LIBERTAD FUNDACIONAL

La libertad política no instituye ni otorga las libertades y derechos civiles. Solamente, los reconoce como tesoro privado, los defiende como bien general y los promueve como ocupación de lo público. Sin libertades personales, la libertad política es una ilusión estatal, generalmente nacionalista. Y solamente con ellas, una irrisión mercantil, especialmente oligárquica. La teoría de la libertad política identifica su objeto con el de la teoría pura de la República. Definir la Libertad es poner límites al poder estatal, es decir, definir la República Constitucional.

Sin derivarla de la experiencia de la acción colectiva, la filosofía ha soñado que la libertad es poder hacer lo que se quiere o poder elegir lo que se prefiere. Ambas concepciones son falsas. La concepción clásica de la libertad como poder, o sea, como liberación de obstáculos a la acción del deseo, excluye la posibilidad de libertad colectiva. La idea de libertad como relación de poder implica un débil numerador de lo que quiero y un fuerte denominador de lo que puedo. Una sociedad hedonista exigiría un poder totalitario que aumentara las capacidades de acción de los individuos. Cada vez más desgraciados, pues el querer siempre se desarrollará más deprisa que el poder.

La teoría de la libertad como elección tampoco puede rebasar el angosto margen de lo que otros te permiten elegir, sea el destino de tu propia vida o el campo de tus preferencias culturales, políticas o estéticas. El acto de elegir, el medieval libre albedrío, implica desde luego un estrecho margen de acción para la libertad de escoger o de rechazar, pero no es un acto libre de autonomía moral o política. Ninguna conciencia consciente es libre de elegir la verdad ni de rehusar la mentira. Lo cual nos llevaría al determinismo de la libertad, si esta consistiera en seguir los impulsos de la naturaleza, como pretende la Ética de Spinoza.

Para que exista libertad de elección tiene que haber posibilidad efectiva de elegir entre opciones diferentes en aspectos sustanciales. En el Estado de Partidos no hay posibilidad efectiva de elegir entre opciones de gobierno prácticamente iguales. Las elecciones son simulacros. Habrá elección efectiva de la libertad política cuando los españoles podamos escoger, sin presiones de los medios de propaganda, entre Monarquía de Partidos o República Constitucional, entre parlamentarismo o presidencialismo, entre nacionalismos autonómicos o administración unitaria. Pero siendo trascendente, la libertad de elegir no tiene carácter fundador. Y la libertad política de la República, teniendo por sujeto el nosotros, será la libertad fundacional del fundamento de las libertades personales y civiles.

Anuncios

22 thoughts on “LIBERTAD FUNDACIONAL

  1. Francisco dice:

    Me alegra especialmente leer este artículo por dos motivos: primero, porque sienta la base filosófica de la Teoría Pura de la República y la definición de la libertad política desde el punto de vista del grupo (nosotros); segundo, porque es prueba fehaciente que Antonio está recuperado de su accidente.

    Felicidades por volver, y gracias por una vida dedicada a traer la libertad política a España.

  2. Isidro dice:

    He oído y defendido desde siempre,que nadie es imprescindible.Estoy de acuerdo al 100% con esta frase.
    Usted no será imprescindible D.Antonio,pero créame,de lo que estoy seguro es de que usted es necesario.

    Leerlo me ha dado la alegría del día,a mi y a todos los que visitan este foro.Para nosotros se adelantaron los Reyes.

    Feliz Navidad y República Constitucional

  3. Pedro M. González (Club Republicano 3) dice:

    Sin duda este artículo es el mejor regalo de Navidad.

    Gracias Antonio.

    Entrando en su contenido, corrígeme si me equivoco Antonio, pero intuyo y constato que la Teoría de la República tiene la enorme virtud de ser una teoría no solo radical sino INTEGRAL de la libertad, dado que unifica libertades públicas y pivadas en un todo conexo y con sentido armónico pleno.

    Recibe un fuerte abrazo así como mis mejores deseos de completa recuperación.

  4. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Pedro

    Has intuido una verdad general. No se debe hablar de teorías radicales. Es pleonasmo. Si no es radical, no es original ni profunda. Otra cosa diferente es la teoría integral. La que no solo da cuenta del fenómeno particular que contempla, sino de todos los concomitantes o derivados. La teoría de la República será un teoría integral de la libertad. Gracias Pedro por tu estímulo, como a Isidro por su generosidad.

  5. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido editor

    Estaba impaciente de comunicar contigo. He tenido mucho tiempo para pensar en nuestros objetivos. Hay aspectos que debo mejorar. Cuando termine la serie de articulos sobre la libertad y los derechos naturales o civiles, creo que debo reflexionar sobre la accion del MCRC en terminos originales. Pues no siendo un partido, no esta obligado a repetir rutinas y errores de la tradicion. De momento haré todo lo posible para recuperar cuanto antes el nivel de visitas anterior a mi accidente. Y despues hara falta mucha impaginacion para doblarlo. Lo creo posible a corto plazo, con algunas iniciativas que tendran costo economico. Pero estoy dispuesto a realizarlas. No olvido tu atencion a mi salud. Hasta muy pronto, tal vez mañana escriba la continuacion del articulo de hoy. Gracias amigo mio.

  6. mcrc.miguel dice:

    Que gran alegría verle recuperado y en la brecha, don Antonio. Como bien dice Pedro, el mejor regalo de navidad.

    Hay un tema que me inquieta. La falta de libertad política, junto al desmesurado ensalzamiento de las libertades personales, hace invisible la necesidad de la primera para el ciudadano.
    No tengo clara la respuesta (o sí pero no me gusta) a la pregúnta de qué ocurriría si se plantease en este momento la disyuntiva de monarquía o república, parlamentarismo o presidencialismo, e incluso peor, autonomismo (con toda la publicidad de exito rotundo, milagro español, etc) frente a una administración unitaria.

    Espero que podamos desempolvar la maquinaria de pensar y actuar del pueblo español.

    Lealtad y un saludo a todos.

  7. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido amigo mcrc Miguel

    Tienes razon. La evidencia de la falta de libertad politica no es visible al entendimiento. Por eso la accion politica no solo es medio de conquistar la libertad. Antes que nada la constituye, la hace evidente. En ese momento todos creen que siempre la echaron de menos. El secreto de la libertad politica esta en el nosotros, en la identidad del sujeto de la misma. Las libertades personales no se suman, son derechos o facultades legales. Las de uno se oponen a las de otro. Por eso lo comun y colectivo solo esta en la libertad política. Deseo abrazar a los adeptos de la libertad politica. Vosotros.

  8. David Serquera dice:

    Querido Antonio,
    Estoy muy contento de que haya podido recuperarse tan pronto. La alegría de verlo otra vez, regalándonos tan generosamente su sabiduría y su espíritu de superación, forjará un NOSOTROS capaz de extraer luz de los agujeros negros de la acción colectiva para iluminar la tan ansiada libertad constituyente republicana.
    No piense que le duele, es que le necesitamos.
    Un abrazo.

  9. Isabel Arranz dice:

    Ninguna conciencia consciente es libre de elegir la verdad y de rehusar la mentira,dice usted,pero las distintas conciencias conscientes conforman distinta verdad y mentira cuando se desenvuelven en libertad.
    Quizá sea porque he descubierto la falta de libertad política gracias a vosotros, pero cada vez me encuentro más gente que en mayor o menor medida lo ve también.
    Tengo mucho lío de trabajo y no tendré acceso a la red varios días, así que Feliz y libre 2007 a todos.

  10. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido David

    A ti te parece pronta mi recuperacion, cuando para mi ha transurrido una eternidad. Tal vez sea porque el dolor físico suspende el tiempo. La impaciencia libertaria no me domina, pero la resignacion tampoco. Me encanta que se introduzca el “nosotros” en el vocabulario de la libertad politica. Eso dará carne y concreción al tercio laocrático. Recuerdos a Sonia y fuerte abrazos a tu amistad.

  11. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querida Isabel

    En el texto de mi artículo la verdad es lo contrario de la mentira. La verdad de los hechos se percibe por evidencias. Ninguna conciencia moral, consciente de las evidencias fácticas, es libre frente a la verdad. Eso es lo que quiero decir. No hay distintas verdades facticas en la libertad, del mismo que no las hay en la ciencia. Gracias Isabel, por tu cariñoso apoyo.

  12. Alejandro Garrido dice:

    Querido Antonio:

    Te intuyo hecho un toro. Vuelves con la casta del bravo que se levanta cuando, arrinconado, le apuntillan.

    Valga el símil con todos los respetos. Algo parecido me está pasando.

    Sabes que soy hombre de acción.

    Llevo un par de días participando en un foro económico, hablando con el habitual tono y contenido vertidos aqui.

    Han bastado apenas 30 mensajes (de los 35.000 diarios) para colocarme, vigésimo de 217.000 como forero recomendado. Excuso describirte la acogida.

    Te consulto, a tenor de tu com. 7, si consideras que la propuesta merece la pena, para continuar, puesto que me exige tiempo del que carezco actualmente. Lo haría encantado.

    Creo que estamos faltos de plataformas de expresión y estamos preparados para, con cuatro pinceladas, estimular el interés de los que todavía no nos conocen.

    Confio en el trato personalizado, puesto que, para muestra, este blog bien vale como botón.

    Los demás asuntos siguen en marcha.

    Te mando toda la lealtad posible para el año que entra.

    Un fuerte abrazo

  13. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Alejandro

    Me emociona tu energía. Has conseguido algo muy dificil. Y debes continuar lo que has empezado con tanta facilidad. Lo que expresé al editor no se refería a la necesaria multiplicacion de los foros donde aflore nuestra fórmula politica,para resolver el problema de la libertad. Estaba pensando en otros medios de publicidad en Internet y en otros libros nuevos con facil acceso a los medios importantes. El de arte lo envié a la nueva direccion de e-mail. ¡Que inmensa alegría poder hablar a diario con vosotros!
    Gracias por tu importante ayuda.

  14. JUAN SEOANE dice:

    Me alegra enormemente saber, que la salud de Antonio esta restituida. Su salud mental,nunca la ha perdido y por tanto con todo restituido felizmente, tendremos el placer de seguir recreandonos con su pensamiento siempre preciso y certero
    Salud para todos

    Un abrazo Antonio

  15. Vicente Dessy Melgar dice:

    Querido Maestro:

    Desde Fuenterrabìa , visitando a un gran amigo, le mando un abrazo leal y fuerte. Què buen regalo tenerle escribiendo entre nosotros. Estoy seguro que estas semanas de dolor no van a ser en vano. Ya me he puesto en contacto con Alejandro para la ediciòn. El tiempo nos apremia y vamos a ganarle la batalla . Un fuerte y leal abrazo Maestro.

    Vicente.

  16. Isidoro Lamas dice:

    Las libertades personales sin libertad política son una irrisión, estoy de acuerdo. La negación de la política como hecho inevitable (en tanto inevitable es lo público) es el primer paso para el establecimiento de la dictadura, sea ésta bajo la forma que sea.

    El estado es un amo temible y creo, con Buchanan, que debe estudiarse el medio para retraer al estado de iniciativas de crecimiento injustificado de su poder e influencia. Porque pienso esto soy liberal. Creo que el estado español es esencialmente incontrolado: por sus manifiestas carencias institucionales, que tan bien usted señala, como por el telón de fondo profundamente antiliberal sobre el que existe la actual y pretérita “opinión pública” española. La libertad política no existe, útilmente al menos, sin la económica. La libertad económica y la “ausencia” de política (ideal anarcocapitalista de un Rothbard o un Hoppe) es el libre albedrío para el criminal y la ruina o renuncia a cualquier tipo de ética (ética que sólo tiene sentido con compulsión se diga lo que se diga): una circunstancia, como dije, que sólo puede acabar con la existencia de una política incontrolada. El ideal anarcocapitalista o anarquista no supondría ninguna evolución sino al contrario una involución, un vulgar reinicio (desde la irracionalidad más tribal) de la lucha por el poder.

    No hay que hacerse la ilusión de que una estructura institucional garantice algo, es necesario que los operadores del sistema representen ideas liberales. Y en ese camino… queda mucho por hacerse en España ya que los ingleses iniciaron el camino con Cromwell y nosotros… ¿lo iniciamos? Parece aquí que el poder nos resulta despreciable a la par que incriticable. Definitivamente queda mucho por hacer.

    Me alegro profundamente de que se haya recuperado, Don Antonio.

    Salud y libre comercio

  17. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Isidoro

    He disfrutado con tu comentario. No es sistématico ni rigurosamente objetivo, pero su enfoque es profundo y su desarrollo, fresco a la vez que culto. Que gusto contar con lectores como tu. El anarcocapitalismo es una tendencia de las oligarquías economicas. Pero ellas mismas piden al Estado las regulaciones de reparto de mercado. No es riguroso tu comentario porque sin libertad politica es más facil la libertad economica, que es cosa distinta del libre comercio. Gracias por tu apoyo. Me gustaría leerte más.

  18. Isidoro Lamas dice:

    Sin libertad política entiendo que salen beneficiados las grandes fortunas en tanto en dicho marco pueden aspirar más fácilmente al mantenimiento de las mismas y a la constitución de monopolios sobre los que asentarse. Pero eso sería, en cualquier caso, la “libertad de unos pocos”. Yo entiendo libertad económica, de un modo ingenuo tal vez, en la libertad para elegir dentro de un mercado sin trabas y eso, más o menos, sería para mi identificable con el “libre comercio”, la libre elección.

    Sobre esa base resulta evidente que el libre comercio no sólo no existe sino que en buena medida podría parecer utópico. ¿Es sin embargo un horizonte deseable? Yo creo que sí. La ciencia económica ha de desentrañar (autores como Mises o Friedman lo explicaron bastante congruentemente) si el entorno de libre mercado genera monopolios u oligopolios que conviertan esa inicial libertad de todos en la libertad de algunos y en la libremente obligatoria elección de otros. Yo creo que en el fenómeno económico la razón de esas oligarquías es imputable al estado. Pero claro, estamos en las mismas: ¿son los “poderes económicos” los que piden y consiguen las trabas a la competencia? Bien podría ser que sí.

    Pero si gozásemos de un estado limitado tanto por la ley como por los usos de la sociedad civil… ¿no podríamos esperar que los aspirantes al trato de favor, la licencia o el monopolio sería relativamente impotentes en sus ambiciones? En ese estado limitado podría darse esa libertad económica semejante o equivalente al libre comercio, ¿no? Por eso resalto las intenciones de James Buchanan y otros académicos de la escuela de la “Elección Pública”: el estado es inevitable pero tiende a crecer en sus atribuciones en menoscabo de la sociedad, luego el estado limitado (¿cómo limitarlo?) es necesario. Tal vez sea todo cuestión de plantear los incentivos necesarios para el establecimiento de fuerzas opuestas en lo institucional lo suficiente fuertes para hacer frente a la mafia sin caer en el comportamiento mafioso con la sociedad civil.

    Gracias por sus amable palabras.

    ¡Feliz Nochevieja!

  19. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Isidoro

    Sabía lo que ahora explicitas más. De momento no he entrado en la cuestion de Mercado y Estado, que es la planteada por S. Maine, entre contrato y status, como progreso de la civilizacion. En general, creo que son muy ingenuas las teorias del liberalismo economico, lo cual no quiere decir que sea imposible lograr grados satisfactorios de competencia. Hasta pronto, mi cordial felicitacion.

Los comentarios están cerrados.