ACCIÓN CRUCIAL

Solemos llamar cruciales a esos momentos o situaciones que, por la índole dramática de los efectos intensivos y extensivos que producen en las personas o en los pueblos, cambian el sino o el sentido de sus vidas. Esta noción académica de lo crucial, sinónima de crisis determinante, indica la circunstancia decisiva que ocasiona los cambios repentinamente operados en la personalidad de los individuales y en los valores sociales.

Sin embargo, ese no es el significado etimológico ni auténtico de lo crucial. Un vocablo que se creó para designar las experiencias científicas que corroboran la verdad de una teoría en el cruce de hipótesis contrapuestas. Francis Bacon llamo “instantia crucis” a los experimentos cruciales. Pues en la cruz se cruzan dos caminos de orientación diferente. Pero lo que ha sido estudiado en la filosofia de la ciencia (método crucial) y en la psicología analítica (experiencias místicas y traumáticas), no ha merecido la atención de la teoría de la acción política, centrada en el análisis del momento y de la situación. Confunde así la crucialidad de las acciones con la circunstancialidad que las propicia.

Esta confusión proviene del pensamiento oportunista derivado de las concepciones situacionistas de la vida -como la del “yo soy yo y mis circunstancias”-, donde la crucialidad no está en la acción que corrobora, en la realidad, la verdad de un ideal realizable, sino en la ocasión que no impide, con represiones institucionales, la expansión oportuna de las empresas ambiciosas.

Del mismo modo que hemos podido recuperar para la ciencia política el concepto leibniziano de espontaneidad, como pasión interna de verdad provocada por la necesidad de libertad externa, también debemos devolver su sentido genuino a lo crucial, en tanto que acción social experimentadora de la validez universal de la relación de igualdad entre verdad política y libertad colectiva. Pero sin cruce de caminos, o sea, sin posibilidad de elegir entre orientaciones políticas diametralmente divergentes, no hay acción humana que realice una experiencia crucial de orden colectivo.

Analicemos, como ejemplo paradigmático, la Transición a la Monarquía de Partidos. No fue una experiencia crucial para los españoles, como las apariencias hacen creer a la mente común. Pues aunque en sus comienzos existían dos caminos cruzados, el Estado decretó seguir la orientación política del que él trazaba. Si el fenómeno ha resultado crucial para mejorar la vida de la clase gobernante, eso no significa que la reforma liberal de la Dictadura fuese un acontecimiento crucial para la vida gobernada.

Se puede dibujar en un gráfico el punto y el resultado del cruce de dos líneas curvas que simbolizan el ritmo y la intensidad de dos movimientos divergentes. La curva de la línea F representa la inclinación descendente de la decadencia del poder estatal del Régimen franquista. La línea D dibuja la curva ascendente de la potencia del movimiento de la oposición democrática. El tiempo va curvando la línea F en dirección a la caída libre. El ritmo acelerado de la curva D la proyecta hacia la ascensión vertical. Esas dos líneas se cruzarán en el punto de coincidencia del mínimo poder descendente y la máxima potencia ascendente. Esa era la estrategia de la ruptura democrática del Régimen dictatorial. La acción crucial iniciada por la Junta Democrática.

Dibujemos en otro plano la estrategia de la Reforma Política del Régimen que dio nacimiento a la Monarquía de Partidos. La línea F, antes de curvarse hacia la caída libre, busca el encuentro brusco con la línea D, en un punto donde el debilitado poder de F, antes de cruzarse con la potencia de D, la doblegue transformándola en poder estatal. La figura resultante es la copa de un pino, donde el tronco sólido del poder estatal sostiene la concavidad etérea de la convergencia de las curvas en el consenso. El poder del Estado de Partidos ha eliminado la potencia de la sociedad civil.

Pero lo que importa saber ahora no es la habilidad del Régimen franquista para convertirse en un Régimen monárquico sin control del poder, que es la connotación de las dictaduras, sino cual fue la razón suficiente de que la oposición pudiera traicionar con tanta facilidad sus anteriores ideales democráticos. ¿Por qué dejó de ser crucial la acción unida de los partidos clandestinos?

Las explicaciones psicológicas de la rendición de la oposición dejan de tener sentido cuando la traición es colectiva. Aquel dramático y repentino desfallecimiento obedecía a causas más profundas, que manaban de una conciencia de naufragio de los ideales republicanos y de una conciencia de frustración de las ambiciones de triunfo social, en una generación igualitaria que despreciaba el valor de la libertad política.

Sin saberlo, todos eran subproductos de la cultura difundida por Ortega y Gasset. Este admirado filósofo redujo la vida a un asunto de náufragos, que agitan los brazos para mantenerse a flote, y rebajó la cultura a un saber a qué atenerse para evitar el desastre social de tener que atenerse a la libertad y a la verdad. Una cultura de resignación para mantener a niños y esclavos en el miedo a las consecuencias y responsabilidades de la libertad.

Sin saberlo, los partidos de la izquierda social eran, en lo fundamental, discípulos de Ortega. Náufragos y fracasados o frustrados, sin escrúpulos para agarrase a la primera tabla de salvación, subir las escaleras del poder ajeno y pisar las alfombras del reconocimiento social. En verdad, supieron a que atenerse.

Si ésta ha sido la circunstancia determinante de la Transición, y si tal idiosincrasia continúa vigente en los partidos estatales, ¿de dónde surge la confianza en que la acción emprendida por el MCRC tendrá carácter crucial para los españoles?; ¿por qué tenemos la seguridad de que no se repetirá la triste historia de la Junta Democrática y de su hijastra, la Platajunta?

Por estas razones. La falsedad de la Monarquía de Partidos se está haciendo evidente a la mayoría de los gobernados. La unidad de la conciencia española no la garantiza la Monarquía. La libertad política está siendo percibida como un valor previo y superior al de la igualdad. El vínculo que une al “Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional” es de orden substancial, mientras que el compromiso unitario de los partidos de la Junta y la Platajunta era de orden accidental. Esta última razón, la del vínculo substancial, la analizaré en el siguiente ensayo.

Anuncios

117 thoughts on “ACCIÓN CRUCIAL

  1. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Si la impleción significativa de la cruz infunde a la cruz el valor de un nombre de acción sólo entonces la cruz será crucial.

  2. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Querido Antonio: Mi amigo Vicente, siempre tan escrupoloso en su producción, tanto plástica como literaria, podría enviar al diario una colaboración sobre pintura cada quince días. Un domingo sí, y otro no, o cualquier otro día fijo de la semana cada dos semanas.

  3. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 1 y 2

    Mi querido Martin

    No entiendo tu comentario 1. Me parece bien que nuestro amigo escriba cada quince diás. No podra ser en sabado ni domingo, pues no habra edicion en esos dias, hasta que encuentre una solucion para el complemeneto cultural. Si no me dices otra cosa, le reservamos los Viernes alternos. En nombre del MCRC le trasmites nuestra alegria de contar con él. Abrazos.

  4. Francisco Álvaro dice:

    Querido D.Antonio:

    Magnífica explicación gráfica de lo acaecido en la Transición así como del concepto de acción crucial, crucial para que una acción revolucionaria pueda tener éxito.

    Quizás se pueda ver toda acción revolucionaria como acción crucial, ya que todo movimiento que quiera cambiar la realidad dominante y su discurso, se tiene que enfrentar a ella desde posiciones de perpendicularidad, compartiendo conceptos y realidades comunes, pero acercándose al contrario desde regiones del espacio no tan alejadas como lo sería un choque de 180º, en linea recta.

    El choque de 90º o aproximado, tiene, como afirma D.Antonio, el peligro que en las proximidades del cruce, punto de minima energía de una curva y maxima de la otra, la descendente aproveche el impulso del enemigo y en el momento del choque defina la trayectoria posterior al impacto según sus intereses.

    Se podría ver, quizás, como un enfrentamiento naval. La curva descendente es el barco que tiene el poder estatal y está falto de empuje social; poca gente pero con los cañones; la curva ascendente es el barco poco equipado pero atestada de bravos guerreros.

    El barco de la curva que desciende buscará ponerse de costado en el momento del cruce, para mostrar al enemigo el brillo de los cañones. Eso pudo ser lo que paso en la transición. El barco de los guerreros no maniobró bien y se quedo de costado, quedándose los jefecillos deslumbrados por los oropeles, las grandes banderas robadas a la sociedad y la mística del poder.

    La estrategia adecuada hubiera sido embestir a modo de ariete contra el costado del barco franquista, perpendicularmente, minimizando al daño que en la estructura del barco hubieran infringido la artillería franquista, y provocando la ruptura del mastodóntico barco.

    La curva descendente va a buscar siempre el costado de la curva ascendente, evitando el encuentro crucial, humano, mostrando una imagen de Estado y dioses (televisión y otros) para ocultar la pequeñez de sus hombres.

    Se puede ver también, como después del choque en la transición, y una vez transbordados los corruptos jefecillos al barco estatal, preñado de oropeles, dicho barco monstruoso se alejo en una progresión ascendente dejando en descenso a una sociedad civil perpleja.

    La sociedad civil y su humilde barco eran el “barco de Troya” para transportar a los “insignes caudillos”.

    Sin embargo ahora, el barco estatal vuelve a descender, en crisis, y el barco de la sociedad civil, tantos años a la deriva, sale a su encuentro en la mar oceána.

    La Grande y Felicísima Armada vuelve a surcar los mares empujadas sus velas por las ansías de libertad y verdad política de la sociedad española.

  5. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 4

    Mi querido Francisco Alvaro

    Los hombres de formacion cientifica suelen ver mi pensamiento con mayor precision que los de letras. Es exacta tu vision de la grafica de lo crucial y la has enriquecido con una metafora de lucha simbólica. Creo que escritores como Oscar y Tony pueden iluminar con otras metáforas, como tu haces con el ficticio combate naval, la burla de la Transicion. Siempre me imagino el efecto que causaran estos articulos literarios en los lectores de nuestro Diario. Enhorabuena.

  6. Pered dice:

    Querido Don Antonio:

    Uno de los problemas del “tardofranquismo” fue la necesidad de homolagar la vida política española a los estándares de la Comunidad Enconómica Europea. El problema quedó resuelto con la incorporación de España a la CEE, hoy UE.

    La oposición al Franquismo, salvo contadas excepciones, no era democrática, buena prueba de ello es la actual monarquía parlamentaria de partidos estatales que, con los franquistas, pactaron en la vigente Constitución.

    La “Transición” fue un reparto entre los que temían perder todo el poder, los franquistas, y los que ansiaban alcanzar la cuota que consideraban les correspondía. Fue un: “ni para ti ni para mi, a medias”, a cada cual se le dió lo que pedía, pero se equivocaron al formular un régimen de representación que otorgó ésta a los partidos y favoreció desproporcionadamente el poder de las minorías nacionalistas.

    Si los partidos que componían la Junta Democrática se hubieran comprometido con los principios, valores, ideales y dogmas de la Democracia, como hoy lo hace el MCRC y otros grupos afines, si de verdad hubieran creido en ellos, el régimen político español hoy no estaría tan cercano a la vieja dictadura y tan alejado de esos principios.

    Ni socialistas ni comunistas creyeron nunca en la Democracia, su concepción de la política estaba más cercana a los valores del partido único del franquismo que a los de la Democracia, por eso la libertad política fue omitida en la Constitución del 78.

    Aún resuena en mi memoria la frase de Felipe Gonzalez con la que ahormó a sus conmilitones para que aceptaran los oscuros pactos de la Transición: “Hay que ser socialista antes que marxista”. Con tales palabras fue enterrada cualquier esperanza de libertad política, no porque el marxismo la garantizase, que nunca lo hizo, sino porque el PSOE se entregó a la causa del reparto del poder con los franquistas; los comunistas tardaron unas semanas mas en hacer lo mismo. Los nacionalistas simplemente esperaron a que unos y otros movieran el árbol para ir raudos a recoger las nueces.

    Los nacionalistas creyeron se vieron ante la oportunidad de someter al resto de España a colonización, repartírsela como si fueran sus patios traseros; es esa la consideración en que nos tienen a los demás españoles. La igualdad y la libertad políticas fueron vaciadas de contenido.

    La curva descendente del poder del actual régimen es el resultado de muchos y complejos vectores, los fundamentales, a mi entender, son:

    El sistemático alejamiento de los intereses de la clase política de los del pueblo español, que valora a la clase política en el último lugar del escalafón.

    La endogamización de las oligarquías partidistas; sin democracia interna los partidos políticos no se renuevan, y si lo hacen solamente es a efectos estéticos, para presentarse con mejor imágen en la campaña elecotral de turno;

    La ausencia de debate político, pues el debate pondría en riesgo el poder de sus oligarquías, por ello los grupos mediáticos se esfuerzan en crear opinión favorable a sus respectivos intereses.

    Y la corrupción en todas sus formas y fuentes.

    La otra curva, la del ascendente poder de la oposición al régimen, es aún incipiente, pero su trayectoria rectilínea es inequívoca y firme, límpia.

    En mantenerse límpia está su potencia, en recordar siempre la igualdad Verdad=Libertad su razón de existir.

    Organizar los medios para que en el momento crucial se produzcan los efectos deseados es su mayor reto de la oposición al régimen.

    Para la República Constitucional el momento crucial debe de coincidir en el tiempo con su acción crucial, lo demás será una nueva versión de la “Transición”, y los españoles estamos necesitados de dotarnos de un sistema que no nazca de la indignidad ni del oportunismo.

    Bravo Don Antonio, su nuevo artículo “ACCIÓN CRUCIAL” resulta esclarecedor y contundente.

    P.D.: ¿Cuando, como y donde hay que empezar a remitir artículos para el diario de la República COnstitucional?

  7. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 6

    Querido Pered

    Salvo en dos extremos, estoy de acuerdo con tu analisis. La retorica de Felipe sobre marxismo y socialismo no iba dirigida al consenso, sino al futuro electorado que llamaban y siguen llmando de centro. El reparto no fue la mitad para ti la mitad para mi. Ese espiritu de la izquierda surgió despues del 23 F. La oposicion no creía que tuviera derechos a entrar de modo permanente en el Estado. Sabia que ella tenía legitimidad y el Regimen, legalidad. El pacto real fue: yo te legitimo y tu me legalizas. El cuestion del reparto surgió como consecuencia del sistema electoral proporcional. Cada partido tendría en el Estado la cuota que le dieran los votantes.

    Cuanto tengamos el diseño, os daremos la clave y los datos para que editeis vuestros articulos directamente en el Diario. Abrazos.

  8. David Serquera dice:

    Siento romper la armonia filosofico-poetica del blog.
    No creo que hayan acciones cruciales a priori en politica. Solo se demuestran cruciales varias acciones a posteriori. Se quiera o no los efectos de la accion politica son azarosos.
    Creo por contra en acciones verdaderas, de caracter destructivo o constructivo. Si las acciones por su verdad intrinseca tienen un efecto destructivo, es algo que no me importa, siempre y cuando se este construyendo. Ambos efectos son complementarios.
    Por otra parte, la accion siempre se da en un contexto. Tan absurdo es lanzar panfletos sobre una poblacion que no sabe leer, como no lanzarlos cuando la poblacion quiere leerlos. Lo que no implica que se lancen los panfletos que la gente esta esperando leer.

  9. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Se lo diré a Vicente lo de los viernes, y seguro que aceptará. Los estudios y comentarios sobre las artes plásticas enriquecerán sin duda el Diario. Mi comentario 1 era sencillamente una perogrullada: para ser crucial la cruz formada por las fuerzas que se cruzan ( cruzadas ) éstas deberán imprimir en la cruz una acción y un destino, y no un hebetamiento o pasividad, productos de un compromiso, por inestable que sea su tensión.

  10. Pedro M. González (Club Republicano) dice:

    El comentario nº 7 de D. Antonio pone de manifiesto una realidad innegable, la consagración de la “transacción” constitucional gracias al oportunismo social de toda una generación de políticos.

    El oportunismo ha sido la guía y faro de la pseudopolítica española desde el año 1.977 hasta nuestros días configurándose como valor no escrito pero presente en cada uno de los actos de trascedencia pública: Oportunismo paraconstitucional, oportunismo ante el terrorismo, oportunismo ante los problemas coyunturales de contenido ideológico (desempleo, sanidad, delincuencia…).

    El valor del oportunismo se contrapone al de oportunidad, propio de la oferta clara que hace una determinada opción ideológica que sólo puede ofrecer su solución característica en oposición a otras en el marco de la verdadera libertad política. Ahí y solo ahí encuentra su verdadero sentido.

    No existiendo libertad política no puede darse oportunidad ideológica, sólo oportunismo.

    Saludos.

  11. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 8

    Lamento, querido David, que no hayas comprendido la tesis de mi articulo. Criticas algo que no digo (que las acciones sean cruciales a priori) y pasas por encima de lo que digo (que las acciones son cruciales cuando se realizan y prueban una verdad frente a hipotesis falsas). He aceptado la nocion de experimento crucial de Bacon. Es decir, solo el experimento realizado con éxito merece el calificativo de crucis.

    Es conocido en la ciencia el metodo crucial de Michelson y Morley para demostrar que existía una materia que servía de medio de propagacion de las ondas luminosas. Durante algun tiempo se creyó que esos experimentos interferometricos apoyaban la teoria de la relatividad. Aunque esto sea falso, lo que me importa aclararte es que nada puede ser crucial sin realizarse. Por eso tuve buen cuidado de hablar del inicio de acciones cruciales (Junta Democrática) que luego se frustraron. Te aconsejo que vuelvas a leer mi articulo. Con toda mi amistad, un abrazo.

  12. Isidro dice:

    Le escribí ayer este mail a Rosa Díaz,a través de su blog personal:

    “Sra.Rosa Díez:

    Comparto algunas de sus razones para abandonar el PSOE.También estoy de acuerdo en mucho de su posicionamiento ante el nacionalismo.Pero tengo que decirle,que el problema no es el psoe y su política,ni el pp,ni siquiera los partidos pnv,ciu,erc o incluso anv.

    El problema que usted quiere resolver,y no sé si llega a comprender,es que es el régimen político lo que está completamente desfasado y corrupto(no el psoe y su política).Los partidos políticos-TODOS-son órganos del Estado,no representan a los electores,y no son-ni por asomo-democráticos(esto último su experiencia lo corroborará…supongo).La lucha para acabar con esto no puede hacerse desde dentro(reforma y revolución),sino que tiene que ser realizada desde fuera(reforma ó revolución).

    Quiero decirle,que la plataforma que usted integra,junto a Savater y otros,participa de las mismas reglas-y por tanto,tiene los mismos defectos- del juego político que amparan la partitocracia,las listas de partido y en definitiva la corrupción que nos invade por cualquier frente que miremos.

    Ese no es el camino Sra.Díez,porque suponiendo que su plataforma tuviese un amplio respaldo(cosa casi imposible con el sistema proporcional que padecemos),me gustaría que me dijese cuáles son los remedios que proponen a todos los males que hacen que en este país no se conozca lo que es democracia,y mucho menos la libertad política.¿Tienen ustedes esos remedios?.Nosotros sí.”

    Y la respuesta de la Sra.Díaz hoy ha sido esta:

    “Pues si ustedes tienen los remediospara resolver todos los problemas, adelante.
    Y mucha suerte.”

    Pensaba responderle yo solo,pero como esto es una cuestión de equipo,aquí les dejo la direccion de la Sra.Díaz por si alguien quiere sumarse a la iniciativa.Y para que comenten si creen que merece la pena,o por el contrario es mejor dejarlo,ya que esto puede ser una pérdida de tiempo.

    rosadiez@bastaya.org

  13. Pered dice:

    Al 7.

    Querido Don Antonio: Tiene Vd. razón. No hay que decir otra cosa.

    Confio en Ud. y en sus ideas para que, llegado el momento crucial, estemos presentes los republicanos (repúblicos) con nuestra acción crucial. No imagino que entonces la libertad política de los españoles pudiera ser otra vez omitida.

    Espero impaciente las noticias del diario.

    Saludos.

  14. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 12

    Querido Isidro

    Has hecho muy bien. Y no es perdida de tiempo que otros miembros del MCRC le digna lo mismo desde otros puntos de vista. No esperamos nada positivo de Rosa Diaz ni de Sabater, pero han de saber lo que es La Republica Constitucional.

  15. Tony Díaz dice:

    LA COSECHA DE LA LIBERTAD.

    Se atribuye al Presidente Lincoln la siguiente frase:”Yo no se nada de aranceles, pero si compro una chaqueta de Inglaterra, los ingleses se quedan con el dinero y yo me quedo con la chaqueta”.

    Siendo cierto que la gente de ciencias comprende mejor las técnicas de la representación gráfica de datos que las de letras, no es menos cierto que el más profano de los ciudadanos sabe que si hay una buena cosecha de tomates bajará el precio, aunque no alcance a comprender la representación gráfica de la curva de oferta y de demanda.

    Es sabido que el precio del tomate bajará en caso de buena cosecha, siempre que se esté en una situación de competencia perfecta (sin monopolios ni oligopolios que distorsionen los mercados). El clima de Transición era magnífico, había llovido adecuadamente, los días grises de la Dictadura habían dado paso a un sol radiante de esperanza. La democracia y la libertad iban madurando lentamente en su mata, y millones de brazos estaban prestos para la tarea recolectora.

    Ante el miedo a una caída brusca de los precios (La Dictadura) tras la abundante cosecha de democracia y libertad política que presagiaba la estrategia de la ruptura, y que se hubiera llevado por delante la Monarquía, el Monopolio de la fuerza (la Dictadura) y los oligopolios financieros y mediáticos asustados por los cambios que se avecinaban, decidieron que la esplendorosa cosecha nunca llegaría al mercado. La solución pasaba por dejarla secar en la mata. Todos aquellos productos naturales nunca llegaron al mercado, siendo sustituidos por otros enlatados y tratados químicamente para que ni siquiera pudiese percibirse en ellos el sabor y olor de su sustancia original.

    La operación consistió en comprar a los líderes de los recolectores prometiéndoles una participación en el producto de la venta , en función del número de consumidores de tomates basura que fuesen capaces de atraer a sus filas.

    Los líderes del PCE temiendo no poder consumir ni siquiera una maloliente lata de tomates caducada, oían ruidos de sable por todas partes y pronto se olvidaron de la hermosa cosecha que esperaba a ser recolectada. Los líderes del PSOE no muy dados a la agricultura de la democracia y la libertad, confiaban en sus buenas dotes de charlatanes de feria,. La Dictadura que se creía titular del suelo donde crecía la simiente de la democracia y la libertad se conformó con mantener su esencia edulcorada para evitar que la caída de los precios la hundiera en la miseria, prefiriendo repartir parte del botín entre los sumisos socios de compromiso.

    Todos salieron ganando con el negocio, menos los recolectores, los ciudadanos que creyeron que la caída de la Dictadura nos traería la democracia y la libertad. El engaño y la distorsión del mercado ha sido tal que hasta el pueblo español cree que está consumiendo tomates de la mejor calidad, incluso nuestra balanza comercial se vanagloria de las múltiples exportaciones de nuestros pestilentes tomates tratados químicamente y vendidos como la mejor agricultura de la soleada España..

    La verdad, es que sigo sin entender las leyes del mercado, pero si me venden democracia y libertad adulterada, yo me quedo con la basura y otros me privan de la verdad y la libertad..

  16. David Serquera dice:

    Querido Antonio,
    Como se puede conocer que se inicia una accion crucial si las acciones son cruciales cuando se realizan y prueban una verdad frente a hipotesis falsas. A esto me referia, a la aplicacion practica de la tesis.

  17. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 15

    Querido Tony

    En ti hemos encontrado un filon. Creo que es imposible difundir mejor el analisis de la situacion (la metafora del mercado es acertada porque los economistas han tratado las urnas como mercado de venta de mercaderias politicas)y lo que es libertad politica y democracia. Otra vez, enhorabuena.

  18. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 16

    Querido David

    Ahora soy yo quien no te comprende. Popper ha defendido el metodo crucial para corroborar o falsar la verdad de un hipotesis cientifica. Antes de que se realize el experimento crucial, el descubridor de una verdad en la Naturaleza sabe que, si el experimento lo confirma, su descubrimiento sera crucial. Del mismo modo, nosotros sabemos que si el descubrimiento de la identidad verdad´libertad se somete a refendum frente a la Monarquía, el resultado de ese referendum será crucial para los españoles. Así de simple. Es lo que digo en la ultima parte de mi artículo. Para asegurar que se realice el referendum de la libertad politica, hemos creado el MCRC y la confianza en su accion se basa en las razones que digo. Solo una no es evidente, el vinculo substancial. Por eso debo aclararla en mi proximo artículo.

  19. David Serquera dice:

    Querido Antonio,

    Con cada articulo te elevas mas y mas. la belleza de tu pensamiento vuela libre como una cometa y yo me siento como un muchacho tirando de un vendaval, agotado intentando acortar el hilo para no perderte de vista. La inteligencia te hace una reverencia y las aves que vuelan libres se paran para verte pasar. Te contemplo y quiero hacerlo de mas cerca. Temo que los hilos de la cometa se enreden entre los pararayos, aunque me gusta verte alli arriba. De hecho te necesitamos alli, donde unos pocos pueden flotar como el helio, pero te necesitamos aqui abajo tambien, donde el tercio laocratico muerde el polvo y traga el fango, donde las dunas son de arenas movedizas y te insultan al gritar verdad=libertad. La solucion=accion, reza uno de tus articulos. Desde las dunas de lodo, agotado por el vendaval en el que andas subido te pregunto, has recibido mi ultimo email? La accion de la verdad debe empezar a golpear las puertas de herrajes oxidados para que todos puedan oir al MCRC hablar.

  20. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    La crucialidad podrá ser prepóstera, pero no la epistemología falsacionista de Popper que es sólo confirmada cuando el futuro se hace pasado.

  21. MessageInOut dice:

    Apreciado Don Antonio:

    Estoy de acuerdo en que la Transición se denominó así como reflejo de la transitividad de los verbos legalizar y legitimar. “Yo legalizo tus ideas y tú legitimas mi poder”. ¡Por eso no pueden anularse, por más que pataleen los agraviados, los juicios del franquismo!

    Pero hay una cosa mucho más importante: El franquismo nació y permaneció durante 40 años en Gracia de Dios. El divino ojo estaba enmarcado en un triángulo cuyos vértices eran el Capitalismo, el Ejército y el Partido Único Nacional-Sindicalista; en su centro, la Iglesia, ese Gran Ojo que todo lo ve, que todo lo controla, incluso las conciencias y los secretos más íntimos hasta de los presidentes, como Carrero Blanco.

    “Francisco Franco, Caudillo de España por la Gracia de Dios”, llevaban grabadas todas las monedas alrededor del perfil del pequeño homicida de la voz aflautada (en la cara opuesta, su valor en pesetas). Desde la Guerra Civil (La Cruzada), el enanísimo caminaba bajo palio el día del Corpus; no lo olvidemos nunca, si es verdad que queremos saber quiénes son los verdaderos enemigos de la Verdad y de la Libertad (que eso es la Democracia); o sea: nuestros enemigos.

    Fueron los franquistas, de primera y segunda generación, quienes compusieron la transición española y redactaron la Constitución de 1978. Recuerde, Don Antonio, el parecido con la Constitución de Guinea de Herrero de Miñón y sus secuaces, Castiella, Oreja, que ya hablaba de régimen parlamentarista y de amplias autonomías territoriales… ¡y estábamos en 1968!

    Los partidos de izquierda sufrían el síndrome de Estocolmo, que les hacía admirar, más allá del odio, a quien les secuestró la libertad durante 40 años. ¿Por qué no iban a arrodillarse ante Franco, si admiraban hasta el babeo la grandeza de un Ceaucescu? ¿No es así, señor Carrillo? Y por eso colaboraron a la transmutación de los perros en ovejas, como las putas colaboran al placer sexual del que les paga.

    Hubo un momento (en 2000) en que a la derechona no le pareció ya necesario el disfraz de la transición. Creyó que podía mandarla al estercolero de la Historia. Fue cuando la victoria por mayoría absoluta de los franquistas de Aznar y la vuelta al poder político (el económico no lo habían abandonado nunca) del OPUS Dei. ¿No os acordáis de lo que Aznar llamaba su “segunda transición”?

    Tras la miseria informativa, mediática y política que, paralizado por el estupor, el Gobierno de Aznar forzó desde el día 11 de marzo de 2004, en Madrid; tras la victoria de Zapatero —el Presidente por accidente— y su mariachi mediático (el dueño del muñeco), Polanco, la derecha tuvo que recuperar la primera transición de aquel vertedero de la Historia… muy a su pesar. Y se mostró, por primera vez, defensora a ultranza de la Constitución: Leed el ABC, La Razón, El Mundo, La Vanguardia de la época, y os mearéis de risa.

    Por lo tanto, la Historia de la Transición es la Historia de la legitimación del franquismo (Fascismo, Ejército golpista e Iglesia inquisitorial) de partido dictatorial en partido homologado para la partitocracia. El resto, unos cuantos españoles (y anti-españoles) sin dignidad, fueron comparsas de ese juego, a cambio de sueldazos y de manga ancha para la corrupción organizada y el delito de Estado.

    Claro que la Transición no fue un experimento crucial, sino un falso ensayo realizado por alquimistas mendaces que, entre fanfarrias de bombas y falsas amenazas de sables, impidieron a los observadores imparciales (el Pueblo Español) atender al experimento.

    ¡Todos los españoles debimos habernos asegurado entonces de que la marrana quedaba bien capada para siempre!

    Salud.

  22. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 19

    Querido amigo de mi alma

    Me has emocionado. Tu estas a la altura moral de los superhombres. Mi pensaminto es sencillo. Lo comprende la sencillez. No se me puede juzgar con las ideas vigentes. Toda la dificultad esta en saber apreciar lo nuevo con ojos nuevos. Yo escribo para vosotros. La minoria que ha hecho suyas las ideas de liberda=verdad. Difundirlas entre la honradez inteligente es nuestra primera tarea. Luego, cuando sean una masa los que nos siguen o comprenden, vendrá el momento de la Asamblea Constituyente del MCRC. Y ese momento será la pistola de salida en la carrera de la libertad. No he recibido el email. Repitelo.

  23. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 20

    Querido Martin

    Tus dos ultimos comentarios son ininteligibles y no guardan relacion con la tesis de mi artículo.
    Por favor, sigue mi consejo. No hables sin haber comprendido lo que comentas. La cruz cristiana no tiene nada que ver con la instantia crucis de Bacon. Y en mi respuesta a David, solo cito a Popper porque su tesis es muy conocida. No se puede convertir un ejemplo accesoria en tema de comentario sobre la tesis de mi articulo.

  24. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 21

    Querido Messagein

    Tu analisis de la Transicion es tan perfecto como completo. Creo que profundizas más cuando no entra en juego tu imaginacion. Tu comentario hay que recordarlo para publicarlo, un poco mas corto, en el Diario. Tenemos que enseñar a los pseudohistoriadres y pseudoperiodistas lo que fue la Transicion. Formidable tu vision sobre Aznar. No me gusta la expresion, referente a Azapatero, de presidente por accidente. La acuño Anson y carece de sentido. Aunque sea cierto que sin atentado no habria ganado en las urnas, eso sucede siemore en todo el mundo, Incluso una catastrofe natural cambia el sentido de las votaciones. Y la actiud de Aznar y sus muñecos, empeñados en implicar a ETA, no tiene disculpa. Recuerdo perfectamente lo que cuentas sobre las ideas que ya circulaban en 1968, como válidas igualmente para un pais africano y España. Mi cordial enhorabuena.

  25. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Querido Antonio: En mi último comentario me refería a tu contestación a David ( 18 ) en el que veía uno la crucialidad como una evidencia; es decir, como algo liberado del tiempo y sus efectos probatorios, aunque no de la experiencia: son las experiencias acumuladas en la memoria las que constituyen la evidencia. Por ello no veía a la crucialidad – de la cual pones ejemplos que uno debe estar de acuerdo necesariamente, porque casi los ven los ojos – exactamente lo mismo que un experimento popperiano, al que debe probar el ácido del tiempo. Por lo demás, si no he entendido mal tu artículo estoy de acuerdo con tu original idea de lo crucial. Se ve que no me he explicado bien.

  26. Óscar dice:

    Querido Antonio, amigos:

    Las series convergentes tienen un límite, existen curvas sin pendiente y algunas rectas sólo se tocan en el lejano e impensable infinito. Pero no es en epistemología y política lo que es en matemáticas. La razón no se come el mundo, se devora a sí misma cuando trata con él y las emociones desbocadas ante la muerte caprichosa que supone el poder bruto han desplegado un potentísimo paraguas cuyo control sigue suponiendo tanta sangre, que la barbarie y la venganza más atávicas comienzan a parecer una delicia vistas desde el hoy. No existen paralelas en los mundos revueltos del conocimiento y el poder; sin embargo, la necesidad de una estabilidad geométrica, el cebo de un esquema mental sencillo y transmisible sin demasiada implicación personal (el meme de la seguridad) tienden a mantener el amparo de estas dos estructuras psicológicas dotándolas de un aspecto no convergente que el ánimo traduce en ausencia de conflicto. El lenguaje se toma entonces por la propia realidad que describe; el Estado se transforma en el lugar único de la política, y quienes nos administran en y por él, se convierten en agentes exclusivos. Pero en este caso político, el papel de símbolo elevado a categoría de realidad lo ocupan las ideologías.

    Los pensamientos y acciones cruciales no llegan exactamente en trayectorias ideales, es decir, inmateriales y secantes de forma que tras cortarse continúan sus caminos previos dejando atrás el brillo de un dato (punto de corte) por refulgente y revolucionario que este pueda ser, sino que se trata de choques entre partículas con trayectoria propia que tras el encuentro producen nuevas trayectorias y nuevas partículas. La colisión debe ser, pues, provocada. Tiene que llegar el día en que los científicos descubran entre trocitos y quarks, lo más profundo de lo invisible, el respingo de un mundo nuevo. Mientras tanto, nosotros vemos en lo crucial su anuncio, pero intuimos que ya está siendo porque sabemos lo que hemos hecho, querido David (16): en las conciencias, en las ideas, en el paisaje moral, en el optimismo del espíritu, en la historia del pensamiento-acción político. La vida coral del MCRC, la forma en que Antonio crea su teoría y la disolución del movimiento una vez conquistada la libertad política, ilustran la integración-desintegración de esas partículas y caminos.

    El pensamiento verdadero (no puedo distinguirlo ahora de la acción comprometida con la libertad) es crucial o es nada. No existe derivada cero del pensamiento-acción. La cruceta donde confluyen pensamiento y realidad es un momento revolucionario que puede ser tan paradójicamente plácido como el ojo del huracán y también, casi indefectiblemente como este centro meteorológico, no por mucho tiempo estable.

    Un abrazo.

    P.S.

    Queridos amigos, si me concedéis el honor de contar conmigo para escribir en el Diario de la libertad, qué puede importar que sea un día u otro.

  27. MessageInOut dice:

    Don Antonio:

    Siempre me tendrá de su lado. Porque, aunque me lleve a la ruina personal, creo en la revolución permanente de los individuos libres frente al poder, sea éste el que sea; al final, siempre es corrupto y siempre tiende a ser dictatorial. Debemos levantarnos y decir: “¡Basta!”, que es lo que nos nace a la gente de bien. Y es también nuestra obligación, si queremos merecernos una muerte digna.

    Así que, sabedlo, intelectuales, periodistas, novelistas, cineastas: ¡La República Constitucional es hoy la Revolución! ¡La Verdad y la Libertad son la misma cosa! No entregaremos más doncellas para ser sacrificadas en el Laberinto. Vamos a entrar en él como teseos, armados con la razón (y unas macanas, por si acaso), y le vamos a poner bridas al Minotauro. Apuntaos a la tarea o manteneos al margen. Pero no oséis oponeros, o vuestras rentables y ya amortizadas máscaras de encubridores del Régimen rodarán, junto con vuestras cabezas.

    Viene a decir Sorel, novelista y pensador (uno de los grandes, según Manuel García-Viñó), que la revolución es como un orgasmo mientras se practica el sexo con una hembra hermosísima: se prepara, se trabaja y se disfruta. Cuando termina, hay que descansar un rato… Y volver a empezar a prepararse y a trabajarse el siguiente. Creo que tiene razón.

    Salud.

  28. Begoña Arétxaga dice:

    Apreciado Antonio:
    Soy la mujer de Tony Díaz, y le escribo para darle la enhorabuena en primer lugar por su lucha incansable y constante por la libertad.Tengo que decir guste o no,que a esta página al principio de hablarme Tony de ella, no le puse interés alguno porque el tema de la política nunca me ha interesado.Soy vasca,concretamente de Bilbao, y todo el mundo sabe que alli la vida no es igual que en el resto de España. Sí, en el día a día,pero no en su libertad,tanto individual sin estar coartada de alguna manera,como en general.Por eso en un momento dado se llega a odiar toda aquella palabra que suene o resuene a política.De hecho,a mis 37 años desconozco el sentimiento que tienen las personas en el momento de ir a votar,pues votar y creer en la libertad es totalmente incompatible desde mi punto de vista puesto que no creo en este sistema.De hecho,los dos somos unos abstencionistas convencidos.
    Empecé a leer los artículos de Tony por pura cusiosidad,y esa fué la manera de empezar a leer poco a poco y a disfrutar de la libertad,aunque de momento sean solo palabras.Pero mi nivel intelectual está muy por debajo de lo que ahora leo aqui día tras día,por lo que, de todas formas,puedo asegurarle una lectora más del MCRC a diario,como buena revolucionaria que siempre he sido,soy y seré.
    Un saludo,y felicidades a todos por vuestra constante lucha por la libertad y la democracia.

  29. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 26

    Querido Oscar

    Siempre espero tus comentarios a mis ideas. El final del primer parrafo, la confusion entre lenguaje y realidad, me recuerda los pasages inolvidables de Nietzsche en “Sobre la verdad y la mentira en sentido extramoral”. El párrafo ultimo es sencillamente formidable. No estoy seguro de haber comprendido exactamente el sentido de tu excursion por la geometria y el choque de particulas materiales. Pero da igual porque tambien he disfrutado con ella.

    Claro que sera un honor para el MCRC contar con tu columna semanal. Y la cuestion del dia no es indiferente para los que tienen ocupados algunos de ellos. Te indicaremos el día de tu columna. Ahora estoy concentrado en el diseño. Será desde luego único en Internet. ¡Que satisfaccion me produce seleccionar un equipo que dirá lo que nadie dice! Muy fuerte abrazo.

  30. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 27

    Gracias, querido Messagein, por tu generosidad.

    Si te refieres a Andres Sorel, lo incluí en la column semanal de “otras razones”, en el diario La Razon. La opinion de Garcia Viño debe ser en su faceta de novelista. Pues en el pensamiento no tiene una sola idea que sea distinta de los tópicos de la izquierda comunista, nostalgica de la II Republica. Le tengo simpatía pese a que no sabe lo que es libertad politica. Abrazos.

  31. Antonio Garcia Llorente dice:

    Querido Antonio y demás comentaristas:

    Con vuestro permiso voy a bajar un poco el nivel intelectual de la tertulia pues me pierdo un poco, y pienso que si me pierdo yo que soy un tipo de la media, es más que probable que también se pierda más gente y creo que deberíamos intentar que el mayor número de personas comprendiese de lo que aquí hablamos, pues me parece que estamos ante un asunto tan importante como es abrir los ojos de la mente en pos de un entendimiento sobre las causas raices de los efectos que observamos en nuestra convivencia social y política.

    Antonio: Por lo que te vi en los programas de la Clave, me parece que a ti te gusta que lo que aquí comentemos se atenga al tema que tu has iniciado con tu exposición, en este caso, lo relativo al término “crucial”. Para que eso se pudiese seguir con la mayor fidelidad posible, tal vez debería existir en el blog un apartado de “comentarios generales” en el que podría tener cabida lo que voy a comentar a continuación y también las propuestas sobre nuevos temas, y demás ruegos y preguntas.

    Cuando he empezado a leer tu articulo, yo efectivamente estaba anclado al significado más convencional del término crucial y en seguida me ha venido a la cabeza un par de cuestiones sobre momentos “cruciales” que deberían aparecer en el devenir de un movimiento ciudadano como el MCRC.

    El primer momento crucial (o sea, relevante o importante) en la evolución de MCRC sería la obtención de un alto índice de abstención en la celebración de unas elecciones generales. En este caso mi pregunta es, ¿que nivel de abstención haría que la partitocracia aferrada al poder en vez de dedicarse a razonar justificaciones variopintas, se viese motivada a emprender reformas?. Mi sentir al respecto es que serían capaces de justificar lo injustificable con tal de mantenerse, como no sea que exista algo previsto en la legislación, cosa que desconozco.

    El segundo momento crucial sería, una vez aceptado un proceso de ruptura y se sometiese a referendum la forma de Estado tal como debió hacerse en la Transición, ¿que ocurriría si la opción republicana saliese derrotada frente a una propuesta continuista de la monarquía? ¿se habría acabado el seguir manteniendo un movimiento pro republicano?; o dicho de otra forma, ¿la pregunta al electorado solo se haría por una vez y ya nunca más habría opciones hasta la aparición de posibles fenómenos exógenos no previsibles en una evolución normal de los acontecimientos?.

    En definitiva he tratado de vislumbrar dos hitos que me parecen podrían llegar en el proceso de avance de MCRC

    Bueno pues nada más por hoy. Sigo leyéndome todo lo que hay en el blog y, por otro lado, en unos días insertaré en el apartado correspondiente, unos comentarios de matiz sobre la declaración de principios y valores del MCRC

    Salud para todos

  32. Javier Castuera dice:

    La experiencia crucial solo puede obtenerse si existe libertad de elección. La imposición anula el trabajo experimental realizado al imposibilitar la verificación que hubiera conducido al momento crucial. Anula una de las vías opcionables y posiciona a los que por ella transitan en una vía muerta que únicamente será operativa de nuevo si el que impone lo permite o si los posicionados en esa muerta vía son capaces de abrir brecha. La ayuda fantástica recibida de los aventajados alumnos náufragos que cooperaron a taponar la vía fue crucial para el triunfo , mantenimiento y continuación del Estado reaccionario. El cual sólo cambio de servidores aprovechando el cambio generacional, premiando la traición individual y la autotraición colectiva.

  33. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 30

    Querido Antonio

    Sabemos que un movimiento politico no puede usar terminos cientificos o rigurosos, pero tambien sabemos que la primera revolucion empieza en el lenguaje. Las palabras de los partidos y de la prenssa no significan nada, son voces huecas ara la propaganda.

  34. Javier Castuera dice:

    La verdad de la libertad es la responsabilidad de mantenerla. La responsabilidad en este caso se traduce en el mantenimiento constante y radical de la dignidad personal, cuya constancia posibilita nueva experimentación para lograr nuevos momentos cruciales.

  35. José Amador dice:

    Desde la óptica de un pueblo de provincias, no es difícil apreciar que, como la finca largo tiempo abandonada que termina siendo ocupada por alguien (normalmente el vecino conflictivo) quien con el paso del tiempo pasa a ser su propietario. De la misma manera, los herederos de la dictadura, tras cuarenta años, también adquirieron la “titularidad” de los partidos perdedores de la contienda del 36.
    Gozando de la simpatía de muchos españoles, se resucitaron unas siglas, pero nada más, que en adelante serían y son manejadas por los hijos del régimen. Sólo fue testimonial, y a título personal las excepciones, pero estos en unos meses o se autoexcluyeron o fueron marginados, y el resto fueron utilizados como iconos, sólo para vender camisetas, no para participar en el juego del poder.
    Quizás ahí, en la capital hubo muchos otros matices.
    De su, como siempre, brillante exposición Don Antonio, me quedo con la idea de que en la acción de MCRC “no se repetirá la triste historia de la Junta Democrática”
    Saludos Republicanos.

  36. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 30

    Amigo Antonio

    1. Cuando empezastes a leer mi articulo no sabías el significado de lo crucial, y cuando lo terminastes sigues sin saberlo, pues lo haces sinónimo de lo relevante o importante.

    2. Este blog, dirigido a los amantes del saber, no a los que estan orgullosos de su ignorancia, tiene un método. Los comentarios generales o los ruegos y preguntas tendran cabida en el Diario.

    3. La ley no tiene previsto el efecto de una gran abstencion. Si es superior al 50 por ciento deslegitima al Regimen.

    4. Si en un referemdun triunfase la Monarquía, seria la prueba de que no habria sido libre, pues es inconcebible que pudiendo elegir la verdad y la libertad, los gobernados optasen por la mentira y la servidumbre.

    5. La libertad politica (colectiva) no depende de la Consticion, es la Constitucion la que depende de la libertad politic. puede

  37. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 33

    Mi amigo Javier

    La responsabilidad es inseparable de las libertades personales. Pero la garantía de la libertad politica no está en la responsabilidad de los gobernantes, sino en las instituciones de la democracia. Y, si estas quebraran, en el derecho a la insurreccion pacifica. Un abrazo.

  38. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 35

    Querido Jose Amador

    Has descrito con exactitud lo que paso en la realidad de la Transicion. En la capital no fue distinto que en provincias. Las siglas de los antiguos partidos, derrotados en la guerra civil, sustituyeron a la libertad de asociacion en nuevos partidos que interpretaran las nuevas necesidades de la sociedad civil. Has aclarado muy bien este aspecto de la Transicion.

  39. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 28

    Mi buena y querida amiga Begoña

    Me has dado una gran alegría. Admiro a Tony. Esta llamado a ser un escritor de talento y un mejor constitucionalista. Me encanta que sepas lo que significa ser revolucionario. Todos los miembros del MCRC lo somos. Ser revolucionario de la verdad-libertad es la unica autenticidad en la vida colectiva. Y en la personal sostiene la dignidad de las vocaciones profesionales y de las familias. No te preocupes de la aparente dificultad de comprender mis articulos. Lo que los hace dificiles no son las ideas nuevas que
    desarrolln, sino el lenguaje preciso y estricto
    que las expresa. Jamas utilizo una palabra de más para aliviar el texto. Odio la retorica a que nos tiene acostumbrados no solo la falsedad de la politica, sino toda la cultura española. Te equivocas al creer que la libertad de momento solo son palabras. ¡Son ideas nuevas, llamadas a revolucionar el mundo!

    Que suerte tiene Tony de que estes a su lado.

  40. Tony Díaz dice:

    HACIA UNA VERDADERA EXPERIENCIA CRUCIAL.

    La Transición no fue una experiencia crucial para el pueblo español, pues aunque el cruce de caminos se vislumbraba, los agentes de la Dictadura bien situados en la calzada política se aprestaron a poner indicadores de dirección única. El cruce de caminos aunque existente en la realidad, fue anulado en la práctica por señales de tráfico político conveniente y estratégicamente situadas.

    La llegada al cruce no fue un acto de libre decisión, la hoja de ruta del autobús reformista había sido diseñada en la Zarzuela y la Moncloa, sólo bastaba ponerlo en marcha y situar sobre la calzada las señales adecuadas.

    El autobús reformista, tras treinta años circulando se ha quedado ya prácticamente sin combustible y las señales de dirección se han ido borrando con el tiempo. La comodidad de los que viajan en primera clase (los partidos políticos) y los conductores (medios de comunicación) se han dedicado a lo largo de la larga ruta a contemplar el paisaje, pero han descuidado las tareas del repintado de la calzada y de la reposición de señales. El cruce de la Monarquía y la República que aparece cada cierto tiempo, les cogerá desprevenidos.

    El tercio leocrático de la sociedad está empezando a trazar una ruta alternativa. El MCRC construye a pasos agigantados señales luminosas y calzadas limpias. Cuando se aproxime el cruce, las señales estarán convenientemente pintadas, no habrá agentes para colocar señales de dirección única. El cruce indicará con claridad la dirección hacía la Monarquía partitocrática o hacia la República Constitucional, la libertad y la democracia.

    La libertad de elección en el cruce de caminos llegará a los españoles familiarizados con las nuevas y luminosas señales de la verdad y la libertad. La experiencia crucial llegará cuando los ciudadanos tengamos libertad de elección ante un cruce con señales claramente visibles. La humareda que desprende el autobús de la Monarquía alimentado con combustible barato, ni los cansinos agentes del Estado de Partidos impedirán esta vez a los españoles decidir con responsabilidad el camino que les conduce a la verdad y la libertad.

  41. messageinout dice:

    Tony:

    Me gusta tu metáfora sobre el transporte público. No obstante, te daré mi versión, con todo afecto…

    Corrijo: Los políticos (que, en efecto, viajan en primera en ese autobús perdido, junto a los financieros y los grandes empresarios) y los conductores (los media) no han cesado de reponer las señales verticales, los Stops, los semáforos en rojo; no han reparado en gastos para mantener y repintar la señalización horizontal.

    Lo que pasa es que, desde hace treinta años, el autobús nos lleva a todos los españoles por la vía equivocada. Y muchos de nosotros hace tiempo que nos hemos bajado y parado en la cuneta, oteando el horizonte. Porque hemos comprobado que el bus conduce directamente a un lugar que se llama Ninguna-Parte. El sitio no tiene vistas y el billete sale carísimo. Así que no nos interesa el viaje.

    Para evitar que los que nos hemos apeado regresemos al Cruce de Caminos de 1975, el Poder ha preparado desvíos alternativos diferentes del original, como ese de la República Federal, o ese otro de la “Memoria Histórica” y de la vuelta a la II República. Pero sólo son caminos aparentemente distintos. Siguen, paralelos al anterior, conduciendo pertinazmente a Ninguna-Parte.

    Así que una nueva compañía de ingenieros zapadores, que nos autodenominamos Movimiento Ciudadano hacia la República Constitucional, hemos proyectado, trazado a la perfección, una autopista ex-novo que conduce, en obsesiva línea recta y horizontal, tronchando zarzas, salvando barrancos, horadando macizos montañosos, desde el lugar perdido en medio de la nada en que hos hallamos hoy, a nuestro verdadero destino, que es un sitio que se llama Verdad-Libertad.

    Unos al mando de bulldozers, mototraillas, dumpers, excavadoras, motoniveladoras; otros, armados de un simple pico o de una pala; cuanto más avancemos, más rápida y eficazmente construiremos, porque se nos irán uniendo las gentes que nos vayamos encontrando por el nuevo camino.

    No vale la pena regresar al cruce de 1975. El nuevo cruce de caminos es aquí y hoy. Acabamos de señalarlo en los planos topográficos. Existe un proyecto aprobado por todos nosotros. Y hemos empezado a construirlo ya.

    Un saludo.

  42. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 43

    Querido Tony

    Nos estas acosumbrando a ver la realidad con gafas metaforicas tan pedagógicas que no es posible leerte sin sentirse aprisionado por la verdad y la libertad que la encarna. Todos estos artículos literarios se editaran en el Diario. Gracias, y mil vces gracias, por tu imaginacion creadora de la nueva realidad humanista que se vislumbra en el horizonte.

  43. Antonio Garcia Llorente dice:

    Amigo Antonio,

    Después de que lo explicastes con gráficas y todo, debo decirte que sí que había entendido tu artículo, solo que te envié una señal -no exenta de un cierto sentido del humor, veo que no muy afortunado por mi parte-, aludiendo entre paréntesis al significado más común en la calle del término “crucial”, como preámbulo a la toma por mi parte de una licencia para preguntarte sobre unas cuestiones que durante la lectura del artículo me vinieron a la cabeza acerca de hipotéticos escenarios desfavorables en el desenvolvimiento de la acción del MCRC en la escena política venidera, entendiendo que el asunto podría interpretarse que no estaba directamente implicado en el contexto de tu disertación.

    En mi opinión el análisis de “casos peores” permite prevenirlos mediante la adopción de medidas que nunca deberían ser obviadas, del mismo modo que tampoco deberían presuponerse reacciones del pueblo que desde esta atalaya nos puedan parecer completamente “inconcebibles”, tal como esbozas en el punto 4 de tu respuesta.

    En algunos de tus debates en TV has mantenido que el pueblo es ignorante ¿o no?. Pues con eso hay que contar también amigo Antonio.

    Por tanto, en cuanto al punto 2… de acuerdo totalmente contigo: ¡Esto debe ser solo para los amantes del saber, incluso, para aquellos que no estemos ni de lejos a tu nivel de erudición!. A los orgullosos de su ignorancia, ¡ni agua!.

    Saludos

  44. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 44

    Querido Messagein

    La virtud de las metaforas es su plasticidad. Se acomodan a la mente que las recibe segun el panorama cultural y los valores morales que la configuran. Tu mentalidad perfeccionista, propia de un buen ingeniero, ha dado mas realismo a la ilustrativa metafora de Tony. Este maravilloso dialogo debe encender el fuego de la pasion que iluminará, desde nuestro Diario, las conciencias honestas que buscan el sentido de sus vidas. Cada vez aprecio mas tu contribución. Saludos.

  45. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 46

    Querido Antonio

    Todos los pueblos son miedosos e ignorantes. Es el miedo lo que les hace preferir lo malo que ya conocen a lo excelente por experimentar. Sin miedo, la ignorancia se suple con la intuicion de la sinceridad. El pueblo español nunca ha tenido la ocasion de conocer de antemano la honestidad y cultura de una propuesta politica de libertad, que además no esté unida a las ambiciones de poder. Esa es la novedad del MCRC. Es nuestra esperanza.

    Te repito que mis artiuclos no son dificiles de entender para inteligencias medias sin cultivar Solo requieren humildad, ganas de aprender lo nuevo y no dejar un solo parrafo sin entenderlo, antes de pasar al siguiente. Como no es posible impedir la curiosidad ante cualquier texto, éste debe leerse dos veces, como mínimo. La primera, para saber de qué va. La segunda para entenderlo de modo cabal. Cada palabra tiene un significado preciso, que casi nunca coincide con el vulgar.
    Pero una vez conocido lo que significa vada voz no es posible continuar usandola como antes. En eso nos distinguiremos enseguida de la jerga de los partidos y los medios. Es alentador sentirme apoyado por los lectores del blog. Gracias.

  46. Tony Díaz dice:

    FRANCO PINTA EL FUTURO.

    Santiago contemplaba con la nariz pegada al cristal de seguridad que protegía el cuadro llamado “La Transición y la República Constitucional” una obra que ha visto la luz tras permanecer más de treinta años ocultada en una hornacina y que ha sido descubierta por unos albañiles con motivo de las obras que se realizan en el Pazo de Meirás, y atribuida según importantes expertos en arte pictórico al mismísimo Generalísimo Franco. El guía del museo relataba que el Caudillo había compuesto esta colosal obra en los últimos meces de su vida, cuando la capacidad de habla le impedía transmitir sus pensamientos y sólo el recurso a la pintura le permitía expresar con realismo el futuro de España. El delirio provocado por la fiebre ha dejado en esta obra una visión de futuro tan cercana a la realidad que sus aduladores no dudan en reconocer que esta pintura sólo ha podido provenir de la iliminación de un ser tocado por una mano celestial.

    En primer plano aparece destacada la figura del Rey vestido con traje de gala de Capitán General de los Ejércitos, sostiene en la mano derecha un ejemplar de la Constitución de 1978 mientras que en la mano izquierda se adivina, ocultada tras el fajín rojo de General el texto contiendo los Principios del Movimiento Nacional. A sus pies, Santiago Carrillo y Fraga, simbolizan dos enanos de una corte medieval que sacan brillo a los zapatos de su Majestad. A la izquierda del Monarca, Felipe González aparece arrojando a las llamas de una impresionante chimenea un ejemplar de “El Capital” de Marx. La figura de Adolfo Suáez que aparece a la derecha del Rey, se inclina hasta casi tocar con la cabeza las múltiples medallas militares que luce el Monarca sobre el pecho. En la mano derecha sostiene Suárez la sentencia de los militares golpistas del 23-F, mientras que su mano izquierda porta la Ley para la Reforma Política. Con dificultad, puede apreciarse el rostro de Torcuato Fernández Miranda, cuyo cuerpo se encuentra totalmente tapado por la impresionante figura regia. Al fondo, en un segundo plano, puede verde a Jordi Pujol que engulle una tableta de chocolate en forma de mapa de España cuyo mordisco hace que desaparezca Cataluña. Arzalluz, aparece a su lado arrancando con sus dedos la onza del Pais Vasco. Unas desconocidas figuras representadas de rodillas, y cuyos rostros resultan imperceptibles, recogen las migajas de chocolate que van cayendo. Al fondo del cuadro una puerta entreabierta aporta a la escena una luminosidad cegadora, donde aparece la figura de Antonio García Trevijano portando la Constitución de la República Constitucional , tras él se adivina una multitud entusiasmada que representa a un pueblo que ha descubierto la verdad y la libertad y trata de abrirse paso para desalojar a la impostura y la tración.

  47. Antonio Garcia Llorente dice:

    Antonio, dices en tu respuesta que es el miedo lo que hace a los pueblos preferir lo malo que ya conocen a lo excelente por experimentar.

    En mi opinión, además del miedo está el conformismo con un cierto nivel de bienestar material adquirido y el adormecimiento y la obnubilación de la conciencia colectiva, propiciados por una trepidante sociedad de consumo y sus poderosos medios de comunicación de masas que conducen hacia una decadencia moral que no parece tocar fondo, sorprendiéndonos cada día con alguna novedosa inmundicia.

    Añades que “sin miedo, la ignorancia se suple con la intuición de la sinceridad”. ¡Ojalá fuese como tú dices!. Sería maravilloso que esta bendita intuición cobrase protagonismo superando el hipnotismo colectivo derivado de productos como la salsa rosa, los goles domingueros, los multimedia de nueva generación rebajados de precios etc., etc.

    Antes de venir por casualidad a tu “blog”, no concedía ni una sola oportunidad a cualquier mecanismo que por simple evolución pudiese revertir la situación alcanzada para abrir una posibilidad de democracia real en los términos en que tú formulas y con los que me siento identificado. Hoy abro un resquicio en la puerta de mi esperanza para admitir una oportunidad de éxito en el movimiento que estás impulsando, sin embargo, mi previsión más probable, en ausencia de acontecimientos inesperados que pudieran desestabilizar la situación oligárquica reinante, es que todo seguirá más o menos o igual en el corto y medio plazo.

    Hoy día una gran mayoría de la población cree, o le conviene creer, que esto que hay es una democracia y además se llenan las bocas de esta maravillosa y tergiversada palabra para denotar casi cualquier cosa que se quiera sublimar por ser buena, bonita y limpia. En consecuencia, el simple nivel de abstención me parece que será insuficiente, y queda por tanto seguir la evolución del MCRC y sus planes de acción que estáis pensando poner en marcha, planes que de aparecer en el “blog” tal vez me tomaría la licencia de comentar por si pudiese aportar alguna utilidad.

    Por mi parte desearos mucha suerte, mucho ánimo y especialmente mucha salud.

    Abrazos

  48. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 49

    Querido Tony

    La configuracion plástica en una pintura de los personajes de la Transición, es tan ingeniosa como divertida. Ya no te doy la enhorabuena pues estas de modo permanente en ella. Pero aprovecho tu imaginacion pictórica, para informaros de los avances en la formacion del equipo que hará el Diario y las dificultades que retrasan el diseño digno del MCRC.

    1. Despues de la conversacion con Jorge Cela, el hermano de Camilo, he decidido editar para todos los sabados-domingos un cultural dedicado a la pintura actual (galerias, ferias y subastas), critica literaria, critica de libros politicos y critica de la enseñanza superior. Jorge Cela, novelista con titulo de periodista y conocedor de la pintura, puede cubrir la obligacion legal de tener un director. La critica literaria está cubierta con García Viño y sus colaboradores en la Fiera Literaria. De la enseñanza superior se ocuparian Javier Esteban, Dalmacio Negro, etc. Pero no se quien podría hacer la critica de ensayos. Si conoceis alguien competente en la critica del pensamiento debil, indicarmelo.

    2. Aun no he conseguido que un profesional del diseño interprete mis ideas. El viernes tengo otra entrevista con un profesor de dibujo que parece ser de los mejores de España en diseños para Internet. Veremos. Tambien necesito vuestra ayuda, si la entrevista del viernes no me da la solucion tecnica y estética. Solo necesitamos el experto que sepa darle forma bella al diseño de un periodico que no se debe parecer a ninguno.

    Gracias Tony por tus certeras metaforas. Si eres profesor de universidad, tal vez podrías saber quien podria hacer la critica de libros desde el punto de vista de los valores del MCRC.

  49. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 51

    Querido amigo

    Sigues viendo los toros desde la barrera, y sin conocer las suertes del toreo, te atreves a criticar a los, conociendolas, estamos en la arena. ¿Sabes acaso que todas las revoluciones, la inglesa, la estadounidense, la francesa y la rusa se hicieron en epocas de mejorestar? Si no has leido a Tocqueville (las penalidades se hacen mas insoportables cuando disminuyen) por qué crees que sabes más que los pensadores de esta materia. ¿Ignoras que en Italia no quebró por completo la partitocracia a causa de la irrupcion de Berlusconi?

    No tengo necesidad de tus consejos sino de que transformes tu debil conocimiento de la verdad-libertad, en voluntad de acción. Durante el franquismo conocí a muchos que me decian lo mismo que tu me dices ahora. ¿Crees que somos ilusos o ignorantes de la realidad social? ¿Por qué he resucitado la servidumbre voluntaria de La Boethie?.

    No tengo tiempo para este dialogo esteril. Con simpatia y gratitud a tu interes por el MCRC, sigue deseándonos suerte, pues nosotros no confiamos en ella, sino en la voluntad de accion que nace del conocimiento de la verdad.

  50. Alejandro Pérez dice:

    Querido Antonio García Llorente,

    Por tus comentarios creo que tu mismo caes en lo que denuncias: el conformismo. No porque estés de acuerdo con el sistema existente, sino porque aceptas que no hay posibilidad de cambio. Muy bien, yo te digo lo siguiente, por si te sirve de algo. Hace más de quince años que conocí a Antonio en un debate de La Clave. Por aquel entonces sólo había tenido la oportunidad de votar una vez, y a partir de ese momento no lo hice más. El descubrimiento de la realidad cayó como un jarro de agua fría sobre mí. Sabía que algo iba mal en el sistema, lo intuía, pero fue Antonio el que limpio los cristales de mis gafas y me permitió ver la realidad con nitidez. Desde ese día, una pequeña llama de esperanza se iluminó dentro de mí, y a pesar de que han transcurrido muchos años, nunca llegó a apagarse. Esa llama ha aumentado de tamaño desde que encontré este blog, porque he descubierto que no soy un caso aislado, que hay más gente con esa llama ardiendo en su interior, y con la necesidad de hacer algo, lo que sea, con tal de presentar batalla. Aquí no se trata sólo de abstenerse. Hay muchas cosas más que se pueden hacer, como dice Messageinout en su comentario usando las metáforas de Tony, cada uno con lo que tenga a mano: picos, palas, excavadoras, lo que sea, con tal de ir trazando el camino hacia la libertad política. Salta al ruedo con nosotros, y haz lo que buenamente puedas, déjate llevar por la espontaneidad unitaria. Ten por seguro que servirá para algo. Si no para dentro de unos días, para dentro de unos meses, y si no, para dentro de unos años. La revolución copernicana no se hizo en una semana, y antes de que llegara Copérnico, Galileo tuvo que pasar por la Inquisisción. Pero Copérnico y Galileo fueron sólo las cabezas visibles de un movimiento que desplazó el centro del del Universo. Si se pudo desplazar el Universo aún a costa de la Inquisición, ¿no será más fácil cambiar un sistema político en un país más cercano a África que a Europa?

    Espero que nos veamos en la arena,

    Un abrazo,

    Alex

  51. Pered dice:

    Sr. García Llorente:

    Pan y circo, el bálsamo de Fierabras de los políticos que no tiene tras de si ideas ni proyectos, que nunca se han responsabilizado de lo que han hecho ni de lo que han dejado de hacer.

    Es difícil determinar cual es el momento crucial, el momento a partir del cual un régimen quiebra, en el que su pan no alcanza a todos ni los que le tiene pueden digerirlo, cuando su circo ya no distrae los ocios ni la atención los ciudadanos.

    Quizás sea cuando dé más miedo conformarse con lo conocido que alcanzar lo desconocido. Miedo y desesperanza frente a ilusión y confianza.

    Cuando ya todos hayamos oido sus cuentos y sepamos toda su historia, quien compró legitimidad y quien vendió legalidad y que consecuencias se derivaron de esa transacción, que no Transición, para la libertad política de los españoles; será imprescindible que exista, pujante, una fuerza capaz de actuar la acción crucial que instaure la libertad política por primera vez y para siempre.

    Que eso es difícil lo sabemos todos, además el poder tiene muchos instrumentos a su servicio para contener a los disconformes, silenciar a los críticos y ocultar a los desesperanzados.

    Pero también es cierto que tiene sus propias contradiciones, sus talones de Aquiles y, lo mas importante, ya no levanta pasiones, y se empiezan a oir expresiones que recuerdan a las famosas inquebrantables adhesiones.

    Sólo nos hace falta un potente catalizador de los desconsolados, verazmente crítico con la realidad y que nos inspire confianza.

    Yo no se si ese catalizador serán las ideas de Don Antonio, ni si el MCRC será capaz de airearlas a los cuatro vientos, ni si su semilla brotará anunciando un fruto cierto.

    Pero si se que es el intento mas serio y sensato de los que hasta ahora he tenido conocimiento.

    A los republicanos (repúblicos) nos queda mucho trabajo por hacer. Hay cosas de las que nosotros hablamos con cierta naturalidad que muchos españoles nunca han oido decir a nadie.

    Los españoles esperan que les mostremos nuestra versión de la enseñanza, de la sanidad, del comercio, la industria y las finanzas, de la vivienda, de la justicia y de todas aquellas cosas que componen, más que un programa político, la enciclopedia de como los republicanos (reúblicos) vemos y entendemos la vida, las relaciones sociales y las políticas.

    Claro que es difícil, pero no mas que como lo tuvieron quienes a lo largo de la historia se propusieron, con dignidad y honestidad, luchar por la verdad y la libertad, o si lo prefiere por la Verdad=Libertad.

    En ese afán no sobra nadie, todos estamos llamados a poner nuestro granito de arena, incluso los que son críticos con las ideas de Don Antonio y la fórmula del MCRC, incluso los que hoy creen que instaurar un sistema democrático es imposible. Torres más altas han caido, y yo no me conformo con menos aunque no llegue a verlo.

    Viva la Libertad, Viva la República COnstitucional, Viva España.

  52. David Serquera dice:

    Querido Antonio,
    Creo que en la edicion del fin de semana deberiamos incluir un apartado de ciencia (Historia de la ciencia, filosofia de la ciencia, avances cientificos, ciencia y sociedad, curiosidads cientificas, juegos matematicos…) Podria encargarme de buscar un equipo de cuatro personas para que pudieran turnarse y escribir algun articulo para el fin de semana. En el blog hay cientificos, y me gustaria que Pepe Fernandez volviera a dar senales de vida para que se pudiera incorporar a este equipo.
    En cuanto a lo del disenyo, yo le puedo intentar ayudar en la parte estetica, pero la parte tecnica de programacion en Internet esta fuera de mi alcance. Ya sabe que tengo a gente muy capaz muy cerca pero que a veces parece que estan muy lejos.
    Saludos.

  53. Pedro M. González (Club Republicano) dice:

    Al 51:

    A mayor abundamiento por lo referido por D. Antonio sobre que las revoluciones llegan en épocas de relativo bienestar y su cita a Tocqueville refiriendo que las penalidades se hacen más insoportables cuando disminuyen, añadirte que tal certero análisis tiene además su justificación científica en la Ley de la Utilidad Marginal que formuló Carl Menger, en relación con el valor de los bienes.

    Así, si el valor subjetivo y precio de los bienes se determina por la última, más básica y menos valorada de las finalidades a la que pueden servir, de la misma forma y en transposición al ámbito de la ciencia social, cuando los individuos tienen cubiertas sus más básicas necesidades sienten más intensamente la necesidad de cambiar aquellas que traspasan la mera superviviencia y comodidad y que permanecían hasta entonces en un segundo plano.

    Saludos

  54. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 57

    Querido David

    Por supuesto que no me olvide de la ciencia, pero pensaba incluirla en la critica de la enseñananza supeorior hasta que no creciera el número de nustros colaboradores. Desde luego contaba contigo para este seccion.

    En cuanto al diseño, ya está resuelta la parte tecnica de programacion y funcionamiento. Lo aun no definido es la estética. Cuando tenga un proyecto básico, intervendras en su concrecion. sideño

  55. Antonio García Llorente dice:

    Querido Alejandro Pérez:

    Gracias por tu comentario, que a diferencia del que me “arroja” D. Antonio, parece que no has encontrado nada ofensivo en lo que escribí, ni has interpretado que desde posiciones tardo-franquistas me atreví a criticaros ni a llamaros ilusos ni ignorantes, a diferencia de lo que D. Antonio sí ha hecho en varias de sus respuestas a comentarios, en una de las cuales me tildaba de forma sutil de “orgulloso de mi ignorancia”, nada menos.

    Es cierto lo que dices de que puede parecer que yo mismo caigo en el conformismo al que aludo, lo que pasa es que realmente es más fatalismo que conformismo. Yo también vi por primera a D. Antonio en el debate de la clave de 1991 y los siguientes, y como le expresé a él mismo sus comentarios me sirvieron para estructurar y poner orden en unos pensamientos que sustentaban unos sentimientos de insulto al intelecto proveniente de la realidad política vigente.Es por eso que cuando encontré este blog me agradó tener la posibilidad de darle las gracias y manifestarle mi admiración.

    Ahora tú me dices: no te quedes ahí y baja a la arena, con lo que sea, como sea, con pico y pala y en definitiva con todo el deseo y el voluntarismo, todo menos quedarme quieto. Sobre el particular debo decirte que en el campo unificado de la potencialidad infinita nada es descartable y por tanto, tampoco debo asegurar que en algún momento me sienta impelido a bajar a la arena. Lo que sí puedo manifestar aquí y ahora es que nunca he sentido vocación de participar en la vida política y como dice D. Antonio siempre he sido un observador desde la barrera, y no por eso no solo no critico a quien sí la tiene y quiere bajar al ruedo, sino que hasta me parece una actitud encomiable digna de admiración cuando se hace desde posiciones éticas y sinceras como ocurre en este foro.

    En todo caso, si decidiera salir de la posición del observador hacia la acción directa, tendría que dar orden de prioridad para encarrilar mi rumbo, pues hay cosas que me preocupan más que la situación oligárquica de nuestro país: me preocupa mucho más la situación de hambruna en el mundo, me preocupa mucho más la acción devastadora de la humanidad que nos está llevando a una inevitable depredación del planeta y así algunos “asuntillos” más sin importancia…

    A pesar de la amargura que parece puede destilar la reflexión sobre la situación alcanzada por la civilización, debo decir que en lado opuesto de la balanza se encuentran cosas absolutamente maravillosas de esta Creación a la que hemos sido convidados a participar como co-creadores. Y por ese derrotero es por el que yo encuentro mi desarrollo personal sintiéndome verdaderamente afortunado.

    Llegué a este blog por la simple curiosidad de leer y saludar a D. Antonio, y me atreví a opinar en este foro abierto al ciber-espacio creyendo que cualquier punto de vista hecho con respeto y sosiego sería admisible sin ser respondido desde la soberbia y la insolencia. Visto que no es ese el caso, y como por respeto a su figura no voy a responder a D. Antonio, sí que voy a aceptar su convite para no volver a participar, en este espacio.

    Por tanto, una vez más, y por última, desearos suerte a los que pensáis que nunca viene mal una pequeña dosis, mucha salud a todos, y también, por qué no, armonía interior.

    Abrazo amistoso para todos

  56. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 56

    Querido Pered

    Suscribo tu respueta a Garcia Llorente, salvo este parrafo: “no se si ese catalizador serán las ideas de Don Antonio, ni si el MCRC será capaz de airearlas a los cuatro vientos, ni si su semilla brotará anunciando un fruto cierto”.
    Pues la duda no tiene cabida en los que saben la relacion de identidad entre verdad y libertad. Ese saber marca para siempre el carácter de la persona y la voluntad de accion política, con total independencia del resultado colectivo que obtenga, y del tiempo que necesitará. Abrazos.

  57. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 58

    al 58

    Querido Pedro

    Me impresiona la pertinencia de tu comentario. Pues aunque la teoria economica de la utilidad marginal provenga de Marshall, el concepto de economia de bienestar fue creado por Pigou al aplicar al dinero la utilidad marginal (un euro no vale lo mismo para un pobre que para un rico)
    No conozco la obra de Menger, pero confió en tu criterio para valorarla. Abrazos republicos.

  58. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    a todos los miembros del MCRC

    Necesito vuestra ayuda para encontrar media docena de periodistas que sean capaces de hacer la cronica diaria de la la actualidad politica, desde el punto de vista de nuestras ideas y valores. Hasta ahora solo contasmos con uno de gran prestigio profesional que, por idealismo, haría la cronica de los Viernes. Messagein tal vez pueda hacer la de los Lunes. No se si tendrá tiempo. Gracias y abrazos.

  59. Alejandro Pérez dice:

    Querido Antonio,

    Hay dos razones que me han impedido ofrecerme como articulista. Una de ellas podría solventarla: es el miedo a la responsabilidad que implica una tarea de esas características. Pero no temo enfrentarme a mis miedos. Sin embargo, el tiempo es mi mayor enemigo. Ahora mismo me encuentro en una etapa “crucial” en mi carrera profesional, y como sabrás por David, los investigadores nos llevamos el trabajo a casa (no siempre físicamente, a menudo en la cabeza). Es por esa cuestión, la maldición de Cronos, por la que no me he decidido a comprometerme seriamente en el Diario. Sin embargo, a tenor del último comentario que ha escrito David, sí creo que podría aportar algo en temas relacionados con política científica y quizá en educación (en mi familia hay tradición por parte de mis padres en ese terreno). Por otro lado, le comenté a David que estaba realizando una serie de “tiras cómicas” para poner al alcance de más gente temas como “qué es la democracia”, “el estado de partidos”, etc. (de hecho he inaugurado un blog a tal efecto). No sé si tendrán la categoría suficiente como para entrar en el Diario, pero quizá sí podrían servir para la página del MCRC, ya que mi intención es que tengan un caracter más divulgativo.

    Pero estoy dispuesto a colaborar en todo lo que me sea posible.

    Un fuerte abrazo desde Córdoba (lejana y sola),

    Alex

  60. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 64

    Mi querido Alejandro

    Suponia que esos eran los motivos. Pues cpolaborara en la seccion de ciencias del cultural que organizará David. Lo demas lo iras decidiendo a medida que veas las necesidades del Diario. Un fuerte abrazo.

  61. Pedro M. González (Club Republicano) dice:

    Estimado Antonio:

    Gracias por tu comentario al mío. Respecto a Carl Menger, estoy seguro que su obra te encantaría, para picar tu curiosidad sólo te adelanto que es considerado el fundador de la Escuela Austriaca y que junto a Eugen von Böhm-Bawerk, fue el maestro e inspirador de la obra de L. Von Mises.

    Un fuerte abrazo

  62. Francisco Peñas dice:

    Critica de ensayo, llevo echando de menos a Gabriel Albiac, desde los primeros dias de este blog.
    Somos, donde antes era un páramo sin vida, un bosque de pequeños arboles duros, resistentes y variados. Todos vemos y disfrutamos ya de ese bosque. Esa es una realidad sentida, que ahora nadie puede negar.
    Alguien decía; cuando uno planta un árbol sin saber si va asentarse en su sombra, posee el sentido último del tiempo.

  63. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 67

    Querido Francisco Peñas

    Como sabeis, Albiac está con nosotros sin reserva alguna. Pero su tiempo lo tiene plenamente ocupado entre la Universidad y los medios más conservadores. Le pediré que escriba en el Diario, pero no le exijo a un amigo lo que no pueda hacer con espontaneidad.

    Soy el primer asombrado de que en tan escaso tiempo el pequeño bosque sea una realidad que crece a ojos vista como el augere latino.

  64. Lorenzo Alonso dice:

    También yo era uno de los que tenía asumida la noción académica de lo crucial. De ahora en adelante recordaré el sentido científico que Usted nos ha traído y será crucial “aquella acción que corrobore, en la realidad, un ideal realizable”, y en la teoría política será crucial “aquella acción social experimentadora de la validez universal de la relación de igualdad entre verdad política y libertad colectiva”.
    Me tomo la libertad de interpretar esos dos imaginativos gráficos que nos brinda, en los que nos describe el cruce de la curva descendente del franquismo con la curva ascendente de la oposición democrática. Por un lado nos explica dónde se hubiera situado el punto crucial en el caso haber salido adelante la acción de la Junta Democrática y por el otro donde realmente se situó debido a la atracción que el poder estatal ejerció en muchos de la “oposición”.
    De forma semejante a lo que Usted ha descrito sobre la transición de 1975 voy a poner un ejemplo hipotético sobre la “transición” de la actual Monarquía de Partidos (curva descendente MP) a la República Constitucional (curva ascendente RC). En esta hipótesis también recuerdo las curvas de los costes de una decisión colectiva de Buchanan y Tullock.
    En este modelo la curva MP tiene la tendencia innata a permanecer lo más horizontal posible ya que el conglomerado que la integra posee un inmenso poder mediático para ejercer la fascinación y el atontamiento de los ciudadanos (regalos de la Seguridad Social a costa de su futuro), teje la telaraña de intereses autonómicos con maestría de brujo (oferta de viviendas en un puesto de chocolatinas) y es apoyada por una parte de la sociedad (uno de los tercios) que le sigue sin preguntarse absolutamente nada como un conjunto de autómatas programables.
    En cambio la curva RC tiene una irresistible tendencia al alza, a convertirse en una vertical perfecta ya que el conjunto de personas que la empujan (ese tercio dinámico que en todo grupo humano planifica e inicia los proyectos) conocen la verdad política y buscan los medios más adecuados para difundirla y el momento de ejercer la libertad constituyente. La inclinación la proporcionará la espontaneidad social y el acierto en la llamada a esa parte de la sociedad que permanece pasiva e indiferente (el otro tercio que “pasa de política”) para que siga a la verdad política. Mantener la pendiente y alcanzar el punto crucial será costoso, pero merecerá la pena intentarlo.
    Saludos y Lealtad

  65. Tony Díaz dice:

    Mi querido Maestro:

    Lamento no poder serle útil en lo que me pide pues no soy profesor universitario.El Cuerpo de Letrados al que pertenezco se encuentra atestado de leales súbditos de Su Majestad, al menos en Sevilla, y no encuentro a nadie adecuado para la tarea solicitada.

    Con todo mi afecto, Tony.

  66. MessageInOut dice:

    A Don Antonio, (63).

    Tendré tiempo y me sobrarán las ganas.

    ¡Ah, amigo García-Trevijano! ¡Qué lecturas tengo entre manos, gracias a los generosos y certeros consejos de García-Viñó, Don Manuel. Me llenan la mente de ideas nuevas (¿cómo que nuevas, si tienen tantos años algunas?). Nuevas parecen, por haberse mantenido silenciadas tras el telón de acero de la desvergüenza editorial, el chaqueterismo y el pelotilleo baboso al poder.

    ¡Estoy deseando empezar a escribir!

    Salud.

  67. Javier Castuera dice:

    MessageInOut, amigo, podrías, por favor, hacer una breve reseña de esos textos que saboreas. Ten en cuenta que muchos no hemos desayunado aún. Gracias.

  68. Jaime dice:

    Estimado Antonio:

    Me reconforta poder ver confirmadas y expresadas en un lúcido y lucido artículo, trabajado y teóricamente impecable, las intuiciones que uno alentaba sin saber darles la forma que aquí he podido encontrar. Sucede que desde mi primer contacto con los escritos de Ortega y Gasset percibí que su propuesta según la cual “yo soy yo y mi circunstancia” dejaba el paso franco al relativismo más descorazonador. Si además recordamos que para él, “mi circunstancia” es inseparable de “mi perspectiva”, no debe sorprendernos el auge actual del subjetivismo, la exaltación de las coordenadas yo-aquí-ahora. Por ello, no nos extrañe tampoco que veamos en las páginas de los diarios digitales secciones como la de El País titulada “Yo, periodista”, por ejemplo. La vida pública española y la imagen que de ella construyen los “media” se han convertido en una átona polifonía de voces, en la que todas tienen el mismo valor, que es tanto como decir que no tienen ninguno: es el aluvión “democrático” de la igualdad malentendida. Como lo que cuento lo cuento YO y, sobre todo, me sucedió AHORA y, por si fuera poco, yo estaba AQUÍ el común de las gentes concluye que lo narrado no puede ser otra cosa que trascendente y crucial (en el mal sentido de la palabra que usted corrige en su artículo), pues su “verdad” dimana de la circunstancia en que se crea el relato;pero se desprecia el análisis de las causas del acontecimiento narrado, de su esencia y de las consecuencias que pueda generar, negando así la posibilidad de un conocimiento cabal de lo acontecido. Conocido es por todos los respetables componentes de este MCRC que en esta oligarquía de partidos y medios de incomunicación hace tiempo que se decretó la muerte de la objetividad.
    Por último, el ensalzamiento de lo circunstancial implica necesariamente el menoscabo de los substantivo. De este modo, el complemento circunstancial de tiempo y el de lugar preceden en jerarquía al núcleo nominal. En resolución, todo es presente, todo es igual y la única forma de acentuarlo, de distinguirlo es considerarlo decisivo y trascendental, no siéndolo: ¿cuántas veces ha leído, Antonio, que tal novela o novelista modernos son un hito en la historia de las letras hispánicas? ¿Cuántas películas marcan un antes y un después en la filmografía española? Pero al final, “¿qué se hizo aquel trovar, las músicas acordadas que tañían?”. Etc.
    Reciba una vez más mi admiración por su trabajo y mi agradecimiento por compartirlo con todos nosotros.
    Un atento saludo

  69. Francisco Álvaro dice:

    Querido amigo MessageInout:
    Coincido con Javier Castuera en pedirte la receta de esos manjares. Verte tan entusiasmado, y el entusiasmo es algo que se contagia, me ha abierto el apetito.

  70. Alejandro Pérez dice:

    Querido Antonio,

    Por casualidad, ayer recordé una de las conversaciones que tuvimos después de la conferencia del Ateneo, en la que nos hablaste de todo el tiempo y trabajo que has dedicado a estudiar la Revolución Francesa, y que encuentras difícil poder publicar en un libro todo el fruto de ese esfuerzo. Voy a ser egoísta una vez más y pedirte, o mejor suplicarte si es necesario, si no tendrías la posibilidad de invertir algo de tu tiempo en publicar los resultados de todo ese trabajo en entregas durante el suplemento cultural de los fines de semana del diario. Creo que una sección dedicada a la Historia también podría ser una buena idea, y qué mejor que emplearla en aprender sobre los acontecimientos que de una forma u otra nos han llevado a la situación política actual en Europa. Uno de tus comentarios que más me impresionó hace tiempo fue el de que a raíz de la huida del rey a Versalles, el gobierno mintiera después diciendo que el rey había sido secuestrado, momento en el que la mentira se convirtió por primera vez en la verdad oficial.

    Un fuerte abrazo,

    Alex

  71. Javier Castuera dice:

    Hablando de libros me pregunto si alguna vez D. Antonio ha escrito los que se dice han sido publicados pero a los que nadie tiene acceso por agotamiento de la producción. Alguien podría pensar que nunca se han escrito. En el momento actual, y sin pretender ser grosero, sería conveniente que esos textos fuesen conocidos por el publico interesado. Propondría que ante la imposibilidad de ser de nuevo puestos a la venta, aquél que los tuviese sacase copia en PDF y a menor precio, con el permiso de D. Antonio, por su puesto, se vendiensen en algun apartado especifico del nuevo periódico. No sé como se lo tomará D. Antonio, pero creo que no sería una mala idea. ha llegado el momento en el que se han de concoer por completo la teoría política del maestro. Perdón en caso de que la sugerencia no sea acertada. Un saludo

  72. Pered dice:

    Al 61.

    Querido Don Antonio: No me pasa ni una, ni siquiera requibros retóricos en pro de la causa. Está bien, acepto sus correcciones de buen grado pues son, como siempre, acertadas.

    Mientras espero el advenimeinto del momento crucial, con la esperanza cierta de que la acción crucial se ejecutará, pienso en la oligarquía de la derecha política, que desprovista de los principios políticos más elementales – los hombres de poder no entienden mas que el poder es connatural a sus personas -se guía en su actuación únicamente por lo que dicen las encuestas sobre intención de voto o popularidad de los líderes políticos.

    Ante la proximidad – dies incertus – de las eleciones generales, y a la vista de los adversos resultados de las encuestas – las más favorables dan a la derecha un empate con los socialistas – la oligarquía de la derecha ha tocado a generala para acorazar con sus “adhesiones inquebrantables” a quien fue designado para suceder, a titulo de Presidente Nacional, al “Caudillo” Aznar, en la creencia de que con ese gesto podrá arrañar algunos votos que la den ventaja o, en último extremo, evite la debacle que supondría quedar nuevamente de oposición “feota”.

    Cuatro años más de bullanga y martingala sin tocar poder puede reportar a la oligarquía de la derecha efectos debastadores.

    Así, se apresura a “investir” s su Jefe como candidato a unas elecciones que aún no han sido combocadas. Sin duda les parece poca la campaña electoral que, desde que el 14-M perdió las anteriores elecciones, ha venido practicando sin el menor recato.

    Hoy, que los Cien Mil hijos de San Luis duermen el sueño de la historia, es problable que una nueva frustración electoral de la oligarquía de la derecha propicie una crisis institucional que favorezca, junto con la financiera en ciernes, la aparición, el surgimiento, del momento crucial.

    Todo es cuestión de que la clase política, insatisfecha, en general, de los resultados electorales que se produzcan, empiece a cavilar sobre quién debe gobernar; si la que, entre ellas, ha obtenido la mayoría de los votos, o laque sumando sus escaños con otras pueda investir de Presidente a su Jefe.

    Tanto ZP como Rajoy nos anticipan un propósito extraño al régimen electoral vigente. Sólo, dicen, gobernarán si son los que más votos obtienen.

    Rectificación retórica del régimen proporcional invocando un principio ajeno al mismo, el democrático gobierno de la mayoría, pero en su versión partitocrática.

    ¿Que principio invocarían esas oligarquías si se diera la circunstancia, probable con el régimen electoral vigente, de que obteniendo mas votos se alcanzasen menos escaños? ¿Quién se consideraría, entonces, con más legitmidad para gobernar, los que la ley autoriza o los que el principio mayoritario – dicho con todas las reservas propias del caso – determina?

    Ya los tripartitos y bipartitos, los pactos de legislatura o los acuerdos de gobernabilidad no parecen satisfacer a una clase política que aspira al absolutismo parlamentario para no tener que justificar, con manidos y recurrentes argumentos ante un electorado cada día más exceptico, que quienes hoy son los enemigos de España, mañana serán patrioticos compañeros de singladura gubernamental, como explicar entonces que no serán las minorías nacionalsitas quienes real y efectivamente gobiernen España. Dicho en roman paladino, que en esta “democracia a la española” gobiernan las minorías nacionalistas, sin respeto de la mayoría, salvo que el PP o el PSOE obtengan la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados, en cuyo caso, con el rodillo en marcha y bien engrasado, nos faltarán el respeto a todos.

    O se reforma la Ley General Electoral, es decir, la Constición de 78, o las oligarquías políticas, ahora tambien ellas insatisfechas y “desencantadas” deborarán a toda prisa un régimen que ya no le es útil, que no le brinda las gabelas y privilegios de las que se considera titulares naturales.

    Abrir un periodo de reformas constitucionales comporta el riesgo de que los espeñoles exijamos pronunciarnos sobre la forma de estado y de gobierno, es decir, queramos abrir un periodo constituyente.

    Quizás no esté tan lejano el momento crucial.

  73. Tony Díaz dice:

    EL RESTAURANTE DE LA LIBERTAD.

    A las famélicas legiones de españoles que durante años no han probado otro bocado de libertad y democracia que las esporádicas apariciones de don Antonio en los programas de La Clave, algunas artículos en prensa y poco más, les empieza a llegar un agradable olorcillo procedente de la cocina del MCRC. Mientras la olla de la República Constitucional se va calentando con el fuego de la verdad y la libertad, el chef García-Trevijano va preparando el menú del día en forma de clarificadores artículos tratados con exquisito esmero y excelente presentación. Los comensales del MCRC vamos degustando aquí la libertad que no podemos encontrar en ningún otro restaurante político. Así un día probamos las exquisitas Mónadas Repúblicanas, otro la riquísima espontaneidad unitaria, otro la deliciosa potencia unitaria. El chef García-Trevijano, dialoga en el comedor del restaurante con los mismos comensales, y entre plato y plato, vamos preguntado al Maestro por la procedencia de los ingredientes y la razón de la suavidad o intensidad de los sabores que se ofrecen al paladar. Los ingredientes tienen por lo general la más variada procedencia ,unos son de Montesquieu, otros de Tocqueville, otros de Leibniz, otros…

    Algunos comensales incluso nos atrevemos con las recetas de Trevijano en nuestra propia cocina, y lo que aprendemos en el comedor del MCRC lo damos a probar a la gente, que de inmediato quedan sorprendidas por tan exóticos sabores. De paso que le entregamos las recetas de algunos platos, lo invitamos a que se pasen por el restaurante del MCRC para que saboreen en su propio ambiente las delicias de la libertad.. Poco a poco, van saliendo de la cocina del MCRC, excelentes cocineros como Messageinout, Óscar, Francisco Álvaro, Pered, David Serquera, Martín-Miguel, y tantos otros, que con seguridad van a satisfacer los paladares de millones de españoles que, acostumbrado a la comida basura del Estado de Partidos, no tardaran en cambiar el maloliente restaurante partitocrático por otros de próxima apertura, de fácil acceso, bien ventilado, con hermosas vistas hacia la democracia y la libertad, de esmerados y exquisitos menús y por supuesto, totalmente gratis.

    Una vez que entras en el maravilloso restaurante del MCRC, y pruebas el menú de la verdad y la libertad. ya no resulta posible sentarse en el mugriento comedor social de la Monarquía partitocrática sin sentir repugnancia y sin vomitar los platos únicos de la mentira y la falsedad política servidos por interesados camareros de falsa sonrisa.

  74. Jaime dice:

    Al comentario 81, de Javier Castuera

    Estimado Javier:

    Al hilo de tu comentario sobre la nueva edición de los libros de García Trevijano, le puedo decir que ayer recibí por correo LA ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA, que compré por medio de la página IBERLIBRO.COM. Por si fuese de utilidad para los interesados en hacerse con los libros, les adjunto los siguientes vínculos:

    http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?an=garc%EDa+trevijano&bi=0&bx=off&ds=30&sortby=3&sts=t&tn=la+alternativa+democr%E1tica&x=25&y=14

    http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?an=garc%EDa+trevijano&bi=0&bx=off&ds=30&sortby=3&sts=t&tn=el+discurso+de+la+rep%FAblica&x=24&y=10

    http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?an=garc%EDa+trevijano&bi=0&bx=off&ds=30&sortby=3&sts=t&tn=toda+la+verdad+mi+intervenci%F3n+en+guinea&x=0&y=0

    Frenta a la Gran Mentira no consigo localizarlo por ningún lado para su compra, aunque he podido leer un ejemplar de la Biblioteca Pública de mi ciudad. Esa es otra opción para acceder a los textos de Antonio.

    En cuanto a Pasiones de servidumbre, me temo que el único ejemplar que quedaba en IBERLIBRO lo he comprado yo, porque he vuelto a buscar y ya no aparece. Espero recibirlo en los próximos días.

    Si al pinchar con el puntero del ratón en estos vínculos no les llevase a la página en cuestión, copien y péguenlo en la barra de direcciones del navegador.

    Un atento saludo

  75. Antonio Muñoz Ballesta dice:

    Queridos amigos repúblicos,
    SUPEREMOS LOS CUATRO ÍDOLOS DEL ESTADO DE PARTIDOS

    Antes de Francis Bacon ( 1561-1626) el aristotelismo había permitido la permanencia de los dogmas metafísicos en el conocimiento humano.
    La ciencia moderna, en cambio, queda determinada ,por fin, con la filosofía de Francis Bacon ( 1561-1626), cuyas características fundamentales como la inducción y el método experimental nos permiten llegar a un conocimiento objetivo y disolver las imágenes engañosas de los dogmas metafísicos.
    Esas imágenes engañosas fueron denominadas ” ídolos” por Francis Bacon. En su Novum Organum distingue cuatro tipos de ídolos: idola tribus, idola specus, idola fori e idola theatri.
    En el análisis científico político, repúblico, tenemos que superar permanentemente a esos ídolos. Tenemos que superar los errores que transmiten las teorías de los pensadores del Estado de partidos ( idola theatri) porque no son verdaderas demostraciones sino meros sofismas sin fundamento real. Esos errores de concepto surgen también del mismo lenguaje ( idola fori) porque estamos inmersos en un campo semántico invertido y falseado, en el que dominan las falsas atribuciones de significado, y de ahí surgen las disputas. Y el propio individuo ( idola specus), con su carácter, educación, costumbres está predispuesto a fabricar en su mente una imagen sierva de su condición social en el estado de partidos, convirtiendo en normal lo que es una indignidad política enorme.
    Nuestra condición humana misma ( idola tribu) hace que mezclemos nuestra naturaleza con las cosas que queremos conocer, por eso hay que “conocer de forma científica”, que en la sociedad civil quiere decir “ hacer respetar la dignidad política del hombre”. Aquella que apreciara cabalmente Pico della Mirandola en el Renacimiento italiano y que renace con fuerza en el MCRC cuando afirma la verdad con la libertad política.

    Salud y República Constitucional
    Antonio Muñoz Ballesta

  76. Miguel de Mallorca dice:

    Querido D. Antonio:

    Ante todo querría disculparme por mis prolongadas ausencias de su/nuestro blog. Otras actividades, desde luego no de mayor importancia, pero sí prioritarias a título personal, me impiden tener una participación más activa. Aunque, por lo que leo (¡qué maravilloso es comprobar que tanta gente comparte nuestros ideales y principios!), ésta no es muy necesaria.

    Pero no podía dejar pasar la ocasión de apuntar una idea que, tal vez por su ingenuidad, pueda parecer intrascendente. E, incluso, es probable que ya haya sido expuesta aquí -con más rigor y mejor documentada- por otro miembro/amigo del MCRC. Si esto es así, pido disculpas anticipadas (lo siento, pero me es imposible leer todos los posts publicados, aunque mi porcentaje de lectura de los mismos ronda el 75%).

    La cuestión es que ya tenemos unas siglas que nos identifican: MCRC.
    Cuando podía participar más asiduamente, estaba perfilándose una bandera/insignia (el debate en su momento estba bastante avanzado, así que imagino que ya se habrán perfilado los colores y la forma – a mí el verde y el morado me gustaban, y creo que una esfera algo ovalada quedaría bien-).

    Pues bien, D. Antonio, es posible que sea un buen momento (si me precipito, dígamelo) de encontrar un lema, una serie de palabras (dos o tres) que, a partir de la aparición del MCRC en la esfera pública, lo definan brevemente. Conforme escribo esto me parece una osadía que sea yo el que pretenda dar alguna idea al respecto. Serán las ansias por colaborar con un movimiento con el que me identifico por completo.

    Ignoro que opinará Vd al respecto. Quizás le parezca un disparate condensar en pocas palabras su/nuestro movimiento y todo lo que representa, pero puede ser efectivo el uso de un lema que, junto a las siglas y la bandera/emblema nos pueda identificar en pancartas, membretes, cuñas publicitarias…

    La “inspiración” de acompañar nuestros actos con el citado lema proviene -no podría ser de otra manera- de sus últimos artículos. Al ver escritas en varias ocasiones las palabras “Verdad-Libertad”, no he podido evitar pensar que, junto al valor de la Lealtad, pueden ser un complemento definitorio ideal.

    Pido de nuevo disculpas si me precipito haciendo esta propuesta o si esta cuestión ya ha sido tratada en el blog.

    Un abrazo, D. Antonio. Y, una vez más, gracias por todo lo que está haciendo.

    SALUD Y LEALTAD.

  77. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 78

    Mi querido Jaime

    Cada vez estoy mas seguro de que la creacion del MCRC ha sido un hecho trascendental, que será crucial gracias al vinculo substancial con la verdad politica. Tu penetrante comentario demuestra que no solo sabeis la falsedad del Estado de Partidos, sino las causas culturales de que no se crea en la existencia de la verdad moral o politica. Salvo la Rebelion de las masas y algunos de sus escritos de juventud, no hay un solo texto de Ortega que pueda ser asumido por la recta conciencia politica. La revolucion que impulsa el MCRC, inspirada en la verdad-libertad es de orden moral y cultural antes que politico. La Republica Constitucional será su fruto.

  78. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 80

    Querido Alejandro

    Nuestro Diario estará abierto a nuevas materias, siempre que se vayan integrando en el MCRC los conocedres de ellas. La historia y la novela son fuentes de verdad. Haré todo lo que pueda para desvelar los errores de las nociones politicas actuales derivados de un defectuoso conocimiento de la Revolucion francesa. Abrazos.

  79. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 81

    Querido Javier

    Me encanta tu sugerencia sobre mis libros agotadas. Si se pueden obtener algunos ingresos, los cederé al MCRC. Pero antes debo de hacer la gestion con las editoras, ua simple carta, para recuperar mi propiedad intelectual de los que ya estan descatalogados. Le pedire a Pedro Gonzalez que haga esta gestion como abogado mio.

  80. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 82

    Querido Pered

    No se trata de que yo “no deje pasar ni una” a causa de mi caracter. Estamos creando las bases de una experimentacion social que nunca ha sido intentada. Del mismo modo que los experimentos cientificos no hay errores pequeños, tampoco en nuestra accion politica y cultural puede haber errores inconsientes o insignificantes.

    He leido con suma atencion la complejidad de tu analisis sobre la derecha economica y el PP. Y aunque siempre atribuimos a los adversarios mayor inteligencia, a largo plazo, de la que tienen, sin embargo es mejor esa perspectiva que la de suponerlos tontos. La cuestion está en que lo que conviene a la derecha economica no lo puede lograr la derecha politica en el Estado de Partidos, sin mayoria absoluta. Abrazos.

  81. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 83

    Querido Tony

    Estas creando un nuevo genero de analisis de la politica a traves de metaforas sensoriales. Tus artocuculos seran los mas leidos en el Diario. Espero que no acabes en este blog la fecundidad de tu imaginación. Un cariñoso saludo a Begoña y un fuerete abrazo para ti.

  82. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 86

    Querido Antonio

    Nos has recordado los “idola” de Bacon que se oponen al conocimiento de la realidad. Son los mimsos que ahora. Siempre recuerdo su famosa metafora; “los hombre de experimento son como hormigas recolectoras; los razonadores, como arañas que tejen con su propia substancia; los filosofos, como abejas que recogen materiales para tranformarlos mediante un poder propio”.

  83. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 87

    Querido Miguel

    Aunque seas como el Guadiana, no te olvidamos cuando te ausentas. No te disculpes por las cosas buenas que se te ocurren. El lema del MCRC debe ser Verdad-Libertad-Lealtad como sugieres. Quizas deba aparecer ya en el Diario junto al logotipo del MCRC, que aun no esta terminado. Me gustaria conocer otras opiniones. Un abrazo.

  84. Crítico dice:

    David,

    He vuelto de las vacaciones y no he podido encender el ordenador del despacho, no sé por qué (se ha roto). Te lo digo por si me has enviado algún email, que sepas que no puedo abrirlos.

    De todas formas, mi amigo Alberto y yo estamos trabajando en la elaboración de caricaturas, viñetas, etc, para que sean analizadas por vosotros. Muchas las hacemos y, al dia siguiente las eliminamos, porque no nos gustan o nos dan vergüenza ajena o no nos parecen ingeniosas. Pero seguiremos trabajando. (Hacer un dibujo-caricatura-viñeta con una de las metáforas de Tony, es nuestra próxima meta).

    Pero hasta que no me arreglen el ordenador y actualice el trabajo personal pendiente, estoy incomunicado.

    AGT: has creado un Movimiento en un año inimaginable a priori. Estoy anonadado. Hace un tiempo pregunté las razones por las que las fuerzas más instruídas de la Junta Democrática se apagaron en el consenso de la “transición” (transformación sería más correcto); y ha sido minuciosamente analizado en tu último artículo. Agradezco sobremanera el transfondo psicológico que introduces en la explicación de los comportamientos y acciones de los traidores-protagonistas de la “transición”. Gracias por tu ayuda.

    Begoña: cada nueva aparición de sentido común en este blog, me acompaña y me incita a participar. Tu intervención, para mi, es necesaria. Enhorabuena por tu arrojo.

  85. Hortensius dice:

    Elijo para nuestra primera hoguera, la figura más peligrosa del heterodoxismo español:Ortega y Gasset.

    Ortega estuvo muy cerca del Fascismo. Al decir esto hay indicios de una posible simpatía de Ortega por el Fascismo. No quiero defender a Ortega, contra los que le acusan de filofascismo. Nadie ha escrito y pensado en España contra el fascismo las maravillas heréticas que ha pensado y escrito Ortega. ¡Nadie las mueva, que están a prueba con él!.

    Ortega tiene el superior peligro de su seducción , de su estilo poético, de sus sofismas terribles.

    Creía el filósofo que hay muchas fés, y, por tanto, ninguna válida y verdadera. Su fe consiste en la Razón: un instrumento humano, que sólo vale para destruir la Fe.

    Ortega proclama la supremacía de la Razón sobre la Fe.

    En eso estamos de acuerdo.

  86. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 95

    Querido Critico

    Los mas valiosos (Valentin Paz Andrade, Alfonso Cossio, Jose Joaqin Diaz de Aguilar, Rafael Calvo Serer, Pedro García Alarcon, fallecieron). Otros se pasaron a los gobiernos de turno y la extrema izquerda se desvaneció en el PSOE. Pero ha bastado que una sola llamita de libertad no se apagara para que haya incendiado como yesca a los corazones del MCRC.

    ¿Por que no te comprometes a escribir una vez a la semana en nuestrao Diario? Abrazos.

  87. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 96

    Querido Hortensius

    No debes distanciar tus intervenciones. Entiendo lo que dices sobre la ambiguedad de Ortega. Pero sus cartas a Marañon (deseando la vistoria de la sublevacion contra la Republica), sus fanfarrias en los encuentros de Ginebra y su entreguismo a su regreso a España, no dejan dudas sobre el reaccionarismo de sus sentimientos. Y en todo caso, su filosofia no es una defensa de la razon contra la fe, sino la version española de la filosofia irracionalista de la epoca, sin la potencia de Nietzsche, la intuicion creadora de Bergson (al que no soportaba), el liberalismo de Croce, la autenticidad de la vida existencial, etc. Tuvo que impregnar a la razon de la fuerza vital para seguir ocultando que en el fondo no creía en ella. Una cosa es la vida de la razon (Santayana) y otra muy diferente la razon vital que justificó el imperialismo racial germano.

    Pero nosotros no quemamos simbolicamente los libros de Ortega. Invitamos a que se relean y se descubra en ellos la ultima fuente de la cultura española de la resignacion. Tan brillante como frívola, tan culta como falta de originalidad.
    Gracias por permitirme aclarar mi juicio sobre Ortega. Un fuerte abrazo de republico

  88. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Aunque se pueda – yo no, desde luego, por falta de fuerza – desbaratar con sólidos razonamientos las grandes concepciones del mundo y de la vida de Ortega, siempre tendrán gracia y agudeza las geniales intuiciones sobre las pequeñas cosas de la vida, sobre las menudencias vitales de este “Torero des Geistes”, como le llamaban los filósosfos alemanes tras la guerra. Mi respeto hacia Ortega no viene en todo caso por su filosofar, y mucho menos por su vida, sino por su fantástica condición de escritor. Desde luego, no puede ser filósofo de mundivisiones quien dice “pensar no es sino fantasear”, pero sí puede ser un gran escritor y una imaginación gallarda. Debemos leer a Ortega, aunque sólo sea para sentir el placer de su prosa sensual y sus incisivas intuiciones sobre las pequeñas cosas. Totalmente de acuerdo con Antonio.

  89. Begoña Arétxaga dice:

    Apreciado Crítico:

    En primer lugar, quiero darte las gracias por tus elogiosas palabras hacia mi persona. No es arrojo lo que me ha llevado a escribir aquí, sino mi profunda creencia en la democracia y la constatación de que sólo los métodos pacíficos y honestos que se utilizan en este blog para conseguir, siempre con la palabra y la razón, que la libertad brille sobre la opresión.
    Un cordial saludo.

  90. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 99

    Querido Martin

    Sabes que tambien admiro la prosa de Ortega, aunque peque de retorica. Fue un excepcional periodista del pensamiento aleman. Y el mejor intelectual español de varias generaciones. Lo que afirmo sin titubear es que en las materias que mejor conozco (derecho, politica, historia y arte) Ortega improvisó opiniones carentes de fundamento, arbitrarias e irresponsables.

  91. Begoña Arétxaga dice:

    Estimado Antonio, he recibido tu respuesta a mi primera entrada.Hasta hoy no he podido leer el blog porque he estado fuera.No obstante,Tony me adelantó por teléfono que me habías respondido.
    También me gusta ser precisa con el lenguaje,pues me gusta pensar antes de hablar.
    Si no tengo que decir algo que merezca la pena,prefiero no decir nada.
    Un saludo.

  92. Hortensius dice:

    Ortega, como Croce, Mann, Einstein mantiene un culto del Humanismo Liberal, de la Razón. La selecta burguesía, la impiedad por los humildes, el desprecio del Estado, protector de los desvalidos, de las masas.

    Ahí encontramos a Ortega: aristocrático, soberbio, superficial, desdeñoso y satánico, frente a aquel hombre auténticamente superior cuando toma el inconfundible molde del Héroe.

    Bueno hace sido que Ortega haya manteniendo con singular talento esas herejías e impiedades. Que nosotros las tengamos presentes a todas todas horas y en todo instante. Sin caer en su pecado. Lo digo honda y cuasireligiosamente como inquisidor de su obra.

    Ortega: como Filósofo muy poca cosa, eso sí;

    ¡Grave orador¡

  93. Pepe dice:

    Por favor, alguno de los presentes, me podrían aclarar si el diario del que aquí se escribe en algunos comentarios, está ya editado, y en que formato: papel, o electrónico.

    Muchas gracias

  94. Juan Teodoro dice:

    D. Antonio:

    La exploración que usted lleva a cabo de los múltiples entendimientos de “acción crucial” da lugar a muchas sugerencias, entre las cuales quiero reparar en aquella divergencia política, que la Transición produce, de la realidad y la apariencia, de la necesidad y el deseo, lo que en definitiva nos lleva a preguntarnos cómo en esta situación se ha manejado la divergencia, cómo se ha soslayado la incoherencia, qué se hace con la verdad incómoda y qué con la mentira sustitutiva.

    La necesidad, coartada y explicación de los que renunciaron a la alternativa rupturista, les obligó a adaptarse a las circunstancias y renunciar tanto a los compromisos adquiridos como a los principios de grupo y personales. Siendo esta la realidad, hubiera bastado con que quienes así actuaron reconocieran abiertamente cómo fueron las cosas, lo que les habría evitado la difícil tarea de tener que responder a una exigencia de coherencia imposible, la tarea de presentarse como campeones de la democracia política a la vez que debían justificar el haberse trocado en colaboradores de un proyecto político dirigido por sus proverbiales antagonistas políticos. Desde ese momento crucial (en tanto disyuntiva) los partidos de la oposición franquista habrían dilapidado el capital político que hasta ese momento los identificaba. Como si se tratase de un trauma infantil, esa realidad insoportable debía de ser confinada en las profundidades del subconsciente, debía de ser olvidada, lo que fue facilitado por ser el olvido parte del pacto consensuado.

    De modo simétrico aquellos que se autodenominan reformistas del régimen franquista tuvieron que efectuar una difícil metamorfosis, tuvieron que convertirse en “otros”, tuvieron que matar al padre. Ellos también han debido hacer de la necesidad virtud, tuvieron que vérselas con una verdad insoportable que era necesario olvidar.

    Es lo que tienen algunas reformas, como ésta, en la que siempre queda irresuelta la contradicción crucial y fundante.

    Lo que en última instancia me importa considerar es cómo se presenta la duplicidad en público, cómo los protagonistas políticos de la transición, alquimistas refinados, armonizan lo divergente hasta obtener una forzada coherencia. Me temo que los siervos voluntarios han sido metidos en estos juegos de verdad y ya son veladores de que las verdades reprimidas así se perpetúen. Eh aquí la maravilla, las líneas paralelas se juntan y es posible nadar y guardar la ropa.

    D. Antonio, le deseo salud.

  95. Crítico dice:

    Querido maestro,

    Escribir artículos en el Diario supone un esfuerzo intelectual y de recopilación bibliográfica que, actualmente, me es muy difícil asumir. Tengo dos niños pequeños que requieren mi atención y dedicación, al margen de mi actividad profesional como Abogado, la cual, afortunadamente, me quita muchas horas.

    Las caricaturas y viñetas son mucho más relajadas y las hacemos entre dos. No me supone mucho (aunque pienso que al MCRC puede que tampoco). (Para más INRI, tengo el ordenador de la oficina estropeado, y estoy que me subo por las paredes…)

    Sigo hablando de esta maravilla a todo el mundo, y así continuaré. Pero, por ahora, no puedo comprometerme a escribir semanalmente en el Diario (salvo que resulte imprescindible). Enviaré a la redacción, en cualquier caso, estudios concretos sobre materias que pueda dominar que estén relacionadas con la actualidad política.

    Un abrazo de amigo. Me enorgullece que te hayas acordado de mi.

  96. Martín-Miguel Rubio Esteban dice:

    Estimado Hortensius: Nos estamos poniendo un poco compulsivos cor Ortega, señal de que ha sido importante en nuestras particulares vidas de cultura. No recuerdo, no obstante, haber visto a Ortega despiadado con los más desvaldos. Y su teoría sobre el hombre-masa se funda más en una crítica social que en una visión antropológica. Se puede vivir en otra sociedad en donde no existan hombres-masa porque no se delegue a un tercero las decisiones fundamentales. Nunca fue despiadado con el hombre del pueblo, frágil, desvalido e inocentemente equivocado. Al contrario, su mayor relación con el cristianismo es su admiración por el que se define como “amicus peccatorum” ( San Lucas ). Tampoco era soberbio, pues que dudaba de la verdad de su filosofía, y en esto también hay cierta grandeza de filósofo. Otra cosa es Thomas Mann, al que sí se le nota cierto desprecio por la masa. En todo caso cierta simpatía debía ver este movimiento en quien dijo: “¡Españoles, vuestro Estado no existe! ¡Reconstruidlo! Delenda est Monarchia”. Y luego admitió que la República que vino no fue la República que él había soñado.

  97. David serquera dice:

    La idea de Miguel de Mallorca me parece excelente, asi como la de incluir el motto en el diario.
    Querido Critico, no te he enviado ningun email. Por el momento Alex esta trabjando en las caricaturas para el libro de las sintesis adefesicas. Seria magnifico que os pudierais comprometer a hacer caricaturas para el diario.
    Saludos.

  98. JMGA dice:

    Hola,

    Es sorprendente volver por aquí y ver la actividad que ha habido en un mes tan poco favorable como agosto. Sin duda es un buen síntoma de que esto va para adelante.

    La diferencia del punto crucial de la transición y el futuro punto crucial al que pretendemos llegar, es que aquellos oportunistas querían el poder, no la libertad. Nosotros no buscamos el poder, sino la libertad previa que permita establecer las reglas de juego de ese poder.

    Ellos estaban condicionados desde el principio, por sus ambiciones personales y grupales, a fracasar. Fracasar para la causa de la libertad. Para su causa personal, tuvieron éxito, no cabe duda.

    Viendo la exigua extensión de mis mensajes, creo que yo no valgo como articulista.

    Saludos.

  99. Crítico dice:

    David,

    Dime la periodicidad de las caricaturas o viñetas para el Diario, y lo consulto con el dibujante. Yo creo que sí puedo convencerle.

    Un abrazo.

  100. Carlos Angulo dice:

    Eslogan para poner en pancartas de protesta contra el fraude electoral de las próximas elecciones:

    ¡ En vuestras urnas no caben nuestros sueños !
    ¡ La sociedad no está en las listas !
    ¡ Corrupción legal y obligatoria !
    ¡ Un voto, un piso !

    🙂

  101. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 106

    Querido Juan Teodoro

    Aciertas al desearme salud antes que cualquier otra bienaventura. Desde hace unos dias me encuentra en un franco retroceso de dolor que ahora mismo me impide responderte como merece tu inteligente reflexion analitica sobre las torpes mentiras de los protagonistas de la Transicion.

  102. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 107

    Mi querido Crítico

    Te comprendo. Pero lo que necesitamos no son articulos que requieran estudio de bibliografia, sino que comenten la actualidad desde el punto de vista de los principios y valores del MCRC, en una sola página. Y eso lo puedes hacer los fines de semana. Tengo confianza en el sentido equilibrado de tus juicios. De otra forma no verias la caricatura de las situaciones. Abrazos

  103. Antonio Garcia-Trevijano dice:

    al 110

    Querido JMGA

    Te equivocas. Los mejores comentarios a la actualidad son los mas breves. A mi sucede algo parcecido. No puedo hacer literatura porque no tengo esponteidad para la retorica. Sería una lastima que un republico tan constante en este blog se contentara con hacer comentarios a los articulos del Diario. Si te cuesta demasiado esfuerzo, piensa en cuaquier otra forma de estar en el Diario. Con amistad y respeto.

Los comentarios están cerrados.