INTELIGENCIA INSTITUCIONAL

Vengo repitiendo que lo urgente no es predecir el futuro de la Monarquía, ni el final del terrorismo, sino adelantar la instauración de las instituciones de la democracia representativa de la sociedad, y que esas instituciones, con inteligencia objetivada, encaucen los nacionalismos por vías de realización local y de integración española, sin necesidad de represión.

Por esas razones no aventuré el juicio político en una utopía al vaticinar, en mi artículo “Procesión de Paz”, que “el fin del terror lo logrará la creación de inteligentes instituciones democráticas que, sin regresión ni encapuchados, compensen las tendencias a la separación”.

La expresión sintética ”instituciones inteligentes” la incorporé a mi acervo cultural, cuando acudí al concepto de “astucia de la razón”, de Hegel, para corregir la errónea creencia de Tocqueville -matizada en las notas a pie de página de la edición crítica de “La Democracia en América” (Aguilar, 1989)- de que el éxito de la Constitución de EEUU era debido a su adecuación a la igualdad de condiciones sociales, que caracterizaba a la sociedad civil de su tiempo, y que él identificó con la democracia, sin percibir la diferencia entre democracia formal y material.

La Monarquía ha engendrado una dinámica nacionalista que no puede detener, salvo con un retorno a la represión de personas e ideas nacionalistas, como en la dictadura. Ese es el único método que puede concebir la falta de imaginación del PP. Y el PSOE, desconociendo la naturaleza insatisfecha de todo nacionalismo, recurre a una temeraria estrategia sentimental, que mezcla tácticas oportunistas de alianzas gubernamentales con las ambiciones nacionalistas, y negociaciones directas con los agentes del terror separatista, basadas éstas en la demagógica promesa de que los vascos, ellos solos, decidirán libremente su futuro. Esta falta de inteligencia, continuadora de la acomplejada debilidad de Suárez, lleva irremisiblemente al crecimiento de los nacionalismos y al fracaso de toda procesión de paz con el terror.

No puedo resumir aquí lo esencial de todo lo que he publicado sobre cuales son las instituciones inteligentes de la democracia, que tipo de equilibrio dinámico las conjuga y qué funciones inconscientes incorpora a ellas la astucia de la razón, para que el egoísmo de las ambiciones de poder, aunque no lo sepa ni lo quiera, realice inevitablemente la nobleza y la eficacia de la acción política.

Sólo recordaré que el Gobierno democrático resulta del equilibrio de dos instituciones separadas: la presidencialista, para el ejercicio del poder ejecutivo, y la parlamentaria de una sola Cámara, para legislar y controlar al gobierno. Pues lo que ahora nos interesa saber es la repercusión que este sistema tendría en los territorios con régimen autonómico, y particularmente en aquellos que viven la tensión nacionalista o independentista.

Si vascos, catalanes y gallegos tuvieran que elegir por sufragio directo, junto con los demás españoles, al Presidente de la República, se formaría en ellos, a través de esta fuerte institución unitaria, un espíritu de solidaridad con el resto de España. He repetido muchas veces que el patriotismo estadounidense no fue causa sino consecuencia del Presidencialismo.

Por otra parte, los nacionalismos periféricos tendrían, en esa hipótesis, cauces de mayor representatividad que los actuales, para estar en el Parlamento nacional, con representantes de las mónadas republicanas donde hubiese obtenido la mayoría, por el sistema de elecciones uninominales, y para integrarse en el sistema de gobierno parlamentario de su territorio.

La astucia de la razón produciría un doble equilibrio. Por un lado, entre un ejecutivo presidencialista y un legislativo parlamentario, Y por otro lado, entre el gobierno presidencialista de la nación y los gobiernos parlamentarios de las Autonomías. La fórmula que sintetiza el equilibrio de la forma de gobierno de la República Constitucional seria, pues, presidencialismo puro en el centro y parlamentarismo puro en la periferia.

Anuncios

48 thoughts on “INTELIGENCIA INSTITUCIONAL

  1. Francisco dice:

    Este artículo resume la aplicación de la inteligencia institucional mediante la separación de poderes (ejecutivo y legislativo, en este caso) a la consolidación de España frente a las pretensiones disgregadoras de los nacionalismos periféricos.

  2. Francisco Álvaro dice:

    Querido D.Antonio:

    Me parece muy inteligente atribuir inteligencia a las instituciones y a su arquitectura en estos precisos momentos. La frase final donde resume dicha arquitectura, presidencialismo puro en el centro y parlamentarismo puro en la perifería es propia de un geómetra, recordando el requisito platónico para entrar en la Academia.

    La cuestión sobre el efecto de dicha arquitectura y su dinámica en esas regiones con nacionalismos, para ver cómo evoluciona el sistema, me parece capital, como usted señala.
    Creo que al factor de cohesión nacional, principal, el del presidencialismo central, se une también en importancia el legislativo nacional integrado por los representantes de dichas mónadas, ya que este representante y su papel en la legislación de ámbito nacional compensa al representante de la mónada en el parlamento autonómico respectivo.

    Entiendo que a cada parlamento autonómico, para realizar dicho parlamentarismo puro, habría que mandar un representante de cada mónada también. Entiendo del artículo que no habría entonces ejecutivos autonómicos o de un papel menor, cuestión que puede ser compensada siendo estos parlamentos parte esencial de la iniciativa legisladora, ya que si dicha iniciativa surge de las mónadas, es normal y deseable que se consolide en un ámbito autonómico.

    Este papel de las autonomías como fuentes de iniciativa legisladora, otorga de hecho, un grado de importancia y de “independencia” creadora como no lo tienen ahora. Las fuentes de iniciativa legisladora serían tantas que a la actual iniciativa le será muy dificil imponer todos sus criterios.
    No he podido leer toda su obra aún, espero no estar muy equivocado en mis planteamientos.

  3. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 2

    Querido Francisco Alvaro

    Has comprendido bien cual es la inteligencia institucional que resuelve, con mayores ambitos de libertad legislativa, subordinada siempre a la coherencia con la legislacion nacional, la tension entre el poder ejecutivo nacional y los organos ejecutivos de la legislacion autonómica. En muy poco tiempo, el sentimiento separatista se diluira en el parlamentarismo local. Te aseguro que no te equivocas en lo esencial de tu planteamiento. Es delicioso tratar con personas inteligentes. Y aun más si son republicos.

  4. Tormes dice:

    La existencia de una cámara única, formada por representantes de cada monada sería también positiva en el aspecto de que permitiría llegar al poder ejecutivo a personas que demostraran méritos propios como parlamentarios. A su vez si el presidente fuera elegido por mayoría proporcional, estas personas que como representantes de su monada habrían demostrado inteligencia, reconocida por el pueblo, no tendrían problemas en presentarse como candidatos a presidente.
    Ha día de hoy aun queriéndose llamar este sistema democrático solo hay dos hombres en toda España que puedan ser presidente del gobierno. A su vez cuando estos marchen eligirán a los dos siguientes iluminados. Independientemente de lo estúpidos o torpes que puedan llegar a ser, serán los únicos con posibilidades de alcanzar el poder. Si una persona trabajadora e inteligente intentara llegar a este puesto seria dinamitada desde los resortes del poder.

    Salud y República Constitucional

  5. miguel dice:

    Yo creía que el sistema propuesto por el MCRC se basaba en un presidente y un parlamento.
    Ahora resulta que, además, habrá gobiernos parlamentarios autonómicos.
    Para este viaje no necesitábamos alforjas.

  6. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 4

    Querido Tormes

    Tu comentario responde a lo que espero de vosotros, esto es que deduzcais de mis textos las ideas implicitas que contienen y las hagais explicitas, como tu has hecho al descucrir las virtualidades que contienen las instituciones inteligentes. Suscribo lo que has descubierto. Adelante, esa es la tarea previa a la accion.

  7. Carlos Angulo dice:

    Querido Antonio, compañeros:

    Llevo unas semanas demasiado atareado y por eso no participo, aunque continuo leyendo diariamente el blog.

    En la misma linea que Francisco Alvaro el parlamentarismo autonómico puro en contraposición al presidencialismo nacional es la organización más inteligente para regresar las exaltadas ambiciones nacionalistas.

    Ahora bien, esta organización institucional me hace deducir que no habrá poder ejecutivo autonómico, que sólo mantendría la iniciativa legislativa, y el poder ejecutivo autonómico actual será transpasado a los alcaldes, que serán controlados por un consistorio representativo de la sociedad local elegidos en votación separada del ejecutivo local.

    Son tres pájaros de un tiro.

    Un abrazo.

  8. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 8

    Querido Carlos

    Aunque tu comprension de las instituciones de la Republia Constitucional es correcta, en las Autonomía no suprimirá un organo ejecutivo, delegado por el parlamento, sino que este organo no tendrá las facultades de administracion que hoy tiene, en fiscalidad, justicia, educacion y fuerzas represivas sobre todo, pues gran parte de sus demas competencias serán transferidas a los Ayuntamientos. Gracias por darme ocasion de aclarar esta espinosa cuestion. Ocupate bien de tu trabajo. Nos daras mayor alegría cuando estés presente aquí. Saludo de republico.

  9. Vicente Dessy Melgar dice:

    Querido Maestro:

    Al escribir sobre la arquitectura institucional, el diseño inteligente de instituciones inteligentes querìa preguntarle algo. Puede institucionalizarse el tercio laocràtico? Una instituciòn que encarnase ese tercio màs dinàmico y activo de la sociedad, quizà con facultades de titularidad constituyente? No sè si es un disparate lo que escribo pero es la duda que tengo y sòlo su criterio me es vàlido. Creo que en el siglo XX no ha habido casos de minorìas que ostenten esa titularidad del poder constituyente. No lo digo para crear una aristocracia pero quizà sì una laocracia, al modo de ciertos lores meritorios , que influyan en la vida pùblica,en el resto de instituciones por medio de su prestigio, adviertan si existen riesgos para la Repùblica Constitucional? Puede albergarse ese tercio en una instituciòn que contribuyera con su criterio a la soluciòn inteligente de los conflictos y a la defensa de la Constituciòn de la Repùblica Constitucional llegado el caso de que peligrase o se quisiese desvirtuar? Discùlpeme si es un disparate. Un saludo repùblico.

    PD. Le escribo esa semana porque me resuelven entre hoy y mañana.

  10. Deapie dice:

    En Asturias sobra el gobiernín y el parlamentín. Para un millón ( escaso, muy escaso)de habitantes, con el diputado de nuetra mónada y el presidente nacional estamos archirepresentados.

  11. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 10

    Querido Vicente

    No es un disparate lo que desearias que fuera constitucional. Condorcet propuso algo parecido cuando se discutía el proyecto gironino de 1793, lo que valió el fácil sarcasmo de Robespierre de que pretendía institucionalizar la Revolucion. Yo pienso lo mismo. Y debemos esperar que un cambio revolucionario de los valores, y con instituciones inteligentes, dará ocasion a que surjan personalidades excepcionales de verdadera influencia en la opinion, como ha suicedido en no solo en la politica, sino en ciencia, judicatura, filosofía, literatura

  12. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    continuacion a Vicente

    como ha sucedido en otras epocas y paises en momentos de creacion historica. Recuerdo que antes de la sexta Presidencia en EEUU, el prestigio de los anteriores presidentes era decisivo para formar la opinion pública. Y en el pero de los cosas debes de tener en cuenta de que las instituciones inteligentes permiten el buen gobierno de personas mediocres, a condicion de que sean decentes. Un abrazo y hasta pronto.

  13. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 11

    Querido Deapie

    Cuando hablo de Autonomiás para el futuro, solo pienso en las de Caytaluña, Pais vasco, Galicia y Canarias. Las demas son artificales, pero han creado un entramado de intereses economicos que no podemos unirlos contra la Republica. Todo dependera de la extension y la intesidad del movimiento de la sociedad civil por la Republica Constitucional. Lo que hoy parece temerario, se hará prudente en esos momentos. Ya se verá. Pero la racionalidad y la economía no permiten que se mantengan como hoy 17 centros de imaginacion de gastos suntuosos de nuevos ricos y crecimiento canceroso de enchufes o funcionarios inútiles. Un fuerte abrazo de republico.

  14. Deapie dice:

    Gracias por la aclaración,señor Trevijano. Aquí el autonomismo impuesto por el presidente Suárez ha sido catastrófico.

    Otro abrazo de un republico

    salud y republica

  15. Francisco Álvaro dice:

    D.Antonio, amigos:
    La verdad es que existen actuales autonomías, como bien apunta Deapie, que el gobierno autonómico sería bastante ridículo, tanto por eficiencia y gastos como por su tamaño. En caso de Asturias sería una reunión de diez representantes.
    En clave de humor,para los nostálgicos de las autonomías, de todas formas, se podría llegar a algún tipo de acuerdo con algún cafetín próximo al ferrocarril para que los representantes se reunieran antes de partir a Madrid, rememorando el “café para todos”.
    También, y ahora más en serio, para tratar los temas que afectan de manera conjunta a las actuales autonomías, como las cuencas hidrográficas, se podrían celebrar reuniones periódicas de los representantes de cada actual autonomía de la Asamblea Nacional. Se podría usar para dichas reuniones el actual Senado. Así, el Senado sería donde se reunirían periódicamente las actuales autonomías a través de los representantes monádicos.

  16. Francisco Álvaro dice:

    Pero dichas autonomías no tendrían, pienso, existencia propia más allá de las reuniones de trabajo, salvo en los casos apuntados por D.Antonio,que quedarían en los orígenes.

  17. Vicente Dessy Melgar dice:

    Querido Maestro:

    Le agradezco profundamente su comentario. La expresión institucionalizar la revolución en Méjico ya sabe a lo que evoca: PRI. Prototipo de corrupción política. Era un comentario sarcástico para no perder el hilo de Robespierre.
    Quería decir que un posible efecto del diseño inteligente de instituciones de la República Constitucional, en las cuales puede inscribirsre el sistema de elección monádico, y efecto positivo, como no puede ser de otra manera , es la resolución definitiva de la Paradoja de Arrow o Imposibilidad de la Democracia. Si es cierto lo que este teorema afirma, a saber, que no es posible diseñar reglas para la toma de decisiones sociales o políticas que obedezcan a un cierto conjunto de criterios razonables y que ningún sistema de votación permite la agregación coherente de elecciones individuales que a su vez sean coherentes, la República Constitucional y su arquitectura institucional lo resuelve.

    Instituciones inteligentes y un cambio revolucionario de valores, como afirma Maestro, no permitirían reglas del juego no razonables. Además las democracias o casi democracias y favorecido por sistemas electorales mayoritarios, creo, suelen evolucionar hacia la bipolarización, hacia dos grandes fuerzas políticas, gobiernos de mayoría muy holgada y sin coaliciones ni sombra de partidos pequeños bisagra. Y un sistema proporciona elecciones coherentes si las preferencias de los ciudadanos pueden orientarse sobre opciones claramente definidas. Lo contrario de lo que afirma la paradoja de Arrow.
    En cualquier caso , con paradoja o sin ella, la República Constitucional permite y elabora reglas para la toma de decisiones que obedecen a criterios de sabiduría política. Es realmente revolucionario y concilia , además, inteligencia y política, definitivamente. Un abrazo .

  18. Pablo dice:

    D. Antonio. Con el debido respeto y admiración que le tengo, quisiera plantearle una duda.
    La libre determinación está recogida en algunos de los documentos internacionales más importantes, como la Carta de las Naciones Unidas o los Pactos Internacionales de Derechos Humanos. También numerosas resoluciones de la Asamblea General de la ONU hacen referencia a este principio y lo desarrollan: por ejemplo, las resoluciones 1514 (XV), 1541 (XV) ó 2625 (XXV). Es un principio fundamental de Derecho internacional público y un derecho de los pueblos, que tiene carácter inalienable y genera obligaciones erga omnes para los Estados. Incluso, de acuerdo con muchos autores, entre ellos el nada sospechoso, respetado y recientemente fallecido D. Joaquín Navarro la libre determinación ha devenido normas de ius cogens. La libre determinación está estrechamente ligada al término “pueblos”, pero éste es problemático y no ofrece un único significado: por el contrario, tanto la doctrina como los Estados u otros agentes internacionales han tratado de hacer valer sus respectivas concepciones.
    ¿Cómo armonizaría la República Constitucional este “derecho” en el estado español?. Muchísimas gracias por su generosidad.
    Salud y República

  19. Pedro M. González (Club Republicano 3) dice:

    Estimado Pablo:

    Me meto donde no me llaman, pero no me resisto a dar una opinión.

    El Derecho de libre determinación de los pueblos que los textos internacionales recogen nada tiene que ver con el pretendido por los nacionalistas patrios.

    Aquel nace como respuesta al proceso descolonizador de las potencias europeas y hace referencia al derecho de las colonias a constituirse como estados al margen de la metrópoli, todo ello en el marco coyuntural que es propio a tal proceso descolonizador del siglo XIX.

    Su traspolación al concepto nacionalista de “pueblo” es erróneo y malintencionado. Aquí nunca, jamás existió metrópoli colonizadora, por lo que el derecho de autodeterminación, en su configuración jurídica del derecho Internacional Público, resulta totalmente disparatada.

    Le recomiendo la lectura retrospectiva de este blog, en concreto a la conceptualización que D. Antonio efectúa sobre el hecho nacional como hecho objetivo y predeterminado al margen del voluntarismo ciudadano, en contraposición con el concepto nación como “unidad en el destino” según la visión tanto de Ortega como de José Antonio.

    Salud y República

  20. MessageInOut dice:

    Los gobiernos autonómicos son una aberración, diga lo contrario Agamenón o su porquero.

    Que una minoría de no más de 20 % de los ciudadanos de una parte del territorio nacional quiera tener patria propia no puede implicar que el 100% tenga que ser gobernado por esa minoría. La consecuencia de tamaño absurdo es clara: la imposición de lenguajes inasequibles para la mayoría, en términos de igualdad (que se establecen como signos externos de distinción de casta dominante); la imposición de himnos, banderas e ideologías decimonónicas que hacen retroceder intelectualmente a las masas a ese siglo; el trapicheo y la corrupción de las oligarquías locales; y el enfrentamiento con España, como estrategia de ocultación de esos desmanes.

    Nunca aceptaré las autonomías. Ni siquiera las de los pedazos de mi patria en los que ciertas minorías ostentan una “lengua propia”.
    Creo que toda la situación que expongo es incompatible con la República Constitucional.

    Salud.

  21. Gossard dice:

    Al 20

    ¿Cuál sería la diferencia entre el caso checoslovaco (Checoslovaquia se transformó en una República Federal en 1969 para acabar desintegrándose en 1993)?

    Sin ser ningún experto en estos temas, creo que es un ejemplo válido para los independentistas.

    Salud y República

  22. Pedro M. González (Club Republicano 3) dice:

    A Gossard:

    Pues a mi modo de ver la diferencia es clara:

    Mientras la República Checa y la Eslovaca fueron con anterioridad naciones independientes que se federan (es decir se unen sustancias distintas), en el caso español no hay nada que federar, pues jamás existieron estados independientes que federar.

    Bohemia, Moravia, Eslovaquia y Silesia fueron estados, y su federación conformó Checoslovaquia, al margen, no desdeñable pero que merecería extenso comentario, de los motivos de tal federación.

    La solución denominada “federal”, no es válida para España, para tal situación sería preciso romper Primero España en pedazos que luego federar, lo que precisaría la diponibilidad sobre lo indisponible, es decir sobre el hecho nacional como algo objetivo, dado, como un hecho natural indisponible para los nacionales.

    Decidir sobre la identidad nacional tiene la misma eficacia que el referendum entre hermaqnos que decidiera si quieren seguir siendo hijos de sus padres.
    Salud y República Constitucional

  23. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 19

    Querido Pablo

    Además de suscribir el comentario 2o de Pedro, añado lo siguiente:

    1. El derecho de libre determinacion, nacido para legitimar la guerra de liberacion griega, de la dominacion otomana, no es el derecho de autodetermiancion, nacido para legitimar la independencia de los pueblos eslavos sometidos a la dominacion del imperio austro-hungaro.

    2. El dereco de autodetermiacion fue reconocido por la Internacional socialista, a finales del XIX, para apoyar la alianza de la clase obrera con los nacionalistas.

    3. Carlos Marx precisó que esta alianza solo era legitima en los pueblos que no habian alcanzado su unidad nacional antes de la Revolucion Francesa, con lo que excluyó la audterminacion de Europa Occidental, salvo Irlanda por razones religiosas.

    4. Lenin exigio para la autoderminacion ciertos requisitos: frontera con un Estado mas liberal (la tiene Cataluña y País vasco, no Galicia); diferente religion (ningun territorio español); diferente lengua (Catañuña y Galicia), burguesía mas avanzada industrialemnte (antes Cataluña y Pais Vasco, hoy ningun territorio)

    5. Tras la guerra mundial, la Onu reconoció la autodeterminacin a los pueblos colonizados por una metrópoli.

    Mi fallecido amigo Joaquin Navarro fue Juez en el Pais Vasco y por simpatía adopto las tesis del PNV, sin elaborar un pensamient propio.

    La Republica Constitucional no reconocera el derecho de autodetermianciion en territorios de España. Ha sido un placer informarte.

  24. Pablo dice:

    Muchísimas gracias D.Antonio.
    Lamento que mi comentario haya podido suscitar debates que no procedían. Como muy bien ud ha comprendido (no podía ser de otra manera) se trataba de una simple pregunta. Agradezco a todos sus comentarios. No comparto algunos pero se que todos están dictados por la mejor buena fe. Otra vez, muchísimas gracias.

  25. Carlos Luís dice:

    Don Antonio, con respeto y temiendo abusar de su generosidad, me atrevo a formularle una cuestión relacionada con los comentarios anteriores.

    Dado que la República constitucional no reconocerá derechos de autodeterminación en España. ¿Por qué han de mantenerse las autonomías Catalana, Vasca, etc.?.Partiendo de las diferencias que Vd. describe puedo concluir que solo son vigentes las culturales y/o lingüísticas. Por tanto, ¿Cabe dar expresión política a esas distinciones por medio de Autonomías?.

    Pues a mi entender las autonomías tienen como finalidad la segregación y son instrumentales a la corrección de los desequilibrios demográficos, sociales y económicos de España. Mediante esta segregación se podrán aplicar políticas más granulares e intervencionistas.

    Con Afecto,

    CL

  26. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 21

    Querido Messagein

    Siento de veras haberte causado decepcion. Pero en todas mis publicacioes he defendido lo mismo que ahora. Con la dfierencia de que antes solo decía que la mayor parte de las competenmcias seran transferidas a los Ayuntamientos, y ahora he precisado que en ningun caso las Autonomías tendran potestad fiscal, judicial, educativa ni represiva. Pues estas son las que no permiten introducir diferencias entre españoles.

    Tu piensas en terminos actuales y yo me situo en la situacion social y politica que existirá en el momento de la libertad constituyente. Por eso digo en mi respuesta al comentario 14 que todo dependerá de la situacion en ese momento.

    El cuadro que describes no se reproducirá en la Republica Constitucional, pues de la educacion y cultura depende el idioma catalan y la historia. Sin que haya una policia ni una judicatura a las ordenes del goberimo parlamentario catalan.

    De todas formas, si tu postura es contraria a cualquier modalidad de Autonomía, la puedes defender aquí con argumentos. Respondere a ellos. Y si no hay acuerdo, someteremos la cuestion a la primera Asamblea que celebre el MCRC. Por mi parte aceptare, como si fuera mia, la decision colectiva que adopte.

    No necesito decir que la RC es compatible con Autonomias que no sean autogobiernos, ni se configuren como confeferaciones o federaciones. Con absoluto respeto a tu opinion distinta, me encantará dialogar contigo sobre esta materia. Abrazos de un republico español.

  27. Vicente Carreño Carlos dice:

    La astucia de la razón produciría un doble equilibrio. Por un lado, entre un ejecutivo presidencialista y un legislativo parlamentario, Y por otro lado, entre el gobierno presidencialista de la nación y los gobiernos parlamentarios de las Autonomías. La fórmula que sintetiza el equilibrio de la forma de gobierno de la República Constitucional seria, pues, presidencialismo puro en el centro y parlamentarismo puro en la periferia”.

    Ante esta afirmación he de manifestar que estamos ante cuestiones que preocupan mucho a los ciudadanos, son problemas prácticos que inquietan a todos en cualquier conversación sobre el futuro.

    No estoy seguro de haber entendido correctamente la formula de elección del “gobierno parlamentario de las autonomías”.

    Por otro lado, ¿los parlamentos autonómicos serán fruto de la elección de sus miembros en base a las mismas monadas que conforman el territorio nacional?. ¿Existirá un presidente autonómico, elegido en distrito único, correspondiente a la comunidad autónoma, por sistema de voto uninominal,
    mayoritario y a doble vuelta?.

    Don Antonio;

    Agradezco que haya publicado este artículo en atención a mi comentario nº 50 de su anterior reflexión “PROCESIÓN DE PAZ”. Y dado que Carlos Angulo, en su comentario nº 8, también relaciona y conecta a estas instituciones, las municipales: Gobierno de los Ayuntamientos y Pleno ú Órganos de Control, con las Autonómicas; me pregunto ¿cual será la forma de elección de los mismos y la extracción del “Gobierno Municipal”?.

    Finalmente deseo plantearle otra preocupación habitual en las conversaciones y tertulias con amigos, y se trata de la falta de correspondencia entre las mayorías parlamentarias y los presidentes ejecutivos de República cuando son fruto de elecciones separadas, y plantean, aparentemente la imposibilidad de llevar a cabo acciones de gobierno o reformas constitucionales de envergadura. Se me ocurre el ejemplo de la República de Ecuador, donde el actual presidente Rafael Correa se encuentra maniatado por no disponer en el Congreso de Diputados que puedan respaldarle en sus propuestas de reformas constitucionales.

    Una vez más mi querido Don Antonio disculpe la confianza en plantearle tantas cuestiones, pero es que a mis inquietudes personales e de unir la de otras personas interesadas en nuestro proyecto.

    Mi afecto de republico.

  28. Thomas Paine dice:

    Estimados repúblicos.
    Escribo en este foro de libertad para recordar un artículo escrito el pasado 7 de enero de 2006 en el diario El País por el catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Barcelona Dn. Juan-Ramón Capella.
    En este artículo proponía un leve cambio en la ley electoral que, con demoledora sencillez, podría incrementar las garantías constitucionales en una república democrática como la que preconizamos.

    Inspirándose en los procesos electorales llevados a cabo en algunas órdenes monásticas cuando tenían que elegir un abad o un prior entre sus miembros, proponía una interesante variante a la hora de poder optar a favor…¡o en contra de uno de los candidatos!.
    En sus propias palabras:

    “Se trataría, en suma, de que los ciudadanos pudieran optar entre votar a favor de uno de los candidatos presentados o votar en contra de él. Que pudieran optar entre votar y vetar a una sola de las opciones presentadas.
    Para esto último bastaría introducir en el sobre la votación un nombre de candidato tachado, y en el escrutinio deducir los votos negativos o vetos a cada formación de los votos afirmativos, distribuyéndose los escaños según el total de los votos emitidos(…) Con este sencillo cambio, el elector que se sintiera traicionado podría optar entre votar a otro partido o castigar al que en el pasado le sorprendió en su buena fe.”

    Espero vuestras contribuciones en torno a esta innovación democrática que fortalecería, sin lugar a dudas, las garantías constitucionales de los ciudadanos frente a sus gobernantes.

    Un saludo

  29. MessageInOut dice:

    Don Antonio:

    Su mensaje 27 es un modelo de su buen hacer, como siempre; en su línea habitual de conducta. Es un ejemplo a seguir. Déjeme decirle que tampoco yo deseo decepcionarle a usted, ni mucho menos, sino aportar lo que pueda al proceso que ha iniciado el MCRC.

    Seré maximalista (eso lo sabe todo el mundo que me conoce), pero me gusta la simplicidad, que es un defecto de mi formación de técnico: España, para mí, debe articularse en Estado (Gobierno central), Mónadas y Ayuntamientos. Y punto.

    Y es que no veo la necesidad de mantener las Autonomías, excepto por problemas coyunturales. Es decir: porque ya existen y hay que desalojar de sus poltronas a todos los diputados autonómicos (y a sus funcionarios y adláteres; y mandarlos a todos a sus casas; o a trabajar de verdad, produciendo riqueza, en vez de fundiéndola en fastos). Y eso no me parece justificación suficiente: porque también existen Juan Carlos I y su estirpe, y hay que desalojarlos de la Zarzuela y devolverlos a Estoril.

    Los catalanes (y los gallegos, y los vascos) son todos españoles: unos de corazón y otros a regañadientes; pero españoles. ¿Para qué hace falta un autogobierno autonómico (sea ejecutivo, o parlamentario o, como el actual, federalizante, con sus tres poderes completos), si hay un buen Gobierno en España a las órdenes de un Presidente de la República al que todos los españoles han votado?

    ¿Para qué necesita España que los gobiernos autonómicos redacten leyes o las ejecuten (no otra cosa debe ser un Gobierno parlamentario autonómico) específicas y establecedoras de diferencias entre españoles?

    ¿Qué descentralización hace falta, aparte de la que representan las mónadas republicanas y, más localmente, los Ayuntamientos?

    Fíjese en el equilibrio que supone el que, a veces, en una mónada haya varios municipios pequeños; mientras que otras veces haya varias mónadas en un municipio grande. Es decir: que son dos formas de poder no subordinadas la una a la otra, sino complementarias, adversarias o alternativas. Me parece eso muy bueno para el ciudadano. Y también sé que es la solución al problema que todos los bloguistas ven: que el tamaño de las circunscripciones electorales es, territorialmente, diversa: a veces, un barrio de Barcelona; a veces, la provincia de Soria entera. Y es la solución gracias a esa relación de duplicidad Mónada-Municipio.

    O eso creo yo.

    Salud y Lealtad, compañeros.

  30. MessageInOut dice:

    NOTA

    Por cierto: ni que decir tiene que también yo acataré lo que se decida asambleariamente respecto al asunto de las autonomías entre todos los miembros del MCRC.

    ¡Faltaría más!

    Salud y República.

  31. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 25

    Querido Carlos

    No tienes que disculparte por tu pregunta, los debates que has provocados son muy interesantes y enriquecedores. Lo que si importa es que no este de acuerdo con algo y no lo manifiestes aquí. Esa es una mala costumbre española.

  32. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 26

    Querido Carlos Luis

    La cuestion linguistica es sufiente razon para las Autonomías, pues nadie como los propios interesados sabe como defender y desarrolar ese tesoro. La cuestion de la cultura es diferente. Pues las cultura vasca, catalana o gallega si no son unversales son reaccionarias y folclóricas.
    La autonomía cultural me horroriza.

    No he comprendido lo que has querido decir en el ultim parrafo. Saludos de republico.

  33. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 28

    Querido Vicente

    No te equivocas. Escribí este articulo para responder a tu interes en el tema. Comprendo tu necesidad de tener respuestas coherentes a las cuestiones que planteas. Pero son tantas que necesitaria un tratado constitucional para darte satisfaccion. No obstante, iré poco a poco respodiendo a todas ellas, conforme las noticias del dia las vayan poniendo de actualidad, como acabo de hacer con el caso de Navarra en el articulo que se editara dentro de quince minutos, para que aparezca con la fecha de mañana. Tu colaboracion me estimula. Un fuerte abrazo de amigo y de republicano.

  34. Pablo dice:

    D. Antonio. Mis desacuerdos están más bien en las formas (al 21) que en los contenidos. Como Ud. ha repetido en múltiples ocasiones este es su blog. No me siento con derecho a polemizar con otros comentaristas si no es por invitación de Ud. Si le puedo decir, creo que ha quedado claro, que mi convicción es nacionalista pero que está no está en guerra con nada ni nadie
    Le decía ayer que soy hombre de pocas letras y muchas sombras. Mi pasado no me ha permitido la formación que hubiese deseado (fui “expedientado” de la Universidad Autónoma de Madrid en 1975 cuando cursaba 1º curso. Ya ve: muy poco bagaje). Busco, incansablemente, luces entre la niebla del presente. Ud. es un faro que ya había visto en aquellas primeras travesías de juventud y ahora he vuelto a divisarlo gracias a su conferencia en Vigo. Tengo otros faros (vivos y muertos); algunos conducen por aguas apacibles y otros, los más, avisan de peligrosos bajos. Es por eso por lo que siempre que me cruzo con algún marino experto le interrogo (a veces hasta su desesperación) por las rutas a seguir. Ud, sin duda, es de los mejores.

  35. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 29

    Querido Tomas Paine

    La propueta de ese catedratico carece de originalidad y de interes. Es impracticable en una democracia. Incluso en los manuales menos pretenciosos se atribuye el origen de la regla de mayoria a las abadías medievales. Y el veto en el voto, solo es practicable en el sistema de listas de partido, y no en las candidaturas uninominales. Su funcion seria parecida a la de listas no bloquedas o abiertas. Como nosotros rechazamos el sistema proporcional porque no es representativo, tambien rechazamos cualquier modificacion del mismo. Todo lo que sea el sistema de eleccion por mayoria absoluta de un solo representante por distrito, no es legitimo ni representaivo. Por eso hemos construido el concepto de monada republicana. De todas formas agradezco tu informacion porque indica lo lejano que está el pensamiento universitario de la realidad politica. Con simpatía, saludos

  36. Lorenzo Alonso dice:

    Creo que este artículo entra de lleno en la organización de la República.
    Define las instituciones republicanas centrales básicas: El Presidente como jefe del Poder Ejecutivo y aglutinador de los ciudadanos de la nación y el Parlamento nacional como el centro de reunión de los representantes de los ciudadanos que ejerce el Poder Legislativo y el control del Poder Ejecutivo.
    Desde la óptica política, la existencia de una sola cámara zanja la posible existencia de una segunda cámara territorial que solamente tiene sentido en Estados Federales. Sale al paso, de forma astuta, a las críticas de una posible República fuertemente centralista con la introducción del parlamentarismo puro en la periferia para encajar las piezas del puzzle que parecían sueltas o parecían separarse. Y se adelanta a esos posibles rechazos de la República Constitucional por parte de personas que ven con buenos ojos los procesos descentralizadores que se están llevando a cabo en Francia y en Gran Bretaña.
    Desde la óptica de la organización administrativa, este modelo debe definir con exactitud las competencias de cada ámbito de decisión, para evitar el marasmo o caos actual, las desigualdades territoriales, las reclamaciones indefinidas y el vaciamiento paulatino del Estado. Por eso es fundamental definir las competencias básicas estatales (las relaciones exteriores, la defensa, la gestión de los impuestos, la Seguridad Social, la educación y la sanidad, amen de otras que superen el nivel regional).
    La Asamblea Regional regulará aquellas competencias expresamente tasadas por las leyes estatales. La gestión de esas competencias se puede llevar a cabo por Agencias o Entes Públicos dependientes de ella o por las Administraciones locales (Municipios, Comarcas o Provincias) y no por todos esos órganos actuales que han copiado de forma mimética a la organización del Estado, toda una parafernalia burocrática, que duplica o triplica funciones.
    Los Municipios son instrumentos básicos en el modelo ya que por un lado ejercen sus funciones propias y las funciones que le delegue o encargue la Asamblea Regional y por otro son las piezas clave para definir los Distritos municipales, provinciales, regionales y nacionales.
    No quiero alargarme más, asi que Saludos y Lelatad

  37. Carlos Luís dice:

    Don Antonio, En mi ultimo párrafo opino que las autonomías en su actual forma y función tenderán a una segura segregación. El objeto de esta, es la aplicación de políticas economicas y sociales diferenciadas a territorios (autonomías) a fin de optimizar su desarrollo económico. Salvando de este modo los desequilibrios que presenta España como unidad y “modo de vida”.

    En el planteamiento de la anterior pregunta planteaba como insuficiente, o al menos me lo preguntaba, el lenguaje para justificar un cuerpo legislativo autonómico. ¿No sería el reconocimiento de estos lenguajes por parte de la RC, y el común reconocimiento suficientes garantías?

  38. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 28

    Querido Vicente

    Entre el cumulo de cuestiones planteadas se me olvidó responder a la dificultad que parece atenazar al Presidnete de la Republica en el caso de que la Asamblea no apruebe por sistema sus iniciativas legislativas, como sucede en Ecuador. Me extraña que seas tu, conocedor a fondo de mis ideas constitucionales, quien no sepa responder en el acto a ese problema. Pues la Republica Constitucional lo ha resuelto del modo mas senillo que nadie antes ha imaginado. En esa situacion, el Presidente puede disolver libremente la Asamblea, dimitiendo de su cargo y convocando a la vez elecciones presidenciales y legislativas. Y la misma facultad tiene la Asamblea para acordar la remocion del Prsidente con su propia disolucion, convocando elecciones a la Presidencia y a la Asamblea.

  39. Francisco Álvaro dice:

    Este artículo, como estamos viendo, es de una importancia fundamental.
    El título “Inteligencia Institucional” me parece que tiene unas implicaciones muy importantes,porque veo un nexo directo con la teoría de la Inteligencia Artificial. A fin de cuentas es dotar a una máquina de inteligencia, por lo que nos acercamos a la cibernética, la robótica y la mencionada inteligencia artificial.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Inteligencia_artificial

    Como véis, los conceptos de la IA no se han empleado aún en Ciencia Política; quizás en el MCRC podamos ser pioneros en eso.

    La arquitectura de los ordenadores que usamos se debe al matemático Von Neumann; en ella se distinguen 3 partes fundamentales: CPU (ALU+Registros+Unidad de Control), Memoria y Entradas/Salidas.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Arquitectura_von_Neumann

    Se podría equiparar al Ejecutivo con la CPU, el legislativo con la Memoria (donde se almacenan los programas, leyes) y el judicial como las reglas que se aplican en la construcción de dichos programas y en programas especializados en la resolución de conflictos y prioridades que surgen en la computador.

    Von Neumann tuvo un discípulo,Alan Turing, pionero en la Inteligencia Artificial,la cual supone entre otras muchas cosas, el empleo de la Entrada/salida (relación de la máquina/sistema político con el usuario/ciudadanía) con una mayor intensidad y con la capacidad además de alterar las leyes escritas en Memoria (legislativo). Un incremento de las iniciativas legislativas en el sistema (provenientes de las mónadas), actualmente en manos de muy pocos, dotaría al sistema de una flexibilidad y eficacia que no tiene ahora. Este mayor flujo de entrada contribuye de por si a un mayor control del ejecutivo (CPU).
    No quiero extenderme más.Es posible que “Inteligencia Institucional” sea una asignatura obligada en Derecho en la Universidad en algunos años.

  40. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 30

    Querido Mesagein

    Me ha gustado mucho tu comentario, pues me recuerda la defensa que hicieron de los errores de la Revolucion francesa, buenos historiadores en las publicaciones que celebraban su segundo centenario, en comparacion con los aciertos de las instituciones de la revolucion americana que la precedió.

    En resumen, EEUU pido levantar el Estado sobre un solar limpio de tradiciones feudales, góticas y aristocráticas. La revolucion francesa quiso suprimir los privilegios de la Iglesia y la Nobleza, y lo hizo de manera radical; suprimio toda institucion intermediaria entre el Estado y los individuos, con lo que cometio el error de prohibir partidos politicos y sindicatos. Como dice un antigua adagio aleman, tiraron al bebe junto con el agua sucia de la bañera. Creo que para una persona tan inteligente como tu, esto basta para que comprendas mejor mi posicion. Siempre con admiracion y lealtad.

  41. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 38

    Querido Alonso

    No puedo mas que felicitarte por el adecuado enfoque del problema de las Autonomías. Pero nosotros no somos legisladores, y no debemos entrar en los detalles de la organizacion de las administraciones publicas. Solo establecemos los principios básicos, que todo el mundo comprenda.
    Y los principios de los que tu partes son los adecuados a la Republica Constitucional. Es una maravilla comprobar como se van formando los equipos que dirigiran este MCRC. Enhorabuena.

  42. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 39

    Querido Carlos LUis

    Pérdoname, pero sigo sin comprender. Segregacion ¿significa separación?. Las automias, ¿corrigen desequilibrios o los crean? La RC, ¿tiene que legitimar con su lenguaje las autonomias?. No sé si estas a favor de las actuales Autonomias.

  43. Carlos Luís dice:

    Don Antonío, Sí, segregación como separación.
    Basado en la grosera idea de lo mejorable del material humano español y en lo optimo de la parcela que ocupa.Las autonomías crean desigualdades entre ellas. Mi tesis es que su función ultima es la separación. El objeto de esta separación, cuya cohartada son los nacionalismos, es la aplicación de políticas en las futuras autonomias/estado orientadas según su población, estructura social y potencial económico. Esto es debido a que España como unidad es muy heterogénea, de modo que se puede actuar mas detalladamente sobre autonomias en lo demográfico, juridico y económico.

    Esta división administrará una “medicina especifica” para Andalucia mientras aplica otra en Cataluña.

    Yo estoy en contra de esta tendencia pues es origen de mayores desigualdades entre españoles. Por eso me cuesta admitir autonomías, aun basadas en las diferencia de lenguaje. En este sentido le preguntaba si el común reconocimiento de estas lenguas por parte de los españoles y de la RC, seria suficiente para posibilitar la preservación de estos lenguajes. O si por el contrario esto justificaría el mantenimiento de autonomías ahuecadas de poder en defensa del lenguaje.

    Muchas gracias por su atención,

    CL

  44. Vicente Carreño Carlos dice:

    Muchas gracias, Don Antonio, por los comentarios de respuesta a mis preguntas. En cuanto a lo del Presidente y la Asamblea Legislativa, esa era mi respuesta en conversaciones, tertulias y debates; lo que ocurre es que a veces según el momento y la persona con quien se habla, pues eso, se queda uno en blanco…

    Gracias.

  45. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 44

    Querido Carlos Luis

    Ahora si te comprendido, y estoy de acuerdo contigo, aunque como le pasa a las mujeres con los hombres cuando coinciden en sus opiniones, por razones distintas.

    En cuanto al idioma distinto del español, creo que es un asunto tan capital que justifica la institucion de Autonomías para que lo protejan contra el inevitable imperialismo de la lengua dominante. Gracias por tu deferencia.

  46. Carlos Luís dice:

    Don Antonio, No las tiene. Queda comprendida la dimensión que en origen otorga la RC a las Autonomías

Los comentarios están cerrados.