PRINCIPIO DE AUTORIDAD

No es necesario estar entrenado en ejercicios mentales para deducir que la razón de Estado y el orden público, los dos enemigos históricos de la verdad y de la libertad, son criaturas gemelas del principio de autoridad. Una expresión consagrada en tiempos teológicos del saber religioso o científico, que pasó a fundamentar el dogma de la autoridad de principio, o razón de autoridad, para exigir obediencia sin necesidad de argumento.

El origen religioso de este principio, piedra angular de todos los regímenes autoritarios, explica tanto su aceptación por los súbditos de las Monarquías confesionales, como la universalidad europea de la servidumbre voluntaria. Se entiende que la fe de los creyentes conceda autoridad al Papa, no tanto por suprema jerarquía, como por razón de infalibilidad. Se entiende también que soldados y oficiales pongan sus vidas bajo el principio de autoridad escalonada de generalísimos invencibles, aunque sean derrotados. Lo que no se puede entender, como le sucedió a La Boethie, es que toda la filosofía política, incluso la de Spinoza con su matizado “asentir sin fe“, acepte el principio de autoridad, sin estar sostenido por la autoridad de la razón, el principio de razón suficiente o el de legalidad.

La etimología es sabia. La autoridad solo es atributo del autor o creador de algo que sin él no existiría. Una cualidad divina. En el Estado, supremo poder anónimo, no puede haber verdaderas autoridades. Solo potestades. De ahí la neta distinción romana entre “auctoritas“ de personas admirables, dignas de ser escuchadas, y “potestas“ de mandos legales, con capacidad de exigir obediencia. En casos excepcionales, la autoridad moral puede llegar a ostentar potestad material, a riesgo de perder aquella. De Gaulle adquirió autoridad personal como salvador de Francia. Y la perdió con el empeñado ejercicio de la potestad de Jefe del Estado, desobedecida por la rebelión juvenil de mayo del 68.

En la República Constitucional, donde hasta la soberanía popular se disuelve con la división de poderes equilibrados, sin que ninguno sea soberano, no habrá más autoridades que la del Jefe del Estado, como encarnación del creador espíritu republicano, la del Presidente de la Asamblea creadora de leyes, y la del Presidente del Tribunal Supremo, en tanto que órgano autor de jurisprudencia. Pues sería un contrasentido insoportable considerar autoridades a los que solo tienen la potestad de hacer cumplir las leyes. Ningún funcionario puede escudarse en el escalafón administrativo, por alto que sea su cargo, para recibir obediencia del inferior en rango, sin razonar los motivos de su orden.

Si los jueces están obligados a motivar sus resoluciones, si la policía debe hacer disparos de advertencia al delincuente que huye, ¿cómo va a ser permisible, en el orden civil de la República, que agentes vestidos de autoridad perturben la seguridad de ciudadanos por sospechas que no le explican? El principio de autoridad, que no es principio lógico, ontológico o irreductible, en la pluralidad de principios éticos o sociales, desprecia la inteligencia del funcionario para comprender las razones de las órdenes superiores, y quebranta la confianza en el principio de lealtad que debe regir la acción de todos los miembros de la organización del Estado, y la de los ciudadanos hacia los agentes del orden republicano.

La desigualdad en el trato social, la falta de civismo en la población, es proporcional a la fortaleza del principio de autoridad en la fuerza pública. La autoridad moral o intelectual no produce relaciones. Tan solo admiraciones o adhesiones. Si se convierte en relación solo la reconocen los que la padecen. Pues, en verdad, no hay mas autoridad que la de ser creído. Convertida en principio de acción pública del Estado, introduce y conserva la violencia social que pretende suprimir. La violencia institucional brota espontáneamente del principio de autoridad. Cuyo ideal de orden es el de los cementerios de cuerpos (Gal) y de almas (consenso).

El mayor daño que el principio de autoridad causa a los pueblos no se produce en el espacio exterior del orden público, sino en el ámbito interior del pensamiento y la creación intelectual. Toda la llamada filosofía negativa, o crítica de la realidad, deviene ilícita con la autoridad del consenso monárquico. Una limitación más profunda y extensa de la libertad de pensar, que la causada con la censura de la libertad de expresión en la dictadura. Durante la Transición ni siquiera han existido pensamientos originales que expresar, incluso en literatura.

En la tradición española del Estado autoritario, ningún pensamiento libre puede hacerse la ilusión de poder competir en pie de igualdad con el juicio dogmático del portador de autoridad. Y lo mas chocante es que en la misma medida en que se acentúa el dogmatismo del principio de autoridad, aumenta el escepticismo de todas las manifestaciones del espíritu social, en los programas de televisión, o individual, en la multiplicación de productos culturales cuyos artífices y editores no creen en nada. Donde reina el principio monárquico de autoridad no puede haber opinión pública.

Anuncios

25 thoughts on “PRINCIPIO DE AUTORIDAD

  1. Francisco says:

    Este artículo sobre el principio de autoridad implica que, cuando implantemos la República Constitucional en España en un futuro próximo, habrá que cambiar la legislación actual sobre delitos de orden público.

    El principio de autoridad republicano obligará a hacer dicho cambio para adecuar las leyes de orden público a las ideas de la República Constitucional.

  2. Óscar says:

    Querido Antonio, amigos:

    No me resisto a enviar el texto escrito para el señor De Iturbide, que pretendía formar parte de los incluidos entre los comentarios al artículo “Espíritu Republicano?. Lo hago asombrado, viendo hasta qué punto guarda relación con “Principio de Autoridad?.

    “Querido señor De Iturbide:

    En referencia a su última entrada (36), quisiera observar que el orden público significa, por desgracia, algo mucho más siniestro que “intrusismo?, “intervencionismo? o dirigismo estatal. La sustitución de las estructuras que deberían ser originales de la sociedad civil (instituciones de la República, lenguaje) por otras que pretenden cumplir igual función, pero perteneciendo en realidad al Estado (instituciones del orden público, propaganda) convierte la existencia estatal en mimética. Y el orden público en un espíritu social alienígena. Ante la orden sencilla, ante el dirigismo, queda siempre la posibilidad de la desobediencia por caro que pueda costar su empeño. Ante la suplantación del propio ser por otro, ¿cómo pensarse a sí mismo, cómo plantear alternativas? Entonces, la sensación de opresión cesa y la sociedad comienza a actuar en contra de sus propios intereses. Ya no los reconoce. Sin lenguaje y valores propiamente civiles, ¿qué lugar para el pensamiento independiente del poder y la cultura no oficial queda? Sólo el de las personas capaces de ser, individual y verdaderamente, esa sociedad. Por eso, la mayor parte de los ciudadanos estatalizados los considera, con la voz de su amo y en nombre del orden público, enemigos. La sociedad civil termina persiguiéndose a sí misma. El orden público se ha constituido en algo soteriológico y necesario, como en el dogma religioso.

    De ahí la singularidad e importancia de este Movimiento. Del espíritu republicano.?

    Queda un día más de esperanza cuando la crítica al principio de autoridad, cepa común a la sinrazón de la razón de Estado y al sinvalor (gracias sr. Trujillo) del orden público, abre la puerta de entrada en la sociedad, principio de lealtad, al pensamiento libre.

    Un abrazo, amigos.

  3. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Oscar

    No tiene nada de asombroso que tus inteligentes intuiciones se vean desrrolladas en mi pensamiento discursivo. Acuerdate de que ha sido tu, con el enlace entre orden publico y razon de estado, quien has alterado el orden de la serie de mis articulos. Pues, como te dije, me obligastes a tratar del principio de autoridad, para que no se dispersaran las ideas, antes de analizar el modo de ser y de estar en la Republica y en la Monarquía. Si los prejuicios y primeros conocimientos superficiales de los asuntos humanos no lo impiden o retrasan, los mismos sentimiento tienen que prucir los mismos pensamientos. Por esa razon no acepto el concepto de autoridad epistemologica de Gadamer, imbuido de la presuncion aristocrática de todos los hegelianos. Lo que de verdad importa es la concordancia entre las intuiciones y el discurso de la razon practica. Por eso me alegra no haber decepcionado lo que de mi esperabas. Otra vez te doy las gracias por haberme inspirado este articulo. Abrazos de hermano mayor.

  4. Pedro M. González (Club Republicano 3) says:

    El autoritarismo de la partitocracia tiene como lógico corolario la precisa Razón de Estado como autoridad general consensuada e indiscutible por una presunta voluntad general “como si fuera democracia” que persigue su propia estabilidad y permanencia. Así si aquí eres “demócrata” la Razón de Estado exige, entre otras:

    1.- Soportar la ausencia de separación de poderes para evitar el falso temor del conflicto entre ellos. La estabilidad institucional como 1ª Razón de Estado.

    2.- Acatar la ausencia de libertad política con partidos estatalizados que imponen poderes estatales en mercadeos y pactos ajenos a los ciudadanos. La estabilidad de gobierno como 2ª Razón de Estado.

    3.- Consentir la disgregación nacional por centrifugación derivada de un sistema electoral proporcional que premia los regionalismos de forma injustificada confiando en su fidelidad al sistema. La estabilidad territorial como 3ª Razón de Estado.

  5. Antonio Fenández Sáez says:

    El pensamiento de D.Antonio García Trevijano hay que verlo ahora en su Blog pero tambien requiere estudiar todos los libros;sugiero que en cada provincia,los miembros del MCRC dispongamos de decenas y centenas de esas obras por obvias razones.Aunque se reediten hic et nunc
    ES un pensamiento cargado de gran sabiduría,límpido
    lenguaje y pasión de hondo espíritu entregado de la verdad.
    Lejos de mí la intención de adular;pero D. Antonio necesita el calor,respeto y cariño creciente del MCRC y simpatizantes cuando ahora y siempre marcha como el Gran D.Quijote del siglo xx y xxi a extender
    con denso y sabio pensar, el maduro estucturar de la Teoria de la Democracia Pura.Algo que no se da en ninguna parte del planeta.Y lo que es decisivo :la voluntad de accionar,de lucha y correlación de fuerzas acumuladas,para,pacificamente, proclamar LA REPÚBLICA CONSTITUCIONAL DE ESPAÑA.Habrá mucha resistencia reaccionaria y las dos resistencias fundamentales procederán de los dos oligopartidos que fagocitan el actúal Estado de Partidos,el PSOE y el PP.
    Para acabar,echo de menos un debate trascendental sobre las FF.AA y acerca de las relaciones internacionales de nuestra República Constitucional
    a pesar de ser un análisis aproximativo

    D.

  6. Isidro says:

    Sobre la obra de AGT,tengo que decir que yo sólo me he leído dos libros.
    ‘Frente a la gran mentira’ es un libro que al ser ‘de teoría’,puede resultar en algunos momentos un poco difícil de entender para los no tan preparados.Tiene la densidad que encierran muchos de los pensamientos de D.Antonio,pero algunos como yo,para entenderlo bien hemos tenido que releerlo en muchas de sus partes.Lo cual,una vez hecho,engrandece nuestro orgullo.
    En cuanto a ‘Pasiones de servidumbre’,D.Antonio,yo creo que esa es su obra cumbre.Es genial,esta lleno de pensamientos y sentencias únicas,originales e inequívocas.Es uno de esos libros que a medida que se lee, te da pena que se acabe.Tiene multitud de pasajes en los que lo que ahí se dice provoca que se te humedezcan los ojos.El libro se titula ‘pasiones de servidumbre’,y lo que provoca es la pasión de emocionarse.Una obra maestra.

  7. Antonio Garcia Trevijano says:

    al 7

    Querido Antonio

    Agradezco tus palabras. Pero ya me siento alentado y respetado por todos los miembros del MCRC. Vendran otros momentos donde seré nuevamente difamado. Y sois vosotros los que deberias saberlo y permanecer leales a vososotros mimos. Pues la causa del MCRC no me pertence.

    En las relaciones internacionales, al MCRC le basta con anuniar su compromiso de respetar la situacion. Luego seran los sucesivos gobiernos de la Republica Constitucional los que definiran las relaciones de la politica internacional. Y lo mismo cabe decir en cuanto a las Fuerzas Armadas. El MCRC, conforme al espiritu republicano, solo puede proclamar ahora su rechazo de un ejercito de mercenarios. Abrazos

  8. Juan Moreno. says:

    Esta últina intervención me ha hecho saltar del asiento en el ordenador.
    Hace tiempo que nadie se definía a favor de que la defensa del Estado contra la invasión de fuerzas extranjeras sea obra de todo el pueblo.
    Esa decisión fué una de las que me hizo ver el oportunismo y la demagogia que encierran tanto las izquierdas como las derechas de este país llamado España.
    Sobre todo el viraje tan oportunista que dió en este tema el partido al cual pertenecí por servidumbre voluntaria.
    Gracias D. Antonio porque ahota constato que no soy un ciudadano perdido en ésta sociedad tan alienada.

  9. pepe fernández says:

    perdón por el off-topic. Los últimos acontecimientos una vez más demuestran el caracter oligárquico del régimen actual, pueden simular que están enfrentados en otros asuntos, haciendo circo para confundir y dividir al pueblo, pero como no podía ser menos, cuando se toca el sistema de reparto ahi el consenso obra el aparente milagro; en Andalucia el PP apoya el Estatuto del PSOE. Igualmente en Cataluna no hay problema en acercarse a los nacionalistas de derechas con vistas a un pacto futuro, no hay problema, el Estatut se lo tragarán con patatas fritas. La oligarquía partitocrática en todo su esplendor.

    El MCRC es en estos momentos el Oasis de la Democracia en el desierto espanol del cínismo, la corrupción y la falsedad de la dictadura encubierta de los partidos estatales. Aquí en el MCRC nos reunimos y agrupamos el remanente que no ha hincado la rodilla a los falsos dioses partitocráticos, y de aquí saldrá nuestra recompensa: liberar a nuestra patria de la tiranía oligárquica y conquistar la Libertad Política con la instauración por la ciudadanía de la Republica Constitucional.

    Viva el MCRC

  10. pepe fernández says:

    Hago extensivo la anterior, a lo que ha pasado hoy en el Europarlamento europeo pseudodemocrático con Zapatero-Chamberlain haciendo de telonero de ETA.

  11. Rafael Serrano says:

    Admirado D.Antonio:El consenso,primitiva y esterilizadora concepción de la política,suspende el raciocinio diversificador,en aras de la unidad de destino de las voluntades de poder.Sin embargo,aquí,la inteligencia no se ahoga en el pútrido estanque de la uniformidad,sino que fluye con impetuosidad,derribando encumbradas necedades,y a la vez,abriendo surcos de libertad y verdad,en la aridez de la realidad circundante.
    Siendo las relaciones de mando y obediencia,ineludibles,usted nos ha propuesto dignificar la obediencia mediante la libertad,y no envilecerla con el miedo o el engaño.El principio de autoridad no sólo “exige obediencia sin necesidad de argumento”,sino que considera inadmisible la réplica en un orden impuesto a la noluntad funcionarial,sobre la que pende siempre la amenaza;además promueve la irresponsabilidad delictiva del funcionario:cuántos servidores del orden público han torturado bajo orden debida,creyéndose inocentes.
    La disolución del venenoso “aguijón de la orden”(Canetti)en el Estado republicano será otro cambio civilizador frente a la estabilidad de lo vil.

  12. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Isidro

    Entiendo que a muchos lectores les agrade mas las “Pasiones de Servidumbre” que “Frente a la gran mentira” y no solo porque su lectura es mas ligera. Desde Teofrasto y la Bruyeres ningun escritor habia retratado los caracteres de su sociedad. En España es muy importante el Criticon de Baltasar Gracían. Pero yo no he querido describir los caracteres, las normas del buen comportacion ni los criterios de la prudencia en el trato con la alta sociedad. Lo que te atrae de mi obra es la descripcion sintética de las pasiones corrientes, alimentadas todos los dias en los medios de comunicacion y que ningun escritor lo había intentado antes. Decía Descartes, que lo más sencillo era tratar de las pasiones, pues no habia más que mirar dentro de uno mismo. Pero nunca lo creí. Y he intentado demostrarlo. Abrazos,

  13. M. García Viñó says:

    Cada vez que el maestro me recrimina por no intervenir más en este blog, me siento culpable. Como si, pudiendo, no hiciese nada por el avance de este movimiento ciudadano por la República Constitucional. Pero es que yo, si de algo sé, es de literatura, especialmente del género novelístico, y ¿qué hago con este bagaje, cuando auténticos sabios “conversan? sobre la razón de estado o el principio de autoridad? Ayer, sin embargo, fui aludido por mi querida amiga Isabel Arranz, quien, a su vez, me remitía a Isidro, que había advertido tonterías garrafales y confusión en el significado de las palabras, en un artículo de Javier Marías publicado en “El País Semanal?. Querida Isabel: muchas gracias. Amigo Isidro: no se extrañe de encontrar tonterías en cuanto escribe Marías, es que es tonto. Como el director de la Academia, Víctor García de la Concha, como muchos académicos. La Real Academia Española, desde hace unos años, se ha convertido en un club social y en una editorial que gana muchísimo dinero. Asimismo, en una forma de que Prisa potencie a sus autores. Lo más incomprensible de todo esto es que el desbarajuste comenzara con la presidencia de un auténtico sabio filólogo como era Fernando Lázaro Carreter. Él presidía la RAE cuando, por ejemplo, se dejó en la cuneta al fabuloso sabio que era don Antonio Quilis, quien más sabía sobre nuestra lengua en el mundo, para meter ¡al consejero delegado de Prisa Juan Luis Cebrián! A José Luís Castillo Puche, uno de los mejores novelistas españoles de la segunda mitad del siglo XX, se le cerraron hasta tres veces –el máximo admitido- las puertas de una institución en la que después entró media docena de novelistas mediocres. Los ancianos del lugar recordarán que yo traje aquí en una ocasión una treintena de ejemplos de cómo Javier Marías, último aspirante al inmortalato, destroza la lengua de Fray Luis.
    Y ahora, si me lo permiten, y para que descansen un poco de sus profundas controversias, les voy a copiar un soneto que le hice, un día de cabreo, al director de la Academia, inspirándome en aquél de Quevedo a la nariz de Góngora.

    Érase un hombre en la idiotez criado,
    érase una idiotez superlativa,
    érase un tontolculo bocarriba,
    érase un gilipón mal encarado.

    Era también un escritor frustrado,
    un ratón de despacho, un simple escriba,
    érase el chorro de una lavativa
    érase un calamar mal entintado.

    Érase un idiotísimo infinito,
    un payaso de circo disfrazado,
    las doce tribus de los tontos era.

    Érase la visión de un huevo frito,
    pegajoso y con plumas, tan cagado,
    que en la mesa de Aznar delito fuera.

  14. Miguel de Mallorca says:

    ¡Dichosos los ojos, D. M. García Viñó! No sabe cuánto le he echado de menos. De verdad, es una delicia leerle (y, si me lo me permite, muy divertido y enriquecedor). Es evidente que aquí intervienen sabios (basta con leer a David Serquera, Pepe Fernández o Pedro M. González, que me enseñan algo en cada post). Pero -y creo que esto lo compartirán todos los componenetes del MCRC- que lo que nos lleva a participar en este movimiento (y a intervenir en el blog) es la identificación con unos ideales y la creencia en unos principios (magistralmente expuestos por D. Antonio) que nos lleven a la implantación de una República Constitucional en España. En ella, no lo dude Vd., personajes como el Sr. De la Concha no ocuparán cargos de tan alta alcurnia como el de Presidente de la RAE, y serán imposibles posiciones de privilegio en el mundo editorial-cultural como el que ostenta PRISA en la actualidad (quizás una o varias leyes antimonopolio sean necesarias para impedir eso, o a lo mejor es necesario con garantizar constitucionalmente una pluridad REAL en dicho mundo).

    A Pepe Fernández(10 y 11):
    Suscribo punto por punto y coma por coma tus comentarios. Imposible ser más claro.

    En cuanto a su artículo, D. Antonio, me parece tan importante el fondo del mismo, que lo único que puedo decirle es que el asunto que más me ha preocupado siempre -junto a la falta de libertad política y la inexistente separación de poderes que padecemos- ha sido el de la razón de Estado (cuya máxima expresión siempre he creído que es el terrorismo de Estado).¡Cuántas veces no habré tenido que oir de bocas de amigos y familiares (incluso leer y oir en los medios de comunicación que los GAL fueron una “cuestión de Estado”, o que se hicieron “por interés o por razón de Estado”!

    Salud y lealtad.

  15. Isabel Arranz says:

    Totalmente de acuerdo con Pepe Fernandez, patético TODO.
    D.Antonio, me atrevo a consultarle un tema porque, de algún modo, está relacionado con lo que nos ocupa y no tengo su dirección e-mail para hacerlo: ¿Qué piensa de la situación política actual en Guinea, de la reciente visita de Moratinos y López Aguilar, de la futura visita de Obiang a España y fundamentalmente, si existe alguna posibilidad de que las ONGs y personas que trabajan desde España hacia allí puedan unirse para presionar de algún modo por conseguir la democracia? Me mueve un interés personal, porque tengo una hermana muy involucrada en el tema, pero que pasa de política.
    Gracias.

  16. pepe fernández says:

    Isabel Arranz,

    Moratinos representa la degradación de la diplomacia, como dijerá Joachim C. Fest a propósito de Von Ribbentrop, está a la altura de lo que se espera de un régimen partitocrático cada vez más corrompido.

  17. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querida Isabel, siento no atender a tu peticion. Lo comprenderás. Desde que fuí difamadado por el asunto de Guinea, sin que ninguna institucion española o guineana, sabiendo la verdad, negara oficialmente la absurda injuria, decidi no hablar en publico de Guinea. Ademas, no tengo informacion seria sobre la situacion en aquel Pais. Y tampoco pierdo el tiempo ocupándome de los que ejecutan ordenes de Zapatero. Te pido comprension hacia mi postura. Abrazos

  18. Antonio Fenández Sáez says:

    Quiero aclarar lo que me movió a hacer cuestionar las Relaciones Internacionales,incluso en la fase de elaboración de la Teoria de Una Democracia Pura.Y ello porque la Autoridad y las Potestades de una República Constitucional en España podrian ser ancilares del Principio de Autoridad y de Potestas de un actúal Orden Mundial marcado por el Pensamiento¨Único,la fabricación perversa de mentiras elaberadas por fábricas de Estado que tienen asegurada su difusión mediática planetaria mediante el terrorífico oligopolio in crescendo mundial. A ello únase la gran tirania sin límites del capital financiero,usurario,expoliador en todos los meridianos.Y aún más:el estrangulamiento de las libertades en democracias consolidadas a partir de la Patriotic Act de noviembre de 2001 y de la Agenda Hegemónica,incluida en la Doctrina de Seguridad Nacional,que de facto es toda una declaración de guerra a toda la humanidad no sumisa a los dictados del Imperio,y ya puesta en práctica con las ya connotadas guerras preventivas en Oriente Próximo y Medio con el objetivo geopolítico de controlar e incluso negar el suministro de combustible a Europa,Japón y China, al mismo tiempo dirigir la bayoneta al ombligo de Rusia a través de Bases Militares y oleoductos en las antiguas Repúblicas sovieticas de Centroasia.
    Perdone D.Antonio,pero estas realidades fácticas las estimo imprescindibles para instauraciòn de la Republica Constitucional en nuestra Patria ya que afectarán de plano al primer Gobierno Provisional antes de las elecciones a Cortes Constituyentes.España no es una cápsula autosuficiente,al contrario es un pais de alto valor estratégico para el Imperio Mundial,aúnque éste se vea limitado por otros imperialismos emergentes y la gran debilidad del dólar.No seamos ingenuos,la Carta Otorgada de 1978 aparte que puso en evidencia la catadura moral y política abyecta de individuos y colectivos,fue elaborada por la CIA aprovechando modelos teóricos de doctorandos de ciertas universidades.Es triste, pero es real, que el pricipio de lealtad puede ser roto por múltiples eslabones, por ejemplo,por la fidelizaciòn de nuestros jóvenes oficiales de las FFAA hipnotizados por la alta tecnología bélica de USA,y todo ello sin hacer abstracción del poder del soborno de servicios de inteligencia aparentemente ajenos,soborno y corrupción del narcotráfico,de la ;Máfia ,que está muy lejos de ser un tema pelicurero,remember Falcone y Borsellino.Me he extendido mucho,pero solo pretendo abrir un debate que nos es crucial.

  19. M. García Viñó says:

    Para Miguel de Mallorca

    Mi querido amigo: hagamos votos, sí, por un régimen que ponga la cultura en su lugar, que probablemente es el primero. Yo oí una frase por radio a un periodista cordobés que me estremeció. Eran los tiempos de la UCD. Dijo: “Fernández Ordóñez estaba destinado a Asuntos Exteriores, pero, después de su cena con Felipe González, parece que será relegado al Ministerio de Cultura?. Traducía una realidad: el Ministerio de Cultura es el lugar al que relegan al que no saben dónde meter o al que hay que procurar que no estorbe. A mí me hubiese gustado preguntarle al señor Aznar qué quería decir con aquello de “España va bien?. Seguro que pensaba en la economía. Pero ¿y educación? (aquí se ha comentado que nuestros estudiantes son los peores); ¿y en literatura?, ¿y en investigación? Somos el culo de Europa. Se toma un libro de sociología, de ciencia política, de antropología, de crítica literaria, de física teórica, de biología, de filosofía y, en su bibliografía, no aparece un solo nombre español. ¿Qué ha aportado España, se ha preguntado aquí don Antonio, al pensamiento occidental en el siglo XX? Y, sin embargo, tenemos, aparte “la mejor liga del mundo?, los “premios literarios mejor dotados?. Son auténticas charlotadas. Se conoce el ganador con semanas de antelación, porque el libro le ha sido encargado, no como un libro bueno, sino como que tenga “mucho tomate?, en expresión del propio Lara. El caso es que no se disimula ninguna de estas corruptelas, no obstante lo cual, un jurado de ocho profesores universitarios finge hacer ocho o diez votaciones. Todo ello, en beneficio de una empresa privada, que con toda esa mascarada obtiene muchos millones de publicidad gratuita. Todo el mundo lo sabe, pero allí están, para bendecir el chanchullo, la Ministra de Cultura de turno y un miembro de la familia real. Y es que, lo mismo que se habla de república bananera, se debería hablar, señalando a la que padecemos, de monarquía cocotera.

  20. Antonio Fenández Sáez says:

    CONTINUACÓN.La República Constitucional,en la que desde lo mas hondo creo y pienso,no puede olvidar que se instaurará en un bosque mundial en donde aúllan los lobos carniceros.No creo que emboscarnos sea la solución(Jünger).Es preciso mirar los ojos de las bestias frente a frente,observardo su sangrienta dentadura y desde luego,no taparnos los oidos para escuchar bien su aúllar,que nunca,nunca es de farol.
    Si realmente estamos decantados por la Soberanía y Libertad y Soberania Popular y Nacional debemos por imperativo categórico incluir en nuestros no negociables principios de Independencia Nacional,Verdad y Lealtad,la pura evidencia de que seremos atacados por jaurias de lobos interna y exteriormente:en lo diplomático,en lo económico,en lo cultural e incluso en el aspecto bélico pera reconducirnos de nuevo hasta la mas intensa servidumbre.No incluir ésto en este momento fudacional del MCRC lo considero algo más que una negligencia,sencillamente sería un crimen.Perdón, es sólo la intuición de un viejo soldado profesional de las armas,mas jamás mercenario,y de un aprendiz de la sabiduria,del pensamiento y del conocimiento. Ya Clausenwitz advertía que los reflejos de un infante pueden ser mas acertados que la brillante estrategia de un general de Estado Mayor. Esto que acabo de exponer, es claro, lo mas lejano a una interpretación Conspirativa de la Historia o la Política.Hasta la última gota de sangre,salud,lealtad,verdad hacia la República Costitucional,

  21. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Antonia

    Tu apasionada defensa de la independencia nacional olvida 3 cosas, dos nuevas y otra estratégica:

    1. Lo nuevo consiste en que España está en Europa y lo seguira estando con la Republica Constitucional. Eso no implica que esté incapacitada de tener una politica exterios propia, ni que los gobiernos de los Estados de partidos sean indiferentes al peligro de que la fórmula española contagie a toda la opinion europea. Pero es precisamente esa simpatía, que alentará nuestra revolucion politica, la mejor defensa de nuestra Republica Constitucional.

    2. Tambien sera nueva la politica exterior de EEUU, despues de las catastrofes bélicas de Bush. Ya está demostrandose en la nueva campaña electoral, donde los demócratas aventajan a los repubicanos. Sucederá algo parecido al periodo posterior a Vietnam.

    3. Lo viejo consiste en que las enemistades o los conflctos futuros no se evitan con una declaracion de intenciones, sino con prevenciones de politica internacional a corto, medio y largo plazo.

    Por estas razones fundamentales, y por otras de simple listeza en cada coyuntura, sigo pensando que no es necesaria la definicion o concrecion por parte del MCRC de la política internacional que deberan seguir los futuros gobiernos de la democracia.

    Comprendo tus inquietudes, pero aunque no se tengan visiones conspiratorias de la historia, los peligros imaginarios son mas graves y menos frecuentes que los reales. Con mi aprecio de tus dos comentarios, confirmo mi confianza en tu valiosa ayuda al MCRC. Con lealtad y simpatía republicana.

  22. Antonio F Sáez almeria says:

    Querido D.Antonio:
    Me han convencido sus magnificos argumentos:Prevención,seducción libertaria de los nobles pueblos de Europa y de, su opinión pública,y próxima ausencia de Bush.Son tres buenos pilares de seguridad de nuestra República Costitucional.Jamás pensé en romper con la UE,sí de la OTAN pero estimo que ésto corresponde a los sucesivos gobiernos regulares de la Repùblica.De todas formas nunca,creo, pensé en peligro imaginarios sino en una prospectiva histórica basada en la mas empírica del
    presente y ¡del extenso e intenso pasado siempre verificable).Con lealtad,honor revolucionario,verdad,nobleza una vez mas me rindo feliz ante la autoridad moral y pensante deD.Antonio Garcia Trevijano.El MCRC es mi auténtica familia¡Viva la Republica Constitucional de España¡ intensos abrazos fraternales a todos y muy especialmente a D.Antonio.

Los comentarios están cerrados.