REPÚBLICO

Las palabras políticas no suelen expresar con precisión las ideas o conceptos a que se refieren. Sucede con frecuencia que un mismo vocablo se usa para designar cosas muy diferentes. Entre otras razones, la política no es todavía una ciencia porque el lenguaje del poder carece de voces unívocas. Y la evolución de las costumbres lingüísticas esta marcada por la moda de pronunciar todas las palabras referentes a las relaciones sociales con un mismo acento demagógico o igualitario.

Hace unos días, la necesidad de describir las distintas categorías de personas que voluntariamente deciden no votar en las urnas políticas, me obligó a crear la voz “abstencionario”. Quise distinguir con ella a los que, no siendo abstencionistas frente a todo tipo de elecciones, se niegan a participar en la farsa del sistema proporcional de listas de partido.

Hoy me encuentro ante la imposibilidad de definir a todos los republicanos, si con esta palabra adjetiva se designa del mismo modo a los partidarios de retornar a la II República, a los nacionalistas catalanes de Ezquerra Republicana, a los socialdemócratas de Izquierda Unida o a los miembros del Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional. Todas estas personas no son sustancialmente iguales, porque sus diferencias políticas no son meramente adjetivas o accidentales.

Antes de saber si existen palabras diferentes para designar a los que son partidarios genéricos de la República, sin compromiso vital con ella, y a los que son partícipes de una idea específica de la República, con la que se identifican en su modo de ser y de estar en sociedad, se debe buscar el sentido real de esas actitudes según sea la forma de Estado donde se manifiestan. Pues son contradictorias, más que contrarias, si se producen en una Monarquía de Partidos, que no solo niega la libertad de pensamiento, y la igualdad de oportunidades para expresar las divergentes concepciones de la República, sino que está sostenida por partidos estatales que se consideran a sí mismos republicanos.

Para poder ser partidario de algo hace falta que haya opciones reales de tomar partido sobre ese algo, sea para hacerlo nacer o para evitar que perezca. En la República francesa, por ejemplo, no tendría sentido declararse partidario de la República, del mismo modo que no lo tiene que los jueces se declaren partidarios de la justicia legal. Hablando con propiedad solo tiene sentido decir que los franceses son partícipes de la República, como el juez de la justicia o el médico de la medicina. Lo cual no significa que lo sean en el mismo grado de intensidad o dedicación.

La cuestión republicana adquiere una dimensión ontológica en las Monarquías de Partido, como la española. Pues, por definición, solo cabe ser partidario de alguno de los partidos estatales, y ninguno de ellos puede ser, aunque lo crea, republicano. Éste no es asunto que solo afecte a la sinceridad o coherencia de los republicanos que se declaran partidarios de alguno de los partidos estatales que sostienen la Monarquía. Pues no se puede ser partidario de algo accidentalmente republicano que, al renegar de su esencia publicana, ha negado la posibilidad de su existencia republicana. Sin combatir por su existencia, la República es el fantasma familiar que los partidos republicanos pasean por los palacios monárquicos para que el Rey no olvide quienes son los dueños del Estado.

Si los partidarios de la II República, o de los partidos estatales de la Monarquía, se creen republicanos porque sus abuelos lo fueron, la ontología republicana solo reconoce y otorga títulos de legitimidad a los que, de modo pacifico pero decidido, hacen todo lo necesario para que sus hijos vivan con plenitud la libertad y la democracia de la República Constitucional. El compromiso vital de los que quieren ser padres de republicanos les obliga a adquirir los conocimientos, las previsiones, el carácter y las cualidades humanas de los verdaderos estadistas. El idioma español tiene un sustantivo hermoso, lamentablemente desusado, que designa al estadista o personalidad capaz de oficiar lo público. La voz repúblico define a la perfección la condición de estadistas de los hombres y mujeres integrados en el MCRC. Pues, todos somos aquí esencialmente repúblicos, y no accidentales republicanos.

Anuncios

37 thoughts on “REPÚBLICO

  1. Francisco says:

    Quizá por motivos familiares, me encanta este artículo, particularmente el párrafo final. Me parece especialmente bella la referencia a nuestros hijos y la definición de los miembros del Movimiento de los Ciudadanos hacia la República Constitucional como “padres de republicanos”.

  2. miguel says:

    Francisco:

    Te he dejado un comentario sobre la entrevista Quintero/García en el artículo anterior.

    Saludos

  3. Vicente Dessy Melgar says:

    Las Constituciones de Iberoamérica, la de México o la de Venezuela, encajan , creo, en el prototipo de contituciones semánticas. Jamás cumplen lo que dicen . En éso sí se parecen a la nuestra. El peor vicio de una contitución aunque suele convertirse en la mejor virtud de la oligarquía que las promociona. A la constitución de Venezuela le falta decretar el derecho de todo venezolano a vivir en la luna con los gastos pagados por el Estado social bolivarianio.
    Un saludo muy leal.

  4. Francisco Álvaro says:

    El término y definición de repúblico me hace evocar las leyes herméticas, sobre todo la que afirma “asi arriba como abajo”, que se podría equiparar al moderno concepto de fractalidad. Ver la totalidad en lo minúsculo, las estrellas en un puñado de arena, que diría William Blake, toda la complejidad del mundo moderno en la mónada republicana.
    El hombre que vea eso o las carencias de la mónada que la hacen languidecer en beneficio de otras estructuras, podría ser llamado repúblico. Si un conjunto de 100.000 personas no tienen toda la complejidad de lo humano, económico, social, cultural, en sus fundamentos básicos, no tienen nada y están cautivas de algún interés o esclava de alguna entidad.
    Un repúblico podría ser un libertador de mónadas, un humanista; por supuesto un patriota.
    Viva la República Constitucional. Viva España.

  5. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 4

    Querido Francisco Alvaro

    Has definido con precision absoluta lo que es una monada republicana. Tu comentario es tan bello como profundo. Te gustará saber que a los 18 años me hice “partidario” del simpar arte y la singular estética de Wiliam Blake. Eres un gran republico. Lealtad a todos los republicos.

  6. José Antonio Espinosa says:

    Estimado maestro,

    Me ha parecido brillante este artículo y como siempre se dirige directamente a un problema capital.

    La adulteración del lenguaje y sus desnaturalización obedece al objetivo de la destrucción del pensamiento, especialmente del disidente. La palabra es el vehículo que transmite las ideas. En la famosa novela 1984, los miembros del partido pretenden implantar una nueva lengua obligatoria, que permita “estrechar el radio de acción de la mente”.

    Comparto totalmente su afirmación “la política no es todavía una ciencia porque el lenguaje del poder carece de voces unívocas”. Los conceptos son fundamentales para la ciencia, si no se puede identificar claramente cada concepto, no se puede imaginar una reflexión o debate serio.

    Los que queremos una republica de derecho y no la Weimar o la II República tenemos la obligación de instruirnos. La democracia estriba en que los notables, las personas mejor preparadas y más experimentadas, deciden poner a disposición del resto sus conocimientos y su talento. Hemos llegado a una situación en la que los más incapaces, pero tremendamente corruptos, han copado las instituciones.

    Los partidos que se benefician de esta situación no van a regenerar nada, esa ingenuidad que muchos sostienen les convierte en cómplices.

    Por eso este movimiento debe triunfar, porque no se fundamenta en la negación de la realidad, sino todo lo contrario, la respuesta a una necesidad.

  7. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 7

    Mi querido Jose Antonio

    Me produce extrañeza, no exenta de asombro, que a los 23 años y en una cultura degradante, hayas tenido la personalidad y el valor cívico de no dejarte ir por la pendiente de los disvalores de la Transicion. Tu ejemplo es paradigmatico de la nueva generacion que debe dar cuerpo al alma de la Republica Constitucional. Nada me enorgullece tanto como haber sido comadrona de vuestro parto espiritual. Solo por eso se justifica mi vida.

    Tienes ademas notables cualidades de escritor de talento. Si, como espero, te mantienes firme en la senda de la verdad, te aseguro que seras un gran republico. Pideme consejo sobre lecturas y tu preparacion profesional. Debes cumplir un hermoso destino. Deseo lo mejor para ti y para tu familia. Abraza la lealtad hasta el final de tus días. Con todo afecto.

  8. miguel says:

    D. Antonio:

    Muy buena su frase “los partidarios de la II República o de los partidos estatales de la Monarquía se creen republicanos porque sus abuelos lo fueron”.
    Freud nos descubrió que para ser hombres hay que “matar” al padre. ¿Qué puede esperarse de quienes no sólo no han matado al padre sino que, además, aún tienen vivo al abuelo?. Como decimos en mi tierra, se les amontona la faena.
    Por otra parte, toda esa gente que se cree republicana mientras mantiene una monarquía funciona psicologicamente como los millones y millones de personas que en la actualidad viajan de un lado a otro del mundo convencidas de que se divierten cuando la realidad es que viajar siempre ha sido una desgracia.
    Saludos

  9. Vicente Carreño Carlos says:

    A Francisco (1) Y a José Antonio (7)
    Comparto vuestros comentarios y os felicito por lo sois.

    A Don Antonio (29)del anterior artículo

    No quedé frustrado por lo que no fue tampoco triste dialogo con los jóvenes de la Plataforma. Sinceramente viví aquella reunión con mucha emoción y expectativas, al igual que los demás encuentros preparados en Totana, siempre replegándome para ofrecerles a los demás la posibilidad de que pudieran conocerle e interpelarle. Mi intención era la de que cuantas más personas le conocieran y más a fondo lo pudieran hacer, más objetivos habría cumplido en mi planteamiento inicial de presentarlo a la sociedad. El encuentro de esa noche fue duro porque puso de manifiesto dos realidades diferenciadas y confrontadas entre sí. Lo que yo le he leído y escuchado durante tantos años en la privacidad e intimidad de sus libros, en los artículos de prensa, en los debates etc, ahora se lo estaba escuchando decir a mis otros amigos del alma y eso me producía un cierto “desgarro emocional”.

    Llevo años difundiendo nuestro discurso a mis amigos, a los compañeros de la acción social, a los amigos de I.U. , a los compañeros de trabajo; otra cosa es comprimir todo eso en un par de días y vivir la experiencia efímera de poder hablar con tanta sinceridad y autenticidad, aunque repito que hice un gran esfuerzo por darle oportunidad a los demás contertulios, dejando para otra ocasión cuestiones mías sobre arte, política y transición.

    Efectivamente a Muñoz Ballesta y a mí nos queda intentar reunirnos con los repúblicos de Lorca, no ha podido ser antes porque se nos echó encima el proceso electoral y no creímos que fuera el momento adecuado.

    Por cierto, ya envié a Francisco el DVD con el Discurso de Totana, y me consta que está trabajando para colgarlo en la sección de “videos políticos”.

    Como siempre mi amistad y mi afecto.

  10. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 3

    Querido Vicente

    Conoces bien las situaciones en America Central. El vicio que señala es concecuencia de la falta de tradicion liberal en los Estados de tradicion autoritaria. Los españoles hemos sido maestros en aprobar Constitucioones impracticables. Ese vicio esta definido por el irrealismo de los pueblos que sienten un respeto sagrado no solo por los textos legales, sin incluso por la letra impresa. En definitiva, por la ausencia de un saber basado en la inteligencia crítica. Gracias por tu aportación. Con lealtad.

  11. Antonio Garcia-Trevijano says:

    continuacion al 3

    Aunque mi respuesta 11 se entienda, he querido decir que esos pobres pueblos toman por real lo afirmado imperativamente en la ley suprema, sin importarles que los hechos la contradigan. Y aun mas grave, sin querer ni poder percibir las rutinas que las infringen y anulan. Parece como si geneticamente no tuvieran capacidad para tomar conocimiento de las mismas. Seria muy interesante estudiar si, en realidad, no son los pueblos serviles, sino la propia politica la que escapa de las posibilidades de la epistemología genetica de Piaget, que ha dado sus frutos en las ciencias duras, la psicología y aspectos de la sociología empirica.

  12. José Antonio Espinosa says:

    Estimado maestro,

    Le agradezco sus palabras, soy consciente que no cabe la lisonja en su corazón ni en su pluma. Pero el orgullo no puede cegarme, en tal caso sería merecedor de su desprecio.

    Había pensado en pedirle consejo a cerca de mis lecturas, pero me parecía un abuso. Ya que me brinda su asesoramiento puedo hacerlo sin reparo. Solo los necios dejan pasar la oportunidad de aprender de los maestros.

    Siempre los he buscado, los hallé como Quevedo en pocos pero doctos libros, ahora tengo la oportunidad de escuchar con los ojos a los vivos.

    Un fuerte y sincero abrazo.
    Espinosabernal@hotmail.com

  13. David Serquera says:

    El articulo de hoy contiene parrafos con una fuerza de accion remarcable:
    “Sin combatir por su existencia, la República es el fantasma familiar que los partidos republicanos pasean por los palacios monárquicos para que el Rey no olvide quienes son los dueños del Estado.”
    o:
    “Si los partidarios de la II República, o de los partidos estatales de la Monarquía, se creen republicanos porque sus abuelos lo fueron, la ontología republicana solo reconoce y otorga títulos de legitimidad a los que, de modo pacifico pero decidido, hacen todo lo necesario para que sus hijos vivan con plenitud la libertad y la democracia de la República Constitucional”

    Interesante tambien la pregunta de si la politica escapa a la epistemologia de Piaget. Yo creo que la politica como disciplina que estudia el poder puede desarrollarse mediante asimilacion y acomodacion, lo que pasa es que la interaccion con el medio es mucho mas dificil que en las ciencias naturales, se hace menos observable por las masas, porque el poder se propaga proyectando los sentimientos colectivos y ademas, su estudio, necesita de testigos libres. Los pueblos serviles educados en la fe creen mas facilmente en la propaganda, les sirve de consuelo y conocen muy bien la omnipotencia estatal. Pero no olvidemos como otros pueblos con una tradicion mas critica o desconfiada hacia el poder han sucumbido no a la fe, sino al marketing, y aceptan explicaciones sobre enemigos demoniacos y estados del bien y la libertad.
    Manana estare desayunando en el Hotel Santa Isabel la Real en Granada. No pude anunciarlo con tiempo pero si algun miembro del MCRC puede acercarse me encantaria que nos conocieramos.
    Enhorabuena por el articulo de hoy. Aunque creo que habran republicos de verdad sin ser republicos juzgados por la historia pero distinguidos por su actitud vital.

  14. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 14

    Queridos David y Sonia

    Me dais envidia. Al pie de la Alhambra y del Pico del Veleta de Sierra Nevada. Bajo ese panorama único creció mi pasion por el saber y la libertad. Disfrutad de esa belleza. Gracias, David, por tu comentario. Aunque conozco los fundamentos de la epistemología genetica de Piaget, no he tenido ocasión de estudiarla. Me encanta que me adviertas de los peligros del marketing, que tambien es un modo de idiotizar a las masas. Ose deso una estancia más que feliz en mi inovidable Granada.

  15. Pablo says:

    ESPAÑA EN MARCHA

    (Gabriel Celaya, “Cantos iberos”, 1955)

    Nosotros somos quien somos.
    ¡Basta de Historia y de cuentos!
    ¡Allá los muertos! Que entierren como Dios manda a sus muertos.
    No vivimos del pasado,
    ni damos cuerda al recuerdo.
    Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos.
    Somos el ser que se crece.
    Somos un río derecho.
    Somos el golpe temible de un corazón no resuelto.
    Somos bárbaros, sencillos.
    Somos a muerte lo ibero
    que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero.
    De cuanto fue nos nutrimos,
    transformándonos crecemos
    y así somos quienes somos golpe a golpe y muerto a muerto.
    ¡A la calle!, que ya es hora
    de pasearnos a cuerpo
    y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.
    No reniego de mi origen,
    pero digo que seremos
    mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo.
    Españoles con futuro
    y españoles que, por serlo,
    aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno.
    Recuerdo nuestros errores
    con mala saña y buen viento.
    Ira y luz, padre de España, vuelvo a arrancarte del sueño.
    Vuelvo a decirte quién eres.
    Vuelvo a pensarte, suspenso.
    Vuelvo a luchar como importa y a empezar por lo que empiezo.
    No quiero justificarte
    como haría un leguleyo.
    Quisiera ser un poeta y escribir tu primer verso.
    España mía, combate
    que atormentas mis adentros,
    para salvarme y salvarte, con amor te deletreo.

  16. José Amador says:

    Para ser un comerciante no es suficiente el ser propietario de un comercio. Hace falta además tener espíritu comercial (neuma que dirían los romanos). Quien heredó el negocio de los abuelos y carece de ese espítu está abocado a la quiebra.
    De igual manera, sólo el repúblico tiene ese espíritu republicano.
    Difícilmente vamos a encontrar repúblicos entre los distintos partidos de inclinación o corte republicano que hoy presentan candidaturas, puesto que “el nogocio” (o el nombre comercial) lo heredaron de sus abuelos, y siguen en él sólo por inercia, oportunismo, especulación u otros secretos inconfesables.
    Si la III República tiene alguna esperanza, ésta sólo podemos encontrarla en los repúblicos de MCRC.

  17. Isidro says:

    La poesía de Gabriel Celaya identifica perfectamente a nuestro movimiento.Estaría bien distribuirla junto a nuestras ideas.

  18. Juan Moreno says:

    Algo se mueve en Catalunya. En La Vanguardia de Barcelona el columnista Jordi Barbeta les dice a los políticos:
    El título: Peor un país de borregos.

    Y se encuadra lo siguiente: La ABSTENCIÓN y el voto en blanco no son el problema, sino la consecuencia del problema.
    No lo cuelgo porque sé escanear un escrito pero no cómo colgarlo en la red. No se puede copiar como está almacenado en el disco duro.

  19. Juan Moreno says:

    Gabriel Celaya insigne poeta de la resistencia anti-franquista.
    Acabo de poner la cinta donde tengo a Paco Ibáñez, que musicó la letra en son de marcha guerrera.

    Deliciosa metáfora del mercader y el repúblico del MCRC.

  20. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 16

    AfortunadO, querido Pablo, tu recuerdo de la hermosa poesía de CELAYA, AUNQUE ALGUNAs DE SUS ESTROFAS SEAN CONVENCIONALES Y TÓPICAS, NOSOTROS LAS ACTuALIZAREMOS MEDIANTE LA ACCION. Gracias.

  21. Antonio Garcia-Trevijano says:

    AL 17

    Mi querido Jose Amador

    Tu cxtraordinario comentario me impresiona por sencillez y profundidad en la certera metáfora. Sois vosotros los que estais reivindicando y acreditando vuestra legítima pretension de ser los republicos de la Republica Constitucional. Estais demostrando que la condicion de estadista no es abributo exclusivo de personalidades excepcionales. Si no está en lo colectivo, lo excepcional carece de futuro. Enhorabuena.

  22. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 20

    Querido Juan

    Te agradezco el recuerdo de Paco Ibañez, con quien estuve en Segorbe para apoyar a los ediles republicanos. No me extrana que hayas percibido la delicia mental de la metafora de Amador.

  23. Hortensius says:

    Que sean otros los que describan en pomposos versos los soberbios pensamientos que animan al alma del MCRC. Los silencios rotos que oprimian en largos encañados se arrojan en los aires en garbas de diamantes, trasformándose en brillantes perlas en la pila de alabastro que las recibe dentro del MCRC; mientras que otros viven en el obscuro retiro, yo sólo veo claridad.

    Aquí es donde una mano bienhechora, sí la mano de Trevijano, sosteniene los vacilantes cuerpos, guia los primeros movimientos, y excita los primeros pasos.

    Y donde respirando un aire puro, alimento saludable, se crece, descorriendo el espeso velo que cubría nuestros ojos, concibiemdo una idea formidable¡ La República Constitucional¡ ¡qué consuelo leer todos los días esta suprema inteligencia¡

    Créanme, el adversario oligarquico cada día es más infeliz: huye de él sin perseguirlo, y teme menos a la muerte que a sus falsos y perturbadores dogmas.

    ¡Qué los retratos de Homero se hagan sensibles en nuestros corazones! ¡Qué armonioso y puro estilo.!

    ¡Ah! si una dulce filosofía hace que un día se estimen sus producciones, si hallan en ellas sentimientos verdaderos las sentencias que las distinguen del sofisma, inmortal pontífice de la verdad, a ti deberemos la gloria¡.

  24. JMGA says:

    Unos partidos que ondean banderas republicanas(de la II R.)estando pagados por el estado monárquico, ni son republicanos ni son nada.No es mas que burda y hueca propaganda.
    En realidad son enemigos acérrimos de una república que consagre la democracia, que les quitaría los privilegios que disfrutan al abrigo de la monarquía.

    Saludos.

  25. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 24

    Querido Hortensius

    Tu rica y elegante prosa derrama su aroma embriagador sobre las expresiones cientificas de mis analisis politicos. Pero comprenderas que yo no pueda identificarmer con los heroes que me formaron en el espiritu de Homero. Me emocionan las ideas que se traslucen en tus brillenates palabras. Gracias y lealtad.

  26. José Antonio Espinosa says:

    Nunca han defendido un sistema democrático, la Republica que sueñan es mi pesadilla.

    En las pasadas elecciones solo Ciudadanos, partido que surge de la asociación de Félix de Azúa, Francesc de Carreras, Arcadi Espada y tantos otros, han conseguido representación municipal defendiendo abiertamente las listas abiertas, la división de poderes y la limitación del mandato.

    El resto no pone en cuestión el sistema. Mientras la siniestra sostiene la tricolor, la derecha llena el bolsillo de la chaqueta. No llegan a ser treinta las monedas, pero bastan para sellar la traición a los valores republicanos.

  27. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 25

    Querido JMGA

    Los partidos estatales son nuestros enemigos. Nosotros los conocemos. Ellos a nosotros, no. No pueden ceer que exista dignidad en lo humano. No se creen en posesion de la verdad. Ni siquiera saben que la verdad existe fuera de ellos. Creen que rechazamos los partidos politicos, cuando lo que hacemos es negar legitimidad a los partidos estatales. Si las evidencias que denuncias en tu comentario fueran de dominio comun, la Monarquía de Partidos caería en el acto. Sabemos, pues, cual debe ser nuestra terea como republicos.

  28. Francisco says:

    A Miguel (2):

    De acuerdo con lo que dices. No hay periodistas libres en temas políticos en los grandes medios de los editores porque los que los son dejan de trabajar como periodistas en dichos medios. El único rincón aún libre está aquí, en Internet.

    A todos:

    Estoy preparando los fragmentos del discurso de Totana. Podéis acceder a ellos a medida que están disponibles en la página de Videos políticos, la que tiene el enlace en el margen derecho de la portada.

    Saludos leales

  29. Carlos says:

    Estimado D. Antonio.
    Compruebo con alegría que tiene un espacio en Internet a través de su blog. Ya hace algunos años que perdí el contacto con usted, coincidimos en una conferencia que pronunció en la Universidad Autónoma de Barcelona hará cosa de 11 años (una conferencia que, de facto, y si usted recuerda, no pudo pronunciar por la irrupción de un grupo de estudiantes independentistas).
    Yo por aquel entonces era un estudiante de CC. Políticas fascinado por su rigor y coherencia, es algo que usted ha mantenido al largo de todos estos años, depurar el vocabulario político español (tan maltratado) para definir unos conceptos en torno a los cuales pudiera transmitir unos valores sencillos, pero de un gran poder evocador. Siempre me ha interesado la capacidad que tiene para elaborar un riguroso discurso teórico como medio para elaborar (y por supuesto implementar) un programa de acción político constituyente. Le animo para que siga por esta senda: creo que es la persona más adecuada para que, poco a poco, la parte más sana de la opinión pública tome conciencia de la potencialidad, e incluso necesidad, que tiene la república democrática como horizonte político para el conjunto de nuestra sociedad.
    Un cordial saludo.

  30. Arturo says:

    Estimado Francisco:
    Después de haber visto la serie de videos sobre la conferencia en el Ateneo y habiendo tenido la dificultad de seguir las distintas secuencias en un orden cronológico, te agradecería que en las próximas pongas a cada una de ellas un identificativo de orden.
    Muchísimas gracias

  31. Pablo says:

    Estimado D. Antonio,

    Soy un estudiante de Derecho que no me confieso seguidor suyo, aunque si coincido con usted en diversos aspecto de la realidad política.
    Le escribo porque tras la atenta lectura de varios de sus artículos y sobretodo tras la visualización de multitud de videos suyos, en primer lugar me siento obligado a felicitarle por la gran labor intelectual y política que, en mi opinión, está usted haciendo con la difusión de sus ideas y propuestas. He de confesarle que es muy gratificante poder ver videos en internet de tal calidad intelectual .
    Personalmente, aunque si le soy sincero en algunas ocasiones no alcanzo a comprender algunas de sus manifestaciones, me son de gran utilidad sus exposiciones, tanto intelectualmente como para la vida en general. Considero que se puede aprender mucho de sus artículos e incluso en ocasiones, permitame la expresión, me da rabia no entender algunas cosas.
    De entre sus exposiciones e ideas, l que más interes me suscita es la unidad de España, la Democacia y en gran medida, como estudiante de Derecho, la Justicia, en la permitame decirle que considero que existe un gran nivel de corrupción y de dependencia respecto del Gobierno de la nación. Este aspecto creo que debería suscitar más interes en la sociedad del que suscita actualmente porque considero que la Justicia, para que sea adecuada y “justa”, debe ser sobretodo independiente y no hace falta más que leer los periodicos para darse cuenta de que continuamente, en cada nuevo tema de discusión que va surgiendo en el ámbito político sobretodo, el Gobierno en particular y los partidos políticos en general influyen totalmente en decisiones de los diversos Tribunales.
    Como mencionaba anteriormente, la unidad de España también suscita en mi persona gran inquietud porque cada vez que sale alguna noticia hacia la ruptura de la identidad nacional me afecta enormemente. Lo que no alcanzo a entender es como puede haber parte de la sociedad que reniegue de su propio país.

    Finalmente, me gustaría aprovechar la ocasión para expresarle mi más sincero apoyo y ánimo en su camino y agradecerle sus exposiciones sobre la realidad política de nuestro país, le ruego continue haciendolo por mucho tiempo, ya que es admirable actualmente, se lo digo sinceramente, que alguien exprese y defienda sus ideas sin importarle las consecuencias y sobretodo que lo haga sin buscar un interés económico y poder en la sociedad. Actualmente somos testigos cada día de como muchos políticos están donde están por interés economico y personal no porque defiendan unas ideas bisceralmente y de corazón.

    Por otra parte me gustaría manifestarle también mi admiración como jurista, ya que toca de cerca mi estatus personal, que espero que pueda llegar a ser la mitad de bueno que usted, espero aprender mucho de usted, tanto en el ámbito del derecho como en el de la política.

    Sinceramente, le saludo atentamente.

    Un fuerte abrazo.

  32. Pablo says:

    Se me olvidaba pedirle disculpas por la extensión de mi comentario y espero que mi redacción sea, en la medida de lo posible, de su agrado, pidiendole disculpas adelantadas por algun posible error de redacción que hay podido cometer.

    Un saludo.

  33. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 30

    Querido Carlos

    Recuero muy bien auqella conferencia frustrada. Pero las interrupciones no iban dirigidas contra mi, sino contra el periodista de derechas que me precedía. Yo internive para pedir respeto a la libertad de expresion y tuve la satisfaccion de ver como esos independentistas me respetaban, hasta el punto de que acompañe por el campus al periodista hasta su coche, para impedir que fuera agredido por el grupo que lo siguíó sin osar acercarse a mi persona. Ese periodita, a quien no conocía me ha manifestado varias veces su gratitud. Me da enorme alegría ver reunidos aquí a tantos jovenes que me han leido y oido. Hasta pronto, con lealtad.

  34. Antonio Garcia-Trevijano says:

    al 33 y 34

    Querido Pablo

    Lo que de verdad me importa es que me digas en que aspectos no coincides con mi pensamiento y por qué no eres seguidor de este Movimiento de Ciudadanos hacia la Republica Constitucional.

    Todo lo demas es muy agradable para mi persona, pero de escasa utilidad si no contribuyes al triunfo de mis ideas politicas. Como estudiante de Derecho estas obligado a denunciar la mentira del Derecho politico y del Constitucional que se enseñan en las Universidades. Eso si sería una lucha por la verdad y dignidad del estudiante. Espero que me des la ocasion de aprender de ti auqello en lo que difieres, si es mas verdadero y justo que lo por mi defendido. Con lealtad.

  35. Carlos says:

    Efectivamente Don Antonio, aquellos radicales no dirigían sus ataques en contra suya, sino contra el director del ABC en Cataluña (por otra parte una persona muy correcta y educada).
    Fue un hecho muy lamentable protagonizado por una minoría que frustró mis esperanzas de poder debatir con usted en torno a sus propuestas políticas y al acertado diagnóstico de la transición democrática que usted realizó en sus escritos (todavía guardo una copia ajada de la ‘Alternativa Democrática’ con subrayados y anotaciones).

    Celebro poder disponer de este espacio para poder intercambiar impresiones sobre aspectos de derecho constitucional, sociología o simple actualidad: creo que estoy delante de un interlocutor extraordinario que, desde luego, me va a permitir polemizar con rigor y de una manera enriquecedora y estimulante sobre temas fundamentales, que, desgraciadamente, no se prodigan mucho en la prensa escrita de España.

    Espero que tenga la deferencia de poder responder a mis preguntas de vez en cuando: once años de espera son bastantes para satisfacer mi curiosidad, je, je…

    Un cordial saludo.

Los comentarios están cerrados.