la verdad sobre los manicomios, resulta hoy descubrir la locura normal, de que hablaba Santayana, en el discurso monárquico de la Transición, donde lo inadmisible y lo omitido constituyen la esencia de su argumento histórico y de su sintaxis paralógica.

Por el contrario, la voluntad de creer en la Republica Constitucional se afirma en su discurso público, no solo por pragmatismo utilitario, sino por la voluntad de verdad que fundamenta el voluntarismo en la acción política de los modernos republicanos. Un voluntarismo alejado de la voluntad de poder, por decisión consciente y sabia de los fundadores y miembros de este “Movimiento de ciudadanos hacia la Republica Constitucional“ (MCRC), que es tanto como decir hacia la democracia formal. Un movimiento, hecho único en la historia política, que se disolverá tan pronto como haya conquistado, por vía pacifica, la libertad constituyente del sistema republicano que sustituya al régimen monárquico.

Anuncios

100 thoughts on “VOLUNTARISMO REPUBLICANO

  1. Francisco says:

    La diferencia con respecto a la monarquía es que nosotros, como acertadamente señala Antonio García-Trevijano, buscamos sustituir las falsedades de una monarquía de partidos que no cree en sí misma más que como régimen de poder. Queremos, en su lugar, implantar una República Constitucional que sea coherente con sus propios planteamientos y traiga la libertad política.

  2. CuestiON says:

    Ayer vi en video la película Cromwell.

    ¿La tiene fresca alguien en el blog y quiere comentarla?

    Buenas tardes

  3. lord-acton says:

    Buenas tardes:

    Perdone mi impertinencia y mi escepticismo filosófico, pero entiendo que ha querido decir que el estructuralismo de Foucault es capaz de fundamentar la verdad y descubrir la falsedad del discurso político.

    En mi modesta opinión es todo lo contrario. El discurso constructivista de Foucault lo único que hace es prescindir de la realidad objetiva, por lo tanto de la tradición, de la historia y de la propia naturaleza de las cosas. Para él es el discurso el que construye la realidad, ni los individuos, ni la sociedad. Así, la Ley es legitimada por el discurso y puede hacer cualquier cosa, incluso lo imposible como convertir un hombre en una mujer. Este “discurso” lleva implícito una carga nihilista origen del proceso de deconstrucción en el que actualmente nos vemos inmersos en toda Europa.

    Por lo demás, yo también quiero una República Constitucional que derribe el actual régimen del silencio opresivo. Pero, no acierto todavía a entrever cómo podría darse tal circunstancia si no es con una decidida voluntad de Mariano Rajoy de propiciar un cambio radical que arrumbe el tradicional consenso del socialismo telúrico (en alusión a su renovada versión nacionalista frente a su fracasado internacionalismo). Total ya están fuera del sistema, por expulsión de los sois-disant “partidos demócratas”. Creo que lo quiera o no al PP no le queda otra que rasgar las vestiduras del régimen monárquico y acabar con la dictadura del discurso de lo políticamente correcto. Si alguien puede hacerlo en el PP es sin duda Mariano Rajoy. Quizá no sea todavía el momento o quizá no haya otro momento, pronto lo veremos.

    Un cordial saludo,

  4. CuestiON says:

    Mi muy querido Lord:

    No sé qué prendas ocultas ve vd. en Mariano Rajoy.

    Siguiendo su propio discurso, le diría que ha estado foucaultiano con la realidad Rajoy.

    Necesito que me explique qué ve en Rajoy que le hace tan grato a sus ojos y a sus esperanzas.

    Gracias de antemano y buenas tardes

  5. Pla (Club Republicano 3) says:

    Estimado Lord Acton:

    La perspectiva de una nueva República en España es cosa en la que han pensado y piensan el rey, Felipe González, Aznar, Rajoy, Zapatero,…, y hasta yo mismo. Dejando los íntimos pensamientos del rey para sí mismo, quedan como obstáculos para la república la pequeña “fe monárquica”, la corrupción elevada a sistema de gobierno y la inercia de las cosas.

    En materia de monarquía/república, la mayoría de los políticos españoles fue siempre lo que se llamó “accidentalista”, es decir, sin preferencias puro oportunismo, al fin). Creo que actualmente es también así en la mayoría de los políticos, excepto en los nacionalistas, que son los que más esperan obtener de (y con razón) de esta Monarquía Parlamentaria. No en balde, la idea del “Pacto en la Corona” por la que avanza el PSOE es una antigua teorización de Pujol y de los nacionalistas vascos.

    La opción por la República Constitucional (adjetivo que hay que destacar siempre, sobre todo cuando se hable con terceros) no vendrá fundamentalmente de una decisión racional tomada en frío y mediante la discusión y la convicción de la mayoría de la población. La razón ya se decantó por la República como el sistema político más racional hace muchos siglos.

    Para lograr el objetivo de la República Constitucional, hacen falta dos cosas. Es mi opinión y pudiera estar equivocado, pero es lo que pienso.

    1) La voluntad de hacerla posible (que creo es de lo que trata este artículo), y

    2) la paciencia para esperar el momento en que esta tiranía (que no democracia) de Monarquía Partitocrática, haga crisis.

    Por el momento, a mi entender, va más avanzado y mejor el segundo apartado (como dijo D. Antonio: crisis de Estado sin crisis de gobierno), pero aún no hace crisis. Afortunadamente, pues eso significac que aún estamos a tiempo para organizarnos. Porque lo que hay que vencer es la inercia de las cosas y el sistema de corrupción.

    Por ello lo que hay que organizar es esa voluntad de hacer posible la República. Eso es lo que hay que organizar, eso es lo que precisa de definición en sus objetivos, eso es lo que se ha de movilizar en la sociedad. El propósito de quienes nos congregamos alredor de D. Antonio es ese, si no me equivoco.

    De Rajoy yo no esperaría muchas cosas ni muy memorables. Como mucho ganará las elecciones -me alegraré, porque Zapatero es tremendo y un cambio nunca viene mal-, pero tampoco tendrá mucho más que hacer que seguir profundizando en el marasmo. Con menos fanfarria y más sensatez, como mucho. La consigna regeneracionista de Aznar no valió más que como señuelo electoral en 1996 y 2000.

    Nota para CuestiON.- Muy interesante película Cromwell, aunque algo pesada porque dura mucho y no explica muy bien las alternativas de la revolución inglesa de 1640. Pero sí refleja bien al personaje, a mi juicio.

    Salud y República Constitucional

  6. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Lord Acton

    En modo alguno he querido decir semejante absurdo. No digo discurso politico, sino discurso publico. No lo entiendo como opinion dominante sobre la realidad politica, sino como toda forma cultural ideologíca sobre el pasado o el presente. No cito a Foucault como paradigma, sino como ejemplo de lo hizo con la historia en filigrana de los manicomios. No tomo a Foucaul por un filósofo importante. Me horroriza la deconstruccion de Derrida. Dije escrutuctalismo (metodo que respeto en ciencias humanas, pero no en las sociales, como la historia), porque el analisis de los manicomios que hace Foucault, se basa en la estructura social de la institucion.

    Finalemnte, he elegido este ejemplo, tal vez poco afortunado, para responder a la ofensivas palabras del historiador S. Payne llamando locos de manicomio a los nuevos republicanos. Lo importante es que el estudio de Foucault me permite responder a Payne con la locura normal (Santayana) del discurso de esta Monarquía, por su falsedad en los hechos historicos que cuenta y la sintaxis paralógica de su defensa. Pese a todo, reconozco que la inmensa brevedad de mis analisis se presta a equívocos, que puedo deshacer en estos comentarios.

    Lo que quise decir es que el analisis estructural del lenguaje permite desvelar la falsedad del discurso monárquico Y no deja de ser extraño, que al comentar mi intencion de integrar el voluntarismo en la teoria de la Republica, sin percibir su absoluta novedad, esperes que esta venga del noluntarismo de Rajoy. Tan absurdo como esperarla de Zapatero. Y ambos no conocen otra clase de Republica que la de Partidos. Agradezco, más de lo que imaginas, que me hayas obligado a precisar mi pensamiento.

  7. Antonio Garcia Trevijano says:

    continuacion a Pla

    respuesta a Lord acton, siempre que el nuevo valor del voluntarismo en la teoria de la República, no este pendiendo de una crisis de la Monarquía. Si se produce, sera un factor que ayude a la aceptacion popular de la Republica. Si no se produce, la provocaremos con nuestra accion. Por eso dices que tenemos tiempo para organizarnos. O sea, organizar la accion republicana. Eres un elemento muy valioso para el MCRC. Con lealtad republicana.

  8. lord-acton says:

    Estimado CuesTION:

    Lo que veo en Rajoy es a alguien intelectualmente preparado, muy por encima de su antecesor en el partido o de cualquier otro de los candidatos pasados y futuribles a corto plazo, y con un talante (en el sentido no pervertido del término) liberal. Todo ello a pesar de que en su acción inmediata está haciendo funambulismo sobre la soga en que muchos querrían verle colgado.

    Al final la política es el arte de lo posible, y en estos momentos lo urgente es echar a Zapatero del poder “como sea”. Rajoy ya ha anunciado que si gana las elecciones modificará la CE, creo que de aquí hasta ese momento – y este movimiento puede contribuir a ello- lo importante es hacerle ver que existe una desafección con el establishment para que no le tiemble el pulso. Que el rey ha perdido el apoyo y que la clase dirigente debe emprender el camino de la renovación a fuer de perder privilegios.

    Cierto es que de poco sirvió la cosigna regeneracionista de Aznar, como muy bien advierte Pla, pero no veo en estos momentos otro camino. El pescar en aguas revueltas -por mucho voluntarismo que se le ponga- puede conllevar que al final nos lleve a todos la corriente del zapaterismo autodestructivo. Por mucho que algunos piensen que “antes muerto que sencillo”.

    Insisto, comparto la crítica pero no estoy muy convencido de los medios. Y opino que debe avanzarse en el primer punto del programa de Pla, la voluntad de hacerla posible, lo demás no es más que mera circunstancia que esperan con ansiedad muchos grupos antisistema. Al final sin voluntad sólo habrá calamidad.

    Por cierto CuesTION no confunda usted el libre ejercicio de una creencia u opinión con la transformación de mis deseos en realidad. Lo siento, yo no soy ni Dios, ni socialista; no puedo hacerlo. Al final Rajoy será lo que haga y no lo que yo diga o piense, ni tan siquiera lo que usted crea. Sólo hay que darle el tiempo que le negaron las bombas y la confianza de quien no vislumbra en estos momentos otra esperanza.

    Un saludo,

  9. Antonio Garcia Trevijano says:

    A lord Acton

    Tus palabras son exactamente las mismas que aquellos que querian echar a Felipe Gonzalez como sea, y que luego apoyaron a un Aznar que se negaba a entregar a la Justicia los papeles del Cesid. Si eres un puro reformista que desea la existencia del MCRC para forzar la reforma republicana, has de saber que no hay un partido capaz de renunciar a su condicion estatal. La Republica Constitucional ni siquiera es imaginable para los patidos estatales. Ellos tienen ante sus ojos el modelo italiano o aleman. Me encanta que leas y comentes mis articulos, porque eres franco y culto, ademas de educado, pero, por favor, no nos aconsejes en un asunto que conocemos mejor que los reformistas, o rupturistas desde dentro. Rajoy es ademas un hombre sin caracter, que no mantiene unido a su partido. El asunto de Atocha lo tiene obnubilado en el fonambulismo del director del periodico que aun lo mantiene en primera pagina. Rajoy perdera las proximas elecciones por la misma causa que Aznar, por el empeño de involucrar a Eta en el horror de Atocha.

  10. Pla (Club Republicano 3) says:

    Estimado Lord Acton:

    Realmente, ¿sólo es el problema quitar a Zapatero?

    Si así fuera, bastaría con que Mª Teresa Fernández de la Vega, se hiciese cargo nominal del gobierno (de facto ya lo viene haciendo desde 2004). Me imagino por ello que usted se refiere más bien a sacar del Gobierno al PSOE. Pero eso ya pasó entre 1996 y 2004, con los resultados que bien conocemos.

    Muchos creemos desde hace tiempo que la Constitución de 1978 no es la solución sino el problema. Mi compañero Pedro González habló exactamente de eso en el Acto de D. Antonio en el Ateneo de Madrid, el 28 de marzo de este año ( http://www.club-republicano.com/tribuna1.htm , es el último de los tres textos). Y creo que no han cambiado mucho las cosas últimamente.

    Salud y República Constitucional

  11. lord-acton says:

    Estimado Sr.Garcia Trevijano:

    Le agradezco yo sus precisiones que enriquecen en mayor medida su fino pensamiento y mi escaso pero sediento saber.

    A mí también me ha gustado, todo sea dicho, la respuesta de Plá, aunque insisto en que es más importante el primer que el segundo punto de su programa. La voluntad de la República Constitucional que quizá haya que despertar en el pueblo y entre determinados sectores instalados en el poder.

    Interpretar la noluntad de Rajoy como algo dado es quizá rendirse antes de haberlo intentado. La reforma -no me gustan las revoluciones, ni las creo posibles en estos momentos- sólo vendrá si alguien desde dentro abre las puertas del castillo. Y creo que por voluntad no será, si las circunstancias -no sólo la crisis del sistema sino la voluntad de cambio en la sociedad- cobran fuerza suficiente.

    Un cordial saludo,

  12. lord-acton says:

    Estimado Sr. Plá:

    “Muchos creemos desde hace tiempo que la Constitución de 1978 no es la solución sino el problema.”. No puedo estar más de acuerdo con esta afirmación, pero insisto en que no veo cómo sin contar al menos con el apoyo del partido popular puede cambiarse el régimen. No habría apoyo popular, no existiría esa voluntad sino, como he dicho, mero voluntarismo. Así, esto quedaría relegado a un coloquio de intelectuales con “extravagantes” (no porque lo sean sino porque así se percibiría) pretensiones.

    Quizá por juventud, no creo que por tibieza, sigo creyendo que Rajoy puede cambiar las cosas, pero sólo lo hará si siente un clamor irrefrenable de cambiarlas. Cuando presente su reforma constitucional lo hará -por puro instinto político- tomando la temperatura ambiente. Por ello es preciso despertar la conciencia de un número suficiente de gente capaz de movilizar el evidente malestar con el régimen (entiendo que es lo que ustedes hacen y lo aplaudo).

    En cuanto a Zapatero, le diré que de qué sirve sustituir el viejo barco si su Capitán, cegado por la locura, se empeña en empotrarlo contra las rocas. Primero, habrá que destituir al Capitán y, una vez en puerto, cambiarlo por uno nuevo.

    Un saludo,

  13. Isidro says:

    Querido Lord-acton

    Los partidos políticos no cambiarán nada.La prueba lo tienes en los últimos 60 años de Historia en España o Europa:no han cambiado nada.El cambio tiene que venir promovido por la sociedad civil.Será una revolución,pacífica,aunque no te gusten las revoluciones, y Rajoy te aseguro que no encabezará nada de esto.Sus intereses son otros.

  14. Vicente Dessy Melgar. says:

    Creo sinceramente que no es posible la reforma del sistema de ´partidos por hombres de partido del actual establishment, me parece una ingenuidad aunque se diga de buena fe. La reciente historia de España nos demuestra lo contrario. Nada cabe esperar de quiénes pretenden prometer, sin estar en el poder, cambios profundos aunque sin llegar a cambios sustanciales, porque no deja de ser puro oportunismo político que cambiará tan pronto lleguen al poder. No cabe más que la ruptura pacífica y sabia del sistema. No debe tenérseles miedo y es clave la labor del MCRC para atraer a los mejores y disipar el miedo a un peligro inexistente con sentido común y sabiduría política. Creo que los reformistas pueden ser un caballo de Troya en el MCRC, aunque no sea ésa su intención.

  15. Antonio Garcia Trevijano says:

    A lord Acton

    Una revolucion politica, sin conflictos sociales, no tiene razon de ser violenta. La palabra despierta ecos de tiempos pasados. Pero en la España actual, dado el horror casi patologico de la propia idea de violencia, no es posible una revolucion que no lleve inscrita, en su concepcion y en las acciones,la garantía de ser pacifica. Acaso te asusta, querido Acton, que una abstecion generalizada rompa la Monarquía de Partidos, y el MCRC sea el punto de referencia para el cambio pacifico de este Regimen por el sistema de la Republica Consticional. Pues eso sería un caso no descartable de revolucion.

  16. Miguel de Mallorca says:

    Sobre la “polémica” ruptura/reforma:

    Magníficos los posts de Isidro (14), Vicente Dessy(15) y D. Antonio(16). Desde luego, sí que sería “revolucionario” que los que ostentan el poder y no se cansan de defender la constitución del 78 -que les sirve de coartada política-, acabasen con el régimen que les ha permitido llegar hasta donde están. Como eso no va a ocurrir jamás, la sociedad civil debe -como muy bien señala D. Antonio- sacar a los partidos políticos del Estado y situarlos en la sociedad. Dejarían de ser oligárquicos y pasarían a ser democráticos. Así, aquellos candidatos que se presentasen a la Presidencia de la República tendrían méritos (intelectuales, profesionales,…) que les harían válidos para optar al poder ejecutivo y no serían los mindundis que tenemos que padecer hoy como “jefes de partido”. (Como ya han tenido su parte ZP y Rajoy, yo comentaré que Llamazares es seguramente el más incompetente jefe de los comunistas desde Lenin hasta nuestros días).

    A lord-Acton:
    Te respeto porque me parace que lo que dices ño haces de buena fe. Pero desengáñate. NINGUNO de los que ahora mismo dirige España (ejecutivo-legislativo-judicial o medios de comunicación) está interesado en la cañida del régimen. Y aquí lo que queremos es acabar con aquello que creó la constitución del 78. Viva la REPÚBLICA CONSTITUCIONAL!

    Salud y lealtad.

  17. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Estimados compañeros: Para el advenimeinto de una República Constitucional en la actualidad precisamos del apoyo del espectro menos deshonesto, y por tanto más desengañado, de la clase política que aún participa a regañadientes en esta Monarquía que está disolviendo a España y que, además, no ha traído la democracia, y ese espectro a la sazón se sencuentra en el partido que lidera Rajoy; no en todo, pues sus viejos líderes, sus viejas caras, no están menos pringadas que el socialista más polanquista. Desengañémonos: sin los liberales decentes de la derecha muy poco podemos hacer. Pues si la República adviniese mañana con el solo apoyo de socialistas y comunistas la cosa pública quedaría igual o peor. ¿Acaso podemos imaginar que estos “viejos” republicanos se pondrían a pergeñar una República Constitucional? ¿Acaso estamos ciegos? Aumentarían sin suda el sistema de espolio propio de la partidocracia y con ella la entera utilización del Estado para fines partidistas e ideológicos. Un Zapatero preseidente de la República no sería mejor que el jefe del gobierno actual, ni más independiente. Pues unas buenas instituciones usadas por este tipo de republicanos se corromperían en seguida, morirían en seguida, o se produciría una España virtual, celeste, paradisíacamente fantasmagórica, que en nada se vincularía ya con la gruega realidad española. España, además de rota, sufriría la esquizofrenia de Cuba o de la antigua URSS. Por eso es muy importante la seleción de los primeros nuevos republicanos que construyan la primera República Constitucional europea. Por eso no podemos disolvernos tras la caída de la Monarquía, sino después de la instauración de la República Constitucional. Y todo ello es imposible sin la ayuda coyuntural de los liberales; pues un liberal está más cerca de un demócrata que un partido tan cerrado como la vieja Iglesia, qué digo, más herméticoque la propia Iglesia.

  18. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Disculpad mis aberrantes faltas de ortografía. Eso ocurre cuando se escribe según va saliendo el pensamiento.

  19. Roberto Trujillo says:

    ¿Insinúas Martín Miguel que deberíamos integrar a Federico Jiménez Losantos en el MCRC?

    Es una broma, estoy totalmente de acuerdo con la idea de Martín Miguel, siempre queda la sospecha de qué sería de la democracia formal en manos de las corruptas manos de los últimos exponentes de la partitocracia. Creo, como Martín Miguel, que se incrustarían en las nuevas instituciones y las volverían a gangrenar.

    Al tanto de Federico, lo escucho a veces y en muchas ocasiones inicia los planteamientos del MCRC para denunciar atropellos del gobierno, pero siempre me quedo con las ganas de oirle decir claramente que NO HAY DEMOCRACIA. Es una lástima que esté tan involucrado en el sistema de partidos, se adivina su voluntad de democracia.

    Saludos republicanos

  20. Vilamallén-Club Republicano 3 says:

    De acuerdo con Pla y su comentario nº 5.
    Para lograr el objetivo de la República Constitucional es preciso:
    a) La voluntad de hacerla posible.
    b) La paciencia para esperar el momento de crisis
    del Régimen.
    Tan sólo un matíz, siempre hay matices, esa voluntad de hacer posible la Tercera República Española habrá de ser compartida por una mayoría suficiente de nuestros compatriotas.
    Hasta que se conforme esa mayoría republicana, y me malicio que algo queda todavia para ello, parece un poco absurdo gastar tiempo lucubrando si D. Mariano si, o D. Mariano no, vamos, como la Tarara.
    Acierta asimismo Pla cuando expresa la necesidad de tiempo, para crecer y prepararnos a seguir creciendo, hasta llegar a la mayoría suficiente para lograr un referendum, paso democrático obligado y antesala de esa España republicana que propugnamos.
    Al fin y a la postre, si al pagano de la farra, osea al contribuyente español llega el mensaje de que hay un modo de organizarse donde su voto realmente vale para algo, es decir democrático de verdad, y además más eficiente y limpio, no dudo de que España mañana será republicana, y constitucional añado.
    Que lo veamos… Salud y República.

  21. Antonio Garcia Trevijano says:

    Queridos amigos Martin Miguel y Roberto

    1. No hay liberales en el aparato del PP.

    2. La hipotesis de una Republica Constitucional en manos de los Zapatero, Rajoy, Llamazares, Mas,Carod e Ibarreche es un esperpento de la imaginacion.

    3. Las buenas instituciones pueden albergar malos gobiernos, pero estos no pueden correomperlas.

    4. Vuestras sugerencias desconfian de la potencia del MCRC para movilizar a la sociedad civil, sin ayuda de ningun partido estatal, ni de figuras de la Transicion que no se pronuncian contra el crimen de la politica estatal de la partitocracia.

    5. La Republica no advendrá, la traerá el MCRC.

    6. Sin la derecha social el MCRC no tendrá la fuerza que necesita; sin la izquierda social, tampoco

    7. Si los partidos estatales de la falsa izquierda lograran restaurar una republica de partidos, el MCRC tendría mas apoyos para sustitirla por la democracia de la RC.

    ¿Acaso mi artículo da pie a fantasias y futuribles de estrategas? ¿Por qué no comentais lo que digo sin distraer vuestro tiempo de nuestro objetivo?

  22. Antonio Garcia Trevijano says:

    De nuevo a Lord Acton

    No te dije que el voluntarismo, a diferencia del activismo, goza de carta de nobleza en la filosofía, como nocion contrapuesta a la de intelectualismo. El nacional catolicismo español, el de la dictadura, nos comunció la superiridad de Santo Tomas sobre Dun Scoto y Guillermo de Ockam. La confianza exclusiva en la razon es el pecado de impotencia que pagan los republicanos nostálgicos. El voluntarismo del MCRC es consecuencia obligada de la incorporacion de la accion a la teoria republicana. Ser voluntarista, y no intelectualista, es la cualidad de los mejores hombres de accion. Y desde luego nuna he sido, ni seré intelectualita. Eso es propio de profesores de libros, sin experiencia de la politica.

  23. Roberto Trujillo says:

    Disculpas d. Antonio,

    Con esto de hablar de políticos del régimen he perdido el rumbo y ha estallado la locura normal.

    En mi opinión, hay que apresurarse a contagiar ese voluntarismo a toda la sociedad civil. Desde hace tiempo lucho en mi entorno contra el escepticismo de los que están desilusionados por 30 años de mentira para restaurar su voluntad de creer y contra la falta de valores de los que ya hemos nacido bajo la monarquía partitocrática para restaurar la voluntad de verdad.

    Ilusión y responsabilidad

    Saludos leales

  24. Antonio Garcia Trevijano says:

    Eres generoso, mi querido Roberto, y me encanta que hayas comprendido en el acto tu error. De ti espero accion. La primera la de preparar muy bien el acto de presentacion del MCRC en Zaragoza. Con toda mi amistad y confianza.

  25. Óscar says:

    Querido Antonio, amigos:

    Me temo, Antonio, que si la razón tuviese verdadera potestad en lo que a política se refiere, más allá de la Monarquía, la propia política se disiparía como un espejismo a punto de tocarse. La razón organizativa actuaría “a priori?, como lo hace el consenso. Acaso las utopías anticiparon esa visión imposible. Una vez más tiranía, mentira en la realidad política.

    El voluntarismo republicano habla de fe, según el concepto santayanesco de “imaginación en la que se cree?. Nada que ver con fantasías. Ni la razón, ni la prudencia, ni la paciencia, ni el tiempo, ni la mejor manera de hacer las cosas, ni la voluntad posibilista, ni quienes puedan o no colaborar, tienen la menor importancia en esta materia. Se trata de voluntad epistemológica (perdonad la expresión). Me pareció que quedaba algo desflecada la comprensión de una República que se anda, se vive, para que la sociedad pueda ser tan cierta como lo es un bosque, mientras la Democracia ha sido utilizada para que los componentes individuales de esa sociedad tengan la seguridad de que su largamente batallada libertad está garantizada. Hay un sentido de la libertad en una sociedad mejor. ¿Dónde hallarán sino en la República, el símbolo mítico y la realidad institucional de un vínculo social, de un pertenecer, los hombres libres?
    Cuando aparecen todas las interesantes y necesarias discusiones técnicas sobre estructuras, tipo humano, administración y gestión de cualesquier recursos… la fe duerme ya en el sillón más viejo de la mente, con las llaves en el regazo.

    Nadie, sr. Lord Acton, podrá hacerle comprender nunca por qué algunos ciudadanos se niegan a que personas que se han arrogado la facultad de elegir a los que mandan para repartírsela entre ellos (caudillos de los partidos políticos), reformen en nuestro nombre y sin nuestras personas su propio feudo. A pesar de que todas las dudas intelectuales que expone están aclaradas, como en manual para patólogos enfermos, en estas y otras páginas, la razón no es suficiente para expresar con sus débiles palabras el valor de la dignidad, que jamás repararía en si el oligarca de turno es inteligente, honesto o guapete, o el sentimiento que exige, tozudo, poder ser libre. Poder.

    Me asombra que incluso vosotros, amigos, habléis de liberalismo (característica que no considero virtuosa) en personas que, de facto, niegan el propio principio representativo. No mantengo una postura distante ante los asuntos de los partidos políticos españoles por desprecio. Es la apreciación de su verdadero valor político y su responsabilidad en el sometimiento de nuestra gente lo que me lleva sacar los pies del fango. ¿Ya no recordáis al estatalizado y castrado carnero del rebaño en “La vida de la razón?? ¿No escenifica a la perfección el señor Lord Acton tal papel?

    Os dejo con una paráfrasis de Thoreau. Quizá en una sociedad que ha hecho norma de la locura, el lugar de los ciudadanos decentes debiera ser la verdadera locura.

    Amigos, un abrazo.

  26. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Oscar

    ¿Por qué tanto tiempo ausente de tu hogar? Tu prosa y tu pensamiento son tan dignos de la República como de la democrcaia. Conoces a la perfecion de lo que se trata cuando hablamos de libertad, inteligencia, valentía y dignidad.

    Tu respuesta a lord Acton maravilla y me dispensa de decirle que cuando se habla de la obra de otro es prudente leerla antes de criticarla, sobre todo en vida del autor. Pues este blog se ha iniciado con una serie de analisis de la sociedad civil, o mejor dicho, de los sectores de la sociedad susceptibles de acudir a nuestra llamada a la accion. No me molesta Lord Acton. Sus comentarios son preferibles a los de miembros del MCRC que no miden el alcance de sus “fantasias” estratégicas, ni saben valorar a los hombres publicos en funcion de su pasado o de su presente. ¿Como puede haber liberales frustrados en un partido estatal como el PP?

    Nuestro querido Cuestion nos pedía opiniones sobre la pelicula Cromwell. No la he visto, pero conozco hasta en sus menores detalles la vida y la accion de aquel puritano. Y el paradigma que nos lega es el de rigor extremo en la seleccion de los hombres que hicieron la revolucion republicana, contra los reformistas parlamentarios que todo lo fiaban a la negociacion con el Rey, incluso estando ya vencido y prisionero, para moderar la Monarquía.

    Debes tomar contacto con Vila para ir formando el equipo de pensamiento para una de las ponencias en la Asamblea. Con toda mi estima intelectual, te pido que comentes aquí con más freciencia. Abrazos.

  27. Juan Moreno. says:

    Nadie, sr. Lord Acton, podrá hacerle comprender nunca por qué algunos ciudadanos se niegan a que personas que se han arrogado la facultad de elegir a los que mandan para repartírsela entre ellos (caudillos de los partidos políticos), reformen en nuestro nombre y sin nuestras personas su propio feudo. A pesar de que todas las dudas intelectuales que expone están aclaradas, como en manual para patólogos enfermos, en estas y otras páginas, la razón no es suficiente para expresar con sus débiles palabras el valor de la dignidad, que jamás repararía en si el oligarca de turno es inteligente, honesto o guapete, o el sentimiento que exige, tozudo, poder ser libre. Poder.
    ================================================

    Hace días que nadie expresaba con esta claridad, la postura del pensamiento del Sr. Trevijano.

  28. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Juan Moreno

    No se puede expresar con mayor dignidad la clase de sentimiento del que sale el pensamiento y la accion de la libertad. Si, amigo, tu lo tienes. Sin sentir la libertad, pensarla y actuarla será imposible. Te recuerdo a menudo. Salud y lealtad.

  29. Pla (Club Republicano 3) says:

    Estimado D. Antonio:

    Deberíamos agradecer un aspecto de la intervención de Lord Acton, el relativo a la reforma y la ruptura. Un asunto no muy complicado pero que se presta a las confusiones, porque surgen en su entorno muchos miedos y temores, muchas dudas e incertidumbres.

    En realidad es un tema clásico que ha tenido que ser abordado y resuelto por los protagonistas de casi todos los grandes cambios políticos de la historia. Por ejemplo, los revolucionarios norteamericanos de 1776 lo plantearon así:

    > (Declaración de Independencia; Filadelfia, 4 de julio de 1776)

    Sabemos también que los norteamericanos de 1787 realizaron una segunda y más profunda revolución al dotarse de la vigente Constitución Federal, abandonando su primera república parlamentaria. Una revolución ésta que, como señaló Tocqueville, fue admirable pues no le costó a la nación ni una lágrima, ni una violencia, ni una gota de sangre.

    También conocemos las revueltas populares que llevaron al derrocamiento de los regímenes comunistas del Este de Europa en 1989 sin grandes espasmos de violencia en países como Checoslovaquia, Hungría, Alemania. Y con violencia desmedida en casos como el yugoslavo. Nada de todo ello valió gran cosa en sus resultados finales, pero liberaron momentáneamente a las poblaciones de esos países de las terribles dictaduras que sufrieron desde 1945.

    También conocemos las reformas de “mani puliti? (manos limpias) en Italia hacia 1992, que determinaron enormes cambios constitucionales, incluida la legislación electoral, sin grandes violencias. Y conocemos los pacíficos advenimientos de las dos repúblicas españolas en 1873 y en 1931. Tampoco depararon nada muy memorable, pero demuestran también las posibilidades reales de una ruptura con la situación anterior.

    Porque estas son cuestiones que siempre están en pie: ¿No sería mejor ver de intentar reformar el sistema desde dentro?, ¿no será que la vigente Constitución no se cumple?, ¿si se cumpliese la vigente Constitución en su letra y espíritu (quizá con alguna leve reforma), no mejorarían mucho las cosas?, etc…

    Son preguntas que debemos tener presentes y que tenemos que saber responder con claridad y contundencia.

    Salud y República Constitucional

  30. Dionele says:

    Adios, amigos, o mejor hasta pronto!

    He leido desde los inicios este blog y aunque soy persona testaruda que no abandona con facilidad, lo hago en esta ocasión, no sin despedirme y dar las gracias a AGT por haber publicado mis opiniones.

    Pienso que AGT se equivoca, no en el diagnostico de la enfermedad, sino en el remedio, y me temo que, en mi modesta opinion, en esta, como en tantas ocasiones en la historia, puede ser peor el remedio que la enfermedad.

  31. Pla (Club Republicano 3) says:

    Estimado Francisco (nº 33).-

    Planteado como lo hace el periodista a que te refieres, es escandaloso en la medida en que pretende publicitar su libro. Pero hay una exposición más detallada y bastante ajustada a los hechos en la obra de Joan Garcés “Soberanos e Intervenidos” (Siglo XXI de España editores, Madrid 1996) en el que se ordena bastante la información relativa al golpe de estado del 23-f y se da una explicación bastante satisfactoria del asunto, con menos tremendismo y con referencias a las relaciones internacionales de España.

    El aspecto exterior, la llamada libertad externa o independencia nacional, es también un tema que deberemos estudiar. Hay intereses extranjeros muy importantes en España que se podrían ver afectados muy seriamente por un cambio político del tipo del que proponemos. Y su respuesta podría ser adversa.

    Salud y República Constitucional

  32. Pedro M. González (Club Republicano 3) says:

    Estimados amigos:

    Los liberales hemos participado desde el principio en el MCRC, y por una cuestión de pura coherencia en cuanto es la única vía para llegar a la LIBERTAD POLITICA.

    Hartos estamos de los que intepretan la doctrina de la Libertad de forma sesgada y según conviene a unos intereses ideológicos predeterminados!!
    Coger el liberalismo y jugar al “espigueo” con su doctrina económica obviando la relevancia de los derechos individuales, civiles Y POLITICOS, no es de recibo pero si habitual en los autodenominados liberales que se integran en la actual oligarquí de partidos.

    Pero ojo, a esto no solo juegan los conservadores, sino también los autodenomidos “progresistas”, que “a contrario sensu” hablan de libertades personales y derechos civiles sacrificando los hábitos de la libertad en terreno económico y de la democracia formal en lo POLITICO.

    Sobre la posición liberal y la antítesis de lo que por tal se tiene en los partidos asentados en la partitocracia rampante, recomiendo la lectura del ensayo de F.A. Hayek “¿Porqué no soy conservador? (Los Fundamentos de la Libertad; Unión Editorial)” en el que enfrenta la postura conservadora a la liberal, abierta al cambio e incluso a la ruptura (“no debemos temer el cambio, sólo si con este marchamos en la dirección correcta[sic.]”

    Salud y República

  33. Isabel Arranz says:

    No entiendo muy bien la relación república-razón-voluntarismo-MCRC
    En el panorama político actual, ¿a quién considera usted liberal?

  34. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querida Isabel

    Tu pregunta indica que no eres ignorante y quieres conocer las ideas con precision.

    La teoria clasica de la Republica está basada en las virtudes personales de los ciudadanos. Es un error. Si esas virtudes son anteriores a la Republica, la Monarquía las habria creado. Esas virtudes las crea el espitu republicano, nacido en la rebelion contra las tiranías.

  35. lohablo says:

    La voluntad y acto voluntario. No hará tiempo de la boca sacar de ella para decir : Que el espiritu republicano como todo ente de razón se hace inmediatamente medalla interna, en cuanto encarna en los predicamientos, predicados y actos todo un programa de vida-acción. Sin esta voluntad acrecentándose y acrisolada por los renuevos debidos a su pura impresión sensorial, la verdad cuyo grito o estertor es el mismo siempre, no dejará de caer en el vacío de los sonidos y de las frases.Pues son muchas las palabras, los recuerdos atribuidos a las mismas que el hacer revelado dará cuenta fotográfica, de lo que se hizo y pidió y lo que se recuerda como inicio. No frases que en 20 dias los mismos hechos sin pudor las quebranten. Pues si mucha es la voluntad general, memor es la del individuo y sus movimientos.Sinceramente la idea de Espiritu Republicando, como idea respirable es extraordinaria, si logra inspirar y llenar el razonamiento libre de las gentes.

  36. pepe fernández says:

    La razón tiene que ser dependiente de la acción, no de la erudición libresca o del saber enciclopédico. El MCRC no pretende impresionar ni crear un club privado, sino convencer y demostrar que la única vía para la conquista de la libertad política es la República Constitucional.

    Junto a la razón la convicción de la honestidad del MCRC, que a diferencia de la infame Monarquia de Partidos, no tiene la malaconciencia de la mentira, el engano, la estafa y la podredumbre del alma para enganar a todo un pueblo en beneficio personal de los dirigentes y cofradias de los partidos políticos. El MCRC aspira a la verdad contrastable, al igual que en ciencia, con la razón y la Experiencia de los hechos sociales que descubre y denuncia la mentira de la Monarquia del Consenso para luego proponer la acción.

    un saludo republicano

  37. lord-acton says:

    “Nadie, sr. Lord Acton, podrá hacerle comprender nunca por qué algunos ciudadanos se niegan a que personas que se han arrogado la facultad de elegir a los que mandan para repartírsela entre ellos (caudillos de los partidos políticos), reformen en nuestro nombre y sin nuestras personas su propio feudo.”

    Inténtelo, Sr. Oscar, porque a diferencia de usted y sus aplaudidores, yo no soy un hombre de fe. Por lo que veo se maneja usted a las mil maravillas en la verborrea heideggeriana. Cuando se refiere a la voluntad epistemológica me recuerda a la conciencia del ser, de la >, del filósofo teutón. Mientras discuten acerca del > y del > de la República les dejaré aquí una cita de Hayek al que veo citan con procacidad:

    “La razón es simplemente una disciplina, una visión de las limitaciones de las posibilidades de éxito de nuestras acciones, que a menudo sólo nos dice lo que no podemos hacer. Esta disciplina es necesaria precisamente porque nuestro intelecto es capaz de captar la relaidad en toda su complejidad. Aunque el uso de la razón extiende el ámbito de lso fenómenos que podemos dmoniar intelectualmente, lo consigue limitando la medida en que podemos prever los efectos de nuestras acciones, y por tanto limitando también a ciertos aspectos generales el graqdo en que podemos forjar el mundo a nuestra voluntad”.

    Bueno, siga usted señor Óscar ensayando su poesía menor, que otros hemos de dedicarnos al difícil mundo de lo posible.

    No era mi intención entrar como elefante en cacharrería, pero no ha sido muy difícil enervar sus convicciones pseudoreligiosas. Sólo me ha bastado enseñar la patita que “desgraciadamente” no es del mismo color que la suya. Mea culpa, sólo soy un vulgar reformista, y jamás podré ver la luz, ni usar el lenguaje de los iniciados. Soy simplemente el enemigo. Como diría Hanna Arendt, estas teorías conspirativas, que permiten explicar de un plumazo las complejidades de la sociedad actual, son la semilla de los totalitarismos.

    Adiós señores y muy buenas tardes.

  38. Pla (Club Republicano 3) says:

    Estimado Pedro González (nº 36):

    Buena precisión, sobre todo para esos presutos liberales que dicen tener “patitas”, incluso aforman que las enseñan a veces, pero que sólo demuestran que tienen patas aunque estas no precen servirles para caminar, sino más bien para echarlas arriba a ver a quien le dan.

    Lord Acton: yo seré muy plebeyo, pero ni aquí se cita a Hayek con procacidad, sino con respeto, ni usted es un “reformista”, sino algo bastante peor.

    Salud y República Constitucional

  39. pepe fernández says:

    Pues esta vez no voy a estar de acuerdo con Hayek, ya sin entrar a criticar el significado ambigüo y rebajado que la da a la razón. según Hayek a Einstein le habria sido imposible dar con la Relatividad hecha a golpe de “Gedankenexperimente” -receta de otro físico Ernst Mach, por supuesto que Einstein anadio su experiencia como físico y las nuevas técnicas matemáticas para apoyar su metafísica, la única manera de crear algo nuevo.

  40. Miguel de Iturbide says:

    Me sorprende que el argumento central del artículo haya despertado tan pocos comentarios. Supongo que dependerá de la experiencia y sensibilidad personal de cada uno.

    Para mí que llegué al republicanismo de un modo racional y ya mayor (y de eso tiene Vd. la culpa D. Antonio) me ha impactado. La República no es la fría consecuencia de un silogismo racional, es también objeto de volición. Es verdad, la República constitucional es el modo de vida de mayor probabilidad de veracidad, donde el juego institucional permite anular o reconducir la ambición de poder. Hoy he caído en cuenta que soy republicano porque amo la Verdad y la Libertad.

  41. David serquera says:

    Es curiosa la arrogancia de los jovenes que han estudiado un poco de filosofia e historia y que ante el menor contratiempo a lo que creen, mas por un instinto biologico de conservacion que por el conocimiento profundo de la historia y la politica, recogen unas cuantas citas descontextualizadas de los que para ellos son los buenos, para acusar a los demas, sin entrar a rebatir con argumentos el origen del conflicto, de muchas otras cosas que no vienen a cuento. Es mucho mas sorprendente cuando se elige una cita de Arendt, para confundir, cuando la solucion del conflicto esta precisamente en su atenta lectura. Pero es normal en estos jovenes porque en su formacion han perdido el objeto de su conocimiento y lo han confundido con las letras impresas. Mucho me temo que peor que esto es quien se acerca al conocimiento para aprovecharlo en favor de sus miedos, sentimientos o ideologias de forma sesgada. En ciencia no ocurre esto ya que cientifico es solo aquel que soporta la proclamacion a gritos, dia tras dia, de su absoluta estupidez, por la naturaleza. Por eso los catedraticos espanoles no hacen experimentos, no soportan ser estupidos. Lord Acton, me gusto tu articulo sobre el mundo de parmenides, pero o maduras un poco, o te sacas el carnet del PP y te conviertes en un catedratico espanol.
    Un saludo.

  42. pepe fernández says:

    A David Serquera,

    Lo penoso de esa mayoría de catedros espanoles es que siendo desconocidos en el mundo entero en su especialidad se atreven a hablar y gestionar la ciencia espanola y a repartir certificados de científicos. Por supuesto en Espana tener un premio Nobel no cuenta, sino se tiene el despacho y el cargo correspondiente, no se es más que un pobre diablo. El futuro catedro hace bien en no “malgastar” el tiempo con los “experimentos” y dedicarse a la política del despacho para sacarse la “plaza”, lo mismo hacen los políticos para llegar adonde ha llegado el Sr Zapatero. La Trampa y la Mentira, cuentan incluso más en la universidad que en los partidos políticos.

    El colmo del cinismo es que personajes de esta catadura vayan dando por ahi lecciones en asambleas mitineras y llamándose reformistas mientras fagocitan alumnos y dinero público.

    un saludo republicano.

  43. Antonio Garcia Trevijano says:

    A lord Acton.

    Lamento tu reacción. Te pido disculpas si has visto en mis palabras el menor asomo de antipatía o de rechazo a tu persona. Pero creo que no era necesario
    hacer la apologia de Rajoy. Eso ha encendido la luz roja en este MCRC. Es posible que no lleguemos a la meta, pero eso no lo dice la experiencia porque no ha sido intentado jamás. En cambio,la historia nos enseña que si se rompe desde dentro un regimen, lo que sale no es la libertad política, sino otra forma oligarquica de organizar lo conocido. El MCRC quiere innovar la politica. Y eso no lo has comprendido.

    Aunque alguna frase de Oscar te haya molestado, eso no legitima que le atribuyas nociones existenciarias que no ha expresado, ni que digas que aqui se cita con procacidad a Hayeck. Un liberal que ha formado a muchos miembros del MCRC, y al que, no me importa decirlo,particularmene no admiro, por su falta de originalidad y su oportunismo de escribir un beste-seller para la guerra fría. Te aseguro que tengo un buen recuerdo de tus intervenciones. No creo que te ofendas si recuerdo la ironía de Homero: los menos inteligentes se instruyen con el acontecimiento. Tu, que eres culto,lo veras y te instruiras. Con todo mi respeto personal.

  44. David serquera says:

    La voluntad de verdad en la investigacion cientifica es lo que permite superar las barreras de la razon inmaculada que anulan el descubrimiento sorprendente. La voluntad de verdad es lo que nos mueve a proclamar la Republica Constitucional en contra de los habitos normales de las mentes perezosas de la monarquia juancarlista. La voluntad de accion de los republicanos espanoles es verdadera porque nuestro discurso desvela el engano de la monarquia. La voluntad de no ser enganados traera la RC con los hombres y mujeres del MCRC en vanguardia. La Republica Constitucional es la unica garantia de progreso y democracia para Espana. La Republica Constitucional no se parece a ninguna republica anterior por superarlas en inteligencia, razon, voluntad y oportunidad. Viva la Republica Constitucional!!

  45. Crítico says:

    1.- Los reformistas que quieran debatir en el MCRC lo deberán hacer con argumentos nuevos, y siguiendo un discurso lógico en sus contestaciones. Aquí cabemos todos, pero sin orejeras. (Pepe y David han sido vehementes, pero no se les ha rebatido con una tesis científica alternativa, sino con una opinión)

    2.- Sí entiendo a la República como una consecuencia de la razón, pero no soy capaz de comprender su relación con la voluntad individual o del grupo. Es lo que me pasa con el Ateísmo: lo considero consecuencia de la razón pero no de la voluntad (ni mucho menos). Que alguien me lo explique. Agradecido y ánimo.

  46. CuestiON says:

    Bastante en desacuerdo con el firmante Lord Acton, sí me gustó que interviniera

    Le animo a seguir y a saborear la controversia

    Un saludo a él y a todos

  47. pepe fernandez says:

    Pensaba que estaba de broma cuando se autotitulaba reformista para ir de la mano de Rajoy tanto como aquel republicano sin pasado que iba de la mano de Zapatero. A estos ni agua, los partidos PSOE y PP necesitan además una limpieza democrática a fondo, cosa que sólo sera posible con una Constitución libre de la influencia y los intereses de los mismos Rajoyes y Zapateros. Sería esperpéntico imaginarse a Rajoy o Zapatero apoyar una constitución con la que dificilmente habrian sacado sus actas de diputado,

  48. Vicente Dessy Melgar. says:

    Querido Maestro,
    quisiera plantear una ficción política de lo que podría suceder en España ante el avance del MCRC. Pura ficción y quizá por satisfacer una curiosidad. Sería creíble que el Príncipe heredero siguiese los pasos de su abuelo, se separase de su padre y aceptase un referéndum sobre República o Monarquía, visto el agotamiento de legitimidad de la actual monarquía y unos principios formalmente democráticos que supusiesen la liquidación de la actual Constitución? Un abrazo Maestro.

    Sigo dando a conocer en México el blog y pronto tendrá que venir.

  49. Isidro says:

    Por cierto,¿no han visto el saludo del Rey a los batasunos en su última visita al Pais Vasco?.En las televisiones nacionales no lo han puesto,pero según he leído si en la vasca.Aquí está

  50. lord-acton says:

    Sr. García-Trevijano:

    Ninguna de sus intervenciones me ha molestado, muy al contrario no hacen sino suscitar en mayor medida mi interés por sus ideas de las que no estoy dispuesto a llevarme de aquí una imagen equivocada.

    Reconozco el mérito de su trayectoria intelectual y de su tenacidad política en favor de un proyecto cuyos objetivos creo compartir. El método es lo que más dudas me plantea y por eso las he puesto sobre la mesa para aclarar mi mente al respecto con sus aportaciones. ¡Infeliz de mí!

    En cuanto a Rajoy, lo raro sería que no lo defendiera cuando soy miembro de BlogsProRajoy http://blogsprorajoy.net/index/. No se pongan nerviosos que eso no afecta, en principio, a la sanidad de mis neuronas, ni a la autonomía de mi pensamiento. No nos pagan (quizá eso les parezca todavía más horroroso). Rajoy, me gusta como persona, por su preparación, y como político, por su talante liberal (ya conoce el escepticismo de Hayek sobre los políticos liberales en el poder). No crea, en ese sentido, que no tengo mis dudas, y muchas, sobre lo que llegado el momento pueda no querer acometer Rajoy. En cualquier caso, es cierto que todos los políticos europeos están afectados por el estatismo -encerrados en el laberinto del Minotauro que diría Jouvenel-. Lo malo es que tampoco yo encuentro el dichoso hilo de Ariadna.

    A Óscar lo único que le atribuyo es una gran capacidad para hablar (en este caso escribir) y no decir nada, salvo repetir las premisas a las que se pretendían llegar aderezadas con ocurrencias sin gracia alguna. Su charlatanería heideggeriana no me parece preocupante, sólo frívola e innecesaria cuando con menos se puede decir más. Pero lo realmente grave (no quiere eso decir que me quite el sueño) es su irracionalismo casi místico, origen de gran parte de los males que nos aquejan desde inicios del siglo XX. Si en algo tengo fe, es en la razón, no una razón absoluta sino una razón crítica como la expresara Popper.

    Dicho esto, no me ofendo, sólo me divierto; y sobre todo, aprendo, con humildad y consciente de la falibilidad de mis argumentos.

    Un respetuoso y cordial saludo,

  51. Isidro says:

    Aunque quien debe responderte es D.Antonio,quiero decirte lord-acton,que ahora mismo la única forma que veo de que Rajoy pueda compartir nuestras ideas sería darse de baja en el PP y sumarse,como uno más,al MCRC.

    No obstante,para mi tiene un significado muy positivo el que personas como tú,afines de alguna manera a Rajoy-PP,se interesen en el movimiento.Es una pequeña prueba de que vamos por el buen camino.

    Yo tampoco estoy seguro de cual es el mejor método para lograr nuestros fines.De lo que no tengo duda es de que los ideales que nos mueven son los correctos…y no es poco.

  52. Vicente Carreño Carlos says:

    Quiero compartir el comentario nº 44 hecho por Miguel de Itubirde. Opino como él; y si se me permite añadiría,-en el último punto y seguido-, a esos dos conceptos ó ideales que menciona,(la Verdad y la Libertad), otro: la Belleza. Así pues diría: Hoy he caído en la cuenta de que soy republicano por que amo la Verdad, la Libertad y la Belleza.

    ¡Salud y Belleza!

  53. Miguel de Mallorca says:

    Mi enhorabuena a Miguel de Iturbide(44) por su comentario, en especial por la frase: “La República Constitucional es (…) donde el juego institucional permite anular o reconducir la ambición -y el abuso, añadiría yo, con el permiso de Miguel- de poder”.

    Considero este punto esencial dentro del discurso del MCRC. Cuando, a través de conferencias, panfletos o de la futura revista (¿cómo va, D. Antonio, este tema?, el MCRC haga oir su discurso, y la gente -o, al menos, una mayoría de ella- sea consciente de que la República Constitucional es el único sistema que permite, no sólo controlar los desafueros de los que ostentan los distintos poderes del Estado y limitar la corrupción a casos individuales, sino también -y esto está muy bien explicado en “Frente a la gran mentira”- permitir expulsar a aquéllos que comentan abusos en el ejercicio de su autoridad.

    Pedir excusas si he provocado con mi intervención, aunque sólo sea parcialmente, una desviación del tema propuesto por D. Antonio. Únicamente añadir que me han parecido fantásticas las intervenciones de Pepe Fernández y David serquera (¡¡cómo os expresáis, amigos!!) y que ansío leer de nuevo a MessageInOut (casi se ha hecho imprescindible en el blog), así como a Vicente Carreño y a D. M. García-Viñó (a ver si se anima y nos deleita de nuevo con su prosa).

    Por último, comentar que guardo un grato recuerdo de la película “Cromwell” (en cuanto al personaje histórico, creo que constituyó un punto y aparte en las relaciones monarquía-parlamento en UK pero que fue despiadado en el perseguimiento contra los campesinos que querían que “llegase más lejos”) y que las imágenes de Juan Carlos saludando a los batasunos son -si mal no recuerdo- de hace unos meses, y no estoy seguro si se trata de un montaje (y os puedo asegurar que en absoluto estoy intentando defender a la persona que encarna una Transición que desprecio).

    Salud y lealtad.

  54. Carlos Angulo says:

    Mi aportación sobre el voluntarismo republicano lo encuentro en “el viaje a la felicidad, las nuevas claves científicas” de Eduardo Punset. Como señala Antonio “la voluntad de creer y la voluntad de verdad tienen fundamentos en la psicología y en la teoría del conocimiento.

    Punset establece tres categorías de factores que influyen en la felicidad:
    Reductores: (Ausencia de desaprendizaje, Recurso a la memoria grupal, Interferencia con los procesos automatizados, predominio del miedo)
    Significativos (Emoción al comienzo y final de un proyecto, Mantenimiento y atención al detalle, Disfrute de la búsqueda y la expectativa, Relaciones personales)
    Heredados (Mutaciones lesivas, Desgaste y envejecimiento, Ejercicio abyecto del poder político, Estrés imaginado).

    La “sociedad del bienestar”, fruto del posmodernismo, de la perdida de los valores, del todo vale, en la que vivimos prepara a los individuos para tener como objetivo “ser felices”. La búsqueda de la felicidad mueve a la sociedad a traves de la cultura del ocio, de lo vanal, de lo sinsentido, porque se persigue un fantasma. Una verdadera sociedad del bienestar, en la que se pueda pasear por la calle sin guardaespaldas, en la que un hogar no signifique 40 años de hipoteca o en la que un viaje por carretera no sea una ruleta rusa solo puede venir con la república.

    Conseguir que la realidad republicana sea el vehículo en el viaje a la felicidad puede ser el motor del voluntarismo que necesitamos para el MCRC. Solo con echar un vistazo a los factores que influyen en la felicidad, se puede observar que la influencia de la república sobre muchos de ellos será un elemento sumamente positivo.

    un emocionado abrazo republicano

  55. Miguel de Mallorca says:

    ¡¡Amigo Vicente!! Parece que me hayas “oído” mientras escribía mi anterior post (publicado antes de que leyera el tuyo -57-). Me alegra que a ambos nos a gustado lo expuesto por Miguel de Iturbide.

    Seguiré con interés tus comentarios. Salud y lealtad.

  56. Antonio Garcia Trevijano says:

    A Isabel y a Critico

    Se trata de algo mas sencillo de lo que parece.

    Descartada la vitud civica o patriotica como base previa de la Republica, esta se presenta primero como promesa de la razon. La ilustracion la trató como motor del progreso universal. Y cuando los revolucionarios la aplican a la Republica, levantan altares a una Razon divinizada. Y sus sacerdotes Robespierre y Saint Just, guillotinan las cabezas de los que, sin virtud heroica, siguen adorando a la tradicion irracional de los sentimientos. La teoria de la Republica no ha superado, en Europa, estos dos fundamentos: la virtud y la razón.

    Mi teoria de la Republica parte de la experiencia y la realidad del poder. La relacion de poder es de orden pasional. En la Republica tambien. La razon no gobierna las pasiones. La voluntad, si. La pasion de la Monarquia absoluta era el honor. En las actuales, las de privilegio, jerarquía y tradicion.

    La pasion de la Republica es la libertad politica, distinta de las libertades y derechos cívicos. La razon ayuda a comprender la naturaleza efimera de esta pasion. No todas las generaciones sienten con la misma intensidad el deseo de liberarse de la servidumbre voluntaria. La razon nos dice que ella puede describirla, pero no conquistar la libertad y aun menos garantizarla. Y nos remite, para ese fin, a dos tipos de voluntad. 1. Muchas voluntades han de unir sus deseos para crear una fuerza constituyente de la igualdad ciudadana. 2. Y esa fuerza colectiva debe sublimarse en voluntad institucional, para que la servidumbre voluntaria no tenga ocasion de volver a reproducirse.

    Este MCRC está sumando voluntades individuales para sacar de la sociedad civil la fuerza del punto 1.
    Y para evitar que esa fuerza se esfume antes de ser constituyente de algo nuevo, acude a la razon y esta le dice que la pasion de liberarse, sin direccion intelectual, conduce a la rebeldía individual o a la rebelion colectiva, pero no al cambio de un regimen por un sistema. En cambio, la inteligencia de la voluntad colectiva la impulsa a encarnarse en una voluntad constituyente de la Republica y una voluntad institucional de la libertad politica y la igualdad civil.

    Se llama intelectualismo a la prioridad dada a la inteligencia divina en la creacion del mundo, como en la teología tomista. Y voluntarismo, al de la voluntad, como en la de Dun Scoto y Ockam.

    De modo analogo, se puede llamar intelectualista la posicion de los republicanos antiguos, por su fe en la razon, siendo voluntarista la Republica fundada por la voluntad constituyente, y mantenida por la voluntad institucional.

    Este voluntarismo se traduce, en la praxis politica, con la voluntad de creer y la voluntad de verdad que pide el ideal de vida republicana, tal como las he definido en mi artículo, porque la razon por si sola no es liberadora. Para ganar la República hay que tener la voluntad de creer en ella y la voluntad de verdad de los que la quieren.

  57. Miguel de Iturbide says:

    De Iturbide a Mallorca

    Gracias por tu apoyo, pero tú como los demás compañeros de fatigas teneis la culpa de mi exultación republicana. Además en la frase que te ha gustado, el ‘copyright’ es de D. Antonio.

    Mi comentario viene a que tu mencionas que el juego institucional previene el abuso. Yo ni lo mencionaba porque consideraba que lo elimina como norma. La verdad es, que si las instituciones funcionan, el abuso de poder será accidental, ocurrirá (nada es perfecto), pero no será la norma como ocurre en el Régimen de la Santa Transición.

  58. Óscar says:

    Querido Antonio, amigos:

    Sr. Lord Acton:

    En un gesto de crupier traigo hacia mí las líneas que gentilmente me ha dedicado: una contradicción (un texto definido como vacuo y verborreico respondido dos veces y tachado de pretotalitario y misticista); una rectificación (de no creer a creer en la razón); algunas apreciaciones estéticas y moral-filosóficas groseramente generales (charlatanería heideggeriana, pseudorreligiosidad, frivolidad, irracionalidad, ausencia de dialéctica); ni una sola crítica a las ideas expresadas.

    Reconozco que era posible enojarlo con mi inclusión de su discurso en la metáfora hermosa y ovina del Estado y la sumisión, sin previo aviso. Incluso es de mal gusto interpelarlo directamente para, posteriormente, utilizar su alias en una pregunta general. Pero no. Entresaca y ofrece usted unas palabras cuya negativa retórica a la explicación se comprende con la lectura del propio texto. Entonces, entiendo que desea comprobar hasta dónde flaquea su debilidad política.

    Tan diferentes son la voluntad de verdad y de creer (que yo he amalgamado brutamente en voluntad epistemológica) al ser heideggeriano(excepto en que podrían ser en la entidad republicana) que más allá de cualquier posibilidad aniquilatoria, devienen en manantial y marco, no del valor más hondo de la belleza que sigue aplicado a la Naturaleza, pero sí de la belleza creada, del arte y la virtud social. Ese es el significado de la República, que sobrepasa la mera inteligencia intuitiva de reconocer el propio medio (animales) en virtud del voluntarismo. En este caso, la voluntad de construir ese medio en el cual se cree y es sistemáticamente negado por el poder oligárquico que genera, pronto lo leerá, su propio ámbito de noluntarismo monárquico. Creer en la razón y no poder creer en un sistema que permita su actividad sin trabas, es, repito, creer en el hacha y no en el bosque.

    Colgado de su cita, cuyo contenido no deseo comentar y que está fuera de lugar siempre que no he realizado crítica alguna de la razón en sí misma, le hago advertir cómo, curiosamente, en esas líneas la razón discurre por un camino contrario al que usted traza en su discurso y lugar político: mientras tantea, aquella se hace “consciente de sí misma? y delimita el propio universo restrictivamente. Usted, tanteando el dobladillo del pantalón de los oligarcas, pierde consciencia de hasta qué punto es restringido el espacio destinado al esparcimiento esperanzado de su servidumbre, su prisión. Un presidio que usted, amablemente, habilita para el resto de la humanidad remitiéndose a una voluntad posibilista, (fe en lo posible).

    Si no ha decidido mutar la necesidad de hacer a los Rajoyes del mundo responsables de sus actos ante usted y el resto de los ciudadanos por la posibilidad (el “arte de lo posible? ¿Sun Tzu?) de, medrando, influir en el criterio de ese gran hombre; si no puede o no quiere aceptar la indignidad que supone esperar ilusionado e impotente, que alguien que nos gobierna impune dé con la solución, sea condescendiente o capaz, como esperan las muchachas la camisa sudorosa del rockero; si no encuentra en su espíritu el sentimiento que alienta la lucha contra el yugo de poder, de silencio, de fealdad, desengáñese amigo. Nadie le permitirá acceder al laberinto de palacio donde sitúa al minotauro partidocrático. De lo contrario, su lugar estará en los bajos fondos de Cnosos, esperando una llamada de arriba. Pero entonces, Lord Acton, con su crítica a las personas que sienten con arrebato la libertad, situaría esa patita juvenil de la que habla en el terreno tosco de la mala fe. Y, a todas luces, no es digno de tal cosa.

    No debato divertido, sino apasionado. Pero, si persiste en hacer de la conversación una pugna personal y (ahora sí) procaz a la baja, terminará aburriéndome. Esta vez, señores, la banca reparte sus propias ganancias. No sabría qué hacer con ellas.

    Un abrazo.

  59. Crítico says:

    Perfecto. Entiendo, entonces, que si el nuevo régimen nacido de la revolución francesa (de la única, la de 1793) no alcanzó a constituirse en República Constitucional porque le faltaba el voluntarismo, ésta sí fue CONSEGUIDA en EEUU al aunar los elementos racionales de la Ilustración europea y la voluntad colectiva e instutucional de los colonos. Gracias de antemano.

  60. pepe fernández says:

    El buen republicano es como el buen profesional que aborrece la chapuza y hace todo lo posible por alcanzar la perfección, el sentimiento de satisfacción de haber hecho una cosa excelentemente es la propia recompensa.

    El buen monárquico partitocrático es un escéptico político, se rie de esto, es el chapucero mayor y se jacta de ello, una antiética profesional que le permite medrar a la sombra del partido sin dar cuentas más que al cacicado mayor. Esto es extensible a muchísimas instituciones monárquicas, entre ellas la universidad. Se trata al final de una motivación vulgar, lo que los méritos propios no da, el partido lo concede. Si se está dispuesto a abandonar todos los escrúpulos la recompensa material es alta. Un mindundis que en un país decente estaría viviendo de la caridad estatal, en Espana se nos hace político de cargo de algo que ignora pero que le permite hacerse un buen capital y enchufar de paso a los suyos. Lo de Marbella es extensible a la mayoría de los ayuntamientos espanoles y describe a la perfección como funciona el sistema, el soborno, la coima, el cohecho, la malversación con el aumento consecuente de la deuda para cubrir los huecos… etc son tan comunes que sólo el consenso tapa e intenta perfumar lo que es evidente para la mayoria de la ciudadania. Parafraseando al militar: “la Transición es la continuación de la dictadura por otros medios”

    Y es así que el mayor enemigo de la Monarquía de Partidos es el propio pueblo asaltado por los prefectos de los rajoyes y zapateros. No hay mejor manera de controlar a un pueblo que dividirlo con falsas disputas, si encima ese pueblo no es de natural culto, la eficacia de la medida está garantizada. Cuantos falsos debates no tenemos que aguantar entre los Rajoyes y Zapateros para que en lo fundamental, el uso del Estado como un cortijo propio, tengamos un consenso vergonzoso. Con las falsas disputas y las falsas oposiciones se oculta lo último que a nadie se le ocurriría cambiar, ni el PP ni al PSOE.

    Es el absurdo de la partitocracia, esperar que un halcón reformista suelte al pichón por misericordia y se nos haga luego vegetariano. Es absurdo pretender que los rajoyes y zapateros abandonen su concepción del Estado como finca propia. La unica reforma posible es la ruptura, cuando en ingenieria algo está mal disenado desde el principio, lo que se hace es empezar desde cero de nuevo con un diseno sin problemas, no estrellarse una y otra vez en algo que no puede funcionar.

    Aparquemos la chapuza al servicio de la mentira para siempre: La República Constitucional es el nuevo diseno.

  61. Isabel Arranz says:

    No sé si todas las generaciones sienten con la misma intensidad el deseo de liberarse de la servidumbre voluntaria. Sí sé, que una razón por la que muchos españoles se consideran escépticos respecto a la posibilidad de ser liberados de la servidumbre, es la evidencia de que hasta el momento, las formas de gobierno que ha tenido España no han conseguido limitar las corrupciones del poder. Tampoco en los casos en los que la razón describía la forma de gobierno y había voluntad de instaurarlo por creer en ello. No sé si por falta de conocimientos llamo voluntad de creer y razón a unos conceptos equivocados, pero creo que ya han existido en la historia de nuestro país.
    He aprendido con la razón, que en el pasado confundíamos libertad política con derechos civiles, que en los países donde no se ha confundido existen instituciones verdaderamente democráticas y tengo la voluntad de intentar cambiar la forma de gobierno de mi país. Pero creo que la razón y voluntad de creer de unos cuantos, no son suficientes para que triunfe si no sabemos deshacer los fantasmas de otros muchos. Por ejemplo, el término ruptura frente al de reforma, ya es en sí peyorativo y da miedo, sin embargo cuando se explica se entiende muy bien, son igual de pacíficas, pero no igual de verdaderas, lord acton. Echo de menos que más gente se atreva a exponer aquí sus fantasmas.
    Con lealtad.

  62. Crítico says:

    Sí, pero el lenguaje no puede cambiarse a nuestro antojo, y el término “ruptura” es muy descriptivo y mucho menos hiriente que “revolución”. Implica terminar con unas relaciones anteriores (no me lo he inventado, lo dice el Diccionario), y está claro que el vínculo existente entre la clase política y nosotros, o es inexistente, o no nos gusta y, por tanto, queremos romper con él. Ruptura, en definitiva, no expresa mal lo que queremos conseguir…
    Y ya sabemos que la totalidad de los españoles no va a participar en este Movimiento. Pero convenciendo a un tercio de los mismos, dice la experiencia que puede ser suficiente. Esto es algo nuevo y creo que merece la pena intentarlo.
    Isabel, con afecto.

  63. Antonio Garcia Trevijano says:

    A Isabel

    Las palabras asustan por lo que evocan. En la cultura española, inmersa en la tradicion del Estado autoritario, siempre han sido malsonantes palabras como revolucion, ruptura, republica, innovacion y libertad. Cuando se habla de libertad se añade la vulgaridad de que no se confunda con libertinaje. Si se habla de innovar, se contesta con la vulgaridad de que los experimentos con gaseosa. Por eso tenemos que añadir a la revolucion politica (no social) su condicion de pacifica y cultural. Si hablamos de Repiblico tenemos que unirla a su condicion de Constitucional. Y si se habla de ruptura, tenemos que calificarla de democratica.

    Esta último expresion la creé para definir la accion contra el Regimen franquista. Y como ya he dicho, me la inspiró la teoria de T. Khun sobre la ruptura de paradigmas cientificos. No debe preocuparnos que las palabras asusten a quienes no asustan los hechos de la dictadura ni de la Monarquía de Partidos.

  64. pepe fernández says:

    Estoy completamente de acuerdo con el brillante post de D. Antonio. Al Estado autoritario, anadiria lo del tradicionalismo de un pais rural en el límite siempre de la supervivencia, donde la picaresca era la única forma de escapar y protegerse contra el abuso del poder. El escepticismo político del pícaro y el pesimismo unamiano tiene mucho que ver con esta historia. Espana es un pais conservador e individualista, no de un individualismo protestante, sino guerrillero, de superviventes, donde la consideración de bien común, social y trabajo en equipo son vistos con desconfianza y recelo.

    A este pasado, la Monarquía de partidos ha anadido la siguiente capa, la del cinismo y la mala conciencia, el de todo da igual, si se quiere llegar a algo hay que buscarse los padrinos, lo otro es cuento. Siempre pongo el caso de la universidad porque me parece un ejemplo clarisimo de todos los vicios de la Monarquía de Partidos, incluso más que el propio parlamento. En la Universidad como creo que ya va siendo público, las oposiciones estan amanadas para que gane el candidato de la casa la plaza de catedro o titularcete, con estas oposiciones tumbarían al propio Einstein antes que dejar fuera a un Don nadie, el Don Nadie que votará siempre a favor del cátedro que lo ha puesto en el cargo. La Universidad explica muy bien el porqué del éxito de la Monarquía de Partidos, el sistema se refuerza a si mismo mediocratizándose, expulsando a los competentes y reteniendo a los incapaces que a su vez colocarán a otros igual o peor que ellos. Sólo así se puede explicar que los mejores hispanistas estén en su mayor parte en universidades extranjeras, que los mejores especialistas del Mio Cid estén en Inglaterra y que los trabajos básicos sobre la Guerra Civil estén escritos en inglés, ya no hablemos del resto, arqueología, antropología, censo de recursos naturales espanoles, una gran parte hecho por universidades extranjeras o en colaboración. Si en lo nuestro no destacamos que pensar del resto?

    un saludo republicano.

  65. Antonio Garcia Trevijano says:

    Queridos Pepe y David

    Vosotros hablais de la Universidad con precision porque la conoceis. Pero apenas hay un sector social que no acuse los mimsos males y aun peores. Lo que yo vivo es el mundo judicial. La corrupcion en las altas esferas y la incompetencia generalizada os asustarían. Pero incluso en Medicina se está llegando a una noluntad deontoligca que roza el crimen. Os contare este caso:

    Uno de las más famosos y acreditados cirujanos del corazon tiene a su paciente en el UVI para operarlo. El enfermo es abogado en activo, y esta asegurado por su Colegio. El cirujano lo visita, junto con su adjunta médica, y le dice;

    “Tengo un problema. Comprenderás que con lo que me paga el seguro no tengo ni para el anestesista”. El enfermo: “eso lo sabes antes de ingresarme, si no estas satisfecho por qué aceptas estar en el cuadro médico o no me lo has dicho antes”. Médico: “estas muy grave y mi deber era operarte sin pensar en el dinero”. Enfermo: “Entonces, por que me lo dices un día antes de operarme”. Médico: *para que me ayudes a resolver el problema”. Enfermo: ya no soy libre de elegir. Pásame la factura que quieras y la pagare sin mirar su importe”.

    Ante este panorama, el enfermo pierde su confianza en el cirujano. Lama a su hermano médico, le cuenta el chantage a que está sometido, y le pide que se lo diga a un Magistrado amigo del Catedratico que fue maestro del inmoral cirujano. El hermano entra en la UVI con esta información del Catedrático: “no me extraña la conducta del doctor.., pero es un buen cirujano y ya no hay tiempo de cambiarlo por otro”

    El cirujano, el más famoso de Madrid, cobró la factura del Colegio y la del abogado. Este no le llevó a los Tribunales porque aun debía ser tratado en la convalencia. Pero conserva todas las pruebas del delito, para hacerlo cuando haya jueces capaces de condenar a una figura de la Medicina.

  66. David Serquera says:

    Jaja!! Don Antonio, su ejemplo me hace reir porque me parece ingenuo, ya que el enfermo no pudo observar como el cirujano le habria las tripas!! Cuando trabaje como medico haciendo la residencia en un hospital tuve que ver como a una residente companera mia se la obligo a dejar a un paciente que llego con un infarto de miocardio a base de nolotiles durante horas para no despertar a los de la UVI!!! No tiene ni idea del sufrimiento de esta residente la cual lloraba de indignacion y rabia y yo al verla me dieron ganas de liarme a punetazos con el adjunto. El problema es que la corrupcion es generalizada y poco despues me abrieron un expediente por negarme a hacer algo que no debia hacer. Naturalmente, para no armar ruido se cerro por las altas instancias del hospital. Sali del corrupto mundo de la medicina en cuanto pude como alma que lleva el demonio dentro. No teneis ni idea de lo que hay ahi metido.
    Un saludo.

  67. David Serquera says:

    La corrupcion en la medicina empieza desde el primer dia en la Universidad ya que las facultades de medicina han perdido por completo el objeto de estudio de esta disciplina, que es el paciente y sus familiares y la enfermedad. Las facultades de medicina en Espana son meras academias de preparacion para el aberrante examen MIR. Como dijo Bacon los libros deben seguir a las ciencias y no las ciencias a los libros. siento exagerar pero asi y con la masificacion y cadena de montaje de la sanidad no hay ningun medico humano ni lo habra.
    Un saludo.

  68. Carlos Angulo says:

    Salvando las diferencias, pasa lo mismo con las autoescuelas: preparan a los conductores para aprobar el examen, pero a conducir se aprende conduciendo.

    un abrazo

  69. lord-acton says:

    Sr. Óscar:

    Persiste usted en hacer malabares con sus palabras. Le acuso de verborragia y, ¡pardiez!, que se empeña usted en darme la razón. Me encanta su juego, si me explica las reglas quizá pueda yo también participar. En primer lugar, por lo que veo, se trata de enfundarse la chaqueta de crupier y, mirando al tendido (este paso es esencial para lograr el efecto deseado), tras unos cuantos juegos de manos se queda usted con todo las fichas, la cagnotte, la ganancia del banquero y, me imagino que sin empleo por tan generosa ofrenda a la mayor gloria de su fútil exposición. ¿De quién lo aprendió? De Juan Palomo…

    Dice usted que incurro en una contradicción y verá -aunque me puede suceder porque mi pensamiento no es monolítico y está en continuo proceso de aprendizaje -está usted equivocado. No he contestado a sus versos, sólo hago referencia a ellos de pasada. No sea tan presuntuoso. No porque merezca mi atención lo que usted dice sino su forma de decirlo, que delata efectivamente la vanidad del crupier que se cree amo de todas las fichas.

    ¿Rectificación? Observo que desconoce la base del pensamiento popperiano, además al parecer le produce alergia. Lo que sí conoce a la perfección es la crítica irracionalista a la razón. ¿Por qué la razón y no las pasiones o el sentimiento? Mi fe en la razón es en ese sentido irracional, no tiene asidero más que como una opción moral. No se confunda nada tiene que ver con el irracionalismo, pero eso lo dejo para otro día. Mi fe en la razón no es absoluta, ya lo dije. Como tampoco es absoluto el poder de la razón, pero es el instrumento más perfecto que conozco para deshacer la maraña de dudas a la que se refería Jenófanes y a la que los hombres nos vemos abocados. Yo creo en la razón como instrumento no como sistema holístico. Es una elección moral entre la fe en la razón y los individuos humanos y la fe en las facultades místicas del hombre en su fusión con el todo, con la esencia del ente colectivo. Llámese Nación, Estado, Dios, Pueblo, Raza, Naturaleza, Ser o República. Sigue usted rastrillando la superficie con su pala de crupier.

    Reconozco que la identificación heideggeriana era más puramente formal que de fondo. Venía a colación porque comparte usted con él dos aficiones retórico-estéticas: la poesía y la charlatanería. No se ofusque no hay más que leerlo. Creo que su ego podrá superarlo (y no lo digo por mal). Sin embargo, confirma usted mis peores presentimientos: su estar-ahí, su ser ontológico, es la República y la voluntad de tomar conciencia de su ser. “La voluntad de poder. Poder?. Pffff… Nuevamente, trata usted de deslumbrarnos con su vocabulario para iniciados. En cuanto a su definición de voluntad epistemológica, dejaré que la defina como le venga en gana. Dicen que a los sonámbulos no hay que sobresaltarlos, para que no despierten de sus ensoñaciones. Lo que sí le recomiendo es que se cure el desasosiego, tiene sin duda un importante conflicto entre el quiero y no puedo. Los demás no tenemos la culpa, sabe. ¿O quizá sí? A eso me refería con la semilla del totalitarismo. Por algo se empieza, por echar la culpa a los demás.

    Entiendo que mi cita de Hayek define a la perfección lo que aquí acontece. Como no la ha entendido se lo diré en Román paladino: “confunde usted los deseos con la realidad?. En cuanto a la definición de la política como arte de lo posible podría ser de Sun Tzu, de Maquiavelo, de Churchill o, en su versión castiza, de Cánovas, que reflejo a continuación: “La política es el arte de aplicar en cada época aquella parte del ideal que las circunstancias hacen posible.? Todos ellos con los pies en la tierra.
    Rajoy no es un dios. Ni esconde receta mágica alguna. Tampoco es comparable a Zapatero, que por cierto es quien gobierna, o mejor dicho desgobierna, este país con su radicalismo de izquierdas. Él también habla, como usted, de libertad, de paz, de valores ciudadanos, de republicanismo. ¿Para qué cambiar pues? De hecho se está cargando el régimen partidocrático que tanto detestan (aquí he de decir que con razón), para implantar su régimen de partido único. El advenimiento de su gran día está cercano, pídale que le reserve un cachito de libertad, un cachito de poder. Alguien dijo acertadamente que en nombre de la libertad se cometerían grandes crímenes. No está usted ciertamente en esa línea, sinceramente no lo creo. Pero no pretenda vendernos el bálsamo de fierabrás a los males que nos aquejan, no la hay. Por lo menos, no la habrá sin despertar a las masas de su letargo. No se equivoque, yo le dejo que siga soñando, no se vaya usted a despertar.

    Por cierto, sé muy bien que no le aburro, le cabreo y eso me divierte. Pero, para mí no es personal, ni le conozco, y seguramente será usted una magnífica persona, pero lo procaz es sorprender con el insulto para después hacerse el ofendido. ¡Vaya! Nuevamente, ¡como Zapatero!

    Un saludo,

  70. Vicente Carreño Carlos says:

    Acabo de concluir una gestión encaminada a organizar la presentación del MCRM en Murcia. No ha podido ser. ¡Cuánto lo siento!.
    He mantenido conversaciones con un miembro destacado del Foro Ciudadano de la Región de Murcia, pero me dice que están muy atareados en la redacción de varios documentos para una próxima asamblea, y que tienen muy saturada la agenda de reuniones. No entra en sus cálculos.

    A partir de ahora comienzo gestiones con alguien vinculado a la UNED, en Cartagena, así como con un profesor de Murcia, conocedor del pensamiento de Antonio García-Trevijano desde los tiempos de la Junta Democrática. Él desconocía la existencia de este blog y del MCRC, ahora ya podrá conectarse. Ha prometido hacer contactos con un grupo o movimiento cívico republicano de la capital murciana, para que puedan hacer lo mismo, y de esta manera ver posibilidades de cara a la presentación en Murcia.

  71. pepe fernández says:

    Querido Antonio y colega David Serquera,

    El mal parece muy extendido, no es mi campo el de la medicina, sólo soy un humilde biólogo y en este campo lo único que se ve es la más llana y absoluta competencia salvaje, lo del corporativismo es desconocido, y si fuera por ganar dinero cualquier otra profesión sería mejor. Esta es una profesión romántica y el afan materialista sólo se ve en la acumulación de publicaciones de alto impacto que den fama y nuevos métodos, no en la universidad espanola, claro. Comparado con esto, lo que me contais es criminal, pero comparable al sistema político que hay en el país y a aquello de todo vale por la pasta.

    Sobre la formación en general, el gran problema de Espana es que uno se puede hacer cientifico sin haber hecho ciencia, y me temo, por lo que cuenta David, médico sin haber hecho medicina. Decia Groucho Marx aquello de “inteligencia militar” es una expresión contradictoria, “científico funcionario de oposición” no es contradictorio, es disparatada.

    El problema lo resume muy bien David, se evalúa la recitación, lo memorístico no el ejercicio profesional o los descubrimientos e invenciones propias. EN Inglaterra por ejemplo, y eso lo sabe David, hay catedráticos que no tienen el título de doctor, y que han recibido la catedra por sus contribuciones de altisima calidad e influencia en su área, trabajos, publicaciones,patentes. Conozco uno que es uno de los fundadores de un área neurocientífica, que no tiene titulo de doctor, ni por tanto los padrinos académicos pero que tiene su catedra y un buen pedazo de laboratorio y dinero en abundancia y no deja de publicar en Science y Nature a pesar de no tener el sello opositor del catedro hispanico.

    En Espana admiramos e idolatramos el sistema funcionarial como modelo para casi todo, aunque no funcione para casi nada que demanda eficacia e inventiva, como pasa en ciencia y en medicina.

  72. Pla (Club Republicano 3) says:

    Estimado D. Antonio:

    Dijo más arriba (nº 22) que no hay liberales en el aparato del PP. Y es cierto. El reciente caso de Esperanza Aguirre con Telemadrid ha sido toda una demostración de liberalismo y de las perspectivas de libertad política que nos esperan de la mano del PP:

    ( http://www.estrelladigital.es/a1.asp?sec=opi&fech=12/10/2006&name=marcello )

    Esperanza Aguirre es una de las más reputadas liberales oficiales y fue premiada por el Club Liberal de Cádiz 1812, este mismo año, el 19 de marzo. Losantos es el ideólogo más destacado de ese liberalismo oficial, y también fue premiado por el Club Liberal de Cádiz 1812 hace algunos años.

    Salud y República Constitucional

  73. Óscar says:

    Querido Antonio, amigos:

    Sr. Lord Acton:

    Prologuillo: No respondo a sus ideas o juicios intencionadamente. Pretendo con ello atajar la polémica y no cometer la inelegancia de cerrarla en falso.

    Hago una puntualización: La metáfora del casino sólo intentaba hacer ver, sarcásticamente, que si se habla de diversión (crupier, frivolidad) en una conversación, el enriquecimiento dialéctico (ganancia) es despreciable porque se ha asumido la irresponsabilidad en los resultados que pueda ofrecer (juego).

    Me arrepiento: Con toda razón recuerda el origen del poco agraciado debate. Una insoslayable falta de tacto por mi parte. Le pido disculpas por ello.

    Escribo un adiós: El respeto a las personas que se dan cita en esta página y a las hermosas ideas que encarnan, me obliga a renunciar a esta discusión tal y como ha transcurrido. No puedo consentir que el valor de esas ideas se ligue al sentimiento graso que generan sucesivos juicios de valor personificados. Le ruego que no lo tome como un desprecio hacia usted o una falta de interés en la conversación por mi parte. De lo hasta aquí expuesto sólo su pensamiento político es olvidable. Muy al contrario, observe que por vez primera traspaso las palabras escritas para hablar de mi recreación psicológica de su persona, guardo grato sabor de este desencuentro por la inteligencia fresca, la valentía fajadora y la provocación circunscrita a lo intelectual y lúdico que usted representa. Comparto, créalo, el desenfado. Y sólo ahora aparece un ligero desasosiego al saber que llevándome yo esas cosas, le dejo tan poco.

    Un abrazo.

  74. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Oscar

    Te felicito. Ese debe ser nuestro espiritu. La nobleza de los ideales obliga a la cortesía. Solo seremos intransigentes con la falta de educacion y el insulto. El MCRC ha de ser paradigmático en la elegancia moral de sus miembros. Gracias por tu contribucion a la estética del comportamiento.

  75. Lorenzo Alonso says:

    Querido profesor:
    Sigo los artículos y los debates dia a dia. Son el alimento de la voluntad, porque la razón hace tiempo que comprobó que la República era la mejor forma de organización política.
    Cada mañana, cuando leo los artículos y las colaboraciones, me da la sensación de que formaseis parte de mi entorno desde hace mucho tiempo.
    Pero el camino es tortuoso y en cada recodo me encuentro borregos paciendo plácidamente, mediocres con cultura de un “Pravda” cualquiera, hijos de la sociedad espectacular y recuerdos de los pecados políticos cometidos (participación en el régimen vigente votando a la contra para que ” se j….”, a sabiendas que no elegiamos a ningún representante, engañando a los pobres encuestadores para que los gurús televisivos, radiofónicos o periodísticos se den el batacazo, etc).
    Pero en el fondo perseguimos la instauración de la democracia y la pasión de la República (la libertad política), por eso continuamos propagando los ideales de la República Constitucional en nuestro pequeño entorno, a pesar de recibir a cambio silencios, desplantes, comentarios como “pequeño club de ilustrados”, “eso suena a música celestial”, “secta de iluminados”, etc.
    El mes pasado utilice los “e.mail” de gente conocida para propagar nuestra ideas, este mes pongo mis humildes páginas Web al servicio de la causa que nos ocupa y preocupa.
    Quiero aclarar algunas cosas respecto de ellas: la página “http://www.lorenzoalonso.net” es un cuaderno de bitácora, una colección de reflexiones, cartas e informes de hace 12, 10, 8, 2 años o de ayer elaborados en mi tiempo de ocio; muchos de ellos inducidos por sus artículos y libros, en algunos de ellos los cito, espero que se ajusten a lo que en aquellos tiempos escribió (si hay algún error o frases sacadas de contexto, dígamelo y lo rectifico. He procurado llenar estas páginas de vínculos hacia este Blog. La otra página, “http://www.telefonica.net/web2/entidadeslocales” , es un pequeño laboratorio de datos presupuestarios y de población, ya que en mis ratos libres tambien juego a “webmaster”.
    Una sugerencia: creo que deberiamos negociar algún estudio (“test de ranking”, “test de posicionamiento”,etc.) con empresas especializadas para que este Blog salga en las 20 primeras entradas de los mejores buscadores (“google”, “search.msn”, “altavista”, “yahoo”, etc.) al teclear palabras: republica, republica constitucional, democracia, libertad politica, sociedad civil, separacion de poderes, estado de partidos, etc. o aquellas que creamos más convenientes.

    Salud y Lealtad

  76. Pla (Club Republicano 3) says:

    Estimados amigos:

    Alguien (nº 62) ha dicho que “La razón no gobierna las pasiones. La voluntad sí”. Es decir, que la voluntad no es el reino de las pasiones, afectos y deseos, sino la reguladora de las pasiones, los afectos y deseos. La voluntad es lo que nos lleva a actuar. Y es que la pura razón sirve, y magníficamente, para lo que sirve. Pero no puede servir para más. La república no vendrá sólo por el convencimiento racional de los más, aunque ello sea requisito imprescidible para tan siquiera intentarlo. Y es que hay que vencer además otro tipo de obstáculos que genéricamente denominé “el sistema de corrupción” y “la inercia de las cosas”.

    La inercia de las cosas se refiere, sobre todo, a la actitud de una buena parte de la sociedad, que si bien no comparte en su totalidad lo que hay y conoce las fallas y corruptelas que nos enfangan, no se decide a la queja porque no le va del todo mal.

    Respecto al sistema de corrupción, el PSOE acaba de poner el ejemplo perfecto de lo que quiero decir: un concejal del PSOE de Martorell y el jefe de las Juventudes Socialistas de esa localidad, entre los agresores contra un acto del PP. Primero debo decir que me he llevado una sorpresa, pues nunca pensé que fueran los propios socialistas los que organizasen esa clase de barbarie totalitaria (fasciocomunista no deja de ser un palabro despreciable, por mucho que acote bien los términos de lo designado). Hasta ahora creía que eran elementos anarquistas, okupas, independentistas, de ERC, etc…

    Pero luego todo me ha encajado mejor. El apego al poder (manejo del presupuesto, cargos y prebendas, etc…) es muy goloso y por ello se puede yse debe hacer lo que sea. Hasta el crímen. El lógico que el PSOE sea el principal organizador de las agresiones contra el PP, pues ambos se disputan el mismo electorado y las principales instituciones. Y ahí el esquema totalitario del partido se transmite hacia la sociedad en forma de violencia totalitaria y criminal.

    Y es que ma han sorprendido los temor y recelos que ha causado la mención a la “ruptura” con el presente, si es que de verdad queremos la República Constitucional. Algunos incluso se han referido al peligro de la violencia que todo ese proceso de renovación nacional ha de significar. Una curiosa advertencia cuando la partitocracia es la que nos está anegando en la violencia más descarnada.

    La voluntad, es decir, la decisión de hacerlo, es el elemento que nos permitirá instaurar la República Constitucional para, entre otras cosas, evitar que la violencia en la sociedad se produzca fuera de los casos en los que ésta se ejerce legítimamente.

    La violencia criminal e ilegítima en España no es obra ni propuesta de los republicanos. Es una realidad que nos impone la Monarquía Parlamentaria al convertirse en sistema de reparto del cuantioso botín que constituyen para ellos los Presupuestos Públicos. Y la canallería del PSOE para sostenerse en poder no está ni empezando aún.

    Salud y República Constitucional

  77. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Al compañero Pla: Tito Livio, en el Libro IV, 28, nos dice, a partir de su enorme erudición histórica, que los alborotadores en la paz son los más cobardes en la guerra. Efectivamente, es propio de un alma plebeya, ruin y, por tanto, cobarde, usar de la mala educación y de la violencia en situaciones de paz, cuando se tiene la cobertura del poder. Al proclamar la propia dictadura nacionalista catalana que el PP es la única fuerza política que está fuera de su sistema, se ha abierto la veda contra los militantes del PP en Cataluña. El asunto es gravísimo, y se hace mucho más grave cuando el propio Zapatero afirma que a él no le pasa. El PP debería alertar a los tribunales internacionales y a la propia ONU de lo que se está gestando hoy en España. Es frecuente que la cobardía asesine en la paz, nos sigue diciendo Tito Livio.

  78. Vicente Carreño Carlos says:

    A Pla (Club Republicano 3), comentario 82

    A mí no me sorprende la actitud de las personas que vociferan e increpan a los líderes del PP, en Martorell. Yo no lo haría, yo no participaría ni organizaría dicha concentración. Lo considero una falta de educación y lo rechazo rotundamente.

    Dicho lo anterior, vengo a poner de manifiesto que yo he estado secuestrado durante 7 horas en el interior del Ayuntamiento de mi ciudad, junto a los concejales del PSOE y de Izquierda Unida, y a otras personas del público que asistían a un pleno; mientras tanto en la Plaza de la Constitución los asistentes a una concentración promovida, en la sombra por el Partido Popular de Totana lanzaban insultos, increpaban, arrojaban piedras, rompían cristales, y amenazaban a los secuestrados en el interior del la Casa Consistorial. Motivo: una concentración para protestar contra la presencia de inmigrantes, y como siempre el consabido discurso de la seguridad ciudadana…

    Siento mucho que ocurran estas cosas, siento que unas personas manipulen los sentimientos y las emociones de otras para obtener beneficios electorales y poder. Pero parece que este sistema partitocratico, de grupos cerrados, y de organizaciones dogmáticas propicia, lamentablemente, sucesos de este tipo. Cada vez tiene más sentido que superemos esta dinámica de engañabobos con nuestra acción en la sociedad.

    Saludos. República y Belleza.

  79. lord-acton says:

    Sr. Óscar:

    No se crea que me deja tan poco. De todo se aprende, y especialmente de quien maneja el verbo como usted lo hace. Y ahora no lo digo en sentido peyorativo sino con la satisfacción de quien ha cruzado el hierro con un rival de altura.

    De mi pensamiento político no sé qué puede querer olvidar porque apenas he dejado traslucir otra cosa que mi escepticismo. Quizá el aferrarme a Rajoy sea un último intento de quien siente el vértigo de un barco que zozobra. Creo que, si me lo permite, aquí emite un juicio apriorístico.

    No les culpo por mantener fresca la esperanza de romper con este régimen, muy al contrario eso me admira. ¡Ojalá la sociedad civil tuviera una ínfima parte de la fuerza moral que ustedes demuestran!

    Le aseguro que mi intención inicial no era provocar, pero en ocasiones el fragor de la batalla le lleva a uno más lejos de lo que hubiera querido. Si en algo le he ofendido yo también le pido disculpas.

    Y le doy a usted la razón, este blog ni sus miembros merecen perder el tiempo en refriegas personales. A D. Antonio le pido disculpas si en algo he desmerecido su rincón de libertad y le muestro mi más grata consideración y admiración, esta vez sí personal.

    Bueno, ahora me voy a restañar las heridas. Eso sí, cuando quiera, donde quiera, siempre estaré disponible para mostrarle que su juicio sobre mi pensamiento político es erróneo.

    Un cordial saludo,

  80. David Serquera says:

    Estimado Pepe,
    La corrupcion en la investigacion es de otro orden que en la medicina, pero tambien es sistemico. Tu lo vienes denunciando. Lo que han hecho con los ramones y cajales es otro ejemplo. La precariedad y las reglas de la partitocracia dividida en nucleos de poder perifericos es la causa actual que se anade a la tradicion de vejacion del conocimiento propia de la clase politica, financiera e industrial espanola. Una de las peores formas de corrupcion en la investigacion es la invencion de resultados falsos. Ocultando las fantasias de una posdoc durante cuatro anyos, a pesar de cargarse las tesis de varios predocs, es como un reciente altisimo cargo del institut Catala de Oncologia ha llegado al puesto. Este a pesar de tener las pruebas irrefutables de sus predocs siguio confiando en la posdoc hasta que otros posdocs entraron y descubrieron el pastel. El dijo que solo habia sido durante el ultimo anyo. La posdoc fue despedida y el ascendido. Los predocs no pueden decir nada porque estan pendientes de leer una tesis que les ha costado cinco anyos de su vida. Podria segir enumerando casos.
    Un saludo.

  81. pepe fernández says:

    David,

    Si, es una consecuencia de la dura competencia, tu sabes bien que quien no publica en Science o Nature, actualmente tiene poco que hacer en ciencia, aunque el comportamiento que denuncias es minoritario, en ciencia es fácil pillar rápidamente al que miente.

    En Espana el problema no es este, es un problema de feudalismo y organización mafiosa y de que las cosas se consiguen siempre mediante política corrupta, es posible que en un país de 44 millones no tengamos genio científico alguno que destaque a nivel internacional, exceptuando el repatriado y envejecido Mariano Barbacid?. Como es posible que gastándonos un dineral en universidades, más que China y Corea del Sur, estas nos estén dando un repaso partiendo de condiciones de subdesarrollo?. Esta corrupción fue creada por el PSOE que jubiló a los antiguos y metió a los suyos mediante certificados políticos. EL resultado lo tenemos aquí, la universidad espanola es indigente científica e intelectualmente, lo que cuenta es la pertenencia a los grupos políticos de poder que acaparan cargos administrativos, de gobierno y manejan presupuestos, el catedro está interesado no en reclutar inteligencias sino votos cautivos con los que postularse a los cargos y acarretar influencias y dineros para su propio grupo. La ciencia, la docencia son simples excusas, tapaderas con las que ocultar el negocio de los catedros y titularcetes avispados.

    Como ves un micromundo que reproduce perfectamente el funcionamiento del sistema de la Monarquía de Partidos. Aquí como en lo otro no cabe reforma, sólo ruptura, la reforma que pretenden estos es que les demos más dinero público para aumentar el chiringuito, diciendo que es para la ciencia, cuando todos sabemos que en la universidad es una máquina de despilfarro y corrupción que no tiene control externo alguno más que el ahogamiento final por la acumulación de deuda generada. Una perfecta institución de la Monarquía de Partidos.

    un saludo republicano

  82. David Serquera says:

    Amigo pepe,
    El modelo de universidad en Espanya esta en crisis actualmente, ya que el descenso de la natalidad y de la demanda esta estrangulando la malsana existencia de multiples Universidades que surgieron a la caza del dinero estatal entregado por estudiante cuando todavia los habia. Todo estudiante que accede a la Universidad deberia hacerlo por poseer unas pasiones intelectuales extraordinarias y deberia integrarse en un sistema de produccion de conocimiento, basico y aplicado, en colaboracion con capital industrial. El Estado en lugar de pagar por estudiante deberia pagar por lo que produce en conocimiento y patentes el conjunto de la Universidad, incluidos los alumnos. El gran Jean Perrin separo la investigacion para dejar de ser un mero anexo de la docencia. Las universidades espanyolas no saben que hacer con tantos profesores inutiles para tan pocos alumnos y ademas no existe la carrera de investigador cientifico (la gente te preguntara para que haces el doctorado, para dar clases?). La parasitacion partitocratica anula toda iniciativa creadora. La exigencia de evaluacion por un comite internacional de los profesores que quieran ser contratados por universidades deberia ser una exigencia no una opcion como en la reciente ley de Universidades. La evaluacion de los grupos de investigacion cada cuatro anyos o cinco dependiendo de un indice de riesgo o innovacion del proyecto, por un comite de cientificos internacional es necesario, el que no pasara la evaluacion seria despedido. La inclusion constitucional de la investigacion e innovacion cientifica como motor de riqueza nacional dotaria de fondos a las Universidades las cuales deberian atraer al capital industrial o financiero. La competencia entre Universidades deberia establecerse por contratar a los mejores CREADORES DE CONOCIMIENTO nacionales o extranjeros ya que su supervivencia dependeria de estos y de la capacidad creativa de sus estudiantes. El prestigio social de estos hombres seria elemento de orgullo constitucional y nacional. La desaparicion de la competencia partidista entre comunidades autonomas daria lugar a la coordinacion y colaboracion productiva alejada de batallas politicas. Este es un modelo completamente opuesto al actual. No cabe la reforma chapucera.
    Un saludo.

  83. Lorenzo Alonso says:

    Rectificaciones al 82 (a mí mismo):
    He comprobado en “Google” que tecleando “republica constitucional” aparecen entre la 10 primeras entradas, 6 relacionadas con nosotros.
    Las 3 primeras un artículo de AGT, una entrevista a AGT y una reseña al anillo de MCRC.
    La 4ª entrada es directa a esta PAGINA WEB,
    la 5ª una reseña nuestra aparecida en “La coctelera..” y
    la 10ª una entrada al dicionario político.

    Así que una de las sugerencias que hacía en el 82 se está cumpliendo. Hay muchas cosas técnicas y financieras que no son típicas del blog, si quereis contactar conmigo mis e.mail, de momento, son:
    “falch(arroba)mundofree(punto)com” o
    “lorenzo(punto)alonso(arroba)meh(punto)es”.
    Los paréntesis son para evitar motores de e.mail, troyanos, etc.
    Considero que es una buena noticia.
    Saludos.

  84. pepe fernández says:

    David,

    Por cierto viene a cuento de nuestra discusión. Se acaba de publicar lo que ya empieza a ser un referente obligatorio, la clasificación de las universidades del mundo de la Universidad de Shangai. Hay muchas sorpresas esta vez, además de premio al que encuentre a la primera universidad espa&ntildeola.

    http://ed.sjtu.edu.cn/rank/2006/ARWU2006TOP500list.htm

  85. Antonio Garcia Trevijano says:

    a Isabel (ontinuacion)

    En la vida española niunca ha existido voluntadde creer. El catolicismo impone le fe, la creencia, desde el baustismo. En la filosofía solo Unamuno ha sido consciente de la importancia vtal de la vluntad de creer. Hasta pronto

  86. Antonio Garcia Trevijano says:

    A lord Acton

    Es una pena que tu cultura, tu conciencia y tu buena eduacion no te hagan miembro del MCRC. En todo caso, te doy la seguridad de que siempre seran binevenidas tus discrepancias. Hasta pronto, con respeto y más simpatia de la que puedas suponer.

  87. Antonio Garcia Trevijano says:

    A Vicente Carreño

    No necesitas animos. Los tienes de sobra. Para lo que intentas organizar en Murcia, creo que te sera util hablar con mis amigos de Cartagena y Lorca. En Cartagena pouedes llamar a Jose Valsalobre, telefono 907-493440 y 968-553516. Gracias por todo.

  88. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Lorenzo Alonso

    Bienvenido a tu casa. Debemos trabajar bien y mas en Internet, como estas haciendo. Siempre es emociante saber que mis publicaciones no han caido en sacos rotos. Ahor es el momento de hacerlas rendir en la accion politica. Gracias con lealtad republicana.

  89. Pla (Club Republicano 3) says:

    Estimados amigos:

    Comentando los post nº 84 y 85, creo que debo precisar algo.

    No me ha sorprendido lo ocurrido. La partitocracia genera violencia entre los partidarios de unos y otros siempre. Pero en situaciones más extremas, como las pugnas electorales en las que se disputa el poder, depara violencia criminal en España y en otros muchos países. Lo sorprendente del caso para mí ha sido la presencia activa de militantes del PSOE, algunos con destacadas reponsabilidades dentro de organizaciones socialistas y uno concejal. Es decir, en el caso de Martorell me ha sorprendido que las agresiones hayan sido preparadas y organizadas desde el partido que ejerce las responsabilidades de gobierno en el ámbito nacional, en el regional y en el local.

    La gravedad es mayor cuando la vilencia ilegítima se organiza desde instancias directamente gubernamentales,sin duda. Pero en el caso de Martorell estamos muy cerca de eso. Eso es el plus de gravedad. El que se fomente el enfrentamiento civil no me sorprende pues se viene haciendo sistemáticamente desde hace años, desde hace muchos años.

    Que esa violencia vaya en aumento no tiene nada de extraordinario, pero es una buena evidencia para comprender el problema de la ruptura necesaria, inevitable, con el presente estado de cosas. No cabe reformar desde dentro un sistema como éste, basado en las restricciones y limitaciones de la libertad, en la promoción de los privilegios y en el enfrentamiento civil e los españoles. El riesgo de violencias políticas incontrolables lo produce nuestra odiosa partitocracia y ninguna otra cosa.

    Salud y República Constitucional

  90. Arturo Seeber says:

    Estimado Antonio:
    Aunque nacionalizado español, provengo de un país donde nunca han habido reyes, salvo que no fuesen los de España cuando pertenecíamos a la Corona. Ni de aristocracia podemos hablar en Argentina, un país todavía infante, que no sea ese remedo llamado “gente bien” que se han inventado las gentes acomodadas. Al toparme en Europa con esta liturgia monárquica, con esa veneración por individuos que parecían elegidos en concurso por su mediocridad, me resultó en verdad ridículo, y si se me permite la expresión, porque no me viene otra a las miente, una mariconada.
    En verdad, creo que esa pleitesía a los reyes trae tanto retraso como las dictaduras.

  91. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Arturo

    Aunque te parezca raro, los países suramericanos, a pesar de sus grandes ecritores, no han contribuido a la teoria de la republica. Por eso creo que mis reflexiones tiene tanto interes para ellos como para España. Tienes razon en el aspecto ridiculo de las monarquías. Deberías de estar aquí con frecuencia, pues, como verás, los temas tratados tienen interes cultural superior a lo estrictamente politico.

Los comentarios están cerrados.