PENTECOSTÉS POLÍTICO

Desde que el Directorio remató la Revolución Francesa en 1795, la política liberal se organizó en Europa como religión para creyentes en el dios-pueblo, dotada de todos los elementos sacros, incluidos milagros y misterios gozosos. La Iglesia y el Estado, sin intereses antagónicos, continúan viéndose como rivales porque lo anticlerical constituye la liturgia de la religiosidad progresista.

Clase política renovada a perpetuidad en tanto que casta levítica; templo de la soberanía popular; dogma de la infalibilidad parlamentaria; incienso y oro para la ortodoxia del consenso; procesiones de impenitencia partidista y milagro de Pentecostés político, que ilumina a los elegidos en las urnas para que desvelen los misterios de la voluntad general y del bien común.

Este milagro sobrepasa los límites de esa ley social de las admiraciones repentinas, que transforma en inteligencia y coraje a todo lo que antes de ocupar un alto cargo, o una sólida fortuna, era idiotez y cobardía. El más ignorante de los candidatos a un escaño parlamentario, tan pronto como sale elegido en las urnas, aparece aureolado por la sabiduría del interés general, la conciencia del bien público y la ciencia de la economía política. Y dotado de esos dones preternaturales, el cateto-demiurgo decide con su voto lo divino y lo humano de su país y del mundo.

La metafísica religiosa de este milagro había sido evitada, antes de que la Gran Revolución la consagrara, por la fantasía aristocrática de Edmundo Burke, en su famoso Discurso a los electores de Bristol (1774). Gracias a su “virtual representation” el Parlamento de las capas superiores aseguraba la representación de todo el pueblo. Tal vez por esto los votantes de Bristol no eligieron en la campaña siguiente al creador de tan sublime representación.

Como es natural, fue un jesuita, el abate Sieyès, quien primero vio las lenguas de fuego universal que iluminaban la cabeza de los diputados locales: “El diputado de un bailliage (partido judicial) es inmediatamente elegido por su bailliage, pero mediatamente es elegido por la totalidad de los bailliages”. Mediante esta ficción, el diputado universalizado se independiza de sus electores particulares y adquiere la conciencia de haber sido elegido por la Nación, para interpretar y representar sus altos designios, sin que sus mezquinos e ignorantes electores de distrito tengan derecho a exigirle rendición de cuentas de lo que no saben.

Desvirtuada por la modernidad social la representación virtual de los pobres por los ricos, y de las mujeres por sus padres o maridos, y desaparecido el encanto de la mística revolucionaria, retorna la tradición del sentido común, exigiendo el mandato representativo de los electores de distrito, con todas sus consecuencias de rendición de cuentas y revocabilidad.

Y en esta hora de fracaso de la representatividad política de los partidos estatales, resuenan en nuestros oídos, como si fueran nuevas, las palabras del primer defensor de los partidos políticos, el propio Edmundo Burke: “cuando los hombres malos se alían, el bien debe asociarse”. El Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional las ha escuchado, aunque en el concurso de maldades presentes no acierte a distinguir el malo del tonto, ni el vanidoso del corrupto.

Anuncios

55 thoughts on “PENTECOSTÉS POLÍTICO

  1. Francisco dice:

    Encantadora explicación histórica del nivel político de la mayoría de los diputados de sistemas oligárquicos y de cómo se intentan aprovechar los sentimientos religiosos de la mayoría de los seres humanos en pro de intereses de otra índole.

  2. Vicente Dessy Melgar dice:

    La sacralización de lo político es una constante en la historia de las ideas políticas. La teología política la trató de recuperar con ese título en su obra Carl Schmitt después de la I Guerra Mundial para legitimar hasta la sacralización la política autoritaria y aunque Metz reivindicó una teología política en las antípodas del anterior( reivindicación del carácter público y político del discurso teológico, del discurso sobre Dios) lo cierto es que las ideas políticas siempre han tomado de lo religioso sus conceptos para buscar así una legitimación. Desde , como enseñó el Maestro, la voluntad general como una trasposición de los escritos sobre la gracia de Pascal; la trinidad de estados en la Revolución francesa; los tres poderes;los países del tercer mundo. Son constantes los ejemplos. Un abrazo leal Maestro.

    Ya sabrá el correo que Alejandro envió a Francisco sobre los pasos que se siguen en la edición.

  3. Vicente Dessy Melgar dice:

    Querido Maestro:

    No crea que sus comentarios caen en saco roto ni mucho menos. No había leído los Discursos de Demóstenes pero me sirvió sus comentarios de hace unos días para irme a buscarlo. Fui, disculpe la anécdota personal, al Distrito Federal a la librería Porrúa, a la central y lo compré. No olvidaré su lectura porque a la salida me asaltaron. Mi primer asalto a mano armada en México. Afortunadamente sólo querían dinero y se contentaron con lo que llevaba. No les interesó Demóstenes y éso se lo agradezco hoy día. No fue nada para lo que pudo y suele ser normal, desgraciadamente, en Ciudad de México por el Centro Histórico. Un abrazo .

  4. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido editor

    Me ha parecido muy agradable tu comentario. No siempre se puede ser tan ameno. Eso depende del tema y del enfoque. Con lealtad y afecto.

  5. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Javier

    No puedo expresar con palabras mi gratitud por vuestra generosa comprension de mis ideas. Con mi respeto personal y lealtad republicana.

  6. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Vicente

    Estoy en contacto directo con Alejandro.

    Claro que es muy conocida la tesis de Smihtt y otros muchos antes que él, sobre religiosidad de la politica. Pero yo he querido retroceder a los tiempos anteriores a la Revolcion, para que se puedan comprender las raices profundas de la representacion sin mandato, que el propio Burke llamó delegacion. Este politico conservador no solo ha sido uno de las mas grandes pensadores politicos, sino tambien uno de los primeros en distinguir, como Kant, entre lo bello y lo sublime.

    Tu anecdota mejicana del libro de Demóstenes y el ladron del bolsillo la recordaras toda tu vida. Terminada bien, es muy graciosa. Con toda mi simpatia, recibe un fuerte abrazo. perAbrazos.

  7. Hortensius dice:

    NACIONALISMOS UCRÓNICOS II

    Sean los horizontes, los que limiten. No las vallas. Las vallas suponen un cerco peligroso de hipódromo. Puestos a jinetear, mejor desbocarse a campo traviesa. Al menos, no se paga por el espectáculo, y, a veces, resulta hermoso. Si ser español representa hoy ser conocido universalmente, preferimos nuestra pausa al torbellino –ruido nada más– de los nacionalismos oligárquicos.

    Se es nacionalista cuando no se puede ser universal. (Así, quien no ha podido conquistar una ciudad se reduce, después, a conquistar una aldea.) Cuando faltan las alas, es necesario ensalzar las virtudes de las patas. Y es curioso: estos destemplados nacionalistas desbordan sus gritos al mismo tiempo que reducen su pensamiento. En nuestro mundo se debería hacer hoy lo contrario: reducir los gritos y desbordar el pensamiento. Primero, porque los gritos ya han perdido aquella antigua eficacia de asustar –nosotros ya estamos de vuelta de jugar al lobo feroz–. Y después, porque nuestro pensamiento inunda,fertiliza y fija.
    El pensamiento cuando tiene algún valor, sobrepasa todos los obstáculos. Es universal por sí mismo, de suyo, sin que se le impulse o se le contenga, se le recele o se le admita.
    Los nacionalistas oligárquicos se disfrazarán para atacarnos. De otro modo, no se comprendería que vestidos a la europea tuviesen esos desplantes desdeñosos para España. Con cierta indumentaria se justifican ciertas actitudes. Pero los gritos pendencieros, que ahora en la aldea suenan a típicos, en la ciudad suenan a salvajes. Y ya que se empeñan en exaltar sus cualidades típicas, enciérrense en la aldea y griten a capricho. Pero cuando vayan a una ciudad y hablen con personas educadas, guarden la compostura.

    En la ciudad, las fieras causan risa, no temor.

    ¡Y más aún si todo se reduce a una máscara¡

  8. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Hortensius

    Estas encontrando el estilo literario adecuado a tu pensamiento. Tu articulo alcanza hoy un alto grado de belleza y precision metaforica. No condenas el nacionalismo, lo reduces a su ámbito natural. Exacto. Gracias.

  9. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Tienes toda la razón, Antonio: se necesita de la fe religiosa para que el ciudadano crea en la naturaleza benéfica y democrática de este sistema. Y fe es creer en lo que no se ve. ¡Quien iba a decir al laicismo revolucionario y empirista del siglo XVIII que los políticos del siglo XXI pedirían como nueva casta de levitas – con muchos más lujos que aquella tribu gloriosa – a sus súbditos que creyeran en “su” Estado como en una nueva Iglesia! En ese caso, yo siempre preferiré la vieja Iglesia. Por fe y por estética. Necesitamos, efectivamente, levantar las faldas de esta tramoya política tan llena de escotillones, trampas y sobreentendidos. La democracia y la libertad son hijas de la luz y del mundo que todo hombre puede ver. La fe sólo para la Iglesia, no para los amos del Estado. Siempre contigo

  10. Francisco Álvaro dice:

    Querido maestro, amigos:
    No puedo estar más de acuerdo con la constatación del sentimiento religioso que envuelve al actual sistema de partidos. Creo que el actual dios no es ya el cristiano, sino que son los grandes medios de comunicación, al que cedió el testigo en España en la década de los 50, con la firma del Concordato (1953) y las primeras emisiones de RTVE (1957). Sin embargo, este nuevo dios conserva las principales características comunes que el anterior,y es este dios mediático es que, con sus cámaras, impone las lenguas de fuego (imagen televisiva) a los nuevos parlamentarios, dotándoles de la santidad de la televisión y nombrándoles sacerdotes de la Real Orden.
    La síntesis adefésica que he mandado a David Serquera trata sobre estos temas, que he colgado en mi blog,para no extenderme demasiado.
    Un saludo afectuoso a todos.

  11. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Martin Miguel

    La materia de la fe esta en la representacion. Creer en la presencia de la ausencia. He usado la teología politica para desvelar el artificio Creer que un diputado local ha sido elegido por la nacion es un acto de fe de orden inferior a la religiosa. Hay dificultades psicologicas y sociales para admitir que una persona pueda ser representada por otra. El derecho romano tuvo que recurrir a un artificio (la procuratio in rem) para conseguir los efectos practicos de la representacion. Su naturaleza espiritual fue, por el contrario, facilmente admitida por el derecho canónico. Mi articulo quiere descubrir la superchería de toda representacion politica que no sea de una monada singular. No habra ciencia politica mientras subsistan los mitos y ficciones heredados de la Gran Revolucion.

  12. patalete dice:

    Al 8, Hortensius. Gracias por tu poderosa y literario-metafórica crítica a los nacionalismos reduccionistas, pequeños ensimismados….
    Vivo en Cataluña hace más de treinta años, y mi pensamiento “nacionalista”, está en la onda que ten bien expresa MessajeInOut, que creo lleva aquí también larga temporada. contribuyamos a desenmascarlos. No creo que los “Xarnegos” nos merezcamos a los Carod-Rovira y otros adláteres de guardia.

  13. Pla (Club Republicano 3) dice:

    Estimado D. Antonio:

    Hay siempre en sus textos mucho más de lo que aparece a simple vista. Me refiero en este caso concreto, entre otras múltiples referencias, a la expresión con que concluye el primer párrafo:

    “lo anticlerical constituye la liturgia de la religiosidad progresista”

    En nueve palabras se condensa la mejor descripción analítica que he leído nunca sobre el tremendo fenómeno anticlerical que ha conocido España en los últimos 200 años.

    Las matanzas de religiosos de 1836, primeras que recoge nuestra historia con ése peculiar carácter, se produjeron justo en el momento en que la Constitución de 1812, traicionada por la Monarquía en 1814 y traicionada por los conservadores en 1823, va a ser traicionada por los liberales en 1837.

    Perdida definitivamente la Constitución gaditana -de la que el 19 de marzo se conmemora el 195 aniversario- el nuevo poder progresista de los Mendizábal, Olózaga, Espartero y demás, se inicia intentando suplantar la vieja religión por una nueva y, lógicamente, intentó expulsar radicalmente a los sacerdotes antiguos, incluso mediante el exterminio físico.

    Un siglo después, en 1936, la mística revolucionaria socialista y anarquista volvió a repetir la matanza indiscriminada. Entre medias, el anticlericalismo se había afirmado como rasgo esencial de la religión progresista.

    No se si todo eso es muy correcto, así, en tan pocas líneas, pero nunca había leído en tan excasas palabras una reflexión tan intensa sobre un fenómeno tan importante de la política española de la modernidad.

    Salud y República Constitucional

  14. Hortensius dice:

    TREVIJANO: AUTENTICA VOCACION POLITICA

    La vocación política (la “auténtica”), no sus falsificaciones (“profesionales de la política”) sólo llama a los mejores espíritus. A los que, por adelantado, cuentan con que la incomprensión será su premio y lo aceptan valientemente.

    El que no sea capaz de soportar en silencio con dosis de heroismo,la adversidad, el clamor de los mediocres, el veneno de los envidiosos, la estúpidez de los pedantes y la insolvencia de todos aquellos que nunca sabrán lo que es llevar con dignidad sobre los hombros el honor de unos ideales democráticos, es que no está llamadao para tan grande honor.

    ¡No importa! Es en ese silencio del político vocacional cuando se depura el alma y adquiere la mente la claridad necesario para mirar más alto. Es el purgatorio.

    Luego empieza el honor eterno.

  15. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    John de Salisbury, en los mismos inicios de la gran literatura inglesa, veía a los representantes del pueblo como “populi imagines”.Y hay que subrayar que así como una foto representa una realidad, esa misma realidad no puede representar la foto, a no ser que cometamos el absurdo de hacer de la foto una idea espiritual de la que participa la realidad; que es lo que ocurre con el actual sistema político. Tomas de Aquino, Cayetano, Belarmino y Suárez sostuvieron que el pueblo posee el derecho a gobernarse de una manera inherente y permanente. Y los gobernantes, por ser vicarios del pueblo o imagen de él, están investidos “per participationem” del mismo derecho y autoridad para gobernar que reside en el pueblo “per essentiam”. Es así que el pueblo, al designar a sus representantes, no pierde ni renuncia a su autoridad para gobernar ni a su derecho a quitar a sus representantes en el momento en que estos no lo representan bien. Y no deja de ser curioso que el siglo de las luces y cierta teoría socialdemocrática sobre el parlamentarismo ( Bernstein ) hiciera de la representación algo más religioso que la presentación realista de la misma por unos sacerdotes escolásticos de la Edad Media y del Renacimiento. Pero la teoría de Antonio es aún más profunda, lleva más allá el concepto de representación.

  16. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Pla

    Ya sabes que no soy retorico. Cuando hago una afirmacion politica, una larga experiencia de hechos historicos la respaldan. Tienes razon. Cuando dije despectivamente religiosidad progresista, estaba pensando en la lamentable historia del pensamiento laico espeñol. Menos mal que tenemos a Santayana para honorarlo. Gracias por tu contribuación.

  17. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Hortensius

    Me siento retratado en tu esbozo de lo que es verdadera vocacion politica, salvo en lo del purgatorio. Aunque te parezca raro, no hay el menor sufrimiento en la incomprension ajena si cuentas con la comprension del ideal propio que comportas. Y te aseguro que esta comprension no me faltado nunca. Gracias por comprenderlo.

  18. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Martin

    “Así como una foto representa una realidad, esa misma realidad no puede representar la foto”. Tal idea la desarrolló Adorno para definir la clase de realidad que es el arte y la realidad que el arte representa. Donde lo representado esta presente, no puede haber representacion. Esta última idea de Rousseau no fue comprendida por los revolucionarios rusoistas, pero si por los pensadores rusonianos. Basta meditar en el titulo de la obra de Schopenhauer para caer en la profundidad del significado de la palabra representacion. Estamos tan poco habituados a la accion politica, que nuestra primera idea de representacion la asociemos a la de escenario y teatralidad, es decir, a la ficcion. Gracias por tu estímulo.

  19. Hortensius dice:

    Maestro:

    Debe entender la alusión al purgatorio no como un lugar transitorio de castigo, sino como un lugar de purificación y fortalecimiento del espíritu.

    La naturaleza de tal purificación, es de una consciencia extrema del ideal que uno representa.

    ¡En ese estado la inmunidad hacia la incomprensión e injusticias ajenas es absoluta¡

    Es usted el espejo en el que han de mirarse las futuras generaciones.

  20. Pedro Daniel dice:

    Estimado don Antonio

    Sólo quisiera expresarle mi gratitud por el profundo estímulo intelectual que nos proporciona a muchos huérfanos de partido y abstencionistas de conciencia. Creo que es sólo de justicia que de tanto en cuanto sus anónimos seguidores le hagamos saber el deleite que nos causan sus ensayos, que nos otorgan de manera gratuita lo que omitieron años de educación pública.

    También quisiera añadir que el territorio que usted explora resulta tan original, en estos tiempos de eslóganes insípidos y repetitivos, que resalta aún en ambientes menos insalubres que el español (para los que vivimos en el extranjero).

    Quienes suspiramos de manera melancólica por las oportunidades perdidas en las revoluciones del último par de siglos, reconocemos en su obra un eco gozoso de esos momentos exaltados, un intento serio de sacar lecciones realistas de tantas contituciones retóricas y mal concebidas, cuyo fracaso nos ha dejado desarmados ante el regodeo desvergonzado del conservadurismo social y económico, el cuál campa hoy más a sus anchas que en tiempos de la spinning jenny.

    Hasta ahora estaba convencido de la perfección democrática de la malograda Constitución jacobina de 1793. Después de leer su reciente par de artículos, sigo viendo virtudes en ese texto: la representación de distritos de 40.000 personas por un solo diputado, el sistema mayoritario a doble vuelta, las elecciones anuales y sobre todo la posible convocatoria de asambleas extraordinarias en cada distrito electoral, lo que hubiera fortalecido el vínculo entre las asambleas primarias y la cámara legislativa.

    Dejando de lado el defectuoso diseño del Ejecutivo en esa Constitución (de lo que caí en la cuenta con sus libros), es aparente la ausencia del mandato imperativo, lo que sin duda hubiera causado desórdenes sin fin al no dejarle al pueblo otra forma de expresarse que a través del tumulto callejero y la invasión de la asamblea por parte de clubes políticos y sociedades revolucionarias.

    Puede que no le haya entendido del todo, pero me entusiasma la idea de que haya usted podido resolver la tragedia explicada por Arendt, por la que se nos presentan solamente dos alternativas, a cual menos apetecible: las revoluciones que nunca terminan y nunca logran fundar la libertad frente a aquéllas que acaban produciendo un gobierno constitucional que si bien garantiza ciertas libertades no pasa de ser un gobierno limitado.

    Su proyecto promete la creación de ese espacio de libertad permanente que daría a generaciones futuras el derecho constituyente, de un modo permanente y protegido frente a la usurpación del político profesional, que tan pocas personas han llegado a difrutar en la historia (no desde luego nosotros).

    Un afectuoso saludo.

  21. Hortensius dice:

    Al 13. Patalete.

    Ningún ciudadano se merece gobernantes inverosímiles.

    ¡Son una pesada cruz que tenemos que llevar
    sobre nuestras espaldas¡

    Agradezco tus palabras. Me animan a seguir escribiendo.

  22. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Pedro Daniel

    No tienes derecho a privarnos de la alegría de leerte. Pocas veces se ha resumido el fracaso europeo de las revoluciones de la libertad, con la sensibilidad y rigor de tu corto texto. No me canso de repetir que mi mayor placer, mi premio espiritual me lo dais los que habeis despertado a la realidad politica con mis libros y articulos. Tu prosa es muy sana. Debes incorporarte a la parte mas activa de este MCRC

    Con mucha esperanza en vosotros, os abrazo con lealtad. Hasta pronto, te esperamos.

  23. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Si bien la manifestación es un derecho civil básico en un régimen liberal, ya no digamos en un régimen democrático. Ahora bien, las últimas grandes manifestaciones en España se fundan en un déficit de verdadera representación en el sistema político español. El gobierno no hubiera llevado a cabo determinados despropósitos ( v. gr. el Estatut Catalán, llamar matrimonios a las uniones civiles de personas del mismo sexo, etc. ) si nuestros representantes fuesen nuestros verdaderos representantes. La falta de representación política obliga al ejercicio del derecho civil a la manifestación.

  24. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 11

    Querido Francisco Alvaro

    Es ingeniosa tu manera ver la religiosidad en la vida politica del Estado de Partidos y la sociedad mediatica. La sintesis adefesica que estas preparando será tan pedagógica y original como divertida. Salud, amistad y republica.

  25. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Martin-Miguel

    Es tan sencillo como dices. La libertad publica de manifestacion nace y se legitima en la falta de representacion de los gobernados. Un sistema de representacion de la mónada republicana, con mandato imperativo, haria obsoletas, por ser innecesarias, las manifestaciones de caracter politico. En la calle solo se manifestarían las reclamaciones sociales. Salvo que la democracia o la unidad de España estuvieran en peligro. Y en ese caso, ya no serían meras manifestaciones ante los poderes constituidos, sino acciones de poder de la libertad constituyente.

  26. José Amador dice:

    Respetado Don Antonio:

    Le confieso que el planteamiento que ahora hace de la clase política como iluminados, pastores y administradores de los “feligreses-ciudadanos” rompe mi esquema. Yo siempre había visto a la clase política (siempre distante del Pueblo)como a aquellos representantes, muchas veces desleales, pero que ostentaban la representación social no tanto como mandato (propio de gente con capacidad) sino más bien a modo de tutela o curatela. Gracias.

  27. Isabel Arranz dice:

    Efectivamente, las manifestaciones nacen de la falta de representación de los gobernados. También nacen de la responsabilidad del ciudadano y de la necesidad de hacerse oir.

  28. Claudia dice:

    A ti, que ya ahora (sin necesidad de construir nada) me sientes y me entiendes:

    A ti me dirijo, que no eres nadie, o sea, que no sabes lo que eres, o sea, que no eres Hombre porque no se sabe lo que eso sea más que por imposición. A ti que no sabes, y sientes que los que dicen que saben las cosas mienten. A ti que ves que la ciencia (la nueva religión) no sabe, como ella misma no tuvo por más que ir confesando ya hace setenta u ochenta años (a pesar de que los que ocupan cátedras se ocupan muy mucho de no hurgar en esa herida … mortal). A ti, que sientes también que Razón no tiene com-promisos, ni se sabe tampoco su forma (Razón no tiene forma, de ahí el fracaso estrepitoso de eso que los últimos científicos llamaron Lógica Formal).A ti, que por eso mismo ves que al no tener forma, cualquier intento de Estado, de Ley, es una ataque a Razón (porque la ley es lo que pretende decir la verdad de antemano, contemplar las posibilidad de lo por pasar de antemano, esto es, pretende saber el futuro). A ti que conmigo sientes que Razón es enemiga de las opiniones, que se presenta para barrer y destruir la opiniones. A ti que sientes que la diversidad de opiniones se nos quiere imponer como una libertad para, por lo bajo, hacernos creer que no hay verdad. A ti, que la libertad de gustos sientes que nos la quieren ofrecer como una libertad para hacernos creer, por lo bajo, que no hay nada bueno. A ti, que te quieren colar la filosofía como una asignatura o una carrera, algo encajado en un mundo que se conoce, algo cerrado y que no te pueda hacer daño, como algo domesticado, de andar por casa, que nunca te podría asombrar ni sacar de tus casillas, pues ya de antemano se conoce de lo que habla y cuál es su puesto en el mundo archiconocido (aunque te falten conocer los detallitos que oportunamente y miríficamente se ofrecen a explicarte). A ti te hablo para decirte que no hay fin, que hay posibilidades sin fin (y entiéndeme bien: sin fin es lo que no está de-finido, lo que ni el estado ni dios sabe: o sea, que vivamos lo que no sabemos de antemano, porque vivir lo ya sabido ¿es vida?). A ti que sientes que el estado es una brutalidad, pero en el sentido más simple posible: porque es lo que, de seguro, va contra Razón, porque dice que sabe lo que no sabe. A ti te animo a que no planifiques un Estado. ¿Para qué mentir? no hay ninguna necesidad de ello, por mucho que digan que sí, que es necesario porque si no “¿qué sería de nosotros?” A ti te animo a que no dejes de denunciar la mentira impuesta de que eres algo que se sabe lo que eres. A ti, que sientes que la Ciencia y la Cultura están creadas por y para mantener el poder (el cual, por cierto, es algo abstracto, y no tiene nada que ver con las personas, ni con las que oficialmente se dicen que mandan, ni con otras cualesquiera que se quieran imaginar como mandando por detrás: no hay nada de eso. Poder es la voz que dice que las cosas son como son: por ejemplo, que tú eres un hombre, o que eres español, o que eres mi marido, o que el dinero es necesario para vivir, o cualquier otra majadería. Al que te diga que no es ninguna imposición, sino que de verdad eres todas esas cosas, que así lo dice la ciencia natural y social, te guste a ti o no, contéstale entonces que no había ninguna necesidad de hacértelo saber, si es que de verdad lo eras… pero no, bien fácil se ve que tienen mucha necesidad de hacértelo saber, y de decirte en qué consiste todo eso que te dicen que eres, y sobre todo, tienen necesidad de que te lo creas. Si no, no hay poder que funcione) A ti te animo a que ahondes en descreer de ellas, Ciencia y Cultura. ¿Por qué defender esas cadenas? A ti, en fin, que estás por ahí debajo de ese decreto con el que te constituyeron, al decirte: “Luis” “Pedro” “María”, te animo a que no calles las mentiras que te tienes que tragar en nombre de esa institución que soportas (tu persona) que no eres tú, ni en nombre de esos otros estados, que son uno mismo (tu familia, tu patria y hasta tu empresa).

    Salud (y ¡no! a la cosa-pública)

    P.S.: El pueblo ni quiere mandar, ni quiere ni necesita para nada la culpa ni, por tanto, su gemela: la justicia. El mayor infundio que se le puede levantar es pretender un absurdo como “el poder del pueblo”, porque ¿sobre quién ejercería el poder el pueblo? La palabreja griega democratía es igual de absurda (mentirosa) que la latina respublica. Lo público (o sea, lo del pueblo) no es lo que es de todos, sino lo que no es de nadie, y al no ser de nadie no tiene quien mande en ella, y por tanto ni siquiera es “cosa”, porque no hay pleito posible sobre lo que no es de nadie. “Cosa” ya sabes que es “causa”. Animo de paso también a no creerse mucho los cuentos que cuentan de los griegos y los romanos, y hasta de los sumerios, si les viene a mano. Son truquillos del poder para distraer. Sólo hay un régimen: el de ahora, el que padecemos ahora. Todos los demás están en él. Están colaborando de alguna forma con él (por eso el régimen de verdad tiene tanto interés en ellos, y destina ingentes recursos a definirlos y hacer teorías e historia sobre ellos, con el único fin, bien se entiende, de que ayuden así al somentimento de la gente).
    [Agustín García Calvo habla en público de política todos los miércoles a eso de las ocho y media en el Ateneo de Madrid]

  29. Joseba Urruticoetxea dice:

    Una pregunta… todos estos “movimientos” a-politicos, o antipolíticos… ¿de dónde obtendrán su legitimidad? ¿de unas elecciones generales?

  30. Joseba Urruticoetxea dice:

    No sabía que una de las características del apoliticismo era la censura previa… gero arte.

  31. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Jose Amador

    No he cambiado mi vision de la clase politica. Solo he tratado de esclarecer la razon de su dominio sobre los que la votan, acudiendo a paralelismos con el sentimiento religioso. No es una casta levitica, en sentido propio, sino una estructura de dominacion creada por la necesidad politica de servidumbre voluntaria en los pueblos que no han conocido la libertad. La analogía con la religion es más que metafórica. Por eso tienes razon. Para la clase politica y los gobiernos somos niños o locos, necesitados de tutela o curatela. Abrazos y lealtad.

  32. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Es terrible ver cómo los cerrados y exclusivistas intereses de la clase política, organizada en partidos sin ventanas a la sociedad civil, como conventículos de clausura, convierten sus mezquinas luchas por cuota de poder en crispación social. Menos mal que la sociedad en general vive en el sosiego del sentido común, buscando cada uno su afán propio, y comenzando a apagar el telrvisor o cambiar de cadena cada vez que un mandamás político sale en televisión, a fin de no aumentar la propia tensión arterial y no tener veneno en el corazón. Pero es triste que a algo tan arraigado en el fenotipo del hombre como es la política haya que renunciar por falta de libertad política y respeto cívico. Desde nuestra posición de horizonte abierto debemos calmar el ambiente y demostrar que una verdadera Democracia con separación visible y tangible de poderes, junto a una representación política vinculada de forma gordiana a sus electores, no sólo asegura la libertad – que es el fin de todo -, sino también civiliza y humaniza el comportamiento de los políticos.

  33. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Martin Miguel

    Suscribo integramente tu comentario, no solo por la sabiduría moral que supone y engendra, sino para no caer en la histeria del PP ni en el sectarismo ofensivo del PSOE.

  34. David Serquera dice:

    Querido Antonio y amigos,
    Los dos ultimos articulos son dos joyas de la ciencia politica.

    Para Pedro M Gonzalez:
    No he podido recibir tus sintesis porque mi servidor me las borra, intenta enviarmelas a la direccion de correo que te he enviado por email.

    Para el resto de participantes en el libro:
    Me han llegado bien vuestros escritos, solo me falta recibir las aportaciones de Carlos Angulo, Vicente Dessy Melgar, Oscar y no se si Miguel de Mallorca se animara al final o anda muy liado.
    Agradecer a Ze su ofrecimiento para corregir los textos. Te los ire enviando.

    Muchas gracias a todos, el libro creo que va a quedar muy bien.

    Para cualquier cosa ya sabeis donde estoy.
    Un afectuoso saludo.

  35. Hortensius dice:

    Sobre el 29. Claudia:

    ¡Vuelve la contracultura¡

    Los futuros ciudadanos no serán hombres de libros sino hombres de carácter. Arrojemos los libros a la pira…

    ¿Es el nihilismo la solución que propone?

  36. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido David

    Estas haciendo un equipo pionero. Pronto dejaré de crear teoria para dedicarme de lleno a la organizacion del MCRC. Y lo siento pues aun me quedan por exponer muchos conceptos inéditos. Pero las ideas organizativas seran tan fecundas y originales como las que componen mi teoría de la politica, la libertad, la democracia y la Republica Constitucional. El hallazgo de la monada res-publicana como sujeto de la accion politica ha de dar frutos sanos e inospechados.

    Espero con alegre ansiedad vuestra sintesis adefesica. Cuando esté acabada, pensarenos en una rapida edicion popular que controlemos con nuestros propios medios. Recuerdos a Sonia.

  37. Ze dice:

    Hola, Hortensius:

    No sé si capto en toda su extensión e intención el sentido de tu mensaje, pero la “quema de libros” me retrotrae a 1933, a la quema de libros de Berlín, o a otras que se sucedieron en los inicios de nuestra guerra civil. Lo que sí capto con total nitidez es tu llamado a la acción, aunque si aceptamos como cierto el lema de alguna arma: “nunca la lanza embotó la pluma”, debemos suponer que también es válida su inversión, y que nunca la pluma (la penna, ya que anda el comunero de Zamora por ahí) desvió la lanza.

    Salud

  38. Lorenzo Alonso dice:

    Este artículo me ha recordado la ironía política y la semiología.
    En él nos recuerda los arcanos de la teoría política con la liturgia del momento: soberanía popular, voluntad general, interes general, bien común, bien público, etc. Palabras grandilocuentes y huecas.
    Son unos Fariseos: quieren aprehender el universo y no conocen ni las calles de su distrito.
    Pentecostés = quincuagésimo día que sigue a la Pascua de Resurrección, día en el que el Espiritú Santo ilumina a sus fieles seguidores.
    ¿Qué curioso, querido Maestro, sabía que en este año 2007 el día de Pentecostés es el día de las elecciones locales y autonómicas? Yo creo que sí.
    El dia en que los apóstoles de las Listas y los escribanos de la realidad oficial nos dirán quien va a ser el nuevo alcaide y el nuevo rey de la taifa.
    Leer este artículo y los comentarios a él es mi alegría particular, el preludio de mi Pentecostés.
    Saludos y lealtad.

  39. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Lorenzo Alonso

    Tu agradable y certero comentario me ha hecho sonreir. Sabía que este año Pentecostes andaba cerca de la mistica local y autonómica, pero no que fuera el día exacto de las elecciones. Ya teneis otra sintesis adefésica. Abrazos.

  40. Hortensius dice:

    Hola, Ze:

    Has captado perfectamente mi alusión. Es una manera de cuestionar el anaquismo contracultural (traducción errónea del inglés “counter culture”)como cinismo que excluye a los que no participan, sin proponer alternativas.

    Quizás el comentario 29 encajaría mejor en el blog de Bukowski o Burroughs que en el de Trevijano (un ilustrado racionalista).

    Pero aquí cada uno puede decir lo que le venga a capricho sin mayor problema; incluso de los que luchan contra la democracia como dice el 29 Claudia ¿¡García Calvo¡?. Por cierto, me dicen para más señas que su tertulia es a las 20.30 horas, los miércoles, en la Cacharrería del Ateneo.

    ¡Bien está¡

  41. Asturcón dice:

    Sencillez, claridad, profundidad, objetividad (parezco a Zapatero en sus primeros momentos, pero no mentaré ni el consenso ni el talante). Y hasta buen humor. Sólo decir que el Pentecostés Político es uno de los mejores artículos publicados hasta el día de hoy, y los comentarios soberbios y sublimes.
    Luego dicen que aquí somos una corte de aduladores, pero seguro que es porque no leen esetos comentarios y todo lo que se aprende.
    Con toda esta ilusión y conocimiento, el alma humana tiene salvación. Y su libertad también
    Un fraternal y republicano abrazo de admiración a todos los que escribís en este blog.
    Asturcón.

  42. MessageInOut dice:

    LA DERECHA NO ENTIENDE A ZAPATERO (NI AL PSOE)

    La Derecha no entiende a Zapatero. Y el caso es que tiene todos los elementos a su alcance para hacerlo, pero es demasiado autista para llevar a término ese análisis, en el que le va el poder y aun la existencia. Y el caso es que Zapatero (como ETA) no esconde nada, aunque tampoco lo explique a la opinión pública. Pero es claro como el agua. El PSOE tampoco esconde nada: en sus estatutos advierte que es un partido federal.

    La Derecha, como ejemplo de su miopía sacristánica, califica como cobarde la política de Zapatero. Eso es falso. Pocos presidentes del Gobierno han sido tan…

    (Sigue en:

    http://messageinout.blogspot.com/2007/03/la-derecha-no-entiende-zapatero.html

    )

  43. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 31 y 32

    Querido Joseba

    ¿A qué movimientos apoliticos te refieres? Si es al comentario 29, firmado por Claudia, no sé lo que pueda ser, pero si lo que no es. Puede ser todo lo que quiera, menos un movimiento. Tampoco de contracultura. Salud y afecto.

  44. Hortensius dice:

    TREVIJANO: EL ÚLTIMO REVOLUCIONARIO

    Es de todo punto imposible calcular lo que al hombre español ha aportado la gigantesca figura de Trevijano. Así como Darwin descubrió la ley del desarrollo de la naturaleza orgánica, Trevijano con su desarrollo de la República Constiutcional, ha descubierto la ley de las reglas de la democracia. Pero no es esto sólo. Trevijano ha descubierto también la ley específica que mueve el actual modo de poder oligárquico en prácticamente toda Europa.

    Estas aportaciones debían bastar para una vida. Quien tenga la suerte de hacer tan sólo un descubrimiento así, ya puede considerarse justificado. Pero no ha habido un sólo campo de la ciencia política que Trevijano no haya sometido a investigación – y no se limitó a tocar de pasada ni uno sólo- en los que no hiciese aportaciones originales. Por eso, Trevijano es el hombre más odiado y más calumniado de nuestros días. Los oligarcas compiten a lanzar difamaciones contra él.

    Trevijano es ante todo, un revolucionario. Colaborar, de este o del otro modo, a la demolición de la oligarquía de partidos y de las instituciones políticas creadas por ella:

    ¡tal es la verdadera misión de su vida¡

  45. Atamante dice:

    Sr Trevijano
    Hace algún tiempo que sigo su blog, encontrando muy interesante y esperanzador su movimiento cívico.
    Tanto la celebración de elecciones presidenciales directas, como la votación mayoritaria por distritos serían una buena solución al problema político actual.
    Pero, salvando las distancias, con los distritos electorales pequeños ¿no estaríamos expuestos a los peligros del caciquismo del la Restauración decimonónica?
    Si la abstención es un buen mecanismo de protesta contra el régimen actual, ¿como justifica usted la elevada abstención que se produce en EEUU cuando allí si que existe separación de poderes y cortes representativas?
    Son dudas que me surgen hablando conocidos que justifican esta partitocracia y para las que no tengo una respuesta tajante.

    Saludos.

  46. Asturcón dice:

    Estimado David:
    No sé nada de él. Me envió un correo electrónico contándome su problema, el cual ya había traslado a don Antonio. Por lo que me escribió, poca base jurídica había (al menos desde mi punto de vista) por aquello del amplio margen de discrecionalidad de las que gozan las Administraciones Públicas; en Asturias, la discrecionalidad troca alguans veces en arbitrariedad, aunque será muy dificil demostrarlo. Por algo yo mantengo mi anonimato. Me costaría algo más que el puesto de trabajo.
    Quizá sea un cobarde, pero “ye” lo que hay. Y eso que soy un simple funcionario.
    Abrazos fraternales,
    Asturcón.

  47. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Atamante

    El retorno al caciquismo es absolutamente imposible, porque socialmente ya no existe caciquismo. Su lugar lo han ocupado los jefes locales de partido. Si estos ven repartido y compartido su poder local, con nuevos diputados independinetes, el reultado no puede ser otro que la disminucion de los abusos. La libertad exige que los poderes sean muchos y divididos.

    El tema de la abstencion en EEUU ha sido muy estudiado. Sucede alli algo parecido a lo que empieza a suceder aquí con las elecciones al Parlamento europeo. Aparte de que la abstencion es muy diferente en las eleciones estatales y en las federales, la tradicion la favorece. Por cada asociacion civil existente en Europa, hay mas de mil en EEUU. La mentalidad de pionero y de autosuciencia es contraria a esperar algo de la autoridad. Nuestra tradicion europea impide cualquier intento serio de comprender del mismo modo las cuestiones politicas a ambos lados del atlantico. Alli se conoció el anarquimo, pero no el socialismo. En tan poco espacio, no puede decirlo mejor. Salud republicana y amistad.

  48. mcrc.miguel dice:

    Fantástico artículo. Los políticos como todos los sacerdotes tocados por la iluminación sacra a lo largo de la historia, recogen los dulces frutos del endiosamiento frente al resto de pobres mortales. En egipto estos representantes de la verdad de las divinidades no se mezclaban con el pueblo, no fuese malo que algún aldeano les viese callos en los pies o sudor en la frente y llegase a la conclusión de su humanidad.

    ¡Deja libre a nuestro pueblo!, clamaremos, más cuando suelten sus bastones los ministros del divino a nuestros pies ante la mirada autosatisfecha del dios vivo faraón del reino, y el patriarca de los ministerios sacerdotales convierta las estacas en víboras sibilinas, no sentiremos miedo ni daremos un paso atrás pues caerá el bastón de Aaron entre mortales y divinos para convertirse en una gran serpiente que deborará los ofídios del faraón. Nuestro pueblo será libre entonces para decidir su futuro.

    Un leal saludo a todos.

  49. mcrc.miguel dice:

    Don Antonio, le he pedido a Francisco que le pregunte a propósito de la formación del equipo de panfletarios y polemistas que propuso. Le agradecería que si ya tiene alguna idea concreta sobre objetivos o metodología de trabajo, me la pasase a través de Francisco y si no utilizar el blog del MCRC para coordinar a todos los que quieran participar para formar el equipo y comenzar a trabajar.

    Lealtad y un abrazo.

  50. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Miguel

    Tu nuevo comentario me confirma que eres buen escritor para planfletos y polemicas. Tal vez lo seas tambien para todo genero literario.

    No tengo nada preparado en concreto porque aun no he tenido tiempo. Pero toda organizacion de ideas politicas nuevas necesita un formidable equipo de panfletarios y polemistas, capaces de utilizar la ironia, la burla, la metafora y el rigor mental para destruir las falsedades que se oponen al deseo de conocer la verdad. Pero podeis ya ir proponiendo iniciativas.

    Pienso releer todos los comentarios que se han hecho en este blog. Y entonces veremos los escritores que se han ganado por idealismo y talento el honor y el placer de ser portavoces intelectuales y politicos de este MCRC. Aunque no lo he repasado, en mi cabeza retengo un elenco cercano a medio centenar de escritores. La revista semanal del MCRC sera la plataforma ideal. Pero no debemos limitarnos a ella. Hemos de procurar la máxima audiencia. Con amistad y deseos de estar siempre en la verdad.

Los comentarios están cerrados.