DISCURSO DE TOTANA

Amigos y amigas de alma republicana

Aquí vengo con la esperanza de respirar aires menos contaminados que en la capital del Estado. La polución del espíritu la produce mucho más que la telebasura, la producción y consumo de mercaderías políticas averiadas. Y la regeneración ética y cultural de la política no puede ser acometida por los partidos que dictaron la Transición a espaldas de la sociedad y se hicieron órganos permanentes del Estado, porque las fuentes de la moral se encuentran únicamente en la sociedad civil.

Pero la civilidad pierde vigor regenerativo donde los modos de civilización técnica se alejan de los que imponen los ritmos de la naturaleza. Por eso, la recuperación del sentido común no se puede iniciar en las urbes de crecimiento artificial, sino en las poblaciones que han conservado, unidos a su progreso material, los valores derivados del amor a la naturaleza. Busco al aire libre la sensatez perdida en las urbes del Estado de Partidos.

Esta monstruosa forma de Estado nació en Europa continental como mero expediente para la guerra fría. Y cuando terminaba esa guerra universal a la libertad de pensamiento, el jefe de la Falange, Suárez, importó la maldita fórmula para evitar que, tras el dictador, comenzaran a vivir en España la libertad política, la decencia pública y la dignidad personal. La Monarquía daba a la oligarquía de partidos la seguridad de que el poder continuaría siendo tan incontrolable como en la dictadura. La corrupción, el enriquecimiento ilícito y el crimen de Estado se garantizaron el porvenir. Y nadie sabe como salir de esta situación porque nadie quiere saber la causa institucional que la perpetúa. Sin cambiar la Monarquía de Partidos por la República Constitucional no hay la menor esperanza de libertad, decencia y dignidad.

Desde esta tribuna, a la que acudo con respeto admirativo hacia la inteligencia, valentía y lealtad de Vicente Carreño, aclararé cuales son las causas institucionales que degeneran la vida pública y cuales son sus remedios. Pues todo gira en torno a una falsa idea de la representación política, que se fue pervirtiendo desde el inicio de la Revolución Francesa, hasta que el Estado de Partidos terminó por suprimir todo vestigio de representación.

Por extraño que sea en un Régimen donde se celebran elecciones periódicas, en esta Monarquía no hay representación de nada ni de nadie, pues ninguna de sus instituciones produce el fenómeno de la representación política, en virtud del cual lo ausente, el pueblo gobernado, se hace presente en el Estado gobernante, a través de una intermediación parlamentaria. En verdad, solo hay representación teatral de la política por medio de ficciones.

La representación política es un proceso de intermediación que fue desconocido en la democracia griega y en la República romana, basadas en el principio electivo de los cargos públicos, pero no en el principio representativo de los “cives”, cuya traducción exacta no es ciudadanos, sino conciudadanos.

Me vais a permitir que antes de hacer una breve excursión por los caminos doctrinales que recorrió la representación política hasta que fue suprimida por los Partidos de integración estatal, aclare las diferencias de naturaleza entre representación y representatividad. Pues si la representación política permite la presencia de lo ausente, la representatividad social supone la correspondencia entre una institución política y la sociedad de la que emerge. La representación produce la legalidad de la obra institucional que la encarna. Mientras que la representatividad solo otorga legitimidad a las instituciones que la expresan.

Hasta tal punto son conceptos y realidades diferentes, que incluso el propio parlamento puede no ser representativo, si la ley electoral, como sucede con el sistema proporcional, no permite crear una correspondencia o reproducción especular entre la gran sociedad electora y la pequeña sociedad elegida.

La pseudo ciencia política no ha percibido, ni quiere percibir, la evidencia de que los parlamentos del Estado de Partidos, rellenados con diputados de listas, además de no ser representativos de la sociedad civil, eso lo reconoce ya hasta la jurisprudencia alemana, ni siquiera son representantes de los partidos estatales que los ocupan, pues esos pseudo parlamentos no reúnen el requisito esencial de la representación política, esto es, que mediante ella lo ausente gobernado se haga presente en el Estado gobernante con una intermediación parlamentaria.

Los partidos actuales, en tanto que son órganos permanentes del Estado, no están ausentes de su representación parlamentaria, por lo que no necesitan ser representados por sus diputados de lista. Los partidos estatales caen en la incongruencia, denunciada por Rousseau, de mantener la representación en presencia de la entidad representada. Los parlamentos de partidos estatales no pueden ser intermediarios entre la sociedad gobernada y el Estado porque ellos son órganos del Estado.

La prueba de que el Parlamento es superfluo o redundante de presencia partidista, está en la posibilidad, perfectamente realizable, de que sea sustituido por una reunión de los cuatro o cinco jefes de partido presentables en candidaturas uninominales a elecciones nacionales. Ellos solos, según la cuota obtenida, se repartirían como ahora todos los poderes del Estado y de las empresas estatales. Sin Parlamento, el Régimen de la Monarquía funcionaria igual, y sería mucho más barato.

Conocida la diferencia entre representación y representatividad, sabiendo que los actuales partidos estatales no representan a nadie y solo son representativos de la clase política en la que están integrados, conviene recordar los defectos de la antigua representación parlamentaria para no caer en ellos, cuando la República Constitucional restaure el principio representativo de la sociedad civil por la sociedad política. Pero no ha existido una idea permanente de la representación política. Cada época, según el estado de su desarrollo social, ha tenido la suya. Y la historia nos muestra varios tipos de representación política

El primer tipo, la representación real con mandato imperativo mediante elección de personas notables al Parlamento, se extiende desde la revolución inglesa de 1688 hasta el discurso de Burke a los electores de Bristol en 1774.

El segundo tipo, la representación virtual sin mandato imperativo, lo define Burke: “ustedes eligen un diputado, sin duda, pero cuando lo han elegido ya no es un representante de Bristol, sino un diputado al Parlamento”, lo consagra Sieyès en la Asamblea Nacional de Versalles de 1789 y dura hasta la formación de partidos de clase, en la segunda mitad del XIX.

El tercer tipo, la representación colectiva con mandato imperativo de partido, la inician los partidos obreros, la copian los partidos burgueses y dura hasta el sufragio universal otorgado después de la guerra del 14.

Y el cuarto tipo, el que sustituye la representación política por la integración de las masas en el Estado, lo inicia el Estado de partido único y lo consagran, después de la guerra mundial, los actuales Estados de partidos, que no son representantes ni representativos, sino presentativos de la clase gobernante.

¡Cuantos absurdos encierran los prejuicios sobre dos palabras, representación política, creados por la prevalencia de la desigualdad social sobre la igualdad de la libertad política! Hasta el gran Stuart Mill llegó defender el voto plural a favor de las clases intelectuales. Incluso el dogma de un hombre un voto carece de coherencia si el agente de la política no es, como nunca ha sido, el individuo aislado de su contexto electoral.

El asunto de la representación política no es autónomo. Su concepción depende de lo que se espera obtener del Parlamento. Pero nadie dirá la verdad sobre los propósitos parlamentarios de los partidos estatales, sobre el desprecio de los amos a sus empleados legisladores, porque sería impúdico exhibir, sin que lo exija otro interés más poderoso que el de la verdad, cosas desagradables de mirar y aún más ingratas de oír que de ver.

Los diputados de lista no son dignos en el terreno personal, ni presentables en el terreno social, porque son reclutados por los aparatos de partido para aplaudir, en la Cámara, las leyes que le pasan a la firma sus jefes de partido, por cuenta de los representantes extraparlamentarios de los oligarcas del dinero y los medios informativos.

Quien tiene en sus manos la iniciativa legislativa, o mejor dicho, la imaginación para legislar, tiene en sus manos a los incompetentes gobiernos de partido, y no permitirá la existencia de Parlamentos independientes que surjan de la representación política de la sociedad civil. Cuanto mayor sea la complejidad o la dificultad técnica de las leyes que dirigen el crecimiento de la economía, menor será la independencia de los gobiernos de partido frente al grupo de oligarcas afines, cuyos departamentos de estudios financieros y tecnológicos sugieren, preparan y aportan a los amigos del gobierno las iniciativas legislativas.

Y toda esta corrupción oligárquica la facilita el hecho de que los Parlamentos en el Estado de Partidos no guardan relación con los conceptos de representación política que se enseñan en las Universidades y se transmiten de forma acrítica por los medios de comunicación, como si fuera una representación eucarística.

La guerra fría condenó a los europeos instruidos a ser, durante toda su vida, estudiantes del error, cuando no de la ficción, en todo lo concerniente a la representación política parlamentaria. Por eso se encuentran tantos ignorantes o ilusos entre los doctores en ciencias políticas o directores de prensa.

Toda ignorancia de evidencias es culpable. Y la ilusión solo puede ser placentera mientras dura. Pero continuar aferrados a ella después de saber que era un engaño, después de conocer la realidad, eso es algo peor que ser ilusos. Es una verdadera ignominia para consigo mismo y para con los demás. Pues los que prefieren permanecer en la ilusión, y dar la espalda a la realidad, en el fondo no lo hacen por su afición a los sueños, sino porque todas las realidades decorosas le dieron la espalda a ellos a partir del momento inicial de la indecorosa Transición.

A partir de ahora, los estudiantes que participen en el MCRC enseñaran a sus profesores la realidad y la verdad de las instituciones políticas, para que dejen de vivir entre el mundo de las ilusiones y el de la marrullería intelectual. Les obligaran a no mentir más sobre la historia de la Transición. Y las personas adultas saldremos a las calles de la ciudad para poner fin a la farsa electoral. Pues somos delegados de la verdad y combatientes bajo banderas del pensamiento. Alzaremos la voz contra la necedad, tan alto como otros lo hacen contra el terrorismo. Y nos alejaremos de cualquier intriga política. Pues nuestro objetivo no es el poder sino la verdad y la libertad.

Pero no permaneceremos pensativos y llenos de incertidumbre, ni tampoco improvisaremos fórmulas políticas como si fuéramos ridículos arbitristas que sueñan utopías republicanas o reformas monárquicas del Estado. Estamos arropados por una reflexión continuada durante treinta años. Y, lo confesamos sin pudor, nos sentiremos frustrados si nuestras ideas no las transformamos en acciones, si nuestros pensamientos se quedan en tan solo pensamientos, si nuestra imaginación se enreda en fantasías, si nuestro obrar no genera el ingenio para obrar, si nuestra amistad en los ideales que nos convocan a la acción política se reduce a camaradería o coleguismo.

Y ¡quien lo diría!, amigos de la eficacia. La acción inteligente nos pide que comencemos la actividad política con una omisión generalizada: abstención electoral. Pues lo inteligente no es votar en blanco o nulo, una forma cobarde de manifestar rechazo de los candidatos pero no del sistema, sino abstenerse de votar el fraude electoral que mantiene la ficción de que los diputados de lista representan a los electores o a la sociedad civil. La abstención en las próximas elecciones municipales será el comienzo de nuestra acción.

No se trata de un boicot a las urnas ni a las personas que se estiman tan poco a sí mismas que se rebajan a ser candidatos en listas de partido, tampoco se trata de un rechazo de los partidos políticos ni de la necesidad de elecciones libres. Se trata de no seguir cooperando, de no ser cómplices pasivos del fraude electoral implicado necesariamente en el sistema proporcional.

Usada como táctica y no como finalidad última, la abstención de votar es el primer recurso de que disponen los ciudadanos para salir de su estado de servidumbre voluntaria, para romper la inercia de sus rutinas políticas de esclavo.

Comencé este sermón político, como lo llamaría el renacentista Francis Bacon, anunciando que no solo me disponía a denunciar la enfermedad epidémica de las votaciones a listas de partido, describiendo su etiología, su nadería representativa y los síntomas de recalcitrante imbecilidad que la manifiestan, sino que sobre todo quería proponer el único remedio contrastado en la ciencia política y en la experiencia de grandes países como Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos.

El único sistema que produce la representación política de los votantes, y que permite votar en conciencia a personas responsables y no a siglas irresponsables, es el de candidaturas uninominales, en distritos pequeños, elegidas por mayoría a doble vuelta y sujetas al voto imperativo de los electores.

Me vais a permitir que no me extienda en pormenores técnicos. Sería falta de educación aburriros con detalles más propios de una lección universitaria que de un discurso. Pero si voy a destruir el único argumento contra el sistema mayoritario, que esgrimen los cínicos partidarios del sistema proporcional. Este argumento lo han extraído de la teoría de los juegos, lo cual revela la frivolidad que implica aplicarlo a la política.

El razonamiento considera injusto que el candidato ganador se lleve consigo al Parlamento toda la cosecha, es decir, no solo los votos favorables, sino también los adversos, pues allí representa a todo el distrito. Le parece más justo que el perdedor acceda a la diputación con la cuota proporcional a los votos obtenidos. La falacia es evidente. No hay un problema de justicia, sino de representación. Los votos del perdedor acceden al Parlamento, pues el ganador esta sujeto al mandato imperativo de todo el distrito. Y es incoherente que al Presidente del gobierno lo nombren solamente los diputados ganadores.

Pero el estudio reflexivo del sistema mayoritario, existente en los países mencionados, nos ha inducido a mejorarlo o incluso a perfeccionarlo, creando novedades teóricas y empíricas, acordes con la naturaleza y alcance de la representación política.

No es realista seguir creyendo, como Burke y Sieyès, que el diputado elegido en el distrito Lorca-Totana, tan pronto como es elegido, ya no representa al electorado de Lorca-Totana, sino al de toda España. Eso es tan absurdo como traicionero. Eso otorga plena irresponsabilidad al diputado. Eso impide el mandato imperativo de los electores de distrito, puesto que el todo nacional no puede admitir mandatos imperativos de sus partes.

La coherencia del principio representativo exige una completa correspondencia entre la teoría de la representación y la necesidad de mandato imperativo en las diputaciones. Y si en la doctrina clásica hay discordancia, lo razonable no es prohibir el mandato imperativo, como hacen las Constituciones europeas, sino cambiar la teoría. Eso es lo que hago en mi “Teoría pura de la Representación Política”, hasta ahora solamente esbozada en mi página de Internet.

La nueva teoría de la representación está basada en el descubrimiento, para mi revolucionario, de que los agentes o factores de la política (que en el Estado liberal eran los individuos; en el Estado totalitario, el partido único; y en los actuales Estados de Partido, los partidos estatales); en un sistema verdaderamente representativo, no pueden ser más que los representantes de los distritos electorales, siempre que en estas unidades se reproduzca el pluralismo social existente en el conjunto nacional, como ya sucede en todos los países de Europa occidental. Estas unidades complejas que componen un todo fueron llamadas mónadas en la antigua Grecia.

La nueva teoría de la representación está basada en la división del censo español en 400 mónadas electorales, de 100 mil habitantes o 75 mil electores aproximadamente. Cada una de ellas elige por mayoría absoluta (a doble vuelta) un diputado, bajo mandato imperativo, a una sola Asamblea legislativa y de control del poder ejecutivo, cuyo Presidente es elegido por sufragio directo de los gobernados en una sola mónada nacional.

De este modo, la representación política de cada distrito electoral corresponde a su diputado; la representación política de la sociedad española en su conjunto, a la Asamblea Nacional; y la representatividad de la Nación Española, al Presidente de la República. El equilibrio entre la Asamblea Nacional y la Presidencia de la Republica lo garantiza la facultad recíproca de acordar la destitución del Presidente o la disolución de la Asamblea, con el solo requisito de acordar al mismo tiempo bien sea la disolución de la Asamblea que destituye al Presidente, o bien la dimisión del Presidente que disuelve la Asamblea.

El mandato imperativo de los electores a su diputado de distrito, implica la posibilidad de revocar su elección, antes de la convocatoria de nuevas elecciones generales, si no cumple sus promesas electorales o su programa de legislatura.

Para que esta revocación pueda realizarse con rapidez, cada candidato pondrá en su papeleta el nombre de la persona que se encargará del seguimiento del programa del que resulte elegido diputado. Si las personas de seguimiento designadas por los candidatos perdedores, lo acuerdan, elevarán al Presidente de la Audiencia Provincial, la demanda de revocación. Y este la estimará o la desestimara tras oír la alegación del diputado.

Pues bien, he venido a Totana no solo para disfrutar de vuestra afinidad política, y darme el placer de estar unas horas en compañía de mi antiguo amigo epistolar, Vicente Carreño, sino también para comenzar aquí la organización del Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional, no de manera romántica o indeterminada de objetivos, pues odio el absurdo activismo sin acción, sino pidiendo a sus miembros activos que constituyan una Junta de vecinos de Lorca y Totana, para coordinar la campaña por la abstención en las elecciones municipales, y para sentar las bases teóricas y practicas de la organización de la primera mónada republicana de España.

Dedicaré a este asunto el tiempo que requiera. Pues será la experiencia piloto y la primera piedra de los cimientos civiles sobre los que construiremos el edificio inteligente de la República Constitucional. Para facilitar el entendimiento debo confesaros que desdeño a los retóricos, a los intelectuales de los medios, a los profesores que no son maestros, a los demagogos y a los oportunistas, es decir a los que saben hablar sin decir nada. Y que respeto mucho a los que se expresan con sinceridad en sus obras y oficios por modestos que sean, y saben apreciar el valor de las creaciones y las innovaciones, sean técnicas o culturales.

Lo concebido para Lorca-Totana es una creación política sin precedentes en la historia moderna de la humanidad. Pues se trata en realidad de una experiencia creadora en el arte de la política e innovadora en la ciencia política, que es en el fondo una sola y misma cosa, a la que llamamos ciencia cuando la mente está dominada por el sentimiento estético del mundo, es decir por la razón del arte, y que llamamos arte cuando es el propio mundo quien resulta amoldado por la razón de la ciencia.

(www.antoniogarciatrevijano.com)

Anuncios

133 thoughts on “DISCURSO DE TOTANA

  1. Javier Agraz says:

    Estimado Don Antonio

    Enhorabuena por este discurso, el cual estoy recomendando a mis amigos con la capacidad y formacion adecuada, me sumo al reto, necesario, y me abstendre en las proximas elecciones.

    Ahora bien, veo en el reto que supone hacer llegar esta voluntad al mayor numero de ciudadanos y no dejo de ver un abismo, me explico, no quiero decir que sea imposible, pero para que la ciudadania se abstenga en conciencia y sirva su discurso para despertar y arraigar la idea en las mismas, el reto de cada persona seguidores de este objetivo es ser claros y concisos en nuestra propagacion, educar y despertar interes. Con esto quiero decir que no por querer argumentar de una manera compleja la idea de la abstencion y como consecuencia la republica, seamos creadores de rechazos y dejemos imagen de idealitas soñadores. Humildad y pasion es lo que pido con mi comentario para que seamos todos buenos y eficaces activistas de la busqueda de la verdad, la justicia y el progreso.

    Atentamente,

    Javier Agraz

    P.D. Ojala la experiencia de Totana-Lorca se convierta en realidad, de nosotros depende incluso de los que no somos de la zona, pongan imaginacion y utitlicen los medios para propagar la idea (por ejemplo los chats y las ediciones digitales de los periodicos)

  2. Atamante says:

    Sr Trevijano:

    Sin duda hace usted un excelente diagnóstico de las causas de permanencia legítima de este régimen en la sociedad española actual.
    Aunque estemos lejos de las inquietudes ciudadanas, este movimiento regenerador es la única esperanza de para conseguir un país moderno y competitivo.

    De leerlo, solo tengo dos dudas.
    ¿Como se puede hablar de que en la segunda república existía un proceso electoral representativo? Como sabe, este era un sistema de voto mayoritario de listas electorales cerradas. A diferencia del sistema actual, las listas eran por candidaturas no por partidos, lo que primaba la constitución de grandes coaliciones. Precisamente los resultados con estas reglas en las primeras elecciones a cortes constituyentes, condujeron a sembrar su propio fracaso, en forma de elaboración de una constitución sectaria por el predominio en la cámara de la izquierda, en una sociedad fuertemente dividida ideológicamente.

    La segunda duda se refiere a si la abstención mayoritaria no puede conducir a una situación similar a Venezuela, donde el poder pueda se tomado de momento por grupos involucionistas que puedan hacerse fuertes en el escudo incontrolado de esta partitocracia.

    Afectuosamente.

  3. jmares says:

    Cada uno de sus textos es más elocuente. Hasta ahora no había hecho ningún comentario, pero a la vista de este último discurso me he decidido.

    En la pasada noche el candidato de la oposición señor Rajoy, en el programa de la televisión “pública” Tengo una pregunta para usted, manifestó que era partidario de respetar las reglas del juego vigentes durante 30 años, y que no veía necesario el cambio del sistema electoral, aunque en ocasiones perjudicase a su partido: el PP.

    Quedó confirmado que esta “clase política” no va a cambiar nada que pueda resultar perjudicial a sus intereses. Usted nos ha ilustrado al respecto en numerosas ocasiones en sus escritos, por ello sólo una adecuada labor de comunicación y educación cívica, puede ayudar a devolver a los ciudadanos la iniciativa.

    No puedo estar más de acuerdo con su opción por la Abstención.

    Una sugerencia: al igual que este blog está sirviendo para crear una red de intereses políticos, sugiero el acceso de los lectores a alguna de las herramientas más recientes de intercomunicación en la red: Twitter y/o Jaiku, la comunicación entre todos será más inmediata.

    Saludos cordiales,

  4. Pedro M. González (Club Republicano 3) says:

    Antonio, amigos:

    Si no he conseguido ser sintético en mis intenciones, por lo menos he intentado ser breve. Disculpadme pues que ahora me extienda, procediendo a insertar un artículo publicado en el verano de 1978, por Emmanuel Riera-Claville, a la sazón Secretario General de ARDE (Acción Republicana Democrática Española), en las páginas de “Acción Republicana”, a propósito de de la polémica de Antonio García-Trevijano con el periodista franquista Emilio Romero, sobre lo que estaba siendo el entonces incipiente proceso de transición política desde el franquismo a la monarquía parlamentaria.

    Me permito la extensión por el interés del texto, que se remonta como digo al año 1978. Y es que hay cosas que nunca cambian:

    LA VERDADERA RUPTURA POLITICA

    Terciando en la polémica García-Trevijano – Romero.

    En estos días de calores estivales, la polémica entre Antonio García- Trevijano y Emilio Romero ha conseguido hacer subir también la temperatura política.

    Desde hace años les conozco personalmente y estimo su acción política y profesional. Los artículos de Trevijano en “El País” han sido enormemente esclarecedores de uno de los misterios más profundos del proyecto llamado “ruptura total” con el franquismo. Los artículos de Romero en “Ya” son el mejor resumen de la operación de “ruptura pactada” y la más esclarecedora confesión de las razones secretas que impidieron la “verdadera ruptura política” con el régimen anterior.

    Conocí la posición García-Trevijano a través de mi Presidente D. Fernando Valera cuando yo colaboraba con él en París como Delegado de Prensa del Gobierno de la República en el exilio. En aquél grave y prometedor momento político la posición de García-Trevijano se concretaba en la formación de un Gobierno Provisional con representación de todas las fuerzas políticas de la oposición del interior y del exilio, en la derogación de todas las leyes políticas del antiguo Régimen, en la elección popular por referéndum de la futura forma de Estado: Monarquía o República –y también de la forma de Gobierno: central, autonómico o federal-, y por fin, coronando el proceso constituyente del nuevo Estado, en la convocatoria de unas Elecciones Generales. Aquel plan mereció el apoyo de la opinión republicana y de los organismos de gobierno que la representaban, porque coincidía con toda la línea de pensamiento mantenida a través del largo exilio.

    Lo que ha pasado después está magníficamente expresado en los artículos de Romero que actúa como fiscal de las pretensiones que califica de utópicas de sus contra opinantes y de la opinión republicana. Y a la vez actúa como gran defensor de la transición en forma de ruptura pactada explicando que “todo aquello sucedió, el paso de la dictadura a la democracia, por la decisión de un Rey y el prodigio de sus colaboradores. Las Fuerzas Armadas harían lo que el Rey dijera puesto que era su jefe supremo”. Resulta pues que cuando los demócratas antifranquistas creíamos que el nuevo Estado saldría de la manifestación legítima de la soberanía popular manifestada a través de unas elecciones convocadas como Constituyentes, todo se hizo de espaldas al pueblo, con desprecio de la opinión democrática y gracias al “prodigio” de unos colaboradores de quienes ni se cita el nombre.

    Y aquí si que me entra un insondable estupor. Acostumbrado al racionalismo cartesiano, no entiendo como un proceso político tan serio, tan trascendental para el futuro de un país puede ser resuelto por el “prodigio” de unos colaboradores en la sombra de despachos desconocidos por la opinión. Si la democracia son los tres poderes clásicos de Montesquieu, es decir, el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial, más el cuarto poder que es la Prensa libre, ¿cómo un defensor de la libertad de Prensa puede conceder tal crédito a una maniobra del tipo de secreto de cancillería que podía explicarse y quizá justificarse en las épocas pasadas del despotismo ilustrado pero que nunca podrá justificarse ante un pueblo adulto políticamente como es el nuestro y muy especialmente ante un pueblo que luchó tres largos años con valor legendario en defensa de la libertad? De la libertad sin adjetivos que incluye todas las libertades, la de Prensa, naturalmente, y sobre todo la de participación en la elección de todos los poderes del Estado sin excepción, incluida la forma de Estado, monárquica o republicana.

    Cuando más tarde Romero insiste con obsesionante y peligrosa reiteración en que “El Rey quería alcanzar la Monarquía de todos y no la República de varios. Y lo hizo de manera taumatúrgica, como únicamente se podía hacer aquello”, compruebo con dolor y con espanto como revienen los fantasmas políticos del escritor que, como los fantasmas shakespearianos, deforman la realidad. Grave deformación de la realidad decir que los republicanos queremos la “República de varios”. Muy al contrario, siempre hemos considerado que la República es de todos: de izquierda, de centro y de derecha.

    Hablar de nuevo de taumaturgias, con estilo cripto-religioso, es lo más opuesto al racionalismo a-dogmático, objetivo, europeo con que hemos actuado políticamente desde siempre los republicanos. Por ello no me extraña que “de prodigio en taumaturgia” conduzca al lector a una conclusión que es la esencia de la amalgama confusionaria. Escribe: “Y cuando finalmente tiene lugar el proceso constituyente y aprueban todos una Constitución, aparece en ella la Monarquía que el pueblo refrenda con sus votos”. No, en el proceso constituyente no participaron todos, porque no participaron los republicanos que sólo fueron legalizados como Partido un mes y medio más tarde de las elecciones pretendidamente constituyentes de 1977. Esta exclusión deliberada de los republicanos, esta discriminación de la que un día se conocerán los autores, condena toda la operación ante la conciencia política de todo el pueblo español.

    Lamento que un escritor político valioso que escribió en su tiempo dos libros progresistas –y doy a este calificativo el más alto valor- que fueron los titulados “La Conquista de la Libertad” y “Cartas a un Príncipe” tenga un tal desconocimiento de la posición histórica y actual de los republicanos. Celebraré si estas líneas le sirven para la reflexión y la polémica.

    Y para terminar diré a Emilio Romero como colega en la Prensa lo que me sucedió con otro compañero nuestro, periodista de rápida intuición, que pretendía saber porqué los republicanos estamos en una posición extramuros de la situación política actual. Al decirle yo que estamos como en “reserva del Estado” para el día que el país se encuentre en una situación límite como en 1873 o en 1931 en que no hubo más remedio que proclamar la I y la II República porque estaban agotadas todas las soluciones políticas anteriores, me contestó que el pueblo español es muy primitivo y por ello acepta el “carisma” de la Monarquía. Aquí tenemos otro término que conjuga bien con los de “prodigio y taumaturgia” que Romero utiliza tan fácilmente. Yo le contesté –y aprovecho la ocasión para contestar a Romero- que el pueblo español es adulto, es inteligente políticamente y es muy capaz de distinguir entre la pretendida magia del carisma y las razones de la lógica, de la dignidad y de la verdad.

    Los grandes países no los han construido los presuntos realistas sino los valientes utopistas. Cuando Romero termina su artículo pretendiendo enviar a García-Trevijano envuelto en flores al limbo de la utopía, es él quien se equivoca y cae en la mediocridad de la aceptación de una realidad que no le gusta. Cuando como argumento final escribe: “Yo comprendo la intención intelectual de García-Trevijano y sus planteamientos filosóficos e históricos. Pero la política es mucho más sencilla, menos divagatoria, más sorprendente y jamás se encontrará en los manantiales de los filósofos… Todo lo que pasó aquí fue más sencillo y comprensible. Era nuestra realidad”. No. ¡Nuestra realidad no era esa! Era más bien nuestra cobardía política, nuestro cinismo moral, nuestra claudicación histórica. ¡Y ahora pagamos las consecuencias de esa ceremonia de la confusión!

    Y así sólo nos queda desear que el próximo paso en el perfeccionamiento de la democracia se haga con las garantías jurídicas e institucionales que signifiquen una legitimación popular de todos los poderes del Estado ya que la Constitución reconoce que todos los poderes proceden del pueblo.

    Emmanuel Riera-Claville

  5. Isidro says:

    D.Antonio,ya empiezo a vislumbrar cómo serán las acciones monádicas.Como ya Ud. había predicho tienen que tener la impronta de nuestro movimiento,ser únicas y originales:felicitarlo por lo de la experiencia piloto en Totana para pedir la abstención.Si viviese en la península me desplazaría una noche a pegar los magníficos carteles del MRCR ya elaborados por nuestro equipo de colaboradores.

    Si la abstención en Totana fuese masiva,podría ser el principio de lo que todos anhelamos…y confío en que lo será;hasta tal punto que no quede más remedio que salir publicado en algún periódico.Y lo reivindicaremos como obra nuestra,y nos lo negarán,y lo volveremos a rebatir con argumentos…y así hasta que se instaure la República Constitucional en España.

  6. Jesus F Murciego Vidal says:

    Estimado Antonio:

    Brillante !! Una vez mas a llegado al fondo del problema, me parece brillante el nuevo uso del mandato imperativo me parece la llave de la verdadera democracia representativa, en la que el ciudadano elige a alguien para que haga algo en su nombre(representandolo), y si no hace lo que su representado quiere este puede revocarlo inmediatamente para elegir a otro que asi lo haga.

    Recuerdo el caso de la guerra de Irak, y la decision tomada por el señor Aznar. A quien representava este hombre cuando tomo una decision esa decision en contra de la opinion mayoritaria?? A si mismo y a su faccion.

    Tengo una consulta para usted sr Trevijano: en su Teoria de la Represancion Politica que papel jugarian las Diputaciones si es que tuvieran cabida en ella.

    Muchas Gracias
    Salud y Republica

  7. Juan Moreno says:

    Acabo de llegar de Aguilas. Día inolvidable el de ayer en Totana. La tertulia con el sr. Trevijano antes de la conferencia son de las que dejan fruto en la memoria.
    La organización del acto perfecta, la asistencia digna y la conferencia del Sr. Trevijano de las que no se olvidarán nunca en Totana por ser un nuevo concepto de la participación política.
    Para los que deseen fotografías del acto efectuadas por mí, les ruego me la pidan a: jmorenor92@hotmail.com.
    Antes de las 23.00 de hoy la tendrán en sus ordenadores.

  8. María José Martínez González says:

    Tal y como me comprometí en Totana con la buena gente que allí se reunió, hago en esta web mi propuesta de “cuantificar” virtualmente el peso de nuestra abstención, pues si queda sin testimoniar el por qué nos abstenemos, creo que corremos muchos de los riesgos que se han especificados en estos comentarios y otros más simples como que “toda” la abstención se debe al frio/calor, lluvia/clima seco o a que seguro coincide con algún partido de deporte importante. Así que ese día, cuantos queramos abstenernos porque nos negamos a continuar siendo parte de esta dictadura de partidos políticos, deberíamos tener en internet una forma simbólica de votar.
    Además de canalizar nuestra expresión,podíamos invitar a otros con una propuesta más cercana, porque creo que en el ser human es más natural ligar el cambio a la acción que a la inacción

    Sin mucho más tiempo, un cordial saludo a todos.

  9. pedro ortigosa goñi says:

    ¡Adelante MRCR! Adelante todos los hombres dignos y nobles, y solidarios. Llega la hora de la verdad para todos, ¡Hay que desenmascarar a este régimen corrompido con la aquiescencia de los medios de comunicación.
    Salud y república.
    ¡Chapó, D. Antono, emblema hoy en España de la dignidad!

  10. pedro ortigosa goñi says:

    Yo quiero participar por la abastención, pegar carteles denunciantes, dar gritos, voces, lo que sea, quiero hacer algo por esta hora decisiva para el futuro de Españaq.
    Vivo en S. Agustín del Guadalix. Busco miembros del MCRC para coordinar acciones de cara a las elecciones municipales.
    Pedro.

  11. GuillermoAscanio says:

    Sr. García-Trevijano:

    Me gustaría conocer su opinión sobre los mecanimos de revocación de los cargos públicos y leyes contemplada en la Constitución Bolivariana de Venezuela. Asimismo, también sobre dicha constitución en general. Espero no ponerlo en un aprieto ante el resto de lectores (es broma).

    Gracias

  12. Vicente Carreño Carlos says:

    Estoy muy cansado. Todo ha ido bien, muy bien. Hemos tenido el privilegio de gozar de la compañía del maestro, de escucharle, de plantearle preguntas. La conferencia en el Centro Cultural “La Cárcel” ante doscientas personas, con la intervención de Antonio Muñoz Ballesta (Presidente de la Asociación para las Humanidades y la Filosofía) que logró captar la atención de todos y resumió magistralmente el trabajo realizado durante tantos años por Antonio García-Trevijano; sin lugar a dudas proclamó un discurso serio e inteligente.

    Don Antonio, como siempre, contundente directo y rotundo, proclamando su afecto al auditorio y significando la importancia de lo que acontecía ése día en Totana. No seré yo quién haga interpretaciones del discurso entre otras cosas porque no he tenido tiempo de paladearlo y saborearlo…

    A la terminación del acto se repartieron 200 ejemplares del mismo y otros tantos con la declaración de principios y valores del MCRC.
    Vinieron personas de Granada, Malaga, Almería –Maché-, Murcia, Lorca, Águilas –Juan Moreno-, Mazarrón, Madrid, Valencia –Carlos Angulo y su amada-, Alicante…

    Después del acto, una representación más o menos abierta y plural de ese auditorio se dio cita a tomar un bocado en un restaurante, terminando a las 2’15 horas de la madrugada un sabroso y delicado análisis político sobre democracia formal, democracia material, libertad política, acciones de gobierno, forma de estado, principio representativo, principio electivo y principio divisorio, etc. Un grupo de jóvenes profesionales muy bien preparado y activo de la localidad plantearon una tras otra al maestro objeciones y valoraciones sobre su discurso, éste fue dando respuestas y expresando así mismo los fundamentos que constituyen la teoría política analizada, pensada y elaborada por él. Resultó ser un debate enriquecedor, del que ahora yo, por vivir acá debo plantearme junto a otros amigos del MCRC que ya han mostrado interés por comenzar la andadura, debo plantearme digo, recoger información y procesarla.

    Hoy viernes hemos acudido al Instituto Prado Mayor, donde un grupo de profesores del área de Humanidades y los Alumnos de Bachillerato han protagonizado otro encuentro con Antonio García-Trevijano, que ha sido presentado por Juan José, Profesor del Filosofía y por Oscar, miembro del MCRC llegado anoche desde Madrid junto a otro amigo –José Antonio-. Las tres intervenciones han sido bellísimas por cuanto valoraban el peso especifico de un auditorio completo de jóvenes estudiantes y docentes; todos estábamos sinceramente sorprendidos por la atención prestada y por la participacion posterior al plantear preguntas y sugerencias numerosas interesantes. He notado bien como la juventud del Maestro, se hacía cómplice de la reflexión de los jóvenes. ¿Quién empataba con quien?…

    Amigos debo concluir y pedir disculpas por la extensión. Alejandro Garrido se ha llevado para Madrid una carpeta con el informe de lo realizado acá para preparar el encuentro así como los materiales empleados (trípticos, carteles de pequeño formato, DVD de entrevistas en TV, audiovisual para la presentación, programas, etc.), todo ello con la finalidad de que pueda servir como guía a otros lugares.

    Ahora toca Vigo, ¡Animo!

  13. Vicente Carreño Carlos says:

    Todo ha sido más facil por la magnífica aportación en terminos de acompañamiento y calor humano de parte parte de Alejandro Garrido. Su presencia en Totana, su voz desde la “caravana de la libertad”, y su amistad sincera todavía resuenan por aquí.

    Gracias Alejandro. Gracias Antonio.

  14. Luis Sanchez de Rojas says:

    Don Antonio, gracias.

    La facultad que se otorga al Presidente de la Audiencia Provincial respectiva, para decidir la revocación del mandato imperativo de los electores a su diputado de distrito, me parece maravillosa, y devolverá a la figura del Juez la dignidad que hoy se le escatima. Los jueces son Autoridad en la Sociedad. ¿Quien mejor que ellos para resolver, en su caso, el mandato que liga al diputado con los conciudadanos?

    República y Lealtad.

  15. Carlos Angulo says:

    A Maria José (11)

    La abstención por si sola es ineficaz, no hay más que ver las votaciones de los estatutos o la Constitución Europea. Este tipo de abstención por desidia, por el buen clima o por ser en domingo, no es una abstención consciente.

    ¿Consciente de qué?

    De que el sistema es un fraude y por lo tanto la abstención no es ya una opción política sino un deber moral.

    ¿cómo, si eso de la moral no lo entiende nadie en esta monarquía de los partidos?

    Explicando la realidad. Que el problema de la libertad política, no es un conflicto en el que haya que pactar o consensuar una solución, que sería en todo caso temporal, porque duraría lo que durara el pacto o el consenso, o sea, lo que tarde una de las partes en terminar con él.

    El problema de la libertad política es un problema como los problemas científicos, tiene solución permanente, y es la democracia, que no tenemos. Este descubrimiento revolucionario de Antonio, el haber sabido disociar el conflicto de la desigualdad con el problema de la libertad, se plasma en la teoría pura de la democracia. Y como es de fácil comprensión, no tiene la complejidad de las matemáticas, su difusión será inevitable.

    Una vez entendido el problema, ¿Cómo seguir participando en semejante farsa, la actual, sin despojarse de la decencia y de la inteligencia? Si se engañaran a si mismos, tendrían una vida de indecentes o de tontos, y eso no cabe en conciencia humana.

    Como soy de la opinión de que hay mucha más gente decente que indecente, que hay exactamente la misma proporción de tontos que de listos (puesto que es un factor relativo), y que el único punto que nos es desfavorable es el de la valentía, tenemos asegurado que nos escuchen, tenemos medio asegurado que nos entiendan y podemos suplir la cobardía simplemente elevando más la voz. Tenemos que ser más valientes.

    El MCRC debe llevar a cabo esa concienciación con todos los medios a su alcance hasta conseguir la hegemonía en la opinión pública.
    Con un nivel de abstención consciente superior al 50%, la noche electoral los políticos, con la sangre helada, verán cómo el protagonismo en los medios seremos nosotros, el MCRC. La batalla habrá concluido, pero no la guerra. Entonces habrá que convocar elecciones a cortes constituyentes, en la que los representantes monádicos han de ser de mayoría MCRC (como es natural con la hegemonía en la sociedad civil) que redacten la Constitución democrática de la Tercera República española.

    Por eso, la anotación de los “No Votos”, solo debería tener un valor sentimental, o de apoyo, pero no lo veo necesario.

    Un abrazo

  16. Carlos Angulo says:

    Mi anotación optimista: No es cierto que la gente no quiera una revolución. Lo que pasa es que la gente no sabe que quiere una revolución.

    La revolución de la libertad

    un abrazo

  17. María José Martínez González says:

    A/A CARLOS 19 Y 20

    Te explico los motivos de mi propuesta. Vivo y soy de Andalucía. Durante la última pantomima del estatuto andaluz, yo misma y muchos (yo aún no conocía el MCRC) nos propusimos hacer una campaña, a la que moralmente nos sentíamos obligados, proponiendo a cuantos conocíamos la abstención, unos aprovechando nuestra condición de juristas, otros porque estaban muy relacionados con distintos mundos: la medicina, el deporte, la enseñanza, etc…

    Así lo hicimos. Llegamos a ser muchos, sinceramente, los que nos abstuvimos de forma “consciente” como señalas. Abstención superior al 50%. ¿Qué ocurrió?. Durante todo el día de la votación Canal Sur, en manos claro del Gobierno Andaluz y controlado por los partidos, programó las actividades que por el carnaval se realizaban ese día. ¿Resultado en los medios de comunicación? Los andaluces se habían abstenido porque era domingo de carnaval!.
    Tres días en las noticias, algo de debate, y la estulticia de la “realidad nacional”, legal, pero en ningún modo legítima, rige para todos nosotros.La abstención ha sido incorporada a la normalidad.
    Muchos de los que se abstuvieron por confianza en nuestro consejo, hoy piensan que deberían haber dicho no, su voz al menos no se hubiera podido manipular. Otros muchos ratifican su postura de que “no hay nada que hacer”.
    Y porque he pasado por la experiencia, creo que si ese día hubiéramos tenido un instrumento para decir que nos absteníamos de forma consciente, y dejar claro nuestros motivos, nuestra abstención no hubiera podido ser tan manipulada.
    Ya sabemos que más de un cincuenta por ciento de abstención les deja igual, están preparados para enmascararla, quizás si consiguiéramos probar que de hay al menos un veinte por ciento de personas que se abstienen, seguras de que este modelo de falsa constitución está agotado, que a día de hoy no hablamos ya ni de izquierdas ni de derechas, que ni siquiera estamos diciendo, por ser didáctica, qué clase de agua debe pasar, sino que las tuberías que hemos puesto no valen, que hay que llegar a la efectiva separación de poderes, que soportamos una dictadura encubierta,etc. entonces, no sé, a lo mejor,algo empezaba a cambiar…
    Conozco a muchos que se abstuvieron en el estatuto andaluz y está vez piensan votar en blanco, porque al menos piensan su descontento no es manipulable.
    Como ves mi propuesta nace de la exeriencia. Evidentemente, es sólo una propuesta…
    Un abrazo para tí también.

  18. David Serquera says:

    Qurida Maria Jose,
    En el MCRC estamos preparando la voz de la sociedad civil para que los medios no tengan mas remedio que escucharla. Preparamos dos libros y una revista semanal para dar significado politico a los abstencionistas que buscan la libertad politica. La union hace la fuerza y si trabajamos bien dentro de poco tiempo conseguiremos la hegemonia cultural y politica en la sociedad espanola. No somos derrotistas ante la superioridad de medios partitocraticos porque sabemos que una vez que florezca la libertad de pensamiento no existe telebasura capaz de podar su eterna belleza. Luchamos por conseguir que florezca la libertad politica, estas con nosotros?

  19. Carlos Angulo says:

    David:

    Por supuesto que Maria José está con nosotros. Y leyendo su respuesta entiendo que sienta la necesidad de recoger el fruto de la abstención en una urna virtual. Pero esa urna ya existe, es el propio índice de abstención en las elecciones. Lo que falta en nuestra labor divulgativa y nuestra magnitud como movimiento que respalde todas las publicaciones y manifiestos o notas de prensa que emitamos.

    Si en el estatuto andaluz la abstención hubiera podido ser recogida en nuestras denuncias, con la fuerza que le da la voz y opinión de tanta gente abstencionista y que ahora se pierde bajo el manto de la propaganda de los partidos en los medios, les hubiera sido imposible salirse de rositas con su realidad nacional.

    Maria José, te entiendo perfectamente cuando haces la propuesta de la urna del “no voto”, pero lo verdaderamente importante, es que toda esa gente que se abstuvo conscientemente entre a formar parte del MCRC inmediatamente. Que conozcan la República Constitucional, la Teoría Pura de la Democracia, la Libertad Política.

    Si, como dices, toda esta gente del ámbito jurídico, de la enseñanza o el deporte, conociera también la Teoría de la Representación, las mónadas republicanas podrían ponerse en funcionamiento en Andalucía siguiendo desde ya la estela de Totana-Lorca.

    No se trata de convencer a nadie de que no vote, se trata de que sean conscientes del problema y de la solución (= Acción), y la abstención será una consecuencia inmediata e irremediable.

    Un abrazo

  20. Francisco Rodriguez says:

    Querido Don Antonio,

    Ha sido un gran placer para mí, conocer personalmente al más grande de los maestros que ha dado nuestra tierra a la humanidad, bajo mi punto de vista un hombre sencillo, al alcance de todos, que ha desenmascarado los motivos y reglas de la situación política actual y pasada de los distintos regímenes, creando y alimentado el MCRC, donde muchos nos sentimos identificados.

    Ha sido para mi un placer indescriptible poder beber de la fuente de sabiduría que mana de usted, con agua cristalina que sacia la demanda de conocimiento que me exige mi posible valentía (porque hechos son amores….) para acometer frontalmente la lucha en pro de la libertad política y la democracia real con mandato imperativo, que la asegure, con el fin de que no sea algo efímero, que pase con nosotros.

    Como quiera que realmente no soy un inconsciente, aunque asumo que en algunas ocasiones, sí he sido inconsciente por falta de información y formación cuando pensaba que conocía lo suficiente para atacar el asunto, siento que de esa fuente mana todo el conocimiento necesario para acometer frontalmente la lucha por la libertad del ser humano y su derecho para elegir libre y democráticamente su representante en los órganos de gobierno, persona a la que confía sus demandas en pro de la calidad de vida, la igualdad y la justicia.

    Igualmente creo y siento que mis acciones de lucha por la libertad y la igualdad, pueden tener un impulso equivalente al tiempo que en su vida usted, ha dedicado a la búsqueda del conocimiento y la acción por el cambio hacia una sociedad civil mas justa que tenga un gobierno que la represente realmente y que pueda destituir de forma fácil y rápida si se aparta de sus representados.

    Discúlpeme usted y todos los lectores por mi falta de conocimiento y preparación para expresar clara y adecuadamente todo lo que siento y pienso, asimismo le pido que usted lo haga por nosotros, los faltos de esa formación y sabiduría, pues en este acto le nombro mi representante si usted me lo acepta, para que me represente ante cualquier foro, en pro de la lucha por la libertad, la justicia y la igualdad, yo asumiré toda la responsabilidad que de ello derive, incluso la pena de muerte.

    Aprovecho esta ocasión para agradecer públicamente toda la atención prestada por los amigos de Totana así como agradecer su invitación gastronómica.

    Reciba un cordial saludo e igual para todos amigos de Totana y Lorca,
    así como para todos los lectores y esperamos verle pronto por nuestra tierra.

    Francisco Rodríguez.
    Orgiva – La Alpujarra.

  21. vilamallén (CR3) says:

    Hola a todos,
    Puede que haya un modo de hacer palpable la abstención activa y utilizando los medios que nos da el sistema.
    En todas las urnas se puede solicitar un certificado de votación; supongo que si yo me presento y solicito un certificado de NO haber votado, el presidente de la mesa me lo extendería, aunque no me consta este extremo.
    Si fuese como pienso, no habría más que habilitar un cauce de remisión de dichos certificados al MCRC, para su cuantificación.
    Bueno, espero que esta idea no resulte una chorrada, ¿qué pensáis vosotros?.
    S&R

  22. Carlos Angulo says:

    Hola Vilamallén:

    Incluso podría utilizarse la polémica que surgiría con las mesas que se negaran a expender el correspondiente certificado.

    Esto me recuerda que tenemos que preparar un manifiesto de abstención de conciencia por si alguno de los miembros del MCRC es llamado para ejercer de vocal o presidente de mesa electoral.

    Un abrazo

  23. Isidro says:

    Yo estoy pensando en poner en mi pueblo de 40.000 habitantes una pancarta de lado a lado en la carretera,o en una calle,compitiendo con las que ya han puesto algunos partidos(Por La Orotava vota tal,etc…).
    El impacto visual está asegurado,pues sería la primera pancarta en la historia de mi municipio pidiendo la abstención.Estoy abierto a sugerencias respecto al texto;tendrán que ser,eso sí,pocas palabras,pero con gancho.Por ejemplo:

    “Quiero elegir,no votar”
    ABSTENCIÓN ACTIVA

  24. Alejandro Perez says:

    Carlos, ¿puedes dar más detalles sobre ese manifiesto de abstención de conciencia? ¿es posible negarse a participar en una mesa electoral (sin graves consecuencias para el implicado, me refiero)?

    A María José: ¿De qué parte de Andalucía eres? Yo soy de Córdoba y estoy buscando más gente para ver si habría posibilidad de celebrar alguna conferencia de Antonio aquí en el sur.

    Un abrazo,

    Alex

  25. Juan Moreno says:

    Solicito que alguno de los blogueros que leen el blog y sepan de la Ley electoral española, ayuden a resolver la duda de si es obligatorio por parte de la mesa la emisión de certificado de abstención.

    Ya que no soy apóstata de la Iglesia Católica porque no pertenece a éste mundo, sí quisiera ser de éste Régimen que me trata como a un menor de edad. ¡ Y tengo 66 años !
    Quiero apostatar de un Régimen al cual colaboré a su instauración de manera irresponsable.

  26. Antonio Muñoz Ballesta says:

    Amigas y amigos de la Libertad y la Lealtad,

    Mis primeras palabras en este foro no pueden ser otras que las de mi más sincero agradecimiento a D. Antonio García-Trevijano y D. Vicente Carreño por su entusiasta y desinteresada participación en los X Encuentros de Humanidades y Filosofía.

    En el centro socio-cultural “La Cárcel” de Totana y ante más de 350 personas, D. Antonio García-Trevijano ofreció un discurso histórico para la Libertad Política de España.

    Podría resaltar muchos apartados del discurso del Maestro en la noche memorable del 19 de Abril de 2007, pero por ahora solamente quiero que reparen especialmente en el siguiente párrafo:

    ” A partir de ahora, los estudiantes que participen en el MCRC enseñaran a sus profesores la realidad y la verdad de las instituciones políticas, para que dejen de vivir entre el mundo de las ilusiones y el de la marrullería intelectual. Les obligaran a no mentir más sobre la historia de la Transición. Y las personas adultas saldremos a las calles de la ciudad para poner fin a la farsa electoral. Pues somos delegados de la verdad y combatientes bajo banderas del pensamiento. Alzaremos la voz contra la necedad, tan alto como otros lo hacen contra el terrorismo. Y nos alejaremos de cualquier intriga política. Pues nuestro objetivo no es el poder sino la verdad y la libertad.”

    Por lo que agradezco también al profesor D. Juan José López García su acierto en pedirnos que D.Antonio Gracía-Trevijano pudiera acercarse al IES Prado Mayor de Totana.

    Salud
    Antonio

  27. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 1

    Querido Javier

    En lo fundamental estoy de acuerdo con tu buen comentario, pero la humildad solo es una virtud religiosa, distinta de la modestia adecuada a la progación de ideas tan nobles y grandes como las que fundan y fundamntan el MCRC. Debemos ser sencillos y modestos, pereo no humildes poeas

  28. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 1

    Querido Javier

    En lo fundamental estoy de acuerdo con tu buen comentario, pero la humildad solo es una virtud religiosa, distinta de la modestia adecuada a la progación de ideas tan nobles y grandes como las que fundan y fundamntan el MCRC. Debemos ser sencillos, modestos, naturales, porque somos conscientes de la grandeza del ideal que nos anima. Esta conciencia haría tan hipocrita a la humildad, como falsa a la pedanteria o a la soberbia. En cambio, no hay que disimular el orgullo que sentimos, yo desde luego lo siento, de pertenecer en cuerpo y alma al MCRC.

  29. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 2

    Gracias Thulio

    En Totana he vivido momentos muy emocionantes. Y el fruto democrático que dara esa zona será apreciado pronto. El acto con los estudiantes dejaría estupefactos a los que nos tildan de utópicos. Estamos en el buen camino.

  30. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 4

    Querido Atamante

    Un sistema politico es representativo si los diputados elegidos en candidaturas uninominales representan a los electores y el resultado de las eleccioines reproduce el pluralismo de las fuerzas sociales existentes. Eso sucedió en la Republica, como tu mismo reconoces. Pero lo decisivo es que la Republica no tuvo division de poderes, no fue democrática, y no evitó la guerra civil. Por eso no es modelo que debamos restaurar ni mejorar.

    La abstencion jamas puede dar el poder a lo que politicamente no existe, deslegitima a lo que existe. Y esa deslegitimacion solo puede dar lugar a la apertura de un periodo de libertad constituyente.

  31. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 5

    Querido Jmares

    Su razonamiento sobre la necesidad de propagar la utilidad de la abstencion es el tema del día para el MCRC. Ahí debemos concentrar todos los esfuerzos. Pero yo no soy experto en cuestiones tecnicas como las que propones. Espero que otros amigos mas expertos te respondan. En todo caso te agrdezco mucho la sugerencia.

  32. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 7

    Querido Pedro

    Has tenido una idea felis. La reproduccion del artículo de Riera (me visitaba con frecuencia en mi despacho para transmitirme el apoyo del gobierno de la Republica en el exilio a mi acción política, trayendome ademas cartas de Maldonado y Varela) dejará callados a los inconscientes restauradores de la II república, pues el gobierno en el exilio conocía que yo pretendía la instauracion de una Republica Presidencialista. Creo que ha sido una gran aportacion a la Republica Constitucional. Todos te lo agradecemos. Abrazos.

  33. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 8

    Querido Isidro

    Es cierto que tu intuicion ha visto el camino, pero tu entusiasmo ha colocado la meta a ojos vista, y no será así. El acto de Totana ha sido muy serio y muy responsable. Alli hemos creado el primer germen de orgamizacion de la monada republicana Lorca-Tota. Se ha constituido una Junta de vecinos, con miembros muy competentes en el terreno intelectual y con experiencia en acciones póiticas, empresariales y sociales. Esto solo es el comienzo de la accion.

    No podemos esperar una abstencion masiva en
    Totana, porque: 1. Un mes de trabajo es poco tiempo. 2 Simpatizantes del MCRC pertenecientes a IU, creen que la abstención favorece al PP. No podemos echar sobre la Junta de Totana una responsabilidad tan grande. Me basta con que la abstencion tenga ya en Totana un punto de referencia. El trabajo desarrollado por Vicente ha sido gigantesco. La incoporacion de los nuevos mimbros ya la apreciareis pronto con sus comentarios en este blog. Calma. Sería un gran éxito que la campaña por la abstencion en Lorca-Totana, sin aumentarla, diera nueva conciencia politica a los astencionistas. Ayudemos a la Junta de Lorca-Totana, sin perdirle resultados cuantitativos. Todo llegará a su momento.

    Me encanta vuestro entusiasmo, no hay que dejarlo que se pierda, solamente almacenarlo en vuestros corazones como agua que espera, en la presa, la apertura de las compuertas. Todavía no tenemos sufiente potencial. Lo tendremos si por toda España organizamos actos como el de Totana. Gracias, Isidro.

  34. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 9

    Querido Jesus

    Has comprendido muy bien los fundamentos y los fines de la abstencion. No creo necesarias las antiguas Diputaciones. Su funcion la harían las Autonomías, en los asuntos no susceptibles de ser municipalizados. Gracias por tu apoyo.

  35. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 10

    Querido Juan

    Tuve una emocion especial al conocerte. Creía que eras mas viejo. A la solidaridad politica unimos ya la amistad personal. Tampoco yo podre olvidar la vivencia colectiva de la verdad en Totana. Eso es lo que pretendo revivir por toda España, para preparar la magna asamblea del MCRC en Madrid. Con mi mejor sentimiento hacia tu mujer, recibe con el mío el leal afecto de los nuevos republicanos.

  36. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 11

    Querida colega Maria Jose

    Has cumplido tu palabra. La idea que sugieres es atrayente, pero no sé si es practicable la del certificado de no voto expedido por la mesa de la urna, y si ambas ideas son compatibles. Se discutira en este blog. Me encantó conocerte y tu deseo de trabajar activamente en el MCRC. Espero que nos velveremos a encontrar en otro acto. Mientras tanto un cariñoso beso de tu revolucionario paisano de la libertad.

  37. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 12 y 13

    Querido Pedro,

    Como Isidro, eres formidable. Basta que otros miembros del MCRC tomen contacto contigo para
    emprender capañas de abstencion por los pueblos cercanos a Guadalix. Gracias por tus animos.

  38. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 17

    Querido Luis

    He apreciado mucho tu opinion favorable a que sea la autoridad judicial quien tenga la ultima palabra en un asunto tan grave como revocar la representacion de un diputado. Gracias, amigo.

  39. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 19

    Querido Carlos

    Tu razonamiento es convincente, pero tal vez sea conveniente examinar a fondo la propuesta de Maria Jose, sobre todo despues de conocer la que ha hecho Vilamallen. Es una inyeccion de optimismo verte en cada acto del MCRC. Hasta pronto un abrazo de lealtad republicana

  40. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 24

    Ay, Ay Francisco, ¡como has sabido llegar al corazon de un alpujarreño! ¡Y dices que no sabes expresar tus sentimientos! Tu si que no podras imaginar lo que tu mera presencia en Totana ha removido en mis recuerdos de infancia feliz en Orgiva, la tierra de mi padre, de mi abuelo (cuyo nombre continua dando lustre a la plaza principal) y de lejanos antepasados que metieron la cultura cosmopoilta en los genes de sus descendientes.

    Claro que acepto ser tu representante y el de toda la Alpujarra, claro que acepto que asumas resposabilidades por la accion politica que emprendo, pero no bajo pena de muerte, como dices con el dramatismo heredado de Fernando de Cordoba y Valor, el ultimo mozárabe resistente a la conquista cristiana de las Alpujarras. Tu responsabilidad paisana por lo que he hecho, hago y haré en nombre de la verdad en la vida publica, la libertad politica, la democracia y la Republica Constitucional, solo podra darte el honor patrio de la gloria. Siento orgullo de esa tierra que pocos conocen y muchos aman.

    Espero que me des la alegría de no permanecer callado en este blog. Donde la unica sabiduría que apreciamos es la de la sinceridad. Y esa clase de saber te sobra. En cuanto organizeis un acto para que presente en la Alpujarra este MCRC estaré con vosotros. No creo que haya un solo alcalde en toda la region que se atreva a negar su colaboracion. Con me mejor recuerdo al amigo que te acompañó, te agredezco la emocion
    sana y fecunda que me has dado. Tu amigo de alma alpujarreña y republicana.

  41. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 25

    Querido Vilamallen

    Como siempre, tienes ocurrencias talentosas. Tu idea parece formidable para aquellos donde aun late la idea de la votacion como deber civico, que son muchísimos. Hay que despejar cuanto antes la duda sobre la posibilidad. Y aunque no fuera posible, se puede denunciar a la prensa como un caso notorio de ofensa a la objeccion de conciencia, con el mismo alcance que el de la negativa a formar parte de las mesas electorales. El club republicano puede aclarar estas cuestiones.

    La idea parece muy buena, si puede combinarse con la propuesta por María Jose para los que no quieran perder su tiempo en ir a las mesas para obtener el certidificado negativo. Y aun así la mayor parte de los no votantes no usarían ningun medio para acreditar que se abstienen por razones mucho mas nobles que las de votar sin elegir. Gracias por tus ayudas. Abrazos.

  42. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 27

    Querido Isidro

    Sigo diciendo que eres formidable. Tu idea es magnífica. Ya hay varios mimebros que se han localizado en Canarias. Deis corrdinaros. Y el texto que propones me parece inmejorable. No importa que ya aparezcan las siglas del MCRC.

  43. Daniel Miras says:

    D. Antonio, muchas gracias por venir a los Encuentros de Humanidades y Filosofia. Esta conferencia ha despertado un gran interes por la Republica Constitucional, y aporta unos valores que los partidos de politicos estatales no quieren que tengamos.

    En su intervencion num.36 estoy conforme con usted, pero no estoy de acuerdo en que los miembros del MCRC pertenecientes a cualquier partido crean que es más importante su partido que la libertad politica pues entonces nunca conseguiremos nuestro objetivo, ya dijo usted que no hay ni derechas ni izquierdas para llegar a la libertad politica.

    El tiempo está a nuestro favor, y es el momento de la movilizacion, con pancartas, para la libertad de no votar y de reivindicar aquello que más necesita nuestra patria.

    CIUDADANOS PASEMOS A LA ACCION.
    POR LA LIBERTAD POLITICA: NO VOTES

    P.D.: Agradecimientos a D.Antonio Muñoz Ballesta por su magnífica presentación de su pensamiento, a Vicente Carreño Carlos por todo su trabajo y a Usted Maestro: me ha renovado la confianza y la fuerza de seguir luchando por lo que creo.

  44. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 30

    Mi muy apreciado amigo Antonio

    Soy sincero. Incluso yo soy victima de la idea de que los mejores cabezas de un pais estan en su capital. Cuando me encuadrastes junto con genios indiscutibles, como descubridor del pilar politico de las ciencasi humanas, pensé que era una alabanza de la cortesía. Y me asombró que pudieras razonar tu opinion con tanta profundidad como sencillez. Nunca imagine que en Totana pudiera encontrar a un filosofo
    profesional bastante superior a todos los que he conocido en materia politica. ¡Que orgullo tenerte no solo en el MCRC, sino en el trabajo de coordinacion de la Junta de vecinos de Lorca-Totana para la abstencion y para organizar la monada republicana que tan maravillosamente has comprendido. Bienvenido en nombre de todos los republicanos constitucionales.

  45. Alejandro Garrido says:

    Queridos amigos:

    No seré yo el que remiende las palabras de mi, ya fraternal, amigo Vicente (15). Mejor sintesis, imposible.

    Hay algo que quiero significar de esta experiencia.

    Desde la llegada a Totana, me he sentido como en casa.

    Todo lo narrado por Vicente se queda corto, pues al cariño con el que fuimos recibidos, hay que sumarle la generosidad del que da, sin esperar nada a cambio.

    La experiencia ha sido de las que… “quedan”.

    Permanece en mi la sensación de que algo importante ha ocurrido estos dos días en Totana.

    Me parece sorprendente la calidad humana que he encontrado.

    Sigo tratando de asimilar que, gente preparada, sienta, participe y se integre de pleno derecho en este Movimiento, que lo único que busca es la libertad, en cuestión de horas. Algo tendremos.

    Ejemplo de organización, Totana ha demostrado cómo se pueden y deben hacer las cosas.

    Vicente, amigo, Gracias.

    Antonio,

    Maestro…

    sin palabras…

    Tengo las próximas semanas obligaciones profesionales que haran difícil mi particiación en el blog, por lo que me despido hasta pronto.

    Abrazos leales

    Salud y República

  46. Alejandro Garrido says:

    Al 24.

    Querido Francisco,

    Tuve el honor de compartir cena contigo, y con tu escrito refuerzas mi opinión.

    Eres noble y profundo, como los hombres que la Naturaleza da.

    Sólo hizo falta mirarte a los ojos.

    Te mando un fraternal abrazo

  47. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 49

    Querido Alejandro

    Te ecgaremos de menoscada día que noi estés en eñ blog, pero tambien apoyamos, como Pericles, los trabajos civiles y familiares. Que no te inquiete tu obligada aunsencia temporal. Quien no podra olvidarte sere yo, pues has sido mi baston en Totana y en el viaje, tan entretenido que, deseando dormir un poco, no pude. Aquella maraiuvillos tormenta lluvbisosa eja, Solo yo asuyNo te preocupes aires.

  48. Antonio Garcia-Trevijano says:

    continuacion

    La emocion de aquella maravillosa tormenta lluviosa en la cercanía de Caceres la disfute mas por compartirla en compañía de tu amistad. No tengo expresion de gratitud que pueda ser descriptiva de la profundidad de mi simpatía.

  49. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 47

    Querido Daniel

    Me emociona la sinceridad de tu comentario, pero no entiendo lo que dices respecto de mi respuesta 36, pues nunca he pensado que la fidelidad a un partido deba prevalecer sobre la lealtad a libertad politica. Ademas, en el MCRC no entran miembros de partidos estatales sin salirse del partido. Todos habeis hecho mucho por la gradeza moral del acto de Totana. Es muy agradable estar asociado a personas idealistas como tu y los que han comprendido el sentido de mi discurso. Gracias

  50. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 28

    Querido Alejandro

    Hay en Cordoba una familia muy idealista que me seguía en mis cursos del Escorial (la mujer) y en mis pasos fugaces por Córdoba (sus hijos, un chico y una chica muy nobles). Pero no recuerdo su nombre y direccion. Si los encuentro te los enviaré. María Jose es una abogado de Granada. Aun no he dejado de recrearme en nuestra charla del Palace. Un fuerte abrazo.

  51. Alejandro Pérez says:

    Pues me vendría muybien, Antonio, si recordaras sus nombres para intentar contactar con ellos. Por mi parte, en mi familia seguimos tus enseñanzas desde hace casi 15 años. Y como todos estamos relacionados con la universidad y la enseñanza, estoy intentando organizar algún acto para que pudieras venir. Estoy convencido que tu discurso en directo “engancha” mucha más gente que tus escritos. Y por lo que recuerdo de la presentación de tu “Discurso de la República” aquí hace unos 13 años, seguro que hay muchos miembros potenciales del MCRC.

    Un abrazo en espera de disfrutar de nuevo otro día de tu compañía.

    Alex

    PD. Estoy buscando el libro de Joan Garcés para enviártelo como quedamos en el Palace, pero necesitaré una dirección física para hacerlo.

  52. Daniel Miras says:

    Querido D. Antonio,

    Precisamente es eso lo que yo quiero decir:
    la fidelidad a un partido no debe prevalecer sobre la lealtad a libertad politica.

    SALUD Y REPÚBLICA
    Daniel

  53. Javier Castuera says:

    A Daniel(57): Lo que tu planteas es lo que debería ser, efectivamente. la realidad sin embargo no es esa. El otro día estuve en el edificio administrativo que la Xunta de Galicia tiene en Lugo, donde resido ahora, y pude observar como se el sistema actual ha creado toda una serie de funcionarios que no son necesarios. Puedes ver allí, como existen infinidad de directores, adjuntos, etc, etc, etc., igualmente puedes ver como la inmensa mayoría no está haciendo nada absolutamente.
    Ahora dime si esos funcionarios agradecidos que han de “vivir” ellos y sus familias, van a dejar de mantener el sistema politico que les dá el sustento por muy elevada que sea su convicción de que lo ideal y justo sería un sistema político como el que aquí se propone. No es que esta mañana de domingo en la que aquí, incluso, hace sol, yo me encuentre en un estado pesimista, no.
    Un saludo afectuoso.

  54. María José Martínez González says:

    A D. Antonio (40) y a todos:

    Gracias a D. Antonio, a mí también me encantó conocerle y escucharle.

    Comentarle que me parece una gran idea la del certificado de abstención propuesto en este blog.

    Mi propuesta D. Antonio es que nosotros nos abstenemos, y eso es muy diferente de NO PARTICIPAR. Yo, personalmente, me abstengo en el contenido de la segunda acepción del verbo abstener: me privo de algo que me gusta. Me gusta votar en un sistema demócratico, participar activamente, etc., y eso es muy diferente de quien no participa porque le da igual, y creo, que siendo igual la acción, (no votar), abstenerse y no participar son dos conceptos antitéticos.
    Y no sólo porque la abstención queda enmascarada en la simle no participación, sino porque es conceptual y éticamente distinta, le propongo algo, que es sólo eso, una propuesta:

    – Enviar un buro fax a la Vicepresidenta del Gobierno indicándole que el día 27 de Mayo los miembros y simpatizantes de MCRC quieren abstenerse de forma consciente, diferenciándolo
    de la no participación, por los motivos que usted sabrá transmitirle mejor que nadie, y que a tales efectos ruega disponga que en las mesas electorales se habilite certificado para cuantos lo solicitemos.

    Después tocará difundir ese buro fax cuanto podamos, que probablemente en un mes no consigamos muchísimo, pero en mi tierra (que es la suya) decimos que todo lo que suma no resta.
    Un cordial saludo

  55. María José Martínez González says:

    Al 28

    Estimado Alejandro, vivo en Granada. Y a tu disposición.

    Un cordial saludo

  56. pedro ortigosa goñi says:

    No entiendo la vida sin pasión y sin libertad. Por eso, quiero implicarme en este movimiento a fondo. Una sugerencia: en vez de MCRC, ¿no sería mejor CRC? (Movimiento puede tener connotaciones peyorativas por el pasado, además, es más corto, y capicúa. Pues bien, vivo en S. Agustin del Gadalix, y etoy esperando encontrar miembros de la zona para entrar en acción. Es hora de actuar después de tanto discurso, del compromiso personal e incondicional. Hay mucho en juego. Otro cuatro años más de politicastros y filibusteros y puede que sea demasiado para este país.
    ¡Viva España y la República Constitucional!

  57. pedro ortigosa goñi says:

    ¡Acción! ¡Acción! Sus palabras, D. Antonio, nos iluminan e ilusionan,pero sin la acción morirán sin dar fruto. Hay que pegar carteles, como con el Franquismo, mejor todavía, salir agrupados a las calles, plazas, megáfono en mano, y gritar la verdad, para despertar a los ciudadanos, refugiados en el nihilismo individualista y en la resignación e ignorancia voluntaria. Usted, D. Antonio, tiene que ver los frutos de su fecunda y original obra. Es un momento histórico
    para todos los hombres de verdad, dignos y solidarios.

  58. pedro ortigosa goñi says:

    Soy poeta, dramaturgo y cineasta. Puedo contribuir a este movimiento con mis obras: tengo una farsa: “Y a los 30 años resucitó”, en la que Franco, tras 30 años de demagogia y manipulación(1987 de Orwell, en una ingenuidad), se revuelve en su tumba y, como el Cid, vuelve a conquistar España con la ayuda de un batallón de gaiteros asturianos, desde Covadonga. Ya en la Moncloa, antes de retirarse de nuevo a los Caídos, abronca a los españoles por dejarse manejar como imbéciles, pidiéndoles disculpas por sus cuarenta años de dictadura. Todo ello en plan de parodia y farsa.

  59. pedro ortigosa goñi says:

    Como cineasta, a ver qué os parece esta ocurrencia para un spot de campaña política:
    Un español entra en el parlamento y, con la amenaza de hacerlo volar por los aires con la dinamita que lleva adosada a su cuerpo, hace confesar a todos los presentes, su usurpación de la soberanía de los españoles, sus abusos, demagogias, et, en fin, su indignidad, todo ello grabado y transmitido por la TV pública. Tras hacerles confesar, saca un balón(la supuesta dinamita) bajo de su ropa, y se lo lanza a los parlamentarios, los cuales se ponen a jugar ak fútbol, como si nada.

  60. David Serquera says:

    Querido Antonio, amigos,

    Ayer fui a ver una pelicula en el cine titulada “la vida de los otros” que recomiendo a todos los miembros del MCRC y en especial a Javier Castuera por su comentario 58.

    Creo que el libro de las sintesis adefesicas no podra estar editado para las proximas elecciones, pero creo que podriamos editar un panfleto con “Los tres discursos de Abril”, los pronunciados por Antonio en Madrid, Totana y Vigo, y distribuirlos de forma masiva. La trilogia de Abril merece ser editada. Que os parece?

    Un saludo.

  61. Isidro says:

    Anoche me acosté pensando en colocar una pancarta en mi calle pidiendo la abstención activa;y esta mañana,despierto pero aún en la cama-las mejores ideas siempre se me ocurren ahí,a primera hora,te despiertas y el coco comienza funcionar el solito,como un reflejo,sin pedir permiso…a ustedes también les pasa,¿no? ;lo que decía,esta mañana se me ocurrió colocar también otra pancarta en la autopista TF-5,donde cada día desde hace años se embotellan para ir a trabajar a la capital y al sur de la isla más de 80 mil vehículos.

    Hay muchos puentes, ideales para colocar las pancartas.En la península también hay unas cuantas autopistas…con sus puentes esperandonos.

  62. Martín-Miguel Rubio Esteban says:

    Querido Antonio: Tu discurso en Totana no sólo es una magnífica síntesis de tu teoría política -a la que añades tu investigación genealógica/etiológica de la representación – sino también la estructura y organigrama de una Constitución; todas las vigas ya están, sólo falta levantar los tabiques. En una única cosa, querido amigo, discrepo: En la Eucaristía no hay representación ninguna, sino sobreabundancia de presencia y de Ser. Un abrazo, y enhorabuena por tu cerebro genial

  63. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 58

    Querido Javier

    No comprendo tu discrepancia con Daniel, pues ambos decis lo mismo, ambos conoceis la misma realidad y ambos quereis cambiarla por un mismo deber ser. Gracias por tu constante ayuda.

  64. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 59

    Querido Maria Jose

    Tu comentario es formidable. Pero yo no debo relacionarme con ningun cargo gubernamental. El Club Republicano y Arde pueden hacer la gestion en nombre del MCRC, comunicando a la prensa la peticion cursada a la Vicepresidencia, y como dices, difundiendo el burofax. Pero no debemos abandonar tu primera iniciativa, pues a muchos abstenconistas les encantará no salir de su casa y hacer constar que no son indiferentes a la politica, sino adversarios del sistema de listas de partido. Mis recuerdos para tu suizo y afectos para ti.

  65. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 61, 62, 63 y 64

    Querido Pedro

    ¡Pero si ya estamsos en la accion! Estoy de acuerdo con todo lo que dices, incluso con el proyecto de pelicula, cuyo guion es mejorable dentro del humor español, que en las materias cómicas es muy entretenido y realista.

    En cuento a cambiar las siglas, aunque sea cierto que la palabra movimiento fue gastada por el fascismo, no por eso debemos renunciar a la palabra que mejor designa la esencia de una agrupacion dinamica, que no es un partido ni una asociacion cultural. Recuerdo que durante la guerra fría en EEUU era sospechoso usar la palabra Paz porque Stalin la había hecho seña de identidad y consigna de su Regimen. Adelante

  66. Javier Castuera says:

    D. Antonio, la opinión que he hecho no implica nada en relación con la ilusión que tengo en su proyecto que hago, si me lo permite, mío también. Se trataba únicamente de recordar que existe “ahí fuera” una cantidad ingente de estómagos agradecidos( lo que aquí se denomina servidumbre voluntaria) a los que les resultará muy difícil desprenderse de la servidumbre que soportan. Después, leyendo un artículo he sabido que esos funcionarios, una parte significativa puestos a dedo, son uno por cada 18 españoles, es decir, 2 millones y algo.
    Mi entusiasmo por ser parte de este movimiento al que usted ilumina y mi lealtad hacia él es inquebrantable y espero que en el futuro lo que digo pueda demostrase. Nada más era eso. Un saludo afectuoso.

  67. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 65

    Querido David

    Tu iniciativa, que apruebo por completo, me ha recordado el mas famoso texto de Lenin, “las tesis de Abril”. Fue programa de la Revolucion de octubre. Escribire mañana el discurso de Vigo con el siguiente titulo: ¡ABSTENTE! Sigue aportando ideas para la accion. Abrazos.

  68. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 66

    Querido Isidro

    Hasta ahora has sido modelo de eficacia. Tal vez puedas realizar en tu region los sueños que te iluminan la accion. Con todo mi apoyo.

  69. Hortensius says:

    ¡CUANTA FELONÍA¡

    ¡Qué mostrenca y fea la “felonía”¡. Pero es palabra específicamente precisa para designar a la partidocracia y al Estado de Partidos.

    Palabra de origen medieval, si no me engaño, que designaba al que a latigazos pegaba a un esclavo.

    ¡Soltémonos ya las cadenas¡

  70. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 67

    Querido Martin Miguel,

    Soy consciente de que percibes bien el sentido de mis textos, pero te he repetido que debes ser mas precavido cuando me corrijas. Pue si he empleado el giro “representacion eucaristica” es para tomarle culturalmente el pelo a los profesores y medios que llaman representacion a una superabundancia de presencia, puesto que los partidos y sus diputados estan doblemente presentes en el Estado. Tu correccion demuestra que no has entendido mi descubrimiento de que los diputados tampoco son representantes de los partidos. Esta dicho expresamente en mi texto. Deberías tentarte la ropa antes de corregirme. Llevabas un tiempo de prudencia que daba animos a los demas. Tu crítica puede hacer creer que desconozco algo tan elemental como el misterio de la eucaristía.

    Lo de Totana ha sido formidable. Mi reunion con los bachilleres ha sido tan espectacular que me gustaria repetirla en Valdepeñas. ¿Puedes tu organizarla? Abrazos.

  71. Carlos Angulo says:

    Maria Jose, Antonio:

    He estado dándole vueltas en la cabeza al tema de la urna del “no voto” y me he dado cuenta de que estaba equivocado.

    Maria José (59): Me encanta la distinción que haces entre abstenerse y no participar. La abstención es una participación activa, la antítesis de no participar. Por eso, la urna del “no-voto” cobra un sentido nuevo para mi, totalmente justificado.

    Había tomado esta urna como un medio para convencer a los que depositan su voto en las urnas convencionales de que no lo hicieran. Pero deduzco que no es así, que esta urna del “no voto” es para reforzar la posición y contabilizar o dar voz a los abstencionistas conscientes, como nosotros.

    Un abrazo

  72. David Serquera says:

    Para la edicion y distribucion de panfletos en estos momentos.

    En estos momentos el MCRC puede editar y distribuir panfletos (mas de cinco hojas y menos de 48 hojas segun la UNESCO)si cada miembro es un impresor y un distribuidor. El uso de internet hace facil la edicion y distribucion electronica a los cuatro puntos cardinales del panfleto. Desde cada monada o cada hogar de los miembros del MCRC se puede imprimir facilmente y sin un costo elevado con una impresora estandard. De ahi cada uno puede encontrar el punto de distribucion y el radio mas eficaz. Algunas de las tecnicas de distribucion son el envio postal, el buzoneo, la entrega en mano en concentraciones culturales, grandes superficies comerciales, peluquerias, panaderias, distribucion desde vehiculos, aereos o terrestres etc. (siempre me ha atraido la distribucion de panfletos desde un globo aerostatico, quizas el Club Republicano tenga medios para alquilar un globo y hacer una siembra a baja altura sobre un punto neuralgico).
    Creo que podemos distinguir entre los panfletos politicos destinados a una difusion rapida y gratuita en un momento puntual clave y los libros destinados a la difusion didactica de contenidos, puestos a la venta a un precio politico pero con un objetivo de recuperar la inversion a traves de una amplia difusion y bajo precio.
    Si os parece bien alguien con experiencia en algun programa de edicion electronica puede editar “Los tres discursos de Abril” y colgarlo en la red para que cada uno los imprima y los distribuya de la forma mas eficaz que pueda. El metodo de encuadernacion puede variar, siendo tan simple como un encolado o grapado. Material tenemos de sobra para complementar la trilogia de Abril, recordad los principios y valores y los graficos sobre el sistema creados por Miguel LF (Un abrazo Miguel).

    Saludos de primavera.

  73. David Serquera says:

    Sobre la urna del No voto,

    La idea es buena pero hay que ver que producira resultados escualidos en favor del No voto en momentos prematuros.

    Maria Jose, estare pronto en Granada, quizas podriamos tomar una taza de te juntos.

    Saludos.

  74. Alejandro Pérez says:

    David, tengo dos caricaturas más que te enviaré mañana.

    Si no hay otro voluntario, yo podría recopilar los tres discursos y prepararlos en un archivo pdf para que cualquiera pueda descargarlos e imprimirlos.

    Saludos a todos,

    Alex

  75. María José Martínez González says:

    AL 78

    Cuando quieras David, al final te dejo mi correo. Un té y Granada no son mala combinación. Espero estar por aquí.

    En cuanto a los escuálidos resultados, son de imaginar, pero todo tiene otras medidas que hay sopesar, y esto también:

    1. Nos servirá a nosotros mismos para entrenar modos de organización, para dimensionar nuestra capacidad de acción y detectar lo que seguramente nos saldrá bien, y otras muchas cosas que mejorar.
    2. Dará al movimiento la solidez de un planteamiento ético en cuanto al contenido de la abstención que servirá de referencia.
    3. Empezaremos a tener propuestas en las que demos voz a ciudadanos que hoy no la tienen.

    …Y sorprenderemos, creo que sorprender ya es en sí un éxito en una estrategia.

    Luego, creo, debemos no generar falsas expectativas en nadie. Son los comienzos con las perspectivas de los comienzos, y nada más, pero poner en marcha medidas concretas ya es un éxito en sí, ya demuestra una capacidad de acción y una posición definida. Sólo eso, a lo mejor, es importante. Me parece más momento de preocuparse por sembrar bien que por recoger.

    Un abrazo
    mjmabogado@yahoo.es

  76. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 81

    Fantástico comentario, querida Mª José. Y eso que los granadinos, privilegiados con la suerte de vivir en la belleza natural que los rodea por doquier, se inclinan mas por las ilusiones que por las acciones. Un beso de admiración.

  77. David Serquera says:

    Querido Antonio,
    Como es que no me habias hablado antes de tu paisana? Creo que el te que tomemos juntos traera consigo algo mas que una mera ilusion pasajera.
    Saludos.

  78. Pedro says:

    Hola a todos.

    Como totanero, me siento afortunado de encontrarme en medio de este experimento político y confío en su éxito por el bien de todos. No soy experto (ni por lo más remoto) en cuestiones políticas y/o legales, pero quisiera expresar mi modesta opinión sobre algunas ideas que se tratan aquí.

    Considero que en general a nuestra sociedad no le preocupará el “Sistema” y no les importará ser “ignorantes” mientras éste permita seguir manteniendo el estilo actual de vida, consumista y cómodo para la mayoría de los españoles. La falta de crítica se acentúa en las nuevas generaciones, víctimas de un sistema educativo cada vez menos exigente que no proporciona herramientas suficientes para
    detectar la distorsión y manipulación de la realidad que nos muestran los medios de comunicación a diario. En el fondo esto es coherente, porque al Estado le interesa que la población sea lo menos culta y crítica posible para perpetuar sus procesos. Es de agradecer en este sentido la labor divulgativa de D. Antonio García-Trevijano, por quitarnos la venda de los ojos y ofrecer una alternativa a este cúmulo de corrupción, despilfarro e incompetencia que asola el panorama político actual.

    La política resulta útil en tanto en cuanto sea capaz de dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos, así que no hay que preocuparse demasiado por la manera en que se puede acabar con el Sistema actual porque se derrumbará él solito y en poco tiempo en cuanto empiece a escasear el petróleo, el precio de los combustibles se dispare y se haga económicamente insostenible nuestro estilo de vida (ambientalmente ya lo es). Será entonces cuando la gente de todos los colores políticos, y hasta los que no tengan color,
    exigirán a sus gobernantes las soluciones inteligentes de las que carecen y esto provocará una serie de cambios radicales en muchos aspectos, entre ellos el político. Eso contando con que no nos matemos unos a otros por unas gotas de gasolina.

    En los comentarios 29 y 30 al discurso del Ateneo de Madrid se pone el dedo en la llaga al relacionar la política con la Termodinámica, cuyas dos leyes fundamentales dicen básicamente que la cantidad de energía es constante en el universo, y que la entropía (magnitud física relacionada con la energía no
    reutilizable) siempre aumenta. La Historia nos demuestra que hasta las civilizaciones más avanzadas como pudo ser el imperio romano en su época fracasan si no están basadas en un sistema energético y de aprovisionamiento suficientemente sostenible que permita mantener el desequilibrio termodinámico necesario para que la energía fluya y la maquinaria funcione, es decir, sufren una “muerte entrópica” cuando ya no pueden consumir la energía o recursos que necesitan para mantenerse. Por tanto, el poder real lo tienen las compañías energéticas (oligarquía) y no el Estado. Para que un modelo de Estado realmente democrático
    como el que propone el MCRC funcione, es imprescindible democratizar primero la energía que lo sustenta, o sea, que cada cual tenga los medios suficientes para generar y disponer de la energía que necesita. Sólo entonces existirían garantías de éxito a largo plazo, y
    supongo que como la inteligencia es una de las premisas del Movimiento, seguro que ya hay alguien trabajando en ello.

    Si he entendido bien, según las tesis de D. Antonio García-Trevijano las leyes españolas elaboradas desde 1978 carecen de legitimidad porque el Congreso no es representativo. Tomen entonces como punto de partida las dos leyes fundamentales de la Termodinámica, legítimas e inviolables en todo el universo conocido, y en particular en el subsistema termodinámico que pretendemos gestionar llamado España, sean conscientes de su trascencencia
    y verán como todo va bien. Por cierto, estas leyes prohíben los móviles perpetuos, y eso va por el comentario 7 al discurso del Ateneo.

    Saludos y perdón por haberme extendido tanto.

  79. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 83

    Porque no la conocía, querido amigo. ella se ha identificado en Totana. Hasta pronto.

  80. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 84

    Bienvenido, querido Pedro

    Planteas temas muy dificiles que a los que ya di una resoeusta en los comentarios que citas del Discurso del Ateneo. Repito que no somos tecnocratas, sino cientificos de la libertad politica. Y desde luego sabemos que la igualdad absoluta destruiría la vida social. Hay en el movimiento investigadores de biología y fisica que gran calidad que han encontrado las bases de equiparacion de mi teoria a una discipliba
    cientifica. Pero tus ideas seran contrastadas. Mi conocimiento de la historia me impide pensar que los sistemas se caen por si solas. Tenemos que empujarles, y tener presta la alternativa. Hasta la proxima vez, mi afectuoso recuerdo.

  81. Antonio says:

    Sin embargo no dejo de pensar que la abstención sólo puede beneficiar a aquellos que no quieren la verdadera libertad política. Aunque sólo participara el 10% del electorado, aunque la crisis política estuviese frente a sus narices, el sistema encontraría 1000 razones para justificar la situación. Y mucho me temo que los que simpatizamos con este movimiento tenemos en común una determinada inclinación ideológica, o mejor dicho, una determinada forma de pensar, más cercana al progresismo. La verdad, no lo veo claro. Me gustaría abstenerme activamente, pero no quiero que mi abstención sea aprovechada para que un determinado grupo político se beneficie, y se crea con legitimidad para acabar aprobando, por ejemplo, un plan urbanístico que puede representar la crónica de una muerta anunciada en Totana.

    Por la libertad política!

  82. Javier Agraz says:

    A Don Antonio Garcia-Trevijano en su replica # 32:

    Don Antonio, en su replica me pone los “puntos sobre las ies” y se lo agradezco. Es verdad hay que ir por la vida con orgullo (ademas de otras cosas) cuando uno se sabe tan proximo a la verdad. Sabe usted lo que pasa Don Antonio, que no me gusta como se expresa la gente en Espanha ultimamente, hay tanta demagogia, mala leche e ignorancia que no quiero que esta verdad sea mal interpretada o distorsionada en ningun foro, quisiera yo que todos los espanholes conocieran la mentira como y los razones de la misma con la misma claridad que yo he tenido la suerte de aprenderla. No se si me explico, al final la gente habla de temas politicos con la misma frivolidad que lo hace de los cuernos de Cuquita, el gol de Pepete y se queda todo ahi.

    Un abrazo y gracias

    Javier Agraz

  83. Javier Castuera says:

    (al 84)Estimado Pedro, lo que vienes a decir, según deduzco de la lectura de tu exposición es lo mismo que ya se ha expuesto aquí y que no es otra cosa que la necesidad de influir en un cambio de tal magnitud que permita que la República Constitucional sea instaurada. De ninguna otra forma se puede “democratizar la energía” que no sea mediante la toma de postura de un Parlamento elegido democrática mente por ciudadanos políticamente libres y dueños y señores de la creación y dirección de su propios destinos. Ese poder en la sombra, ese poder absorbente capaz de imponer su ley( durante muchos siglos ya) y que controla la energía no es nada o nadie si no es capaz de comprar voluntades. Pero si se consigue instaurar una República Constitucional, los que la hayan instaurado, es decir todos, una vez probada la satisfacción que se experimenta con la verdadera libertad política, esa energía, se acabe o no, dejará de ser un problema. Como ves se trata, primero, de alcanzar la libertad política( mediante la auto-negativa a participar votando), segundo, fundando la República Constitucional( con el sistema verdaderamente democrático que el MCRC propone ) para mantener, ampliar y asentar esa libertad política. La energía, y no sólo ella, se democratizará logrando lo antes expuesto. Estamos comenzando en el logro de que cada cual tenga su propia energía. Tanto tú como muchos de nosotros hemos llegado a tiempo de estar y formar parte de la mecha.
    Más difícil que el control de la energía es conseguir apaciguar el espíritu del hombre para que desde ahí se asiente y se acostumbre a su propio autoreconocimiento.

    Una palabra que circula, de boca en boca, una palabra que germina en una idea, en una suma de voluntades, una idea que crece, florece y cuya diáspora poco sabe del terror, de la intimidación, de la muerte. Una palabra que acepta su destino, que camina firme y orgullosa hacia su final sabedora de que este es tan solo el comienzo, consciente de que la palabra justa debe ser respaldada, que el fin último así lo reclama.

  84. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 87

    Querido Antonio

    No quiero abrumarte. Conozco ese pobre modo de argumentar en funcion de lo que crees que hará tu adversario, y no segun tu convicción. Es típico de la izquierda participativa en las dictaduras o las oligarquías. Gramsci lo puso en ridículo. Pienso dedicar mi discurso de Vigo a este tema. Pues es argumento de IU para pedir que se vote. Estais obsesionados con lo que se dirá despues sobre las causas apoliticas de la abstencion. Como si esa excusa fuera valida. Si supieras que eso ya lo decia la izquierda en las elecciones franquistas. En fin, espera leer mi discurso de Vigo. Aunque sé que será vano. La izquierda comunista nunca ha preferido la libertad politica. En realidad, no sabe lo que es. Y buen gente como vosotros, se moviliza por causas justas, pero ridiculas en comparacion con el objetivo de la libertad. Hace 50 años que oigo tu argumento. ¿Acaso está la ecología mejor desde que la izquierda puede impedir que se urbanice una parcela serrana?. No digas por la libertad politica, pues la subordinas a otras causas. Para ti no lo es lo primero, pues votas a la servidumbre voluntaria.

  85. Jose Antonio Tomé says:

    Mis primeras ; esas virginales sensaciones que te recorren el cuerpo y hacen que se te agranden las pupilas y una mezcla de fuerza rabiosa se apodera de ti cuando descubres que ya es demasiado tarde, te has dado cuenta, y ya sólo puedes ser fiero enemigo de la falacia.

    Esas primeras se tornan perennes forjando tu espada espartana.

    Ahora te das cuenta de que estas más vivo.
    Y más enfadado.

    Muchas de esas primeras las vi en los ojos de Oscar enzarzado en múltiples batallas dialécticas, todo tipo de enemigos.

    Esos ojos se tornaban emocionados y esperanzados cuando decía “el Trevi tal” , “el Trevi pascual” ; el Trevi el Trevi.

    Luego el transcurso del tiempo, ojos de rapaz en el territorio de los derechos intocables, las pipas de la paz no echaban humo.

    De repente nos unimos en manada.

    De repente invasión de palabras a cada cual mas cultivadora de pasión, avance y lucha, estaba ocurriendo; que resucitación a la modorra.
    Mi gente participando, punta de afilada lanza.

    La sensación de pureza y de calidad humana que emanaban el ateneo, y más tarde Totana no deja indiferente a nadie que no sea un tocino.
    Para colmo me venían recuerdos entrelazados de mis antepasados alpujarreños. Ese sentimiento de familia.

    Y ese reflejo que vemos los unos en los otros es el que nos debe hacer invencibles. Sólo nos debe dar permiso nuestra diosa la madre naturaleza.

    Ya me despido, ha sido un placer compartir en el ateneo y Totana, gracias Antonio, gracias a todos. Seguiremos compartiendo, seguiremos luchando.

    Gracias. Y un fuerte abrazo.

  86. Thùlio says:

    Al comentario 87
    En la reflexión hay que partir de una premisa ineludible: la LIBERTAD.
    Si no existe la plena Libertad de cada persona, no elige; en todo caso vota. La elección es una acción reflexiva, meditada e intencionada, que debe partir del conocimiento de las opciones. También de la lealtad que muestren los cabecillas de esas opciones y de su revocación en caso de desmán.

    Dices que tu abstención puede suponer, que alguien se lucre para su solaz y provecho. Puede ocurrir, pero pensemos más allá. Qué pasa con el voto de muchas personas, que se ha decidido que no voten, porque su voto “no es reflexivo”: menores de 18 años. ¿Cuándo se ha determinado que se adquiere el uso de razón?: mucho antes de los dieciocho años. ¿Cuándo se adquiere capacidad para contraer matrimonio?: mucho antes de los 18 años. ¿Hemos limitado el coeficiente intelectual para votar?: no; ¿y para ser responsable penal?: sí. ¿ ?

    Las normas que nos damos dan derechos y deberes, que permiten que unas personas actúen y otras no. Todas aquellas personas que hemos excluido, no deciden, ni eligen y lo vemos bien. El aforismo de “una persona, un voto”, lo filtramos y matizamos conscientemente y con total conformidad colectiva. No quiero pensar, que alguien crea, que si no vota es infante, loco o reo. A estos se les desautoriza; la abstención consciente no requiere permiso licencia o tolerancia.

    Miles, tal vez millones, de votos no son reflexivos, porque no saben qué están haciendo. Por poner un ejemplo: ¿era el comunismo de 1975 (el tío Pachi vivo), el mismo que en 1978?. En sólo tres años se pasó de la colectivización y la República, al liberalismo (Pactos de la Moncloa) y la Monarquía (Constitución XII-78). Quien votaba en 1979 (primera votación constitucional) ¿era consciente del cambio habido en el P.C.E.? ¿Elegía, o se dejaba guiar por una simpatía?

    La Libertad se habría adquirido, si quien echaba su papeleta, conociera la evolución, analizara los programas (aunque no sirven para nada, porque quien los publica no se compromete), eligiera “su representante” y no el del partido, recibiera gestión periódica de su representante, percibiera la lealtad de la palabra empeñada, tuviera en su mano la decisión final y pudiera revocar el mandato… Lo que evidentemente no ocurría entonces. Ni ocurre ahora.

    El Pueblo no ha estado eligiendo en libertad, sino en una servidumbre voluntaria y catatónica: con estupor mental e hiperestesia circunstancial ante la fecha de votaciones. Miles de votos, millones decía antes, creen que deciden y modulan la acción política: nada más falso. La Libertad no puede venir de un sistema corrupto, sino de la profunda regeneración de la Política. Si un partido actual defendiera la Libertad y el resto no, abstenerse favorecería a los que no defendieran la Libertad. ¿Alguno de los actuales la defiende? Luego no se beneficia a ninguno.

    No debemos confundirnos. Si no votamos, nuestra voluntad no es que se beneficie uno u otro sostenedores del engaño, sino que se elimine la incapacitación impuesta, mediante el “laissez faire, laissez passer” del vulgo. Quienes defienden la Democracia, rechazan bastardías.

  87. jmares says:

    Quizás como complemento, o apostilla al comentario 91, quiero añadir unas frases de Cornelius Castoriadis, en Le contenu du socialisme, 1957:

    ” La democracia no es el voto relativo a cuestiones secundarias, ni la designación de personas que decidirán por ellas mismas, fuera de cualquier control efectivo, sobre las cuestiones esenciales. La democracia no consiste tampoco a llamar a las personas a pronunciarse sobre cuestiones incomprensibles o que carecen de sentido para ellas. El dominio real es el poder decidir por si mismo sobre cuestiones esenciales y hacerlo con conocimiento de causa. En estas cuatro palabras: con conocimiento de causa, se encuentra todo el problema de la democracia”.

    http://malvasiablog.blogspot.com/2007/04/con-conocimiento-de-causa.html

  88. José Amador says:

    Pese a todas las dudas y objeciones que se pueda encontrar a la abstención, sigue siendo la única opción que tenemos. Si el “juego” no es limpio, hay que abandonar el terreno de juego. De nada sirve que juegues y protestes al árbitro cada jugada pues, al final tendrás que aceptar al vencedor como legítimo titular del trofeo. Por el contrario, si abandonas (te abstienes), no reconoces legitimidad alguna al vencedor. El mismo vencedor, aunque nunca lo dirá en público, también debiera sentirse deslegitimdado. Lo que piensen y digan es irrelevante, lo importante es que el público (el pueblo) vaya dándose cuenta de que no hay siquiera competición. Saludos Republicanos.

  89. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 91

    Gracias Thulio por tu edificante contestacion al triste y mezquino comentario del que es un ejemplo paradigmatico de buena persona y de seguidor acrítico de consignas, creyendo que es original. La verdad esperaba mas capacidad en Antonio, (87), pues vi en el muchos aspectos positivos.

  90. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 92

    Querido jmare

    Gracias por el bello texto de Castoriadis. Lo haría mio si en lugar de la palabra democracia hubiera puesto libertad. Abrazos

  91. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 93

    Querido José

    No es posible resumir en menos palabras el mejor argumento practico de la abstencion. Enhorabuena y gracias.

  92. antonio garcia-trevijano says:

    al 91

    Querido José Antonio

    No había visto tu comentario. Pronto seréis miles y miles de Oscar y Tomé. La confianza mutua y la alegría de la juventud será lo que siempre encontrareis a mi lado. No sabía que tus antepasados eran paisanos de los míos. Habrás apreciado la solidez orgiveña en el comentario de Francisco. Hemos fundado algo que nos sobrepasa. Hasta pronto.

  93. Francisco Álvaro says:

    Querido maestro, amigos:

    Me parece de gran calado la idea de que sea precisamente un juez local, ó jueces en el ámbito monadal, los que tengan la facultad, a la luz de las pruebas del incumplimiento de unos criterios medibles emanados del programa electoral, los que destituyan al representante de la mónada en la Asamblea Nacional.
    Los programas políticos adquirirían súbitamente altas dosis de realismo y de responsabilidad, alejando de la función política al demagogo profesional y al pisaverde voceril.
    La función judicial adquiriría un prestigio social importante para el buen desempeño de sus funciones, al estar almacenado en su seno, el programa ganador, el sancta santorum de la soberanía nacional.
    Se podría además articular los mecanismos necesarios para que a esos criterios ganadores se pudieran añadir otros, o modificarlos, surgidos de la voluntad y necesidades de la mónada a lo largo de la legislatura.

  94. Eduardo Martín says:

    Estimado don Antonio:

    Ha sido un verdadero placer y un privilegio haber tenido la oportunidad de escucharle en Totana. No esperaba encontrar tanta vitalidad y tanta jovialidad en un hombre de ochenta años, y menos aún una defensa de la libertad tan clara y contundente. No puedo sino admirarme y felicitarle por ambas cosas, y muy especialmente por la segunda.

    Comparto la idea de que es en la falta de libertad donde radica el problema de la política. Creo que lo que hoy llamamos democracia política no es sino una expresión engañosa, una pura contradicción en los términos. Nuestra democracia política es efectivamente “política” —es ejercicio del poder— pero no “democracia” —no es respeto y defensa de la libertad individual—. Un poder público que se extiende hasta abarcar el cuarenta por ciento de la renta de un país es necesariamente incompatible con la libertad —con la política y con todas las demás—. Quien hoy se declara demócrata no es, ciertamente, un defensor de la libertad sino un servidor voluntario.

    Quizá nadie haya expresado esta idea de la servidumbre voluntaria mejor que Rousseau, cuando en su obra “Emilio o de la educación” se dirige a los preceptores con estas palabras: “Que [Emilio] crea ser siempre el que manda, pero, en realidad, sedlo vosotros. No hay sujeción tan perfecta como aquella que muestra apariencia de libertad; así se cautiva la voluntad misma”.

    Rousseau no defiende la libertad sino su apariencia. Defiende la libertad del gobernante y la servidumbre voluntaria de los gobernados. Pero la servidumbre voluntaria de los gobernados es la peor de todas las servidumbres precisamente porque cuenta con su aprobación. Así se entiende y se explica que la “voluntad general” de los gobernados no sea en realidad sino la voluntad del gobernante al que sirven, exactamente igual que la voluntad de los electores no es hoy sino la voluntad del político al que votan y que la pone al servicio no de los intereses de sus votantes sino al de los de su partido. La “voluntad general” es una abstracción, y por eso no puede generar verdadera representación política. Pero sin verdadera representación política no hay verdadera legitimidad democrática.

    Con todo, creo que la falta de representación es sólo una parte del problema. Considero que el verdadero problema está en la intervención del Estado en la sociedad, cuya premisa y consecuencia es la negación y el secuestro de la libertad y la responsabilidad individuales. La intervención del Estado en la sociedad implica la utilización del poder contra ella e implica también la lucha partidista por conseguirlo y mantenerlo. Y es la lucha política, cuya intensidad aumenta en proporción directa a la magnitud del poder, lo que lleva inevitablemente al enfrentamiento social. El economista norteamericano Thomas Sowell lo ha demostrado más allá de toda duda en su libro “La discriminación positiva en el mundo. Un estudio empírico”, publicado a finales de 2006.

    La coartada para esa continua y creciente intervención del Estado en la sociedad es, se dice, su “construcción” y “organización”. Su fin, la búsqueda y realización del “bien común”. Pero resulta más que dudoso que pueda hablarse hoy de un bien “común” (a toda la sociedad), cuando ni siquiera se reconoce como tal la propia nacionalidad española, de la que reniegan abiertamente cientos de miles o millones de nacionalistas catalanes, gallegos y vascos. ¿En qué consiste, por otra parte, el bien “común” de la política económica, en la privatización de la industria, la banca y las grandes empresas, o en su socialización? Tampoco está nada claro cuál sea el bien “común” de la política exterior. ¿Pasa la seguridad de España por la alianza estratégica con los Estados Unidos de América, o pasa por la alianza con sus enemigos, los totalitarismos comunistas y las teocracias islámicas?

    Creo que el único bien verdaderamente común en el que pueden ponerse de acuerdo cuarenta millones de individuos (o cuatrocientos, o cuatro mil millones) es justamente en la defensa de la libertad de cada uno. De hecho, todo el mundo la defiende y la reclama (o al menos todo el mundo dice defenderla y reclamarla). La reclaman incluso aquellos que la niegan a otros —por ejemplo en nombre de la “igualdad” o de la “justicia social”—, pero que en ningún caso están dispuestos a cederla ellos mismos. La premisa es la de siempre, la de todo dictador: yo tengo razón y tú estás equivocado, porque yo busco el bien “común” y tú buscas tu propio bien privado. El dictador, para justificarse, siempre tiene que situarse intelectual y moralmente por encima de los dictados. Aunque nunca tenga razón. Aunque lo que tenga sea la razón de la fuerza, en vez de la fuerza de la razón.

    Creo que el auténtico enemigo de la libertad es el poder político. Y por eso entiendo que un Movimiento Ciudadano por una República Constitucional sólo podría mejorar la situación si además de reducir la abstracción de la representación política redujera también y sobre todo la magnitud del poder, y con ella la lucha por conseguirlo y mantenerlo. Sólo reduciendo la intervención del Estado en la sociedad puede conseguirse la verdadera libertad.

    Un afectuoso saludo a todos los defensores de la libertad.

  95. Hortensius says:

    Grande discurso el de Trevijano en Totana, con su cuatro partes específicamente delimitadas:

    Un exordio hacia el auditorio benévolo y atento a la vez, señalando y atrayendo la atención del mismo, disipando dudas, granjeando simpatías, fijando el interés , estableciendo el tema u objetivo.
    Una exposición extensa y fecundísima contando los hechos necesarios para demostrar la conclusión que se persigue. Entra en la partitio despojando al asunto de los elementos que no nos conviene desarrollar y amplificar. Los recursos estilísticos, de primer orden. Una argumentación preñada de pruebas que confirman la propia posición revelada en la exposición y que refutan incontestablemente las tesis que sostiene la partidocracia felona. Una peroración destinada a inclinar afectos, emociones, recurriendo a móviles éticos y pragmáticos.

    De nuevo Trevijano ha estado soberbio en el fondo y en la forma.

    ¡Todo un ejemplo de retórica clásica¡.

  96. Luis Sanchez de Rojas says:

    A Eduardo Martin:
    En este foro existe el acuerdo tácito, y pienso que también expreso, de no debatir cuestiones ideológicas. Y una de ellas es el menor o mayor grado de intervención del Estado en la Sociedad, liberalismo o socialismo a fin de cuentas. En su momento, una vez conseguido el fin perseguido, la conquista de la libertad politica, cada uno luchará por lo que considere oportuno.

    Un saludo cordial, de una persona que no se considera defensor de la libertad, por que nunca la ha tenido. Si que lucho por conquistarla.

    República y Lealtad.

  97. Javier Castuera Páez says:

    Bueno, proponer la libertad política de los ciudadanos mediante el establecimiento de la verdadera democracia implica, a mi modo de ver, un limite básico e importante a la intervención estatal o a su actuación. A partir de ahí la mayor o menor intervención del Estado lo será en “cuestiones logísticas”.

  98. Óscar says:

    Querido Antonio, amigos:

    Querido Antonio, enhorabuena por el discurso caliente de Totana. Fue free jazz. Dibujaste muchas más acrobacias provocativas entorno a las letras que en Madrid y el efecto buscado en ese auditorio concreto llegó. La relación se hizo más estrecha entre las ideas, las inteligencias, las respiraciones. El remate fue la alegría de los chavales durante la mañana siguiente. Todavía me entretengo con el recuerdo de sus sonrisas regocijadas en puro escándalo, a los quince años.

    Técnica política. Me asalta una duda en lo que se refiere a la revocación del diputado. ¿Por qué dejarlo en manos del juez?, ¿no sería hermoso que el elector estuviese implicado en tal revocación, es decir, obligado a ser al menos en esa coyuntura, clase política?, ¿no se aleja tal posibilidad si los designados por los candidatos perdedores y el juez institucionalizan el proceso? ¿sería demasiado farragoso un comité, una mesa, una oficina, o un consejo de ciudadanos permanentemente activo, elegido quizá por sorteo y competente para convocar una consulta o más difícilmente una asamblea (ambas de participación masiva) con sólo, por ejemplo, haber recogido un cierto número de firmas en la mónada?

    Querido Eduardo, debe leer el primer principio de este movimiento para conocer la posición que ocupa el Estado en la compensación de las desigualdades naturales y sociales entre los hombres. La discusión de hasta dónde puede llegar carece de sentido si los que discuten no tienen la menor posibilidad de hacer política, es decir, son siervos. Cuando hayamos terminado con esta condición de esclavitud, como tan bien ha escrito mi admirado señor Sánchez de Rojas, quien siga atemorizado por el Gran Hermano, podrá hacer lo que le venga en gana para enflaquecerlo.

    Un abrazo.

    P.S.

    Como dije a Alejandro en Totana, la duda se ha despejado y finalmente no iré a Vigo. Hace ya tiempo que di palabra de asistir al concierto que ofrecen ese mismo día las personas que nos acompañaron en Madrid. Perdonad la patochada de no recordarlo cuando anuncié que me tendríais con vosotros. Rabio, porque me habría gustado hacerle la entradilla a Antonio hablando a los republicanos nostálgicos y nacionalistas vigueses, si los hubiere, de la asunción mariana y su extraña correspondencia con la asunción histórica de la república que fue. Al menos, ellos se libran del tostón.

  99. Lorenzo Alonso says:

    Por razones que no vienen al caso, me he encontrado ausente de mi querido Distrito de Aravaca. Por los lugares donde estuve, aproveché la ocasión (un paseo, unas cañas, una tertulia)para hablar de lo que es o no es democracia, de lo que es y no es representación política, de los objetivos que perseguimos y de lo que está haciendo un senator, AGT, que, como los antiguos padres de la América de Toqueville atraviesa en su calesa los caminos del territorio nacional predicando la Libertad política.
    Reconozco que explicando estas cuestiones he tenido el viento a favor: las elecciones francesas. Ante la pregunta “¿No te gustaría elegir al Presidente de tu nación como hacen los franceses?” no hacia falta pedir respuestas, se veia en sus caras.
    Cuando les comenté el sistema electoral para la Asamblea de Madrid con sus enormes listas de ciento y pico nombres, y para el Ayuntamiento de Madrid, otras enormes Listas de cincuenta y pico nombres, no daban crédito a lo que oian.
    Al leer de nuevo el blog me he encontrado con muchos nombres nuevos, con guiones de concretos de acción. Esto se está animando.
    Alex, David, etc. incluid en el pdf, winzip o winrar o lo que creais más adecuado, ademas de estos tres discursos algunos gráficos generales y referidos a las elecciones locales.

  100. Carlos Angulo says:

    Hoy en “Dialogos en LibertadDigital”, Cesar Vidal ha contestado a los internautas. Alguien (yo no he sido) ha metido el dedo en la yaga:

    Pregunta: ¿Cree que una república presidencialista con elecciones a segunda vuelta arreglaría en buena medida el problema nacionalista en España, como opina García Trevijano?

    Respuesta: No haría falta ir tan lejos. Con reformar el sistema electoral es más que suficiente.

    Habrá que dar un empujoncito a la opinión. Como si fuera ir tan lejos, el simple hecho de no quedarse a medias.

    un abrazo

  101. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 99

    Querido Francisco

    Me alegro de que hayas percibido la importancia de atribuir a la judicatura la decision sobre la revocacion del mandato imperativo. Hay que imaginar el futuro con arreglo a las nuevas funciones de las viejas instituciones, sin dejarse llevar por el desprestigio que tienen hoy. Gracias por tu comprension.

  102. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 100

    Querido Eduardo

    La cuestion del Estado mínimo (anarquismo de derechas) como la cuestion de Justicia mínima (anarquismo de izquierdas) no deben afrontarse desde un movimiento no ideologico que solo está inspirado por la cuestion previa de la libertad colectiva, y por la garantía institucional de la misma mediante la democracia formal. Pero tu postura, muy similar a la de nuestro Dalmacio Negro, esta integrada en el MCRC. Suscribo por tanto el comentario de Sanchez Rojas y el de Oscar. Fue muy, muy agradable nuestro encuentro en Totana. ¿Nos veremsos en otro acto similar en Alicante? Con amistad republicana.

  103. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 101

    Querido Hortensius

    Analizas mis discursos mejor que los compongo. Pues no pienso mientras los concibo en nada que me aparte de la inspiracion inmediata. Pero, luego, cundo los leo, compruebo que, como tu dices, responden a la estructura formal de los discursos de la antiguedad. Lo cual me produce satisfacción, aunque no haya cultivado el arte de la oratoria. Gracias, amigo, por tu apoyo.

  104. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 103

    Querido Javier

    Es cierto que la libertad colectiva impone de por si ciertos limites a la intervencion del Estado, pues ni un solo individuo puede ser privado de sus libertades fundamentales. Este limite no es concecuencia de la doctrina del Estado mínimo, sino de la garantía que la libertad colectiva presta a las libertades. La Constitucion no es una ley más, sino la única que garantiza la libertad de uno contra la libertad de todos los demas. Con lealtad.

  105. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 104

    Querido Oscar

    Siento muchísimo, por el auditorio de Vigo, que no me introduzcas en la jaula de los leones. La Asemblea que me invita, aunque es republicana y su presidente nos comprende, esta integrada por partidos enemigos de la abstencion y amigos del nacionalismo gallego, es decir por personas que ponen otras cosas antes que la Republica y que la libertad politica.

    En cuanto a quien debe decretar la revocacion de un diputado desleal, tu idea es romantica, pero impracticable. La izquierda arrastra una idea equivocada de la democracia participativa. En primer lugar, porque nunca ha vivido en una democrcaia representativa y no sabe lo que es. En segundo lugar, ignora que la democracia de Atenas no fue participativa. Y en tercer lugar, lo posible en un ayuntamiento o una agrupacion de centenares de personas, deja de serlo cuando son miles. No podemos dejar sitio al fracaso.
    Con toda admiracion y afecto.

  106. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 105

    Querido Lorenzo

    Somos vecinos, tu de Aravaca y yo de Pozuelo. Tu comentario ha sido muy oportuno. No solo por el ejemplo de las elecciones presidenciales en Francia, sino tambien porque alli no existe la eleccion de diputados de lista de partidos, sino de un solo diputado por distrito. Si alli hay tambien corrupcion y decadencia es porque no hay separacion de poderes (el gobierno debe ser aprobado con una mocion parlamentaria de confianza), ni por tanto democrcaia. Gracias por tu ayuda a nuestro MCRC.

  107. Antonio Garcia-Trevijano says:

    Querido Carlos

    Este tipo de periodistas no hará nada a favor de la libertad politica y la democracia, pero tampoco haran nada en contra cuando los vientos le sean favorables. Son periodistas empresarios del exito. Un fuerte abrazo.

  108. Francisco Álvaro says:

    Amigo Óscar:
    Tu idea de que sea la ciudadanía la que destituya al representante de la mónada en la Asamblea Nacional, es factible a mi entender, simplemente porque cualquier ciudadano o grupo de ciudadanos podría presentar una denuncia ante dicho juez. Sólo las que tengan alguna lógica y cumplan ciertos requisitos formales podrían ser admitidas a trámite.
    Con ese panorama el juez tendría que argumentar ante la opinión pública, porque continúa (o no) teniendo la confianza generándose, pienso, un debate permanente dentro de la mónada que no sería más que el reflejo de la toma de conciencia de la Política, aprendiendo la ciudadanía a argumentar con motivos legales, como quien rebate un contrato, elevándose también el interés por el Derecho dentro de la mónada.
    Este tipo de dinamismo iría en sentido contrario al actual sentimiento cabestril propio de los borregos partidistas y agitabanderín.
    Es sólo una opinión, con todo mi afecto, F.Álvaro.

  109. Óscar says:

    Querido Antonio, amigos:

    Antonio, tienes toda la razón. Comprendiendo y compartiendo tu crítica a la democracia participativa, también al cuarto estadio de McPherson, siempre he guardado en la faltriquera el deseo de institucionalizar la acción directa del ciudadano en el momento en que la democracia tocara suelo. La esperanza descansaba en la posibilidad de que en alguno de los círculos del infierno político, siquiera el último, el ciudadano (?) pudiera dar un golpe sobre la mesa y derribar toda la construcción. Creí que la revocación era el momento de ese aterrizaje demagógico.

    Para compensar el desatino, deja que explique con un ejemplo la causa sentimental de mi confianza en tu sabiduría política. El otro día, hablabas de Lenin mientras desayunábamos. Como lo he admirado siempre, en el momento en que mencionabas “Materialismo y empirocriticismo“, dije “muy buena“. “Superficial”, respondiste. A lo largo de la conversación posterior, en la que alguien te preguntó, perdonad si no es exacto, qué autores apreciabas más, comprendí cuál era la distancia. Tú no admiras simplemente la claridad, porque anhelas mucho más: lo original, lo creativo. Para mí un texto que entiende honestamente la filosofía ajena y la aplica con pasión a las propias convicciones es ya un auténtico manjar. Entre tu placer ante lo original y el mío, más rudo, ante lo inteligente, cabe el de entender por qué te entiendo y el de saber que lo original de nuestra acción de libertad será apreciado. He ahí la forja estética de la confianza de mi inteligencia en la tuya. El cariño personal es muy anterior. Nació en los tiempos, tan cerca ayer y ahora tan lejanos, de la soledad política.

    Un abrazo, querido amigo.

    P.S.
    Querido Francisco, ya lo ves. Ahora sólo puedo rumiar con vuestras reflexiones y aprender lo que pueda de quienes, como tú, teníais este punto claro desde un principio. Pero, más que abundar en populismos como la posible formación jurídica de la ciudadanía, veo aquí un antagonismo fundamental entre representación-representatividad y participación que a Frank Capra y a mí, como buenos anarquistas navideños, nos cuesta digerir. Un abrazo y ganas de volver a verte.

  110. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 115

    Querido Francisco

    No pienso que cualquier ciudadano o grupo de ciudadanios tenga capacidad para descubrir las deslealtades del diputado, cuando no sean pura corrupcion. En esta materia hay que seguir las enseñanzas de Tocqueville: ¡que las ambiciones vigilen a las ambiciones! ¿Quien puede mejorar el celo del diputado perdedor para percibir la deslealtad del ganador, a quien puede suplantar en otra eleccion? Pero una instancia imparcial debe examinar la objertividad de su denuncia.
    Da gusto ir perfilando con vosotros la esencia de las instituciones democráticas, abrazos

  111. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 116

    Mi muy querido Oscar

    Me conoces bien. Lo unico que de verdad admiro en el terreno intelectual y artistico es la creacion. Tambien la accion politica puede ser creadora como la de Lenin.Pero sus ensayos de filosofía son superficiales. No añaden nada al realismo que defiende. Nuestro MCRC es creador, porque esta poniendo accion a la teoria, música a la letra. Me encanta que si hablamos de algo que todo el mundo cree conocer, la democracia participativa, tu conozcas al unico intelectual que ha intentado hacerla teoricamente posible. Nuestra amistad intelectual y politica puede ser muy hermosa. Gracias por ella.

  112. Francisco Álvaro says:

    Querido Óscar:
    No lo tenía claro en un principio como no tengo claro aún muchas cosas, aunque me guio por la coherencia que emana de este blog.
    Con la coherencia ocurre algo curioso, se avanza a saltos y no de forma continua; la coherencia es cuántica. Yo, por ejemplo, hace 4 meses pensaba que Zapatero era un buen presidente y el Derecho me parecía de un aburrimiento atroz.
    No tienes nada que aprender de mi, amigo mío, porque ando aprendiendo.

  113. David Serquera says:

    El Sr. Cesar Vidal se equivoca, pero ademas es un racano, tiene miedo de la libertad politica, miedo de la separacion de poderes, miedo a la democracia formal. Parece que lo unico que le interesa es la unidad nacional y ni siquiera sabe como conseguirla. La unidad nacional solo puede ser expresion de la libertad politica de los espanoles ya que los nacionalismos nacen de la ausencia de ella entendida como un conflicto de desigualdad y no como un problema de la libertad. Esta confusion entre igualdad politica, entendida como capacidad de decision sobre lo sentimentalmente cercano, como pudiera ser la preservacion de una parcela de bosque, se percibe a veces como falta de libertad negativa (Un poder lejano me impide decidir). En realidad es un problema de libertad politica mal solucionado, de forma tosca por las bases y de forma oportunista y uniformadora por las elites locales.
    El cambio de la ley electoral, con la oposicion de todos los nacionalistas, generara mayor confusion de desigualdad que dara lugar a un brote nacionalista ya irreversible. Solo la Republica Constitucional soluciona los nacionalismos resolviendo el problema de la libertad politica y separando los poderes del Estado, acercando a los municipios lo que las autonomias les quitan, instituyendo la capacidad de elegir directamente a un catalan o a un vasco como Jefe del Estado.
    No hay que minusvalorar la opinion de Cesar Vidal ya que se hara mayoritaria en el centro derecha y para mi encierra un conflicto irreversible.
    Saludos.

  114. Pered says:

    Hola a todos:
    Acabo de leer un libro escrito por Hernández Girbal titulado “El Empecinado, terror de los franceses”, cayó en mis manos por casualidad, lo compré al verlo expuesto en el escaparate de una droguería-perfumería de Peñafiel (Valladolid)
    Se trata de una biografía excelente publicada en los años 70 y que nos muestra con claridad que lo que importa a la monarquía es la propia monarquía. La libertad, la nación, la dignidad son meros instrumentos ocasionales para uso según conveniencia de la monarquía que, repito, solo se importa a si misma.
    La vida y la muerte de “El Empecinado” es una lección que deberían tener presente todos los que consideran que la monarquía actual es benéfica para las derechos y libertades de los ciudadanos, para todos los que afirman que tenemos un rey republicano o una monarquía democrática y creen en la sintonía de la monarquía con el pueblo.
    En ese libro he encontrado antecedentes históricos sobre lo que ciertos medios de comunicación práctican en la actualidad, me refiero a ponerle motes a determinados personajes políticos: Así a José Blanco le llaman “Pepiño” y a Rajoy “Maricomplejiones”, es lo mismo que hacía en el siglo XIX los clérigos absolutistas que se dedicaban a publicar folletines en contra de los liberales y a favor del infausto “Deseado”. Luego, todos aquellos liberales que dieron vida la la Consttiución de 1812, a la Pepa, o fueron ahorcados, puestos en prisión o hubieron de exiliarse. Tomen nota.

    SOBRE LA ABSTENCIÒN ELECTORAL.- Desde mi punto de vista es meramente testimonial, mostrar nuestra disconformidad con aquello que nos ofrecen votar. La monarquía de partidos tendrá que hacer un día crisis, crisis de estado, como sucedió con la de Fernando VII, Isabel II y Alfonso XIII, en ese momento muchos de los que hoy bruñen la corona se consituirán en los mayores enemigos de la República, aunque la abracen fervorosamente, e intentarán suplantarla con una especie de república parlamentaria de partidos oligarquicos, que en definitiva no será otra cosa que una monarquía sin corona, pero igualmente corrupta y mucho más debilitada, sobre todo teniendo en cuenta que desde el momento de su proclamación será víctima de conjuras parar derrocarla.
    Soy de la opinión de que si lo que queremos es la República Constitucional que nos propone Don Antonio García Trevijano, mas vale que vayamos tomando posiciones, aunque las reglas no nos gusten, para, precisamente, empezar a cambiarlas. De no ser así nuestros conciudadanos nos van a tomar por dilentantes espíritus puros, por predicadores de la nada. Ya se que en política las posturas testimoniales son muy valiosas, en ocasiones fundamentales, pero hemos que estar presentes.
    En los últimos tiempos un esperimento político ha alcanzado cierta relevancia, me refiero a Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, que pretende catalizar el voto de los desencantados, su programa, plagado de buenas intenciones, carece de fundamentos pues no pretenden ser el contrapunto del régimen, sino una especie de revulsivo regenerador, como si lo gangrenado y lo que genera gangrena pudiera tener otro final que no sea la amputación o la muerte, pero se están haciendo un hueco en las esperanzas politicas de ,los que sienten la opresión de los nacionalismo o defraudados por los partidos estatales. Quieren defender la Constitución desde posiciones de honestidad personal, sin percatarse de que es, precisamente esa constitución, el origen mismo de la gangrena que desean atajar.
    Pero se han hecho presentes en la opinión pública, obran con cautela y con los limitados medios de que disponen se proponen presentar candidaturas en Salamanca y en Alicante, además de las que presente en Cataluña.
    Es hora de que el MCRC salte a la arena y se bata en todos los foros. Las repúblicas que hasta ahora se han proclamado en España lo han sido más por el vacío de poder dejado por unas monarquía que se desintegraron en su propia putrefacción que por el impulso de las ideas republicanas compartidas por una mayoría de los ciudadanos. Eso es lo que tenemos que hacer, constituir una mayoría de ciudadanos dispuestos a consttiuir la República Constitucional, y eso sólo se consigue sumando votos.

  115. Luis Sanchez de Rojas says:

    Hola Pered:
    Le recuerdo que el ideal XIII del M.C.R.C, dice: “Porque la razón del elegido está en el mandato unipersonal, imperativo y revocable del elector, es fraudulento el sistema proporcional de listas, que sólo representa a los jefes de partido”.
    En su virtud,creo que huelgan comentarios a la ocurrencia de “sumar votos”.
    República y Lealtad.

  116. Alejandro Pérez says:

    Algo se está moviendo entre los políticos, porque hace unos días recibí una llamada telefónica en la que me preguntaban si accedía a responder una encuesta sobre la “realidad social” de Córdoba. Accedí, y ante mi sorpresa, la encuesta en cuestión (valga la redundancia) trataba sobre política (o políticas como diríamos aquí). Pero lo que más me llamó la atención, es que entre preguntas del tipo como “de qué ideología es usted”, “quién cree que ganará las elecciones”, etc., intercalaron algunas sobre la abstención y el voto en blanco, preguntandome si creía que alguien que se abstiene tiene derecho después a “quejarse”. Lo siento por la chica que me preguntaba, pero la parrafada que le solté debió de abrumarla bastante (algo incluyó después en los comentarios). Parece que el lavado de cerebros continúa, ahora de forma más insidiosa a través de las encuestas.

    Alex

  117. Carlos Angulo says:

    Hola Alejandro:

    Siempre se mueve algo entre los políticos, pero siempre en el mismo sentido: impedir el control del poder y no permitir la libertad política.

    Por ejemplo, el presidente del Partido Popular presenta hoy, a las 19:00 horas, un libro sobre el pensamiento político de Adolfo Suárez.. Se trata de ‘Pasión por la libertad. El pensamiento político de Adolfo Suárez’, escrito por el periodista Federico Quevedo, columnista de ElConfidencial, y editado por Áltera.

    http://www.minutodigital.com/noticias2/3849.htm

    Hay que joderse, manda güevos: “Pasión por la libertad” del que fue mandamás del movimiento falangista con Franco, y el facedor de los entuertos de la transición de los que vienen los problemas de nacionalismo separatista (por el café para todos).

    Libertad, libertad, sin ira libertad … qué indecencia.

    un abrazo

  118. Felipe Linares says:

    Estimado Antonio:

    Volando a ras de su conferencia y situando el listón de su dialéctica bajo mínimos de rentabilidad, creo que ha servido el esfuerzo desplegado para hacer realidad la conferencia para una cosa muy importante: poner en evidencia que el sistema actual de monarquía parlamentaria -o parlamento monárquico, que tanto monta- no solo es ilegítimo por su génesis ilegal y tramposa (un referémdum bajo la coacción de un “franquismo sin Franco o una democracia con rey”) si no que no funciona. O mejor dicho, solo funciona, como Vd. ha denunciado, como monigotes al servicio de los “expertos”, de los “ténicos”, es decir, de los poderes económicos que son los que realmente parten el bacalao en España.

    Algunos de sus postulados son discutibles, como todo en la vida, pero creamé que ha puesto el dedo en la llaga para que el español de a pié se haga muchas preguntas sobre lo que nos vendieron sobre las bondades de la “transición” y sobre este régimen de partitocracia coronada, en donde el propio rey (la Casa Real) ha terminado constituyéndose como un partido mayoritario por su poder, aunque solo se represente a sí mismo en la propia persona del ciudadano Juan Carlos Borbón: el partido juancarlista, es decir, el partido de las oligarquías.

    Muchas gracias.

    Felipe L.

  119. Antonio Muñoz Ballesta says:

    Amigas y amigos de la Libertad y de la Lealtad,

    A un tal ” Antonio” del comentario * 87 ( ! que obviamente nada tiene que ver conmigo !) :

    Te equivocas totalmente al hacer esas afirmaciones. La abstención es la mejor respuesta a la farsa del Estado de partidos.Además parece ser que te sientes “progresista” y ya piensas que ” si te sientes progresista” es que lo eres. ! Pues NO ! Porque si es por sentirse .. todo el mundo que se “sienta registrador de la propiedad” o ” neurocirujano”… lo sería : el sentirse tal o cual cosa no significa que lo seas. Tienes que hacer determinadas cosas, unas antes que otras. Es decir, que si te consideras progresista entonces tienes que apoyar antes que a otra causa al MCRC y hacer campaña por la ABSTENCIÓN.

    Por lo que don Antonio García-Trevijano te ha constestado correctamente en su comentario * 90: ” Pues es argumento de IU para pedir que se vote. Estais obsesionados con lo que se dirá despues sobre las causas apoliticas de la abstencion. Como si esa excusa fuera valida. Si supieras que eso ya lo decia la izquierda en las elecciones franquistas.” ” La izquierda comunista nunca ha preferido la libertad politica. En realidad, no sabe lo que es. Y buenA gente como vosotros, se moviliza por causas justas, pero ridiculas en comparacion con el objetivo de la libertad. Hace 50 años que oigo tu argumento. ¿Acaso está la ecología mejor desde que la izquierda puede impedir que se urbanice una parcela serrana?. No digas por la libertad politica, pues la subordinas a otras causas. Para ti no lo es lo primero, pues votas a la servidumbre voluntaria.”

    Por lo que:
    ! Lo primero es NO VOTAR a la servidumbre voluntaria !

    SALUD Y REPÚBLICA CONSTITUCIONAL
    ANTONIO MUÑOZ BALLESTA

    SALUD Y REPÚBLICA CONSTITUCIONAL

    ANTONIO MUÑOZ BALLESTA

  120. Antonio Muñoz Ballesta says:

    Al comentario 100 del compatriota Eduardo,

    La respuesta a tu comentario no puede ser otra que la de don Antonio García-Trevijano.

    Pero aprecio una confusión por tu parte de lo que significa “democracia”.

    Como sabes, la democracia puede ser democracia formal o/y democracia material.

    La democracia formal es algo previo a la libertad individual ( aunque la consigamos posteriormente).

    No es que no tengamos democracia, como dices, por no respetarse la libertad individual. No. No es así. En realidad No hay democracia porque NO hay libertad política o libertad COLECTIVA.

    Es un error habitual confundir la parte por el todo.

    El todo es la libertad colectiva o democracia formal. La parte es la libertad individual. Si las partes tienen libertad pero no tienen un todo con libertad colectiva, entonces el todo como libertad es una farsa.

    Y, entonces, no puedes ser libre individualmente si el todo no lo es. Por lo que tienes que defender, como si fuera un a priori kantiano o un imperativo categórico, la libertad colectiva, además de la libertad individual, obviamente.

    Y ya decía EL FILÓSOFO ( Aristóteles) que el todo es anterior a la parte.

    Salud y República Constitucional.
    Antonio Muñoz Ballesta

  121. Pered says:

    Nací a la República leyendo el Discruso de la República. Claro que he leido los principios del MCRC. La dogmatica está clara, me la se, la comprendo, pero me gusta pecar, no hay remedio para este mal mío.
    Y digo yo que la clase política, a pesar de una aburmadora abstención, ver lo que ocurrió con el referendum de Cataluña, no se va a dar por aludida mientras sus gabelas y privilegios no estén en peligro. Es por esta sencilla reflexión que peco contra nuestros ideales mientras éstos no queden plasmados en una norma constitucional.
    ¿Es que creeís en la conversión de esta gazapina? ¿Creéis que van a llamar a Don Antonio para ir hacia una república constitucional en la que sus intereses políticos, los de la partitocracia, quedarían excluidos por las propias leyes?
    Hay que dar la batalla allí donde las palabras se recogen en boletines oficiales y hacer que el “púlpito del republicanismo constitucional” se eleve para que pueda ser oido por la mayoría.
    Con la abstención, por muchos que seamos, nunca tendremos voz mas allá de este Blog, unicamente Don Antonio sale, de vez en cuando, de este blog con sus libros y discursos.

    Vivo en un pueblo, en una ciudad dormitorio

  122. Pered says:

    Nací a la República leyendo el Discruso de la República. Claro que he leido los principios del MCRC. La dogmatica está clara, me la se, la comprendo, pero me gusta pecar, no hay remedio para este mal mío.
    Y digo yo que la clase política, a pesar de una aburmadora abstención, ver lo que ocurrió con el referendum de Cataluña, no se va a dar por aludida mientras sus gabelas y privilegios no estén en peligro. Es por esta sencilla reflexión que peco contra nuestros ideales mientras éstos no queden plasmados en una norma constitucional.
    ¿Es que creeís en la conversión de esta gazapina? ¿Creéis que van a llamar a Don Antonio para ir hacia una república constitucional en la que sus intereses políticos, los de la partitocracia, quedarían excluidos por las propias leyes?
    Hay que dar la batalla allí donde las palabras se recogen en boletines oficiales y hacer que el “púlpito del republicanismo constitucional” se eleve para que pueda ser oido por la mayoría.
    Con la abstención, por muchos que seamos, nunca tendremos voz mas allá de este Blog, unicamente Don Antonio sale, de vez en cuando, de este blog con sus libros y discursos.

    Vivo en un pueblo, en una ciudad dormitorio que tiene un foro al que concurrimos muchos internautas, mi decepción ha sido eonorme ante las dificultades para propagar las ideas del MCRC, no entienden la democracia. Con mucho trabajo he ido abriendo trochas en la conciencia política de algunos de mis convecinos, que ahora se abstendrán por no saber a quién votar. Mientras los mismos de siempre, con menos votos, pero igual porcentaje, seguiran soplando y sorviendo al mismo tiempo, que es privilegio inigualabla de esta amoral e indecente clase política.

  123. Antonio Muñoz Ballesta says:

    Amigos y amigas de la Libertad y la Lealtad,

    A Pered, comentario *131 :
    ¿ Convencer? – Solamente se convence de la lealtad a la libertad de todos, la libertad colectiva, a quien tiene un alma noble, capaz de dignidad.

    Me hablas de unas personas sumisas, siervas. ¿ Convencer? -Es muy difícil. Pero esas personas ya son del pasado, ya están en el pasado.

    Ahora es el momento de las nuevas almas republicanas.
    ¿ Convencer?- No solamente con el ejemplo moral también con la inteligencia. La libertad política es posible porque es un problema que tiene solución. No es cosa de ideologías o partidos. Y al igual que los niños aprenden a sumar, restar y multiplicar, así las nuevas almas republicanas aprenden, ahora, las tres condiciones de la libertad. Con ese conocimiento ” trituran” intelectualmente a cualquiera y difunden la verdad por todos los pueblos del país.

    La gran ola de la libertad recorre de nuevo España. Por todas partes recibe nuevos componentes, nuevas personas dignas y valientes que además son las más inteligentes. Dentro de cinco años tendremos el gran honor de tener la República Constitucional Española !

    Y toda esta historia de dos siglos que ha sufrido nuestra patria nos parecerá una pesadilla, un mal sueño… “no Deseado”…

    VIVA LA REPÚBLICA CONSTITUCIONAL ESPAÑOLA !

    Salud y República Constitucional
    Antonio Muñoz Ballesta

Los comentarios están cerrados.