HORIZONTE ELECTORAL

Abstención Activa 6

Para centenares de miles de familias españolas, las elecciones municipales y autonómicas no son meros asuntos públicos de los que hayan de preocuparse cada cuatro años, sino el más importante asunto privado de sus vidas profesionales, del que han de ocuparse todos los días del año.

No hay de qué extrañarse. Como los buscadores de oro, pocos son, relativamente, los que viven del filón encontrado, pero son legiones los que dedican sus vidas a buscarlo. Si las estadísticas publicaran la repercusión del factor electoral en la acumulación de capitales que produce la calificación de terrenos o la concesión de licencias, todos sabrían situar el horizonte de los partidos y empresarios de la corrupción en el panorama electoral, en la coincidencia de la visión electoral con sus horizontes vitales, es decir, en la línea horizontal donde se junta el cielo de la política municipal y autonómica con la tierra de la especulación.

Proponer la abstención es, para estas personas, una acción tan grave y perniciosa como la de retirar el oxígeno de la respiración asistida. La idea de una abstención masiva produce, en el horizonte vital de los espíritus corrompidos por el Estado de Partidos, una conmoción ambiental tan grave como la sufrida por los habitantes de Chernobyl. Los abstencionarios seremos tachados de impotentes destructores y, sin embargo, aborrecidos.

La degeneración de los pueblos es inevitable si el Régimen político hace coincidir el panorama electoral con el horizonte vital de las ambiciones empresariales o personales. Para comprender la exactitud de esta afirmación conviene recordar que la noción de horizonte, de larga tradición en el pensamiento filosófico, llegó a ser constitutiva de la personalidad en las fórmulas del “yo y mi circunstancia” (Max Stirner), “yo y mi mundo alrededor” (Husserl), “el tiempo como horizonte de cualquier comprensión del ser” (Heidegger), “vivimos y pensamos siempre dentro de un horizonte” (Jaspers), “definimos el horizonte dentro del cual tenemos que vivir” (Ortega).

La decadencia cultural de Europa está motivada -entre otras razones de orden educativo y de trastorno de la escala de valores que lleva consigo el rápido crecimiento económico y tecnológico- por la negativa generalización del horizonte electoral, en tanto que definición concreta del horizonte histórico. Pues el horizonte vital o histórico es, nada menos que, la línea de adecuación del estado del conocimiento a las aptitudes de los gobiernos, las capacidades de los docentes y las aspiraciones de los pueblos.

En toda Europa, y particularmente en España, el horizonte histórico no está marcado por una línea horizontal, dada la inadecuación de la magnitud del conocimiento universal a las pequeñas capacidades y aptitudes de las clases dirigentes. Esa línea se ha quebrado en una profunda sima vertical, que ha engullido el horizonte vital de las generaciones posteriores al 68, en el horizonte estatal de los partidos y en las ambiciones sin fuero que generan las proximidades al poder político sin control.

Lo dramático del pueblo español no está en la corrupción de todos los partidos estatales, ni en que esta degeneración sea la matriz de la clase gobernante, pues eso también define la vida política europea, sino en que el horizonte electoral, explicable como única razón de ser del horizonte vital de los partidos estatales, se haya convertido, en virtud del consenso y de los medios de comunicación, en el horizonte de los horizontes sociales, en el horizonte que articula todos los horizontes personales.

Por muchos cambios que haya traído la Transición de la Dictadura a la Monarquía de los partidos oligárquicos, siempre será determinante el continuismo producido por el hecho de que la vivencia de la sociedad civil sigue siendo vertical, de que los españoles sometieron su horizonte histórico al horizonte electoral de los partidos estatales. La única forma inteligente y pacífica de romper la inercia de este perverso continuismo, abriendo horizontes propios a la sociedad civil, es la abstención. Cualquier otro modo de actuar sobre ella será vertical y despectivo.

Anuncios

46 thoughts on “HORIZONTE ELECTORAL

  1. Hortensius dice:

    Hemos visto en las reformas estatutarias exaltadas la grandeza y sabiduría de las leyes oligarquicas, conforme a las cuales es descuartizado este solar hispano, y amenazada de muerte la nación: nos toca, pues, salir a la defensa de la justicia, y por consiguiente del verdadero progreso y libertad legítima personificados en el hecho objetivo de lo español, que exhala como nación su aliento bajo las extrañas leyes que la condenan a muerte.
    ¿Qué razones traen las reformas para jusitificar extrañas leyes? Nosotros a la verdad no hemos encontrado ninguna; pues no tenemos por razones las palabras en que se nos habla de ideales románticos, progresismo, leyes biológicas, decretos del destino, y otras a este tenor que son harto comunes en tales casos. Lo que vemos desgraciadamente son hechos, hechos como los acaecidos en España, si se quiere consumados, mas no por esta razón justificados. Para las escuelas fatalistas, a que pertenecen los reformistas, todo lo que sucede, por consiguiente aun los crímenes más odiosos, todo es bueno, santo, todo contribuye al progreso de la humanidad y se acerca al supuesto ideal que sueñan sus nuevos apóstoles. ¿Pero con qué título pretenden estos que el resto reciba como oro molido la doctrina del fatalismo histórico; y justificar con la teoría de los hechos consumados la conculcación del derecho de la nación Hispana y aun quitarle la vida?
    ¡Triste suerte la de nuestro pensamiento político¡

  2. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    Querido Oscar

    No he sabido responder a tu email. No es necesario que pierdas un solo segundo, en un asunto tan menor como el de la pancarta. En mi experiencia eso ni siquiera alcanza el pinchazo de la rosa robada. De todas formas agradezco tu ofrecimiento, pero mas lo haré si comentas con tu genio particular el dificil articulo que acabo de publicar. Y que me parece esencial como argumento definitivo a favor de la abstención. En el horizonte electoral se pierden, porque ni siquiera se perciben, las nobles aspiraciones de la cultura y la moral. Con toda mi amistad.

  3. JMGA dice:

    Hola.

    Yo creo que en Europa y en España hay una brecha tremenda entre los gobernantes y la sociedad civil.Estamos acostumbrados a ser gobernados por reyes que establecen una relación paternalista señor/súbdito.No ciudadano/representante.

    Estamos acostumbrados a no intervenir en absoluto en las cosas de los “señores” que mandan.

    Esto puede llegar a ser “cómodo”, ya que delegamos la responsabilidad de TODO a “los que mandan”.Y mientras que no nos repriman demasiado, pues bueno, vamos tirando.
    Después de siglos de esto, yo creo que los europeos hemos acabado con complejo de niños.Siempre sometidos a lo que decida el padre.

    Ya es como si le hubiéramos cogido el gusto.Ni siquiera parece que lleguemos a “adolescentes”.Lo que diga papa, el consenso de la clase de “los que mandan”, va a misa…que ya hemos recibido unas cuantas tortas de papa en el pasado por tocar sus cosas y nos da miedo.

    De todo esto, lo que denominamos pueblo, no sale muy bien parado.lejos de parecer inteligente, peca de indolente y se justifica diciendo que ha sufrido mucho y que ya le da igual todo.

    En fin, es una cosa de psicólogo, así que mejor lo dejo en manos de un profesional en el tema.

    Saludos.

  4. Asturcón dice:

    La sociedad vive al compás marcado por las clases dirigentes; cada cuatro años termina un ciclo y empieza otro. Si bien esto no es necesariamente malo, sí exiten degeneraciones en funcionamiento; a poco que profundicemos, nos hallamos con las siguientes.
    1º) Cada cuatro años, las Administraciones Públicas más próximas a los ciudadanos se paralizan; sin embargo, la actividad política (para cuyo ejercicio se necesita del aparato adminsitrativo) se acelera en progresión aritmética. Esta aparente paradoja se exlica perfectamente si tenemos en cuenta que la actividad de la Administración Pública sujeta al derecho administrativo (principio de objetividad, sometimiento pleno a la Ley y al Derecho y servicio a los ciudadanos) queda relegada por la actividad política del Consejero, Alcalde o Concejal de turno (principio de oportunidad). y así, se podrá paralizar la actividad ordinaria de la Administración, pero no la extraordinaria del político.
    2º) Cada cuatro años cambian los señores, pero jamás los siervos voluntarios. es la hora de un nuevo reparto. Así como los ciudadanos de la URSS escribían cartas al PCUS para pedir un trabajo, una casa o un subsidio (y una vez nacida Rusia, las cartas se escriben al mafioso oligarca de turno), en España ese sistema se ha administrativizado en las macroconvocatorias de ofertas de empleo público los años electorales, en la finalización de las casas protegidas (que ya no viviendas sociales) o en la aprobación in extermis de los Decretos de cuantías para el cumplimiento de la Ley dependencia.
    3º) El sistema partitocrático es tan corrupto que ha obligado a la corrupción. Como bien dice don Antonio, no es que los pueblos tengan el gobierno que se merecen, sino que los gobernantes tienen el pueblo que se merecen. Un gobierno corrupto generará corrupción, corromperá cualquier persona, empresa o institución en la que se inserte. Y así, comienza el círculo vicioso del sistema económico generado por la oligarquía de partidos en la cual, si eres militante, simpatizante, votante reconocido o has tenido algún puesto de responsabilidad, el cambio de la oligarquía generará que tu valía se pierda por las cloacas del sistema actual y el ostracismo sea el pan de los próximos cuatro años.
    4º) Todo lo expuesto y más cosas que se quedan en el tintero de la ignorancia y de la imprescindible limitación de escribir en un foro como este, trocan la sociedad en las leyes (¿naturales?)de la Selva, del más fuerte y, para los que están de vacas flacas, en la de la superviviencia, el sávese quien pueda.
    Sin embargo, no es baladí señalar que esto es de aplicación a la gran masa social, no a la gran sociedad, aneja a los poderes reales de la monarquía de partidos, para la cual no rige ninguna de las leyes anteriomente señaladas, ni ninguna otra, puesto que siguen sin entrar en la cárcel personas condenadas por delido ecnómico,…
    En fin, porca miseria de sociedad actual.
    Un saludo laocrático y abstencionario,
    Asturcón.

  5. Asturcón dice:

    Releyendo lo escrito por mí anteriormente, quisiera hacer una aclaración respecto a mi afirmación de que los cambios cada cuatro años no son necesariamente malos. No lo son siempre que supongan alternativas y estén basadas en la libertad de los cudadanos para elegir (opciónde la que hoy carecemos). Por supuesto no me estaba refiriendo a cambiar cada cuatro años todo, para que todo siga igual, ni tampoco cambiar absolutamente todo cada cuatro años, para así no tener (como sucede en España desde hace 30 años) un modelo de educación, de Estado, de relaciones exteriores,…
    Un saludo,
    Asturcón.

  6. Jesus Murciego dice:

    Estimados Amigos

    Cada vez que oigo hablaren los pequeños círculos oigo hablar de la abstención me sorprenden afirmaciones como: soy de una persona de izquierdas y votare siempre PSOE. O soy de derechas y voy a votar al PP.
    Me da la impresión de que los partidos se han apropiado de las ideologías personales e incluso de la voluntad política de los ciudadanos ya que su voto es de ellos, y cuando no se los das estas faltando a tu patrón.
    No parece que la gente escoja administradores sino dueños, señores de una casta privilegiada para que ejerzan libremente su voluntad. Incluso hay gente que se congratula de poder elegir hoy lo que antes era impuesto.
    Y el máximo representante de esta casta que este si ha sido impuesto, y del que mucha gente cree que no se puede opinar representa a mi juicio todo lo contrario a los valores humanistas: la desigualdad de derechos, la sociedad de clases, la servidumbre y el Antiguo Régimen. Ese tiempo en el que los gobernantes se pasaban las Constituciones autenticas (como la Pepa) por el arco del triunfo, y nuestro país y muchos otros eran como el patio de su casa y sus habitantes una propiedad suya más.
    Es que alguien con Conciencia Humanista puede aceptar una vileza así?
    Salud y Republica.

  7. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 4
    Querido JMGA

    De acuerdo con tu comentario, centrado en una de las razones psicologicas de la duracion de la servidumbre voluntaria, pero no con tu irónico final. No son los profesionales de psicología los que saben tratar este tema, pues tambien ellos padecen la servidumbre voluntaria.

  8. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 5

    Querido Isidro

    Conozco desde hace muchos años a Martin Seco. Es un economista competente y una persona decente. Aunque procede de la izquirda comunista, no es un hombre de partido, auqnue defiende el derecho de autoderminacion. Tampoco conoce lo que es la democracia. Pero es inteligente.

  9. JMGA dice:

    Al 9

    Querido Antonio.

    Creo que me has malinterpretado.Lo del psicólogo lo decía como metáfora irónica, refiriéndome a que el pobre niño Europa tiene traumas infantiles producidos por siglos de servidumbre, tanto forzosa como voluntaria.
    El problema europeo me parece tan triste que me tengo que reír por no llorar.

    Por otro lado, supongo que algún psicólogo habrá no-victima de la servidumbre voluntaria.Aunque ciertamente, esta es una afección que alcanza en mayor o menor grado al conjunto de toda la sociedad, independientemente de su profesión.

    Saludos.

  10. Francisco Álvaro dice:

    D.Antonio, amigos:

    Este artículo me evoca rápidamente la Caverna de Platón, una caverna que tendría el aspecto de una profunda sima vertical cuyas paredes no estarían formadas por dura piedra, sino por aglomerado protohumano, por el hombre masa integrado en la actual estructura del Estado que engulle al hombre libre dentro de una sima oscura formada por otros hombres.

    El horizonte natural se perdió y ya sólo queda el simulacro infame del falso sol saliendo cada cuatro años dentro de la asfixiante caverna.
    Este simulacro se realiza con la participación de las paredes protohumanas (partidos políticos) y medios de comunicación, fabricante luces, antorchas, que emulan la luz del sol y de los luceros que se perdieron allá en lo alto.

    El Estado y los partidos como argamasa de la infame caverna y el sistema electoral, el Proceso (kakfiano) ejecutado cada cuatro años como prueba de una libertad inexistente.
    Veo la abstención como el camino del hombre libre que, tapándose los ojos y las narices ante el espectáculo nauseabundo en las profundidades de la sima, escucha los ritmos de su cuerpo y su alma e inicia el ascenso hacia la libertad y hacia la expansión horizontal.
    Cuando el hombre libre, en un Segundo Renacimiento, alcance la entrada de la sima, tendrá la fuerza para instaurar una democracia y vivir como un hombre, domeñando al Estado a su papel de Escalera de Jacob para que todo hombre pueda nacer a la responsabilidad y a la libertad.
    Viva la República Constitucional.
    Viva España.

  11. David Serquera dice:

    Hablando de la corrupcion urbanistica y de como todos juegan a ello en la monarquia de partidos Jesus Cacho dice hoy en su periodico digial;
    “Y esto no tiene remedio, o yo no alcanzo a verlo en el corto plazo. Y no lo tiene porque no se adivinan resortes morales suficientes en las élites intelectuales –si existieran o existiesen-, en nuestra sociedad civil –otrosí digo-, en los líderes políticos –más de lo mismo- como para provocar el terremoto de radical protesta colectiva contra este estado de cosas, paso previo que me parece indispensable para mejorar la situación.”

    Y yo digo: Jesus Cacho, si cree que no somos suficientes por que no se une al MCRC?

  12. pedro ortigosa goñi dice:

    Yo, personalmente, pero con el respaldo moral del MCRC voy a estar la mañana del 27 frente a la mesa electoral, con un cartel: “FRENTE A CORRUPCION…ABSTENCION”.
    Creo que todos que hemos tomado conciencia de la grave situación política y moral de nuestro país, estamos en la obligación de manifestarnos ante nuestros ciudadanos, de ayudarlos a tomnr conciencia. ¡Es la hora de actuar!

  13. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Querido Antonio: Como siempre das en la diana. Por el valor moral que rezuma tu artículo raya la genialidad. Efectivamente, cuando el horizonte vital depende del horizonte electoral, de la resolución futura electoral, la sociedad civil de hace esclava de la sociedad política. Puedo enriquecerme o no en función de quien tenga facultad para recalificar terrenos, contratar grandes obras o prevaricar de distintas y siempre inéditas formas. Somos esclavos de quienes votamos. Nuestra seguridad y riqueza depende de nuestros dueños, nuestra vida social depende de nuestro amo político. La misma crítica, o casi la misma, que Tomás Becket le hacía al pelirrojo Enrique II Plantagenet, y por la cual desparramaron sus sesos en la catedral de Canterbury, la haces tú ahora a este majestuoso sistema político del siglo XXI. Cuando el horizonte del espíritu coincide con el horizonte de los apetitos e inclinaciones del cuerpo nuestro espíritu comenzará a corromperse. La verdad es que da vergüenza ajena contemplar cómo tantos ciudadanos tiemblan de codicia o de desesperación ante los posibles resultados de las elecciones municipales. La gloria de la civitas se sustituye por el robo de la civitas. Y de acuerdo al resultado electoral serán unos u otros ladrones los que roben a la civitas. Sólo cambiamos de ladrones. Triste, deprimente, horrible, inhumano. Mas nuestra gran esperanza, nuestra única esperanza, está en saber que esto para nada es una Democracia, y que la Democracia es posible realizarla en nuestro siglo y en nuestro país. En una cosa son mejores las elecciones municipales que las generales: son menos hipócritas, pues hasta el más necio ve y huele lo que nos has presentado. Enhorabuena. En un lujo y un honor ser amigo y discípulo tuyo.

  14. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 6 y 7

    Querido Asturcon

    Quien sabe describir lo que la mayoría no quiere ni puede ver no es en modo alguno un ignorante, aunque desconozca muchas cosas. Todo es sabio en tu comentario. Aunque no te refieres a la tesis de mi artículo, la confirmas con precision. Pues estas viendo la vida desde el horizonte que permite encuadrarla y comprenderla. No era necesaria tu aclaracion. Tu frase inicial solo se comprende en el contexto de lo que sigue. Si no fuera asi sería contradictoria. Y nunca hay contradicion en la descripcion de la verdad. Es una alegría contar con tu ayuda, pues temía que mi artículo fuera demasiado novedoso para ser bien comprendidio. Creo sinceramente que es la mas profunda justificacion vital y moral de los abstencionarios. Con lealtad republicana.

  15. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 8

    Querido Jesus

    Has descrito el mecanismo politico que crea y reproduce la servidumbre voluntaria. No es que los partidos se apoderen de las ideologias de las personas singulares. No las tienen ni los unos ni las otras. Se trata de un problema de mayor profundidad psicologia y social.

    Cuando no se tiene personalidad, como le sucede a los individuos consumidores, esta se suple mediante mecanismos de indentificacion, sea con entidades abstractas como las nacionalidades sin Estado, o concretas como los partidos politicos. Los militantes y votantes encuentran en sus partidos la fuerza y seguridad que no tienen en sus apellidos familiares ni en sus biografias profesionales. Sería muy largo explicar como operan sociologicamente estos mecanismos. Tal vez lo haga en un articulo. Pues se ha estudiado este fenómeno en los nacionalismos, pero no en los partidismos. Y creo que la necesidad de identificacion es la misma en ambos casos. omeno

  16. Juan Moreno dice:

    Perdonad pero la situación de éste país es tal que el tema de las elecciones me deja frío. La España cainista, negra, y martillo de herejes se está levantando de nuevo si es que alguna vez ha descansado.
    Y los partidos políticos siguen subiendo el listón de la inmoralidad y bajeza humana como viles mercaderes de falsas ilusiones.

    Esta noche la TV ha difundido la noticia de que Ratzinger ha rectificado las declaraciones hechas en Brasil sobre la evangelización en el continente.

    Viene a cuento el artículo del indeseable Savater sobre un relato del escritor Roberto Fontanarrosa publicado en “El País” hace dos días:
    Les describo el trozo que me ha hecho enfurecer del citado anarco-socialista-reaccionario comparando a los etarras con los humildes aborígenes de la Pampa argentina:

    “En una de las historietas del genial Fontanarrosa, el gaucho don Inodoro Pereyra se enfrenta a los indios que llegan en destructivo malón. “¿Qué pretendéis?”, les pregunta y el jefe responde: “Vamos a arrasar vuestros campos, quemar vuestras casas y violar a vuestras mujeres”. “Pero… ¡eso es una barbaridad!”, comenta don Inodoro y el otro responde: “Ah, no lo sé, yo soy indio, no sociólogo”.

    El indeseable Savater se queja de la respuesta justa, del indio al gaucho.
    Olvida el indigno profesor de filosofía, que los indios de la Pampa argentina fueron desposeídos de sus tierras por los gauchos, masacrados, y casi todos desaparecidos de la gran llanura.
    El genocidio de los españoles consistió en la eliminación de casi todos los nativos desde Río Grande hasta el estrecho llamado de Magallanes.
    Quizás el genocidio más grande de la Historia.

  17. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 11

    Querido JMGA

    Te interpreté bien. Por eso hable de tu ironico final. Pero sucede que, salvo los pensadores de genio, los demas profesionales de la psicología o la sociología no pueden traspasar los limites de su conocimiento especializado. El sistema de poder es para ellos un hecho dado. Aunque no les guste no saben descubrir las causas. El Nobel Schumpeter observa que el comportamiento de los profesionales inteligentes es infantil tan pronto como opinan o actuan en politica. Pero no sabe explicar por qué. Con afecto.

  18. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 12

    Querido Francisco

    Tu metafora platónica de la caverna es acertada, pues qunque Platon no definió el concepto de horizonte, en su mito es clara la diferencia entre el horizonte de la verdad, las formas o las ideas, y el horizonte de las sombras que constituyen el mundo de las apariencias. Por eso tu literatura es bella, como la del mito.

  19. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 16

    Querido Martin Miguel

    ¡Menos mal! Por fin alguien de vosotros hinca el diente en mi tesis y la explica maravillosamente en terminos mas sencillos. Esto es en realidad lo que espero de los miembros mas cultos. Yo no tengo tiempo de explicar cuando estoy creando. Tengo miedo de no llegar al fondo de la cuestion y prefiero terminar mi pensamiento aun a costa de que su expresion no sea todo lo clara que yo desearía. Gracias por estar centrado en el tema y no desviarte en cuestiones de opinion. Con toda lealtad y afecto.

  20. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 19

    Querido Juan

    Tambien me he indignado con lo que narras. Pero nosotros no somos sociologos ni indios. Solo si logramos alcanzar nnuestro objetovo final, es decir, solo cuando seamos libres podremos poner a los pseudo intelectuales en su sitio. Pero ahora estamos en el comienzo de la accion, y nada se presenta mas oportunamente que hacer la mayor propaganda de la abstencion. Abrazos.

  21. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Durante los primeros veinte años de la República Romana – leamos a Livio -, se dieron algunos casos de candidatos que unieron su elección a ventajas económicas de particulares ( me estoy acordando ahora de algunos aprovisionadores de trigo y de algunos ganaderos ). Estos mismos candidatos fueron asesinados por los viejos republicanos que habían echado a los reyes, y la República los condecoró. A partir de entonces la elección dejó de ser el desencadenante de un negocio “apud clientes”. No es que yo esté animando a hacer ninguna animalada; Dios me libre. Sólo digo hasta qué punto asqueaba a los antiguos romanos la conversión de las magistaturas en agencias públicas de enriquecimiento privado.

  22. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 25

    Querido Martin Miguel

    No recordaba tan maravillosa leyenda. Aqui y ahora seria una verdadera masacre.

  23. Óscar dice:

    Querido Antonio, amigos:

    O mucho me equivoco o la sugestión plástica que ha inspirado este artículo a Antonio es explosiva. Y no sólo por la referencia al accidente de la central ucraniana.

    Imaginen un observador y ante él, unos metros por encima, un objeto explosivo. La vida en desarrollo de ese observador, su ser diastólico (a eso se refieren los cerebrones que cita el artículo), podría parecer una onda expansiva que reducida a dos dimensiones, sería un disco creciendo en dirección paralela al suelo desde su cintura. Pues bien, pónganse ahora en que la bomba suspendida frente a él hiciera explosión y su propia onda expansiva, también con forma de disco, fuese perfectamente perpendicular a la del observador. Evidentemente, ambas ondas llegarían a tocarse formando una curva de intersección. Eso es exactamente el horizonte político si hacemos del observador cualquier ciudadano, y del artefacto, el poder del Estado: el lugar donde se unen las actuaciones del gobierno que encarna esa pasión estatal y el desarrollo personal del ciudadano sometido a su imperio.

    ¿Qué operación ha llevado a cabo el lavado intelectual e imaginativo, la imposición ideológica de servidumbre voluntaria, de nuestro querido Estado de Partidos? Muy sencillo. Ha movido el objeto explosivo, es decir, su propio ser de poder absoluto, hasta el zénit del observador, lo ha situado en la vertical que pasa por cada uno de nosotros. La consecuencia inmediata es nefasta: el horizonte político real desaparece porque cuando una emisión (propaganda, arte oficial, socorro, policías de noche o elecciones de domingo) llega desde el poder, confluye con el observador en su propio ser, en su misma retina mental, haciéndose invisible. La ausencia de perspectiva frontal obliga al ciudadano sin horizonte a trasladarse lateralmente, constreñido en el ámbito doméstico donde se entrega, infantilizado, a la maravilla del ser en movimiento domado, a la relación estrictamente contemplativa con la naturaleza y al voluptuoso tener, tener juguetes. Obligado a disfrutar en exclusiva de las pequeñas cosas que ofrecen los centros comerciales y a las grandes que ofrecen los ayuntamientos, impelido a renunciar a los asuntos de todos ama a su familia porque la ama y vota porque ama a su familia. No es capaz de reconocer nada entre el Estado y él. El partido identidad lo ha sublimado hasta el mismo limbo político. Vota para extender su domus. El voto es una cuestión oiko-nómica.

    Los ciegos quieren votar, y los desorientados, y los necios y papá. Papá quiere votar para ser más papá y más próspero. Sin horizonte público, sin necesidad de moral y de arte porque la administración doméstica no los necesita y la gestión pública los contradice y proscribe, se conforman con la “no pertenencia a banda armada” como aconsejan todos, toditos los telediarios. Sí, dan ganas de llorar; pero estamos nosotros. Con un primer brote de inteligencia, dignidad y buena fe, es decir, abstención, empezaremos a empujar ese horizonte político retraído hasta el lugar donde lo dibuja la geometría social más sana (democracia), detrás mismo del mar.

    Un abrazo.

  24. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Querido Antonio: En el Libro IV del Ab urbe condita de Tito Livio se nos narra cómo Servilio Ahala corta la cabeza del candidato Spurio Melo, que prometía un enriquecimiento a un sector de la población si salía elegido. El Senado vio en el asesinato una valiente defensa de la República. Pues los romanos vieron siempre en estas prácticas prevaricadoras una vuelta al comportamiento de los “reges”, un “regum morbus”. Un fuerte abrazo

  25. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 27

    Querido Oscar

    Me impresiona tu talento para visualizar las ideas, los conceptos y los sentimientos. Esta vez me desborda la satisfaccion. Por fin, estoy siendo comprendido. No te equivocas en cuanto a las imagenes plasticas de potencia explosiva que acompañaron mi trabajo mental. No exactamente entes de escribir mi art´ñiculo, sino a medida que suspendía un parrafo para enlazar con el siguiente. Veras como la interseccion del horizonte vertical con el horizontal esta casi dibujada en el penultimo párrafo y en la frase final de mi artículo. El grafismo es tan obvio que continua inspirando mis respuestas 18, 20, 21 y 26. Tan explosiva esta ultima que ya no me recuerda Chernobyl, sino una verdadera masacre.

    En realidad el caracter explosivo de mi tesis deriva de mi concepto de horizonte, que proviene de Kant, en tanto que inadecuacion actual del estado de conocimientos frente a las aptitudes o capacidades de la opinion politica creada por el Estado de partidos.

    Entre lo que se siente verticalmente y lo que se ve horizontalmente hay una contradiccion tan grande, que la menor chispa puede engendrar un rapido proceso creativo, que colme el abismo y restablezca un nuevo equilibrio horizontal en la sociead civil, y entre esta y el Estado.

    Una vez leido el culto comentario de Martin Miguel, con su temor a la masacre de los corruptos, y tu asombroso comentario plastico de mi tesis, yo mismo no podré comprender la leer

  26. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    continuacion a Oscar

    (cuando doy en la tecla Supr para borrar algo, salta automaticamente el envio a la pagina de
    comentarios).

    no podré comprender la profundidad o dimension de mi articulo sin tener en cuenta vuestras dos aportaciones a su desarrollo. Tengo la certeza, mi querido Oscar, de que, si te lo propones, puedes desarrollar una creacion mental que sea tan revulsiva para nuestra generacion cultural, como lo fueron las de Lessing o Von Kleist para las suyas. Siempre contigo.

  27. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 28

    Cuando contesté a Oscar no había leido tu ultimo
    comentario. No puedes imaginar, mi buen y culto amigo, el bien publico que estas procurando al recordarnos cual era el espiritu de la republica romana ante los prevaricadores. Con lealtad.

  28. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 2

    Mi querido Hortensius

    Se me había pasado tu bello texto sobre el fatalismo porque no hacía referencia ni era consecuencia del horizonte electoral. Lo cual no impide que sea una reflexion sincera y atinada de lo sucede en el Estado de Partidos respecto de los sentimientos y nociones que fundamentan la convivencia nacional.

  29. Juan Moreno dice:

    Magistral el artículo de Oscar (17). Son de los que hay un antes y un después de una concepción científica del desarrollo humano.

    Lo pasaré al disco duro para ponerlo con escritos de Marx, Heráclito, Freud y tdas aquellas cosas mínimas para despejar incógnitas del devenir humano.

  30. Isidro dice:

    Comenta D.Antonio:

    “Cuando no se tiene personalidad, como le sucede a los individuos consumidores, esta se suple mediante mecanismos de indentificacion, sea con entidades abstractas como las nacionalidades sin Estado, o concretas como los partidos politicos. Los militantes y votantes encuentran en sus partidos la fuerza y seguridad que no tienen en sus apellidos familiares ni en sus biografias profesionales. Sería muy largo explicar como operan sociologicamente estos mecanismos. Tal vez lo haga en un articulo.”

    ¡Hágalo D.Antonio¡

  31. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 33

    Querido Juan, no estas solo en la comprension del talento creativo que desarrolla Oscar al comentar algunos de mis articulos. El de hoy, horizonte electoral, no será entendido en toda su dimension social y cultural sin quemarse el espiritu leyendo el analisis de Oscar. El cree con modestia que se limita a poner imagenes a mis ideas. No es cierto. Tiene el demonio de la creacion. Por eso me recuerda a Lessing y Von Kleist, y tambien a Klages, entre los espiritus malditos, que los hay en el pensamiento como en el arte.

  32. Isidro dice:

    En la edición de ayer de El Mundo-La Gaceta de Canarias(aquí va incluido ese periódico dentro del nacional),en las páginas de opinión,artículo Elecciones sostenibles,firmado por Agapito de Cruz Franco,hablan de la primera pancarta del MCRC pidiendo la abstención.

    He intentado poner el enlace por internet,pero no lo he conseguido;transcribo literalmente el final del artículo:

    “…Al contrario,sobre la fachada de la Sala Teobaldo Power de La Orotava,se sostiene,como un bofetón al insostenible stress electoral,una pancarta:’Quiero elegir,no votar.Abstención activa'(la mejor de la campaña).La sociedad pasará por las urnas en los próximos comicios bajo el rito del mercado.Entre ambas actitudes anteriores,siempre tendrá la opción de creer que elige.A no ser que diéramos la razón a Heráclito,y nos de igual votar a Juana que a su hermana,ya que al final,en ese río de la política donde nada es,sino que todo cambia,no estaríamos votando a ninguna.Tú decides.Y no.”

  33. Juan Moreno dice:

    He colgado éste escrito en el blog del sr. Serna.
    Si encontráis algún error de bulto, os ruego díganlo:
    ===========================================
    Es una falacia el decir que no votar ayuda a los grandes partidos políticos con esta ley electoral y que quién se beneficia es el PP.
    Todos, absolutamente todos los que entran en el sistema es corrompido por éste, por que la corrupción es INHERENTE, repito INHERENTE a las reglas del juego político actual.

    No, no es eso. Para nada el problema es derecha ó izquierda. Ese no es el problema. El verdadero problema es la CONSTITUCIÓN y la ley electoral.
    Nuestra Constitución es antidemocrática, no fué sometida a referéndun la decisión del General Franco, vuelvo a repetirlo, el general Franco anterior Jefe de Estado tras un golpe MILITAR que designó HEREDERO al actual Jefe de Estado a TÍTULO de REY.

    ¿ Pero bueno es que aún no somos MAYORES de EDAD ? ….

    Lo que queremos es que haya auténtica DEMOCRACIA que aunque haya capitalismo ó socialismo el poder sea CONTROLABLE, es decir: Un legislativo por sufragio universal con listas abiertas, unas votaciones nacionales para Presidente de la República que sería el Ejecutivo y un poder judicial salido de entre jueces, fiscales y abogados en ejercicio.
    El legislativo serían “mónadas” republicanas formadas por concentraciones ciudadanas de unos 100.000 electores por distrito, con diputados con mandato imperativo en el Congreso fiscalizados por el distrito y éste con poder de destitución del diputado en caso de incumplimiento.
    El Congreso solamente podría destituir al Presidente de la República tras una autodisolución del mismo. Se convocarían elecciones a diputados y presidenciales. La esquizofrenia de los ciudadanos sería reparada de inmediato con dichas elecciones.

    No quiero abusar de la hospitalidad del Sr. Serna, pero hay varios grupos republicanos que están efectuando trabajos para llevar a cabo un nuevo proyecto de República Constitucional.

  34. Isidro dice:

    Hay varios errores.Las listas abiertas son igual de antidemocráticas que las cerradas;nosotros proponemos candidaturas uninominales y un sistema mayoritario,no proporcional.En cuanto al Presidente de la República,no es él solo el poder ejecutivo,sino también el resto del gobierno que él nombra de entre los diputados que nosotros elegimos.El legislativo no son mónadas,sino que de cada mónada sale un representante (de la mónada) para el legislativo(parlamento).
    No se,yo de momento veo esos fallos,pero si alguien ve alguno más…

  35. pedro ortigosa goñi dice:

    Ayer intervine por teléfono en el programa de Urdaci “Locos por Madrid” Canal Onda 6. Les largué que esto es una opereta de marras, y que no hay democracia ni libertad de opción. Cundió el estupor entre los invitados. ¡No lo podría creer! Me habría bastado con decir que no hay elecciones democráticas porque los candidatos los eligen los partidos, y no los electores, pero la exaltación y el nerviosismo me atrancaron, aún así les largué unas andanadas ciegas de indignación. A propósito, ¿cómo se elegirían los candidatos a representantes de las mónadas? Franco y Ortega tenían razón al pasar de los partidos políticos: y es que las ideologías están todas trasnochadas, además de ser sistemáticas, y por lo tanto inhumanas, lo que no me admitió D. Antonio. Así, pues, ¿a través de qué plataformas saldrían los candidatos a representar a las mónadas?
    Que alguien me responda, pues no quiero distraer a D. Antonio.
    Gracias.
    Salud, república y viva España!

  36. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 39, 40 y 41.

    Las correcciones de Isidro al texto de Juan Moreno son certeras salvo dos: el Presidente de la Republica elige libremente a su gobierno, sean o no miembros del parlamento los ministros. El poder legislativo, el Parlamento constituye la monada nacional con los representantes de las monadas locales.

    Agradezco a Pedro que no me distraiga ahora del importante articulo que estoy terminando sobre la jornada de reflexion. Abrazos a los tres.

  37. empecinados dice:

    Lo que hemos de hacer todos los que somos activistas contra la dictadura nazionalista y del zprisoe renegado y colaboracionista y sus satélites oenegeros es unirnos en una organización antagonista, de oposición.
    Ya hay grupos que lo proponen, como España y Libertad, Cordobeses por la Libertad o los Núcleos de Oposición Antinacionalistas (ver la web de estos):
    http://www.nucleosoa.org

  38. Ramsés dice:

    Hola a todos:

    Desde que llevo difundiendo la campaña por la astención del MCRC me han sorprendido comentarios tan “originales” como malintencionados. Hay uno de ellos que me llama la atención: “si no votas ganará la extrema derecha” o ” si no votas ganará ETA”. Esta treta de echar fango a la cara del otro para convertirlo en un mostruo y asi tapar la porqueria del quien lo lanza es la más común de todas. Por otro lado, se utiliza la tecnica del miedo ante peligros imaginarios de hordas de fachas o terrosistas que nos asaltaran si no cumplimos con nuestro “debito” electoral. Es como crear un efecto 11-M pero sin muertos encima de la mesa.
    No han sido pocos los que me han encarado que los que no votar favorece la corrupción y no se que desastres más ¡¡¡Como si nosotros tuvieramos la culpa!!!.

    Un saludo.

  39. Asturcón dice:

    Estimado Pedro:
    Yo creo que, para los partidos políticos, habría un antes y un después con la instauración de un sistema de circunscripción uninominal. Esquemáticamente sería así:
    1º) La gran excusa de los partidos actuales es la ideología. Es la coartada para vender el humo al súbdito de que lo importante no son las personas, sino las ideologías. Y así, quitan y ponen candidatos oscuros, premiando la fidelidad al partido. Si lo importante es la ideología, el diputado no importa, el concejal no importa… Y el súbdito tampoco, por supuesto, excepto cuando toca ir a votar. En un símil es como el fútbol: No importa la plantilla de jugadores, cuánto cobran, si son de la cantera o la torre de Babel; sólo importa ser del Madrid o del Barça; y el único intereés de la directiva de los equipos es que el aficionado compre camisetas, saque el abono anual y se abone al “pago por visión”. Y sólo se la envainan cuando el tirón electoral de algún candidatos les hace apretar los dientes y tragar carros y carretas (los casos más paradigmático serían Francisco Vázquez y Gallardón para el sector COPE del PP).
    Hasta ahora, la camarilla de turno pone y quita candidatos, por lo tanto, no es necesaria la representación y la ideología es tan falsa y nula como la propia democracia.
    2º) En un sistema como el propuesto por don Antonio, las camarillas de los partidos perderán fuerza desde el primer día, puesto que lo importante no será su excusa ideológica, sino que el candidato trabaje por su mónada. Den Xiao Pin lo dijo claro: “No importa que le gato sea blanco o negro, lo impirtante es que cace ratones”. Pues esto es lo mismo. Los partidos será más laxos ideológicamente, por la propia necesidad de que pongan al mejor candidato al distrito, no al jefe el partido. Quedarán, en la práctica, a meros instrumentos electorales, cuando no desaparecerán por las cloacas de la monarquía que les dio cuartel, cama, comida caliente y mando en plaza.
    3º) Todo esto acabará garantizando libertad política y no la falsa pluralidad ideológica que hoy padecemos y denunciamos.
    Un saludo leal y abstencionario,
    Asturcón.

Los comentarios están cerrados.