FRACASO REVOLUCIONARIO

La idea no era nueva. Utopistas y filósofos habían imaginado cosas parecidas. La Declaración Americana decía casi lo mismo. Pero en la francesa del 89 hubo algo radicalmente original en el modo y espectacularmente revolucionario en el efecto.
En el modo, la soberanía real se maridaba con la hegemonía intelectual. Telémaco y Emilio, para pregonar con altavoz que todos los seres humanos eran iguales en derechos, y para limitar el fin del Estado y la preservación de esos derechos individuales, especialmente los de libertad y resistencia a la opresión.
Poco importaban las circunstancias, nada edificantes, de la génesis de esa Declaración que, como Revolución anunciada, ponía el énfasis en el fin y no en el medio de realizarla. Lo decisivo fue el resultado. El descubrimiento repentino del lado oculto de la luna. La relación de poder contemplada desde el punto de vista de los gobernados.
En el efecto, la onda expansiva de este explosivo descubrimiento conmovió de terror a todas las jerarquías y cancillerías de Europa, y de esperanza, que aún perdura, a todos los pueblos del mundo. Francia no anunciaba una simple revolución histórica, como la inglesa y la americana, donde la sociedad civil impregnaría con su sello liberal o igualitario a la Constitución del Estado, sino la revolución de la Historia. La entrada del estado de naturaleza en la sociedad civil y la salida del hombre del estado de minoría.
Cualquiera que fuese el resultado francés, triunfase o fracasase en su propósito constituyente, el efecto revolucionario de esta Declaración universal estaba irreversiblemente producido, y legitimado, con el entusiasmo moral levantado en los espectadores, que tanto impresionó a Kant. Pero el fracaso no fue indiferente para la suerte política de las futuras generaciones del continente europeo, como no lo es para las actuales, el conocimiento de la causa de aquella tragedia que malogró, en el teatro de los acontecimientos, la esperanza de emancipación.
Lo que hoy reconocemos, lo que realizamos de aquella promesa revolucionaria son los desechos termidorianos y napoleónicos, cuidadosamente seleccionados por Constant y los doctrinarios franceses. Con ellos, el sindicato de los profesionales del poder ha reconstruido la moderna oligarquía, el oligopolio del mercado político. No hay, por eso, empresa intelectual de mayor interés que la de indagar la causa primordial del fracaso constituyente de aquella Declaración, efectivamente revolucionaria.

¿Dónde estuvo el defecto? ¿En la abstracción metafísica de su contenido? ¿En el uso de materiales inadecuados para la construcción política proyectada? ¿En la ignorancia y tenebrosa violencia de las masas? ¿En haber seguido la estrategia reformista de Necker en lugar de la rupturista de Condorcet? ¿En la falta de talento y de moralidad de los tenores constituyentes? ¿En la doblez y traición de Luis XVI?
La primera crítica, la de la abstracción metafísica, partió curiosamente de los propios diputados de la Asamblea. El día 27 de agosto del 89, cuando todos esperaban continuar el debate sobre los puntos pendientes de la Declaración, Bouche señaló la contradicción entre “el orden del día y el orden de las necesidades”, proponiendo “salir de la vasta región de las abstracciones del mundo intelectual” para volver al mundo real de la Constitución. Lo paradójico fue que esos “mil doscientos metafísicos”, que habían perdido sesenta días en la bizantina discusión de si primero debía ser la Constitución o la Declaración, aprobaran esa moción con unánime diligencia.
La metafísica y utopía nunca habían sido, sin embargo, cargas de profundidad que pudieran hacer naufragar a las constituciones revolucionarias de un nuevo orden político, sino más bien sus habituales compañeras de viaje. Desde la primera de Moisés a las últimas de Lenin o Mao. ¿Hay algo más abstracto y gratuito que la idea de un Dios pactando personalmente una alianza con el autoritario representante de una tribu elegida? ¿Existe cuestión metafísica más elevada que la de una Historia que determina, para su propio desarrollo y cumplimiento, a una clase social elegida?
Ldemás, los conceptos metafísicos de soberanía nacional y voluntad general eran armas apropiadas para superar, o al menos equilibrar, la no menos metafísica idea de la “encarnación” de la soberanía en la persona del Rey por la gracia divina. También sirvieron para ocultar con velos filosóficos la usurpación del poder constituyente por los diputados.
La segunda objeción contrarrevolucionaria, la de haber empleado materiales inadecuados, porque no se trataba de construir sobre un solar, como los americanos, sino de reformar un valioso y antiguo palacio, tampoco es pertinente.
La influencia de la Declaración americana fue más aparente que real, más formal que sustancial. Las ideas de Versalles parecían literalmente las mismas que las de Virginia y Filadelfia. Pero su sentido, su empleo estratégico y su función política divergieron profundamente.

Los americanos utilizaron la elevación moral para vencer. Los franceses, la elevación intelectual para convencer. Los primeros pronunciaron arengas para entrar, sin compromiso, en un combate decisivo. Los segundos emitieron discursos retóricos para salir comprometidos de un debate indeciso. Los colonos hicieron un llamamiento a la movilización popular. Los intelectuales “invocaron más altamente a la razón” para alejarse del pueblo. Los americanos “sabían” que la Constitución tenía que ser el reflejo de la modificación de la relación de fuerzas, una vez derrotada y expulsada la soberanía del monarca inglés. Los franceses “creían” que la realidad sería reflejo de la Declaración, y de su consecuente Constitución.
Los derechos naturales del hombre fueron, para los americanos, un medio de corregir los defectos de su primera Constitución. La segunda y las Enmiendas de 1791 introdujeron el mando y la responsabilidad personal del sistema presidencial, junto con la idea realista de que todo poder abusa si no está frenado por otro poder. Para los franceses, los derechos naturales fueron el fin constitucional del poder legislativo, bajo la idea optimista de que, por definición, la Asamblea no podía abusar de su poder.
La más injusta objeción contrarrevolucionaria, que todavía conserva amplia vigencia, atribuye el fracaso revolucionario a la falta de madurez y de experiencia liberal del pueblo. Quien contesta es Kant. “Confieso no poder hacerme muy bien a esta expresión que usan los hombres sensatos: un cierto pueblo tratando de elaborar su libertad legal no está maduro para la libertad. Los siervos de la tierra no están maduros para la libertad, y tampoco los hombres están todavía maduros para la libertad de conciencia. En una hipótesis de este género la libertad no se producirá jamás, porque no se puede madurar para la libertad si no se ha sido puesto previamente en libertad”.
La misma hipótesis contrarrevolucionaria fue empleada luego contra el sufragio de los no propietarios, de los no contribuyentes y de las mujeres, contra la emancipación de los esclavos, contra la independencia de las colonias; y, todavía hoy, contra la auténtica democracia formal, contra el sistema electoral de libres mayorías sin censo previo de elegibles. La Constitución española, al imponer el sistema electoral de listas, elaboradas por una docena de personas, demuestra el grado de confianza que la clase política tiene en la “madurez” del pueblo.
Los hechos históricos tampoco favorecen esta interpretación reaccionaria. Antes de la huida de Luis XVI a Varennes la masa popular había tenido más instinto de la libertad y más sentido político que la Asamblea. Sin la Bastilla, sin los amotinamientos campesinos del “gran miedo” y sin la marcha de las mujeres parisinas a Versalles no es posible imaginar siquiera la abolición del feudalismo, que no estaba en el programa de la Asamblea, ni la aprobación Real de la Declaración de Derechos. Lo verdaderamente odioso de los crímenes que acompañaron a estos tres espontáneos movimientos populares, lo profundamente inmaduro no estuvo en el delito ocasional, sino en su legitimación por el Rey y los diputados que lo santificaban.
No puede ser históricamente probado que el fracaso constituyente de la Declaración se debió a que la revolución fue metida a la defensiva dentro de la iniciativa reformista de Necker, dirigida desde el Estado, y a que no surgió de un movimiento consciente de ruptura desde la sociedad civil, como pudo haber ocurrido si hubiera prosperado la iniciativa de Condorcet contra la convocatoria de los Estados Generales, a través de una pirámide nacional de asambleas de propietarios.
Las dos últimas hipótesis, el defecto de “condiciones subjetivas”, se reducen en realidad a la falta de talento de los constituyentes. La simulación de Luis XVI estuvo siempre fomentada por la “táctica de la ficción” de la Asamblea, empeñada en salvar la Monarquía creando ante la opinión pública la imagen de un Rey cuyo corazón deseaba regenerar su reino, pero cuya cabeza seguía los perversos consejos de la corte y la aristocracia. Como diseñador de esta imagen alcanzó Mirabeau su genialidad.
El talento político se distingue por su capacidad para tomar y no perder la iniciativa en la dirección del movimiento constituyente. Basta un conocimiento somero de la historia para saber que la Asamblea, salvo en los seis días siguientes al golpe de mano de Sièyes (17 de junio), usurpando la soberanía nacional, jamás tuvo la iniciativa. Aunque sí el oportunismo de rentabilizar políticamente, junto con el Rey, las explosiones de violencia y las iniciativas espontáneas de unas masas abandonadas a su suerte.
Esto no quiere decir que la Asamblea no contase con hombres extraordinariamente dotados. Pero sí que no lo estaban para dirigir una revolución. Nadie tuvo instinto “militar” para calibrar en cada momento la situación de las fuerzas sociales en presencia. Barnave, el primer intelectual que pensó en términos de clases sociales y que descubrió en la burguesía el factor social determinante de la situación revolucionaria, perdió sus posibilidades dirigentes cuando justificó demagógicamente los asesinatos del ministro Foulon y del intendente Bertier (22 de julio) con la famosa frase: “¿es que su sangre era tan pura?”.
La Asamblea fue víctima de la profunda inmoralidad política de Mirabeau, aplaudido y no seguido; de la enfermiza vanidad, pavor al pueblo, dogmatismo intelectual y oportunismo personal de Sièyes, seguido y no aplaudido; de las intrigas del Duque de Orleans, ni aplaudido ni seguido; del formalismo jurídico de Mounier, respetado y abandonado; y de la manía de grandeza y mediocre inteligencia de Lafayette, querido y no escuchado.

La comparación entre los tenores políticos de la Asamblea y los grandes talentos de la Revolución americana, Washington, Jefferson, Adams, Hamilton, Madison, o de la soviética, Lenin y Trotsky, aconseja pensar en una causa social que explique el defecto evidente de condiciones subjetivas en la etapa constituyente de la Revolución.
Los prohombres del 89 revelaron la misma clase de insensibilidad para percibir las relaciones sociales de fuerza, la misma dificultad de adaptación de la nueva situación que la ostentosamente mostrada por la típica figura del “indiano”, en contraste con el dominio de las situaciones que caracteriza al “criollo”.
Los autores de la Declaración de Derechos actuaron como el indiano que vuelve a los suyos para entrar en sociedad con un estatuto social adecuado a su reciente riqueza. Renegaron de la condición social heredada. Emigraron a un supuesto estado de naturaleza donde todos los seres tenían iguales derechos a la vida, a la libertad, a la propiedad y a la felicidad. Volvieron cargados con ese tesoro individual a la civilización de donde salieron. Llegaron al mismo punto de partida, pero revestidos de los ricos atributos recogidos en tan original excursión. Utilizaron su tesoro de valores universales para anudar nuevas relaciones sociales (sociedad civil) y para construir un nuevo edificio familiar (Estado) que preservara la riqueza de sus derechos individuales.
El triunfo de la revolución “criolla” de la Declaración de Filadelfia pone de relieve la causa social de los defectos subjetivos que causaron el fracaso de la Revolución “indiana” de la Declaración de Versalles: la educación ilustrada de los miembros de la Asamblea, su fe en la Razón como única arma de convicción revolucionaria, su impermeable insensibilidad para percibir las relaciones sociales de fuerza, su confianza en el acuerdo de los poderes constituidos con la nueva riqueza moral del poder constituyente. El fracaso revolucionario de la Declaración expresa la imposibilidad histórica de una Revolución por consenso.

Anuncios

41 thoughts on “FRACASO REVOLUCIONARIO

  1. Vicente Dessy Melgar says:

    Querido Maestro

    Le agradezco sinceramente la importancia que da al conocimiento exacto de las causas de la Rev. Francesa ( o americana e inglesa) y su devenir día a día. Usted conoce lo que sucedió cada día, cada hora, en los días de la revolución. Estudio absolutamente útil para entender los obstáculos a la libertad política actual. E inútil y despreciado para los que nada saben de la libertad.

    Además y ciertamente, el pretexto los tiranos actuales es el de los contrarevolucionarios a los que contestó Kant: sus pueblos no están maduros para la libertad y por ello necesitan su guía que les lleve a ella. Como el mito de Licurgo para impedir la reforma de la constitución, ese tabú de la inmadurez de los pueblos para la libertad, nos hace ver que el verdadero enemigo de la libertad es el poder que no rinde cuentas, que no representa y se arroga el pastoreo del pueblo hacia las praderas de la libertad como tierra prometida. A la que nunca llegan.

    Un abrazo Maestro.

  2. antonio garcia trevijanp says:

    Querido Vicente

    Agradezco tu comentario. Tengo sentimientos de culpabilidad por no haber encontrado el tiempo necesario para escribir la vedadera historia de la Revolucion Francesa que los historiadores, salvo Edgar Quinet, han deformado conforme a sus ideologias. Hallo consuela en que a traves de mis articulos se vayan percibiendo y valorando los hechos y sus secuencias por el sentido que tienen desde el punto de vista de la Libertad.

    Abrazos y recuerdos a nuesta amiga

  3. lodicecincinato says:

    El Estado es el conjunto de diversas formas de vida individual y colectiva, mientras que el Gobierno es a quien se le confía la administración del interés común pero, de ninguna manera, la autoridad para someter a los demás órganos del Estado y, menos aún, avasallar a nadie.

    Pero la realidad histórica demuestra que, cuando domina la confusión entre Estado y Gobierno, cuando quienes ejercen el poder político adoptan posiciones dictatoriales, el ciudadano se convierte en un ser desdichado, dependiente y sometido.

    http://www.lodicecincinato.blogspot.com

  4. Carlos Alberto Borrego says:

    Le deseo un feliz verano Don Antonio. Espero que más fresco que aquí en Sevilla. Ojalá le cundan estos meses para que termine sus nuevos libros.

    Abrazos.

  5. Carlos Alberto Borrego says:

    Miguel, he vuelto a tener problemas con mi nombre de usuario. De aquí en adelante utilizaré “Carlos Alberto Borrego” en lugar de “Carlos Alberto”. Espero no tener más problemas. Saludos.

  6. Vicente Carreño Carlos says:

    En Murcia, con mucho calor y con gran ilusión hemos puesto rostro a nombres conocidos. Hoy lunes 6 de julio nos hemos reunido cuatro repúblicos y hemos decidido tomar algunas iniciativas para la Libertad Política. Mas adelante explicaremos con detalle los acuerdos que hemos tomado para la defensa de la causa republicana que defiende el MCRC.

    Francisco Noguerol Díez, de Benidorm
    David López Sandoval, de Pliego
    Antonio Muñoz Ballesta, de Mazarrón
    Vicente Carreño Carlos, de Totana

  7. antonio garcia trevijanp says:

    Querido Vicente

    Enhorabuena por comenzar los cimientos de la Republica Constitucional con la amistad, una idea que tiene nobles antecedentes en la filosofía politica. La amistad y la vecindad, junto a la comunidad de intereses civiles, son el fundamento de la mónada republicana. Esperamos con ilusion vuestra iniciativa. Un fuerte abrazo a los pioneros de la libertad politica.

  8. Patricia Jaurez says:

    Después de las elecciones del 5 de julio, los personajes protagónicos en la comedia de la democracia mexicana fueron: El abstencionismo, que desde años atrás tiene presencia y si bien mantiene una faz distante al no-voto de conciencia, representa el cansancio y hartazgo de muchos ciudadanos, ante la política ineficaz de los gobernantes.

    No obstante, en este país (demócrata), el abstenerse no es perjudicial debido a que, si los votantes contenidos en la lista nominal asisten a las urnas por debajo del 51%, las elecciones son legítimas pese a la contradicción de una mayoría en desacuerdo, que en términos estrictos, ilegitimarían dicha elección.

    El otro personaje incumbe al pasado histórico; Del Porfiriato a la fecha; Porfirio Díaz quien fue el antecesor del México moderno, no solo de cambiar de un rumbo ideológico a otro para su beneficio, ya que de formar parte de la defensa liberal juarista e instaurarse con el Plan de Tuxtepec en contra de la reelección (sufragio efectivo, no reelección), pasó a ser presidente reelecto, dictador y un manejador de títeres. De tal suerte y en contra de la opinión de los historiadores del régimen. Construyó también el mecanismo reutilizado, posteriori a nuestra revolución pequeño burguesa, para colocar al naciente PNR y ulterior PRI a la vanguardia del manejo del poder, en base a la depredación educativa, la modificación de leyes, incluyendo la constitución de 1917 y el fraude electoral (1988). Para perpetuarse por 70 años.

    El PRI regresa al poder en el congreso, en gran medida por el llamado voto duro; el retroceso retrogrado, inexplicable y contranatural que nos lleva al recuerdo de la matanza de una generación de estudiantes mexicanos que pedían pacíficamente un cambio en 1968, la represión de todo grupo de oposición en los setentas, la matanza de acteal,etc. Nos da un panorama desalentador que se vislumbra ulteriormente de la elección y una no-accidental regresión en nuestra llamada joven democracia.

    Maestro espero sus comentarios, y le mando un abrazo

  9. Patricia Jaurez says:

    Les anexo un mensaje de un hermano hondureño. Por una America Latina Unida y Libre.

    Las cosas estan bien dificiles aqui.

    Hay signos evidentes de que estan implementando en forma sistemática y muy agresiva el manual de la doctrina de seguridad nacional que tan bien les funciono en el pasado. Ha habido muchos secuestros y desapariciones de dirigentes de organizaciones populares. Y lo hacen impunemente: a las 3 de la madrugada cortan la energia electrica en toda la ciudad y alli actuan los comandos que entran a casas y se llevan a sus victimas. En otros casos se han dado a plena luz del día.

    Ayer un sindicalista murió arrollado por los militares cuando se oponía a la toma de la empresa de Telecomunicaciones. Por la tarde, fue reprimida grotescamente la manifestación pacifica que estaba estacionada frente al palacio presidencial desde ayer. Les lanzaron gas lacrimogeno y les dispararon francotiradores desde lo alto de un hotel, luego tropas de tierra apoyadas por dos helicopteros persiguieron a los manifestantes a lo largo de un kilometro en un boulevar muy transitado, hasta el estadio nacional, solo para encontrarse con otra horda de soldados que los estaba esperando.
    Alli se provoco una gran desbandada del movimiento, y en la confusion, grupos de encapuchados secuestraron a su vez a varios dirigentes. Segun datos extraoficiales hay 4 muertos, pero los heridos (son decenas) llenaron el hospital mas cercano, hasta donde por supuesto llegó la policía para ficharlos.
    Asimismo fue ametrallada una caravana de buses que venía desde el interior hacia la capital con manifestantes que iban hacia Casa presidencial. De eso no se tiene mayor detalle por la fragmentación de la informacion que estamos sufriendo.

    Al egresado de la EICTV Angel Palacios le cayo un grupo de soldados que le querian quitar su camara y despues de forcejear logro escabullirseles. Como se nos perdio y temiamos que lo hubieran detenido, los compañeros realizadores Ramon Hernandez y Manuel Villa salieron en su busqueda, pero los soldados los hicieron retroceder a golpes de fusil. Afortunadamente Angel apareció como una hora después, sano, salvo y con camara.

    Mientras tanto el cerco mediatico esta funcionando a la perfeccion: en los noticieros y diarios todo sigue con total normalidad y calma, como cualquier dia común, es mas, mucha gente aqui no se da cuenta de nada, aunque esté ocurriendo a pocas cuadras. Para rematar, la ultima red de comunicacion que estaba transmitiendo informacion sobre lo que ocurre ya fue silenciada y sus coordinadores obligados a transmitir desde el exterior.

    La dictadura pretende ignorar y le resta importancia a que esta siendo aislada completamente del mundo, que ha sido condenada y desligitimada por todos los foros mundiales, que todos los paises de America y Europa estan retirando a sus embajadores de Tegucigalpa, que Guatemala, Nicaragua y el Salvador han cerrado sus fronteras terrestres con Honduras, que el BID, FMI y BM estan congelando los fondos internacionales de Honduras. Pero aun con todo esto dicen que se mantendran firmes durante los 7 meses que faltan del gobierno de Zelaya. ¿A costa de cuanta represión interna y mentiras hacia el exterior?

    Se sabe de algunos batallones que se están sublevando, y el jueves proximo el presidente derrocado ha anunciado su intención de volver al país, aun a sabiendas de que los golpistas le tienen preparadas ordenes de captura por todos los delitos del mundo. ¿Que va a pasar entonces?

    A nuestro amigo realizador Manuel Villa ya lo ha llamado amenazandolo con desaparición y muerte, y decidimos por eso mantenernos trabajando con bajo perfil. Cualquier cosa que le ocurra a él o a otro audiovisualista no será casualidad.

    Lo realmente aterrador es esperar la madrugada cuando estan haciendo los cortes de energia y uno no sabe si vendrán a golpear a la puerta.

    Ojala el mundo se este dando cuenta de lo que estan haciendo estos barbaros. Pasen la información.

    Un abrazo.

    FRANCISCO J. ANDINO MENCIA
    Director de Cine, TV y Publicidad
    Egresado EICTV

  10. fnd says:

    Unos momentos como los vividos el pasado lunes en Murcia, merecen ser guardados en lo más profundo, con mayor o menor acierto hablamos de muchas cosas y tanto la libertad política como la separación de poderes efectiva del Estado estuvieron delante aunque solo las echabamos de menos nosotros cuatro, una situacíon aflixiante, rodeados de semejantes y solo las añorabamos nosotros.

    Planteé a mis amigos, porque para mi existe un lazo de amistad que va mucho más alla de la cosecución de un fin común, un ejercicio de reflexión personal para extraer un diagnostivo del MCRC en las circunstacias de la situación en que vivimos(sufrimos) y comó le afecta.

    Es sencillo;

    Se trata de un analisis D A F O / C A M E:
    D Debilidades del MCRC (desde una perspectiva interna) y C como Corregirlas
    A Amenazas del MCRC (desde una perspectiva externa) y A como Anularlas
    F Fortalezas del MCRC (desde una perspectiva interna) y M como Mantenerlas
    O Oportunidades del MCRC (desde una perspectiva externa) y E como explotarlas

    Es muy interesante, entre todos podemos hacer algo importante que nos ilumine el camino.

    Un saludo repúblicos

  11. Vicente Carreño Carlos says:

    Os paso a continuación la crónica prometida, de la reunión de Murcia, que ha elaborado David Lopez Sandoval.
    Saludos.

    Queridos don Antonio y demás amigos:

    Si bien la lealtad se fundamenta en la consagración de toda una vida a ideales que la trascienden, cómo se acrecienta su fuerza, cómo se estrechan sus lazos cuando la acompañan un rostro, una voz, una cerveza bien fría, un enérgico apretón de manos.

    El lunes 6 de junio la lealtad adquirió forma y nervio, dejó atrás el huero activismo y se atrevió a poner en marcha las ruedas y las poleas de la acción. Cuatro nombres, desde entonces, la fundamentan: Vicente Carreño, Fran Noguerol, Antonio Muñoz Ballesta y David López Sandoval. Cuatro nombres a los que, sin duda, se unirán otros cuatro, otros cuarenta, otros cuatro mil.

    Don Antonio, amigos, por fin la senda hacia la libertad ha dejado de ser secreta aquí en el Sureste de España.

    De aquella reunión una idea surge poderosa y definitiva: la difusión de la teoría pura de la República Constitucional ha de iniciarse con las justas pretensiones de que son capaces cuatro ciudadanos que, a pesar de padecer el hambre que procura la verdad, apenas poseen recursos materiales efectivos. Pero, que nadie se engañe: esta escasez nos hará aun más temibles. Para superar este obstáculo, para adecuar el imperativo del deseo a la necesidad de lo real hemos decidido constituirnos –en cuerpo y en espíritu- en foro ciudadano para la libertad política en los municipios de España, grupo cuya principal labor será la de adaptar, por un lado, las líneas maestras de la RC al román paladino y, por otro, su propuesta política al ámbito municipal. Creemos que estos dos objetivos son esenciales para que los españoles que, hasta el momento, no han logrado salir del círculo partidocrático, puedan por fin descubrir qué diablos está ocurriendo a su alrededor.

    El foro tiene ya pergeñadas algunas acciones:

    1.- Organizar en Murcia y en Alicante un acto de presentación de su último libro, don Antonio, de inminente aparición. En breve comenzaremos con las gestiones necesarias. Nuestro deseo es que, si usted no tiene inconveniente, pudiera viajar a dichas ciudades a finales de este mismo año o a inicios del siguiente.

    2.- Publicación de una página web, “Libertad Política”, donde se difundirán con vídeos, textos y otros recursos audiovisuales la teoría de la RC aplicada al municipio. Para ello, estamos en conversaciones con algunos técnicos informáticos. En esa página web habrá diversos foros de denuncia de la situación municipal, un apartado donde se comentarán las últimas noticias de la corrupción en los pueblos y las ciudades de España y ejemplos de cómo la RC abordaría, de existir en estos momentos, sus problemas más acuciantes.

    Sin más, y esperando que el ejemplo cunda entre los lectores del Diario y de su blog, aprovechamos para desearle un tranquilo y fructífero verano.


    David López Sandoval

  12. lodicecincinato says:

    Con relación al manifiesto democrático que impulsan los miembros de la Plataforma Cívica para la Modificación del Artículo 99 de la Constitución Española he realizado las siguientes reflexiones que quisiera debatir con los miembros de este blog.

    Estoy de acuerdo con el sentido de la modificación que exponen del citado artículo para la instauración de una democracia formal con independencia de los tres poderes del Estado como garantía de que todo su esfuerzo esté encaminado a la resolución de los problemas de la totalidad de los ciudadanos, implicando elecciones en urnas separadas para Legislativo, Ejecutivo y Judicial, etc., etc.,.

    Luego pasan a comentar lo siguiente y ahí es donde discrepo:

    La desaparición del VOTO ÚTIL en las elecciones al Legislativo, que es una aberración antidemocrática. Ya no servirá para nada. El Jefe del Ejecutivo se elige en la Segunda Vuelta. Cada ciudadano votará en la Elecciones al Legislativo al partido de su real preferencia, no como ahora, que por culpa del voto útil está a punto de desaparecer el PCE. El Parlamento será mucho más plural, y conseguir una mayoría absoluta en el Legislativo será prácticamente imposible

    A pesar de la obviedad, quiero recordaros que la democracia se diferencia del totalitarismo porque ésta impulsa los derechos y libertades del individuo frente al Estado, o sea, frente a la colectividad.

    Como todos sabemos, PCE significa Partido Comunista Español. La historia nos confirma lo que ha hecho el comunismo por la humanidad. Algunos dicen que el comunismo no funcionó en la antigua Unión Soviética y otro países del Pacto de Varsovia porque no era puro. Me pregunto, ¿si no siendo puro asesinaron a millones de disidentes y dejaron miseria por doquier, que pasará cuando adquiera esa pureza? ¿Que blindaje democrático proponéis contra este tipo de partidos cuya trayectoria, una vez conseguido el poder, es el totalitarismo?.

    Todos conocemos los terribles efectos de los sistemas totalitarios, sin embargo el populismo y la demagogia centrada en el cuento de la redistribución de la riqueza sigue siendo muy atrayente para la población hasta el punto de anestesiarles en un falso sueño de prosperidad. El populismo de derechas o de izquierdas es demasiado intoxicante para el pueblo. Con frecuencia podemos observar como las masas caen a los pies del primer iluminado que llega arropado en una ideología redentora.

    Así vemos que gobiernos opresores muchas veces son el resultado de elecciones democráticas ganadas con grandes dosis de demagogia y populismo, y una democracia opresora no resulta menos abusiva que una dictadura, sólo que su despotismo suele ser menos visible.

    ¿Qué ocurriría si una mayoría de ciudadanos, empujados por una embrollada mezcolanza de ignorancia, desesperación, desilusión y animadversión, votara en unas elecciones a un candidato cuyo programa electoral anunciara que acabará con algunos de los principios básicos de funcionamiento de una democracia? ¿Debemos respetar esa decisión y asumirla como válida?
    ¿Qué vais a hacer con los partidos antidemocráticos?, porque la democracia no sería democracia si ellos no pudieran ejercerla también.

    En la práctica política podemos observar que algunos partidos de tendencia totalitaria han disfrutado y disfrutan de las libertades democráticas, pero está claro que para ellos dichas libertades resultan aceptables sólo en cuanto estén en la oposición, pues si ostentaran el poder y aplicaran sus ideologías, la democracia naufragaría.

    Dicho de otra forma, la democracia descansa en el supuesto de que la mayoría de los ciudadanos no votará a un partido contrario a las libertades; y normalmente así ha ocurrido pero no siempre. Hitler obtuvo el poder democráticamente afirmando que no iba a eliminar la Constitución, sino a interpretarla de manera más “profunda”. Lo mismo está ocurriendo actualmente en Latinoamérica con gobiernos pseudodemocráticos que dicen representar al pueblo y llegados al poder por medios democráticos comienzan rápidamente el proceso de demolición del sistema de libertades.

    Lo que he expuesto plantea un difícil problema y me parece merecedor de la más seria reflexión: ¿Cómo reaccionar ante los partidos no democráticos, y por tanto, como evitar el potencial peligro de ruina de la democracia?

    Tampoco olvidemos que el poder en manos de un partido antidemocrático no es el único peligro. Un partido moderado puede dejar de serlo una vez en el poder, puesto que con el ansia de perpetuarse en el gobierno vulnerará derechos y libertades básicas. Es algo propio del sistema de representación a través de partidos políticos parasitarios en los que se integran normalmente tipos mediocres cuyos intereses son únicamente medrar en la política.

    Todos no somos responsables de la deslealtad de nuestros gobernantes pero sí los que los votan. Son culpables esa manada de inútiles lobotomizados que cuando les preguntas algo relacionado con la política te dicen “que no entienden, que los políticos zoon los que zaven”, pero que en cambio afirman sin duda alguna que van a votar porque es su deber. Gentuza ramplona que se creen que la política no les atañe. Lo único que les importa es que les den algo gratis. Pero no piensan, esa caterva de gilipollas, que los políticos nunca, en su puta vida, han dado nada gratis, todo lo pagamos con nuestra pasta a través de los impuestos.

    Como todo aquel que se aprecie de ser anarco liberal asilvestrado, desconfío de la clase política, por eso yo no me siento estafado por los que nos gobiernan ni por los que esperan gobernar, sino por todo un país de tarugos cautivos por la consigna del partido. Y ya sabemos que cuando una mayoría de gañanes votan con el culo, del culo sólo puede esperarse que salga mierda.

    Los pueblos serios progresan analizando y reflexionando sobre su propia experiencia; mejorando a partir de ella. No es típico de España, puesto que sus oportunidades de desarrollo y progreso siempre han tropezado con la mediocridad intelectual, envidia y pereza de la mayoría de sus gentes, sobre todo cuando dichos zopencos tocan poder; originando conflictos y convulsiones sociales.

    La construcción política de una verdadera sociedad libre y democrática sólo será posible mediante una continua docencia ciudadana que abarque tanto un frente académico como el frente de la política activa. La gente debe acostumbrarse a reflexionar y no dejarse llevar ni por la demagogia ni por la consigna de partido. Como ciudadanos libres debemos respetar al prójimo y ser críticos sin que ningún iluminado lo haga por nosotros. Debemos exigir un Estado mínimo para que nuestras libertades sean máximas.

    Los ciudadanos deben de estar preparados para vivir en democracia, o sea, deben adquirir un nivel intelectual básico para poder reflexionar por sí mismos y no dejarse llevar por el primer ungido salvador que salga a escena con un discurso empapado en grandes dosis de fariseísmo.

    A una sociedad, cuyo nivel intelectual no se ha desarrollado lo suficiente, no le podemos exigir que asuma un nivel superior de democracia y de responsabilidad política. Esto es trascendental si queremos evitar el desastre.

    Es un hecho que el ideal democrático ha ido extendiéndose con fuerza por el mundo; sin embargo, el ideal de la libertad se ha visto cada vez más comprometido. No somos un pueblo de hombres libres, sino una sociedad que elije a unos representantes, no para que nos gestionen, sino para que nos gobiernen. Lamento deciros que actualmente el pueblo no tiene capacidad intelectual suficiente para vivir en democracia.

    Los anarco liberales asilvestrados como yo ya no confiamos en refrenar el poder mediante constituciones que son rápidamente vulneradas y modificadas a capricho por el gobernante de turno, porque el poder siempre avanza arrollador y sólo necesita disfrazarse de democracia para otorgarse así un halo de legitimidad. Por eso tenemos muy claro que Democracia es una teoría del poder, mientras que la libertad es una teoría de la legitimación del individuo frente al poder.

    Podríamos preguntarnos lo siguiente ¿Garantiza la democracia la libertad?.

    Después de lo que he expuesto deberíamos reflexionar bastante pero opino, con rotundidad, que la libertad debe ser siempre el eje principal de cualquier sistema político.

    http://www.lodicecincinato.blogspot.com

    http://tu.tv/videos/el-estado-somos-todos-y-un-carajo-

  13. MessageInOut says:

    Buenos días, Don Antonio.

    Sé que es usted consciente de que la situación económica universal, y en especial la española, es un polvorín. La ligazón entre la estafa de la deuda inconvertible y la ausencia de control ciudadano de nuestros “representantes” políticos es obvia. Ya conoce usted que, desde Ácratas, hemos venido haciendo bandera de ello desde hace años. Hoy mismo publicamos un excelente trabajo del Profesor Fekete que corrobora todos nuestros cálculos de artículos previos.

    En otoño EEUU estará en suspensión de pagos y la cotización del dólar caerá libremente, arruinando a todos les tenedores de deuda americana. España, junto con Irlanda, suspenderán pagos poco después. No creo que eso tenga solución.

    Lo que quiero decirle es que Ácratas tiene ahora mismo, como reflejan nuestros contadores estadísticos, unos 10.000 lectores que consideramos fijos. Y los estamos preparando para lo que viene. Y lo que viene, Don Antonio, son revueltas sociales espontáneas, no avaladas por los sindicatos, y una tremenda represión estatal.

    La insumisión fiscal dela por descontada. Es que no habrá con qué pagar.

    Con este background tenemos que hacer nuestros planes de saneamiento de la democracia y la economía.

    Un abrazo.

  14. Javier Castuera says:

    Miraté en el espejo, quizás puedas sentir que cambias algo

    Sí, sí, encontrará contradicciones y afinidades, deseos y dolor, todo el dolor que cada ejercicio de articulación produce cuando la pretensión es escupir una idea. Así que, ahí va.

    Docilidad y producción, conforman el alma del buen ciudadano y las principales directrices del sistema democrático – capitalista que impera en Occidente. La libertad de prensa, el derecho de reunión, de asociación, de propaganda, han sido prácticamente suprimidos. Nosotros, hijos del futuro, sonámbulos del día, los que aún vivimos, aún pensamos, aún tenemos que vivir, tenemos que pensar, tenemos que vivir y vivir peligrosamente con voluntad de eternizar, tomando por asalto el cielo, bajo la sombra, tras el sol.

    Tendremos que improvisar. Improvisar nuestro día. ¡Perder el suelo por alguna vez! ¡Flotar! ¡Errar! ¡Estar locos! Debemos añadir a la virtud un grano de locura. Porque todos los esfuerzos políticos que se evoquen con gran ímpetu a resolver los problemas de la cuestión social (las necesidades), conducirán inevitablemente a la tiranía y la opresión.
    Hoy son tan diversos los intereses y las formas de entender la realidad que debemos olvidarnos de un bien general que conforme a todos. Mejor pensar en una estricta fórmula de justicia que asegure que nadie molestará al vecino en su actuar libre.

    En verdad no hay bien común porque no hay posibilidad de un debate franco e institucionalizado en el ágora política entre las diferentes concepciones. Es una privatización del bien. Suena atrayente ¿no? Sin embargo, pensar que el “yo” es anterior a sus fines, es decir, que es independiente de la comunidad a la hora de saber lo que para él es bueno, es una hipótesis demasiado abstracta. ¿ De qué decisión se habla aquí? De aquella decisión que busca decidir acerca del advenimiento o la huída definitiva de los dioses, y de un renovado y auténtico habitar histórico del hombre sobre la Tierra.

    No me gusta Ortega. Me resulta patético, pues la realidad abunda en combinaciones de lo más raro y es el teórico el que debe identificar en esas rarezas la confirmación de su teoría, traducir a lenguaje teórico los elementos de la vida histórica, y no al revés, exigir que la realidad se presente según el esquema abstracto. Esto no ocurrirá nunca y, por tanto, esa concepción no es sino una expresión de pasividad.

    Un antropólogo que por su interés en los fenómenos religiosos y estéticos desembocó en las mezcladas y turbias aguas de la filosofía, ¿podría decir que no a la supervivencia de todo eso que podemos conceder que caracteriza a la cultura humanista o al saber humanístico?. Es preciso comenzar comprendiendo que el lenguaje no es un instrumento puesto allí para que, merced a sus poderes, el mundo se postre a nuestros pies.

    Una relación de universal simpatía rige todas las manifestaciones de la vida. el Universo que creen conocer es la máscara de la soledad; se encuentran ustedes bajo la dominación de valores epidémicos: la neurosis del Amor, la neurosis del arte, la neurosis de las creencias en un dios.

    En una sociedad primitiva el grupo es pequeño; está inte¬grado por aquellos que comparten la sangre y el suelo. Con el desarrollo creciente de la cultura, el grupo se extiende; se convierte en la ciudadanía de una polis, de un gran Estado, los miembros de una iglesia. Hasta el romano indigente se sentía orgulloso de poder decir civis romanus sum; Roma y el Impe¬rio eran su familia, su hogar, su mundo. También en la socie¬dad occidental contemporánea la unión con el grupo es la forma predominante de superar el estado de separación. Se trata de una unión en la que el ser individual desaparece en gran medida, y cuya finalidad es la pertenencia al rebaño. Si soy como todos los demás, si no tengo sentimientos o pensa¬mientos que me hagan diferente, si me adapto en las costum¬bres, las ropas, las ideas, al patrón del grupo, estoy salvado; salvado de la temible experiencia dé la soledad. Los sistemas dictatoriales utilizan amenazas y el terror para inducir esta conformidad; los países democráticos, la sugestión y la propa¬ganda. Indudablemente, hay una gran diferencia entre los dos sistemas. En las democracias, la no conformidad es posible, y en realidad, no está totalmente ausente; en los sistemas totali¬tarios, sólo unos pocos héroes y mártires insólitos se niegan a obedecer. Pero, a pesar de esa diferencia, las sociedades demo¬cráticas muestran un abrumador grado de conformidad. La ra¬zón radica en el hecho de que debe existir una respuesta a la búsqueda de unión, y, a falta de una distinta o mejor, la con¬formidad con el rebaño se convierte en la forma predominante. El poder del miedo a ser diferente, a estar solo unos pocos pasos alejado del rebaño, resulta evidente si se piensa cuán pro¬funda es la necesidad de no estar separado. A veces el temor a la no conformidad se racionaliza como miedo a los peligros prácticos que podrían amenazar al rebelde. Pero en realidad la gente quiere someterse en un grado mucho más alto de lo que está obligada a hacerlo.

    En estas épocas del lenocinio la autoridad es fácil de ejercitar: las cortes se pueblan de serviles, de retóricos que parlotean pane lucrando, de aspirantes a algún bajalato, de pulchinelas en cuyas conciencias está siempre colgando el albarán ignominioso. Las mediocracias apuntálanse en los apetitos de los que ansían vivir de ellas y en el miedo de los que temen perder la pitanza. La indignidad civil es ley en esos climas.

    ¡Glug! ¡Glug!

    (una noche de estio)

  15. Vicente Dessy Melgar says:

    Querido Maestro

    Muchas felicidades aunque retrasadas. Estuve sin ordenador el día de su cumpleaños

    Un fuerte abrazo

  16. antonio garcia trevijanp says:

    Gracias a todos. Estoy satisfecho de la marcha de la Teoria Pura de la RC. Terminé la Introduccion (40 páginas) y ahora me dispongo a estructurar el orden de los capitulos, antes de redactarlos. Creo que lo tendre acabado al final de septiembre. Abrazos.

  17. Vicente Carreño Carlos says:

    Don Antonio, yo también le deseo muchas felicidades.
    Aunque con retraso, le expreso mi alegría por haberle conocido y mi deseo de contar con su amistad y maestría muchos años más.

  18. Adrián Rodríguez says:

    Muchas felicidades, don Antonio. Nos deseo a todos nosotros que su vida dure muchos años más. :p
    ¡Y qué ganas de leer sus nuevas obras!

  19. Patricia Jaurez says:

    Felicidades maestro, una larga vida y el agradecimiento de tenerlo entre nosotros.

    aùn no me entregán los libros que me envío, me haria el favor de darme el número de guía para rastrearlo.

    Un abrazo

  20. alberto122 says:

    Estmado Don Antonio,

    Debe saber usted que su pensamiento y figura está cada vez más en boca de la gente.

    Los de mi generación (nací en el 80) no le conocimos en el período donde usted tuvo una preponderancia o fama mayor. Le ví por casualidad en un debate hace un par de años en televisión, y su ideología me impactó mucho.

    Desafortunadamente yo no estudié la Transición en el colegio ni el instituto (pese a venir por letras), y sólo la conocía por documentales. No tenía una percepción tan diferente y nítida como la que usted daba en el programa, en su obra literaria y en su blog.

    Hace poco he publicado un artículo que comenta y analiza su magistral debate en el programa de Jose Luis Balbín “La Clave”, espero que me corrija si me equivoco en alguna apreciación:

    http://managersmagazine.com/index.php/2009/07/las-tres-provocaciones/

    Sepa que muchos, cada día más le seguimos, y que por suerte, a algunos jóvenes aún nos interesa conocer la historia.

    Un saludo

    Alberto

  21. antonio garcia trevijanp says:

    Querida Patricia, lamento mucho el retraso, solamente debido a mi forzosa inmovilidad. Tengo los libros preparados, y te los mandaré tan pronto como encuentre quien los lleve al correo. Aunque parezca ridiculo, no he podido hacerlo por medio de otros, bien sea porque no he querido molestar a mis amigos, o por la incompetencia del marroquí que se ocupa del jardin y de los recados. Mis hijos estan de vacaciones. Pero seguro que encontraré alguien apropiado para algo tan sencillo. Perdona y abrazos fraternales.

  22. Patricia Jaurez says:

    Querido maestro, no se preocupe.

    En octubre visitaré Madrid una semana, sería un honor me diera una cita para charlar con usted. Tengo dos espacios para iniciar el circulo de estudio, en una libreria y en un grupo, ya formado por una amiga. Sin embargo esperaba los libros para iniciar. Trataré de apoyarme en tanto con Vicente Dessy, y si no puede enviarmelos yo ire por ellos.

    Un gran abrazo

  23. Alejandro Pérez says:

    Querido Antonio y amigos:

    En los proximos dias, por circunstancias personales y laborales, voy a tener que prometer lealtad al rey y acatar la constitucion. Evidentemente, eso va en contra de mis principios y de mi conciencia personal, por lo que me he planteado la posibilidad de incluir en el escrito la formula “por imperativo legal”. Sin embargo, me preocupa saber si esto puede dar origen a problemas de cara a ocupar mi puesto como investigador o pueden ponerme alguna dificultad en la consejeria de la Junta de Andalucia. Asi que agradecere enormemente la ayuda que cualquiera de los mas instruidos en cuestiones legales pueda ofrecerme.

    Y aunque con bastante retraso, muchas felicidades Antonio. Espero que nos veamos pronto en octubre.

    Un abrazo a todos,

    Alex

  24. Beatriz says:

    Quien me puede decir donde subir denuncias falsas para que sean sometidas a escarnico publico, tengo todas las pruebas para colgarlar en algun foro, blog o similar ¿ alguien sabe ?

  25. Beatriz says:

    El estado de la ley es lamentable, donde se puede publicar las injusticias que se cometen, ojo paso de los jueces y politicos, pero a los delincuentes ni agua. ¿ Algun foro donde denunciar con fotos y pruebas ?

Los comentarios están cerrados.