MATERIA REPUBLICANA

En la expresión República Constitucional, lo sustantivo es la república; la materia inherida por la forma constitucional; lo político determinado por la política; la parte de potencia dominada por poderes. Desde que los sofistas hicieron del hombre la medida de todo, la materia paso a ser objeto de las ciencias naturales, reduciéndose la filosofía al conocimiento no científico de los asuntos humanos y sociales. La reflexión política no percibió que algo sensitivo, susceptible de conocimiento científico, debe de existir en la materia social si arraigan en ella formas espirituales que le dan equilibrio.

Sin conocimiento de ese algo material, las monarquías se justificaron con creencias religiosas. Las repúblicas las suplantaron poniendo su fe en la razón universal. La incapacidad de ambas fórmulas para entender la materia del conflicto social, motivó las ideologías nacionalista y socialista que pretendieron resolverlo suprimiendo la libertad. La tragedia mundial de esas pretensiones totalitarias, y los Estados de Partidos surgido de sus rescoldos ideológicos, con simulacros de nacionalismos de ocasión y socialismos de corrupción, hacen inaplazable la conversión en ciencia de una reflexión política abocada a la esterilidad teórica, y a la contemplación de las catástrofes ocasionadas por simples voluntades de poder partidista.

La pretensión científica del socialismo se basó en un determinismo de la materia social, que haría innecesario el Estado en una sociedad sin clases o de una sola clase. Aunque esa certeza la dedujo Marx del sino de la industrialización, el presupuesto antropológico de la igualdad de los átomos sociales era el supuesto deseo de la materia humana de retornar al paraíso comunista, perdido con la privatización de los medios de producción. El marxismo se equivocó en el método de análisis de los cambios sociales (el marxismo vulgar dice lo contrario), pero no en su intuición de que la base de partida de la ciencia social no estaba en las formas estatales de dominación histórica, sino en la naturaleza material de las sociedades humanas.

En la historia de la filosofía vemos cuando y por qué, abandonando la consideración aristotélica de que la materia era sensitiva y receptiva a las determinaciones de las formas, el espíritu cristiano la trató como si fuera la causa del mal, el bosque de la maldad absoluta. La revolución naturalista del Renacimiento, retornando a Lucrecio y a la idea estoica de la resistencia de la materia (antitipia), abrió el camino de la ciencia a la reflexión política, con Maquiavelo, Spinoza y Montesquieu. Y ahora se trata de saber cual es la materia predispuesta a recibir, como substancia o sustrato de los cambios sociales, la impronta de la forma republicana del Estado.

No repetiré aquí mi tesis sobre el tercio laocrático de la sociedad civil, expuesta en “Frente a la Gran Mentira“. Ahora la he verificado con el descubrimiento de que la lealtad no solo es el fundamento primigenio de las sociedades humanas, sino que también opera milagros de auto-organización molecular en la física, a partir de umbrales de no equilibrio. Umbrales que la acción republicana de una minoría inteligente alcanzará cuando sitúe la abstención electoral en el punto de no retorno.

La intuición espiritualista de Emerson (“todos los reinos y todos los suburbios de la naturaleza prestan su lealtad a la causa de donde está tiene su origen“) se confirma con la emergencia de lo nuevo en la materia inerte -que la física clásica había negado-, en virtud de principios de sensibilidad y coherencia de la materia, equivalentes a la lealtad humana. No es antropomórfica la afirmación de que todo elemento natural, desde el Everest al fotón, es leal a la Naturaleza. Los torbellinos de inestabilidad de Bénard lo confirman. ¡Seamos, pues, naturales y seremos leales!

Con toda precisión se puede identificar la materia republicana -sensible, receptiva y leal a su determinación por la libertad constituyente de la forma constitucional de la República- con la “res publica“ y común de la sociedad civil. A condición de no concebir ésta como una “asociación moral de ciudadanos obligados por la ley a someterse a la autoridad de la República“, que es la tesis espiritualista de Oakeshott. La sociedad civil no es una asociación voluntaria de ciudadanos coherentes, ni la ley puede obligarlos a ser leales a la República, como creen los ingenuos constitucionalistas. La lealtad, no la ley, es el imperativo categórico de la materia social, sujeta con servidumbre voluntaria a las potestades y dominaciones de la deslealtad instalada en el Estado de Partidos.

El dinamismo de la lealtad, encarnada en una agrupación de la inteligencia, la nobleza y la valentía, infunde el espíritu republicano en el tercio laocrático de la sociedad. Y en el punto de no equilibrio del régimen, el vacío ocasionado por la abstención, al modo de una huelga general que no acude al tajo de las urnas, será ocupado por ese tercio. La fuerza masiva del tercio conformista lo acompañará, con la naturalidad de que hizo gala el pueblo español al asumir como suya la deslealtad de los jerifaltes de la Transición, desde la dictadura de un partido a la de varios tunantes (no falta una r) de gobierno.

Anuncios

48 thoughts on “MATERIA REPUBLICANA

  1. Francisco says:

    Este artículo es asombroso en más de un sentido. A la novedad teórica del cierre de la Teoría Pura de la República, con el descubrimiento de la lealtad como clave constituyente de la materia social, se añade la sorpresa de ser capaz de hacerlo bajo la presión de declararlo públicamente por anticipado y ser observado por todos los lectores durante el proceso de concepción.

    A ello se suma, además, la rapidez de concepción derivada del interés primordial de Don Antonio de completar la base de la Teoría Pura de la República a tiempo de proporcionar al Movimiento de los Ciudadanos de la República Constitucional un esquema de pensamiento que pueda salir victorioso dialécticamente de cualquier debate político.

  2. Antonio Garcia Trevijano says:

    Gracias, querido editor, por tu comprension generosa de mi esfuerzo intelectual. Es ciero, me he visto presionado- por la necesidad de acción del MCRC- a cerrar el esbozo de la Tería Pura de la Republica. Pasado el trance, me satisface haber tenido que pensar a destajo. Me perdonareis la sintesis a que me obligaba la necesidad de escribir artículos cortos, que puedieran ser comentados con brevedad. Dándome animos cuando escribía, me acordaba de Shakespeare improvisando comedias para actores impacientes. Un abrazo de gratitud y lealtad.

  3. David Serquera says:

    Creo que aqui se define la Republica como un fenomeno de criticalidad autorgaizada (SOC self organized criticality) de la libertad constituyente determinada por las interacciones locales de la lealtad capaces de extenderse a gran distancia abarcando al conjunto social. Cuando la lealtad actua en un punto de criticalidad la materia republicana queda conformada por la forma republicana.

  4. M. García Viñó says:

    Para Mariló: gracias a ti por haberlo leído, y perdona el tuteo, pero soy viejo como el mundo. Si quieres hacerme llegar algún comentario o pedirme cualquier aclaración, me tienes en ligeia@auna.com
    Un cordial saludo.

  5. Miguel de Mallorca says:

    Estimado D. Antonio:

    Si no lo he entendido mal, la lealtad, aglutinando a los espíritus inteligentes, valientes y nobles (tercio laocrático) presentes en la sociedad, actuaría a modo de motor de la revolución cultural (principios e ideales) que daría paso a la República Connstitucional.
    Pido disculpas de antemano si lo que digo es un disparate, pues la profundidad de su artículo, D. Antonio, merece una larga reflexión, pero me ha parecido intuir que la lealtad sería una especie de “contrapoder” moral que actuaría en el seno de la propia sociedad, impidiendo que las acciones inmorales (no sólo corrupciones económicas, etc, sino comportamientos desvengorzados por parte de los personajes públicos) que salieran a la luz se “fueran de rositas” sin ningún tipo de sanción moral por parte de la sociedad.

    A este reszpecto, reconozco que no sé si atribuir la existencia -ante actitudes poco edificantes de dichos personajes de la vida pública- de comentarios del tipo “todos son iguales” o “tú también lo harías si pudieras”, muy extendidos en la sociedad hoy en día, al consenso socio-político de la Santa Transición (esta definición no es mía) o a la moral imperante en la postmodernidad. Quizás repartir las “culpas morales” al 50% fuera lo más justo. Pero de lo que sí estoy seguro es de que irrupción de la lealtad como “valor de uso social”, tenido como algo positivo por una mayoría de la sociedad, será un paso fundamental para la revolución cultural que tantos anhelamos.

    Quizás me he excedido en mis comentarios, por lo que ruego me rectifique en lo que considere oportuno (seguro que s eme ha colado alguna sandez).

    Salud y LEALTAD.

    PD: Seguramente se lo comentarán sus amistades y familiares, pero quería decirle que en la serie de TVE “Cuéntame” (que s emite los jueves por la noche por La1), se le ha citado esta noche al hablar de la Junta Democrática (junto a Vd. se ha nombrado también a Calvo-Serer). Lo que me ha llamado la atención, aparte de escuchar su nombre en una serie de ficción (si bien es cierto que ambientada en los años del tardofranquismo, con lo cual era casi imposible no nombrarle), es que se le ha identificado como un hombre del entorno de D. Juan (sin matización alguna al respecto) y que después, hablando de la rueda de prensa dada en París para presentar la Junta, se haya puntualizado que quienes estaban detrás de la organización de la misma eran el PSP de Tierno y Santiago Carrillo (esto acto seguido de nombrarles a Vd. y a Calvo-Serer, como diciendo…).

  6. Miguel de Mallorca says:

    Por cierto. Quiero que sepa que el que le hayan mencionado en la citada serie de TVE (siquiera haya sido para colar las “perlas” antes citadas) me hará tener que pagarle una cena a mi mujer. Pensaba que la censura del régimen ya había optado, al modo estalinista, por eliminarle de la Historia de España.

  7. Óscar says:

    Querido Antonio, amigos:

    Albricias, Antonio.

    Cuando atisbé, entre lecturas sobre física caótica, la posibilidad de un “libre albedrío? natural, sentí con una gravedad helada que la poesía más hermosa proviene directamente de la naturaleza. Incluso la visión más gris de un determinismo desechado ante la imposibilidad de conocer todas las causas, conduce a un sentimiento parecido. Si la República es la forma social de la materia de Demócrito, si la potencia lógica del idealismo kantiano se hace científica y el imperativo categórico pasa del formalismo moral a la lealtad natural, pronto llegará su expresión estética, la moral. Y una ofrenda creativa, el arte.

    Quiero evitar el abismo que se abre ante la posibilidad de una muerte de la soberanía que siempre he creído perteneciente a lo que se teme, inherente al Estado (nunca, ni en democracia, a la sociedad civil). Sólo ante la imaginación de ese hecho, se me llena el cerebro de anarquismo con gesto serio, de algodón de azúcar, y comienza el farfullar intelectual.

    Amigos, observo cierta reticencia (excepto en los señores Pla, Fernández, De Iturbide, De Mallorca, etc…) a comentar estos artículos maravillosos de Antonio, una tendencia hacia el acontecimiento político inmediato. Son la misma cosa. Ahora lo sabemos. Sin embargo, como esa codicia ciega y desatada que termina desconociendo lo que ansía (“la materia con la que se hacen los sueños?), la sociedad que desconoce un comportamiento distinto a la obediencia, que ignora incluso la realidad de aquello a lo que obedece, no podrá ver lo que nosotros vemos ahora: el primer retrato de la República. La materia con la que se hace la libertad.

    Un abrazón.

  8. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Miguel

    Lo has comprendido bien. Aunque con mas cultura llegarías a entender mejor lo que sisnifica dar valor ontologico a la lealtad. Sin ella se entra en la no existencia, el suicidio moral de la mala fe. No se es persona. Pero yo creo que en España hay millones de personas leales, pero no saben el valor politico, social y cultural de lo que tienen. Nosotros se lo haremos saber.

    En cuanto a mi nombre y la Junta Dembcratica, estoy habituado. Forma parte de la campaña de silencio sobre mi protagonismo contra la Dictadura. Y fueron los propios partidos a quienes “metí” en la Junta los más interesados en que ni nombre se borrara de la historia. Tuve una amistad sincera con Rafael Calvo Serer y jamas la olvidaré. Era muy religioso, pero tuvo una postura crítica con los hombres del OPUS DEI que aceptaban cargos oliticos con la dictadura. Era muy ingenuo, y eso es lo que mas me atraía de él. Y tenía sinceros deseos de conocer la cultura laica. En cuanto a Tierno Galvan, solo diré era mala persona, farsante intelectual y con tal miedo que me exigio condiciones repugnantes para entrar en la Junta y viajar a Paris. Mejor es no contarlo. Gracias por tu información. Y un fraternal abrazo.

  9. Antonio Garcia Trevijano says:

    Mi admirado y querido Oscar

    ¿Donde estabas mientras yo anhelaba tu presencia?

    No solo has comprendido hasta los tuetanos lo que es lealtad en la naturaleza y la sociedad, no solo has llegado al centro de mi pensamiento politico, sino que has adivinado por qué he dedicado tantos años al conocimiento del arte y del sentimiento estético de la vida. No sabes la pena que tengo de que no podais disfrutar de mi libro inédito sobre estética y arte del siglo XX. Pues ahí estan las claves de la entrega de mi vida a la libertad y la belleza. Y ahi explico además, lo que ningun critico de arte dira jamas, porque no lo sabe. Las motivaciones politicas de las vanguardias y su absoluta ignorancia de la politica. ¿Podrías darme a conocer tu opinion sobre modo de ser y modo estar, y sobre forma republicana?. Vuestras opiniones suavizan las aristas de mis ideas. Y creo que la mayoria de los lectores las comprenden mejor cuando pasan por vuestro filtro. Te abrazo.

  10. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido David, no conozco por mi mismo la fisica de particulas. Pero creo recordar que Prigogine habla tambien, a propósito de los torbellinos de Benard, de efectos a “long porté”, y desde luego de la capacidad de autoorganizacion molecular en el umbral del no equilibrio. Tal vez eso sea de lo qtu hablas en vuestro metalenguaje. De cualquier forma, he quedado tan gozosamente exprimido, que intentaré a partir de ahora escribir temas más sencillos.

    Para preparar lo de Valencia, creo que será util que tomas contacto con la Fundacion Manuel Brosetta, que fue asesinado por ETA. Pues no solo fuimos sinceros amigos, sino que representaba al grupo independiente creado por mi dentro de la Junta Democrática. Puedes preguntar por la Fundacion en la Facultad de Derecho, de la que fue Catedratico de Mercantil.

    Recuerdos a Sonia. Un fuerte abrazo.

  11. pepe fernández says:

    Querido Maestro,

    Que maravilla, de nueva una genialidad redonda que acaba son siglos de confusión en la ciencia social y politica!!

    Estamos viviendo el milagro en directo, una concepcion formal que involucra no ya al MCRC sino al propio fundamento de las ciencias sociales.

    1) el equivalente de las leyes (no las de la física natural sino la de la ciencia de sistemas que son inherentes al sistema no impuestas desde afuera )de la materia natural, es la lealtad en la materia social.

    2) lealtad y ley tienen en común la determinación de la acción, la lealtad es pues la ley inherente, interna de la materia republicana que se expresa y actua libremente sólo cuando va unida a la forma constitucional de la república no a la imposición externa legal republicana. De la misma forma que no podemos separar espacio de materia, y aqui D. Antonio deja atrás a Aristóteles, el espacio no es una caja vacía sino que el mismo espacio moldea la materia y distribución de la materia moldea al espacio, de la misma forma no podemos separar la Lealtad de la Republica Constitucional. Esta dinámica de la lealtad infunde el Espiritu Repúblicano y al igual que los niveles de energía determina la propia conformación de la materia en la Física de Partículas, la lealtad lleva al tercio laocrático a ocupar la orbita vacia de la abstención y con ello la ruptura irreversible del propio sistema. EL nuevo Sistema Republicano Constitucional no necesitaria de la imposición externa para mantenerse, en la lealtad está la clave de su auto-organización al margen de razones de estado, ordenes públicos. Seamos naturales, seamos leales.

    Mi enhorabuena y mi mas sincero y profundo agradecimiento porque esta noche acabó de ver el FUTURO.

  12. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Pepe

    Vuelvo a quedar estupefacto. Vuelves a impresionarme. ¿Cómo es posible que te adelantes a mi pensamiento? Te aseguro que la emocion que he sentido estos días, desde que vislumbre la grandeza moral de lo que poco a poco iba fundamentando en mi mente, no ha sido mayor que la de leer tu fantástica apostilla. Sabía, al terminar este artículo, que había dejado en el aire el problema de que el Estado-Organizacion es parte de la materia social y parte a la vez de la forma de Estado que la determina. Tenía que huir del circulo vicioso, y para ello tenía que abandonar Aristóteles y refugiarme en la interactivacion de materia y forma, no como simple retroalimentación, sino como modelacion mutua o reciproca, y casi simultánea. Para ello tenía que encontrar un factor comun. la lelatad es lo unico previo a la libertad. Tenía que ser ella ese factor. Si relees mis últimos articulos veras como esta interacción esta implicita en la lealtad del funcionario al servicio y a la sociedad civil. Tambien está implicita en la sustitucion del orden publico por el orden civil de la lealtad. Entonces compredido que la garantía institucional de la lealtad no solo era necesaria para el funcionario, sino para derecho civil, es decir, para la autonomia de los particulares en sus negocios que es la base del orden civil y economico. Esta idea supera la solidaridad requerida por la division del trabajo y sobre todo, el conflicto moral entre empleador y empleado. No, evidentemenete el conflcito social ni la oposicion de sus intereses en tanto que individuos. La lealtad del obrero a su empresa, le da pleno derecho de huelga sin mala conciencia. No terminaría de hablar contigo. Mi placer intelectual es interminable.

    Pensaba exponer en mi proximo esbozo la imagen de la modelacion recíproca. Un tema que conozco por mis reflexiones estéticas sobre la escultura de Donatello influida por el hermetismo. Y de un solo trallazo de inspiracion tu me ahorras ese esfuerzo. Con todo mi corazon, me despido con un abrazo hermano.

  13. Isidro says:

    Vamos a ver,para los que no estamos tan puestos.Lo que usted descubrió ayer D.Antonio,¿fue algo parecido a lo que le pasó a Arquímides cuando grito eureka?.Usted ha descubierto una teoría cuya fórmula sería algo así como MR+FR=RC(materia republicana+forma republicana=república constitucional).Eso querría decir que se tiene que cumplir siempre,como el principio de Arquímides o el teorema de Pitágoras.¿Van por ahí los tiros?.

  14. Rafael A. says:

    Me atrevo a comentar la intervención de Isidro, y con eso me entero de si estoy en la onda.

    Creo que en la fórmula que propones, sumas magnitudes no homogéneas.

    Si consideramos que:

    MR es la materia, el leño o madera

    FR es la forma, una tabla con patas y

    RC es la consecuencia, una mesa

    la fórmula propuesta quedaría: madera + tabla con patas = mesa

    A mí no me suena.

    Saludos.

  15. Ze says:

    Amigos, he contestado en el blog de Rosa Díez a la siguiente afirmación:

    «Pero en algunos sitios donde no existen ciudadanos, ya hay quien aparece hablando en nombre de “los ciuadanos”, frase literal.»

    de la siguiente manera:

    «También existe desde hace bastante tiempo el MCRC, Movimiento de ciudadanos para la República Constitucional, liderado intelectualmente por García-Trevijano (platajunta, etc.).

    La tesis de este movimiento viene a ser que es el sistema el que falla, y que la actuación de los partidos es el síntoma. Nada razonable puede salir de lo que fue un pacto traidor entre la corona y los partidos para repartirse sin más el pastel de la democracia orgánica franquista. Antes era el partido único de Franco, ahora ese poder está repartidos entre varios. Pero los modos son los mismos: gobierno sin el pueblo para ellos.

    El MCRC aboga por dirigirse a una República Constitucional (y nunca la II o la III que tienen en mente los aprovechados tipo Zapatiesta). En ella los partidos dejan de depender del estado.

    Creo que el marco teórico de esta República Constitucional está esbozado, y algo que hace atractivo a este movimiento es que no tiene vocación de perpetuarse: una vez alcanzado su objetivo, la implantación de la República Constitucional, el MCRC se disolverá.

    Esta república se basa en la lealtad y en la indisoluble unidad de España.»

    Si creéis que he cometido algún desliz en mi exposición, hacédmelo saber para corregirlo.

    Saludos cordiales

  16. Pedro M. González (Club Republicano 3) says:

    Perfecta loa articulación del presente post, cerrando así el círculo lógico de la República Constitucional.

    respecto a los personajes de la Transacción que se refieren en los anteriores, y concretamente del difunto alcalde de Madrid Tierno, su personalidad política, perfectamente definida por D. Antonio queda al descubierto en el Libro del Juez Navarro “25 Años sin Constitución”, de lectura obligada.

    Salud y República

  17. pepe fernandez says:

    Querido Antonio,

    Si, he visto la conexión de los anteriores artículos con este, la garantia institucional de la lealtad es la clave de todo el asunto, que ya quedo resuelto con la organización de la administración en el Estado, pero que no quedaba claro su encaje con el Derecho Civil en el ordenamiento social, hasta que he leido este artículo y he comprendido el concepto científico de lealtad en cuanto a la ley natural que tiene que ser garantizada por el derecho y el sistema político y no ser anulada o atacada mediante la imposición o la represión politica y legal. Quedaba claro su conexión pues con la Democracia y de esta con la única forma posible la Republica Constitucional.

  18. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Isidro

    No se trata de una suma. Si quieres formulas, te remito a Pepe y David. Si prefirere argumentos, la materia y la forma son inseparable. Sin conocimientos de la ciencia de sistema no es posible reducirlos a formula. Lo que he descubierto no es la materia sino el fundamento natural de ella en la lealtad. Mientras que el de la forma está en la garantía institucional de la libertad politica. Lealtad y libertad, en la RC garantizan la unidad de España y la democracia.

  19. Ze says:

    Querido don Antonio, al contrario, gracias a usted, que soy yo el que aprendo.

    Aprovecho el ancho de banda para agradecerle los momentos de alegría -no solo intelectual- que la lectura de muchos de sus textos me depara, y que llega a ser del mismo orden que la provocada por la contemplación, incluso el tacto, de, por ejemplo, _El beso_ de Rodin (Tate).

    Permítame unas pinceladas: la contemplación de este modelo político teórico genera satisfacción (a veces asombro por su sencillez) y emoción en el espectador. Este movimiento ha arraigado ya su noble propósito en muchos corazones y, suceda lo que suceda, ya es un éxito, porque todos sabremos, no importarán las circunstancias, que es posible un sistema político, y por tanto un marco de convivencia, mejor, y que siempre encontraremos entre los hombre, no importarán las circunstancias, almas o espíritus donde anida el mismo deseo de libertad y justicia.

    Los que no tenemos una formación intelectual adecuada para disfrutar plenamente de este invento de la ciencia política, podemos vislumbrar sin embargo su más que probable pertinencia. Lo que sí hacemos, lo que si me sucede, fuera de toda duda, es disfrutar de una leve y serena emoción al descubrir la íntima correspondencia entre los ideales más nobles y la arquitectura del sistema de convivencia que ha bosquejado.

    Gracias de nuevo, y descanse lo justo y necesario.

  20. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Ze

    Te alegrara saber que coincidimos tambien en gustos artísticos. Adquirí en Paris un ejemplar en bronce, muy bueno, aunque no de la primera serie, del beso de Rodin. Drante 30 alos lo tuve en un pedestal en mi despacho de abogado. Y hace solo unos meses se lo he regalado a mi hijo mayor Pablo. Se lo que dices al hablar del placer del tacto. Gracias por desearme que descanse.

  21. David Serquera says:

    Querido Antonio,
    Los fenomenos de criticalidad autorganizada existen en el mundo de particulas y en el macroscopico y se han descubierto en fisica (terremotos, montones de arena) pero tambien en economia (econofisica) y antropología. Mi interés por la autorganización viene desde hace años al intentar elaborar una teoría sobre el origen de la vida en el que la energía, la materia sufrieran un proceso rapido que complejidad inesperada, esto me llevó a los fenómenos emergentes. Entiendo su artículo y la explicación de Oscar y Pepe Fernandez, pero en mi cabeza hay muchas preguntas porque no puedo deshacerme de intentar explicar la conformación de la materia republicana por la forma sin un proceso emergente o un SOC y esto me da más problemas. Necesito tiempo para poner orden en mi cabeza.
    He escrito un email al presidente de la fundacion Manuel Broseta. Estoy a la espera de su contestación.
    Sonia esta ultimamente muy cansada y yo siento que no me ocupo lo suficiente de ella.
    Un saludo.

  22. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido David

    Cuando tenía 40 años me preocupo el problema de la emergencia en la creacion de formas nuevas en el mundo social. Durante bastante tiempo pensé que donde hay instituciones no puede haber emergencia. Mas tarde me parecio posible que las instituciones fueran abiertas. Parecía un contrasentido y abandoné la idea. La historia de las Revoluciones ofrece casos de emergencia, pero negativa porque no salieron de la libertad, sino de improvisaciones del poder. Si llegara a concretar la garantia institucional de la lealtad, no solo en la constitucion, sino incluso en cada organizacion funcionarial, tal vez, la lealtad a la Republica, que es un proceso abierto, permitiese dejar un campo de creación a la libertad de emerger, del mismo modo que la jurisprudencia creadora emerge de la hermeútica de leyes positivas. No he tratado aun de este asunto, porque es materia que solo puede desarrollarse en un tratado. Dicho de esta manera tan vaporosa parecería un sueño utópico. Y nunca me dejo ir a este tipo de elucubraciones. Si los cientificos del MCRC pudiérais sugerirme analogías en la materia física, trataría de comprobar su aplicación a la teoria de la República. Animos a Sonia.

  23. Lorenzo Alonso says:

    Muchas gracias Maestro por el Octubre que no ha regalado.
    Sus ideas nos han ido impregnando de conocimientos, de ganas de actuar y de sentido de la plenitud de la vida. Las participaciones en esta tertulia dan a conocer que en la sociedad española hay diamantes en bruto, y Usted con su pluma los ha ido puliendo.
    A lo largo de este sendero nos ha ido dejando señales inequívocas para encontrar la Democracia y la República Constitucional. Y nos ha enseñado:
    a diferenciar entre Régimen y Sistema políticos,
    a ver el noluntarismo monárquico en el que vivimos,
    el embrutecimiento de la vida en ausencia de ideales,
    el amor a España, a la cultura y a la libertad,
    la estupidez de hablar de “Estado de derecho”, pues la Alemania nazi,Corea del Norte, Libia, Estados Unidos o Suiza son Estados de derecho,
    que las teorías de la accidentalidad de la forma de Estado son un canto de cisne del oportunismo preventivo de cualquier régimen político,
    a distinguir los modos de ser sin estar, cuando nos refugiamos en nuestro jardín privado o los modos de estar sin ser, cuando nos adaptamos a las cicunstancias (orteguianas),
    a estar orgullosos del espíritu republicano en contraposición de esos patriotismos feudales tan de moda hoy dia (recordemos el 1 de noviembre catalán),
    a tener voluntad de creer en la Republicana,
    y a tener LA LEALTAD como “fundamento primigenio de las sociedades humanas”…y “del milagro de la auto-organización”… y de la acción.
    ¡se podrían comentar tantas cosas! Pero no seré demasiado pedante lanzando esta cascada de ideas que me salen a borbotones del alma.
    Puede estar orgulloso de sus ideas, pues los que leemos este blog ya lo estamos. No solo de Usted sino de todos los que participan. Es una maravilla leeros.
    Un saludo.

  24. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Lorenzo Alonso

    Esa pequeña antología de mis textos no la leo con la distancia o la objetividad de la mente. Hay en ella tanto sentimiento como razon. Y no puedo dejar de emocionarme cuando sois vosotros quienes me haceis ver que ya no son mis pensamientos. Creo que solo los artistas pueden aspirar a tanto. Y nos queda lo mas hermoso, la accion que los rrealice. Entonces, y solo entonces, sabremos que son verdaderos y universales.

  25. Miguel Angel says:

    Desde hace algún tiempo me intereso por el trabajo de un Doctor en matemáticas de la UCM, que junto a un equipo multidisciplinar ha logrado demostrar que las teorias del crecimiento de tumores solidos quizá no sean correctas enfrentandose en solitario a las tesis oncológicas mundiales.

    Este equipo, liderado por el Doctor Brú, ha llegado a la conclusión de que las únicas celulas tumorales que
    se multiplican están precisamente en las capas más externas de la lesión siguiendo un patrón fractal, de modo que aprovechan los vacios intercelulares para ocuparlos desplazando y dañando mecánicamente, de este modo, las células sanas del órgano afectado. El tratamiento de este tipo de tumores pasa por conseguir que el propio sistema inmunitario (mediante unos granulocitos llamados neutrófilos) luche por ocupar esos vacios intercelulares, aislando y encapsulando de manera mecánica al tumor hasta provocar su necrosis.

    Pues bien, no puedo dejar de ver analogías entre este descubrimiento y el que tenemos ante nuestros ojos.

    ¿Será quizá el MCRC ese pequeño torrente de neutrófilos, que luchan denodadamente por ocupar los espacios de dignidad ideológica y política hasta necrosar el tumor institucional, impulsados irremediablemente por el desencadenante químico que es la lealtad a un sistema politicamente sano que asegure la pervivencia de todo el cuerpo social?

    ¿y no será, David, precisamente el detonante del proceso emergente que ahora mismo estamos viviendo y que porpicia la conformación de la materia republicana, la propia deslealtad imperante en la vida política y social que no puede ser connatural a la propia naturaleza del hombre por motivos evidentes de éxito evolutivo, del mismo modo que no es connatural al órgano la presencia de un tumor?

    Definitivamente, don Antonio, nos asegura horas de calma reflexión.

    Lealtad y un saludo a todos.

  26. Antonio Fenández Sáez says:

    Querido D.Antonio:Esta noche ingreso en el hospital para el preoperatorio de mi mísero húmero izquierdo,complicada operación que durará unas cinco horas.Comprenderá que no puedo hacer una reflexión escrita sobre La Materia Republicana.
    Solo decirle una cosa aunque nunca aconsejo sino cuando me lo pide alguién de cuya nobleza no dudo;desconfie Vd de los panegiristas y glosadores,en su mayoria de sumisión académica y pensamiento débil. Lo que es preciso es una Aufhübund
    creativa para multiplicar el intelectual colectivo que debemos ser.Vd es un hombre rasgado,en el bello sentido de los porteños argentinos,cuando se refieren a yna veterana guitarra.Desconfie de los aduladores o de los glosadores siempre aseverativos,en ellos,desde luego,no en todos,se puede enmascarar la traición,cuando no,la policia política.Crea en la confrontación dialectica,tan alejada de academicistas a la violeta.
    Lo he comprobado en Política y sobre todo en mi historial de combatiente armado,donde jamás,jamás,he confiado mi vida y mi muerte fisica a los aduladores y seguidistas,y si a los hombres directos que me han cantado con toda sinceridad y nobleza las verdades del barquero.Y no me ha ido mal,aqui estoy milagrosamente vivo.Honor,salud,vedad y lealtad,aunque incomode plácidas siestas.

  27. Antonio Fenández Sáez says:

    NOTA BENE:Solo aclarar que se ha producido una errata mecanográfica;quería decir Aufhübung,en sentido hegeliano.El alemán requiere mas que cualquier idioma un profundo respeto con las letras y sintaxis

  28. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Miguel Angel

    Sigo con interes la lógica de las tesis del Dr. Bru. Son muy sencillas de entender. Ignoro, sin embargo, el rigor de sus fundamentos biologicos. Eso no obsta a la brillante analogía que sugieres. Pero la lealtad tiene que desplazar a la deslealtad, mediante el descrédito social y politico de una huelga general de votantes, para poder ocupar los espacios vacios. Quiero decir que nuestra accion tiene dos fases muy distintas; la destructiva del cancer desleal y la constructiva del cuerpo politico leal. Aunque es cierto que la destruccion se hace con la misma clase de energía social que construye, y no se si esta analogía está en el metodo del Dr. Bru. En todo caso, es otra imagen que ayuda a comprender la estrategia destructiva de la deslealtad monarquica y ocupacion del vacio abstencionista por la lealtad republicana. Si pudieras ilustrarme más, pensaría en ese metodo natural (biologico)y en la clase de activador que lo impulsaria. Agradezco mucho tu sugerencia, que deberias comentarla con Pepe y David. Abrazos.

  29. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Antonio Fernandez

    En estos momentos no debes de preocuparte mas que de tu salud. Conociendo la naturaleza impetuosa de tu carcater tengo confianza en que superarás bien el trance. De la adulacion no te preocupes. Aquí no puede suceder lo que en los partidos. Tu experiencia
    explica tu desconfianza. Y nunca debemos confundir el entusiasmo por las ideas y descubrimientos favorables a nuestra propia causa, que el halago a los poderosos de causas ajenas. Si lo piensas bien, veras que aquí nadie me ensalza porque espere obtener una ventaja, sino para darme animos y confianza en la teoria que elaboro. Eso sucede en todos los ambitos donde hay algun maestro. Y te aseguro que estoy recibiendo de los que se consideran mis discípulos, tanto como ellos reciben de mi. Tranquilo, querido Antonio, que estamos en otro mundo. El de la lealtad. Suerte.

  30. Miguel de Mallorca says:

    Para Francisco:

    Muchas gracias por los nuevos vídeos en los que participa D. Antonio. Acabo de ver sus intervenciones en el debate moderado por Germán Yanke (del que ya ví la parte final en su día) y he disfrutado. ¡Cuánto me gustaría tener el placer de ver y oir “en vivo y en directo” a D. Antonio! Por cieto, espero que la conferencia de Valencia sea un éxito.

    Para D. Antonio:

    Esta semana me han informado en la librería en que lo encargué que “Pasiones de servidumbre” está descatalogado. Es el único de sus libros (aparte de “La alternativa democrática”, cuya publicación tuvo lugar en mi más tierna infancia y, si no estoy equivocado, no se ha vuelto a editar) que no he podido leer. ¿Sabría si es posible conseguir algún ejemplar en alguna librería de Madrid (o de la ciudad que sea)? Yo ya me encargaría de ponerme en contacto con ella (aunque si me facilitase un número de teléfono o dirección de correo electrónico, le estaría muy agradecido).

    Salud y lealtad.

  31. Miguel Angel says:

    Precisamente esos espacios vacios que debemos “ocupar” son la masa de ciudadanos que hoy no vota por pura indiferencia al devenir político. Una vez que consigamos llenar ese vacio con suficientes “neutrófilos” leales, comenzará el proceso de necrosis del cancer institucional: se ahogarán dentro de la cápsula ideológica; por acción mecánica (el propio hecho de no acudir a las urnas y los actos de desobediencia civil) y por desnutrición celular (al no ser capaces de sostener los engaños sobre los cuales se sustenta todo el sistema ante las “celulas ciudadanas dañadas”).
    Entiendo esta como la fase destructiva del tumor.

    La fase constructiva, la de regeneración, una vez erradicado el mal, por ser un proceso biológico natural, correponde a la sociedad en su conjunto:esta deberá rehacer unas estructuras políticas sanas que aseguren su pervivencia, tras el periodo de convalecencia, de libertad política.

    *Debo corregir algo que dije. Expresé que el Doctor Brú es Doctor en Matemáticas. Me equivoqué: es Doctor en Física y trabaja en el Departamento de Matemáticas Aplicadas de la UCM (2004).

    *Lo poco que sé de su trabajo son las publicaciones de sus logros en revistas especializadas y las transducciones de las entrevistas que diferentes medios le han hecho.
    Con su permiso, le mandaré a Francisco el material que he recopilado sobre el tema, por si le pudiese servir de algo.

    *Las diferentes publicaciónes del equipo del Dr. Brú han sido:

    Non-linear Dynamics in tumoral processes
    VIII Spanish Meeting on Statistical Physics, 1998
    Fractal dimensión and temporal evolution of neurons
    VIII Spanish Meeting on Statistical Physics, 1998
    Super-Rough Dynamics on Tumor Growth
    Physical Review Letters, noviembre 1998

    The Universal Dynamics of Tumor Growth
    Biophysical Journal, noviembre 1998

    Anomalous Scalin of Multivalued Interfaces
    Europhysics Letters, diciembre 2003

    Pinning Tumoral Growth by Enhancement of the Inmune Response Physical Review Letter, junio 2004

    Reply to comments by Buceta and Galeano
    Biophysical Journal, febrero 2005

    Lealtad y un saludo a todos.

  32. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Miguel Angel

    ¿Cual es tu profesion o tu dedicación?

    Es ms facil, como en todos los procesos, construir que destruir. La fase construtiva no tiene secretos. Corre a cargo de la libertad constituyenyte. Y en ese momento tendremos toda la autoridad moral y politica para convencer a la la sociedad civil de dos cosas: 1. que necesita legitimar una sociedad politica, no estatal ni financiada por el Estado (partidos, medios de comunicacion, etc) para que sea interprete de sus necesidades y aspiraciones. 2. que la lealtad, la libertad y la democracia representativa solo son posibles en la Republica Constitucional. Me bastarian cuatro charlas en Television para convencer a dos tercios del cuerpo electoral.

    La destruccion del sistema es algo más complejo. Y es aquí donde debemos ser hábiles, y nada dogmáticos. Si fuera la abstencion la que causara el hundimiento del Régimen, se nos abririan los medios de comunicacion, pues seriamos los unicos que habiamos promovido la deslegitimacion de la clase politica, y los únicos con un programa completo de renocacion cultural y generacion de un ssistema politico.

    Pero la Monarquía puede hundirse por otros motivos (Pais Vasco, Cataluña, corrupcion, muerte de Juan Carlos, movimientos de desobediencia civil promovidos por el MCRC, huelga general politica, etc.) y solo podremos decidir la ocupacion del vacio si nos conoce toda la sociedad, y tenemos relaciones con poderes facticos (poder de hecho de las personas al frente de instituciones desprestigiadas) En estas hipotesis no veo la analogía, que tan precisa y agradablemente describes (desde nuestro punto de vista), con el método naturalista del Dr. Bru. Tal vez sea porque no conozco el proceso biologico. Gracias.

  33. Vicente Dessy Melgar. says:

    Querido Maestro,

    Adelantándome a lo que resulte de unas gestiones, quiero ponerme en contacto con el periodista más escuchado de la República mexicana, Jacobo Zabludovsky, hoy día con un programa de radio de 13a 15 horas diario. España está siempre presente en los medios más oídos y vistos de México. Y todo lo procedente de nuestro o país tiene un halo de admiración y es muy seguido, especialmente por la parte mejor formada y la que ocupa posiciones de influencia. Esa parte escucha a este señor y ´me consta su predilección por lo procedente de España . Quiero ponerme en contacto con él para darle buena nueva de lo que ahora viene de España, la libertad y la verdad unidas al nombre de España y convencerle para que le entreviste a Usted, Maestro si quiera radiofónicamente. Todo ello si a usted le parece bien. Un fuerte abrazo.

  34. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Vicente

    Me parece muy bien tu propuesta. Si ese periodista accede, debe de saber el papel que desempeñe en la creacion y direccion de la Junta y la Platajunta. Y darle la biografia que figura en este blog. Grcaias por lo que haces en Méjico. Un abrazo.

  35. Antonio Fernández Sáez says:

    Querido y admirado Presidente:aprovecho que mi hermana me ha traído clandestinamente el portátil al hospital.Aunque es odioso e indecente hablar de uno mismo,como especie de narcisista;me veo obligado a puntualizar:
    1ª-Que soy el único en el blog, al que se devalúan sus reflexiones por no ciertos rasgos de mi caráter:
    impetuosidad e impaciencia;ésto me estigmatiza para siempre y siempre minimizará mis reflexiones´
    2ª-No me voy a arrugar por tales injustas atribuciones.Seguire con el MCRC hasta el fin,soy léal y hombre de palabra,
    3ª-No tengo ninguna ambición de poder,así soy infinitamente libre para expresarme,aunque no séa políticamente correcto(¿a qué me suena esto?).
    4ªSi la guerra es la continuación de la políca,la política es una continuacíón de la guerra.
    3ª-Siempre que fui codenado al ostracismo en el antiguo PCE ,luego en C´lulas del PCE,y,por fin en el PCPE.En el PCE combatí con Carrillo a cara de perro en la Santa Transición,y ello en el Comité Central en 1975 y en 1977,cuando dimití de tadas mis responsabilidades,devolviendo,como es obvio mi carnet de militante
    4ª En Células fui expulsado en 1980,solo por advertir,que debìamos tomar medidas ante la la eventualidad de gope de estado; y también poque sugerí que eran vilezas cobardes,el ser víctimas de la violencia fascista,sin preparar grupos de respusta equivalente
    5ª-Que el PCPE me expulsó en1988,por denunciar en el comité ejecutivo,su- oportunismo republicano y,tras la caída del muro de Berlin y el comienzo de la perestroica,y el transfuguismo de Ignacio Gallego y su cotarromal PCE de Anguita,después de un Congreso en el me negaron hasta con amenazas físicas, el poder tomar la palabra para exponer mis análisis.
    6´-Que en todos los casos arriba expuestos,se me linchó y me amordazaro;en todos los argumentos que justificaban su incalificable decisión,repetian los mismos argumentos de D.Antonio:impetuosidad y falta de paciencia,hasta que llegara ¨el Momento Procesal Oportuno¨
    7ª-Son demasiasas veces la burda acusación;de no estar en paz conmigo y mi lucidez bien afilada,me hubieran llevado tantas descalificaciones,a ser carne de cañón de un frenopático.
    8ª-Creo,radicalmente que la peligrosa condición que tengo es que estoy bastante dotado para la Previsión y Perspectiva gramciana,incluso prospectiva.Oigo el aúllido de los lobos cuando nadie los oye,y veo crecer la hierba,la buena y la mala, cuando nadie lo percibe.Digo ésto,sin jactancia alguna,al contrario,con profunda tristeza,porque es más cómodo descalificar ad hominem,que reflexionar sobre lo que dice y escribe
    9ª-Que no es ciertoque al MCRC no le importen la geopolítica mundial.Sin ir mas lejos,hace dias,puede verificarse en el blog,se produjeron amables respuestas al interrogante y apremioso asunto de si Suiza era un estado federal o confederal a la luz de la Constitución de1999,mientras se me respondía a preguntas y reflexiones de infinito calado con un ¨no corresponden^¨no son pertinentes¨…¨bastante tenemos con diseñar el MCRC¨,o algo muy parecido.
    10ª-Nuestra nación no es una cápsula emancipada de la Globalización en lo diplomático,en lo político,en la alta delincuecia dee oligarqias financieras,ni por supesto en lo militar,donde nuestros soldados combaten bajo la bandera de la NATO y carece de estrategia militar defensiva,salvo¡con Marruecos¡;lo demás es subsidiaio de la OTAN.no hay nada que garantice la soberania e independencia nacional
    11ª-Lo que esecialmente qiero decir es que la geopolítica mundial es parte SUSTANTIVA del modelo teórico y del accionar del MCRC,y que sin esa entidad dialética interior-exterior,el MCRC fracasará indubitablemente.para mí es una evidencia empírica.A veces me parece hablar con personas afectadas por otra pasión de servidumbre:hacerse el tonto-sordo-ciego,ante los antagonismos planetarios´donde se inserta la frágil,intervenida por pederosas manos extranacionales:¨Los mismos factores determinan la ¨forma de los ejércitos enemigos.El comandante prudente basa sus planes en la ¨forma¨de su antagonista.Moldéalo…Las acciones de los instrmentos tácticos del general-la fuerza normal,directa o cheng y la fuerza extraordinaria,indirecta o ch´i- son recíprocas¨
    (SUN TZU en el Arte de la Guerra,siglo IV a.n.e),digo la satelizar existencía de la nación española.
    12-No me afectan individualmente los miedos imaginarios,pero se deben combatir del poderoso terror imaginario fabricado inteligentemente por el enemigo(¿Está obsoleto lo obsoleto de la obsoleta palabra ënemigo¨por sus connotaciones bélicas?).
    º3ª- Por último,recuerdo las palabras del jesuita Ellacuria,que me concedió el honor de ser su amigo,pocas semanas antes de ser vilmente asesinado en el Salvador:
    Timeo hominem unius libri
    Timeo ecclesiam unius doctori
    No acepto la relación Maestro-Discipulo,sin reciprocidad: es decir como el gran Sartre del 68 afirmaba,¨Los mestros necesitan ser enseñados¨ÿ ¨Casi nunca los maestros deben tener la última palabra¨.Soy amigo de Platón,pero mas amigo de la verdad
    No podemos lograr una República Constitucional,sin que eliminemos del MCRC un referente infalible esto es un asunsunto de sotanas vaticanas que tienen sentinas en vez de almas.Concluyo,estos apuntes avergonzado por hablar en un rol narcisista,al que me han obligado directas alusiones a mi temperamento,diciciendo corrigiendo que en lugar de ímpetu hay que decir corage y coherencia,y donde se pide paciencia,casi oigo una llamada al¨sosiego¨,pasión de servidumbre e hijo del consenso.Pido Coherencia

  36. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido y respetado amigo Antonio Fernandez

    Leo con mucha tristeza tus dos ultimos comentarios. En este momento solo debes ocuparte de tu salud. Por ahora solo te digo:

    1. Usé la palabra impetu no por tus opiniones, que respeto porque no son vulgares, sino por el par de bofetadas que me confesastes haber dado al dirigente de IU a quien distes copias de este blog y dijo que proponer hoy la Republica era fascismo. Te reproché esa conducta con afecto. Pero en mi quedó gravada una imagen de violencia, que el MCRC no puede admitir.

    2. La cuestion de Suiza era una pregunta de teoria que no comprete la accion del MCRC. Este debe ser muy inteligente para no alertar enemigos fuera de España cuando bastante tiene dentro. Si se disolverá cuando conquiste la libertad, no tiene por qué expresar su vision politica en cuestiones internacionales.

    3. Yo no me erijo en maestro de nadie. Pero, puesto que hablas de Gramsci, creador de la retórica del intelectual colectivo, has de saber que ni Marx ni Lenin, ni nadie ha creado en ciencias humanas una teoria trabajando en equipo y recibiendo enseñanzas de discipulos o seguidores. La accion es cosa de muchos, el pensamiento teorico, de un solo. Y es la primera vez que un creador de teoria escucha a otros para contrastarla y refinarla, porque es la primera en la historia del pensamiento que alguien se atreve a esbozar ideas parciales y dudar de su capacidad antes de acabar y cerrar la teoria.

    Me ofende que llames aduladores a estos entusiastas científicos que tanto bien me procuran. Si tienes que decirme las verdades del barquero y eres mas amigo de la verdad que de Platon, dime por escrito donde me aparto de la verdad y donde está mi platonismo.

    No me esperaba de tí una crítica tan gratuita y tan desconsiderada hacia los demas. Deseo que sigas aportándonos tu rica experiencia, pero sin molestarte porque escuche tus consejos y solo siga los que me parezcan adecuados a los fines del MCRC. Que no es un partido, ha nacido en torno a mis ideas, no tiene estructura y no ha iniciado su accion, que es lo que deberia ser motivo de preocupacion común.

    Cúrate. Despues hablaremos con sosiego, que no es sintoma de servidumbre voluntaria, sino de temple del carácter.

  37. Ze says:

    Amigos, andaba preocupado con la «lealtad». Es fácil hablar de libertad, de justicia, de dignidad, pero ¿de lealtad?

    Entiendo la diferencia entre fidelidad y lealtad, ya sea entre monarquía y república, o la que se en el mismo funcionario entre fidelidad jerárquica y lealtad al principio existencial de la administración; entiendo mirando dentro de mí que la lealtad implica compromiso y voluntad de cumplir ese compromiso.

    Sin embargo, no llegaba a ver el modo en que este valor podía ser la primera virtud (¿motor?) republicana: en una buena parte de la sociedad los únicos valores que operan son el egoísmo, la vanidad, la codicia o el ansia de poder, y entre los jóvenes hablar de «lealtad» parecía más propio de Parque Jurásico.

    Repasé algún concepto de Emerson, leí el juramento de lealtad estadounidense, y ¡eureka!, lo vi claro: la lealtad es una virtud joven, pura, dinámica y creadora de sistemas: todo lo que significa la lealtad está encerrado en una frase que dice hasta el más pringao de los chavales: «ese es un tío legal».
    Pura esencia.

    Bfds

  38. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Ze

    Me conforta tu busqueda del fundamento de la lealtad.
    Y la has encontrado como virtud joven, porque lo que empezó siendo instinto genetico de supervivencia de la tribu, despues anestesiado con los egoismos de las libertades individuales y de su feroz competencia, reaparece como matriz joven de todas las virtudes para fundar la necesidad de permanencia de verdad y libertad con una República Constitucional.

  39. Anton says:

    Quisiera recomendarle a D.Antonio García Trevijano, la lectura de un texto -creo que de imprescindible lectura- que aparece en el número 66, de la “Revista de Derecho Político de la UNED. (Madrid 2006). El autor es John R Searle, y el título “Qué es una Institución”, pgs 89-120.

    Pienso que Searle argumenta convincentemente sobre el fundamento de las Instituciones (entre ellas las políticas) y en ese sentido enseña verdaderamente como se contruye la realidad social.

    Creo que es uno de esos raros artículos que verdaderamente enseñan materialmente la naturaleza de los procesos de articulación de la sociedad y en ese sentido creo que será útil tanto a Antonio como a los miembros del MRC.

    Recibido todos un cordial saludo.

    Anton.

  40. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Anton

    Agradezco tu informacion. Parece interesante por el nombre de Searle, a quien solo conozco por referencia en ensayos de autores muy prestigiados. Estoy tan ocupado, que sería util conocer antes tu resumen, y si Searle une la sociedad civil y la politica o las separa. Si crees que no puedes resumir el artículo en unos parrafos, procurare encontrar la Revista.

  41. Anton says:

    Querido amigo Antonio, creo verdaderamente que no soy capaz de resumir la sagacidad y calidad de ese artículo, por lo que no me siento capacitado ni para resumirlo, ya que podría traicionar facilmente la intelección de un texto tan relevante.
    Insisto en que su lectura es verdaderamente instructiva, aunque compleja y densa.

    Un afectuoso Saludo.

    Anton

  42. Maria José Perez Briones says:

    Estimado D. Antonio, no sé como llego a mis ojos El Parche Digital, el caso que lo ví, y me puse muy contenta no por mí sino por mi com pañero de fatigas osea mi marido, que él si que le admira y no sabe usted de que manera. No me quiero extender mucho solamente preguntarle si en Madrid tiene previsto alguna conferencia, porque me encantaría darle esa noticia .

    No le molesto más, reciba un saludo.

Los comentarios están cerrados.