LIBERTAD INSTRUMENTAL

El drama de la libertad política colectiva consiste en que solo toma vida en el sentimiento íntimo de los pueblos cuando el factor que la reprime es extranjero. Si la represión de la libertad política se lleva a cabo de modo sistemático por una minoría organizada en torno a un dictador nacional, o a un concierto de oligarcas regionales, la inmensa mayoría de la población no sólo deja de apreciarla como valor, sino que la confunde con la liberación de obstáculos a las ambiciones nacionalistas o con el modo de llegar a situaciones más próximas a la igualdad social.

La pregunta de Lenin, “libertad, ¿para qué?“, presupone una idea instrumental de la libertad política, una noción vulgar de la misma, en tanto que idea utilitaria al servicio de fines sociales o económico. Apartada de su valor ontológico y cultural; identificada con el poder de acción de los gobiernos y con el sentido práctico de las masas seguidoras de cualquier tipo de poder; la libertad política quedó excluida del patrimonio cultural de los Estados de Partidos, porque éstos aceptaron, sin beneficio de inventario, la herencia de la libertad instrumental de las dictaduras. Sin ruptura democrática no pudo entrar el viento libre de la libertad en el viciado círculo de las libertades instrumentalizadas.

La tragedia de la libertad instrumental está en que las querellas de reparto, a las que apacigua originalmente, se exacerban sobre todo en las épocas de mejor estar social y de enriquecimiento económico. Y las corrupciones compensan las injusticias de los repartos de la libertad. Una tragedia moral no exenta de paradoja, pues son los gobiernos de mayorías, el sector de votantes menos favorecido, los que protegen, dan poder y enriquecen a minorías empresariales y mediáticas. Una prueba experimental de que los conflictos sociales no son el problema político que resuelve la libertad.

Es triste, pero indiscutible, una observación en el mercado de las ideas, que debería ser bastante para desacreditar la concepción de la libertad como medio de enriquecimiento, sea económico o cultural. El mercado del libro, los grandes medios de comunicación justifican la libertad de expresión instrumental, la libertad como medio de negocio cultural, porque ha permitido el acceso de miles de millones de personas al conocimiento de grandes temas que antes eran coto de pequeñísimas minorías intelectuales. Esto es absolutamente falso. Si hoy irrumpiera por primera vez en el mercado “L’Esprit des Lois“ (Montesquieu), sería milagroso que alcanzara la venta de 30 mil ejemplares que tuvo cuando apareció en el XVIII. Salvo en materias científicas, la libertad instrumental hace retroceder el conocimiento y el gusto por las obras de alta cultura.

Anuncios

8 thoughts on “LIBERTAD INSTRUMENTAL

  1. Francisco says:

    Hasta ahora, se ha impuesto la idea instrumental de la libertad colectiva sólo útil como medio de control de los gobernantes.

    Dicha libertad instrumental se ha empleado, bien para utilizar el apoyo de parte de la colectividad para oprimir a otra parte, bien para reducir al mínimo posible las discordias intra-élite sobre el reparto de los recursos disponibles y aumentar la estabilidad del régimen político correspondiente. Un ejemplo actual es, como menciona Antonio García-Trevijano, “la liberación de obstáculos a las ambiciones nacionalistas“.

    Aprovecho este comentario también para pediros ideas cara a las actividades a desarrollar el año siguiente para implantar la República Constitucional en ambos mundos, virtual (Internet) y real.

  2. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido editor

    Has interpretado perfectamente mi breve artículo sobre la libertad instrumental. Y me ha llamado la atencion la claridad con la que expresas como la libertad instrumental la utilizan los partidos de gobierno para sumar las fuerzas de sus votantes contra intereses legitimos de mayorias o minorias. Enhorabuena por tu nueva hija.

  3. mcrc.miguel says:

    Nunca me había planteado que la libertad en el momento que se intrumentaliza y pasa a ser el medio a través del cual se canaliza el enriquecimiento económico o cultural, deja de ser libertad para convertirse en una tiranía económica o cultural.

    Indiscutible el ejemplo.

    Gracias don Antonio.

    PD: Felicidades Francisco, no tenía ni idea. Contigo si que se han portado bien los reyes este año.

  4. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido Miguel

    Esa es la concecuencia de considerar a la libertad como poder de hacer lo que los medios te permitan. Lo que me produce asombro es que esta sea la concepcion de la libertad en mentes tan abiertas como las de Leibniz y Voltaire. La libertad republicana pertenece a otra dimension. Ardo de impaciencia por explicarla. Pero antes debo de ir eliminando los demas conceptos convencionales de la libertad. Vuestra paciencia me tranquiliza. Abrazos.

  5. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido germanicus, es una alegria permanente saber que vosotros no fallareis. En efecto, el dolor libera la mente de prejuicios y rutinas. Feliz año 2007, de esperanza republicana y de amistades fuertes. Con mi afecto.

  6. David Serquera says:

    Queridos amigos,
    Desde hace un mes y medio no me encuentro muy bien de salud. Esto no me permite concentrarme muy bien y me hace difícil aportar reflexiones. Ahora solo quiero expresar mi contento por el magnífico artículo de hoy.
    Espero seguir aportanto mi granito de arena en breve ya que me estimula bastante el nuevo reto que tenemos por delante.
    Feliz 2007.

  7. Antonio Garcia Trevijano says:

    Querido David

    No se que desgracia de la Naturaleza se abate sobre las huestes de la libertad. Primero Villa, luego Antonio Fernandez, despues yo y ahora tu. No te preocupes. Basta con que sigas mis articulos. Ahora seran decisivos. Pues el tema de la libertad es el peor conocido en toda la filosofía,a pesar de que le ha dedicado el mayor espacio y tiempo. Espero que tu enfermedad no sea importante. Abrazos.

Los comentarios están cerrados.