LIBERACIÓN

La palabra es tan hermosa y tan expresiva de un cambio de estado personal o civil, como carente de relación con la libertad política. Los prisioneros liberados de su cautiverio no gozan, por ese cambio de situación, de más libertad política. Lo mismo sucede con las ciudades liberadas de su ocupación por ejércitos extranjeros o adversarios. La descolonización ha mostrado como pueblos liberados de la metrópoli han visto disminuidas sus libertades, en la misma medida en que aumentaban su capacidad de independencia exterior.

El significado espiritual de la palabra se preñó del prestigio romántico de las guerras y guerrillas de liberación nacional, para extenderlo a los movimientos sociales de liberación de la mujer y de la dominación de clase. Pero el dominio de un grupo social sobre otro no solo disminuía la capacidad de acción del grupo dominado, sino también la del dominante. La emancipación de las colonias aumentó la potencia de las naciones colonizadoras. La emancipación de la mujer hace mas libre al hombre y la del obrero convierte en héroe empresarial al patrón villano.

Pese a la etimología de la palabra, los fenómenos de liberación pretenden resolver problemas de igualdad social y no de libertad política. Salvo en algunos pasajes de Hegel (dialéctica amo-esclavo) y en la Escuela de Frankfurt, la filosofía de la libertad no se ha ocupado de la liberación. Y han fracasado los intentos teóricos de integrar, dentro de un solo concepto de liberación, la eliminación de obstáculos legales a la libertad de comercio o de industria, característicos de la libertad negativa de los modernos, por utilizar la nomenclatura de Benjamín Constant. Aunque es llamativo que la teología de liberación haya sido la última expresión de la teología negativa.

A diferencia de la libertad política, que afecte por igual a todos los sectores de la sociedad, la liberación es relativa a clases o categorías socialmente dominadas. Su tratamiento ha de ser necesariamente ideológico. Incluso las doctrinas de liberación por la ciencia, la cultura o la razón (“interés emancipador del conocimiento“) no son más que ideologías. Por eso, la acción liberadora, plenamente legítima en una democracia representativa ya constituida, no entra en el temario de la teoría pura de la República Constitucional. Que precisamente se llama pura porque en ella la libertad no es instrumental, respecto de cualquier propósito, sino fin de sí misma. Solo puede ser pura, es decir, no contaminada de ideología alguna, la acción constituyente de la libertad política. Como dice Bertrand de Jouvenel, “existe política pura si la acción está exenta de todo lo que no sea formación del edificio político“.

Anuncios

27 thoughts on “LIBERACIÓN

  1. Pedro M. González (Club Republicano 3) dice:

    Clarificador artículo. Es necesario reclamar el sentido radical de la teoría pura de la República constitucional y de este MCRC en cuanto se ocupa del núcleo de la problemática de la Democracia (con mayúsculas) y desprovista de cualquier ideología que la adjetivice. Radical no como sinómino de “lo extremo”, sino de lo “nuclear”, lo “esencial”.

  2. Pla (Club Republicano 3) dice:

    Estimado D. Antonio:

    Creo que me adelanto esta vez a Francisco (enhorabuena por la llegada de la nueva integrante de tu familia), pero es que al leer el texto no he podido dejar de recordar dos anécdotas.

    1) En Nueva Granada (lo que son las actuales Venezuela, Colombia y Panamá, más o menos), a mediados del siglo XVIII, un ilustrado español decidió liberar a sus esclavos negros. El día de la liberación fue el más desgraciado en la vida de los pobres “liberados”, que no sabían ni qué hacer ni a dónde ir.

    2) Al final de la Guerra de Secesión USA (1861-1865), muchos ex-esclavos negros pasaron por un trnace similar, ya que no sabían que hacer con una libertad que les “caía grande”.

    La liberación tiene más significados psicológicos (liberarse de un trauma o de una obsesión) o militares (liberar una plaza o una región o un país, de la presencia de tropas enemigas) que significado político.

    D. Antonio, va usted como una máquina a toda potencia.

    Salud y República Constitucional

  3. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Si hiciésemos un concienzudo estudio estadístico sobre el uso del término “liberación” a fin de poder llegar a un análisis componencial de todos los glosemas que componen su campo semántico – al estilo de los estudios de ecdótica de Valentín García Yebra -, llegaríamos – seguro – a la conclusión de que el vocablo “liberación” está hartamente desprestigiado, y curiosamente más enmarcado en las esferas de la moral, lo doméstico, lo psicoógico, lo espiritual o lo económico que lo puramente político. El hecho de que en griego y en latín la palabra se refiera más a la redención, a la absolución, al perdón, al pago de una deuda o en Cicerón a la ausencia o disminución de un mal – no se emplea ni siquiera para expresar la liberación de un esclavo – nos hace pensar que a pesar de su etimología no es un término político sensu stricto.

  4. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Pedro

    En otra ocasion expresé mi opinion de que toda teoria
    es radical o no es teoria. La teoria de la Republica
    Constitucional es una teoria pura, y absolutamente radical en su pureza, porque no admite en su seno ninguna cuestion susceptible de ser ideologizada por algun sector social. La libertad politica no es una categoría burguesa, como las libertades economicas que prohiben igual a un banquero y a un mendigo dormir bajo los puentes (la humorada es de Anatole France). No sabeis el bien que me procurais los liberales con la aceptacion entusiasta del concepto de libertad politica, como idea fundante de la Republica Constitucional. Vuestra aceptacion sera decisiva para la consagracion de la teoria. Gracias.

  5. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Pla

    La historia repite ejemplos parecidos en todas las situaciones de esclavitud o colonicacion. Lo cual no significa nada para la nacesidad de independencia de los pueblos, del mismo modo que el miedo de los bebes a sus primeros pasos no justifica que se les impida darlos con reincidencia en las caidas. Es cierto, que deseo recuperar el tiempo perdido. Y me satisface compromar que en esta semana he recuperado un tercio de los visitantes que dejaron de leer este blog, cuando suspendí mis escritos. Vuestros comentarios son mas necesarios ahora que antes. Gracias.

  6. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Martin Miguel

    Como jurista conocedor de las fases creadoras del derecho romano, sabía el significado de liberacion de una deuda. Y como estudioso de la historia siempre supe que la palabra liberacion no adquiere grandes cartas de nobleza hasta el siglo XIX. Agradezco tu erudicion. Hasta muy pronto, te abrazo con lealtad.

  7. germanicus(club R 3) dice:

    Un personaje de una novela de Max Aub, vencido,traicionado y con la vida en el tablero no precisamente por defender a su rey, dice: Ahora entiendo por que la llaman guerra de liberacion, joder te dan dos tiros y te liberan. Tristemente a los cincuentones lo primero que nos viene a la cabeza, cuando escuchamos la palabra liberacion es identificarla con tan triste guerra… Sr Trevijano no le deseo que mejore, es imposible que pueda estar mejor. Salud,Republica y Lealtad.

  8. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Germanicus

    Aunque no he querido referirme expresamente a nuestra guerra de liberacion nacional, pensé en ella al decir ciuadades ocupadas por ejercitos adversarios. Todo lo que se llama emancipacion o liberacion, aunque tenga base real, se instala en una dimension ideologica, es decir, generaliza una particularidad. En cuanto a mi estado físico, me parece lamentable, pues no tengo autonomía de movimientos y el dolor me impide dormir. Pero trato de olvidarlo. Y vuestro deseo de leerme me ayuda a superar el trance. Gracias por todo.

  9. vilamallén (CR3) dice:

    ¡Pinta bien el 2007!
    ¡Hurra MCRC!
    ¡Felicidades Francisco!
    Corre más Trevijano con una biela astillada que toda la turba de cantamañanas dinásticos montados en sus audis de reglamento.
    ¡Viva España con honra!
    ¡Viva la República!

  10. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Vilamallen

    Me encanta tu humor. Me gustó mucho qe me visitaras en el hospital. Eres una buena persona republicana. Espero que nuestro espiritu decidido y nuestra fertil imaginacion hagan avanzar, este año, la idea de la Republica Constitucional hasta ser de conocimiento general en la parte activa de la sociedad. Ahora debeis ayudarme a recuperar el nivel de visitas. No solo con gestiones personales, como las de Vicente Carreño, sino escribiendo vosotros mas comentarios.

  11. THOMAS PAINE dice:

    Sr. García-Trevijano:

    Soy un atento seguidor de su doctrina desde hace años;le he seguido en los distintos medios de comunicación en los que publicaba sus artículos (curiosamente, tengo la impresión de que era usted utilizado como ariete para después cuando molestaban sus comentarios,ignorarlo). Digo esto, porque uno de los ilustres próceres del periodismo de investigación / filtración que participó con usted en alguno de los programas de La Clave y su socio clerical matutino, se han convertido en apostóles del CONSENSO.

    En otro orden de cosas me parece interesante estudiar el fenómeno ocurrido en Cataluña con el partido Ciutadans, que surgió más o menos espontáneamente a través de internet y consiguió sin apoyo de los mass media difundir sus ideas y conseguir entrar en el coto cerrado del parlamento de Cataluña. Si el movimiento que usted promueve, no persigue entrar en la acción politica, no veo la manera de conseguir pasar de la teoría a la praxis, es decir, que influencia sobre el poder político y la forma de cambiarlo que tendrá el MCRC.

    Permitame una vaga critica, personalmente he intentado difundir su mensaje con personas desilusionadas con el régimen actual y me encuentro que al estar tan difundidos los tópicos del consenso y la transición, les rompe los esquemas y les resulta denso su pensamiento y tienen cierta dificultad para entender su mensaje. Le sugiero que sin rebajar el rigor intelectual utilice un lenguaje potente metafóricamente, inteligle para el ciudadano medio; al modo de Schopenhauer, Niesztche, que no deje indeferente al lector; que sea como un látigo, un martillo, un azote para el que lo lea.

    Me despido con mi respecto y admiración más sincera.

  12. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Mi querido Thomas Paine

    ¿Sabes que con ese pseudónimo publiqué un centenar de pequeños articulos en el diario El Independiente?

    1. Me preguntas como pasar de la teoria a la accion. Si leyeras este blog desde su origen lo sabrias. Participar en las elecciones es legitimar el sistema. Los Ciutadans es un grupito, sin cultura politica, que se suma al consenso. Su fracaso es seguro. No hay accion politica por ningun lado, solo escenificacion electoral y propaganda mediatica. El MCRC inciará la accion politica por la Republica Constitucional, con verdaderas campañas ciuadadanas (por la abstencion, sistemática, denuncias concretas de corrupcion de partidos, comparecencia en medios, editoriales, revistas, etc para proponer el cambio institucional cuando su necesidad sea evidente a las masas dada la situacion en Cataluña, Pais Vasco o en problemas que el Estado de Partidos no puede resolver. El MCRC saldrá de internet, cuando haga su Asamblea Fundadora con asistencia de miles de delegados de toda España.

    2. En cuanto a la eficacia de mi lenguaje, depende de a quien me dirijo. En mis discursos y conferencias, no hay una sola persona que no me entienda y no se emocione. Ya quisiera yo tener la prosa de los dos filofos que citas. Pero la provocacion solo esta en la de Nietzche y no siempre.

    Gracias por tus nobles consejos.

  13. THOMAS PAINE dice:

    Admirado Sr. García-Trevijano:

    En primer lugar gracias por dar respuesta a mi comentario. Le diré que el seudónimo que utilizo en su blog, es un homenaje indirecto a la figura de Paine y directo hacía su magisterio. Empecé a leerle precisamente en el Independiente que dirigía si no recuerdo mal, Pablo Sebastián y que cerrarón por cuestiones políticas a finales de los ochenta para gran disgusto mío.

    Soy plenamente consciente de que Ciutadans participa del consenso y no va a la raíz de los problemas políticos; por eso no es una alternativa válida. Lo que no he sabido expresar correctaamente y quería decir, es que para difundir las ideas del MCRC hacen falta unos recursos económicos mínimos y ningún poder económico va a apoyar una iniciativa de estas características. En el caso de ciutdadans sé que al crear la plataforma muchas personas que simpatizaban con ellos, se asociaron y contribuyeron económicamente con sus aportaciones. Quizás algo así se podría hacer con el MCRC. Yo sería el primero que estaría dispuesto a contribuir por unas ideas nobles.

    Decirle por último que su discurso en el lenguaje oral es contundente y demoledor para el sistema oligarquico, así se ha demostrado en las aparaciones en televisión donde le han invitado a participar; quizás en el escrito no me lo parece tanto. Pero ya se sabe: consejos vendo que para mi no tengo.

    Espero ver algún día, que si no usted, triunfen sus ideas. Me es muy penoso asistir a esta ceremonía de mediocres profesionales y que una persona de su talla intelectual haya sido marginada de una forma tan grosera. Sepa usted que en momentos de desolación me ha reconfortado encontrar en usted alivio intelectual.

    Le reitero mi sincero aprecio y admiración.

  14. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Paine

    Ahora le he comprendido bien. Fui un hombre de accion para organizar la unidad de la oposicion al Régimen anterior. Lo sere para organizar la nobleza y la inteligencia contra la bajeza moral y cultural de este Regimen de Partidos. La financiacion del MCRC no sera un problerma grave. Lo haremos por acciones concretas, sin gastos de estructuira. Conozo muchos empresarios medianos y pequeños que desean ayudarnos. Y estableceremos cuotas voluntarias. Pero la accion en la sociedad civil no debemos inciarla sin tener editado el libro de la Republica Constitucional, que conteste a todas las objecciones o reparos. Abrazos

  15. Vicente Carreño Carlos dice:

    Don Antonio:

    Hoy he hablado con un buen amigo, miembro de la Asociación Filosofía y Humanidades. Me ha dicho que están a la espera de contactar conmigo para ver la manera de organizarle una Conferencia en Murcia. Pienso que habrá que esperar a sú recuperación física y ver entonces sú disponibilidad. Ellos están deseosos de organizar el acto, yo me mantengo a la espera de esa mejoría tan ansiada.

    En cuanto al escrito sobre LIBERACIÓN, deseo pedirle que clarifique o me haga más comprensible todo lo relacionado con el párrafo en el que aparece la mención a la Teología de la Liberación, siendo que tampoco alcanzo a comprender por qué habla de teología negativa. ¿es por lo de libertad negativa de los modernos?, si es así ¿como puedo entender mejor este paralelismo?: liberación, libertad negativa de los modernos, teología de la liberación, teología negativa…

    Con mis mejores deseos de pronta rehabilitación y ausencia de dolor. Salud a amistad.

  16. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Vicente

    Me parece muy bien dar una conferencia o un discusrso en Murcia, tan pronto como pueda viajar sin muletas.

    En cuanto a la teología negativa, la teología sin Dios, no solo esta relacionada con el concepto de libertad negativa, liberación de obstáculos, sino incluso con la idea estética de belleza negativa, que he rastreado en mi libro de Arte. No tengo tiempo para desarrrollar o explicar más esta curiosidad.

    Hasta muy pronto, con mi permanente amistad.

  17. MessageInOut dice:

    No hay más liberación que la que proporciona el conocimiento. Cualquier libertad concedida desde el poder no es más que la liquidación de una deuda de aquello que la ciudadanía ya se ha tomado por su cuenta, a veces, muchos años antes.

    El resto de “liberaciones?, al socaire de las bombas y los disparos en la nuca, de senyeras e ikurriñas, son nuevas dictaduras disfrazadas. Se trata de liberaciones simbólicas: de las piedras o de los sentimientos, no de las personas. Y se hacen a pesar de las personas.

    Por lo tanto, cualquier gobierno que no respalda la libertad de enseñanza y cátedra, y la igualdad de oportunidades para el acceso ilimitado a la Cultura, encubre un fraude.

    Ni la Derecha, con su venta de acceso a la enseñanza de calidad, ni la Izquierda, con su igualitarismo en la ignorancia, hacen otra cosa con sus políticas culturales que vender sus servicios de mediación a las clases dominantes, que pagan gustosas cualquier canon, con tal de poder disimular su pereza, incompetencia y falta de cultura empresarial, para competir en los mercados gracias a los insignificantes salarios que pagan a una masa de ignorantes.

    Aquí tenemos el año nuevo. Dudo que sea feliz.

    Un abrazo, don Antonio. Gracias por su recuperación.

  18. David Serquera dice:

    Aunque es un poco larga transcribo una interesante carta al director aparecida en El Pais:

    Levantando murallas en la Universidad

    Cartas al Director, El País

    Inmaculada Rodríguez Moya – Jaén – 30/12/2006

    Cuando el hombre se siente amenazado por su debilidad ante posibles ataques de extraños, levanta altas murallas a su alrededor. El profesorado de las universidades de la Comunidad Valenciana debe sentirse muy débil ante la posible llegada de profesores de otras universidades extranjeras, léase cualquiera del resto de comunidades españolas, pues ha establecido o va a establecer la aplicación de unos baremos aberrantes e inmorales para la contratación de profesores de la categoría contratado doctor. Y es que el botín es suculento: nada menos que un contrato indefinido en los tiempos que corren y con un sueldo de casi 2.000 euros al mes.
    La Universidad de Valencia está protegiendo a sus profesores en las convocatorias que ya han sido publicadas y resueltas con un baremo que puntúa casi tanto el expediente académico (15 puntos), es decir, los cuatro años de carrera más los cuatro de doctorado y el haber obtenido becas de investigación, como el conocimiento del valenciano (10 puntos), que para algunos supone prácticamente el sencillo hecho de haber nacido en la Comunidad Valenciana. ¿Por qué, si una universidad tiene dos lenguas oficiales, una de ellas se valora muy altamente y otra simplemente se da por supuesta? Me parece inmoral el elevado valor de una lengua que para algunos es la materna, y lo digo desde mi acreditado conocimiento del valenciano y habiendo nacido en la Comunidad Valenciana. Si ello no es suficiente, se reservan 10 puntos más para el profesor que en el momento de la convocatoria del concurso esté contratado por la Universidad de Valencia en cualquier categoría inferior. Y si no es suficiente todavía, añade a cada mérito del baremo un coeficiente de corrección de 1,5 puntos más por cada mérito que tenga que ver con algo realizado en dicha universidad.
    Pero ¿qué tenemos que corregir? ¿No se trataba de corregir la tan cacareada endogamia de la Universidad española mediante la LOU? ¿O es que quizá tenemos que corregir a nuestros profesores, a esos que calientan la silla y no quieren moverse de su universidad, muertos de miedo por cualquier “extranjero español”? Lo peor de todo es que este tipo de cosas están ocurriendo en otras universidades españolas que maquillan la aplicación de sus baremos para preservar al candidato de la casa por encima de otros más preparados, pero nunca habíamos visto semejante desfachatez producto del simple miedo a la competencia.

  19. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Messagein

    Te echaba de menos. Como siempre, me identifico con tu analisis sobre la necesidad de conocimiento para liberarse de la servidumbre voluntaria. Pero en este terreno no podemos olvidar el error de la Ilustracion (confundir conocimiento y progreso) ni la ideología de Habermas (interes emancipador del conocimiento). Mi posicion es mas modesta y mas revolucionaria: si, conocimiento desde luego, pero en primer lugar y con carácter prioritario, conocimiento de la realidad politica, de la verdad social frente a la mentira de las instituciones. Este es el conocimiento básico, sin el cual los demas conocimientos son floreros.

    Ahora necesitamos de tu permanante colaboracion, pues abordamos el problerma de la libertad politica, que es el eje de la Republica Constitucional. Abrazos.

  20. Huneifa ibnu Abi Rabiaa dice:

    Aprovecho la ocasión en la que alguien ha mencionado, aunque sea tangencialmente, el diario El País.
    Es verdad que hay movimientos por debajo de la línea de flotación que se están cimentando sobre irrefutables bases científicas. Parece que la República Constitucional aspira a blindar a sus servidores con altos niveles de conocimiento en varios campos del saber. Pero las pasiones, también, cuentan. Y de eso sabe mucho el Sr. Trevijano.
    No conozco a nadie, aunque bien es verdad que soy extranjero, que se oponga de modo tan visible a los sistemas de partidos o partitocracias instaurados en la Europa continental. Y menos gente habrá aún, que desde la indestructible superioridad de sus conocimientos abogue de un modo tan abierto por una República Constitucional.
    En cambio, si que tenemos ejemplos de otros ilústres intelectuales que defienden al sistema imperante.
    Y concluyo: ¿ Es posible un debate intelectual entre el Sr. Trevijao y el Sr. Pradera, por ejemplo?
    Que viva la república constitucional.

  21. David Serquera dice:

    Amigo huneifa,
    Aunque me llames alguien, tu lenguaje me resulta familiar. Si no tengo el placer de conocerte te ruego no abandones este blog para que pueda hacerlo. Si por el contrario, te conociera, te ordeno nos enriquezcas con tus propuestas de accion, ya que el MCRC es el unico movimiento que hara cientificamente posible que las aspiraciones de la sociedad sean politicas de la nacion. Tu gozo de ver hecho trizas a Pradera ante la superioridad dialectica de Antonio, me parece que seria todo un acontecimiento, pero dudo de las aficiones masoquistas de aquel.
    Un saludo.

  22. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Distinguido amigo Huneifa

    Se nota que vd es extranjero. No conoce a la persona a quien le gustaría ver debatir conmigo. No es que esté en las antipodas de mi pensamiento, sino en las de cualquier pensamiento. Ese hombre me difamó, sin permitir replica. Criticó mi libro el Discurso de la Republica sin conocer las bases intelectuales que lo fundamentan. Lo puse en ridiculo desde otro diario y guardó silencio.

    No hay diferencias de inteligencia ni de sabiduría entre mi pensamiento sobre el Estado de Partidos, y el de todos los intelectuales euopeos. Ellos mienten, a sabiendas de que no pueden admitir, sin riesgos para sus status, estas verdades: 1. El consenso es negacion de la politica. 2. La reconciliación, una idea religiosa, necesariamente falsa en politica. 3. El Estado de partidos no es representativo de la sociedad. 4. No hay democracia sin separacion de poderes (legislativo independiente del ejecutivo). 5. Las listas electorales no permiten mas representacion que la de quienes las hacen. 6. La justicia en materia de poder esta controlada por los partidos. 7. La corrupcion es inevitable en el Estado de partidos. 8. La corrupcion de partido es mucho mas grave que la personal. 9. Un pacto de silencio sobre el pasado impidio la libertad de expresion en la Transicion. 1o. Acusé directamenete al Rey del 23-f en El Mundo y nadie contestó. 11. La Constitucion es monstruosidad juridica que dura porque no se cumple. 12. La memoria historica ni se pierde ni se adquiere por Decreto.

    Del mismo modo que le expongo estas 12 evidencias, podría alargar la lista hasta 100 si incluyera las materias referentes a nacionalidades, autonomías, prensa, television, privatizaciones. Tenga Vd la seguridad de que no hay uno solo intelectual europeo que acepte un debate publico conmigo. Gracias por su consideracion.

  23. Lorenzo Alonso dice:

    Querido Maestro: Hace bien al considerar que la teoría pura de la República Constitucional no debe estar contaminada de ideología alguna, pues en este país para mucha gente la palabra república o definirse republicano parecen llevar implícito una acusación o una presunción de ideología izquierdista o antisistema, dependiendo del personaje que lo comente.
    Cuesta decirles que la República Constitucional es una forma de Estado, una forma de Gobierno y un conjunto de reglas del juego democráticos. Y una vez definidas, cabe cualquier ideología (siempre que no atente contra la vida y contra los derechos civiles más elementales).
    Serán los muchos años de deformación del lenguaje y de la mente, será que solo saben conducir mirando el espejo retrovisor. Al menos es lo que yo creo.
    Saludos y Lealtad.

  24. Pla (Club Republicano 3) dice:

    Huneifa:

    En primer lugar, mis saludos.

    Hablas de la “pasión” y estoy de acuerdo (nº 20). Te hablaré de la mía.

    La base del pensamiento Republicano es racional sin que por eso haya que omitir las emociones. Los republicaos ponemos de relieve ciertos valores comunes: la moderación, la calma, el respeto a la crítica, la vigilancia ante los excesos, la libertad política, la reflexión, la convicción en los principios, el dominio de nosotros mismo, el uso de la razón, el compromiso meditado, la sabiduría en las decisiones, la desconfianza con respecto a cualquier sumisión, la libertad de conciencia, la tolerancia, el universalismo del pensamiento, la igualdad ante la ley, la justicia social, el mérito, etc…

    El mérito y su reconocimiento: esta es la idea motriz, el verdadero principio que forma el espíritu republicano. El mérito se gana ante la opinión pública, que lo debe estimar de forma imparcial. Es con esta teoría con la que los republicanos recordamos ante los elogios que, si bien nosotros no merecemos quizás alabanzas, sí que tenemos la ambición de merecerlas. No estamos aquí para aplaudirnos sino para cambiar nuestras ideas, nuestros sentimientos. Agradecemos tu testimonio de simpatía, pero te pido solamente que la regules, pues hay que saber regularizar los sentimientos y la razón.

    No gritemos nunca: ¡Viva un hombre concreto! La idolatría nos ha costado mucho, evitemos recaer de nuevo en esa falta. El carisma se puede emplear al servicio del bien común con la condición de que los líderes permanezcan vigilantes frente a los riesgos de la corrupción de la razón cívica que hace de un hombre, a veces, un ídolo viviente o un dictador.

    España será mucho mejor cuando sólo este gobernada por la ley y en las manos de todos los ciudadanos y nunca más en las manos y sumisa a los caprichos de uno sólo. Ninguna vanidad es justificable, y por ello, haremos del honor una búsqueda inacabable de la virtud para merecer esos elogios como lo que deben ser: la expresión de la admiración ante una obra colectiva. Proponemos que el mundo de los derechos y de los deberes de los individuos-ciudadanos emancipados, existan en una sociedad fundada sobre los lazos directos entre los gobernantes y los gobernados, donde la ejemplaridad se imponga sin meditaciones abstractas ni morales trascendentes.

    Rechazamos esa solución tan repetida en nuestra historia de la división en dos de la sociedad y el enfrentamiento de intereses particulares casi privados y rivales. A los privilegios de las corporaciones y entidades, herederas de los Regímenes pasados, oponemos los derechos de los ciudadanos. Conocemos las lecciones de los fracasos de 1873 y de 1931 y de los largos años del franquismo. Buscamos una alternativa política viable y un método de gobierno republicano, con el fin de enterrar políticamente la monarquía y la tradición conservadora. Frente a los privilegios por nacimiento y riqueza, el republicanismo reivindica el esfuerzo, la educación, la movilidad social y el mérito.

    Proponemos una filosofía política donde el hombre, situado en el centro de la reflexión, busca la verdad del diálogo sin dejar de ser solidario. Proponemos una doctrina político–moral que no puede someterse a los hechos rígidos de la lógica formal de los filósofos en la que el principio de no contradicción se impone como un dogma.

    ¿Qué pensamos de la política?

    Aborrecemos la acción de de los hábiles e intrigantes, renunciamos a las maniobras desleales y pérfidas, al espíritu de corrupción, a todas las estrategias de disimulos y subterfugios. Aspiramos a lo que debe ser una conciencia moral, expresión de todos los intereses, de los hechos y de las costumbres. Llegará un día en el que el sentido común prevalecerá también en las conciencias y en los espíritus y dictará las reglas de derecho de las sociedades humanas.

    Pertenecemos a una escuela que no cree que en lo relativo, sino en el análisis, en la observación, en el estudio de los hechos, en el acercamiento a las cosa y la sabia combinación de las ideas. Llamamos a consagrar la vida a la libertad, a apartar de nuestro espíritu la violencia que muchas veces ha alterado la democracia, a prohibir el culto a lo absoluto. A dirigirnos hacía el estudio de los hechos, a las realidades concretas, a enseñar a tener en cuenta las tradiciones, las costumbres y los principios. Proponemos renunciar y a detestar el espíritu de violencia. Nos esforzamos en arrancar el aguijón del miedo que empuja a tomar medidas reaccionarias. Somos una especie de conciliadores entre los intereses de unos y otros para fundar los cimientos indestructibles del Orden Republicano.

    No deseamos ni ambicionamos nada más que el desarrollo de la libertad y de la democracia dentro de la justicia. La solidaridad entre los hombres. Nuestro derecho reside en la razón, nuestra fuerza en el pueblo. Afirmamos derecho a conquistar la mayoría, convencidos de que el día del advenimiento de la República está próximo y que, una vez científicamente organizada la sociedad, la República nos hará a todos políticamente más libres, intelectualmente más sabios, económicamente más ricos, moralmente más justos y socialmente más iguales. Y la República establecerá el orden el equilibrio y la armonía entre los derechos y los intereses de unos y de otros.

    Porque la República es la cosa más grande y más augusta entre todas. No solamente porque es la forma de gobierno por la que hemos luchado siempre y porque representa para nuestra inteligencia y nuestro corazón lo que hay más de noble, más de justo y más de grande en las relaciones humanas. Y porque creemos que hay dentro de esta forma de gobierno más porvenir y más y mejor futuro para España y los españoles.

    Por eso hay que traer aquí, amigos míos, la resolución enérgica de practicar nuestras doctrinas, de practicarlas no solamente en nuestro fuero interno que llamamos conciencia, también fuera, en los actos y en la vida en su conjunto. Por eso tenemos que agruparnos para el fin común de la instrucción en nuestras ideas y de la propagación de las mismas.

    Salud y República Constitucional

  25. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Pla

    No entiendo el sentido de tu discurso. Si defiendes ideas de toleracia y solidaridad, cuya falsedad he demostrado, no creo que hayas valorado los principios de nuestra declaracion que giran sobre la lealtad. Ademas no sé a que viene el desprecio a la ciencia que se desprende de tu burla al dogmatismo del principio de no contradiccion. ¿Pones la libertad politica al nivel de la calma o la moderacion? Soy republicano y no tengo ambicion de recibir alabanzas. Aparte de la idolatria fascista o comunista, ¿qué idolatria personal ha costado un alto precio a la republica? El pensamiento es cosa de uno, la accion republicana es asunto comun, por ser res comun.

    En fin, dejaría de ser sincero si no te comunicara la gran decepción que me producido tu retorica vacua, tópica y moralista, mas propia de un nostalgico de la II que de un promotor inteligente de la III, como yo te considero. Nuestro problema no es crear un nuevo hombre, sino someter sus bajezas a la sabiduría de unas instituciones republicanas que las eviten, con la desconfianza entre poderes del Estado. Hoy me has envenenado con un inesperado roscon de reyes.

  26. Pla (Club Republicano 3) dice:

    Estimado D. Antonio:

    Lamento el desahogo y el malestar que hay podido producir con el mismo.

    Estamos pasando unos días de infamias y de indignidades demasiado terribles desde el pasado 30 de diciembre.

    El natural desarrollo de los juegos de poder a que nos está llevando esta Monarquía de mentiras, crímenes y corrupción está alcanzando unos niveles realmente inimaginables.

    A veces pienso que habría que empezar la historia de la humanidad de nuevo para eludir o evitar que tengamos que presenciar y soportar pruebas tan humillantes y vejatorias como el tratamiento dado desde los medios oficiales y los de comunicación a algo tan simple y obvio como es el que los terroristas asesinen a gente: es lo que corresponde.

    Los ecuatorianos fueron primero “desaparecidos”, después de que la novia de uno de ellos estuviese casi detenida 4 horas por el gravísimo crímen de haber denunciado una desaparición tan inconveniente como la de su novio. Luego, cuando los medios de comunicación extranjeros empezaron a dar la noticia de la existencia de muertos, los medios de comunicación y los portavoces oficiales comenzaron a hablar de “desaparecidos”, para dulcificar el trance que lleva de la desaparición al fallecimiento.

    Y todo fue por salvar a Zapatero, el nuevo totem de la “hiperdemocracia”, el nuevo rey de la paz, el líder del desastre.

    En fin, se que no son razones que justifiquen las tonterias dichas por mí en el texto que antecede, más demagógico que otra cosa, desde luego, pero no lo pude evitar.

    Con mis disculpas por los exabruptos y con toda lealtad,

    Salud y República Constitucional

  27. Antonio Garcia Trevijano dice:

    Querido Pla

    Tu inteligencia y tu noble generosidad me permiten decirte lo que a otros sería imposible. Pero nuestro sentimiento y nuestra idea concreta de la RC rechazan de modo racional, instintivo, etico y estético, las vulgaridades, tópicos, frases hechas y moralinas del viejo republicanismo. La demagogia es el recurso de los antidemocratas. Lo que dices de lo que pasa hoy en España, con motivo del atentado, nos obliga a ser mas clarivdentes qu todo el establecimiento. Tal vez deba escribir un artículo sobre ello. Abrazos.

Los comentarios están cerrados.